- Nada es Gratis - https://nadaesgratis.es -

“Devaluación Fiscal” y Brady Bonds para los Griegos

Estoy en Cambridge, Mass dando  unas clases de doctorado en MIT y algunas charlas y ayer tuve dos discusiones interesantes que  me gustaría comentar brevemente:

  1. Cené con Pol Antràs y Emanuel Farhi, ambos excelentes economstas jóvenes de Harvard.  Discutimos como hacer política monetaria sin moneda y cómo recuperar la competitividad sin poder devaluar.  Comenté el plan del Servicio de Estudios del BBVA de bajar sustancialmente las cotizaciones sociales y subir el IVA.  Pues bien, resulta que en Francia Sarkozy barajó esta idea, y que Farhi , con Iván Werning (otro economista excelente, de MIT) escribió una muy clara nota para el Presidente al respecto. Está en francés, pero os resumo brevemente el contenido:
    1. Las cotizaciones a la Seguridad Social y el IVA son equivalentes: las dos disminuyen el empleo, tienen la misma incidencia, no afectan al ahorro, ambos tienen impacto neutro sobre la balanza comercial a medio plazo; afectan igual a todas las empresas.  La única diferencia es que el IVA es más regresivo y además distorsiona más dados los múltiples tipos.
    2. A medio plazo, cambiar cotizaciones sociales por IVA llevará a una subida de precios y salarios; dado que pensiones, salarios públicos, etc. están indiciados por la inflación, esto no tiene repercusiones distributivas negativas
    3. A corto plazo es como una devaluación: las empresas repercuten inmediatement en precios la subida del IVA; los salarios nominales no subirán inmediatemente, con lo cual los salarios reales caerán, con efectos positivos sobre la actividad, el empleo, y la competitividad de las exportaciones.
  2. Charlé un buen rato con un banquero americano (ex-CEO de un gran banco americano y negociador de los Brady Bonds a finales de los 80) que me hizo dos comentarios. Primero, “el euro está terminado (“it is finished”), y cuanto antes se reconozca que fue un error y que no puede funcionar, mejor.” Ya veis como anda el patio por este lado.  Segundo, el plan Griego es una auténtica locura completamente irrealista e irresponsable cuyo único propósito es salvar a los bancos. Es necesario hacer una quita sustancial de la deuda griega, y usar los fondos disponibles de Europa y el FMI como dinero fresco, y para proteger a los tenedores de la deuda antigua contra nuevas pérdidas. Es decir, el mercado tiene la opción de comprar nuevos bonos, o de comprar deuda antigua pero garantizada por la UE y el FMI, lo que garantiza el acceso continuo a la financiación, y la reducción del peso insostenible de la deuda sobre Grecia.

Tres comentarios breves (desde el AVE (Acela) Americano Boston- New Haven que no creo que vaya ni a 150 por hora, se tambalea, llega tarde, y tiene servicio horrible de internet – vamos que en esto al menos les arrasamos 😉  )

1)      Grecia tiene un problema de solvencia, no de liquidez. El plan aprobado es absurdo, políticamente inviable, injusto, y no creíble.

2)       Es necesario separarnos del Sur e identificarnos con el Norte. La percepción de España como “no seria” es muy dañina, y en este juego de múltiples equilibrios puede tener consecuencias peligrosas; hay que cortarla de raíz. El mecanismo obvio es la reforma laboral y la de las pensiones. No sirven para nada - son contraproducentes- las palabras y declaraciones, hacen falta los hechos.

3)      Es necesario  pensar en soluciones creativas para recuperar la competitividad y el empleo.  La bajada de las cotizaciones a la Seguridad Social y subida del IVA puede ser un buen comienzo.