Mujeres y Finanzas

En el blog ya se ha hablado varias veces del conocimiento financiero y su importancia, por ejemplo aquí y aquí. Es indudable que en el entorno de incertidumbre en el que vivimos, las decisiones financieras son muy importantes, y saber seleccionar los productos financieros que adquirimos también. Cada vez hay más países con iniciativas encaminadas a dar educación financiera a la población. En España, por ejemplo, existe el Plan de Educación Financiera, de la CNMV y el Banco de España, con la página web “Finanzas Para Todos”.

Estos programas son muy necesarios, ya que los datos nos dicen que gran parte de la población de muchos países tiene un conocimiento muy básico e insuficiente en muchos casos de conceptos relacionados con el ahorro y la inversión.

Parece ser que esta falta de conocimiento financiero es particularmente importante en el caso de las mujeres. En un artículo reciente Bucher-Koenen et al. utilizan encuestas en las que se pregunta sobre el conocimiento financiero a ciudadanos de Holanda, Alemania y Estados Unidos y encuentran diferencias de género. Por un lado, las mujeres contestan incorrectamente con más frecuencia que los hombres a preguntas sobre conceptos básicos de finanzas y economía, pero también es más probable que contesten que no saben la respuesta a una determinada pregunta.

Para analizar las diferencias de género en España podemos utilizar la Encuesta Financiera de las Familias (EFF), que realiza el Banco de España desde 2002. En la encuesta preguntan al miembro del hogar que toma las decisiones financieras sobre sus activos financieros, los beneficios que obtienen, etc. En la mayoría de hogares (alrededor de un 70%), es un hombre el que responde a la encuesta, pero podemos comparar las respuestas de hombres y mujeres, y en particular podemos comparar el número de veces que responden que no saben la respuesta a preguntas del tipo ¿Qué tipo de interés paga por la hipoteca?, o  ¿Cuánto dinero tiene en esta cuanta bancaria? Esta es una forma distinta de medir el conocimiento financiero, ya que no se realizan preguntas para ver si realmente entienden lo que es el tipo de interés, pero nos da una idea del grado de información con el que toman las decisiones financieras en cada momento.

Debo decir que las mujeres que responden a la encuesta no van a ser representativas de la población de mujeres porque el hecho de contestar ya implica que son ellas las que toman las decisiones financieras en sus hogares y que por lo tanto son ellas las más informadas y estarán mejor informadas que la mujer “media”, pero si aún así encontramos diferencias de género, esto es algo que deberíamos tener muy en cuenta a la hora de pensar en programas para dar formación financiera.

Voy a utilizar la encuesta de 2002 porque dado que la encuesta se repite, en años sucesivos los individuos encuestados pueden prepararse las respuestas, en cambio, en 2002 las preguntas fueron más “inesperadas”.

En la tabla siguiente analizo si el hecho de ser mujer afecta a la probabilidad de contestar que no se sabe la respuesta a al menos una pregunta relacionada con créditos destinados a la compra de vivienda, con otros créditos, con cuentas de ahorro, con cuentas corrientes, y con acciones compradas (en el caso de tenerlas). Los resultados no son muy esperanzadores. Es mucho más probable que una mujer conteste que no sabe la respuesta a alguna de las preguntas de cada categoría que un hombre haga lo mismo, la única excepción son las preguntas relacionadas con cuentas de ahorro, dónde la diferencia no es significativa. Dado que estos resultados podrían ser explicados por diferencias entre hombres y mujeres que no son exclusivamente de “género”, como edad, nivel de estudios…, también incluyo resultados en los que añado estas variables como controles en la regresión. El resultado es el mismo. Después construyo un índice de conocimiento financiero que consiste en la probabilidad de contestar que no sabe la respuesta a alguna de las preguntas de todas las categorías. Aquí también observamos que las mujeres desconocen la respuesta a más preguntas que los hombres. El hecho de ser mujer aumenta la probabilidad de contestar que no saben la respuesta a alguna de las preguntas en más de 8 puntos porcentuales, lo que correspondería a 0.1 desviaciones estándar.

womenfinance
No sé muy bien explicar el porqué de estos resultados, y creo que deberíamos investigar el tema en más profundidad, ya que generan muchas incógnitas: ¿Es debido a la falta de interés, quizás relacionado con diferencias de renta? ¿A la falta de conocimientos matemáticos? ¿Es más fácil que una mujer admita no saber una respuesta que un hombre? Lo que si sé es que deberíamos tenerlo en cuenta a la hora implementar programas destinados a aumentar los conocimientos financieros de la población.

 

Hay 4 comentarios
  • Irma, otra explicación podría de por qué las mujeres tienen menos conocimiento financiero podría ser "overconfidence ", otra forma de ver tu hipótesis de que "resulta más fácil para la mujer reconocer no saber una respuesta".
    Puede ser que hombres y mujeres desconozcan los detalles de sus finanzas, pero que los hombres porque pueden "sentirse más seguros" se atrevan a contestar e intentar aproximar, mientras que la mujer "menos segura" con el tema finanzas conteste "no sabe". La EFF, si no estoy mal informada, no contrasta las respuestas con la realidad, con lo cual no sabemos si aquellos que contestan, dicen la respuesta correcta o no. Si hubiera este doble "check", sería interesante ver las respuestas correctas, y ver si es un tema de habilidad, de overconfidence o una combinación de varios factores como los que ponen incluyendo o no habilidad y overconfidence. De todos modos, el hecho que educación no haga variar la relación (betas muy parecidos para el coeficiente mujer) favorece la idea del overconfidence (versus el efecto del factor habilidad).
    Para comprobar, si la razón que "le resulta más fácil admitir que no sabe" viene inducida por el nivel de seguridad, entonces se podrían comparar respuestas "no sabe", en ámbitos de la encuesta en que la mujer tiene más/menos nivel de seguridad (overconfidence), asumiendo, claro está, que el nivel de confianza o seguridad varia en función del ámbito (o tipo de acciones o tareas).

    • Hola Helena, tienes toda la razón, y es lo que tenía en mente al hablar de que puede ser que resulte más fácil a las mujeres admitir que no saben una respuesta. La EFF no comprueba estas informaciones, algo que tal como dices sería muy interesante. Creo que el "overconfidence" puede explicar muchas de las diferencias de género: en ascensos, salarios, incluso en el mundo académico. Gracias por tu aportación.

  • Yo creo que en igualdad de condiciones es el hombre el que se suele ocupar de estas tareas. Pero entonces, cuando uno se ocupa, lo normal es que adquiera más conocimientos que el que no lo hace. Así que creo que lo suyo sería hacer la comparación en hogares unipersonales o uniparentales, si es que hay datos suficientes, que supongo que no.

    • Hola Irene, muchas gracias por tu comentario. Supongo que habrá pocos hogares uniparentales, pero de todas maneras, las mujeres que toman estas decisiones en la EFF también deben adquirir más conocimientos con el tiempo, igual que los hombres, así que las diferencias que observamos deben tener otra causa.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad