¿Y si los ingleses dejan de venir? La importancia del turismo en la economía española

Por Libertad González y Tanya Surovtseva

Image by GraphicMama-team from Pixabay

El pasado domingo, el Reino Unido decretó dos semanas de cuarentena para todos los viajeros procedentes de España. Esta medida desencadenó cancelaciones de vuelos y vacaciones, así como quejas tanto de turistas españoles y británicos como del sector turístico en España. En esta entrada documentamos la importancia del turismo en el empleo de las distintas regiones españolas, y el peso relativo de los principales países de origen, incluyendo el Reino Unido (en una entrada anterior, Juan Luis Jiménez ya nos habló de otros aspectos relacionados con los efectos de la pandemia sobre el turismo). Con esto intentamos cuantificar lo que parece claro: en varias regiones españolas, una caída grande en las visitas procedentes del Reino Unido durante el verano podría tener un impacto considerable sobre el empleo.

España es el segundo destino turístico más popular del mundo. El Instituto Nacional de Estadística estima que el 12.3% del Producto Interior Bruto en España procedía del turismo en 2018. La figura 1 muestra el empleo en sectores relacionados con el turismo (como porcentaje del empleo total) desde el año 2000, con datos de la Encuesta de Población Activa. Incluimos hostelería y restauración, y actividades de ocio y recreativas (incluyendo deporte, cultura y entretenimiento). Estas industrias abarcaban en torno al 11% del empleo total en 2018 (el 13.5% si incluimos transporte de pasajeros). Como se puede ver, el peso de estas actividades en el empleo total ha venido aumentando de manera continuada durante este periodo.

Figura 1. Empleo en turismo como fracción del empleo total (EPA 2000-2018)

El empleo en turismo está estrechamente relacionado con las llegadas de turistas a España, que es obviamente lo que crea la demanda. Según la encuesta de ocupación hotelera, alrededor de la mitad de los turistas en España son de procedencia internacional (figura 2). El peso del turismo internacional ha venido en aumento, desde poco más del 40% en el año 2000 hasta el 52% en 2018.

Figura 2. Estancias de turistas entre 2000 y 2018, y proporción de turistas internacionales

La composición de las llegadas internacionales se ha mantenido relativamente estable durante las dos últimas décadas, aunque se ha diversificado, con la emergencia del turismo procedente de Rusia, China, y otros países asiáticos. La Tabla 2 muestra los 10 países de origen principales en 2000, 2009, y 2018.

Los tres países de origen más importantes son Reino Unido, Alemania y Francia. Estos tres países de origen suponían el 53% del turismo internacional en el año 2000, y el 44% en el 2018. Aproximadamente el 20% del turismo internacional en España procede del Reino Unido, de manera estable durante los últimos 20 años. Por lo tanto, las restricciones impuestas por el Reino Unido podrían sentirse fuertemente debido al gran peso del turismo inglés en la demanda turística total.

Tabla 1. Turismo internacional en España por país de origen

No obstante, el impacto no será el mismo en todas las regiones, y dependerá de dos factores: (i) el peso del empleo en turismo sobre el empleo total en la región, y (ii) la composición de los flujos de turistas en cada región. Ambos varían mucho entre unas regiones y otras.

En la figura 3 mostramos el peso del sector turístico en el empleo total por provincias, en los años 2000 y 2018. Observamos el crecimiento del peso del empleo en turismo durante los últimos 20 años en todas las regiones.

Figura 2. Empleo en el sector turístico por provincias

La tabla 2 presenta el empleo en las actividades relacionadas con el turismo por provincias, en los dos extremos. Provincias como Baleares, Las Palmas, Santa Cruz de Tenerife, Málaga y Alicante siempre se encuentran en el grupo con mayor peso del turismo. En 2018, el 25% del empleo en las islas Baleares y Canarias se concentraba en este sector (casi el 30% si incluimos el transporte de pasajeros). La importancia del turismo en el empleo total es aún más alta durante el verano. Por el contrario, en Ciudad Real, Zamora o La Rioja, el turismo concentraba alrededor del 7% del empleo. Las regiones con mayor peso del empleo en actividades relacionadas con el turismo serán obviamente más susceptibles a las fluctuaciones en la demanda (el flujo de turistas).

Tabla 2. Porcentaje del empleo total en el sector turístico por provincias

No obstante, no sólo es la dependencia del turismo en el empleo lo que importa, sino también la composición de los turistas. En esta dimensión también hay una gran variación entre unas regiones y otras. Durante los últimos 20 años, el turismo internacional representó sólo el 17% del total de visitas en Asturias, comparado con más del 60% en Barcelona (el 78% en 2018). La tabla 3 también muestra que la composición del turismo internacional por países varía mucho entre provincias. En Barcelona, los países de procedencia más comunes son Francia y EEUU, mientras que en las Baleares son Alemania y el Reino Unido. En Alicante, más de la mitad de los turistas internacionales son provenientes del Reino Unido.

Tabla 3. Composición de turistas en Barcelona, Baleares y Alicante

Por tanto, cualquier tipo de shock que afecte a los flujos procedentes de un país concreto tendrá impactos muy diferentes en unas provincias y otras, dependiendo del peso del turismo en la economía de cada provincia, y de la composición de sus turistas por país de origen. La tabla 4 muestra las provincias de destino más comunes para los turistas ingleses, alemanes y franceses. Los alemanes se concentran en las Baleares, mientras que los franceses tienden a quedarse en Barcelona y Girona. El destino más común para los ingleses son las Islas Baleares, seguidas de las Canarias, Alicante, Málaga y Barcelona.

Tabla 4. Provincias de destino más populares para los turistas ingleses, alemanes y franceses

La combinación del peso del turismo en la economía de cada provincia y la importancia de los distintos países de origen en el turismo regional determinan en qué medida afectará la reducción de los flujos de un país particular a cada economía local. En el caso que nos ocupa, una reducción en la llegada de turistas del Reino Unido este verano afectará de manera considerable a la economía de las Islas Baleares, golpeando también a las Canarias, así como Alicante y Málaga. No es sorprendente que estas regiones hayan levantado la voz para intentar revertir las restricciones.

La fuerza del golpe no sólo dependerá de las restricciones impuestas a España, sino también de las impuestas a los principales competidores de España. En estos momentos, los destinos más populares de Europa, incluyendo España, Francia e Italia, compiten entre sí por los escasos turistas que se aventuran hacia el extranjero (ver la tabla 5 para los destinos más comunes para los turistas ingleses, alemanes y franceses en 2018). Desde esta perspectiva, cualquier restricción a los viajes, como la cuarentena impuesta por el Reino Unido o el potencial cierre de la frontera con Francia, tendría un doble efecto: el de disminuir flujo de turistas a España, y el de desviarlo a otros destinos. Esto complica el manejo de la crisis, introduciendo incentivos perversos entre los países. Lo que queda por ver es cuán persistentes pueden ser estas desviaciones de los flujos turísticos, y si la caída en el turismo internacional puede compensarse con un aumento en los flujos domésticos.

Tabla 5. Composición de los destinos para el turismo internacional proveniente del Reino Unido, Alemania y Francia

Hay 1 comentarios

Los comentarios están cerrados.