- Nada es Gratis - https://nadaesgratis.es -

Subir los impuestos

Todo parece indicar que el impuesto sobre la renta va a subir para los más ricos. El gobierno define ricos aquellos que ganan (por rentas del trabajo) más de 120.000 euros. El argumento es simple. Tenemos un problema de déficit y los que más tienen (como, según El País, dice el presidente) deben ayudar a solucionarlo. En este post solo pretendo analizar cuantos impuestos pagan (hoy en día) aquellos que ganan más de 120.000 euros y cuales pueden ser las consecuencias de subirlos.

Pero antes de pasar al análisis, me gustaría aclarar que no siempre es el caso que los más ganan son los que más tienen (sobre todo al referirnos a las rentas del trabajo) ya que la mayor parte de las rentas de los que más tienen son rentas del capital. Aclarado este punto, pasemos a responder la pregunta de cuánto pagan aquellos que ganan 120.000 euros.

Imaginemos dos madrileños solteros y sin cargas familiares. Uno cobra 12.000 euros y otro 120.000. El segundo es considerado rico por el presidente y cobra 10 veces más que el primero. ¿Cuántas veces más impuestos debería pagar el segundo en relación a los pagados por el primero? La respuesta creo sorprenderá a algunos. Según el programa que suministra la agencia tributaria el rico pagaría 85 veces más impuestos (por cierto, esta comparación me la sugirió un amigo mío; gracias). De todas formas, si cargarle 85 veces más impuestos al rico solo fuese una cuestión moral sobre si estos tienen que pagar más o menos impuestos, este post no tendría sentido. El problema es que este alto nivel de progresividad crea unas distorsiones a los incentivos a trabajar bastante considerables.

El otro día Jesús comentaba sobre algunos trabajos que documentaban que la elasticidad de oferta de trabajo es algo mayor de lo que se pensaba (incluso usando estudios micro). Aunque los trabajos que comentaba Jesús son buenos y relevantes, yo creo que este “survey” de Michael Keane hace un mejor trabajo describiendo la evolución de las estimaciones. La conclusión de Michael es que si tenemos en cuenta decisiones de capital humano y ahorro, la elasticidad estimada se encuentra muy por encima de 0.5 y cerca del 0.7 (véase la página 95 de dicho trabajo). Con este estimado de la elasticidad, usando el modelo de Saez et. al (2009) (descrito en el mismo “survey” pagina 5) y asumiendo una dispersión de la renta en el tramo superior parecido al americano, vemos que subir el marginal por encima del 43% (casualmente donde está ahora) puede reducir la recaudación por los efectos en la oferta de trabajo que arriba comentaba.