Coursera y la enseñanza en línea: ¿Llegan las economías de escala a la Universidad?

Sabéis que estoy siguiendo muy de cerca el desarrollo de la enseñanza por Internet, entre otras cosas porque va a ser una innovación "perturbadora" (disruptive) de la actividad a la que me dedico- quizás la primera innovación en profundidad desde Sócrates. Tenemos el primer modelo viable ya en marcha, y mi opinión es que funciona maravillosamente bien. ¿Qué consecuencias tendrá?

El primer modelo viable, con una empresa privada seria que tiene un modelo que funciona es el que ha puesto en marcha Coursera. Para cualquiera con algo de curiosidad intelectual, Coursera es el equivalente a El Bulli, GRATIS (bueno, nada es gratis, ¡pagan las Unis!). Universidades como Princeton, Columbia, Stanford, o Penn se han unido en un consorcio para ofrecer cursos en línea. Los cursos son de una calidad asombrosa. Yo me he apuntado a 4 para probar, y solo os puedo decir que la tecnología funciona. Para haceros una idea del rango (ver el catálogo aquí) hay cosas como Introducción a las Finanzas Computacionales, Machine Learning (enseñado por Andrew Ng, del que ya hemos hablado, fundador de Coursera, la persona a cargo del Proyecto del coche sin conductor en Google y seguido por 200,000 estudiantes), Financial Engineering de Columbia, o Historia Universal desde el 1300 (por Jeremy Adelman, un profesor de Princeton). Es simplemente alucinante. Las clases tienen cientos de miles de alumnos, de modo que uno da clase a más estudiantes en un trimestre que en el resto de su vida, y de varias vidas, juntas.

¿Cómo capturarán las universidades de élite este valor? La clave son los certificados. Supongamos que Stanford tiene 50,000 estudiantes en India, y que les hace un examen en Junio, y les da un certificado legítimo que garantiza que han hecho el curso. Hewlett Packard, cuando contrate en India, puede verificar que un candidato es bueno y puede perfectamente seleccionar a personas con este diploma. Si eso sucede, pues el sistema funciona.

Como en la música, los videos, etc. la irrupción de Internet va a suponer un incremento gigantesco del valor  creado al permitir que todos, desde India a Ecuador, puedan asisitir a cursos de Stanford o MIT. Pero también va a cambiar radicalmente la captura de valor. Primero, porque sabemos que en el mundo digital la propiedad es otra cosa, y circularán fácilmente copias gratis de los mejores curso. Y si hay copias de la Teoría de Precios enseñada por Gary Becker y Kevin Murphy, no hay ninguna razón para que nadie pague por una copia del curso enseñada por otro instructor, que encima será peor.

Segundo, porque permite incrementar de una forma brutal las economías de escala y por tanto los retornos se van a concentrar en las superestrellas. Sin televisión, todos los clubes tenían fans, y un jugador un poco mejor llenaba un estadio un poco más grande y ganaba en proporción. Tras la televisión, todos los fans pueden ser del mejor club, y si puedo ver a Messi, pues para qué ir al estadio  de la pulmonía a ver al Valladolid (el equipo de mi niñez). La consecuencia es que la diferencia entre lo que gana la estrella y lo que gana el siguiente se multiplica -- la competencia en el mercado empujará el salario de Messi hacia decenas, o centeneres, de veces el del otro, ya que es capaz de servir un mercado mucho mayor; incluso en términos absolutos, machacará al jugador de segunda fila, que se queda sin público. Este mismo efecto de cambio de la escala del mercado ha sucedido con las estrellas en música y en cine (con respecto a las de teatro de hace 1 siglo).

Y también está este efecto, al menos en parte, detrás de los retornos económicos que consiguen los directivos de las empresas. El que dirige una pequeña compañía local, si mete la pata al elegir una funda roja para su teléfono, pues en vez de vender 1000 unidades vende 100, con lo cual la decisión cuesta varios miles de euros. El que dirige Apple, si se equivoca con la decisión de cambiar el conector del teléfono y resulta que la gente se rebela (no, no os preocupéis, los seguidores de Apple seguirían a la marca hasta el precipicio) pues puede costar miles de millones de Euros. El conseguir a un CEO que tenga una probabilidad 1% mayor de no meter la pata, y tomar la decisión adecuada, "vale" por tanto decenas  millones cuando el mercado se hace tan grande, y el mercado empujará el salario hasta ese valor. Es decir, el tamaño del mercado multiplica el retorno marginal del talento. (Por cierto, al que le interese ver mi investigación académica sobre este tema, tratando el impacto de las tecnologías de la información sobre la desigualdad puede echar un vistazo a este trabajo en el Quarterly Journal of Economics, y  al que le interese más el impacto sobre la desigualdad de la deslocalización, puede mirar este otro trabajo en la misma revista.)

Pues bien, lo mismo puede suceder con las universidades. ¿Por qué va alguien a sentarse en una clase cutre en Ecuaciones Diferenciales si puede coger la que se enseña en Stanford, allí por la módica cantidad de $6,000 ($600 por semana) por curso, pero GRATIS? ¿Estamos aprendiendo a "apalancar" el talento de los profes, de modo que dentro de poco habrá el super estrella, el Messi de Cálculo, el Messi de Machine Learning, el Messi de Financial Engineering, y los demás serán simples ayudantes de docencia que ayudan con las clases de problemas? Seguramente, hay muchas cosas que requieren interacción uno a uno. Las clases interactivas, socráticas, no se pueden replicar online facilmente. Las redes sociales que uno adquire en Stanford (amigos que luego serán fundadores de empresas por ejemplo) tampoco. Pero para la enseñanza que al final es pura rutina y comoditización, del Profe aburrido y nada inspirador que no hace más que leer sus apuntes, me parece que esto es un sustituto superior.

Existe un obstáculo que no sabemos aún si el modelo (en el que hay exámenes continuos, tests durante las lecciones, grupos de estudio, etc.) será capaz de resolver: uno de los problemas que las universidades resolvemos es la motivación. Aprender, como el dejar de comer postre o ponerse en forma, todos queremos  conseguirlo, pero sólo algunos tienen la disciplina para hacerlo solitos. El estudiante necesita tener que venir a clase (en EEUU, y en mis clases aquí en el RU, es obligatorio), necesita tener al profesor encima, ver a sus amigos trabajar, etc. para motivarse. ¿Puede un modelo a distancia resolver este problema? ¿O quizás el modelo del futuro es coursera como libro de texto, lo que los estudiantes leen en casa, y luego los estudiantes complementándolo en secciones interactivas con su profesor? Podéis ver lo que piensa al respecto la co-fundadora de Coursera en esta charla de TED.

En fin, una última cosa: supongamos que estás, querido lector, en el paro, deprimido y cabreado, con razón. No tiene perdón, con recursos online así, gastar ni un sólo minuto en Minecraft o en Call of Duty 27: The Return of the Blind Zombies. Decide qué te gusta, qué quieres aprender, y pásate todas las horas del día aprendiendo. Por ejemplo, sigue un par de cursos de programación en este Otoño. Apúntate ya. La crisis no se va a terminar, y el mundo no es España. Desde internet puedes vender tus servicios, si hay algo que sepas hacer. Y si al final decides emigrar, esto es mucho más fácil cuando uno sabe algo y bien. Mucho ánimo.

Hay 46 comentarios
  • Buenos días, Luis.

    El asunto viene de lejos y "ya le toca".
    La primera Fundación de Asimov usaba holgramas para difundir conocimiento e interactividad desde Trantor mientras proseguía la busqueda de Gaia que, recordarás, ni hologramas necesitaba para llegar a las mentes de toda la Galaxia.
    Veremos hasta qué punto resisten ciertos paradigmas que sostienen el momento globalizador.

    Hará un par de años que traje un enlace de la serie de conferencias de Sandel y unos 40 que rematé Fourier de madrugada en el canal de la Open University. En Rusia ya entonces había estupendos programas universitarios de los que nunca mueren. Ya existe más de un 90% de "fondos" digitalizables.

    Creo que hay dos aspectos importantes que van a ser puestos en cuestión en porcentajes altísimos.

    1. Obligatoriedad del Modelo presencial.
    2. Igualdad de acceso al Repositorio de conocimiento "Holográfico". (El warehouse digital)

    Ninguno de los dos se sostiene en sociedades abiertas con constituciones que garantizan educación. Aquí hay una "fractura" grave en marcha.

    Pero, claro, supone la aplicación de "Escala" en "territorio sagrado" por lo que será interesante ver cómo reacciona la comunidad académica. Esto ya se ha vivido en la industria durante 60 años por lo que la conducta previsible ya es conocida.

    Hay otra cuestión y es si el sistema vigente puede permitirse una expansión del conocimiento no regulada por jerarquías. Bolonia indica que ya saben que no y tratan de controlarlo.

    Va a ser interesantísimo.

  • Sr Oquendo:

    ¿Sería tan amable de extenderse sobre su idea «Hay otra cuestión y es si el sistema vigente puede permitirse una expansión del conocimiento no regulada por jerarquías. Bolonia indica que ya saben que no y tratan de controlarlo»?

    Gracias.

    • Buenas noches, Sr. Gatete

      Es sólo una sensación pero me parece que el gestor del sistema ha caído en la cuenta de que realmente no hacen falta tantos titulados universitarios como hoy se producen y ha comenzado a corregir el tiro.

      Por un lado se sigue disminuyendo la cualificación "target" por tramos de edad y por otros encareciendo el acceso a postgrados de forma que se restablezca una pirámide más acusada.

      La pregunta es si las poblaciones de occidente lo van a permitir tan pasivamente como hasta ahora. No lo sé.

      Al final las economías de escala convergen en el punto de máximo denominador y en el límite se hacen infinitesimales. Unos poquitos bastan.
      Por eso Stiglitz formula en su último libro su interesantísima pregunta retórica: "¿Cómo es posible que tan pocos sean capaces de ganar la partida a tantos?"

      Saludos

      • Sr. Oquendo:

        Muchas gracias por su respuesta. Sin embargo, albergo dudas de que la generalización en el acceso a la universidad suponga una expansión del conocimiento, sino simplemente de una credencial. En cualquier caso, yo entiendo que esta generalización en el acceso sí está regulada por ciertas jerarquías, pues hay instituciones de «primera», se segunda y de tercera. En cualquier caso, veo evidente que no hacen falta tantos licenciados y que su aumento provoca una devaluación de su credencial, lo que les lleva a prolongar sus estudios en un vano intento de diferenciarse.

        Saludos.

  • Buenos días,

    A mi personalmente me parece un proyecto muy interesante el Coursera, pero no tengo claro que esto signifique una concentración de rentas para las superestrellas. En mi pequeña andadura en el mundo academico, veo que hay, basicamente 4 tipos de profesionales: los que son buenos haciendo research y teaching, los que son buenos haciendo research pero el teaching lo hacen bastante mal (no sé si por falta de tiempo o de skills), los que son buenos haciendo teaching y no tanto haciendo research y los que son malos en todo (hay más o menos de estos según la universidad).

    ¿A cuales va a favorecer más esta innovación? Yo apostaria que a los que hacen buen teaching (los que hacen buen research segurian siendo premiados también). No me imagino que la gente quiera seguir un curso on-line del tipico genio que no quiere o no puede explicar los conceptos clave de forma que pueden llegar a mucha gente.

    ¿Qué pensais vosotros?

  • Buenos días.

    He realizado varios de los cursos disponibles a través de coursera (entre ellos el de Machine Learning) y me gustaría recomendarlos encarecidamente a todo el que tenga interés por aprender.

    En cada curso se ponen a disposición, a través de la plataforma, los videos de las distintas lecciones con subtítulos en inglés (y a menudo en español y otros idiomas) además de proponer ejercicios y tests para cada lección que hay que realizar y entregar antes de una fecha límite (normalmente después del fin de semana pensando en los que trabajan) para su puntuación. La corrección de los ejercicios es automática (no puede ser de otra forma con 200.000 alumnos) pero suelen estar bien planteados para superar esta limitación.

    La plataforma se complementa con un sistema de foros donde los alumnos se ayudan entre sí y los profesores y personal ayudante contestan las dudas comunes a un gran número de alumnos.

    En cuanto a mi experiencia personal, lo que más me sorprendió al principio es la implicación de los profesores, el interés por enseñar que se aprecia en cada lección y lo que facilita el aprendizaje la evaluación continua, con ejercicios obligatorios para cada lección que cuentan más en la puntuación (en torno al 70% normalmente) que el examen final que tanto nos gusta por aquí.

    Entre lo menos bueno, el idioma (lo cual no es culpa de coursera sino mía) aunque con los subtítulos puestos (aunque los haya en español los dejo en inglés) soy capaz de seguir las clases perfectamente.

    Un saludo.

  • Hola Luis, gracias por el artículo, por lo bien explicado que está y por ser un tema muy interesante, innovador y que a mi me toca de cerca. Digo lo último porque en mi interés por las innovaciones en educación y por mejorar mi propia formación me apunté a un curso de Coursera hace casi medio año, que comenzaba este verano y tras 10 semanas acaba de terminar.

    Mis impresiones van en la línea que tu has escrito, el curso esta muy bien, al principio me parecía demasiado fácil por haber dado lo mismo en la carrera, pero habiendo visto el temario sabía que la cosa iba a progresar y tanto que lo hace. Las clases en video son muy buenas, en mi caso la calidad del profesor era altísima y te acostumbras a sus pequeños "defectos" algunos simplemente dados por la novedad del formato (que nos sugieran un descanso constantemente me parece que corta el ritmo, los descansos ya nos los servimos a nuestro gusto y esas interrupciones facilitan que desconectes el cerebro). Para mi la lección más importante es que el video siempre tiene que atraer tu interés, no pasarse en repetir cosas obvias, sino dar opciones al que no lo haya comprendido y no le baste la repetición, de buscar información complementaria (se pueden añadir subtítulos indicando donde saber más, o incluso agregando enlaces como si una publicidad de youtube se tratara). Y más que podría contar (llegue al límite), si os interesa, me encantaría continuar en otro comentario.

    Saludos.

    • Continuo (gracias Manu). Como decía se basa en clases grabadas (unas dos horas por semana), pensadas para ser ofrecidas online, tienes al profesor hablando en primer plano y de vez en cuando salta directamente a un powerpoint, a excell (fundamental en mi curso) o similares. Ademas cuelgan algunos apuntes y sobretodo tienes los foros donde se comparte de todo, dudas, soluciones, apuntes hechos por los estudiantes, libros en pdf, etc. Implicarte en los foros es lo más difícil, pero siempre te saca de algún apuro y seguir los vídeos es muy sencillo.

      Para evaluar tu trabajo cada semana tienes una prueba que puedes repetir una vez, al final se escogen las pruebas con mejores notas para hacer la media (en mi caso 8 de 10), de modo que aun fallando un par de semanas puedes continuar el curso. Las pruebas no son más que un test de 10 preguntas, del tipo elige entre diferentes opciones o escribe el resultado. Además incluye un examen final.

      No es difícil adaptarse al nivel ni el idioma, en mi caso hablo inglés pero aún así desde la segunda semana y a petición de los estudiantes, todos los videos incluían subtítulos en varios idiomas. Es decir, además el feedback funciona muy bien, se mejoran cosas, surgen pequeñas polémicas (por compartir material con derechos de autor), pero en ningún caso estropean el devenir del curso y al final te quedas con la sensación de que la enseñanza es mucho más atractiva y eficaz que la mayoría de clases presenciales.

    • Lo más complicado, como apunta Luis, el hábito de estudio. Pueden surgir cosas, como me pasó a mi, que de repente te lo rompan y volver cuesta mucho más en el momento que pierdes una semana por el trabajo que se te acumula a la semana siguiente. Es más fácil tener la disciplina de ir a clase que en casa con el ordenador donde tienes mil cosas para desconectar. Pero a su vez tiene la ventaja sobre la clase presencial que en ésta última si te pierdes algo cuesta mucho reengancharte, mientras que con los vídeos tan solo tienes que "rebobinar" un poco.

      Mi visión de futuro es que este sistema funcione tanto como educación independiente como complemento a clases presenciales. Además de mejorar las clases en la universidad centrándolas en las prácticas donde haga falta una relación más directa con el alumno y sustituyendo (y mejorando) a las lectures, me parece una herramienta totalmente disruptiva en la educación de postgrado y en la implantación del aprendizaje continuo a lo largo de la vida laboral.

      En definitiva, muy satisfecho con la experiencia y ya repitiendo, aunque esta vez solo para satisfacer mi curiosidad.

  • Gracias por difundir estas iniciativas. A mí lo del online learning me gusta mucho y para niveles más bajos recomiendo la Khan Academy.

    Respecto al tema de la motivación; Luis, eso no es ningún problema, todo lo contrario, es una gran ventaja. El chaval ambicioso de clase trabajadora que se pasa horas en internet aprendiendo triunfará, y el vago que tiene una familia pudiente pero que no se da cuenta de la oportunidad que tiene y necesita "alguien que le motive" acabará bajando en la escala social. Esto es meritocracia, y es una gran noticia!

  • Saludos,
    Me parece un recurso excelente, los cursos tienen una pinta estupenda. Aunque en cuanto a lo dicho arriba:

    "Pues bien, lo mismo puede suceder con las universidades. ¿Por qué va alguien a sentarse en una clase cutre en Ecuaciones Diferenciales si puede coger la que se enseña en Stanford, allí por la módica cantidad de $6,000 ($600 por semana) por curso, pero GRATIS? "

    Sinceramente dudo que esta iniciativa vaya a tener un impacto a medio plazo en los sistemas universitarios o en el número de matriculados. Sí, se puede aprender más o mejor en un curso en internet que en un curso de otra universidad, pero la inmensa mayoría de estudiantes de todas las universidades del mundo, y más en España (paradójicamente) no van a satisfacer curiosidades intelectuales de ningún tipo, que es lo que aportan estos cursos, sino a tener un título que poner en el CV. Tengo mis dudas sobre cuánto estos cursos pueden mejorar la "empleabilidad" de una persona, por las dificultades de assessment de tantos alumnos.

    Otra cosa es que estos cursos sirvan de apoyo para profesores en otras universidades, lo cual puede ser bastante positivo. Hace un par de años estaba en primero de física y los profesores no paraban de decir que viésemos unas open lectures del MIT (el curso de Walter Levin), que estaba bastante bien vaya.

  • El aspecto de las economías de escala es de doble filo. No solamente concentra la demanda en los "Messis" de cada campo, sino que puede también limitar la variedad de la oferta. Por ejemplo, viendo la oferta de cursos de Coursera, me llaman la atención dos omisiones llamativas: no hay ni cursos de derecho, ni de ingeniería mecánica o de construcción. Lo primero se debe posiblemente a como está estructurado el acceso a las profesiones legales en EEUU (derecho es un postgrado, y solamente pueden presentarse a los exámenes de abogacía aquellos que han obtenido un título -siempre presencial- en una universidad reconocida por la American Bar Association). Lo segundo más bien a que esas ingenierías, hoy en día y en EEUU, son consideradas como poco "sexys", a pesar de tener gran demanda en el mercado de trabajo.
    Acaso no hay ninguna demanda para cursos de derecho o ingenierías "antiguas" online? No, seguro que hay, pero no la suficiente para llamar la atención de semejantes mastodontes. Pero esa deja nichos de mercado a competidores más pequeños que acepten alimentarse de esas "migajas".

  • Gracias por el artículo Luis. Yo he disfrutado como un enano con la Historia de China de aquellos cursos de la Harvard Extension Shcool que enlazaste, y seguramente me apunte al de Historia del Mundo desde 1300 y a algún otro...
    Por cierto, justo en este tiempo he hecho un curso de posgrado que ha resultado bastante decepcionante -la opinión no es sólo mía, es compartida- y el contraste entre los profesores de Harvard y algunos de los que he tenido es sonrojante y da envidia.
    (Por supuesto de selección del talento y ayuda en la búsqueda de empleo ni hablamos...)

    Lo de emigrar cada vez empieza a ser una opción más presente cuando hablo con gente de mi edad. El reciclaje en España es imposible.

  • Hola,

    Estoy siguiendo un curso en Coursera (Gamification) y a pesar de se una muy buena iniciativa le veo varias pegas:

    1/ déficit de motivación: esta comentado en el post y lo confirmo

    2/ aspecto social: a pesar de ser miles de alumnos realmente da mucha pereza "hablar" con otros en el foro. Claramente no tendras jamas en estos cursos multitudinarios las mismas relaciones que con unos compañeros de clase de carne y huesos

    3/ evaluación: cuando hay Trabajos que entregar (ya he entregado 2) el propio proceso de corrección te "obliga" a leer y evaluar 5 trabajos de compañeros... pereza mortal!!!!

    Conclusión: esta muy bien, se puede mejorar, no creo que vaya a matar la formación presencial, solo sera un valioso complemento

    • Mm, el punto 3 es ambivalente. Cierto, puede dar pereza evaluar otros trabajos, pero a cambio creo que te aporta. Es similar a lo que pasa con cuando tienes que revisar artículos de revistas: aparte del beneficio a largo plazo de "estar en el lazo" ("hoy por ti, mañana por mí"), realmente se aprende viendo cómo otros han realizado el trabajo, y el hecho de tener que corregirlo te hace pensar (consciente o inconscientemente) en cómo se aplican los criterios de evaluación que también te van a aplicar a ti.

      Por supuesto, justificaciones aparte, la evaluación en modelo "crowdsourcing" es realmente la única posible en estos cursos masivos (por ahí los llaman MOOC - Massive Open Online Courses), al menos en aquellos como el de Gamification en los cuales los trabajos son tipo ensayo (los más matemáticos como Machine Learning o Teoría de Juegos se prestan más a validación automática).

      Y, sinceramente, un título sí incrementa tu empleabilidad (aunque no la garantiza), pero no veo por qué estas instituciones online no pueden ofrecer una confianza similar a las tradicionales a la hora de certificar un aprendizaje y una motivación (que cuenta tanto o más que los conocimientos). Si acaso de momento flojean en la creación de itinerarios consistentes (son cursos sueltos). Pero eso ya cambiará.

  • Me parece una noticia estupenda.

    De hecho yo había sugerido algo parecido en un post de Antonio Cabrales- que se cachondeó hablando de un video de Sargent doblado por Antonio Banderas, lo que sería muy malo pues otra ventaja del sistema es mejorar el inglés.

    Creo que una forma de fomentar las relaciones y la presencia física de los alumnos sería pasar los videos en la Universidad con comentarios del profe español.

    Sin duda que esto haría redundantes muchos profesores, por lo que , para no aumentar el paro en coyunturas como la actual lo mejor sería que el profesorado asumiese funciones de “tutor” tipo “Oxbridge”, esto es , a cargo de un número reducido de alumnos, que recibirían un aprendizaje especializado- no todo el mundo quiere ser académico o empresario- y mejoraría sustancialmente la calidad de la enseñanza.

    PS.

    Mucho mejor aún sería que en vez de que cada Universidad diese sus cursos “on line” se hiciese algo conjunto impartido por los mejores especialistas en cada materia y distribuido a todas las Universidades interesadas.

    Saludos.

  • Provocativo envío, profesor Garicano. Le felicito y le alabo por su entusiasmo. Pero, ¿peligra mi sinecura en la universidad pública? ¿Se apoderarán los courserarios de mis tesoros? Bueno, vamos por partes.

    1) Seguro que los profesores de Stanford y el MIT enseñan mejor que yo; pero apuesto a que yo evalúo mejor que Coursera los conocimientos adquiridos por los alumnos. Una pequeña superioridad por mi parte que tiene sin embargo grandes consecuencias prácticas.

    2) Y esto nos lleva a lo que decía hace pocos años el polémico Charles Murray en un artículo titulado "Para la mayoría, la Universidad es una pérdida de tiempo" (http://online.wsj.com/article/SB121858688764535107.html):
    "Los jóvenes que entran en el mercado de trabajo deberían tener una medida conocida y fiable de su cualificación [... que...] debería expresar lo que saben, no dónde lo aprendieron o cuánto tiempo les costó. Necesitan una certificación, no un Grado universitario [...] La igualdad de oportunidades educativas significa, entre otras cosas, crear una sociedad en la que lo que importa es lo que se sabe: sustituir los Grados universitarios por certificaciones sería un gran avance en esta dirección."
    Es decir, habría que complementar una enseñanza a distancia tipo Coursera con un método de evaluación administrado por organismos independientes de certificación de conocimientos, del tipo ETS; y entonces sí que sobraríamos los profesores y universidades del montón 🙁

  • Estupenda exposición. Gracias Luis.
    Las nuevas tecnologías traerán grandes cambios en la docencia y, en general, en la forma en que se estructura y se difunde el conocimiento.
    Hasta ahora los cursos que se presentan son solo una transposición digital de los cursos tradicionales, pero en el futuro las cosas pueden ser distintas.
    Imaginemos que los cursos se multiplican indefinidamente. Hay profesores suficientes para ello. Por otra parte, la duración de los cursos se reduce hasta convertirse en unidades mínimas de conocimiento. Finalmente todo ello se entrelaza a través de un sistema de hiperenlaces orientados, no a las materias, sino a la resolución de problemas concretos. De esta forma, cualquiera podría dar respuesta a estos con un periodo de formación mínimo. Los cambios sociales que podría conllevar una situación como está son difícilmente imaginables.

  • Luis Garicano,

    Ya que estudias el tema me permito darte como referencia el programa http://www.fabacademy.org que es una universidad totalmente distribuida, con profesores y estudiantes por todo el mundo y que actualmente imparte un curso sobre fabricación digital con contenido accesible por internet (clases + documentación), pero en el que los estudiantes aprenden en grupo, tienen un mentor, están supervisados por un gurú, y documentan (en un blog) todas sus tareas. Reciben una acreditación en función de la evaluación de las habilidades que han adquirido (según sus mentores) y del portfolio de tareas y trabajos que han dejado documentado.

  • Era algo que ya estaba tardando en aparecer. Es como si toda la gente común tuviera ya un tocadiscos en su casa y a los músicos no se les ocurriera que con ello podrían grabar un álbum con la mejor versión de ellos mismos, y la ayuda de toda la parafernalia de la producción.

    Todavía tiene mucho terreno por desarrollar y se abre las posibilidades a la experimentación. Habrá ciertas ideas preconcebidas por el método tradicional que luego se vean que son prescindibles. Otras en cambio mostraran su vigencia a pesar del cambio del medio tecnológico. Me parece apasionante.

    Por ejemplo, he leído algún debate sobre la limitación de las fechas para los cursos. Ante eso unos alegan que el hecho de que todos los alumnos estén en la misma etapa supone una mayor motivación y disciplina por el trabajo en grupo. Aunque cuando un curso tiene varias decenas de miles de personas no sé hasta qué punto eso es un problema. Podría funcionar como el propio procesador de ordenador, que estando segmentado, cada etapa ejecuta una instrucción diferente (en este caso el segmento sería cada semana del curso y la instrucción un buen puñado de alumnos). Las preguntas y respuestas también se benefician de la economía de escala, supongo que sería posible por la parte humana.

    La capacidad que tendría todo esto para expandir (y por ello desarrollar) el conocimiento ya no lo podemos imaginar.

    Aquí tenéis a uno de los profesores de Standford hablando de su incursión en esta aventura:
    http://mooctalk.org

    • Personalmente estoy de acuerdo con el tema de que el que haya unas fechas concretas sea más motivador. Ya se ha sugerido en este blog el usar recursos gratuitos de aprendizaje, pero el gran problema que les veo es que no marcan ningún ritmo para el alumno. Así que tienes que ponerle mucho interés para seguir con ello. Mientras que aquí se recrea completamente una situación real (es como tener un curso de la carrera de los que se hacen enteramente por el campus virtual).

  • Gran artículo, Luis, y sobre un tema más que interesante.

    Hice algún curso online de Standfor antes de que fuera Coursera... y me quité el sombrero. Sin embargo, me surgió una duda grandísima... ¿de qué se van a financiar las universidades si todo el conocimiento superior es gratis? ¿habrá un equivalente a ley sinde a nivel internacional para estas cosas? y más aún... hasta ahora, tener el conocimiento (y el título que lo avale, muchas veces, previo paso por caja) es un elemento diferencial... ¿y después?

    Son preguntas del presente para un futuro que construimos, y como bien sabemos, nada es gratis, y Coursera tendrá consecuencias que no serán gratis...

    ¡Un abrazo, desde la ciudad del Pisuerga!

    • Yo no lo veo tan dramático, porque el curso será gratis pero tampoco consigues un título con validez oficial (más allá de la que cada empresa quiera darle). Si alguien quisiera, puede ir a sentarse en una clase de nuestras universidades públicas "gratis", sin hacer matrícula ni nada, ya que no hay un control físico estricto de quien entra o no. Ahora bien, lógicamente no puede obtener ningún tipo de certificación o título.

      • Es cierto que no hay más problema que el valor que cada cual quiera dar al título "no oficial", aunque nada quita que se convierta en oficial con el paso del tiempo.

        Sin embargo, el principal problema está, como siempre, en la sostenibilidad de la financiación, y en este caso de las universidades... Estos profesores que colaboran en Coursera no lo harían si no tuvieran cubiertas sus necesidades económicas, por otra parte, reutilizar clases "on-line" es muy sencillo, mientras que ahora un profesor da la clase a un grupo de alumnos, al año siguiente tiene otro grupo de alumnos a los que dará la clase... Y es que igualmente que se "diseñó" la obsolescencia tecnológica programada para salvar a la Industria, a lo mejor, en unos años, se quiera "diseñar" la obsolescencia "educacional" programada para salvar la Educación (Superior), que iría, de algún modo, en la dirección opuesta de Coursera... Es sólo un pensamiento...

  • Quiero recomendar el curso Fundamentals of Physics I de la Open Yale University. Desde las leyes de Newton a la relatividad, pasando por la ley de la conservación de la energía o la termodinámica. Terriblemente bien explicado, una auténtica delicia. Hay un Fundamentals II con óptica y mecánica cuántica, la tengo pendiente.

  • Parte 1:

    Si bien la idea es buena, creo que todavia se puede hacer mucho mas. Siglo XXI y el unico avance es transimitir las clases por internet? se podia hacer desde hace mucho por tv o en cintas vhs. Claro, internet le agrega otra dimension, pero creo que se podria hacer mas.

    Hace tiempo que ronda en mi cabeza la idea de aprovechar todo el potencial que brindan las pcs y el hecho de que estas sean cada vez mas comunes en los hogares del mundo.

    Mi idea es basicamente juntar a los expertos de una rama del saber humano (mates por ej) y que estos empiecen a diseñar una CLASE MAESTRA (en realidad seria un curso, de calculo por ej). En vez de ser la filmacion de una clase corriente, la clase maestra que tengo en mente se acerca mas a lo que es un documental. Seria como un video educativo pero diseñado por los mejores educadores del mundo (o de un pais o de una gran universidad bastaria). Pero ojo, la clase maestra a diferencia de los documentales va a ser un curso en toda regla (de calculo por ej) y no un mero video de divulgacion.

  • parte 2:

    La clave esta en reemplazar esos graficos sosos que dibujan con tiza o marcador los profes (o en el mejor de los casos tristes diapositivas hechas en 5 min), para reemplazarlos por bonitos graficos dotados de movimiento. Todo esto hecho con ayuda de algunos fondos estatales, los cuales no necesitan ser cuantiosos. Ademas esta el hecho de que la clase maestra va a ser diseñada con cuidado por los profesores dando la mejor clase posible (como si de crear una pelicula se tratase, todo planificado con sumo detalle). Seria como un libro diseñado por los mejores pero en formato video y con todos los chiches audio visuales con los que cuentan los documentales de discovery (sirve tanto como para explicarse mejor como tambien para mantener la atencion del alumno)

    Detalles:

    Creo que donde mas impacto tendria todo esto seria en la educacion pre universitaria que es donde peor es la enseñanza por lejos (al menos en los paises subdesarrollados es asi). Seria un buen apoyo para los chavales tener disponible una buena clase a mano y no depender del profe que en gral es malo (al menos en mi experiencia personal)

    continua...

  • Muchas gracias Luis por la entrada,
    Soy profesor de música en un instituto y cuando entré en verano para mirar los cursos no encontré ninguno sobre educación o música. Ahora hay como unos 20 sobre estos temas y además tienen muy buena pinta. Me he apuntado a uno de músicas del mundo; lo que me da rabia es que, si lo finalizo con éxito, la Generalitat Valenciana no me lo reconocerá como méritos (ya me ha pasado con cursos que he hecho en el extranjero). En España, ni las administraciones ni la gente reconocen - ni reconocerán - el verdadero valor de un título extranjero. Un ejemplo: cuando oposité, mi DEA obtenido en París-IV (Sorbona) me contó los mismos puntos que un curso del sindicato de dos semanas.... vergonzoso.

  • Gracias por el artículo, es muy interesante, pero disiento que esto se el comienzo de una "revolución" en las enseñanzas, sobre todo que "gratuidad" y "Ivy Leage" no creo que "cuadren" mucho

    Igual que hubo burbuja inmobiliaria, creo que hay otra de formación universitaria privada que se está desinflando, y a sus síntomas son sensibles los gestores de esas universidades

    La deuda de los universitarios (sus familias) han dejado atrás los 1 trillion $, los costes universitarios (tuition, fees, etc...) son los que más han subido en las últimas décadas respecto a otras clases de costes, y las remuneraciones de los nuevos licenciados, se observan claramente los "rendimientos decrecientes" de esa inversión tan costosa, para, en muchos casos, trabajar en el "McMundo"

    Observo los cursos y no veo itinerarios completos para una carrera a la manera "reglamentaria", en cambio veo todo un conjunto de cursos de pocas semanas "cherry-picked", muy jugosos, bien presentados y amenos, desde luego con una gran capacidad de atracción sobretodo para los cachorros de los nuevos magnates del "Wild East", que es de donde, supongo, esperan provenga la nueva demanda

    Lo siento, sólo veo una operación de marketing muy bien realizada, a lo mejor este sistema llega a ser lo que cuenta Luis, pero desde luego no me lo parece Coursera

    Ahora bien, para personas como yo que buscan información/formación específica, SI lo veo muy útil; pero, como decía Nietzsche: "las virtudes son sospechosas a los ojos del pensamiento", y este esfuerzo de "filantropía" no va a dirigido a personas como yo

  • Existe otra opción menos interactiva y que cuesta algo de dinero, pero poco. Consiste en averiguar qué libros de referencia se emplean en una carrera o asignatura de prestigio en una universidad puntera. Estos libros se suelen encontrar de segunda mano en librerías online a precios realmente baratos. Con un poco de disciplina y de hábito de estudio podemos estudiar los mismos materiales que los alumnos de universidades de élite, o incluso replicar la parte que más nos interese de su programa de estudios gastándonos el 1% de lo que se gastan ellos. Los contactos y el título de prestigio es por lo que hay que pagar hoy en día, pero un buen estudiante puede adquirir los conocimientos desde casa y prácticamente gratis.

  • Muchas gracias por su post y en general por todas sus aportaciones y por su liderazgo intelectual y de acción más necesarios que nunca.

    Keith Devlin expone en su blog http://mooctalk.org la experiencia de su curso "Mathematical Thinking" en donde discute sobre cómo aprender (orientado al thinking out of the box) con base conceptual y experimentando la prueba y error en necesaria colaboración con otros estudiantes, como desafío principal y gran oportunidad al mismo tiempo de los cursos masivos y globales on-line. El futuro sin duda no será igual, será mucho mejor.

  • Permítaseme recomendar:

    EL MUNDO Donde un profesor gana más que un abogado David Jiménez

    Estaba viendo la televisión en Singapur cuando di con lo que parecía un reality. Solo que no había macarras metiéndose mano bajo las sábanas ni aspirantes a famosos regodeándose en su zafiedad. Los concursantes eran todos estudiantes que iban siendo eliminados en una competición por ver quién desarrollaba el mejor proyecto de ciencia. Gran Hermano, pero de la excelencia. En horario de máxima audiencia.

    Por supuesto el concurso solo podía ser emitido en un país que ha creado uno de los mejores sistemas de educación del mundo. Los estudiantes de Singapur se encuentran en el top cinco del informe PISA en comprensión lectora, matemáticas y ciencias, unos 30 puestos por delante de los españoles. No es que los jóvenes del pequeño país asiático sean más listos que los nuestros, sino que cuentan con un sistema basado en el esfuerzo y dotado de los mejores recursos. Centrado en la enseñanza, no en el politiqueo y el sectarismo.

    Los profesores de Singapur están entre los mejor pagados con sueldos que superan a los de sus abogados e ingenieros, según la consultora McKinsey. El gobierno sondea cada año los salarios medios de la población para asegurarse de que los maestros cobran el doble. Un profesor de secundaria con 10 años de experiencia y un buen currículo puede ganar 60.000 euros al año, a los que hay que sumar cursos gratuitos de formación y varios miles de euros más en bonus. ..

  • me conformo con que un admin deje un comentario avisando que decidieron censurar mis comentarios. No pido mas (ni siquiera que den justificaiones, con decir que se decidio no publicar mas comentarios mios es suficiente)

    • Estimado Jano,

      No se decidió censurar nada, simplemente sus comentarios incumplían nuestra política de comentarios (https://nadaesgratis.es/?page_id=13219), por exceder las 250 palabras.

      Normalmente informamos por e-mail cuando esto sucede, pero la dirección con la que registró los comentarios no era real.

      Un cordial saludo

  • En el fondo no lo veo tan diferente de lo que pasa ahora muchas veces: la bibliografía de la asignatura no es un libro escrito por el profesor. Los contenidos de coursera, en el fondo, no son más que bibliografía en formato visual y un conjunto de actividades de autoevaluación. Recursos que, como lo libros, acabaremos integrando en nuestras clases como ya hemos hecho con algunas conferencias y seminarios que desde hace años existen en googlevideos, youtube, vimeo, etc.

  • Gracias Luis,
    Estoy analizando todos los cursos y enlaces a cursos desde que leí su post sobre hacer algo en paro. Tengo alguno localizado y aunque no en Coursera, estoy bajándome uno de álgebra lineal, que la tengo muy olvidada y me sirve para estudiar en la UNED. Creo que en la revolución de internet, primero se usarán los recursos para aprender aunque el titulo sea de otro centro. No todos lo explican bien, y curiosamente no todos los recursos de la UNED, que deberían ser magníficos para estudiar solos, son decentes.
    Si alguien sabe de un curso de como gestionar un proyecto, como desarrollar una start up (no informática) o como hacer que alguien desorganizado se organice. por favor que cuelgue el link. Llevo una semana buscando algo así.

  • Gracias por el post Luis,

    Yo creo que la educación a distancia esta enfocada a cubrir las necesidades de un mercado nuevo. La modalidad presencial no es apta para todos y en según que casos me parece una perdida de tiempo, especialmente cuándo hablamos de clases commodity con un profesor siguiendo ppt's.
    Actualmente estoy haciendo un Msc Online en la Heriott Watt University , compaginando con un trabajo full-time en Exportación. Debido a mi trabajo paso mucho tiempo fuera de casa por lo que el máster online era la única opción a considerar si quería seguir trabajando.

    Ventajas:
    -Puedes seguir trabajando
    -Si trabajas full time tienes poco tiempo pero el tiempo libre esta bien aprovechado ya que te ahorras los desplazamientos y el tiempo perdido antes de empezar las clases.
    -El coste total suele ser inferior, tanto el precio de curso como los costes asociados (transporte, comidas, cafés)
    -El horario te lo fijas según tus necesidades (El cliente es lo primero en mi trabajo)

    Inconvenientes:
    -No tienes compañeros de estudio
    -No se aprende de las aportaciones en clase ya que no existen
    -Cuesta empezar
    La educación a distancia no ofrece nada de lo más añorado de nuestros años en la universidad: los compañeros de clase, las fiestas en la residencia/piso de estudiantes, el flirteo.
    Compaginar el estudio online con un trabajo a full time requiere estar motivado y saber gestionar muy bien el tiempo. Cuándo hay algo que no se entiende, hay que buscarse la vida, buscar alternativas. Es una modalidad de estudio que requiere de mucho esfuerzo y ganas.

  • Parece ser que en Duke el curso online que mas exito tiene es uno sobre Ethics, del departamento de Filosofia.

Los comentarios están cerrados.