Los Problemas de Grecia pueden ser nuestros Problemas

Grecia está teniendo muchos problemas para poder pagar su deuda pública. Tanto es así que Standard & Poors ha amenazado a las autoridades griegas a rebajar el “rating” de su deuda de A- and BBB+. La agencia de “rating” no cree que lo planes del gobierno griego sean creíbles o suficientes (o ambos) para solucionar los problemas estructurales de déficit publico que el país tiene. Desde la amenaza (los de Standard & Poors lo llaman “credit watch”) el diferencial de la deuda griega a 10 años con respecto a la deuda alemana con la misma madurez ha subido casi 100 puntos básicos y se encuentra solo unos 50 puntos básicos por debajo de los niveles que alcanzo en lo más álgido de la crisis (gráfico 1).

european_bond_spreads-1
Gráfico 1

¿Por qué nos debe preocupar todo esto? Yo creo que hay dos razones fundamentales. Primero, aunque el diferencial de nuestra deuda con respecto a la alemana es mucho menor que el caso griego, Standard & Poors tampoco acaba de estar muy convencida de los planes de nuestro gobierno para atajar el déficit público. Por eso también estamos en un “credit watch” con lo que debemos esperar que el diferencial comience a subir en el corto plazo (sino es que el gobierno nos sorprende con algo realmente nuevo). Parece que a los analistas de Standard & Poors no les ha gustado mucho que el gobierno haya regalado 10.000 millones a las autonomías, que sigamos pensando en planes E, que el superávit de la Seguridad Social siga enmascarando el verdadero déficit, y que no seamos capaces de reformar nuestros sistema de pensiones y sanidad (que son nuestro verdadero problema).

Sobre este ultimo punto véase este articulo en el economista en el que se rumorea que, de nuevo, los partidos políticos no se han atrevido a proponer que se utilice toda la vida laboral para computar las pensiones (y de esto no se puede hacer solo culpable a los actuales gobernantes. Hace tiempo que sabemos que esto es un problema, pero nadie parece tener narices para solucionarlo de verdad…o puede que los incentivos que la democracia moderna da a los gobernantes para hacer reformas dolorosas no sean los mejores 😉 )

Segundo, porque mucho me temo que hay algunos efectos contagio en estos mercados. El diferencial de la deuda Irlandesa se ha disparado estos últimos días a la vez que el diferencial griego. Pero mientras que los griegos no tienen un plan firme para bajar el déficit, el gobierno Irlandés propone recortes en gasto corriente (incluidos recortes en salarios de funcionarios), bajadas en las transferencias por desempleo y algunas otras medidas. Pero a pesar de todo eso, su diferencial ha subido. Si nos fijamos detenidamente en el gráfico, vemos como desde principios de noviembre el diferencial Irlandés ha subido unos 50 puntos básicos.

El efecto contagio con España parece ser menos dramático, pero ahí esta. Desde que el diferencial griego se disparó los diferenciales de España, Inglaterra, e Italia han subido (aunque no de forma tan acusada como el caso Irlandés). Por eso me temo que si Grecia llegar a declararse insolvente el coste de financiar la deuda española se nos iría de las manos poniendo aun mas presión en nuestras deterioradas cuentas públicas.

De esta forma, sino solucionamos nuestros problemas de déficit publico (los de corto plazo relacionados con la crisis y la financiación autonómica y los de largo relacionados con las pensiones y la sanidad) nos podemos ver metidos en un grave problema por dos razones. Primero porque S&P puede rebajar nuestra calificación de nuevo y segundo porque parece que hay estados europeos con bastantes problemas que pueden hacer aumentar el coste de financiar nuestra deuda de forma indirecta.

Hay 1 comentarios

Los comentarios están cerrados.