Mi Sobrina y PISA

Una de las prácticas de este blog es que no hablamos de nuestras vidas personales, más que nada porque las consideramos bastante aburridas. Hoy, sin embargo, voy a hacer una excepción.

Este martes salía el informe PISA 2009 elaborado por la OCDE. PISA el acrónimo de “Programme for International Student Assessment” o programa para la evaluación internacional de estudiantes y que lleva ya realizándose en varias oleadas. PISA intenta medir el rendimiento de los alumnos de 15 años es áreas clave como lectura, matemáticas y ciencias. Se busca tener una muestra representativa de estudiantes en cada país y así poder comparar las habilidades que suministra cada sistema educativo. El lector interesado puede ver la explicación más en detalle aquí, con lo cual no la voy a repetir.

En los próximos días vamos a hablar de PISA 2009 largo y tendido pues es el mejor ejemplo de los profundos problemas a los que España se enfrenta y muchos de los autores lo harán con más autoridad que yo, ya que la economía de la educación no es mi especialidad. Sin embargo, hay un tema que me toca de manera bastante directa así que me adelanto a esos otros comentarios.

Una de las cosas más interesante del informe de este año es que, por primera vez, incluye a estudiantes de Shànghǎi, la capital económica de China y los resultados no pueden ser más espectaculares (el New York Times le dedica un artículo largo aquí).

Tomemos la competencia en matemáticas, una habilidad clave en una sociedad cada vez más abstracta como la moderna y con más requerimientos analíticos y que además creo que es la más fácil de comparar internacionalmente (la derivada de un logaritmo es la misma en todo el planeta). La nota media de la OCDE es de 496. La nota media de España (bueno, condicional en las CC.AA. que han participado) es 483, no solo por debajo de la media de la OCDE sino que además por debajo de prácticamente todos nuestros socios europeos (Alemania, Francia, Reino Unido y muchos otros).

¡Lo increíble es que la nota media de Shànghǎi es 600! Sí, sí, lo han leído ustedes bien: 600, muy por delante de los 562 de Singapur (los segundos del mundo detrás de Shànghǎi) o los 546 de Corea del Sur. Como ven los estudiantes de Shànghǎi le dan mil vueltas a los estudiantes españoles (en otros posts, comentaremos como no es solo un problema de medias, es un problema también de varianzas y no, los inmigrantes no explican nuestros malos resultados).

Ah, dirán algunos: Shànghǎi es una ciudad y España un país entero, con lo cual esto no es comparable (diferencias rurales/urbanas, desigualdades regionales, etc). Sí y no. Sí, son muestras distintas, no, porque tenemos resultados por CC.AA. en España y podemos comparar los resultados de Shànghǎi con los de la Comunidad de Madrid: es decir, poner una contra otra dos regiones punteras desde el punto de vista económico de cada país, con un nivel de renta per cápita más alto que otras zonas, urbanas y muy centradas en servicios.

Los resultados de Madrid, en matemáticas, son 496. Es decir, que incluso Madrid está solo al nivel medio de la OCDE y a una distancia horripilante de Shànghǎi. Para que se hagan una idea de lo que esto significa: el 26.6 por ciento de los estudiantes de Shànghǎi llegan al nivel 6 (el más alto) de habilidades matemáticas. En Madrid, es un patético 1.9 por ciento (por cierto, acabo de preguntar: las notas de Shànghǎi en el equivalente a nuestra selectividad no son particularmente altas y provincias como Jiāngsū tienen, en los exámenes nacionales unificados, notas medias bastante más altas que Shànghǎi, lo cual nos sugiere que no, no estamos cogiendo la élite de la élite de China).

Y sí, en provincias de China como Qīnghǎi los resultados serán mucho peores, pero no importa: si 300 o 400 millones de Chinos tienen un nivel educativo mucho más alto que el de los Españoles, esto nos colocará en una posición malísima en las cadenas de valor internacional y nos hará perder el tren de las nuevas revoluciones tecnológicas. El que otros 500 millones de chinos estén por debajo en niveles educativos no cambia en nada el diagnóstico de la situación.

Mencionaba a mi sobrina en el título del este artículo y es que yo probablemente sea la única persona vinculada directamente con este blog que tiene una sobrina en el sistema educativo chino, con lo cual esto explica, como aventuraba antes, porque todo esto me toca más de cerca.

Mi sobrina acude a una escuela (pública) en una ciudad muy cerca de Shànghǎi. Es una ciudad de un desarrollo económico muy comparable al de Shànghǎi (excepto por la ausencia de “super-ricos”) y las escuelas siguen el mismo sistema educativo y están dotadas aproximadamente de los mismos medios. El colegio de mi sobrina no es nada del otro mundo: un edificio grandote, bastante feo, con un patio donde los críos corren. Las aulas son muy austeras, apenas unas mesas y una pizarra y por supuesto sin portátiles ni demás parafernalia que en la mente de nuestros políticos se han convertido en panaceas no se sabe muy bien de qué. Los estudiantes son de clase media, es decir, gente que trabaja en la gran factoría química de la ciudad y en los múltiples negocios que han surgido alrededor de ella. Muy pocos de los padres, por ejemplo, tienen coche, pero prácticamente todos tienen teléfonos móviles. Finalmente, los grupos son de unos 45 chavales por maestro. Aunque todo esto no deja de ser una única observación (y uno no hace análisis estadístico con una observación), mis conversaciones con mi mujer y con la gente local me hace sospechar que esta escuela es bastante representativa de una escuela media en las zonas costeras de China.

Mi primera sorpresa cuando fui a visitar a mi cuñada fue la duración de la jornada escolar. A mi sobrina le hacía mucha ilusión que la fuera a llevar a clase por la mañana y la recogiera por la tarde porque así podía presumir de parientes “exóticos”, con lo cual lo primero que tuve que hacer fue aprenderme los horarios. Entra a las 8.00 de la mañana y sale a las 5 de la tarde. Esto es una jornada bastante más larga de la que se estila en España y, unido a unas vacaciones de verano de solo 8 semanas, te resulta en una cantidad de horas lectivas anuales mucho más alta. Pero en realidad lo de las 5 es solo teórico pues a esa hora empiezan las actividades extracurriculares, en nuestro caso Go (que refuerza la capacidad analítica), danza y clases extras de inglés (aunque solo sea para poder hablar conmigo). Un 80 por ciento de los alumnos del colegio están apuntados al menos a una actividad (y no, los deportes no califican como actividad para ese 80 por ciento) y la mayoría a muchas más. De hecho mi cuñada no es particularmente exagerada ya que muchos de los vecinos tienen a los niños, por ejemplo, con varias horas de piano todos los días (ahí están claro los jóvenes pianistas chinos comiéndose el mundo entero y la orquesta filarmónica de Philadelphia solo fichando chinos en los últimos años). Total, que mi sobrina no suele llegar a casa antes de las 8.00 de la noche.

La segunda sorpresa fue los deberes que tienen que hacer al final de la jornada lectiva. Me llamó la atención la cantidad y avanzado nivel de los deberes de matemáticas y el que, casi todos los días, tengan que memorizar un poema distinto de la literatura clásica china. La idea es, claro, que reforzar la memoria es vital y que la poesía ayuda a aprender a escribir y expresarse correctamente. Uno de las tradiciones en China es que los abuelos repiten con los nietos poemas clásicos con lo cual, socialmente, esta habilidad está particularmente bien apreciada. Mi sobrina, sin ir más lejos, sabe recitar varios centenares de poemas. ¿Cuántos de sus hijos saben recitar a Quevedo (o si lo prefiere, a Jacint Verdaguer o a cualquier otro)?

Al final, lo que todo esto demuestra, en mi opinión (reforzada en buena medida por los análisis que Antonio nos cuenta constantemente en este foro) es que el éxito académico depende mucho más del esfuerzo y la dedicación que del gasto en educación o de que pongamos portátiles en las clases. Para aprender matemáticas uno solo necesita papel y un lápiz. Para aprender los clásicos, unas ediciones baratas de los mismos.

En China, o al menos en las provincias costeras, esto se lo están tomando muy en serio. Y con los indios, los coreanos y cualquier día los brasileños o (casi seguro) algún país de África antes de lo que nos pensamos, van a cambiar el mundo. España, con 44 millones de habitantes, no tiene la más mínima capacidad de forzar que el mundo vaya por un camino distinto. Lo único que podemos hacer es darnos cuenta de la realidad, aceptarla en lo bueno (que lo hay y mucho) y en lo malo e intentar navegar estos cambios de la mejor manera posible para maximizar el bienestar de todos. El sistema educativo es una de las claves de esta estrategia de futuro.

Hoy miércoles y durante los próximos días va a leer usted muchas excusas sobre nuestros malos resultados de PISA: que si lo de PISA en realidad no importa, que si los emigrantes, que si no nos gastamos lo suficiente en educación, que si nuestras condiciones iniciales eran muy malas (esta me hace mucha gracia; como si en China viniesen de un buen lugar y encima, cuando controlas por nivel educativo de los padres, te sigue saliendo lo mismo: los españoles hijos de padres que fueron a la universidad lo hacen muy mal en comparación con otros europeos hijos de padres que fueron a la universidad). No les haga caso: son los mismos que cuando suspendían en el colegio le contaban a los padres que era porque el profe les tenía manía. Tenemos un desastre de sistema educativo. Y el primer paso para solucionarlo es reconocerlo.

Hay 94 comentarios
  • Fernando:

    Si, mi sobrina tiene tiempo de “trabajo personal” en el colegio. Yo me acuerdo que de crio tambien lo tenia en mi colegio. Ahora no se si lo sigue habiendo en Espanya. De todas maneras, aun le mete horas al llegar a casa. La respuesta a la “restriccion de tiempo”: ni television ni videojuegos.

  • Sergio:

    Ya sabia yo que alguien me iba a sacar lo de la “capacidad critica” 🙂 Esto es una buena defensa del sistema educativo americano: los americanos a los que les doy clase saben, en general, menos que los estudiantes de otros paises, pero son supercreativos y originales. Lamentablemente en Espanya este no es el caso: ni capacidad critica ni originalidad. O intenta dar una clase en la universidad donde te sales de los apuntes. Se te monta una revolucion! En Espanya hemos sustituido contenido (que estoy de acuerdo no lo es todo) por nada.

  • Recuerdo que cuando estudiaba en el instituto las clases empezaban a las 8:30 y salía a las 14:15. Después, dependiendo del trimestre, iba a clases particulares de matemáticas e inglés. Por lo que, llevando un patrón de estilo de vida muy similar a mis coetáneos, está claro que hay un diferencial importante en cuanto a horas se refiere.

    Una vez conseguidos la licenciatura y el CAP, decidí opositar. El sistema es totalmente injusto y solo premia la mediocridad porque estar doctorado en cualquier disciplina computa tanto como obtener otra licenciatura o diplomatura. En principio, para conseguir una plaza en la primera convocatoria se han de reunir una serie de circunstancias favorables: gran número de plazas convocadas, que no haya muchos competidores, que los interios tengan pocos puntos por experiencia, etc. En resumen, que más que por mérito propio, la consecución de la misma se debe más a situación de la lista de interinos, pues si esta está plagada de gente con mucha experiencia posiblemente un aspirante a profesor, con mucho esfuerzo, buenas notas y gran número de puntos por cursos, lograría llegar a serlo después de 2, 4 o más años. ¿En qué se traduce esto? En que en secundaria las listas de interinos están llenas de opositores con notas mediocres, que no alcanzan el 7, porque los más cualificados optan por buscarse la vida en una empresa privada de cualquier sector. Por consiguente, la calificación del profesorado español en materia docente será siempre insuficiente.

    Pero, no hay que desdeñar que el sustituido CAP no forma adecuadamente en lo que a capacidad docente se refiere. En sí, este solo sirve para robar el tiempo, hacer el paripé en cuanto a formación se trata. Sé que en Finlandia la formación del profesorado es excelente, cuando aquí es deficiente.

    Sin embargo, a mi ver, el gran problema que sufre España es el desinterés que demuestra la sociedad en cuanto a materia educativa. Jesús, has puesto un ejemplo muy bueno para caracterizar el gran problema que padecemos. La gente no valora estudiar y ese es nuestro mal.
    Pero debemos preguntarnos, ¿hay alguna explicación económico-racional que pueda explicar por qué las familias no persiguen que sus hijos se instruyan con éxito?

  • Estimado don Jesús:

    efectivamente, el informe se basa en el rendimiento de los alumnos, pero le da una importancia a las valoraciones ESCS (estatus social, económico y cultural), donde dedica algunos apartados, como el denominado “rendimiento del alumnado en relación con el ESCS”, donde se expresan las variaciones, promedios, o aplicando un ESCS cero (hipotético). Cada realidad de un país, comunidad, etc., tiene sus propias características, económicas, sociales, políticas, etc., y no podemos comparar datos, teniendo en cuenta estos niveles, traduciéndolos en cifras y compararlos. Es mi modo de verlo (seguramente equivocado). También es cierto que existen gravísimas deficiencias sociales, económicas…, en países del Tercer Mundo, que deberían subsanarse con más apoyo de los países más desarrollados, con escuelas, materiales, etc. Creo que me estoy saliendo del debate, así que volveré a él.

    Para mí, don Jesús, lo más importante, es el sistema educativo en su conjunto. Se lo comenté anteriormente al hablar del programa “Atención a la Diversidad”, que no recoge ese logro de España en el Informe PISA, o por lo menos, si lo recoge, no se le da mucha publicidad ¿Qué opina usted sobre ello? Me gustaría saberlo.

    Por último, usted se basa su trabajo en hacer una comparación entre Madrid y Shangai. Uno de los factores, don Jesús, para entender el sistema educativo es la mentalidad de la sociedad, donde la escuela forma un microcosmos de la misma. Habría que ver cómo se lleva a cabo la pedagogía desde lo que entendemos como primaria, en adelante, para dar una mayor valoración a las cifras expresadas en el informe PISA. Pues si en el supuesto, y solo digo en el supuesto, que la mentalidad en el sistema educativo chino fuera algo remotamente parecido a lo señalado por el comentario de Sergio Luque, la pedagogía allí, para mí sería un trabajo continuo de memorización, respeto a ultranza al profesor, sin capacidad de crítica o análisis, sino la capacidad de contestar lo memorizado, y tener contento así al profesorado. También me gustaría saber que piensa usted de esto, don Jesús, al margen de cifras cuantitativas. Gracias.

    Por último, me ha encantado el comentario de Fernando. Con respecto a los profesores, en España, te dire Fernando que el Curso de Aptitud Pedagógica que realizan los futuros docentes, se ha convertido en el llamado Máster de Profesorado de Secundaria. Ahora deberán estar más horas aprendiendo teoría, tener un nivel de idiomas b1, y finalizar el máster con un proyecto (estas son básicamente algunas de las diferencias con respecto al CAP). Pero en mi opinión Fernando, el máster no será suficiente, y le dire por qué. Uno de los males de nuestro sistema educativo en España consiste en preparar a los licenciados en su especialidad, ya sea letras, económicas…, pero no lo preparan para enseñar, o sea, dar docencia, sino para que sean especialistas en su materia ¿qué ocurre entonces a los licenciados que deseen encaminarse a la enseñanza? Pues cuando terminaban la carrera simplemente se hacía un curso de aptitud pedagógica, y ahora se ha convertido en máster, pero aún así no es suficiente. Debería haber un itinerario para los alumnos universitarios donde cursaran asignaturas sobre docencia. De esta forma, cuando terminaran la carrera, se sumaría a sus conocimientos docentes el máster. Esta sería una posible solución al problema de la docencia de los nuevos profesores de secundaria en España.

    Sobre las horas que deberían tener la familia con los hijos para que pudieran aprender de ellos, completamente de acuerdo. Lo que no estoy de acuerdo son con tantas horas de clase en el centro educativo; pues Fernando, una persona que este tanto tiempo en un aula, donde cada hora llega un nuevo profesor, se marcha, y llega otro,y así sucesivamente, hasta la hora del descanso, o el final de las clases, ¿cree usted que los estudiantes prestarán la misma atención continua en todas las asignaturas? Seguramente, hay tiene la respuesta del por qué se distraen, y con razón. Efectivamente, debería reducirse las horas de vacaciones en verano, pero por otro lado, no deberían estar tantas horas de clase en el centro educativo como aparece en el artículo, sino más bien compaginarlo con el ocio, sus amigos, y con la familia. La familia juega un papel primordial en la educación informal (la que aprende los jóvenes con ellos, viendo la televisión, internet), dónde los padres guiarán a sus hijos sobre qué contenidos son los adecuados, si hacen los deberes… No se olvide, amigo Fernando, que tan importante es que aprendan para su desarrollo intelectual, como para su inteligencia emocional, pues deben aprender a relacionarse con los demás, controlar sus emociones, ya que en un futuro tendrán que trabajar por si solos, y el estudio de las emociones es un factor importante a tener en cuenta.

    Gracias por su atención. Un saludo.

  • Esto de acuerdo con Juan Francisco, a la sociedad española no le interesa que sus hijos reciban una buena educación, sino que tengan el titulo. Los padres e hijos (en general) no eligen el mejor centro educativo, sino el más cercano y comodo. Por tanto, la competencia entre centros esta limitada. De modo que, en principio, a los centros les da igual que profesor imparta clases cuando pueden decidir a quien contratan.

    Este desinterés se puede ver en muchos aspectos de nuestra sociedad, políticos, jueces,… con poca formación. La gente busca el pelotazo fácil y con poco esfuerzo, la picaresca. La valoración de los meritos se valora poco, prueba de ello también es el sistema de pensiones que sólo tiene en cuenta los últimos 15 años de cotización, sin importar los anteriores.

    Por último decir que nuestros políticos se enzarzan en un debate sobre la educación donde los temas a debatir son si se quitan las cruces, la foto del rey, educación a la ciudadania,… Vamos que ponen en primera plana cosas de segundo nivel.

  • Cristóbal jesús:

    “el informe se basa en el rendimiento de los alumnos, pero le da una importancia a las valoraciones ESCS (estatus social, económico y cultural)”

    El informe utiliza ESCS como una variable explicativa de la observacion (en una regresion, la nota es la “y” y ESCS uno de los “controles”). El ESCS medio de Madrid es bastante mejor que el de Shanghai. Por consiguiente, cuando corregimos por ESCS, Shanghai nos deja aun mas en el barro. La verdad es que no entiendo muy bien esta insistencia en el ESCS, porque la verdad es que hace que Madrid parezca aun peor.

    “Para mí, don Jesús, lo más importante, es el sistema educativo en su conjunto. Se lo comenté anteriormente al hablar del programa “Atención a la Diversidad”, que no recoge ese logro de España en el Informe PISA, o por lo menos, si lo recoge, no se le da mucha publicidad ¿Qué opina usted sobre ello? Me gustaría saberlo.”

    Como le decia antes, PISA nos da la informacion de toda la distribucion de estudiantes. Las malas notas de los peores estudiantes de Madrid en comparacion a los peores estudiantes de Shanghai demuestran que programas como “Atención a la Diversidad” son, cuantitativamente, un fracaso. Madrid esta dejando atras a un porcentaje espectacular de estudiantes: ahi estan los numeros.

    “la pedagogía allí, para mí sería un trabajo continuo de memorización, respeto a ultranza al profesor, sin capacidad de crítica o análisis, sino la capacidad de contestar lo memorizado, y tener contento así al profesorado. También me gustaría saber que piensa usted de esto, don Jesús, al margen de cifras cuantitativas. Gracias.”

    Eso es un poco de mito. Los estudiantes de Shanghai demuestran que saben leer mejor que los de Madrid porque entienden mejor los articulos que les dan para hacerles preguntas. El 70.8% de los estudiantes de Madrid tienen un nivel de comprension lectora de 3 o menos. Es decir, 7 de cada 10 chavales no entiende casi nada de lo que leen. Los estudiantes de Madrid no tienen “capacidad critica” porque no saben ni leer.

    Todo esto de la ayuda a la diversidad, la capacidad critica y demas son excusas: como no son medibles, siempre las podemos utilizar para justificar lo mal que lo hacemos. Son, como decia antes, “el profe me tiene mania”. No le demos mas vueltas, nuestro sistema educativo es un desastre y quien lo sufre en especial son los peores estudiantes. En estos momentos, la principal barrera a la movilidad social y la mayor fuente de desigualdad en Espanya es un sistema educativo que relega a aquellos menos afortunados por sus conexiones familiares a la nada.

    Yo he vivido tres sistemas educativos: el espanyol, el americano, y el chino, tanto a nivel de colegio como universitario (he dado clases en universidades de los tres paises y estudiado en universidades de dos). El americano tiene, como decia antes, grandes ventajas. Los chavales americanos si que tienen capacidad critica e inciativa. No saben mucho, pero los envias a la biblioteca y te encuentran lo que haga falta. Los chinos, son empollones. Los espanyoles, de media, no saben nada y no tienen la mas minima iniciativa. En la universidad, ni saben leer, ni saben escribir y si les sacas del libro de texto y de los apuntos se te suben por las paredes. A la carrera de economia, por ejemplo, estan llegando en su gran mayoria sin los mas minimos conocimientos de calculo diferencial. Mucho “apoyo a la diversidad” y mucha historia, pero no saben tomar la derivada de una tangente (y no, tampoco entienden que es el limite de un cociente de incrementos).

  • Jesús: Tu comentario a Cristóbal Jesús da en la diana. Grosso modo hay dos tipos de sistema educativo: el que prima la inclusión a costa de la eficiencia (e.g., el americano) y el que prima la eficiencia, premiando a los mejores, a costa de dejar a los peores en la cuneta (e.g., el japonés). La tragedia española es que su sistema no es ni eficiente ni incluyente.

  • habrán muchisimos elementos diferenciales entre el sistema que decribes y el nuestro, pero para mi el elemento clave es uno que describes de corrida “la mayoria de las familias son de clase media”, y si huibises podido averiguar cuanto tiempo dedica tu cuñada y (supongo) tu hermano a ayudar a tu sobrina tendriamos lo que para mi es un aspecto clave del exito-fracaso de un alumno de 1 a 16 años. En España, cuando los padres ayudan (clase media-ilustarda, que en realidad no es mucha) los chicos-chicas salen muy bien adelqante

  • Estimado don Jesús:

    primero quiero agradecerle sus respuestas. Sobre lo de ESCS, lo que intentaba decir era que el informe PISA se podría mejorar, pero no voy a insistir más, usted es el experto, yo no.

    Pero no estoy de acuerdo con su visión del fracaso del programa “Atención a la diversidad”. Al fijarse usted en los datos, obtiene sin pretenderlo una visión sesgada de la realidad. Cuando los jóvenes acceden al programa de Atención a la diversidad, y obtienen esos datos, usted afirma que con ello se “demuestran que programas como “Atención a la Diversidad” son, cuantitativamente, un fracaso”, esas son sus palabras . Don Jesús, el programa analiza los problemas y aptitudes de los jóvenes cuando llegan a él, y se les adapta un programa educativo, conforme lo fija el currículum, y aprenden lo que exige el currículum, aunque no sea el nivel que lleva otras clases, se actúa conforme a la ley. Los alumnos no son peores, ellos han estudiado lo que se les exige para obtener el título, como es la Educación Secundaria Obligatoria.

    Fíjese, le voy a decir más. Un ejemplo de la gran labor llevada a cabo por el programa de la “Atención a la Diversidad”, es en el instituto de Fuentevaqueros “Fernando de los Ríos”, en Granada. En esa zona la población es variada, de diferentes etnias, y los hijos de españoles muchos son de familias que trabajan en el campo, y deben desplazarse cierto tiempo al año a otras zonas para trabajar la tierra, debido a la escasez de trabajo en la zona, con el consiguiente cambio de instituto para sus hijos, de manera momentánea. Pues bien, en esa región había mucho absentismo escolar, y el instituto decidió aplicar la Atención a la Diversidad, reduciendo las faltas a clase, mejorando la convivencia entre las diferentes etnias y el respeto, y logrando que muchos estudiantes se animen a estudiar y a lograr un futuro obteniendo un título de la ESO, a través de lo que exige el currículum directamente, frente a los libros habituales de las editoriales. ¿Esto es un fracaso para usted? Lo siento, pero no estoy de acuerdo. Si quiere más información, el libro se titula “La Atención a la diversidad en la Educación Secundaria Obligatoria. La experiencia del I.E.S. Fernando de los Ríos de Fuentevaqueros (Granada)”. López Ocaña, Antonio María, y Zafra Jiménez, Manuel. Barcelona: Octaedro, 2003.

    No puedo afirmar lo que ocurre con el sistema de memorización en Shangai, puesto que lo que hice fue referirme a lo que había escrito en otro comentario. Acepto lo que usted menciona que sea un mito, pero no estoy de acuerdo con que los alumnos de Madrid no tengan capacidad crítica, si es posible mejorar. Usted vuelve a los datos de nuevo, y yo también puedo decirle con datos que una vez por semana, los alumnos de secundaria, independientemente de la asignatura que se encuentren, tienen que leer durante una hora en clase para mejorar su nivel de lectura. Madrid tendrá que esforzarse y mejorar esos datos, pero la capacidad crítica no solo se consigue leyendo, sino también reflexionando en clase con ejercicios (si es clase de historia, tomando el contexto histórico en los ejercicios; si es de temática social, los periódicos se puede utilizar como ejeplo para llegar a analisis interesantes, etc), y no tener la visión única del examen PISA, mientras que lo que acabo de explicarle, lo harán con seguridad de manera diaria durante nueve meses, aunque no haya informes que lo corroboren, pero si sus profesores.

    Respecto a su afirmación de “En estos momentos, la principal barrera a la movilidad social y la mayor fuente de desigualdad en Espanya es un sistema educativo que relega a aquellos menos afortunados por sus conexiones familiares a la nada”. Eso decía usted referente a los alumnos con mayores problemas. Mire usted, seguramente lo sabrá pero yo se lo comento: hasta los años 60 del siglo XX en España, se seguía el sistema de selección de manera extremadamente exigente, ¿cual era el problema? pues que quien no llegaba a lo que se exigía para superar las pruebas selectivas, no conseguía avanzar, y el sistema los apartaba. Esto no lo digo yo, sino lo afirma el catedrático don Jose Manuel Esteve Zaragoza, en su obra “La Tercera Revolución educativa: la educación en la sociedad del conocimiento”. Barcelona: Paidós Ibérica, 2003. Aquí encontrará datos sobre el gran cambio de la educación española, hasta llegar a una educación donde caben todos, no solo los seleccionados. Por tanto, no estoy de acuerdo con su visión sobre la situación de estos estudiantes en nuestro sistema educativo.

    Alabo su experiencia educativa en diferentes sistemas (aunque obviamente no estoy de acuerdo en algunos puntos, y le he dado referencias bibliográficas para que usted pueda consultar datos). Vuelvo a estar en desacuerdo con usted sobre su afirmación que “Los espanyoles, de media, no saben nada y no tienen la mas minima iniciativa. En la universidad, ni saben leer, ni saben escribir y si les sacas del libro de texto y de los apuntos se te suben por las paredes”. Usted me da unos ejemplos de alumnos de economía, y se lo agradezco. Pero, ¿es así la realidad en el resto de universidades españolas, o de muchos estudiantes de conómicas? Yo creo que no. Le aseguro que en la universidad, muchos saben leer y escribir, e incluso van a la biblioteca, aunque usted lo dude: saben buscar por internet, y lo que es la Clasificación Decimal Universal, reflexionan, etc. ¿Que existen alumnos que no se esfuerzan? Como en todos los sitios ¿La situación podría ser mejorada? Pues sí. ¿Es un sistema de éxito que los alumnos memoricen y no analicen? No lo creo. ¿El plan Bolonia es una solución? Lo dudo. Este plan requiere para su logro un aporte de financiación importante, de adaptación de bibliotecas…, y de momento no se ve grandes ingresos que corroboren su éxito, para ofrecer materiales a los alumnos que puedan hacer sus prácticas de carrera.

    Estimado don Jesús, ha sido un placer conversar con usted. Por mi parte, ya no insisto más con el debate, pues imagino que ha pesar de las referencias que le he dado, no cambiará de opinión. Espero volver a debatir con usted en otro artículo. Un saludo.

  • Estimado don Jesús: quiero retractarme sobre un comentario que hice, cuando afirmaba que “Al fijarse usted en los datos, obtiene sin pretenderlo una visión sesgada de la realidad”, lo que quería decir es que esos datos pueden inducir a error respecto al contexto educativo español sobre el programa de Atención a la Diversidad. Discúlpeme. Gracias. Ya no insisto más sobre el debate. Un saludo afectuoso.

  • “Los espanyoles, de media, no saben nada y no tienen la mas minima iniciativa. En la universidad, ni saben leer, ni saben escribir y si les sacas del libro de texto y de los apuntos se te suben por las paredes”.
    A ver, por favor, no nos pasemos, que eso tampoco es verdad.

  • El sistema educativo español no fracasa, pues, no puede fracasar aquello que, salvo en apariencia, apenas existe.
    Hace unas semanas yo, humilde marciano, me presenté a un examen, al parecer, para científicos titulares del CSIC. Las dos fases de la prueba se compusieron de “concurso” y “oposición”. La primera consistía en una simple enumeración de méritos burocráticos: qué te han publicado y quién te conoce. Poco científico me pareció. La segunda, en la presentación del proyecto de trabajo que realizarías en caso de aprobar. No hubo realmente temario ni prueba en tal oposición. Es decir, en la institución fundada por Cajal en algún momento se ha pasado de la ciencia a la retórica de la ciencia. Con todo, al menos en el CSIC te dejan presentar si eres doctor. Esa situación parece peor en las oposiciones universitarias. ANECA impide de facto la habilitación para optar a oposiciones a profesores universitarios si no has dado previamente clase. En efecto: nos encontramos con una situación de “catch 22”. La estructura universitaria española sigue siendo medieval: propensa a preservar tanto la genealogía de familias así como la disciplina de las nuevas órdenes religiosas (los partidos y sindicatos), pero alejadas de las ciencias y las tecnologías.
    En el futuro no mejorará la educación en España, pues los centros superiores de enseñanza (que es donde se forman las generaciones de profes de las EE.MM.) parecen seleccionar el personal en función de cierto tipo de logias. La reforma no cambió nada, salvo las apariencias. Las pruebas objetivas se han suprimido por completo (si es que alguna vez las hubo). No hay temarios de oposición para las plazas a la enseñanza superior. Y las EE.MM. parecen haberse contaminado por ese mismo espíritu. Varios indicadores así lo muestran (aunque de ellos no se haga eco PISA). Por un lado, los CFIEs, centros de presunta especialización del profesorado, vienen ofertando cursillos completamente inanes para la formación científica de quienes impartan bachillerato. Por otro, la hipertrofia de la pedagogía. Como no hay ciencia, se insiste en mejorar la calidad de la enseñanza a través de la pedagogía de la misma. Esto es un cuadrado redondo. Es como querer mejorar la medicina convirtiendo a todos los médicos en forenses. Como estos sólo se ocupan de los muertos, sus errores nunca serán lamentables, pero curar, no van a curar a nadie.
    Cuando era joven mi abuela me dijo que quienes no valían para nada se dedicaban a la enseñanza. El fracaso escolar no es noticia. Es sólo una muestra de que se recoge lo que se ha venido sembrando. Y que se culpe al tramo medio. Como no se transforme la enseñanza superior, dará igual lo que se haga en cualquier otro segmento.
    Ahora, poned a caldo a este pobrecito alienígena.

  • jlmz:

    Las notas de Shanghai son sobre una muestra representativa de TODOS los colegios, de clase media, de clase alta y de clase baja. Es decir, que no podemos atribuirlos a la clase social.

    Mi afirmacion de “clase media” es solo sobre el colegio de mi sobrina. Sin embargo, “clase media” en China no significa haber ido a la universidad. Esos son la clase media-alta o media. Pocos de los padres del colegio tienen una licenciatura. Son mas bien cuadros intermedios (que se decia antes)

  • Cristobal Jesus

    PISA tiene numeros tajantes. Todavia no he visto ni un epsilon de argumento de que los numeros no nos digan que el sistema educativo de Madrid es un fracaso lapidario.

    Y lo de la “capacidad critica” es una excusa. Es como cuando Espanya perdia en futbol contra Italia pero deciamos que “nuestro juego es mas bonito”.

  • Buen artículo y buen debate en los comentarios.

    Siento gran admiración por China y la forma en que hacen las cosas. Pero la descripción del modelo que has dado, con lecciones durante 12 horas más deberes, me parece realmente alienante.

    En mi opinión, los chicos han de tener muchas horas libres para desarrollar sus inquietudes naturales, la imaginación y el juego. Pero dejarlos libres requiere de un entorno sano y culturalmente adecuado. Y aqui es donde falla España, niños que llegan del cole a las 5 y se dedican a ver programas del corazón en la tele… -_-‘

  • En mi clase éramos 40. Entrábamos a las 8.30 y salíamos a las 5.30. La gran mayoría 80% al salir de clase íbamos a actividades extra escolares (deportes, piano, guitarra, idiomas y dibujo, principalmente). Mi profesor de matemáticas había hecho en su juventud las pruebas de acceso a la NASA y nos hacía aprendernos poemas, sobre matemáticas. Acabé hace menos de diez años y ni de coña llego a los 600 en el PISA ese. De hecho, acabé estudiando Periodismo, aunque el 98% de mis compañeros de clase son ingenieros o arquitectos.

    Con esto quiero decir, que el problema de la educación española no se circunscribe a las aulas, ni mucho menos. Según mi punto de vista, por lo que nos van a comer, sin orden alguno: falta de crítica en la sociedad, mecanización de la mano de obra, falta de un programa educativo con algo de sentido que deje de lado los partidismos, dar importancia a los docentes y que Magisterio y similares dejen de ser un saco para, precisamente, los malos estudiantes.

    Saludos

  • Que grandísimo post!! me ha encantado! como con tan poquitas palabras se puede decir tanto!! La pena es que los dirigentes de nuestro país estén tan entofagados de populismo político que no sean capaces de resolver los problemas de nuestra sociedad de manera razonable, aun cuando las soluciones son a veces tan claras que hace falta ser muy muy miope (o muy torpe!) para no verlas (quizá porque no hay mayor ciego que el que no quiere ver). Yo también he tenido contactos con la cultura china, y he aprendido muchísimo de su capacidad de entrega y sacrificio, de su esfuerzo incondicional, su pensamiento “no cortoplacista”(esa es otra!!).. lo que pasa es que tienen nula capacidad crítica, o al menos eso es lo que yo percibo. Tampoco lo veo como una excusa, porque la inmensa mayoría de los estudiantes españoles también tienen nula capacidad crítica (salvo los que están metidos en política, estos critican lo que el partido dice que hay que criticar..). Es más, he conocido a muchos profesores universitarios (principalmente lo que en USA se llama “scholars”) que tampoco la tienen.. ni capacidad crítica, ni de esfuerzo, ni pasión, ni publicaciones..

  • Creo que la aproximación al tema no va al meollo del asunto. Sí pienso que estaría bien incidir en actividades que promovieran en los estudiantes la originalidad o la creatividad, pero creo que el meollo del asunto no pasa por meterle horas a palos a los estudiantes. Temas sobre los que habría que pararse: revisión de contenidos, cambio de los sistemas de evaluación, distancia entre universidad / empresa, continua revisión del profesorado y escuchar al alumnado en cuanto a valoración de estos, etc.

  • Jesus,

    Por lo que leo de tu entrada y comentarios, el problema es que los mejores (peores) estudiantes españoles obtienen peores resultaods que los mejores (peores) de otros países.

    En un principio pensaba que detras de estos decepcionantes resultados podria haber un problema de composición debido al gran peso de la generación NI-NI en España. Es decir, pensaba que podia ocurrir lo mismo que con la productividad en España: empresas grandes y tan productivas como las empresas grandes de otros países, y pequeñas igual de productivas que las pequeñas de otros países, pero con un mayor peso de las empresas pequeñas en nuestro país.

  • Juan Francisco:
    Sobre si hay alguna explicación económico-racional que pueda explicar por qué las familias no persiguen que sus hijos se instruyan con éxito.
    Podemos ver en estos años quien ha acaparado los medios de comunicación como “triunfadores”. Gente como el Pocero de Seseña, casi analfabeto, Belén Esteban, etc.
    En España no se obtiene casi ventajas económicas por estar mejor formado.
    Aquí hay un un enlace que indica que económicamente es menos rentable formarse en España que en el resto de Europa.
    http://www.elconfidencial.com/sociedad/educacion-espana-ocde-salarios.html

  • Siento disentir con algunos de los que han posteado: echarle MUCHAS horas a los estudios mejora (y en mucho) la educacion, o al menos, el resultado final de la educacion.

    Fíjense, que he conocido a algunas personas inteligentes que se lamentaban de “no tener estudios”. Y es que hasta el más inteligente necesita de horas y esfuerzo para adquirir la destreza necesaria para desarrollar algunas tareas, actividades o trabajos.

    Cuando era chiquillo, en algunas de esas pruebas de inteligencia que hacían en los colegios, mis profesores coincidían en que la naturaleza me había dotado con un cerebro privilegiado. Pasaron los años, y a pesar de ese supuesto “don” que se supone que tenía, no se pueden hacer una idea de la cantidad de horas, trabajo, esfuerzo y sacrificio que me costó sacar adelante la Licenciatura en Físicas y la Ingeniería en Electrónica. Ahora, con la perspectiva que da el paso del tiempo, no saben cómo agradezco toda esa capacidad de sacrificio y sufrimiento que heredé de mis años de educacion.

    No se engañen, el sistema “excluyente” como algunos lo han llamado, premia al esfuerzo, a la voluntad, al sacrificio… cualquier persona, repito, cualquiera con el deseo de superacion personal suficiente es capaz de terminar sus estudios. Lo que nadie me va a discutir es que una persona que haya pasado por la catarsis de unos estudios exigentes está mucho mejor preparada que si todo hubiera sido un camino de rosas.

  • Yo he tenido la suerte por mi formación de poder comparar in situ los sistemas educativos de España (el mío), Inglaterra, Japón, Corea y China. Es cierto que los resultados educativos de los países asiáticos son sorprendentes, pero sin embargo opino que son unos sistemas deshumanizados, que trata francamente a los chavales como máquinas que viven única y exclusivamente para estudiar, quedando fuera de cualquier oportunidad de prosperar si no obtenían unas calificaciones adecuadas. El caso de China era brutal, sobretodo. En Japón los chavales pasan 8 horas metidos en el colegio/instituto y luego tienen, o bien actividades extraescolares o bien deben ir a academias de estudio.
    En España el verdadero problema es la incapacidad de la sociedad por creerse que la educación es una inversión de futuro, y no sólo un problema sobre si se debe o no enseñar religión en las aulas. Pero fijarnos en los orientales sólo por sus notas, francamente, no es la vía adecuada en mi opinión.

  • En mi experiencia coincido con lo que acaba de decir Dasimen. Veréis… Conozco dos sistemas educativos, el español y el rumano. Este último, según los gráficos de Luis en el otro post, muy por detrás del nuestro en excelencia (a todos los niveles: lectura, ciencia, matemáticas). Aunque Rumania ha cambiado mucho en los últimos años (el gobierno también se volvió loco regalando portátiles a los alumnos, que algunos revendieron de inmediato, para desaparecer después de las aulas), al tiempo que subsisten problemas de una sociedad francamente atrasada, el sistema de enseñanza se parece bastante al que Jesús cuenta en el caso de China: memorización de poemas, matemáticas a lápiz y borrador, abundantes actividades extraescolares deportivas y no deportivas,… Quizás, sean influencia de otras épocas, pero el caso es que los resultados son, como se ve en el informe PISA, muy malos…
    Coincido con Dasimen: en España, la mayoría social no se cree que la educación sea la mejor inversión para el futuro (empezando por los idiomas, y terminando por las matemáticas… ¿cuánto cuesta que la gente entienda para qué sirve saber matemáticas?…). El mejor reflejo de esto es lo mal retribuida que está la enseñanza, a todos los niveles; o el hecho de que haya que explicar que un maestro debe tener un salario más elevado que un albañil, aunque sude menos (no digamos nada de la Universidad)… Es probable que el cambio tenga que empezar por nuestra estructura productiva: si nuestro tejido productivo demanda mayor cualificación, ésta se pagará y se exigirá… Aunque yo no lo tengo claro… En cualquier caso, gracias por vuestras siempre estimulantes aportaciones…

  • Aunque en general estoy de acuerdo con tu post, debemos recordar que hoy se entrega un premio Nobel, y que la silla que ocuparía el premiado está vacía. Yo desconozco los méritos de este hombre, y jamás había oido hablar de él hasta que se anunció que era el ganador de este premio. Lo que sí sé, es que no podrá ocuparla porque está en una cárcel de ese “maravilloso paraíso” marxista-maoista por el noble delito de la subversión contra el poder. Esa es también la China que no aparece en las valoraciones de Pisa, su modelo educativo y de esfuerzo dará resultados en lectura, pero no podrán leer todo lo que desean por la censura, ni podrán escribir todo lo que deseen si no quieren acabar en la cárcel como Liu Xiaobo.

  • Haresh:

    No creo haber dicho en ningun momento que me guste el regimen politico chino. No solo no me gusta sino que creo que es profundamente nocivo tanto para China como para el resto del mundo.

    Y mientras espero sinceramente que China camine hacia la democratizacion, el que su sistema educativo produzca mejores ingenieros que el nuestro es motivo para estar preocupado por partida doble. Si fuera un pais “benevolente” y democratico *una Suecia a lo gigante* no dejaria de ser una pena para Espanya que tengamos un mal sistema educativo. Pero como ademas el regimen politico Chino es malo, el que nos quedemos atras es peligrosisimo para Espanya en terminos comparativos y en terminos de influencia en el mundo de aquellos que creemos en la democracia y en los derechos humanos.

  • Jesús, por supuesto: daba por sentado que no te gustaba la tiranía china (fuera de toda discusión), y que en general comparto tu punto de vista expuesto en el post; de hecho soy más pesimista en el sentido de que entiendo que el sistema educativo español está diseñado “ad hoc” por los políticos para ser algún engendro entre lo mediocre y lo malo… una ciudadanía aborregada siempre es más fácil de manipular y dominar por la clase dirigente. Nuestra democracia también tiene sus mecanismos totalitarios 🙂
    Por cierto, yo soy incapaz de recitar de memoria un poema.

  • Buenas tardes.
    Antes de nada decir que no tengo hijos pero sé que no les deseo a los hijos de nadie esa cantidad de horas tan brutales.
    ¿El esfuerzo e la dedicación son importantes? Sin duda.
    Aunque me parece mucho más importante ver donde se quiere llegar con todo esto. No somos seres inmortales y, por lo tanto, aunque no nos demos cuenta, vamos a morir.
    Si tenemos una media de vida menor a un centenar de años y ninguna seguridad sobre la reencarnación, lo que a mí me parece es que haciendo lo de China lo que estamos a crear son esclavos para que se mantenga en statu quo de algunos y el de los hijos de los hijos de esos algunos.
    Me parece mucho más importante desarrollar en los niños las ganas de aprender, la ilusión, la crítica,… lo demás ya lo buscarán ellos dependiendo de sus intereses.
    ¿Qué el sistema educativo está mal?
    No, no está mal, el sistema educativo es catastrófico, pero no creo que por las razones que apuntáis.
    Tantos profesores sin aptitudes pedagógicas pasan factura y no, no estoy dispuesta a que se pegue en los niños para que ellos hagan caso. Hay que tener algo para ser profesor y disculpen por creer que con una carrera solo no vale.
    ¿Que los niños son mal educados, molestos?
    Si, es cierto, pero si nos paramos a mirar los mismos que hacen esto en una clase en otra con un profesor distinto no lo hacen. Igual entre los dos profesores haya diferencias… Pero eso tampoco nos importa.
    ¿Que después tenemos muchos más problemas como que hay niños que vienen sin dormir a clase porque tienen problemas en casa, que los padres no les enseñan a respectar a nadie, que nos les duchan ni les dan de comer como sería de desear?
    Si, los tenemos, pero tampoco importa. Son unos gamberros y unos vagos y así todo mas fácil de medir y de ordenar.
    Aunque claro, si lo que queremos son borregos, pues borregos. Que trabajen como mulas desde pequeños, después que trabajen hasta los 70 años, que total ya están acostumbrados. Después que disfruten y vivan a partir de los 70 que para eso están jubilados. Ahhh ¿que no pueden? Que están muertos o con alzhéimer o con problemas cardiovasculares o cáncer o…
    Se siente. Son cosas que pasan. Pero tú lo has hecho bien. Has trabajado toda tu vida 12h o 15h diarias desde los 4 añitos y has hecho lo que debías!!!
    Eso sí no lloréis cuando ya no queden niños. Son cosas que pasan cuando la gente no tiene vida propia. Total, ¿para que queremos tantos ingenieros? ¡¡¡¿¿¿Si lo que hace falta son técnicos para los geriátricos???!!!
    Yo también creo que Occidente está equivocado con la educación, pero lo que yo creo es lo opuesto de lo que cree la mayoría.
    p.s.: Decir que he trabajado mientras he estudiado desde los 13 años. Pero eso sí, me he pegado unas fiestas y unas risas con mis amigos que ya les gustaría a muchos.

  • Estoy totalmente de acuerdo con el artículo y los comentarios de Jesús. En España hace años que no conocemos un político que piense más allá de 4 años. Me arriesgaría a decir que el último fue Felipe González en los 80 al meternos en la UE y la OTAN pese a las reticencias de los españoles, aunque como por aquella época era un infante sin uso de razón, no podría poner la mano en el fuego.

    Desde los 90 lo único que he conocido son políticos cortoplacistas dispuestos a vender a su madre por ganar las siguientes elecciones y poder colocar a sus amigos. No conozco ni un sólo político que realmente piense en el futuro de este país a 10, 15, 20 o 50 años. Tenemos gravísimos problemas estructurales a nivel social, económico, educativo, empresarial, judicial, legislativo y político. Han pasado 30 años y no se ha resuelto nada, más bien todo lo contrario, todos estos problemas se han enquistado.

    Yo estoy intentando enmendar mis errores, nunca fui un buen estudiante aunque mis medias eran de notable. Y eso es preocupante. Durante la universidad estudié en 5 años una carrera que con un buen programa se podría hacer en 3 sin mayores problemas y con el mismo mínimo esfuerzo. Creo que aproveché mi paso por ella porque estudiaba algo que realmente me gustaba, así que al menos si destaqué en actitud, interés, espíritu crítico y creatividad, pero los contenidos, ya les digo, en 3 años y sin exigir esfuerzo se podría hacer el mismo programa.

    La realidad del mercado es cruel, y aunque ya era consciente hace 7 años que se avecinaba una terrible crisis económica (los síntomas era bien claros, mis padres se habrían comprado un chalet en el año 2000 por unos 23 millones de pesetas, en 2004 y sin que el municipio hubiera visto incrementados sus servicios, se estaban vendiendo chalets idénticos al de mis padres por 45 y 50 millones. ¿Quién podía pagar el doble por lo mismo con los mismos sueldos?) Afortunadamente me equivoqué y pude trabajar 4 años, acumulando una experiencia que me será valiosa en el futuro, aunque cuando fui despedido me negué a trabajar por un sueldo tan miserable como lo que cobro en el paro. Así que hice las maletas para intentar enmendar uno de mis mayores errores de juventud, pasar del inglés. Lamentablemente esto me va a costar, porque para aprender un idioma no hace falta aprobar, sino aprender, y ya no me sirve ser un chico de notable, ahora tengo que ser un buen estudiante.

    Y con todo esto, creo que mi generación es de las últimas con una formación mínimamente decente (hice hasta 7º EGB y estrené ESO) Pero los subproductos humanos de la LOGSE no llegan al lamentable nivel de un alumno EGB-BUP. Es así de triste.

  • Anonadado por el desenfoque del asunto. Y he sido profesor durante 25 años, aunque nunca en infantil. Y tengo dos niños pequeños en edad escolar.
    Educar es simplemente conducir hacia un estado de realización personal. Pues bien, a mi niño de 7 años, muy inteligente, abierto, cooperativo, deseoso de conocer el mundo, que maneja MAC y PC con soltura… lo llevan ya dos años aburriendo criminalmente con un horario repleto especialmente clases de mates y lengua que hasta ahora apenas han conseguido enseñarle cuatro cositas que el día que le interesen las aprenderá en 15 minutos: lo han machacado el resto del tiempo sentado en una silla incontables horas en un edifico que, como casi todos, se parece sospechosamente a una cárcel (de donde no lo puedo sacar por la conmoción que tal cosa le supondría, allí están encerrados todos los niños, el sistema se me echaría encima y vivo en otra población). Él y su hermanita de 4 años SE ABURREN en este tipo de enseñanza que endiosa precoz e inútilmente a las matemáticas y a la lectura y que no hace algo tan elemental como es escuchar a los niños, respetarlos, desarrollar sus capacidades. Nada de habilidades sociales, poco de desarrollo artístico, cero de consciencia y control emocional o psicología diferencial, de inserción social, de contacto con el mundo real… ¿Los están realizando o lo están alienando? ¿Esos chinos ejemplares son razonablemente felices… o autómatas competidores. ¿Que mundo van a desarrollar? ¿Una proyección del decadente que tenemos, calculador, alienado, subdesarrollado en lo psico-emocional y obsesionado en lo intelectual por obtener más poder-amor?
    ¿Y los profes de mis hijos? De pena. De vergüenza. Muchos, gente acomodada o despistada, cuando no claramente deficientes, sin interés por el universo, que están ahí por “hacer una carrerita corta y colocarse”. No son mala gente, son mediocres. Fans de telebasura o de la liga, cuando no además del cigarro. Un ejemplo de nulidad vital nada atractivo para los niños.
    ¿Qué hacer? Puesto que no puedo construir una alternativa, en el tiempo que pasan conmigo intento paliar los daños, enseñarles y mantenerles viva la curiosidad para que, como me pasó a mí mismo hace ya la friolera de 50 años, al final de esa estéril condena al bostezo les quede gana de seguir aprendiendo.
    Afortunadamente hay corrientes educativas realmente renovadoras, cuyo centro es lo humano y no exclusivamente lo racional. Eduard Punxet, p.e. lidera su promoción en este país mediante su revista “Redes”. Lamentablemente, me temo que ya es tarde para evitar que mis dos despiertos hijos deban aburrirse unos cuantos años más delante de funcionarios apocados que intentan algo tan arcaico, inútil y mecánico como es rellenar de datos sus cabezas y desatender al resto, a la persona.
    Disculpen lo descarnado de mi expresión, pero es que la cosa tiene delito.

  • Estoy bastante de acuerdo en casi todo. Y digo casi porque como maestro no comparto esas jornadas horriblemente largas (12 horas fuera de casa, sin ver a tu familia) como manera de fomentar la mejro productividad.

    Lo que hay que estimular es el trabajo y aprendizaje en casa por cuenta propia, los profesores bilingues (no como ahora, que en mi colegio somos dos maestros de ingles con capacidad para hablaro para 300 alumnos) y sobre todo los grupos reducidos, ya que, y lo tengo comprobado, una clase de 12 aprende el doble de deprisa que una de 24.

    Otra razón para estar en desacuerdo con esa practica de aparcar los niños en la escuela es que, y aunque el informe PISA obvia ese aspecto, los mayores porcentajes de depresión infantil y suicidio adolescente se encuentran, precisamente, en los paises con horarios escolares más largos. Hace poco había un articulo en la revista escuela sobre ese tema.

    En lo demás tienes mucha razón, en primer lugar en reivindicar la figura del maestro y la disciplina y el respeto en las aulas y por otro reinventar el magisterio para que la gente sin vocación no lo pise.

  • Hola de nuevo:
    Creo que el mayor problema del sistema educativo español sea la excasa amplitud en el número de contenidos que se aprende. Estoy seguro de que una diferencia contrastable entre España y Shanghai es que en este enseñan en, verbigracia, Matemáticas contenidos que en España calificaríamos de universitarios. Y lo mismo podríamos decir de Lengua y Literatura como de ciencias. Ahora, si esto es cierto, tendríamos que saber identificar a qué se debe esto.

    Saludos a todos.

  • El post Ramón es muy interesante pues pone la luz sobre las dos figuras elementales al margen de las leyes y los tiempos: el maestro y la familia. Estoy muy de acuerdo y me alegro que padres como Ramón puedan alimentar la creatividad, el intelecto y las emociones de sus hijos, obviamente porque pueden y saben lo que quieren. Tenemos dos hijos y hemos querido hacer lo mismo, animarlos a ir más allá de la mera enseñanza de las unidades didácticas correspondientes, fomentar su curiosidad,el afan de superación,la creatividad, leer mucho y bien, llevar una vida sana y ser felices; y lo hemos conseguido solo a medias. Hemos logrado tengan ambos un espíritu crítico, estén con los pies en la tierra, se comprometan según sus propios límites con la globalidad que los alberga y por supuesto intenten ser buenas personas. Académicamente están por encima de la media de la clase. Dije que logrado solo a medias porque la vida lleva aparejada por definición misma algunos palos emocionales que nos impiden ser plenamente felices, pero es otro tema.

    Hay mucha mediocridad entre los docentes y lamento decir que estoy de acuerdo que el magisterio ha sido el saco donde han caido los malos estudiantes porque no han tenido otra cosa. Estoy de acuerdo porque es cierto. Es además un colectivo sin ambiciones, burocratizado en exceso con una documentación repetitiva de copia y pega y con unas autoridades académicas que solo se miran el ombligo. Estamos para hacer críticas y no elogiar la excelencia que también la hay pero menos.

    Por otro lado, tenemos una sociedad constituida por mucha gente mediocre donde si personas de 15 años tienen baja tolerancia a la frustración es porque sus padres tampoco la tuvieron y han sido incapaces de enseñar a sus hijos la cultura del esfuerzo y la disciplina y esto solo puede llevar al fracaso. No es lo que nos ocupa hoy en este debate pero influye y mucho en la media ya que en el otro lado nos encontraremos con excelentes personas, también de 15 años que sí se sacrifican, responsabilizan y son conscientes de la realidad en la que viven, tendrán sus oportunidades y sabrán aprovecharlas.

    Sobre todo lo que he expuesto flotan las leyes de educación que se han publicado/derogado/o simplemente manipulado en los últimos 40 años, para beneficio propio [de los que manipularon/publicaron/derogaron], elevando a la categoría de héroes a ciudadanos de medio pelo o poniendo a un idioma regional el cartel de muy importante junto al ingés, castellano o chino.La mediocridad también va por barrios y aquí tenemos 17. Al parecer, la educación y la salud son dos vectores de crecimiento que en algún lugar se cruzan para hacer un diagnóstico claro de cómo es una sociedad, entre ellos como está preparada para afrontar el futuro: bien formados y sanos. Muchos de nuestros mayores lo han logrado llegando a edades avanzadas con una forma física y mental razonable y envidiable, algunos evitando el analfabetismo mostrando un verdadero afan de superación y otros incluso superándose con estudios que no pudieron imaginar en su juventud.La educación va de esto, superarse y superar a los demás y para ello hace falta sacrificio y disciplina. Y eso es todo.

  • Estaría bien saber cuál es la influencia que tiene la política de un único hijo en los resultados educativos chinos. Parece un caso claro de inversión en calidad de los hijos ante las restricciones de poder invertir en cantidad de hijos. Sería interesante saber cuáles son los resultados del informe PISA para los hijos únicos de otros países y contrastar con lo que pasa en China

  • Xavier:

    La verdad es que tu comentario es muy bueno: es una excelente observacion que alguien tendria que mirar. No se la respuesta.

  • Muchas gracias por su artículo. Al igual que usted, yo estoy de acuerdo con su conclusión principal. En España, los estudiantes (y los profesores también) trabajan menos horas que en otros países. En mi caso, mi familia pasó un año en California, y mi hija de 13 años entonces fue a un colegio público donde tenía una hora más de clases al día que aquí, y donde además el profesor hace un seguimiento mayor y más constante de los deberes.
    Creo, también, que es conveniente recordar que las jornadas escolares en España en los años 60 y 70 eran más largas; por lo que al final de una semana un estudiante de aquellos años tenía 5 o 10 horas más a la semana (unas 200 – 400 horas más al año). Por otra parte, a partir de los años 80 hemos ampliado el número de asignaturas (tecnología, música, idiomas, ciudadanía, etc.) sin ampliar el horario, sino reduciendo las horas dedicadas a las asignaturas “troncales” (matemáticas, lengua, ciencias). Así, por ejemplo un niño de 15 años en España tenía 5 horas de matemáticas a la semana, y ahora solo tiene 3. Y que no nos engañen algunos educadores, eso no se corrige en casa.
    Un saludo y de nuevo gracias por su artículo; y recuerdos a su sobrina
    Bernardo

  • El debate es muy interesante
    Es necesario insistir una y otra vez en el papel de la familia en la educación, ya que la educación es principalmente una labor de la familia en la que la escuela AYUDA en el sentido de poner el ámbito, tiempo, estructura y conocimientos, pero no es donde reside la RESPONSABILIDAD de la educación, que es en la familia, y esta verdad no les gusta, de hecho, a un buen número de padres
    De nada sirve unas escuelas estupendas donde enseñen profesores magníficos, motivados, bien formados y con contenidos excelentes si cuando llegan a casa los mensajes que reciben respecto a la adquisición de conocimientos, respecto a la formación y su “valor” son completamente contradictorios. Para los niños el ejemplo es la única verdad válida
    Voy a poner mi ejemplo personal con mis hijos: el aprecio a la adquisición de conocimientos, al aprendizaje, a la creatividad debe ser un fin en sí, no el medio para obtener buenas notas, no convertir el universo de los premios académicos en lo único válido e importante, ya que esto hace que los niños busquen atajos para ese fin y a la larga el esfuerzo se hace insostenible. Deben sentir que hay una apreciación constante sobre su aprendizaje y su búsqueda de conocimiento, al margen, también, de las actividades académicas

    Para explicar esto pondré el ejemplo de la estrategia de Hassan Nasrallah, líder de Hizbullah, para conseguir expulsar a Israel del sur del Líbano en el 2000, el centro de su estrategia, la frase que usó para transmitirla fue: “lo importante no es la victoria, lo importante es el martirio….” Borraba así de esta forma el hundimiento moral típico de los árabes al enfrentarse a Israel y perder las batallas iniciales, con esta forma de entender la lucha, lo importante es la lucha en sí, y eso, de hecho, hizo que la victoria viniera “sola” (que era lo que perseguía ese líder)
    Disculpad por el ejemplo, no admiro para nada a esos fanáticos, ni sus métodos ni sus fines, pero su líder da ejemplo de liderazgo motivacional

    En el caso de la educación, en el papel de los padres, la importancia debe dársele al aprendizaje, en todos los momentos, en todos los instantes, luego, las buenas notas vendrán “solas”

  • Xavier y Jesús,

    Hay una pregunta que puede servir para la cuestión del hijo único:
    “Who usually lives at with you? – Brother(s) (including stepbrothers)”
    1: yes; 2: no
    En
    http://pisa2009.acer.edu.au/interactive.php

    Estas serían las medias (y desviaciones) de los resultados en matemáticas para España, Shangai y OCDE:

    España:
    1: 481 (2.37)
    2: 495 (2.72)

    Shanghai:
    1: 557 (7.67)
    2: 607 (2.74)

    OCDE:
    1: 497 (0.54)
    2:504 (0.59)

    Habría que controlar por otras variables con los microdatos, pero a priori si que hay diferencias en medias entre tener o no hermanos en casa, más aún en Shanghai. Los s.e. para el caso de Shanghai con hermanos, son realmente elevados. Y, con hermanos o no nos superan también ampliamente.

    Hay otra pregunta que podría servir:
    “How many children are there in your household (including the )?”,
    pero no parece que se haya hecho ni aquí ni en Shanghai.

    Si que el tema es interesante, habrá que ponerse pronto con los microdatos.

  • Estimados foreros, soy maestro de primaria desde hace treinta años, con varias titulaciones en especialidades educativas y una titulación de grado superior; me gustaría realizar algunas observaciones de tipo práctico que pueden dar alguna perspectiva de nuestras lagunas como sistema educativo.
    1 – En primer lugar empezaré por la formación universitaria de los docentes de primaria. Ésta no es la más adecuada, la Universidad no forma docente que puedan dar respuesta a las necesidades del sistema y nadie dice, ni hace nada. Su dominio de contenidos es deficitario, no existe un dominio del idioma extranjero -inglés-, desconocimiento total de metodologías prácticas para la enseñanza de la lectoescritura y de los procesos de adquisición de la comprensión lectora… en definitiva que los futuros maestros, la mayoría con gran vocación de servicio y dedicación a su trabajo salen mal formados de una Universidad incapaz de formar a los futuros formadores en las técnicas básicas de aprendizaje. Todo ello es sustituido por la formación autodidacta, los cursos posteriores de formación y el boca a boca entre compañeros y sus “técnicas particulares” en temas tan básicos pero fundamentales.
    2 – En segundo lugar la última reforma de la Universidad “Plan Bolonia” ha supuesto una oportunidad perdida para reformar las enseñanzas destinadas a la formación de los futuros maestros. Han primado los intereses departamentales, antes que las necesidades que demandan los colegios donde tarde o temprano acabarán los futuros profesores. Se debería entre otras cosas haber introducido la enseñanza de técnicas lectoras-comprensivas y resolución de problemas, prácticas de enseñanza de lectoescritura y sobre todo el dominio expresivo de un idioma extranjero, de forma que en un plazo de 10 años el sistema educativo en su fase primaria sería bilingüe. En definitiva la Universidad sigue enrocada sin mirar a las necesidades formativas de los futuros docentes, pieza clave de la formación de un país.
    3 – En tercer lugar la organización del tiempo escolar es errónea y un dispendio de recursos humanos y económicos. En las escuelas de primaria conviven gran número de especialistas que a mi entender pueden ser sustituidos por un maestro generalista de formación amplia y sólida, esto implica un dominio de las enseñanzas instrumentales, además de la educación física y el idioma. Con ello un maestro entraría en su aula y no saldría de ella hasta acabar la jornada, el alumnado lo agradecería, la organización del colegio también y nuestros bolsillos como contribuyentes más, pues los recursos humanos se distribuirían más eficientemente. Así por ejemplo un centro tipo de 6 unidades de primaria + 3 de infantil serían atendidos por 9 maestros + 2 apoyos, en total 11, ahorrándonos 3 especialistas actuales. Una escuela no es un instituto y quien así lo crea se equivoca de camino y juega con el alegremente con el presupuesto del país.
    – En cuarto lugar que permanezca un docente todo la jornada con su alumnado no es algo baladí pues puede adaptar el tiempo de trabajo a las necesidades de su alumnado y a las suyas propias de trabajo dentro del aula y esto es fundamental pues un aula no es una fábrica de producción de coches en cadena. En la actualidad los ritmos de trabajo se fraccionan y organizan atendiendo al horario de entrada y salida de especialistas en las aulas, esto es nefasto y perjudicial para el trabajo del maestro y su interacción con el alumnado y ante esto nadie dice nada.
    5- En quinto lugar habría que extender a horario de tarde la actividad escolar en dos días y en él se impartirían las actividades relacionadas con las materias de música-artística y gimnasia, la tercera tarde quedaría para trabajo interno del profesorado y del centro y una cuarta tarde para formación del profesorado. Así el alumnado contaría todavía con tres tardes para actividades extraescolares y deportivas. El periodo escolar a su vez se podría incrementar hasta finales de junio para el alumnado.
    Con este sistema se incrementa sustancialmente el nº. de horas lectivas del sistema sin necesidad de tocar los periodos vacacionales, especialmente el de verano, cuya climatología y unas instalaciones no preparadas hace poco viable su uso escolar.
    6. En sexto lugar el ministerio de Educación debería reasumir ciertas responsabilidades, unificando criterios y no dejando el sistema educativo despendolado en 17 subsistemas. Esto es poco viable, creador de diferencias, económicamente gravoso y desorientador a la hora de fijar criterios educativos comunes. Igualmente se debe avanzar hacia una dirección de centros profesional, es un derroche de recursos y tiempos, el actual sistema hace que las plantillas directivas cambien frecuentemente en el tiempo. Los centros deben tener claro lo que se espera de ellos y no dejar exclusivamente a su arbitrio lo que deben conseguir, en mi opinión la Administración educativa debe marcar muy claramente las premisas a seguir. Hoy día cualquiera habla de educación y hay demasiadas voces, demasiados “técnicos” que no han pisado una escuela y demasiados intereses creados que no tienen que ver nada con la mejora del nivel educativo.
    7- Y en último y séptimo lugar. En la enseñanza secundaria hay que coger el toro por los cuernos y decidir que el alumnado que no tiene capacidad o no quiere debe poder optar a los 15 años, es decir 3º ESO, por encauzarse hacia una formación profesional básica que le permita obtener su título de graduado escolar en secundaria al finalizar 4º ESO y con él acceder al sistema productivo o seguir en el sistema educativo FP.
    Las pruebas PISA se realizan con alumnado de 16 años de edad entre el que se encuentra la bolsa de alumnado que no es capaz o no quiere seguir en el sistema educativo tal y como se contempla, hay que darles una respuesta a estos alumnos y encararlos lo más pronto posible a una formación práctica de cara al mundo laboral, dejando al resto que sigan hacia el bachillerato o FP pero exigiéndoles un alto nivel de cara a la Universidad o a los centros de trabajo.
    En fin, ahí les dejo mis reflexiones producto de aquello que veo y vivo a diario en el aula con mi alumnado y profesorado.

  • Hola Floren:

    Buena respuesta gracias. Es superinteresante.

    Un par de cosas solo:

    1) Tener hermanos en Shanghai es fuerte muestra de clase social: basicamente o bien minoria etnica (para los cuales la politica del hijo unico no se aplica) o bien ser inmigrante ilegal del campo (al no estar registrado, se saltan la politica). Ambos han de correrlacionar fuertemente con el rendimiento escolar. (Hay otras excepciones como si los dos padres son hijos unicos o los dos padres son universitarios pero son mas recientes con lo cual pocos crios de 15 anyos vienen de ellas).

    2) Por tanto, deberiamos de pensar alguna IV o algo asi.

  • Llevo varios dias leyendo este post y pensando en todos esos profesores, de todos los niveles educativos, que intentan hacerlo bien a pesar de que no reciban ningún “refuerzo positivo”, ni económico ni de prestigio social. Las frases que durante la postguerra se aplicaban a los maestros de escuela hoy podrían aplicarse a otros niveles educativos.
    Seguramente los maestros-profesores en China no tengan unas mejores condiciones, pero es que ya se sabe que todo es relativo, y uno se compara con el vecino más próximo.
    Hace un tiempo tuve ocasión de ver este reportaje en la bbc y como docente pensé en qué ocurriría si los “mejores” se dedicaran a la docencia, en España.
    Why do Finland’s schools get the best results?
    http://news.bbc.co.uk/2/hi/8601207.stm

  • Para Mateo.

    Acabo de ver el reportaje de Finlandia, un país que conozco bien. La mañana que salen a esquiar debe ser a finales de mayo porque hay luz solar.
    No hace falta romperse la cabeza. Con una de las frases de uno de los profesores nos sobra: “This is my school. My School is not the politicians school”.

    Al final todo depende de lo mismo: Autoexigencia, responsabilidad y orgullo por los resultados del propio trabajo. Los finlandeses añaden el espíritu gregario de los nórdicos y una pizca de la ya olvidada disciplina rusa. El resultado tiene que ser bueno como lo es aquí cuando se trabaja igual.

    Saludos

Los comentarios están cerrados.