El futuro modelo de crecimiento para España (4): El Turismo

(Continuamos la serie en la que cada jueves resumimos y glosamos el estudio de FEDEA-McKinsey de Diciembre del 2010, y que comenzamos hace tres jueves. En este estudio  trabajamos, por FEDEA, Michele Boldrin, Nacho Conde, Pablo Vázquez, y yo, y por McKinsey Alejandro Beltrán, Nicolás Borges, João Castello-Branco, Francisco Gracia, y Enrique García).

El turismo es un sector estratégico para la economía española, representa un 7-8 % del PIB y un 6 % del total de empleos, se trata de 2 o 3 veces el peso que tienen en otras economías modernas.

Sin embargo, en los últimos años las cifras de nuestro sector turístico están arrojando datos preocupantes. A pesar de haber aumentado el número de turistas totales, nuestra cuota sobre el número total de turistas internacionales ha caído 1,5 puntos porcentuales, de un 7,4 a un 5,9 % desde el 2003 al 2009 (Figura 24).

gráfico 24

Esta preocupante pérdida de presencia internacional se ve agravada por la disminución del gasto real de los turistas, que en el período 1995 – 2005 cayó más de un 35 %. Los datos relativos a la productividad del sector son también preocupantes ya que durante el mismo período disminuyó un 15 %.

Una importante parte del crecimiento del Turismo mundial se originará en zonas en las que España no es un destino preferencial, con el consiguiente riesgo de pérdida de cuota. Si bien es difícil aspirar a las cuotas de turistas que tenemos en nuestros países vecinos, comparando con otros países europeos encontramos que por cada turista del este asiático que viaja a España, 15 lo hacen a Francia y 8 a Alemania (Figura 28).

gráfico 28

Existe, por lo tanto, un gran potencial de desarrollo en esos territorios que España debe tratar de capturar.

España debe adaptarse a las nuevas necesidades de la demanda de turismo y obviamente son las empresas las  que deben  acometer nuevas propuesta de valor  en particular mediante la consolidación de este sector, tremendamente fragmentado.

Hay 8 comentarios
  • Este artículo lo habéis escrito en dos partes muy diferenciadas. La primera está muy bien. Con datos y un cierto análisis. Pero en la segunda parece que estéis vendiendo humo. En diez líneas no habéis dicho nada! No parece parte de este blog!

    • Pau, touché! nunca nos habían hecho ese comentario en 2 años de blog, y reconozco que tenías razón. He eliminado las 10 líneas vacías. Muchas gracias por la crítica.

  • Hola. Una pregunta, ¿pensáis que el turismo se puede considerar como exportación? A fin de cuentas es un producto que se vende al extranjero, aunque en este caso sean ellos los que vienen a buscarlo.

    Desconozco si, por ejemplo, el turismo se mueve por parámetros similares a la exportación. Por ejemplo, cuando en el mundo en general caen las exportaciones ,cae el turismo o que una moneda a menor valor lo favorezca (como hace con las exportaciones)

    ¿Qué opináis?

  • Estimado Sr. Garicano, enhorabuena y gracias por dedicar tiempo y espacio del blog a la actividad turística.
    Siendo cierto que España pierde cuota de mercado en el turismo internacional, no es menos cierto que el conjunto de Europa lo hace en detrimento de otras áreas del mundo con crecimientos espectaculares. En cualquier caso resulta ya obsoleta la cuantificación del número de turistas cuando el dato relevante es el gasto medio diario. Eso es lo de que debe subir en base a esa propuesta de valor que proponen.
    Por último, las cifras demuestran que España no tiene tirón en muchos mercados de larga distancia. Sin embargo, no todo es achacable a aspectos citados como las dificultades burocráticas o la falta de conexiones aéreas. Es la propia marca España la que creo que no tiene suficiente tirón, lastrando cualquier acción comercial de nuestro país, ya sea captar turitas o vender vino. En el mercado chino, por ejemplo, resulta muy difícil competir con Francia o Reino Unido aunque se ha de decir también que Turespaña está redoblando esfuerzos reforzando su presencia con nuevas oficinas en la zona (Mumbay, Singapur, Beijing, etc.)
    De nuevo muchas gracias y saludos,
    David Mora

  • Disculpadme por el offtopic pero hay dos temas muy interesantes que han sido noticia estos días y me gustaría recalcar el interés en vuestros análisis, reformas del sistema financiero y de las pensiones.

    Gracias.

  • Nos guste o no nos guste el Turismo es lo que sin duda nos queda y como no andemos muy finos, nos veremos, –como dice Jesús–, de camareros de clientes chinos y orientales. Ojalá. No pasa nada. Donde esté un cliente siempre será reverenciado.

    El turismo de calidad en España depende en muy buena medida de dos cosas. La primera de ellas, –nuestra historia real y nuestras raíces cristianas–, molestan a gente importante y a la segunda le ha sucedido como a la gallina de los huevos de oro –nos la hemos cocinado–.
    Voy a describir estos “assets”, estas fortalezas estratégicas.

    1. Unos grandes museos extraordinarios globalmente y nuestra historia religiosa y guerrera. Nuestras incomparables iglesias y monasterios y nuestro viejo y mal vendido imperio. Es decir, nuestros activos exclusivos que crean un innato rechazo en dos grupos muy importantes de los que hoy representan el poder en España. Los poderes autonómicos nacionalistas, que tienen una enorme influencia en el poder cotidiano de la España actual, y los herederos autóctonos de la parte jacobina de la Ilustración, nuestra queridas “gauche”s: la “du vin rouge” y la chavista-islamizante.

    2. De nuestros residentes extranjeros que se han comprado una casa de vacaciones, residencia o retiro.
    Solemos olvidarnos de ellos pero son algún millón que otro que nos han ayudado a dar salida a mucha inversión inmobiliaria y tienen un efecto llamada muy fuerte sobre otros visitantes.
    Gentes que están aquí hoy pero pueden irse a Smirna (maravilloso lugar para vivir y hacer vela) en un abrir y cerrar de ojos. Bueno, se están yendo a toda marcha al ver el subidón (80% en tres años) de todo tipo de impuestos municipales comenzando por los IBI’s y siguiendo porque son los paganos durante 11 meses al año de servicios que se facturan y no se usan.
    Hablo, con un montón de datos en la mano, de basuras, alcantarillado, saneamiento, agua –30m3 al mes que se pagan se usen o no se usen–etc. y a los que hay que sumar un IVA dado que los servicios en vez de ser prestados por funcionarios municipales los son por flanmantes “Outsourcers” del IBEX 35.
    Todo esto se percibe como una extorsión oprtunista que definitivamente ha matado para mucho tiempo el atractivo de residir aquí una parte del año.

    Hace unos días estuvimos en Jaca mi mujer y yo.
    Uno de los motivos del viaje fue la visita al conjunto de monasterios e iglesias románicas de San Juan de la Peña. Otro, bajar un día a Francia por el túnel de Canfranc y, por el tramo francés du Chemin de Saint Jacques de….”Compostelle”, ir a una excelente librería de Pau a buscar unos Gallimard raros, para ella. Pau está a menos de 100 kms de Jaca y es un viaje precioso.
    Para la mayor parte de España Jaca es para esquiadores y sin embargo es un lugar excepcional en muchos sentidos de los cuales apenas se habla. Como si hubiera un pacto de silencio.
    Para empezar tiene una ciudadela que es un modelo mundial de arquitectura militar, pero lo verdaderamente impresionante,– más incluso que sus iglesias románicas únicas–, son los dos monasterios de San Juan de la Peña, el de la inmensa cueva habitada durante más de mil años y tumba de los reyes y nobles de Aragón y el monasterio de la campa alta recién reconstruido por el gobierno regional un par de kilómetros más arriba.

    La reconstrucción que han hecho de esta joya mundial –destruida por Napooleón y arrasada por la Desamortización es de muy buena calidad– y la visita resulta impresionante. De entrada es de los pocos sitios donde antes de llegar es posible ver robles sanos de más de mil años de vida. Hay dos o tres con un par de metros de diámetro. Es catártico captar con todo tu ser que estás dentro de más de mil años de historia y que esa historia son tus raíces verdaderas.

    Si ignoramos y ocultamos nuestras auténticas raíces para intentar vender neomilongas culturales y nacionales ¿qué credibilidad vamos a tener al ofrecer nuestro país a clientes que en muchos casos han estudiado y conocen nuestra verdadera historia más y mejor que nosotros mismos?

    Por ello sugiero que el fomento del turismo cultural requiere cambios de actitud muy profundos por parte de nuestros gobiernos. Con más respeto a la historia y a nuestras raíces. Es imposible vender bien de día aquello que combates de noche.

    En fin, que no os arrepentiréis ni de visitar esos monasterios y la ciudadela, ni de comer en Jaca ni de bajar a Pau por el Chemin de St. Jacques.

    Salut

  • @Manu Oquendo: Estoy completamente de acuerdo con tu comentario, el Turismo “Cultural” debería tomar mucha más importante, pero para que esto suceda creo que no estamos a la altura de otros paises al nivel de infraestructuras.

    No me refiero a infraestructuras públicas, ya que en vías de comunicación estamos mucho mejor que alguna de las cabezas europeas, si no de infraestructura privada, si se puede llamar así.

    Actualmente sólo se puede disfrutar del turismo cultural en las grandes ciudades o alrededores cercanos, resultando muy complicado moverse por zonas más pequeñas y aisladas, como por ejemplo sería hacerse la ruta del románico en Palencia.

    A lo que me refiero es la excasa existencia de establecimientos al estilo “bed&breakfast”, que hacen mucho más sencillo y potencian el “turismo itinerante”, desde hace algunos años hay cada vez más casas rurales, pero no creo que el número, ni el precio, sea ni comprable al de los “B&F”.

    Saludos.

Los comentarios están cerrados.