Los Tests de Estrés: Cuidado con los aprobados raspados

(Publiqué este análisis de los tests de estrés en El País de ayer, domingo 25 de julio y como solemos hacer habitualmente, lo reproduzco aquí para vuestra comodidad. Gracias por vuestra ayuda con los misterios.)

No hay nada más importante ni urgente para la enferma economía española  que recuperar el acceso a los mercados internacionales de capitales. En este momento, ni las empresas ni el sector financiero tienen acceso a la financiación exterior. Y sin capital exterior, una economía fuertemente endeudada como la española no puede sobrevivir. Las previsiones de crecimiento para los próximos años, ya en si preocupantes (el gobierno prevé desempleo por encima del 16% hasta el 2013) no tienen en cuenta esta parálisis crediticia; de continuar, tendrían que ser empeoradas sustancialmente.

¿Por qué la parálisis? El problema es que nadie se fía de los riesgos que pueden estar escondidos en los balances de bancos y cajas. Esto aumenta sustancialmente el precio de endeudarse y crea un problema de selección adversa: como en la broma de Groucho (que no querría ir a ningún club tan poco selectivo como para admitirle a él) nadie querría prestar a ningún banco o empresa dispuesta a endeudarse en condiciones tan duras. Y de ahí también, la solución propuesta: incrementar la transparencia a través de los tests de estrés, para ayudar al mercado a diferenciar los bancos y cajas buenos de los malos. De esta manera, podrá empezar a circular la financiación a precios razonables hacia los buenos. La clave por tanto es separar los buenos de los malos, para permitir que los buenos  se salven, y luego cerrar o recapitalizar los malos.

Los recientes tests de estrés que acaba de pasar el sistema financiero español han conseguido gran parte de este objetivo.  Contrariamente a los de otros países de la zona Euro  los tests han sido serios, su cobertura general, los parámetros duros (el supuesto más negativo supone que el sistema sufre impagos antes de provisiones del 20% del PIB), y han revelado mucha información sobre el sistema. De esta manera se ha establecido con claridad que no todas las Cajas son el problema (ver BBK, con una capitalización elevadísima, del 14%, incluso en el caso más adverso), que los bancos grandes son sólidos, y que el sistema es viable. Al establecer que no todos son iguales, se ha dado al mercado la información necesaria para eliminar el problema de “selección adversa” que provocaba la congelación del mercado.

Lo que falla, de momento, es la segunda parte del ejercicio: establecer un camino hacia adelante para las entidades que han resultado ser vulnerables. Tras revelar la información, y establecer la solvencia del corazón del sistema (BBVA, Santander, Caixa), los tests confirman que hay una serie de Bancos y Cajas descapitalizados y expuestos al desplome inmobiliario. No se trata sólo de los cinco suspensos (los que han quedado por debajo del 6% de capital requerido), sino sobre todo de los aprobados raspados (por debajo de 6.5), que ha habido varios. Quizás el más significativo sea la fusión liderada por Caja Madrid y Bancaja (con 6.3% de capital en el escenario adverso), pero también están en este grupo el Banco Pastor, CajaSol, Caja3, Guipuzcuano y Pollença)

El regulador argumenta que el ejercicio de estrés era tan extremo que no hay que preocuparse. En realidad los tests, tras hacer duros supuestos de impagos, hacen supuestos bastante generosos por el lado de la cobertura y la evolución de los beneficios que permiten tapar los agujeros creados. Es necesario reconocer que, se hagan los cálculos como se hagan, estas entidades son vulnerables y deben ser recapitalizadas. De no hacerlo, se crea el riesgo de que estas entidades se conviertan en “zombies” que en vez de ejercer su papel de circular la financiación a la economía real, la extraen para sus propias necesidades, imposibilitando además el ajuste inmobiliario a base de no vender para no reconocer contablemente las pérdidas.

Para recapitalizar estas entidades, la solución preferible pasa por forzarlas a conseguir capital privado adicional. Esto puede suceder sin garantía estatal, como en el reciente caso de la entrada de JC Flowers en Banca Cívica o con garantía parcial sobre parte de las pérdidas, como en el caso de la adquisición de CajaSur por BBK. Se trata en cualquier caso de conseguir sanearlas sin hacer responsables a los contribuyentes de nada más que lo estrictamente necesario de las pérdidas incurridas por sus incompetentes gestores.

Las noticias son, en todo caso, buenas. En los últimos dos meses, por fin y después de muchas dilaciones incompresibles, el Banco de España y el gobierno han conseguido un notable impulso reformista que empieza a dar sus frutos. Queda terminar de sanear el sistema financiero; dar un empujón final con CiU en esta semana a una reforma laboral que se está quedando descafeinada; y no abandonar (y aquí la responsabilidad clave es del Partido Popular) el anunciado incremento de la edad de jubilación y reforma del sistema de cálculo de las pensiones. España  se está alejando del precipicio. Pero si el impulso reformista desaparece, nos enfrentamos a años sin crecimiento y sin empleo.

Hay 20 comentarios
  • Pingback: Los Tests de Estr
  • Luis: Parece que el mercado avala hoy lunes su teoría de que los test están bien hechos. En este sentido entiendo que el mercado interpreta que los inmuebles no van a desplomarse por debajo del 28% para las vivienda nueva, 50% para semiterminada y 61% para el suelo, según interpreto en:

    http://www.fernandoaguayo.com/2010/07/25/los-test-de-estr%C3%A9s-someten-a-estimaci%C3%B3n-colectiva-donde-est%C3%A1-la-base-de-los-precios-inmobiliarios/

    Sin duda buenas noticias de las que estamos necesitados.

  • Hay quien piensa que el contenido de las hipótesis de los test de stress se trataría del camino que van a seguir las entidades de crédito, por ejemplo respecto a los precios de la vivienda, en particular la puesta en el mercado de los millones de pisos que atesoran (entre embargos y promotores insolventes) a un precio reducido en los valores de las hipótesis de los test; yo pienso que nada más lejos de las intenciones de bancos y CCAA, estamos hablando de dinero “in large amounts” y eso es muy serio….

    El objetivo último de los test es conseguir aplacar la desconfianza (justificada) de nuestros deudores para vuelvan a dar crédito “barato” a nuestros bancos y cajas, y con este crédito barato, lo que de verdad pretenden hacer las entidades de crédito españolas es evitar a toda costa las hipótesis de los citados test, en particular poder seguir sosteniendo el valor de los activos inmobiliarios con el crédito exterior, por 2 motivos principales:

    a) Estamos hablando de cantidades inmensas de dinero (se ha mencionado del orden del 20% del PIB), y no es para bromas, la idea es que, si disponemos de dinero de “barato”, y debemos un crédito, digamos a un 3%, ¿por qué vamos a dejar que ese bien por el que debemos el crédito se deprecie de pronto en un 30% de su valor?, con ese tipo de interés podemos “aguantar” a grosso modo, hasta del orden de 10 años y seguirá siendo rentable sostener el valor inicial, manteniendo embalsada la demanda de viviendas hasta que vengan mejores tiempos, y así mantenemos impecables los balances y todos (los especuladores y los gestores) tan contentos

    b) El otro motivo para no provocar las hipótesis del test de stress, como ya he mencionado muchas veces, es el temor al efecto dominó que pueda tener la constancia, por parte de los hipotecados, que el valor de la vivienda que están pagando es mucho menor que el crédito que deben y haya una entrega masiva de llaves a los bancos y cajas de ahorro. Es decir, el efecto “tocomocho” según el cual, el estafado se da cuenta que el sobre que cree que contiene dinero sólo contiene papelitos, y a continuación va a buscar al timador garrote en mano para “devolverselo”

    El objetivo último de toda esta patraña de los test de stress no es ni ha sido nunca “conseguir crédito a menor coste para que fluya hacia las PYMES y al consumo y así hacer crecer la economía”, sino que el objetivo real es poder seguir manteniendo los balances de las entidades de crédito como hasta ahora, esto y no otra cosas es lo que han estado haciendo desde que comenzó la crisis hasta el mes de Mayo pasado, donde empezaron a cerrarles el grifo

    Los tiburones que han agarrado una presa, es muy muy difícil que la suelten, y lo que menos le importa es lo que le suceda al país…de momento

  • Cierto. los aprobados justos no son más que eso: un aprobado por los pelos. Mejor estar por encima porque lo que está muy justo puede acabar estallando por las costuras

  • Insisto en que las “pruebas de resistencia” se hacen para ver cuánto peso podemos poner sobre la estructura… porque estamos decididos a poner peso en ella a-h-o-r-a y no nos gustaría pasarnos; l-u-e-g-o, ya veremos.

    En los stress tests (que pertenecen solo al ámbito contable de lo que sería la due diligence de una entidad de crédito) subyace la tesis “económica” de que tenemos que proceder al ajuste de precios relativos inmobiliarios como conditio sine qua non del inicio del proceso de transición estrguctural que habrá de restaurar la actividad y el empleo.

    No se trata de “tranquilizar mercados”, aunque también. Para calmar la inquietud de “los inversores” (prestamistas de las entidades) hay otras vías más contundentes, que ya se han empleado, se están empleando y va a seguir empleándose, razón por la cual decimos que la situación, en este sentido, es administrable y está embridada.

    Ahora de lo que se trata es oficilizar el proceso de la Capitulación Inmobiliaria antes de fin de año.

    Háganme el favor de leerse la exposición de motivos de la Circular 3/2010, de 29 de junio, del Banco de España, a entidades de crédito, de modificación de la Circular 4/2004, de 22 de diciembre, sobre normas de información financiera pública y reservada, y modelos de estados financieros:

    http://www.boe.es/boe/dias/2010/07/13/pdfs/BOE-A-2010-11095.pdf

    Aunque entrará en vigor para el cuarto trimestre, fue publicada en el BOE hace solo dos semanas justas, el mismo día que el Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las Cajas de Ahorros, que ha de significar el inicio del proceso de ruptura del cordón umbilical que une a las CCdAA con el bizarro sector público administrativo-regional español.

    Están pasando demasiadas cosas reales y concretas como para que solo queramos ver el modelo IS-LM, etc., ¿no creen?

    Como nos recuerda un netócrata de burbuja.info, desgraciadamente, hay economistas para los que la realidad solo es un caso especial.

    Dejemos un poco al margen la tarima, la tiza y la pizarra y miremos al poder.

    Está claro que 2011 será el primer año de rendición auténtica de la burbuja. Se acabará la altivez del “pues-yo-no-veo-que-bajen” y comenzará la recuperación económica por donde tiene que empezar razonablemente, reconociendo el junkie su drogadicción, aceptando el enfermo su enfermedad. El verdadero optimismo no reside en negar la evidencia sino en la firma determinación para salir adelante.

    Lo que sí pediría es algo de escarmiento, por razones de justicia y libertad.

  • Pingback: Anónimo
  • “No hay nada más importante ni urgente para la enferma economía española que recuperar el acceso a los mercados internacionales de capitales. En este momento, ni las empresas ni el sector financiero tienen acceso a la financiación exterior. Y sin capital exterior, una economía fuertemente endeudada como la española no puede sobrevivir”

    Algo así provoca escalofríos en cualquiera capaz de entender lo que significa pero quizás no haya muchos lectores de El País capaces de entenderlo.

    Una depresión económica es muy dolorosa. Todo el mundo sabe esto. Esto no significa, sin embargo, que una depresión sea un proceso innecesario, perjudicial o dañino que deba evitarse a toda costa. Una depresión económica no es una enfermedad sino un proceso curativo natural, un intento desesperado de la economía de curarse de la enfermedad real que es el “boom” provocado por el delirante intervencionismo de las autoridades económicas, el “boom” demencial que siempre precede a toda enfermedad.

    La constatación de que las autoridades económicas y otros poderosos poderes son la causa de los males económicos y no quienes solucionan esos males no es, naturalmente, vista con buenos ojos entre los idiotas que dirigen el mundo lo que hace que esta noción y quienes la sostienen siempre hayan estado y siempre vayan a estar marginados y “borrados” de la ciencia económica, llamada también superstición keynesiana, y que es solo la ciencia de arrastrarse ante el señor y la ciencia de inventar ridículas patrañas pseudomatemáticas destinadas solo a tratar vanamente de justificar como algo necesario o inevitable los abusos de la aristocracia cleptocrática.

    “Y sin capital exterior, una economía fuertemente endeudada como la española no puede sobrevivir”

    Esto es análogo a un medico que dijera: “Una persona cuya salud está al borde del colapso debido al deterioro producido por su adicción a la heroína no puede sobrevivir
    si pierde el acceso al suministro diario de una dosis creciente de heroína”

    “Kick the can down the road”

    La economía española tiene un endeudamiento (contando los pasivos no dotados de la Seguridad Social y otros) de unos 7 billones de euros para un PIB que con suerte rondará los 0.35 billones pero como sé que en este foro gusta la economía ficción y el humor económico utilizaré las fantasiosas cifras oficiales: unos 5 billones de pasivos cuyo servicio depende de un PIB de 1 billón. Esto es un endeudamiento del 500% del PIB (de un 2000% su utilizásemos cifras no humorísticas). Es esto lo que impide sobrevivir a la economía española, no su imposibilidad de endeudarse más.

    Los diseñadores públicos de los modelos de producción y crecimiento siempre diseñan modelos basados en la contracción de la economía y en el consumo. Como los junkies construyen un sistema insostenible, cuyo final catastrófico está garantizado y es por tanto previsible desde el principio. Cada vez que aflora la posibilidad de que el sistema termine catastróficamente, como está garantizado que terminará, la única estrategia, el único consejo lo único que se les ocurre es cerrar los ojos, cruzar los dedos y tratar por todos los medios de posponer un poco más un final que se vuelve mucho más doloroso cada vez que se pospone un poco más el día que inevitablemente llegará.

    Cuando el junkie nota su salud demasiado destrozada incluso para inyectarse otra papelina de caballo concentra sus esfuerzos en ponerse un poco mejor para poder volver a inyectarse cuanto antes. “Kick the can down the road”

    Esta vez no funcionará. El actual bache no es cíclico, no habrá recuperación. Hemos llegado al final del camino. No deberíamos evitar que la depresión haga su trabajo sanador porque la depresión deflacionaria es el intento desesperado de la economía por curarse y sobrevivir.

  • Vivimos obsesionados con la salubridad del sistema financiero, como si de él dependiera la salida del desaguisado; y lo tenemos claro.
    A mi, que la banca española haya salido fortalecida, me importa un pimiento, la verdad. Por lo pronto, el que crea que de eso aumentará el crédito, ya puede ir pintándolo.
    La realidad es que cada día hay menos dinero en circulación, que es lo que toca.
    Por cierto… la experiencia me dice que, cuanto más dinero tiene la banca, menos lo tiene el ciudadanito de a pie. Y lo peor es que, el que hay, por mucho que suene, en caso de apuro no duraría ni un padrenuestro.
    La economía española, tal como está planteada actualmente, no es sostenible. No se puede vivir del cuento permanentemente, tampoco del crédito ajeno gracias a provocar miedo al acreedor.
    A saber: si no me prestas, me voy a paseo y tu conmigo por pringao. Y es que más o menos es eso.

  • Quizás deberían hacerse pruebas de stress también a los usuarios de los bancos. El Banco de España reconoce en su informe que su servicio de reclamaciones ha tenido constancia documental de la devolución de 3.453.996 € por parte de las entidades a sus clientes como consecuencia de las reclamaciones presentadas por estos ante el mismo. 3.453.966 €, que bajo mi punto de vista constituyen solo la punta del iceberg, y que el propio Banco de España “reconoce como una cantidad muy significativa si tenemos en cuenta que las reclamaciones presentadas hacen referencia a cantidades normalmente reducidas, que desalientan al ciudadano a acudir a la vía jurisdiccional, con los consiguientes costes y demoras que ello conlleva, por lo que, de no obtener satisfacción por un sistema como el que proporciona el Servicio de Reclamaciones, opta en la mayoría de los casos por renunciar a sus derechos.”

    En los balances de bancos y cajas además de esconderse riesgos también se esconden beneficios que no deberían de estar allí, sino en las manos de las empresas y particulares.

    http://lacrisisdelcapitalismo.blogspot.com/2010/07/la-patente-de-corso-del-siglo-xxi-y-el.html

  • Con la publicación de los test de estres el problema se ha desplazado ligeramente desde España a Alemania, lo que el IBEX ha celebrado hoy. A ver si Alemania se anima a dejar caer el euro y evitamos la deflación que se avecina para otoño cuando los cuatro millones de parados empiecen a dejar de cobrar el paro.

  • Pienso que en este caso no existirá deflación sino todo lo contrario.
    No tenemos moneda que devaluar, solo nos queda la caída de los salarios, algo que, digan lo que digan, ya sucede; y la inflación por una subida de precios de las materias primas y de los impuestos. Y es que debemos gastar menos y recaudar más.
    A mi modo de ver, no queda otra.

  • “A ver si Alemania se anima a dejar caer el euro ”

    Eso es como decir: A ver si el gobierno aleman roba un 30% de riqueza financiera a los ahorradores alemanes para darselo a los vividores españoles.

    como siempre, el español endeudado anhelando devaluaciones que les salve el culo y erosione su deuda. Por cierto, una deuda que no tiene, ni nunca ha tenido, intención de devolver.

    Esta vez no habrá devaluaciones ni estafas monetarias. Hay que servir la deuda a golpe de riñón. Y los elegidos para devolver hasta el último euro que las cajas de ahorros deben a los bancos alemanes somos nostros, los de siempre, los muertos (y mientras tanto, la “aristocracia cleptómana” se descojona de los que les votan)

    Nosotros somos los muertos; ellos son los vivos.

  • Una pregunta: si los bancos españoles están capitalizados tan extraordinariamente bien como para soportar durante años una condiciones tan supuestamente draconianas como las que figuran en los test de stress sin despeinarse, ¿a que viene esa urgencia y ese nerviosismo y exhibicionismo con los dichosos tests para conseguir rápidamente más financiación de forma más económica y urgente?¿es que no tienen recursos propios para hacer frente a los inmensos vencimientos exteriores de la deuda? Parece que no

    Resulta que los bancos alemanes, que han gestionado ahorro REAL y han prestado dinero a las entidades españolas (entre otras) están peor en los test de stress que las entidades que han conseguido todo su dinero endeudándose ante deudores de muy dudosa solvencia…La verdad es que todo esto es muy, muy extraño

    ¿De verdad creeis que con toda la tradición de picaresca de este país se van a respetar las normas contables de la circular del BdE 3/2010? Conociendo a la “peña” político-cajera-judicial el maquillaje está garantizado, vía sociedades “zombies” u otros inventos que les salven los balances. Recordar que tras la intervención de CCM su tasa de morosidad se multiplicó por más de 2, y se suponía que se seguían las reglas contables del BdE…

  • No nos vamos a suicidar.

    “Nosotros, los muertos” tiene toda la razón, como tantas veces hemos visto desde que, en 2002, iniciáramos esta movida internáutica, con el visto bueno centralbanquista:

    – Vamos a devolver hasta el último céntimo prestado y a ajustar la economía “a pelo”, sin trampas monetario-cambiarias.

    Estas “pruebas de resistencia” concretas (ya vendrán otras), en la medida que son la notificación de cuánto podemos ahora bajar valores inmobiliarios de una tacada, forman parte del vasto programa de duchas frías al que nos estamos auto-sometiendo desde otoño de 2006.

    ¿No observan ustedes en este 2010 cambios cualitativos en los ambientes de trabajo de las organizaciones económicas del país? Me refiero a que, en las grandes empresas e instituciones económicas españolas, desde el Santander hasta la Agencia Tributaria, es en este 2010 cuando está produciéndose ya el cambio cualitativo del ambiente de trabajo; hasta ahora sólo se habría tratado de cambios cuantitativos. En este sentido, los stress tests están teniendo el mismo efecto en el sistema financiero que la rebaja de salarios nominales en el sector público.

    Es como si la poesía, ya bastante tocada, hubiera muerto de repente.

    En este 2010, hemos pasado de la mera advertencia de “golpes bajos”, porque venían “malos tiempos para la lírica”, a la “Ben Hur ramming speed”:

    http://www.youtube.com/watch?v=WXh1tW16V-8

    ¿De qué alivios podríamos gozar, aparte de la espiritualidad, durante la “longa noite de pedra” que viene mientras transicionamos a una economía abierta al exterior, integrada en Europa y “nueva” de verdad, y devolvemos buena parte de lo que debemos y purgamos los excesos cometidos en materia de valoración inmobiliaria y diseño del sector público administrativo regional?

    Es que, si no hay alivios, vivir así va a ser algo muy desagradable. Ya saben que, según mi teoría, quienes se suicidan sí quieren vivir, lo que pasa es que no así.

    Dándole vueltas al asunto de los aliviaderos, solo se me ocurren los tradicionales chivos expiatorios.

    Como saben el chivo expiatorio es el mejor amigo del hombre. No entiendo cómo somos tan membrillos que, a estas alturas del proceso de crash inmo-hipotecario y cambio estructural, no tenemos un ramillete de encausados con quien cebarnos (además de ejemplos de lo que está mal), alguno de ellos pudriéndose en el calabozo, a lo Bernie Madoff. Además, ¡qué beneficiosos efectos disciplinantes tendría la guillotina en estos momentos, jacobinos-de-mi-vida!

    Mejor dicho, sí lo entiendo. En España, todavía es demasiado oficial la mentira piadosa de que esto solo son vaivenes cíclicos a lo largo de una línea de tendencia alcista, porque todavía es eficaz la política económica compensatoria. Ya veremos qué pasa conforme vayamos saturando la endeudabilidad del Estado y agotando los márgenes presupuestarios.

    En cualquier caso, en España, todavía andamos jugando con los sentimientos de los inmomutilados. Prueba de nuestra cualidad de pobres. Los de las provincias ricas, además, mezclando las cuitas con la ilusión de que, separándose de los más pobres todavía, acabarían con los problemas. Y los integrantes de la derecha sociológica, instalados vanamente en la impotencia de las argumentaciones ad hominem.

    El caso es no reconocer que hemos metido la pata sobrevalorando la vivienda y dando rienda suelta al expansionismo fascistoide de las administraciones públicas regionales, las dos grandes patologías de nuestra Economía.

    Fue hace ya ocho años, a lo largo de 2002, cuando tuvo lugar el cambio ideológico-económico en España, con la anuencia del bancoespañismo. Recuerden cómo el 28 de mayo de aquel año, el Santander vendió “su” Vallehermoso a Sacyr; y una semana más tarde, el 4 de junio, BBVA hizo lo propio con Metrovacesa, transmitiéndosela a Bami. No era casualidad. Recuerden cómo los inmo-rocamboles, especialmente los del gremio político, salieron en tromba por TV a aguar el esfuerzo. “Santander y BBVA necesitan hacer caja”, dijeron. Estúpida proclamación, como a la vista está, toda vez que faltaban cuatro años y medio para el turning point .

    Como ya hemos escrito, hablar de “barricadas en Internet” es, ¿cómo decirlo?, un poco raro, porque, en puridad, el movimiento para acabar con El Pisito & El Terruñito proviene del centro del propio “sistema”.

    Quiero creer que “n-o-s-o-t-r-o-s no estamos muertos” ni, desde luego, desamparados, como lo prueba que la Stassi-Schutzstaffel no nos haya dado el paseíllo, aunque hagan como que quieren acallarnos. Saben que nuestra dinámica es la correcta, aunque sea dolorosa.

    Pero, sepan que se nos hace duro y que estamos cansados, muy cansados.

  • El marxismo-ladrillismo está demasiado arraigado en España. No habrá bajadas en los precios de la vivienda al mismo tiempo que España será cada vez un pais más pobre. Precisamente, lo que diferencia a los paises pobres de los ricos es que los bienes básicos son inalcanzables para la mayoria de la población. Que la gente viva en chabolas no hace bajar el precio de la vivienda.

    Nos hundiremos por el peso de nuestros tesoros inmobiliarios; nadie los va a tirar por la borda. La sintonía entre la clase media y las aristocracias políticas se basa en que estos últimos garantizan la riqueza inmobiliaria; y lo harán a cualquier precio. ¿Acaso hay debate en la calle sobre que hacer con la burbuja inmobiliaria?. Los partidos políticos lo saben; el que quiera ganar las elecciones tiene que aceptar el marxismo-ladrillismo como doctrina.

    Lo dicho; España será más pobre, volverá la emigración, la sanidad y la educación caerán a niveles tercermundistas, mientras los pisos en Sanchinarro se seguirán ofertando a 300.000 euros. Eso es ser un pais pobre y es a lo que estamos avocados. El proceso será lento y diferido en el tiempo, pero imparable.

    Nosotros ya estamos muertos.

  • “Lo dicho; España será más pobre, volverá la emigración, la sanidad y la educación caerán a niveles tercermundistas, mientras los pisos en Sanchinarro se seguirán ofertando a 300.000 euros”.

    Colega de profesion………… Hispanistan 20000 € brutos 40h. sem
    U.K. 50000 € brutos + bonus + casa + coche 36 h

    Deflacion salarial….ajuste….., Vayanse !!!

  • Hay quienes piensan que la bajada de pisos traerá una suerte de “New Age”, un “Xanadú” o algo así, que resolverá los problemas de la economía y nos hará, por fin, felices y competitivos
    Que los pisos van a bajar es algo inevitable, el grado en que bajen dependerá de la capacidad de los tiburones de conseguir créditos para sostener los préstamos por la oferta embalsada de viviendas embargadas, eso está por ver

    El problema de la economía española, en la actualidad, no se resolverá con la bajada del valor de la vivienda, ojalá fuera así de simple
    El problema es que los créditos siguen pendiente de pago, y se deben al exterior en una moneda sobre la que no tenemos control del tipo de cambio (al contrario que USA), donde no tenemos sectores económicos que sustituyan a los “inmo-especulativos”, unas condiciones generales del tejido productivo devastado por el monocultivo de ladrillo, donde estamos en pleno proceso de “delevaraging” que significa que es mucho más importante devolver lo debido que el consumo o crecer/invertir, donde estamos en un mercado global en el que sólo podemos competir por precio con países donde más nos vale no equipararnos en costes salariales y condiciones laborales y sociales, donde tenemos un “sistema” político profundamente profesionalizado y corrupto, con un clientelismo desbocado, donde tenemos unas cifras de paro astronómicas, muchos de ellos endeudados a los que pronto se les acabará el subsidio y con unas perspectivas nefastas de encontrar empleo

    Estos son los problemas auténticos del país, que bajen o no, más o menos no es donde nos vamos a “batir el cobre”, la pregunta del millón es= Y ahora, ¿a qué nos vamos a dedicar y en qué marco de condiciones laborales y sociales?

    Respecto a la vivienda, la verdad es que me gustaría que bajaran muchísimo sus precios, nunca debieron subir, otra cosa es el efecto de una bajada en escalón, digamos del 100% del valor de 2007 , el efecto que pueda tener sobre la voluntad de los hipotecados de seguir pagando los créditos y, por esta vía, en el sistema financiero ( o lo que queda de él), haciendo que se cumpla la hipótesis que yo llamo “Mad Max” (oro y recortadas)

  • Un post muy comentado, dificil de opinar.

    En primer lugar, las salutaciones de rigor. Hola Pisitofilos, cuanto tiempo!!

    Yo solo puedo hablar de lo de los pisos, el resto me queda grande. Yo estoy mirando por la zona norte de Madrid, en áreas de clase media y media-alta. Los precios han bajado en los últimos 2 meses un poco (de media, por el procedimiento penta-digital oscilante, 3%) Debe ser el miedo al final de la desgravación.

    Comentandolo con un amigo portugués, me dice que ellos han tenido el mismo problema en paralelo más o menos a Japón, con los últimos años de estancamiento ajustando los precios de los pisos con estancamiento + inflación. Si no me equivoco el proceso en Japón fue similar, creo. Yo veo dos hipótesis. Por un lado el paro galopante hará que una fracción de pisos baje via ejecución de hipotecas. Son en general pisos dignos de demolición, pero que la burbuja ha salvado de la hoguera. El resto se mantendrá en niveles similares, con bajadas medias escasas, dudo que más del 10%. Pertenecen a personas que se pueden permitir el lujo de aguantar, en la esperanza de la recuperación. Estos bajarán en términos reales a lo largo del tiempo. Mucho tiempo.

    El español de clase media es una persona muy poco pícara. La picaresca tradicional española se daba en los que vivían en la miseria. De hecho en cuanto un español sale de la miseria de lo que más le gusta presumir es de ser honrado. Sólo tentaciones grandes, como las que ha provocado la burbuja, hacen que el español sea corrupto. A diferencia de los alemanes, pagaremos por amor propio y porque nuestro sistema está configurado para que haya que llegar a la jubilación con un piso en propiedad. Ellos suelen pagar por miedo al estado, lo cual es menos de fiar porque el hambre da mas miedo que el estado. Por ello creo que no se va a dar el caso de bancos recibiendo llaves a mansalva. Bueno, por eso y porque en nuestro marco legal las hipotecas son contra el piso y todos los bienes presentes y futuros, y eso acojona aun más que el hambre. Porque es hambre para hoy y mucha hambre para mañana.

    La cuestión es el famoso “estallido social” Creo que la economía sumergida y los padres amparando a los hijos amortiguarán esto, pero dentro de dos años veremos la verdad. Hay mucha gente al borde del abismo, y no tienen perspectivas de salir adelante, a ver por donde salen, o mejor dicho, quién los logra canalizar…

    P.S. lo del Marxismo-Ladrillismo como concepto humorístico está curioso, pero creo que esa fase, aunque existente, ya ha finalizado. Ahora hace falta un valiente que organice una fuente de ingresos decente para los ayuntamientos, a ser posible que ligue la buena gestión con los ingresos de los mismos. Alguien apunta ideas?

Los comentarios están cerrados.