Nos hacemos trampas en el solitario

Supongamos que usted tiene una empresa y hay una empresa cliente X que le debe un dinero y ya va por varias prórrogas en sus promesas de pago.  Usted investiga y descubre que el cliente no puede pagar de ninguna de las maneras. La empresa X vuelve a la tienda a comprar más y le pide más crédito para seguir comprando. Parece obvio que usted le mandará a freír espárragos, y de ninguna manera le dará más crédito, ¿no?

En nuestra crisis financiera (como, antes, en la de Japón), esta lógica no es tal – y son precisamente las instituciones que están en una situación peor las que tienden a hacer lo contrario. Por ejemplo, si el cliente X, es un promotor, la entidad financiera piensa: si no extiendo el crédito, tengo que declarar un fallido y provisionarlo, lo cual me consume el escaso capital que tengo. Por lo tanto, mejor dar más dinero al promotor, conservar el crédito como “bueno” y seguir funcionando “hasta que las cosas mejoren.”

Así dominan la economía las entidades zombies, que parecen vivas pero están muertas y consumen el capital que debería ir dirigido a las empresas capaces de ayudar a poner la economía en marcha, especialmente las exportadoras. Esta preocupación ha sido básica en NeG desde el principio del blog (e.g este post o este sobre los decretos de protección de los zombis)

Pues bien, esta lógica, que tantísimo mal le ha hecho al sistema financiero y a la economía española, se aplica también a nivel de gobiernos español y Europeo. La mayor preocupación del gobierno, y de la prensa, es si el gasto A o el gasto B “cuentan” para el déficit. Esto es una manifestación extrema de estas preocupaciones absurdas. El cómo Eurostat cuente el déficit (desgraciadamente, bastante mal por que no tiene un buen tratamiento de las obligaciones contingentes ni de la deuda de las empresas públicas, ni de la Seguridad Social, ver el número del Banco de España) afecta al procedimiento de déficit excesivo, y esto importa, claro, pero lo importante es que la deuda sea sostenible– y la deuda oculta si afecta esta sostenibilidad. Y desgraciadamente, se han hecho multitud de cosas que no solo sirven para maquillar la realidad, sino que van en contra de la lógica económica. Si perdemos credibilidad para conseguir que los números “salgan” pues todo el esfuerzo será en vano. Y hay razones de peso para pensar que el gobierno está tan obsesionado con el número que está empujando los límites de lo razonable.

1. El rescate del sistema financiero se ha hecho de la forma menos transparente posible de forma que “no contara”: con deuda avalada (ver las cantidades), esquemas de protección de activos y dinero del BCE contra colateral del sistema financiero para garantizado por el Banco de España. Por ejemplo, en el caso de Bankia, como ya discutimos en Mayo,  antes de que el contribuyente español hubiera tenido ninguna consciencia del problema, ya era demasiado tarde porque las garantías totales dadas por el Estado, el FGD (los depósitos) y el Banco de España ascendían ya a 250,000 millones. Las garantías se han dado alegremente, como si las institucions se enfrentaran a problemas de liquidez, cuando en realidad eran instituciones insolventes. De la misma manera que las instituciones financieras alargaban el crédito al promotor para evitar reconocer la realidad, el estado les daba cuerda para evitar lo mismo.

2. El déficit tarifario, de 30,000 millones de euros a finales de año, es otro ejemplo de hacernos trampas en el solitario. El mercado “liberalizado” generaba altos precios, y nadie quería darles el susto a los contribuyentes. Así que en vez de cambiar el sistema, o de reconocer los más altos precios, se les reconoció a las eléctricas a partir del año 2000, un “derecho” a cobrar el déficit tarifario, la diferencia entre lo que se suponía que valía la energía de acuerdo con el “mercado” y lo que los consumidores pagaban, y se les permitió emitir títulos (¿ya sabe lo que sigue, no?) avalados por el estado (20000 millones, 13000 emitidos, 7000 pendientes) y contra los futuros ingresos que se cobrarían de los consumidores de energía. De nuevo la deuda implícita “no cuenta”, y todos felices: los gestores de las eléctricas “dan beneficios” sin cash flow, los políticos no les dan sustos a los consumidores, y el déficit se sigue acumulando. Sólo un sistema tan opaco puede permitir que de cada 100 Euros que se dan en el mundo de subsidio a las renovables, 15 euros se den en España, como nos contaba César Molinas. Noten que este déficit oculto es el peor de los mundos, porque los consumidores no son conscientes del coste que están de verdad incurriendo o sea que no tienen incentivos para ahorrar, y las empresas están recibiendo mucho más de lo que deben. La consecuencia: los costes del sistema “liberalizado” han subido desde  6.745 millones en 2004 a 17.131 millones en 2011 mientras que los ingresos han subido de 7.158 millones a 13.280 millones, de acuerdo con El Economista.

3. La SAREB. La SAREB, que tan maravillosamente explicaba Tano hace dos días, es otro ejemplo de esta obsesión con que las cosas “no cuenten”, en vez de hacerlo bien de una vez. De nuevo se minimiza lo que se pide a la UE con el objetivo de limitar la deuda. Se pide demasiado poco, y así se permite a los promotores salir limpitos de su deuda (hacer la dación en pago sí que es legal para un promotor) pero no a los ciudadanos. Además, se usa pura deuda…. ¡avalada! para financiarlo y se apalanca de forma extrema a la SAREB para que la mayoría del capital sea privado- de esta forma parece que el riesgo es privado, pero en realidad el riesgo es todo del amable contribuyente español. Eso sí, no “cuenta” porque el estado español solo ha puesto los ….(si lector avispado, ya vas cogiendo el truco) ¡avales!.

Para más inri, y volvemos a nuestro querido promotor, cuyo bienestar ha sido la prioridad máxima de nuestra política económica en estos 5 años (o más bien 15),  va a poder ser refinanciado por la SAREB. Mirad por favor la página 11 del plan de negocio porque es para llorar. “En condiciones específicas, la Sareb podrá anticipar financiación adicional a un deudor para aumentar las recuperaciones, así como el valor de los activos.” Y “la Sareb trabajará activamente con todos los deudores y participará en la reestructuración, refinanciación y terminación consensuadas de los préstamos, en función de cuál sea la estrategia comercial óptima. Sin embargo, lo anterior estará supeditado a que los deudores muestren una actitud de cooperación, transparente y realista.” O sea en teoría debemos creer que estos señores que están en mora, que no han terminado de construir la casa en 5 años, si les damos un poquito más de ese dinero que España no tiene, ya la terminarán y será una casa estupenda, que contrariamente al resto hasta 1 millón y medio, sí será vendible. Y también que, a pesar de las excelentes conexiones políticas de estos señores promotores, y su estupendo asiento en el palco del Bernabeu, los gestores de la SAREB van a tener criterios completamente técnicos a la hora de darles el dinero. Pues no, no nos lo creemos. Eso nos dijo la CCM hace 5 años, Caja Sur hace 4, Bancaja y CAM hace 3, y así terminaron. No puede usarse la SAREB para seguir financiando a los Señores del ladrillo a costa de la economía productiva. Y no, no se trata de refinanciar para no “perder dinero”. El dinero está perdido. Se tratar de no reconocer que el dinero ya se ha perdido.

4. Las cuentas de la seguridad social: Hay un problema estructural serio en las cuentas de la seguridad social, que requiere ser reconocido y resuelto. En este momento, hay dos contribuyentes trabajando por cada pensión.– el límite de lo sostenible. El déficit de la Seguridad Social será de 10,000 millones este año (del superavit de 9000 millones en 2009). Además, el futuro demográfico de España es complicado. Pero la sostenibilidad se maquilla con dos instrumentos: el Estado “contribuye” a la Seguridad Social de los parados (pasa dinero de una cuenta a otra), y emplea  7500 millones de los fondos de reserva. Y de nuevo no es sólo maquillaje, sino que el maquillaje sirve para tomar malas decisiones sobre los incrementos de las pensiones que incrementarñan la insostenibilidad del sistema, y para posponer enfrentarse a una realidad estructural.

5. Grecia. Grecia es insolvente. No hay ningún modelo que haya hecho nadie, ni privado ni público, que diga lo contrario. La deuda no la van a pagar y hay que hacer, como muy bien reconoce el FMI, una quita. Pues bien,  los países acreedores, incluida España, le van a dar más dinero, a refinanciarlo  para evitar declarar el fallido, contrariamente a la voluntad del Fondo. Lo mismo que el proveedor. El dinero ya se ha perdido, el que no lo reconozcamos contablemente no cambia la realidad económica de la insolvencia de Grecia. Lo que cambia materialmente es el que negarse a reconocer la realidad cuesta mucho dinero a España, y mucho sufrimiento a los ciudadanos Griegos que siguen trabajando bajo una enorme losa de deuda que saben perfectamente que no podrán levantar.

Una de las cosas que los profesores de economía más enfatizamos a nuestros alumnos es la diferencia entre beneficios económicos y contables. Hay muchas decisiones que pueden tener sentido contable, pero si no tienen ningún sentido en la realidad económica de la empresa, no se deben tomar. Este principio se aplica a los estados. Dejemos de preocuparnos por lo que “cuenta” y “no cuenta” y tratamos de tomar las decisiones que servirán para el bienestar para todos a medio y largo plazo.

Hay 50 comentarios
  • Luis, muchas gracias por poner por escrito de una manera tan clara y precisa lo que creo que muchos ciudadanos pensamos con respecto a las acciones que se están llevando a cabo desde la política económica. Parece que la preocupación desde las instancias públicas no va más allá del cumplimiento del déficit. Pero esto no debe constituirse nunca en un fin, sino en un medio para poder dedicar gasto público a usos productivos. ¿Cómo nadie habla de cómo recolocar a nuestros 6 millones de parados? Esto es un drama.

  • Luis, dos breves comentarios:

    1) A mi entender, el 80% de los activos que recibe el Sareb son préstamos, no propiedades. Entiendo tu escepticismo, pero el Sareb tiene que tener la capacidad para renegociar esos préstamos, no siempre la mejor solución económica es la adjudicación de los bienes o el concurso y liquidación de la empresa.

    2) Yo soy un poco más optimista con las pensiones: la reforma es un capítulo pendiente que Europa conoce perfectamente. El Estado ha conseguido evitar afrontarlo como ha podido, pero es solo cuestión de tiempo que tengan que reformar el sistema (o sea, recortarlas de verdad y no solo pantomimas). Parece que este tema se acelerará en el momento que tengamos que pedir un rescate, es decir, lo más seguro es que tengamos noticias dentro de los próximos 12 meses.

    Gracias y suerte.-

  • Aunque utilizas los créditos del sector privado a título ilustrativo, señalas acertadamente que un objetivo básico debería ser hacer llegar a los proyectos empresariales viables (en su mayoría exportadores) la financiación que necesitan. Las instituciones existentes no lo hacen porque redirigen la poca liquidez que consiguen a refinanciar zombies, devolver préstamos o mantener capital. En esta situación parece que, por fin, ha llegado el momento de una verdadera integración bancaria, es decir, de una presencia relevante de entidades extranjeras que no tienen ess limitaciones. ¿Porque no se venden redes de sucursales a bancos extranjeros? Desconozco si son ellos los que no quieren entrar por miedo a lo que puedan encontrarse o sigue habiendo barreras de entrada informales desde dentro del propio sector o desde las instituciones. Gracias

  • Genial e impecable artículo, Luis. Ahora a ver cómo se hace para que los amantes de la deuda lo entiendan.

    Y esto no es nuevo, todos los trucos de “financiación público-privada” (método alemán, peaje en sombra, etc) que se usaron tanto a partir de los 90 (junto con otros menos imaginativos, tipo factura al cajón) lo que buscaban principalmente era precisamente eso, hacer trampas al solitario…

    En esta misma línea tenemos unas cuantas cosas más ahora mismo, como previsiones de ingresos infladas en los PGE2013 que son replicadas en las CCAA (patada a seguir), el fondo de pago a proveedores, el FLA, etc (más deuda sobre deuda sin medidas estructurales efectivas y reales a cambio)…

    Lo penoso del tema es que no engañamos a nadie, porque un día sí y otro también nos sacan los colores por estos temas en los medios extranjeros (a quienes luego insultamos o decimos que son parte de los malditos mercados que especulan contra España).

    Un saludo, Manuel

    pd por cierto, lo de Grecia es una evidencia desde hace más de 2 años

  • Gracias Luis por resumir de forma tan clara y contundente la situación. Es como el cuento del traje nuevo del emperdor, todos reconocemos a título particular, incluyendo en primer lugar a quienes diseñan tales instrumentos de autoengaño, lo absurdo de la situación pero decidimos, la inmesa mayoría, hacernos los ciegos o no reflexionar sobre el tema y esperar a que escampe. El gran problema es que se llenan la boca hablado de reformas estructurales, y no existe ningún plan, ni bueno ni malo, que afronte los problemas de fondo que tenemos.

    Saludos.

  • Yo votaría a un partido que hablase de estas cosas en sus mitines electorales y en su programa

    • Eso mismo pienso yo. ¿Conoces alguno con la valentía para enfrentarse a estos problemas y la capacidad de explicárselos a la ciudadanía? Aquí hay un debate que se le está hurtando al ciudadano porque los partidos dejan mucho que desear en ambos aspectos. Algo va muy mal cuando hay una desconexión tan clara entre lo que debería ser perseguir el bien común dentro de un consenso y la constante protección de los intereses de una serie de actores que mantienen al país agarrotado. Apenas encuentro iniciativas políticas que no se expliquen por la segundo razón. Quiero creer que esto no es igual en los paises a los que deberíamos aspirar a parecernos…

      • Creo que la razón de esto está seguramente ligada a quién tiene incentivos para hacerse político. Jesús Fernández Villaverde lo explicó bién en un desayuno en fedea. La comparación entre Majadahonda y Lower Merion es muy gráfica.
        No sé si NeG lo llegó a colgar en el blog…

    • Pues en Galicia teníamos uno en las pasadas elecciones y casi nadie le voto SCyD

  • Pensaba que ya se hizo una quita en Grecia en la primavera de este año. ¿No es así?

  • Enhorabuena, como siempre, muy claro. Efectivamente, esto es lo que yo llamo la política-ficción que por lo que se veo se basa en la economía-ficción o hablando en plata, en el maquillaje y en la cosmética de las cuentas. Como bien dices, lo más interesante es que el cumplimiento del déficit no lo entiende el Gobierno como un medio para conseguir un fín, sino que lo hacen porque es tan obligados, pero realmente los políticos no creen que sirva para nada, o para ser más exactos, a ellos no les sirve para nada. A partir de ahí, todo vale para convencer a los socios/acreedores de que realmente has hecho los deberes. A mí esta forma de actuar me parece irresponsable en el mejor de los casos y deshonesta intelectual y moralmente en el peor. En fin, gracias por no callarte como hace tanta gente que no quiere molestar o ser molestado.

  • Profesor Garicano:

    Gracias por sus artículos tan didácticos. En la economía que yo creo rige un principio fundamental: cuando una empresa va mal (ha sido mal gestionada, está en un sector saturado o ha tenido mala suerte), desaparece y los accionistas pierden su inversión. Surgirá otra empresa más eficiente, lo suficientemente eficiente para sobrevivir. Es el principio de la “destrucción creadora”.

    En Europa (entiendo que en otros continentes pasa algo muy parecido), este principio está limitado cuando menos en un sector específico: el financiero. En él se aplica una regla (los poderes públicos aplican la regla) que es: un banco no puede caer, especialmente si es grande (sistémico lo llaman ahora). Razón: el pánico que se desataría y su efecto dominó, que nos llevarán al desastre.

    Esta regla, muy antigua por demás, es causa en situaciones de crisis de gigantescas pérdidas asumidas finalmente por los contribuyentes. Además, sirve de justificación para un (en mi opinión) exceso de regulación de los bancos, que origina numerosos conflictos y disfunciones.

    ¿No cree usted, que a estas alturas y con la experiencia acumulada, deberían funcionar eficientemente mecanismos de salvaguarda de intereses legítimos para casos de default, que hagan posible que uno o más bancos (aunque sean grandes) entren en quiebra y no se hunda el mundo, de manera que no paguen justos por pecadores (los competidores eficientes y los contribuyentes)?

    Muchas gracias

    • En la línea de Luis de “las verdades del barquero”, jgs en España, hasta ahora las “gigantescas pérdidas asumidas por los contribuyentes” corresponden a las cajas de ahorros, quebradas por los políticos que las malgobernaron.

      En ese sentido el dinero aportado por los contribuyentes lo ha sido para tapar la incopetencia política … no parece esa una “etiqueta” muy diferente de la que tiene el resto del “saqueo al contribuyente” … la verdad.

      Por otro lado las empresas “públicas” (pongamos que las cajas lo eran puesto que las gobernaban los políticos aunque nadie tiene claro de quien era su capital) han estado siempre “exentas” de la “destrucción creativa” … y así les va

      • José Pablo, gracias por tu comentario. Sé perfectamente cuáles han sido las entidades insolventes (cajas, aunque no todas) y de dónde viene el problema.

        Mi reflexión no tiene que ver con ese lamentable asunto, específicamente español por cierto y que ha enfangado a excelentes instituciones del sector, en algunos casos muy bien gestionadas. Esa es sólo una parte de esta tragedia.

        Lo que me pregunto es si, con la numerosa experiencia adquirida por supervisores y gobiernos a lo largo de decenios, no es ya hora de que existan mecanismos serios y convincentes de salvaguarda de los depositantes que hagan posible que una entidad mal gestionada, por grande que sea, pueda quebrar sin que origine una catástrofe por contagio (caso Lehman).

        Si eso fuera posible, y sé que no es nada fácil, habríamos resuelto un problema gigantesco. Primero a los contribuyentes que terminan pagando, segundo a la economía real en su conjunto, que no tiene por qué sufrir movimientos sísmicos porque uno o varios bancos se han pasado de listos, y tercero a los bancos bien gestionados (la mayoría), ya va siendo hora de que los clientes elijan en función de la calidad del banco, y no al más temerario, porque, ¡total, no lo van a dejar caer!

        Esa es mi cuestión.

  • ¿Como es de sostenible que la participación de los salarios en el PIB lleve cayendo desde el 2000 y se haya acelerado con enorme fuerza desde el comienzo de la crisis?
    A mi que me expliquen como si dentro de 20 años la renta per cápita va a ser 1,75 veces la de hoy es insostenible el mantener a los viejos. ¿No será que todo el incremento de renta se lo llevan unos pocos que no quieren repartir?
    ¿Que pasará si dentro de 20 años para producir lo de hoy se requiere la cuarta parte de trabajadores (como pasó en la agricultura)?
    El problema no es de crecimiento, es de empleo decreciente y de como repartir mejor en vez de concentrar riqueza en el tope como está haciendo el sistema “de libre mercado” y de competitividad a ultranza tan de voga hoy.
    Por favor, profesor, proponnos soluciones a estos problemas. ¿Como vamos a mantener a los parados y a los viejos dentro de 20 años?. ¿Reduciendo el tamaño del Estado, reduciendo impuestos y redistribuyendo cada vez menos de forma que cada uno se epsabile y se pague “lo suyo”?

    • Me permito recomendarle, si no lo ha hecho ya, la lectura del libro de Joseph Stiglitz “El precio de la desigualdad” (The Price of Inequality: How Today’s Divided Society Endangers Our Future). Aunque es un análisis de la sociedad estadounidense se pueden extraer interesantes conclusiones que entroncan directamente con las preguntas que plantea.

    • Exactamente, hay que insistir en ello, aunque parezca evidente: el sistema de pensiones ha sido, es y será una cuestión de reparto del valor añadido que genera un país, no puede ser de otra forma.
      El sintron que tomarán n los jubilados del 2050 no se guarda en ninguna caja fuerte de los ambulatorios..

    • Pedro Gonzalez

      Sobre lo del 1.75 de la renta per capita y lo de los agricultores escribi en su dia una de las entradas en este blog https://nadaesgratis.es/?p=7371 de las que me siente mas orgulloso segun pasa el tiempo.

      Lo llame la Peor Analogia del Siglo (PAS) porque demuestra no entender NADA, pero que absolutamente NADA, de lo que significa el coste de oportunidad. En fin…..

      • Recuerdo la entrada, magnífica por cierto. Una entrada, como la de hoy, que merece ser guardada para releerla con tranquilidad, lo que hice con la tuya en su día.

    • Pedro,

      cuidado con esas falacias, son extraordinariamente peligrosas:
      – las ganancias de productividad lo que permiten es vivir mejor, en todos los niveles de renta y más en los más bajos porque la percepción subjetiva de mejora es más alta en los primeros escalones de la pirámide de Maslow (y si no que se lo pregunten a los agricultores españoles de los años 50, cuando los gallegos segaban en Castilla a 42º a la sombra por un sueldo de subsistencia).
      – lo que tu dice es: las pensiones de mañana no corren riesgos porque a quienes trabajen mañana, que serán muy productivos, podré “extraerles” el 70 o el 80% de lo que produzcan (ya les extraemos en torno al 40% hoy). Las dudas que se plantean son:
      a) ¿se dejarán extraer el 80%? (tradicionalmente impuestos por encima del 50% justificaban el “asesinato” del señor) pero, sobre todo
      b) si les “extraigo” el 80% ¿se producirán esas mejoras de productividad?, sinceramente creo que no. Desde luego si mi caso es un ejemplo, como el estado se quede con el 80% de mi mejora de productividad no mejoraré la productividad nada … pero nada de nada

  • Lectura obligada

    lavozdebarcelona.com Grifols: “No me veo capaz de continuar invirtiendo en España. O cambian las cosas, o lentamente nos iremos”

    El presidente de la multinacional farmacéutica Grifols, Víctor Grifols, ha asegurado que no invertirá más dinero en España “mientras las cosas no cambien”. Durante una conferencia celebrada en el Círculo Ecuestre de Barcelona, este miércoles, el empresario ha indicado que “no me veo capaz de continuar invirtiendo en España. O cambian las cosas, o lentamente nos iremos marchando desde España hasta EEUU“. La empresa tiene su sede en Cataluña y plantas por toda España.

    Durante la charla que Grifols ha pronunciado en la cena de gala de la Asociación Española de Analistas Financieros, que ha premiado la trayectoria profesional del empresario, este ha subrayado que, además, en su caso está planteándose desinvertir en Cataluña, aunque no sería para marchar a Madrid, sino a EEUU. “Antes me voy a Gibraltar”, ha apostillado.

    El empresario ha apartado lo políticamente correcto y ha pronunciado un duro discurso que ha dejado atónito a más de uno. Ha arremetido duramente contra las administraciones públicas e incluso ha dado una reprimenda al propio colectivo de analistas financieros, organizador del acto…

  • Sumando llegamos a una deuda “sombra/ potencial” que podría ser de más de 120.000 M
    (1-40.000 sistema financiero; 2- 20.000 de déficit tafanario; 3-SAREB 60.000)

    es decir 100.000 M al sistema financiero (¿nos suena?) y 20.000 a la energía

  • Hasta donde he podido leer, el Gobierno ha dispuesto de 4.400 millones del Fondo de Prevención y Rehabilitación para necesidades de tesorería de la Seguridad Social y anunció (en septiembre) que haría uso de unos 3.000 millones del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, pero un mes después el secretario de estado de la Seguridad Social dijo que no sería necesario y utilizarían créditos presupuestarios.

  • Muy claro Don Luís, pues añada usted que sí ya no se vende ni lotería de Navidad, poca demanda queda para viviendas y créditos al consumo. Luego quizás sobran el sector del ladrillo y gran parte del financiero.

  • Muchas gracias por sus comentarios, como siempre, muy certeros. Ahora bien, me pregunto: un economista capaz, y el Sr. De Guindos por su trayectoria profesional lo parecía, al menos a los profanos, y es mi caso, ¿no llegaría a las mismas conclusiones que Utd.? ¿Cuál puede ser la razón que un economista de, creo yo, prestigio, haga las cosas cuando le dan el bastón de mando, de manera diferente a como lo plasmaría “a priori” en el papel?. ¿Cómo tal incongruencia?
    No soy economista. Leo su blog casi todos los días y aprendo un montón. Lo que en él exponen son cosas de sentido común, “La cuenta de la vieja” que decíamos en mi empresa.
    Siendo éso así, que lo es, ¿cómo es posible la cantidad de disparates que en España y en Europa vemos a diario por parte de nuestros dirigentes politico/económicos?

    • Esa es una pregunta que muchos nos hacemos. No se cuan buen economista ha podido ser De Guindos antes de ser ministro, pero son muchos los casos de economistas con buenas ideas que al llegar al ministerio no han podido ni sabido implantarlas. Para ejemplo la primera ministra de educación de Zapatero (http://es.wikipedia.org/wiki/Mar%C3%ADa_Jesús_San_Segundo) quien tenía buenos trabajos académicos sobre la educación cuyos resultados pedían unas reformas que como ministra no llevó a cabo.

      Estoy seguro que muchos de los que escriben aquí conocerán a más de un ex-ministro (como Sebastián) por cuyos trabajos se podría pensar que tenía buenas ideas, quien incluso antes de la victoria de ZP mostró algunas en varias entrevistas (como pinchar la burbuja inmobiliaria) pero quien a la hora de ejercer, se le recordará más (por lo menos entre los que seguimos el campo de la tecnología) como defensor de Telefónica en cuestiones tan absurdas como la tasa Google o por su candidatura a la alcaldía de Madrid (en un ataque de “sabiduría” por parte de Zapatero).

      Supongo que cualquier ministro se enfrenta a muchos obstáculos para sacar sus ideas adelante, empezando por el presidente de gobierno y acabando por el parlamento.

  • Luis: El artículo es francamente bueno. Las preocupaciones de lo que “computa” o deja de “computar” han sustituido a la realidad. Nunca pensé que la contabilidad (y de alguna forma me dedico a ella más que casi ninguno de los que escribe aquí) fuese a ser más importante que la economía y la realidad, pero así estamos.
    Incluso, una medida cualquiera, por ejemplo, subir el IRPF es a la vez temporal y limitada para los contribuyentes, a lo que se promete que se eliminará en 2014, y permanente para la contabilidad (y reduce, en consecuencia, el déficit estructural).
    Además, el comportamiento de muchos políticos y algunos acreedores parece más propio de ludópatas en el casino, que de seres racionales. Muchos bancos y gobiernos (después) prestaron a Grecia o a promotores inmobiliarios, lo mismo da. Ahora han perdido una parte o toda su inversión. Esto es simplemente como el que apostó un millón de dólares al negro y salió rojo. Sin embargo, mientras el jugador no se levanta de la mesa no ha perdido, simplemente va perdiendo. Así que el jugador vuelve a apostar ese millón al negro, para no reconocer que ha perdido, aunque sepa, o debería saber, que simplemente acabará perdiendo 2 millones y no 1.
    Reconocer la realidad es el primer paso para poder aspirar a cambiarla.
    Finalmente, una pregunta, ¿estás pidiendo que se piense no sólo en el bienestar general sino también a medio y largo plazo?¿Aunque haya elecciones?

  • No discuto lo que dice Luis, pero me gustaría que también se criticara a otros que son más tramposos en el solitario: UK y, sobre todo, USA. Tanto insistir en la crisis del euro por los medios anglófilos (prensa, empresas de rating, etc.), me hace dudar de su imparcialidad. El verdadero problema está en la deuda USA. Y como muestra esta magnífica web con datos de deuda de USA y del resto de países (botón arriba, a la izquierda), actualizándose online … con detalle de las fuentes de datos: http://www.usdebtclock.org/index.html

    • Que mania con disparar por elevación:

      Sin duda USA tiene un problema monumental con su déficit y su deuda y probablemente UK también pero, ¿se puede saber como afecta eso al problema del déficit español?

      ¿Es que si USA y UK no tuvieran déficit, España no estaría cometiendo los errores que cita Luis? … sinceramente Javier, no entiendo el razonamiento.

      Salvo que sea del tipo “ya se que soy un borracho pero como Alberto y Luis lo son mucho más … MI auténtico problema son ellos” … hombre, no sé que decirte

  • A mi modo de ver, con las premisas del articulo solo cabe una conclusión básica :

    El daño ya está hecho .NO podremos pagar la deuda contraída en ningún caso. Las únicas incógnitas son cuando vamos a declararnos en quiebra y cuales serán las consecuencias concretas.

  • Luis,

    Tienes toda la razón sobre la obsesión del gobierno con la imagen. Obsesión que hace que el gobierno muchas veces acometa las reformas de forma tímida e insuficiente.
    En su descargo hay que decir que hoy en día la imagen de España es espantosa. Después del engaño que mantuvo el anterior gobierno con el déficit del 6% para el año pasado, para muchos extranjeros España es como Grecia. En esas condiciones volver a incumplir de forma significativa el objetivo de déficit sería cuando menos arriesgado.
    Por otro lado, como comenta Javier Cortés más arriba, España no es el único pais que trata de presentar la realidad de la forma más favorable posible… por ejemplo, sería interesante ver un informe como el del Oliver Wyman sobre los sectores financieros alemán y francés.

  • Si hacen trampas en el solitario, imaginarse las trampas que les harán a los que tienen enfrente.

    Ahora, una de las preocupaciones de muchas entidades es ver como pueden “engañar” a la SAREB, y mantener en el balance la parte que puedan de la parte “buena” del negocio inmobiliario. Utilizan una palabra muy profesional: granularizar.

    En fin, que esto no tiene arreglo.

  • Vamos a suponer que no nos hacemos trampas al solitario.

    ¿Qué hacemos con los millones de parados, pensionistas y dependientes? Por cierto, los pensionistas han pagado sus pensiones (varias veces) y el agujero no está ni contabilizado.

    Que el sistema se autoengaña no es difícil verlo. Lo complicado es buscar alternativas que no tarden en llegar dos vidas. Comenzando por lo más difícil: reconocer la realidad en público.

    Saludos

    • Hombre Manu,

      esta forma de razonar es justo la que denuncia, con acierto, Luis en el artículo … la realidad es que, al final, la bici se cae …

      Que una solución requiera mucho tiempo no es razón para posponerla, más bien lo es para haberla comenzado ayer.

      Seguir dando pedales a ninguna parte solo aleja la solución … “lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible”

    • Muy bueno Elisa … y ciertamente patético, y eso con un gobierno al que se le llena la boca con la “transparencia” … pero bueno, es bien sabido hace tiempo que la primera víctima de una carrera política es el “lenguaje”, nadie con una capacidad sobresaliente para pervertirlo tiene futuro como lider de masas …

      Es como esas cosas que señala Luis, todos sabemos que pasa pero hacemos como que no ….

  • Me parece que nos estancamos en la situación actual de forma un tanto rígida.
    Si nos proyectamos a diez años y, haciendo un esfuerzo de optimismo, establecemos como hipótesis un crecimiento del 4 %, una venta a bajo precio del stock actual de viviendas y una reanudación pausada del sector inmobiliario, no es tan descabellado que la SAREB pueda diferenciar un buen proyecto de uno malo, consiga vender con beneficio parte de los activos recibidos e, incluso, apoye al promotor para la obtención de una financiación hipotecaria que le permita comercializar con éxito su producto.

    Y con esto quiero decir que es una simplificación un tanto primaria el partir de la idea de que toda la promoción inmobiliaria se ha planteado en las altas esferas de la corrupción política, que el volumen de la promoción ordenada y financiada con criterios empresariales adecuados ha sido y será posible, y que, sobre todo, de las experiencias se suelen sacar conclusiones. También por los empresarios que no son irresponsables y que conocen muy bien, porque lo han sufrido, los rigores del juego en solitario.

  • No soy economista. Ustedes sabrán disculpar mi ignorancia. Lo que dice el artículo sólo puedo compartirlo, pero mi percepción ha sido muchas veces que las trampas al solitario las hacen también las empresas. ¿Cuántas veces hemos oído la tontería esa de “crear valor para el accionista” refiriéndose a memeces como un split del valor nominal de la acción que nada tiene que ver con la salud de la empresa? Confundir la apariencia que otorga una cotización bursátil algo más alta (transitoriamente) o una contabilidad tramposa pero más o menos legal (que también en el pan de cada día) no deja de ser lo mismo: confundir la esencia con la apariencia. Y a esto juegan todos, todos los días. Recuerden que en la ley del suelo introdujeron una transitoria para que los terrenos pudieran seguirse valorando por lo que no valen. Y esto fue a la salud de los bancos y de sus ladrillos. En mi opinión los gestores de las empresas viven pendientes del lado derecho del balance y les importa poco el departamento de producción, la satisfacción del cliente y el mismo futuro de la empresa. Mientras el balance quede bonito, ya está bien. Y el Gobierno hace más o menos lo mismo.

  • «¿Por qué dibuja tan mal las cosas si en menos de dos años se verá un poco de luz?, le preguntó una persona del público. «Una cosa es la deuda y otra el crecimiento económico», respondió. «Lo importante es que haya crecimiento económico para que haya más trabajo, se paguen más impuestos y cotizaciones sociales. Así, iríamos hacia adelante», explicó y, a su vez, culpó a los políticos de impedirlo. En este punto, el economista dio algunos ingredientes de su particular receta para salir de la depresión colectiva: primero, y paradójicamente la promesa incumplida por el PP, la bajada de los impuestos. Habló de situar el IVA en el 6%, lo que generaría más actividad económica e impulso para las pequeñas y medianas empresas, que «son las que tiran del carro de la economía pese a que el Gobierno las está matando» (28 grandes empresas nacionales del IBEX 35 concentran la mitad de la deuda de todo el país, según explicó).
    Y , entre otras cosas, eliminar el pago de la Seguridad Social durante tres años a los empresarios que contraten a personas sin empleo; y bajar el IRPF para que, en lugar de que las personas ahora en paro cobren de las arcas del Estado, lo hagan de las empresas, las cuales a su vez generarían crecimiento. «¿Por qué no lo hace el Gobierno? Porque no quiere. Ni PP ni PSOE ni CiU. Y nosotros somos los burros que soportamos todo esto», recalcó.http://www.diariodeibiza.es/pitiuses-balears/2012/09/16/hay-paro-gobierno-politicos-les-da-gana/577483.html …2015…http://www.jmgay.net/publicaciones/ANALIZANDO%20Y%20VALORANDO%20EMPRESAS%20EN%20TIEMPOS%20DE%20CRISIS.pdf

  • …un Plan de Choque para la creación de empleo, complementario a las reformas laboral y financiera, con el objetivo de estimular la creación de empleo nuevo a corto plazo,especialmente entre los colectivos que de forma más grave se están viendo afectados por la crisis. Entre otras medidas el Plan de Choque debe contemplar las siguientes:
    — Reducir los costes no salariales de los nuevos empleos mediante una bonificación a la contratación de 5.000 euros por nuevo empleo, con compromiso de estabilidad, aplicable a empresas con menos de 100 trabajadores.
    — Recuperar el contrato de lanzamiento de nueva actividad de 1994, reconvirtiéndolo en contrato contra la crisis, con cotizaciones sociales bonificadas.
    — Permitir el pago de la cotización social de un nuevo trabajador contratado con parte de la prestación por desempleo que percibiría el trabajador en caso de continuar en el paro.
    — Apoyar la creación de empleo por parte de emprendedores. Permitir a las pequeñas empresas, en sus primeros 5 años de funcionamiento, una flexibilización de las condiciones contractuales que se deriven de
    la negociación colectiva.
    — Aplicar una bonificación del 100% de la cotización, para la contratación del primer trabajador por parte de autónomos y emprendedores.
    — Aplicar una bonificación del 100% de las cotizaciones sociales a los nuevos rabajadores autónomos durante los dos primeros años.»

    Palacio del Congreso de los 7 de febrero de 2012.—Josep Antoni Duran i Lleida, Portavoz del Grupo Parlamentario Catalán (Convergència i Unió)

    http://www.congreso.es/public_oficiales/L10/CONG/BOCG/D/D_037.PDF
    162/000180

  • Me quito el sombrero ante usted D. Luis. Soy muy pesimista respecto a nuestros políticos y tengo claro que nunca se atreverán a meter mano a ciertos “grandes”. En mi opinión el problema es político y social, en que país del mundo pueden mantenerse de una manera tan flagrante unas empresas dominadas por incompetentes manifiestos y genios de la picaresca del BOE y del robo al contribuyente cuyo único mérito es sentarse en el Bernabeu al lado de políticos igual de incompetentes (el artículo de Cesar Molinas me ha afectado mucho también lo reconozco). Lo repito un gran post para los neófitos en el tema.

  • Cuantas veces hemos comentado en la oficina cuantas trampas al solitario se siguen haciendo esperando que el mero hecho de que pase el tiempo solucione los problemas. Estando de acuerdo, el problema es asumir de golpe perdidas no dotadas, son capaces las entidades financieras de hacerlo? la respuesta es no; puede el Estado Español hacer una recapitalizacion completa y suficiente? me temo que no. Toda esta historia acabará con quitas masivas, voluntarias o coercitivas

  • Gran articulo señor Garicano, es triste que nuestro país este así pero el poder quiere mas poder y España no es ninguna excepción, el sistema debería ser mas transparencia y no solo para las Pymes, sino para el sistema financiero, las constructoras y los políticos deberían someterse a auditorias de manera periódica. En resumen cambiar el sistema por completo puesto que de esta manera la crisis se agravara todavía mas y su duración será todavía mayor de lo que ya esta siendo.

  • Querido Luis, lamento tener que objetar, en lo único que conozco respecto de esta entrada, en lo relativo al deficit de tarifa. Se confunde régimen especial con primas a las renovables, confusión muy común y dolosamente generada desde el propio oligopolio energético. La cifra que das corresponde al régimen especial, del que una parte son las primas de las renovables a las que se suele atribuir de manera poco rigurosa la plena responsabilidad del déficit, que, entre otras cosas, conviene recordar que es previo al desarrollo de las renovables. No consideras las escandalosas disfunciones del mercado de la energía, los windfall profits, el sistema de casación de precios del pool en el que operan los mismos actores desde la oferta y la demanda, el mantenimiento de canongías insólitas como la retribución a la interrumpibilidad (en un país con un grave problema de exceso de oferta), la asignación gratuita de emisiones de CO2, etc. Me atrevo, porque el asunto es de enorme interés y trascendencia económica, a sugerirte que con el mismo espíritu de libertad, rigor e independencia con el que hacéis este blog, le dediquéis un tiempo a revisar en profundidad el mercado energético. Las sorpresas pueden ser mayúsculas y las soluciones dependen exclusivamente de un cambio regulatorio. Regards from Pucela

  • Quien lleva esta nave a buen puerto? ……..
    Los de siempre. Antes sabían como hacerlo (dinero). Ahora la realidad (momentáneamente según ellos) no cuadra con sus conocimientos. Solo hay que esperar (según ellos) a que los conocimientos vuelvan a ser útiles.
    Nos estrellaremos, no queda otra!

Los comentarios están cerrados.