El nuevo sistema de precios para la electricidad (I): Entre la tarifa gusiluz y la tarifa batamanta

El nuevo sistema de precios para la electricidad (I): Entre la tarifa gusiluz y la tarifa batamanta

El Ministerio de Industria ha anunciado un nuevo sistema de fijación de precios de la electricidad para los hogares que entrará en funcionamiento el 1 de abril. Este cambio forma parte de la transformación del sector eléctrico que el gobierno está llevando a cabo por fascículos. No parece, sin embargo, que estos fascículos fueran diseñados como parte de un mismo volumen. El que nos ocupa es más bien la reacción al ridículo espectáculo que conllevó el incremento en los precios de la subasta CESUR del pasado diciembre y contó con la inestimable colaboración de la CNMC. ¿En qué consiste este nuevo sistema? ¿Será beneficioso para los consumidores?

El título de esta entrada será familiar a los espectadores de El Intermedio. El pasado 13 de febrero explicaron en que iba a consistir el nuevo sistema en una recreación que reproduzco a continuación y que vale la pena ver.

Los consumidores pagaremos por la electricidad un precio por kwh que variará con el precio en el mercado mayorista (pool). El precio del pool se fija en intervalos de una hora, lo que significa que los consumidores pagaremos un precio que será distinto cada hora del día y entre días. Sin embargo, para beneficiarnos de esta nueva tarifa deberemos tener un contador inteligente, que mida no solo el consumo sino también cuando se consume. Actualmente existen cerca de 7 millones de estos contadores aunque aparentemente solo unos 4 millones pueden ya facturar por horas. La previsión es que el sistema esté implantado en 2018 para todos los hogares.

Cuando oí esta propuesta debo reconocer que mi primera reacción fue parecida a la del gag de arriba. Eché un vistazo al manual de instrucciones de mi lavadora para ver si se podía programar para que se encendiera a las 4 de la madrugada (para los que quieran saberlo, sí, sí que se puede). Y es que para la mayor parte de los consumidores se va a hacer difícil entender, al menos al principio, por qué debemos vivir pendientes del precio horario de la electricidad, que puede fluctuar notablemente.

¿Qué efecto puede tener este cambio en la tarificación sobre la factura de los hogares? Pongamos un ejemplo. El viernes 14 de febrero, poner la lavadora a las 5 de la tarde costaba €1 MWh en el mercado mayorista mientras que ponerla a las 8 costaba €7 MWh. Sin embargo, una lavadora (que es el 8% del gasto en electricidad de un hogar medio) de eficiencia energética A tiene un coste medio ponderado de 1Kwh (o 0,001 MWh). Poner la lavadora una vez a la hora equivocada multiplicaría el coste por 7 que es una variación extraordinaria en términos porcentuales, pero para un hogar sería poco relevante, dado que estamos hablando de importes minúsculos aún si añadimos impuestos, etc. Lo que encarecería nuestra factura es si nuestros hábitos implicaran poner la lavadora siempre cuando el precio es alto y no tuviéramos posibilidad de cambiarlos.

precio horario electricidad
Fuente: OMIE

Por otro lado, la diferencia en el precio entre días también puede ser espectacular. Así, el lunes 17 de febrero el precio del MWh era de €37 a las 5 de la tarde y €99 a las 8. No es un error. ¡Comparado con el día 14, el precio a las 5 de la tarde era 37 veces mayor! ¿Cuántos hogares habrían anticipado este cambio?

precio horario electricidad170214
Fuente: OMIE

En cualquier caso, no hay motivo para obligar a que los consumidores tengan que soportar sí o sí estas variaciones en el precio. A diferencia de lo que pueda parecer, ignorar los precios y mantener el mismo consumo que con el precio constante no será para muchos hogares una opción razonable puesto que no garantiza facturas más bajas aún siendo el precio medio inferior al de la tarifa actual. Dependerá de si el perfil de consumo del hogar se parece al del usuario promedio o si usa más energía en horas donde la electricidad es más cara. La evidencia sobre estos efectos redistributivos la discutiré en la segunda parte de esta entrada.

La alternativa que propone el Ministerio para eliminar las fluctuaciones, la obligación de que las empresas oferten una tarifa con precio fijo y permanencia de un año, da que pensar porque si se tiene que obligar es que no está en el interés de las empresas en el mercado o potenciales entrantes el hacerlo. Por ello, en lugar de imponer obligaciones se debería promover una legislación que facilite que las comercializadoras quieran informarse acerca de las necesidades de los diferentes segmentos de consumidores y ofrezcan tarifas adaptadas a sus necesidades, como sucedería con cualquier otro seguro. Además, de la misma manera que existen tarifas de móvil con tramos horarios (mañana contra tarde) parece razonable que muchos hogares que no toman sus decisiones mediante modelos econométricos deseen una tarifa con, por ejemplo, dos precios: un precio más bajo por la noche (a partir de las 11, por ejemplo) y los fines de semana y uno más alto durante el resto del día. Esta tarifa les protegería de variaciones no solo dentro de un día sino también entre días. Esta tarifa “time-of-use” es habitual para empresas desde hace años en muchos países. Estudios como Borenstein (2007) (aquí el documento de trabajo) muestran que este tipo de tarifa tiene un efecto sobre el precio que paga un usuario parecido al que observaríamos con la tarificación por horas.

Este cambio, además es un buen ejemplo de porque hacer una reforma por fascículos, sin planificar toda la serie, puede conllevar a contradicciones entre ellos. Lo que hace el mercado de la electricidad complicado es el hecho de que su almacenaje es muy costoso, más allá de casos muy puntuales como las centrales hidroeléctricas reversibles. Si el almacenaje fuera barato y existiera en gran capacidad, el mix energético sería muy sencillo, y se buscarían aquellas tecnologías con costes marginales más baratos en detrimento de aquellas que ahora son esenciales para cubrir picos de demanda. Y ¿por qué es importante eso para el tema que nos ocupa? Pues precisamente porque este almacenaje barato está llegando a nuestras casas en forma de coches eléctricos y que en unos años (ver este artículo de The Economist) los hogares podrían explotar proporcionando electricidad a la red en horas punta cuando no usan su vehículo (y cobrando el precio de mercado por ello, claro) y cargándolo en horas donde la energía es barata. Este y otro tipo de inversiones que pueden mejorar el funcionamiento del mercado y tender hacia la red inteligente (smart grid) se pueden ver afectadas por el palo que la anterior reforma dio al autoconsumo incrementando significativamente su coste.

En cualquier caso, la fluctuación en el precio de la electricidad no será el problema para la mayor parte de los hogares, que no tendremos contadores inteligentes antes del 1 de abril. Aquellos hogares que no tengan modelos econométricos sofisticados para predecir el precio de la electricidad (que sospecho que somos la mayoría) al principio de cada periodo de tarificación van a consumir electricidad sin saber qué precio están pagando, algo que se les hará saber en su factura y que será la media del precio mayorista del periodo. En otras palabras, el precio que un usuario pague el primer día dependerá en la misma medida de la cotización de la energia ese día y cualquier otro día del periodo y que por tanto no conoce. No se me ocurre ningún otro mercado donde esto suceda y es un efecto muy desafortunado de esta reforma del que no se habla. Aunque los hogares paguen en promedio menos que con la subasta CESUR estarán sujetos a la incertidumbre sobre el precio que esa subasta eliminaba. Así, el motivo esgrimido para su eliminación me parece un poco simplista. Después de barajar la posibilidad de hacer la subasta mensual, ahora se ha argumentado que no tiene sentido porque hay intermediarios que se benefician de ella y el consumidor termina pagándolo. Aunque eso pueda ser cierto, los intermediarios se benefician de su trabajo en todo mercado pero no los queremos eliminar si proporcionan valor. Como discutíamos en una entrada anterior el problema de la subasta CESUR era otro.

En la segunda parte de esta entrada discutiré la evidencia académica acerca de la tarificación horaria que veremos a partir del día 1 de abril.

Hay 37 comentarios
  • Sólo dos cosicas.

    1) Me has pillado fuera de juego con la discriminación horaria. No sé si hay tarifa con discriminación horaria para los hogares, pero antiguamente sí la había. En el mercado libre, Iberdrola ofrece el Plan Hogar Día y Noche.

    https://www.iberdrola.es/clientes/hogar/luz/menos-10kw/plan-hogar-dia-noche

    2) No me parece correcto que un usuario doméstico vierta energía a la red y cobre por ella el «precio de mercado», entendiendo por tal el precio minorista de la luz. Dejando aparte el coste de llevar la electricidad del productor al consumidor (incluidos los gastos de gestión), el precio minorista incluye conceptos que no están relacionados con la producción, transporte y distribución de la energía eléctrica como, por ejemplo, las primas al Régimen Especial y el subsidio a la producción eléctrica en las islas y en las ciudades autónomas. Para mí, ése es el gran fraude del balance neto, ya que la distribución viene a costar cuatro o cinco mil millones de euros al año, mientras que las primas vienen a ser el doble (a falta de conocer el impacto de las últimas reformas).

    • Perdón, se me había olvidado que el precio de la luz tiene un término fijo y otro variable. Obviamente, conceptos como las primas al R. E. y el subsidio al consumo extrapeninsular deben ir al término fijo, aunque la UNEF propone lo contrario en el caso de las primas:

      http://unef.es/descargas/?did=2161

      Sigue siendo cierto que la comercializadora debe ser retribuida por la distribución (entiendo que es razonable suponer que la red de transporte no se ve afectada), que sospecho va al término variable.

    • Oscar,
      Efectivamente, la tarifa nocturna hace muchos años que existe. Es imprescindible, por ejemplo, para los hogares que tienen calefacción por acumuladores eléctricos nocturnos. El problema es que a falta de contadores inteligentes requería una instalación específica. Con los nuevos contadores no haría falta.
      En cuanto al “precio de mercado” que mencionas, no tenía en mente necesariamente el precio minorista. Como en cualquier infraestructura, sea cual sea el precio que se tome como referencia, éste debe tener en cuenta una tasa de acceso. Cómo determinar esa tasa es algo que la literatura sobre mercados liberalizados lleva años estudiando y que sería parte del debate sobre como implementarlo.

  • Hola Gerard, en muchas ocasiones estamos de acuerdo, pero en ésta no del todo. Así que expongo mis argumentos que en buena parte ya conoces:
    Creo que hay que separar dos cuestiones: la eliminación de la Subasta CESUR y el mecanismo concreto que la va a sustituir. Sobre la segunda cuestión, se puede discutir sobre las ventajas e inconvenientes de las alternativas. Pero sobre la eliminación de la CESUR creo que no hay duda: estaba encareciendo la electricidad de forma injustificada, y obligaba a todos los consumidores (independientemente de sus actitudes frente al riesgo) a comprar el aseguramiento que ofrecían las CESUR.
    Sobre el nuevo mecanismo de precios, algunos comentarios:
    – Para los consumidores sin contadores horarios, la factura eléctrica va a reducirse en la porque frente al mercado diario, cuyos precios ahora van a pagar, la CESUR incorporaba primas del 15%. No hace falta que conozcan el precio. ¿O es que acaso ahora sabemos el precio de la electricidad cada trimestre? Yo desde luego no. En cualquier caso, de nada nos servirá conocer el precio, éste será el mismo para todas las horas del día.
    – Para los consumidores con contadores horarios, efectivamente el nuevo sistema puede provocar que algún consumidor pague más si su consumo se concentra en horas de mayor precio, frente al del consumidor representativo. Pero si es así, es correcto que pague más porque su consumo genera costes mayores al sistema; antes, estaba recibiendo subvenciones del consumidor representativo.

    • Natalia,
      No puedo estar de acuerdo con la idea de que los consumidores sin contadores inteligentes no necesiten saber el precio. ¿Si se anuncia que la tarifa para el siguiente trimestre subirá un 2.3% crees que realmente no lo tomarán en consideración a la hora de decidir si ponen el aire acondicionado o no? Con el nuevo sistema no sabrán cuanto les cuesta. Y no se trata de que les cueste lo mismo a todas horas, se trata de que hay veces que la gente puede decidir consumir más o menos y eso depende del precio. Como en cualquier otro bien.

      • Gerard,

        Sí es cierto que podrían consumir menos (y pagarían menos), pero no tienen por qué hacerlo de manera eficiente (esto es reducir su consumo en las horas en la que el precio de la electricidad es alto). En cualquier caso, el Operador del Mercado publica los precios de cada día el día anterior (http://www.omie.es/files/flash/ResultadosMercado.swf) y por tanto, los consumidores con el mecanismo propuesto pueden también adecuar el consumo (y además de manera eficiente).

        • Ana,
          Soy perfectamente consciente de que OMIE publica los precios de la subasta del día siguiente (son los que utilizo en mis gráficos, por ejemplo). La idea que los economistas tenemos de lo que es eficiente a menudo utiliza como referencia el mundo en que no existen costes de informarse. Cuando estos existen y pueden ser muy altos en algunos casos, imponer la obligación de que los agentes se informen a cualquier coste o tomen decisiones sin la información necesaria es obviamente ineficiente. Por ello, se debe buscar un sistema en que, por ejemplo, la gente con costes bajos de informarse consulte la página de OMIE todos los días si así lo desea y esté sujeta a la tarificación en tiempo real mientras aquellos consumidores cuyos costes de informarse son mas altos puedan tener una tarifa que les permite ajustar su consumo y su factura de manera más predecible. En este último caso quizás terminan pagando más, pero el ahorro en costes de información les puede compensar. ¿Es eso ineficiente? Creo que no.

          • Yo creo que van a surgir innovaciones que reduzcan mucho el coste de obtener esa información que menciona Gerard. Sin duda será así cuando lo electrodomésticos, calentadores y acumuladores, termostatos, recargadores de las baterías de los coches, etc. incorporen automatismos con el precio. En ese caso no tendremos ni siquiera que estar informados. Además, espero que a medida que se vayan mejorando, los contadores muestren en la pantalla información con el precio real sin necesidad de consultar OMIE.

      • Efectivamente. Pero si baja es la elasticidad entre horas, más baja todavía es la elasticidad-precio. Por ejemplo, si tengo que poner una lavadora al día no tengo más remedio que consumir esa electricidad, aunque podré decidir a qué hora la quiero poner. Lo que quiero decir es que, con una tarifa plana, el consumo variaría bien poco aunque el consumidor conociera el precio. En cualquier caso, todo esto son cuestiones empíricas…y al menos una buena noticia del nuevo sistema es que tendremos (si nos dan acceso a ella) mucha información para investigar el comportamiento del consumo y así los beneficios reales del nuevo sistema.

  • [CONT]
    …El sector eléctrico es distinto a otros porque el coste marginal varían hora a hora, y por tanto también debiera variar hora a hora su precio.
    – Además, a diferencia de lo que ocurre con tarifas planas, ese consumidor ahora tendrá los incentivos correctos a desplazar su consumo de horas de mayor precio (que también es cuando el coste de producir esa electricidad es mayor) a las de menor precio. Esto no sólo reducirá los costes del suministro, sino que además contribuirá a la reducción de las puntas de demanda, y así a la capacidad de generación necesaria para asegurar la garantía de suministro. Este comportamiento también mitigará el poder de mercado.
    – No se le obliga a ningún consumidor a nada. Quienes prefieran precios estables aunque más altos, podrán contratarlos- pero que no se nos escape que estas ofertas planas introducirán ineficiencias en el consumo y así en el sistema. Está por ver si la competencia entre los comercializadores es lo suficientemente intensa como asegurar que estas ofertas son competitivas. Se me escapa porqué la obligación de contratos anuales, y no trimestrales, que incluirían primas de riesgo menores. En cualquier caso, la mera opción para el consumidores de pagar los menores aunque volátiles precios del mercado diario constituirá una buena disciplina para la competencia minorista.
    – Cuán grande sea la elasticidad inter-temporal de la demanda de los hogares está por ver….

    • Natalia,
      Gracias por tus comentarios. Como sabes por mi entrada de mañana, muchos de los puntos que analizas aquí son cosas con las que coincido y discuto mañana a la luz de la literatura sobre la tarificación en tiempo real. Por ese motivo he decidido no entrar en estos temas en mi entrada de hoy. Sin embargo, la evidencia muestra que algunos de los efectos que mencionas son en la práctica poco significativos y, más importante, todo parece indicar que la tarificación en tiempo real no ofrece ventajas reales en comparación con la tarifa por tramos horarios, algo que como Oscar84 en un comentario arriba menciona ya existe, y que con los contadores inteligentes se podría generalizar. Lo que si ofrece la tarificación en tiempo real es un coste de información mucho mayor y, desde mi punto de vista, no está claro que a todo el mundo le vaya a compensar. En cualquier caso, yo no propongo ni un precio fijo único ni volver a la subasta CESUR sino la posibilidad de que existan diferentes tarifas a las que un usuario se pueda acoger: tarificación en tiempo real, precio fijo o tarificación por tramos horarios, etc.

  • [CONT]
    …pero creo que irá en aumento a medida que surjan automatismos p.e. en los termostatos que permitan ajustar la temperatura del hogar a los precios de mercado, o incluso como dices, a medida que se generaliza el coche eléctrico. Y sin duda, a medida que aumenta la disparidad de precios entre horas por la mayor presencia de energías renovables en el mix.

    En cualquier caso, bienvenido sea el debate, y esperamos con ganas tu segunda entrega (aunque sea por fascículos…)
    Un abrazo,
    Natalia

  • Buenos días,

    Me gustaría resaltar que la facturación se realiza con carácter general cada dos meses. Por tanto, aunque el precio sea horario al consumidor se le va aplicar el precio medio aritmético de dos meses multiplicado por un perfil de consumo (cociente entre precio spot ponderado por la demanda y precio spot aritmético). Dicho perfil de consumo, si el consumidor no tiene equipos de telemedida será el perfil estándar (el perfil medio de los consumidores sin equipo de telemedida) o si tiene equipo de telemedida será el perfil propio. Por tanto, el consumidor no va a percibir una variación horaria sino bimestral (las CESUR se realizaban trimestralmente y por tanto, los precios incorporados en la facturas bimestrales variaban trimestralmente).

    Lo que distingue este mecanismo del anterior es que el propuesto fija la tarifa con precios spot y el anterior con precios a plazo. Los precios a plazo (en particular, los precios CESUR) no son más que una expectativa del precio medios aritméticos para un determinado periodo. Lo que ocurrió con estos precios a plazo es que fueron sistemáticamente superiores a los precios spot medios. Asimismo, los precios CESUR para la fijación de la TUR se multiplicaban también por los perfiles de consumo estándar. Una de las ventajas incuestionables del mecanismo actual respecto al de fijación ex ante del precio es que permite a aquellos consumidores con equipo de demanda gestionar su consumo.

    • Ana,
      Por supuesto, un consumidor sin contador inteligente no percibirá variaciones horarias sino entre periodos de facturación. De eso no se deduce que no necesite saber el precio que va a pagar por la electricidad antes de tomar sus decisiones de consumo. No hay duda de que la media del precio spot del periodo (ajustada por el perfil de consumo estándar) es la medida más cercana al precio correcto. El problema es si los consumidores vamos a tener una estimación razonable de ese precio cuando tomemos nuestras decisiones de consumo. En mi caso creo que no va a ser así.

      • Me parece muy clara la explicación de Ana.
        Para aquellos consumidores para los que sea muy importante conocer el precio de antemano, tienen la opción de contratar a un precio fijo (conocido) con un comercializador. Yo por esa información no pago un sobre-precio del 15%, pero quizás habrá quienes sí quieran pagarlo.
        Saludos,
        Natalia

  • Si pero NO.
    Es cierto que abrir los precios a la realidad de mercado puede y debe suponer una mejora de la competencia. Pero que esto se acompañe de soluciones de Tarifa Plan por ley con compromisos de permanencia que ya se consideran ilegales en otros mercados, parece de nuevo una Burrada de quien no sabe que hacer. Que menos que plantear algo más que un único modelo alternativo al mercado. Y si el precio se vuelve a definir mal…volvera a pasar que nadie sale de la New-TUR.
    No entender que la electicidad no es sustituible (Puedo cambiar la ternera por el pollo o el cerdo sin pasar hambre) pero no puedo prescindir de ella, ni es barato reducir el consumo sin inversión (Por gas o leña los hogares, pejm)
    Pero comparto el efecto de cambio de modelo…no se si el coche electrico, pero seguro que más de uno ponemos baterias en casa, para cargarlas en horario de mínimo coste….que dejara de ser de mínimo precio (Darse prisa!!) y lograremos mejorar nuestros costes de consumo, pero producira una Ineficiencia Energetica. Os recuerdo que nos llega un MIX. Y Energeticamente solo es eficiente almacenar energias de generación NO gestionable, Heolica, mareas, solar, hidraulica en algunas temporadas de lluvias….
    Trasladaremos la responsabilidad de la gestión energetica a los usuarios. Bueno…..no me parece lo mejor, tal como actualmente funciona el modelo de distribución/generación. Si no queda más, será….pero yo veo mejor incentivar esto ordenadamente y aprovechar que es escalable. ¿No?

  • Opino lo mismo que Gerard y discrepo de Ana y Natalia.

    Como muy bien se ha explicado antes un consumidor racional que no conoce los precios debe tomar una decisión de consumo. Para que la decisión sea correcta debe realizar una estimación perfecta.
    Como ha mostrado Gerard en los gráficos los precios cambian mucho. En un mismo horario, pero distinto día los precios no coinciden. Puede existir estacionalidad? no lo sé? … Por tanto, mi opinión es que no creo que se pueda estimar correctamente el precio por parte de los consumidores. Además, ¿existe el consumidor perfectamente racional?

    Por tanto, algunos consumidores tendran un coste de acceder a la información altísimo. Quienes? Principalmente los pobres, pues careceran de un movíl 8G que les permita descargarse la mejor aplicación para estimar los precios de la eléctricidad.

    Por último, quiero hacer saber que en este país parece que continuamente estamos inventando la rueda. ¿Qué pasa en otros países? De poco sirve trabajar sobre nuestro obsoleto e ineficiente sistema. Miremos a Alemania, Suecia, Finlandia, EEUU…

    • Estoy en desacuerdo con usted. Para que la decision sea correcta no necesitamos informacion perfecta, sino una señal (imperfecta) pero informativa.
      Si sabemos que los precios de noche son siempre mas baratos que los de dia, una tarifa de 2 precios (dia-noche) siempre va a ser mejor que una tarifa de un precio. Y no necesito ser econometra para saber esto.
      No hace falta que los contratos para minoristas sean “spot” simplemente que sean mejores que lo que hay ahora.
      Cuan especificos sean los contratos que se ofrezcan en el mercado minorista es algo que no sabemos, pero que se resolvera por si mismo. Al igual que en telefonia hay varios contratos, y varias operadoras compiten por diferentes segmentos en la sociedad, lo mismo pasara con la electricidad.
      Estar en contra de mas especificidad en el contrato electrico es lo mismo que proponer que se prohiban todos los contratos que no sean de tarifa plana en telefonia movil.
      Un saludo

      • Yo no estoy en contra de más especificidad en los contratos, como tal. Al igual que entiendo que la diferencia de precios entre la noche y el día es fácil de entender y no es necesario ser econometra. Hasta hay llego.

        Me estaba refieriendo a que cada hora se tenga un precio distinto, que es lo que se menciona en la entrada, aunque luego en los comentarios se ha mencionado la diferencia de precios entre la noche y el día.

        Yo dudo del supuesto de racionalidad del consumidor en este mercado debido a su excesiva complejidad, y creo que el papel que juega el coste de informarse es importante. Como han comentado, esperemos que se publiquen los datos diarios para comprobar la eficiencia del nuevo sistema. De momento tengo mis reticencias. Por lo que creo que la mejor decisión sería averiguar que paises tienen el mercado eléctrico más competitivo y eficiente. Y a partir de hay, ver como podemos mejorar el nuestro basándonos en la teoría y la evidencia. Quizás sea el que tú defiendes. En ese caso, perfecto, admitiré que estaba equivocado. De momento, los argumentos que se han expuesto no me terminan de convencer.

  • A todos los argumentos perfectamente expuestos, hay uno más que no he encontrado. ¿Alguien se cree que este sistema va a seguir vigente a medio plazo, pongamos 2-4 años? Si desarrollo e instalo una aplicación que me permita saber en mi hogar la utilización óptima de los electrodomésticos, voy a conseguir amortizarla? Esto no es nada baladí, cuando la legislación ha sido modificada “n” veces en los últimos 5 años,… esto lo puede decir con conocimiento de causa (y desafortunado) un inversor en energías renovables.
    Creo que si no se reinstaura un poco de cordura, empezando por la seguridad jurídica, nadie se va a creer nada. Modificaciones, por supuesto, pero con sentido y no de la manera que se proponen.

  • Muy bueno el articulo Gerard,
    Tengo que decir que en general soy optimista con el nuevo sistema (como Natalia), pero hay dos puntos que me gustaria aclarar.
    1) El nuevo sistema lo que hace es ofrecer un nuevo tipo de contrato, con precios contingentes, que antes no estaba. Asi que la comparacion mas simple es un mercado minorista con 1 tipo de contrato vs 2 tipos de contratos. Y la idea del segundo contrato es basicamente reducir el nivel de “seguro” del primero.
    Por poner una analogia, si un grupo de amigos van de cena a un restaurante, tienen dos opciones para pagar la cena: a) pagan todos a partes iguales, independientemente de lo que coman, b) cada uno paga su parte. Lo que hace el cambio de ley es que algunos “comensales” puedan elegir pagar cada uno su parte, y el resto pagan, entre todos, lo de todos. Este sencillo ejemplo tiene varias predicciones claras:
    – Aumento de la efficiencia, siempre y cuando algunos comensales deciden b).
    – Reduccion en el precio de los comensales que deciden b), y reduccion del precio medio (a y b)
    – Probable aumento del precio que pagan los que deciden a).
    Independientemente de las preferencias con respecto al riesgo, es dificil argumentar que la eficiencia se va a reducir al introducir la OPCION de tener un contrato contingente.

    Un abrazo a los dos,
    J

    • Jose,
      Mañana tocaré el tema de selección adversa que en el fondo es lo que mencionas que es otro problema obvio del que tampoco se ha hablado y con el que cualquier economista razonable estaría de acuerdo. Por ello, déjame que me concentre en el otro aspecto. En ningún momento digo que introducir una opción sea malo. Simplemente creo que lo que se tiene que hacer es dar facilidades para que las empresas proporcionen más contratos que se adapten a las características y al coste de informarse de los diferentes tipos de consumidores consumidores. Decir que como es lo (supuestamente) eficiente todo el mundo debe pasarse a la tarificación en tiempo real me parece equivocado.
      Déjame que sea yo el que ponga un ejemplo. Pensemos en el mercado de los seguros del automóvil. El equivalente del sistema que se propone es tener que escoger entre un seguro a terceros donde los accidentes propios se los paga uno siempre o uno seguro a todo riesgo sin ninguna franquicia que además no depende ni de las características del asegurado ni del coche. Lo que parece razonable es que se den las condiciones para que aparezcan contratos donde las empresas en función de las características del asegurado y del coche proporcionen otros contratos con franquicia, etc. Esto además aminora los problemas de selección adversa de tu ejemplo.

      • Totalmente de acuerdo.
        Yo no creo que la nueva ley obligue a que todos los contratos sean “spot”, al contrario creo que la presencia de contadores, hace que los minoristas puedan ofrecer varios tipos de contratos, y compitan por diferentes segmentos de la poblacion, como se hace en telefonia movil.
        Esto es algo que antes no se podia hacer, o al menos no se hacia.

        • Jose,
          Como decía en uno de los comentarios, hace muchos años que existe la tarifa nocturna, que es habitual para casos muy concretos. Lo que me preocupa es que sea necesario obligar a que las empresas proporcionen un tarifa de precio fijo y además con permanencia de un año. Si hace falta obligar, tal como menciono en la entrada, quiere decir que los incentivos para proporcionar este tipo de tarifas no existen. Me gustaría entender el porqué.

          • Obligar a que ofrezcan una tarifa plana, sin que obliguen a un precio concreto no es obligar mucho. Yo creo que lo que quieren es que la gente que no quiera el nuevo contador, o no quiera complicaciones, tenga la opcion de seguir como esta ahora.
            No se si lo de anual es el compromiso a no cambiar de tarifa en un año o a no cambiar el precio de la misma tarifa.
            En cualquier caso me parece algo marginal, y que el estado hace por motivos paternalistas, para que nadie se pueda quejar de que lo obligan a cambiar y lo obligan a comprar el nuevo contador.

            • Perdonaz, pero creo que olvidamos que la tarifa TUR (Con sus muchas sombras y la generación de un deficit….insuficientemente justificado) resulto ser un tipo de Tarifa de la que no se descolgaron muchos usuarios. Y ademas actuaba como referencia como el Euribor (En este claramente demostrada su manipulación) ¿Donde está ahora la referencia? Ah! Desaparece.
              Quizá es mejor, porque para que se saquen una referencia carísima que espante a todos al mercado libre. ¿¿O es el objetivo??
              Me gustará ver en cuanto de reducen los precios….esperar y ver. Veremos siquiera la reducción de costes financieros o se la llevara por delante la desviación del “Deficit tarifario”…¿O tampoco resuelven esto? Y esa obsesión por forzar periodos de permanencia?? Como si además cualquier cambio fuese inmediato.
              Por cierto cada vez que comparáis con la telefonía/Internet os recuerdo que es un servicio que en este pais sigue cojeando de competencia, pese a tener mucho camino andado.
              Por otro lado la volatilidad de este mercado, me alucina, se que si estamos de anticiclón hay que gastar más; pero….alguien tendrá estimaciones estadisticas. Y que pasa, que el uranio enriquecido se compra todas las semanas. Ah!! Que el gas sube, claro y a mi para la caldera de casa y me cuesta más, pero no es tan brutal la diferencia….Algo no me cuadra…

  • 2) Que el contrato pueda ser contingente y el precio varie por cada hora en concreto, no quiere decir que los minoristas vayan a ofrecer solo ese tipo de contrato. Lo mas probable es que ofrezcan un contrato “mixto”. Un precio para los fines de semana, un precio para dias y otro para las noches, todo esto para hogares. Y para empresas algo distinto. Por ejemplo una discoteca puede tener un contrato en el que pague muy poco por usar la electricidad toda la noche y, dado el bajo coste de producir electricidad de madrugada porque es nuclear, es lo optimo socialmente, aunque a uno no le gusten las discotecas.
    No hace falta que yo predizca el precio “spot” de la luz, simplemente pago un precio por el dia y otro por la noche (o mañana, tarde y noche) y tengo un seguro “parcial”, y a la vez es simple para mi. Solo tengo que saber que el precio por la madrugada es “gratis”, por la mañana es moderado y por la tarde es caro.
    En algunos estados de EE.UU. ya han experimentado con esto y los resultados son positivos en todos los aspectos, si obviamos el coste del dispositivo.
    Col el alto precio de la factura de la luz en España, no me parece que 40E por un aparato que debe durar mas de 5 años sea caro. En otras palabras, ahorrando 1 Euro al mes, por 60 meses, lo tienes mas que amortizado.

    Un abrazo,

  • Pues yo no le veo el lado negativo, entre otras cosas porque estoy seguro de que no necesitaré un modelo econométrico para predecir nada, simplemente una aplicación gratuita en el móvil que me dirá a qué precio estaba la electricidad en el mercado mayorista hace unos minutos.

    Ahora mismo, si nos olvidamos del tema de los futuros y las primas de riesgo que conllevan, pagamos un mark-up sobre el precio medio del mes, ponderando más las horas con más demanda (cuando abren las empresas). Simplemente ponderar según el horario en que yo consumo (muy diferente) ya debería reducir el coste. Si además puedo ajustar mi consumo para aprovechar las horas baratas (mi lavadora también puede programarse), mejor aún.

    En cualquier caso, todo este renovado interés en el funcionamiento de este mercado me ha hecho ver que el precio medio del mercado mayorista ronda los 50 eur/MWh, mientras que en mi factura yo estoy pagando 150 eur/MHh, más recargos, más término fijo, más IVA. Increíble.

    • Samuel,
      No entiendo tu comentario. Así que como hay confianza déjame que te haga esta pregunta/broma ¿Sugieres que nadie tiene coste de informarse o que vas a instalar la aplicación gratuita en el móvil de todos los españoles (y comprar un smartphone a los que no tienen, claro)?

      • Creo que la aplicación gratuita aparecerá por sí sola, y que con 22 millones de smartphones en nuestro país, casi todos los hogares tendrán disponible esa información.
        Obviamente, muchos no. Pero dado lo enormes que son los márgenes (de 50 a 150 eur, en serio) hay espacio de sobra para que su factura pueda bajar también, simplemente mantienendo sus hábitos actuales. Alguna excepción habrá, pero no creo que muchas.

        • Hola Samuel, entre esos 50 €/MWh y los 150€/MWh que mencionas hay muchos costes del sistema más allá del coste de la energía en el mercado: redes de transporte, redes de distribución, pagos por capacidad que fomentan la disponibilidad de las centrales térmicas, coste del regulador, inversión en renovables que no retribuye el mercado, extracostes peninsulares, financiación déficits pasados…En algunos de ellos habrá margen de reducción, seguro, pero vamos, el espacio de reducción no es de 100€/MWh…

          • Intuyo que la estimación habitual de todos esos costes la dan las propias empresas, sin que haya mucho margen para que alguien como yo pueda confirmar si son o no razonables.

  • Pues yo sugiero que sea el hombre (o mujer) del tiempo quien anuncie el precio de la electricidad del día siguiente. Creo que las audiencias de los partes meteorológicos son considerables y sin smartphones. Además hay cierta relación entre el tiempo y el precio de la electricidad.

    Saludos,

  • Hola. Tengo mis dudas de la legalidad de la aplicación de este tipo de tarifas. ¿Cómo se puede aceptar un contrato en el que el precio no está acordado antes de la transacción y que puede variar de forma tan aberrante? Pienso que el consumidor tiene derecho a conocer, a priori, el precio que va a pagar.

  • El 50% de la población española tiene estudios primarios o menos, pero aquí hay gente que piensa que igualmente mirarán la cotización horaria de precio de la electricidad y adjustarán su demanda.

    El sentido común, el menos común de los sentidos.

  • Hola.Decis que el consumidor ajustará su demanda…no sé que os hace esperar tal cosa,hasta ahora habia discriminación horaria para eso mismo exactamente,y la gente no podia o queria ajustarse a ella.Saludos.

Los comentarios están cerrados.