- Nada es Gratis - http://nadaesgratis.es -

NEG-Consejos para participar en el Mercado de Trabajo Académico de Economía (II): La Entrevista

De Pedro Rey Biel  (@pedroreybiel)

Como prometí en mi anterior entrada sobre el mercado de trabajo académico, aprovecho la vuelta del verano para continuar dando consejos, en este caso sobre la entrevista de trabajo. Para quienes vayan al mercado este invierno, es ya momento de tener pulido el "job market paper" y pensar en cómo venderlo de forma oral, tanto en entrevistas formales como en encuentros casuales con cualquiera con quien tengáis ocasión de hacerlo. En el mismo espíritu de esta entrada, y aprovechando el lanzamiento del nuevo mercado europeo para economistas, una de las candidatas que más éxito tuvieron en el mercado académico el año pasado, Michela Carlana (conocida por los lectores de NeG, pues precisamente nos contó su job market paper en este post), ha recopilado una serie de consejos especialmente adecuados para estudiantes europeos en el mercado de trabajo, que recomiendo leais aquí. No obstante, espero tener algunas cosas que aportar especificamente sobre la entrevista, que quizá resulten útiles no sólo para quien busca un trabajo académico (en todo caso, aquí tienes buenos consejos generales para entrevistas de trabajo).

1.La primera impresión importa...!mucho!. En muchos de los comités de selección en los que he participado, la decisón sobre si invitar al candiato a dar un seminario en nuestra institución (que es tu objetivo en este momento), no variaba mucho de la primera impresión percibida en los primeros 30 segundos de entrevista... incluso me atrevería a decir que era casi la misma que la impresión causada simplemente al entrar por la puerta. Muéstrate agradable, sonriente, agradecido de tener la oportunidad de contar ésto tan interesante en lo que has trabajado durante cinco años. Mira a todos a los ojos, da un apretón de manos firme (!sin pasarte!), demostrando seguridad (!no me importa lo nervioso que estés!). Lleva ropa formal, sin estridencias, con la que te sientas cómodo (prueba a llevar el traje o el vestido tres o cuatro días antes...!que no parezca que estás de boda!). Lo más importante: disfruta de que te escuchen, y hazles disfrutar con tu trabajo.

2.Vende tu investigación de lo más general a lo más particular. La primera pregunta de la entrevista será, casi con seguridad: "Háblanos de tu job market paper". Ahí es donde tienes que recordar la estructura básica: qué haces/ por qué es interesante y novedoso/ qué encuentras. Una metáfora útil es que recuerdes el comienzo de los westerns de John Ford: plano general del desierto, plano más cercano de un vaquero a caballo, plano americano del vaquero, plano de la cara del vaquero. Es decir, empieza por algo muy general e interesante para todos, y poco a poco ve motivándoles de manera natural a que se interesen por lo concreto de tu pregunta particular de investigación. Haz que resulte completamente lógico deducir que en lo que tú has trabajado era obvio que era el aspecto más original e importante de esa pregunta general que todos reconocemos como interesante.

3.No te creas que los demás entienden y saben valorar tu investigación. Que te hayan llamado para entrevistarte está muy bien (!enhorabunea!), pero sólo quiere decir que has pasado un primer filtro. Probablemente la institución en la que has estudiado o quién firme tus cartas de recomendación ha influido más que tu propio job market paper en que hayas conseguido la entrevista. Idealmente, tus interlocutores se habrán leído tu artículo pero, siendo realistas, pocos habrán pasado del abstract y como mucho de la introducción. Por tanto, toca empezar de cero. Debes tener memorizada la respuesta a "¿en qué trabajas?" de forma natural, sin sonar robótico, en versiones de 2, 5 y 10 minutos, así que empieza por lo más general e intenta atrapar a los interlocutores con más detalles sin que se pierdan. No dejes de prácticar tus primeros 5 minutos de entrevista (o de encuentro informal con quien sea que te pregunte en qué trabajas).  Prueba distintas estructuras con distintas personas y pídeles que, después de tus 5 minutos, te cuenten a tí lo que han entendido sobre de qué va tu investigación. Usa este feedback para ir cambiando la estructura hasta encontrar la forma más comprensible e intuitiva de contarlo. No pares de practicar hasta que todos tus amigos y familiares no sólo se enteren sino que lo encuentren fascinante. Te puedo asegurar que, catorce años después, aún puedo repetir la versión final de mis cinco minutos iniciales... !y hacerla parecer fresca!

4.Ponte en los pies de quien te entrevista. Por muy listos que sean, tus interlocutores habrán hecho otras 15 entrevistas el mismo día (y las que les quedan), estarán cansados, y probablemente no sean de tu misma área de investigación, por lo que se sentirán inseguros por demostrar delante de sus colegas que igual no entienden de lo que estás hablando (o enfadados porque no se entreviste a otro candidato de su área en lugar de a tí). Comprende la situación y haz que en los siguientes 30 minutos se sientan cómodos e interesados porque pueden seguirte. En mi experiencia, los candidatos siempre sobreestiman el nivel de comprensión de los demás. Cuando ensayes, tu mejor aliado es la abuela del pueblo que no tiene estudios. Si consigues que ella se entere y se interese, entonces estás en el nivel adecuado. !Practica con ella! Obviamente, en algún momento de la entrevista tendrás que ponerte técnico y demostrar que tu trabajo no es una obviedad, pero cuando lo hagas que sea breve y que sirva para dar señales a los especialistas. Usa algunas palabras técnicas claves, pero sin pasarte, y pudiendo explicarlas si viene a cuento, pero sin perder del todo a los demás.

5.Anticipa las preguntas que te van a hacer. Las entrevistas son en general muy standard. Por ello, debes preparar respuestas (!No robóticas pero sí pensadas de antemano!) a las preguntas más frecuentes: ¿en qué area de investigación te ves trabajando en los próximos 3 años? (demuestra que tienes más de una idea, probablemente relacionada con lo que has trabajado, pero enseña de manera informada hacia dónde va tu investigación y por qué), ¿cómo se te ocurrió la idea para tu job market paper? (elabora una historia real sobre tu aportación, que vaya más hayá de decir que se le ocurrió a tu supervisor), ¿por qué te gustaría trabajar en nuestro departamento? (echa un vistazo a los cv de todos los que podrían entrevistarte buscando puntos de conexión e interés con tu trabajo, destaca sus cualidades, no sólo académicas, sino tambien de su universidad, como la localización geográfica, la especialización en un área, etc.), ¿de qué te gustaría dar clase? (respuesta: de todo a nivel de grado, aunque estarías más cómodo en ésta o en ésta asignatura, y prepara respuestas sobre cursos de postgrado especializados en tu área), ¿tienes preguntas para nosotros? (respuesta: "si., aunque he hecho mis deberes y me he estudiado vuestra web, me gustaría saber un poco más sobre los seminarios formales/informales del departamento, los programas de ayuda a los profesores recién incorporados",... o cualquier otra cosa relevante...!no te quedes callado, porque darás imagen de que tú no estás interesado). Por último, anticipa también que ellos quieren invitar a alguien que les va a decir que sí cuando se le haga una oferta, y por tanto, da todas las señales posibles (que sean ciertas...y más importante, creíbles) de que te interesa realmente el lugar que te entrevista.

Espero que estas breves ideas te sirvan para dejar de obsesionarte con reescribir tu job market paper (si aún estás reescribiendo, seguro que te vendrá bien leer ésto), y te ayuden a empezar a centrarte en cómo explicarlo. En la próxima entrada, si os parece, háblamos de cómo prepararse para la visita a las universidades para dar un seminario. Muchos ánimos y... !nos vemos en Diciembre en Madrid!