De Brotes Verdes y Déficits Fiscales

A finales del 2010 las cosas pintaban bastante bien para la economía estadunidense. Casi todas las predicciones indicaban un repunte para el 2011 y un despegue final para el 2012. Esas mismas predicciones apuntaban a que el desempleo rozaría el 8 ciento hacia finales del año en el que nos encontramos.

Pero esas predicciones no han llegado a concretarse. La economía americana ha tenido tasas de crecimiento desesperanzadoras en los dos primeros trimestres del 2011 y el desempleo sigue alrededor del 9 por ciento. El terremoto, y consecuente crisis nuclear, japonés fue el principio de un verano, y luego un principio de otoño, desastrosos que, alimentados por la incertidumbres sobre el futuro Griego y sus consecuencias sobre el sector bancario europeo y las luchas entre republicanos y demócratas sobre el techo de la deuda, parecían ser el inicio de una nueva recesión. El temido “double dip.”

Este conato de recesión ha tenido consecuencias graves sobre diversos actores económicos. Quizás el más importante damnificado haya sido la propia Reserva Federal.  Las ultimas reuniones del comité de política monetaria han puesto de manifiesto que el comité no tiene una visión única y clara sobre cuales son los problemas que están afectando a la economía americana y las posibles recetas que nos pueden llevar a su resolución. Estas desavenencias han tenido, y tienen, consecuencias negativas sobre la probabilidad que el mercado asigna a que la reserva federal tenga la receta adecuada a como sacarnos de la crisis. Los efectos sobre los índices bursátiles del anuncio de la operación Twist fueron un claro indicador de lo que acabo de mencionar.

Pero este no es tema que quería destacar. Estados Unidos es el paraíso para aquellos que amamos y vivimos de los datos. Además, hay bastantes empresas que se dedican a procesarlos y, después de añadirles valor, venderlos. Uno de los ejemplos que mas me gusta es macroadvisers.com. Esta empresa genera un indicador adelantado al dato de crecimiento del producto interior bruto del trimestre corriente y el siguiente que tiene bastante reputación. Después de varios meses de caída libre el indicador parece estar remontando el vuelo. Al principio del tercer trimestre del 2011 Macroeconomic Advisers predecía un crecimiento trimestral cercano al 4 por ciento. Este era en el lejano Julio (y antes incluso de que supiésemos que el crecimiento durante el segundo trimestre había sido tan malo). El verano fue tan desalentador que a mediados de septiembre el indicador había caído a cotas cercanas al 1.5 por ciento. Un verdadero desastre después de los dos primeros trimestres. Fue en este momento cuando la probabilidad de una doble recesión fue máxima. Las últimas cuatro semanas han cambiado las cosas sustancialmente. En estos momentos Macroeconomic Advisers está prediciendo números cercanos al 2.5 por ciento para el tercer y cuarto trimestre.

Después de 12 semanas en las que los brotes verdes que aparecieran hacia el final del 2010 se marchitaran, estos han vuelto a surgir en las cuatro últimas. Esperemos que sea para quedarse.

Esto es importante para la economía española. Pequeña y dependiente del exterior para su crecimiento, esta recaída de la economía mundial ha tenido consecuencias muy negativas sobre nuestra actividad económica. Como se puede ver en el indicador de actividad económica Fedea el 2011 ha sido un verdadero desastre. Esperemos que estos brotes verdes se expandan también por nuestras tierras y la recaudación fiscal repunte algo antes de final de año. Tenemos que cumplir el objetivo de 6 por ciento de déficit como sea. De no ser así, las consecuencias, en mi opinión, podrían ser muy negativas.

Hay 2 comentarios

Los comentarios están cerrados.