Contabilidad para el Fin de Semana: Bankia

Una cuidadosa entrada de Manuel Conthe en su blog sobre la salida a bolsa de Bankia y el informe de los peritos. Es una entrada larga, pero creo que es lo mejor que se ha escrito al respecto.

Hay 11 comentarios
  • Creo que Manuel Conthe dice algo que debe hacernos reflexionar: que si hubiesen dado a conocer el agujero antes podrían haber provocado una crisis de pánico bancario que hubiese complicado más aún la situación. El problema es que ha habido personas que han tomado decisiones confiando en que la situación era como se decía y han salido perjudicados. Si los agentes valoran que en el futuro les pudiese pasar lo mismo, está claro que se está generando un riesgo innecesario añadido.

    Creo que es muy importante evitar la incertidumbre en este tipo de crisis. Creo que ha habido un exagerado grado de discrecionalidad en la solución a las crisis bancarias en Europa. Una información y unas reglas claras pueden propiciar agentes más responsables, pues saben a qué se pueden enfrentar.

    Un cordial saludo.

  • Hay otra causa esencial que se olvida. El pueblo Español casi al 100% se negaba a poner dinero para rescatar bancos. De esa forma cuando se agoto el Fondo de Garantia de Depositos y las ayudas disimuladas del FROB en las fusiones, se buscaron soluciones imaginativas. Que obviamente al final no sirvieron.

    Asi que en mi opinion en vez de echar la culpa Rato, al auditor, al BdE o a Zapatero, el noble pueblo Español deberia reconocer que su exigencia a los politicos de no dar dinero a los bancos , en realidad a las Cajas, es lo que causo, la lamentable estafa de la salida a bolsa de Bankia y el desastre de las preferentes.

    Incultura financiera del pueblo, que no fue combatida ni por la prensa, engeneral populista e irresponsable, ni por los politicos, ni del gobierno ni de la oposicion.

    Al final, y cuando ya no se podia tuvieron que venirde Europa a poner las condiciones del rescate de las Cajas.

    Es de suponer hayamos aprendido la leccion para el futuro.

    • Con su criterio la ignorancia del pueblo es la causa de todos los daños causados por los políticos. Días atrás Pérez-Reverte, en gira para promocionar su nuevo Quijote, dijo que el mejor aliado de los falsos quijotes es la ignorancia de los sanchos. Sí, la ignorancia contribuye a que los políticos puedan prometer soluciones fáciles y paraísos terrenales a la vuelta de la esquina, pero esa ignorancia jamás excusará a los políticos de su responsabilidad por los daños. Peor, dado que la ignorancia es cuestión de grado (sí, en buena medida todos somos ignorantes, mucho más de lo que estamos dispuestos a aceptar), lo lógico es limitar lo más que se pueda el poder de los políticos para hacer daño. Y como estos límites son difíciles de precisar y más difíciles de hacer cumplir, entonces en lugar de reconocer privilegios a los políticos, lo que habría que hacer es que su responsabilidad ex-post por daños nunca prescriba.

    • La culpa no seria en todo caso del pueblo que no se entera, sino de la política y los expertos que no se lo explican. Yo me considero un ciudadano critico y con cierta formación para entender los problemas complejos a los que nos enfrentamos. Pero sinceramente, el tema del mundo financiero se me escapa… entiendo que Manolo, al que le han quitado el paro y la ayuda que tenia para cuidar a du madre dependiente, si le dicen que se va a poner XX miles de millones para el sistema financiero se enfade. A mi me cuesta no perder los papeles. Crei que atisbo a entender lo del pánico, el colapso de todo el sistema y tal… pero es tan perverso!

      En cualquier caso, si cree que el problema es la ignorancia del pueblo, no se limite a denunciarla: combatala con una buena explicación! Yo se lo agradeceré, porque vuelvo a notar las ganas de mandar a tomar por culo a los magos de las finanzas. Caiga quien caiga.

  • Mire Retogenes, el “pueblo español” no toma decisiones sobre salidas a bolsa de Bankia, ni sobre preferentes o fusiones. Las toman personas concretas con el poder de hacerlo. Por ello de ellas es la responsabilidad. Cada palo que aguante su vela. Los reguladores independientes están para tomar las decisiones que les corresponda en su ámbito, sin preocuparse de las consecuencias electorales que puedan tener.

  • Magnífico análisis.


    “El dilema descrito -aplicar con rigor la norma, y provocar una inmediata crisis financiera (versión financiera del dicho jurídico latino “fiat iustitia, et pereat mundus”, esto es, “que se haga justicia, aunque el mundo perezca”); o seguir manteniendo la ficción de la valoración contable de Bankia debió pesar con especial gravedad en los dos Ministros de Economía del período así como en el Banco de España, dirigido por Miguel Angel Fernández Ordóñez.”…

    También cabría preguntarse por qué se llegó a esa situación:

    http://elpais.com/diario/2009/09/13/negocio/1252847671_850215.html

    …So, it seems, regulators can either cash in or do what they think is right.
    However, this is still not a satisfying understanding of regulatory behavior
    and outcomes. There is a spectrum of behavior that ranges from outright
    corruption to nobly serving the public. People’s actions are the product
    of many different factors, and mixes of motivations are certainly possible.
    In addition, to the extent that we believe that regulators act according to
    their ideological beliefs, this only raises the question of how those beliefs
    are formed – specifically, how the administrative process exposes regulators
    to a particular set of influences that can color their beliefs. Both the
    capture model and the public interest model of regulatory action assume
    that regulators are rational actors: either they maximize their material selfinterest
    or they maximize their consciously held policy interests. However,
    there is another possibility: that regulators are susceptible to nonrational
    forms of influence, which interest groups can exploit to achieve the practical
    equivalent of capture – favorable policy outcomes.

    http://tobinproject.org/sites/tobinproject.org/files/assets/Kwak%20-%20Cultural%20Capture%20and%20the%20Financial%20Crisis.pdf

    ¿Se aplica la ley o el juicio de la historia?.

    • El “hágase justicia aunque perezca el mundo” como argumento para justificar, al menos en parte, la conducta del supervisor, trae otra vez a colación el “too big to fail”. ¿Tendríamos que tener bancos más pequeños?

      • Cat:

        “¿Tendríamos que tener bancos más pequeños?”

        Por supuesto. Una entidad privada capaz de originar riesgos sistémicos es un contrasentido. Si está tan regulada como para que su capacidad de materializarlos sea mínima lo mejor es que sea pública y su irresponsabilidad sea penada al máximo nivel.

        Si han de ser privadas debe ser posible liquidarlas sin contemplaciones sabiendo que no son ningún peligro para el sistema financiero cuando se manifiesten insolventes. Eso requiere que sean mucho menores y una regulación que limite el alcance de sus interconexiones para evitar que consigan los mismos efectos operando en manada. Si aún así lo consiguen la pena debe ser igualmente máxima. El límite del impulso de la creatividad financiera lo marca el alcance de la destrucción que pueden llegar a crear.

        PD: (máxima excluye la de muerte, soy contrario en cualquier caso, lo aclaro para que no se me malinterprete).

  • Hola: hay un error de fechas en el comentario de Conthe. Miguel Ángel Fernández Ordóñez no dimitió el 30 de mayo de 2012 sino el 10 de junio, como se puede comprobar en la nota del Banco de España: http://ep00.epimg.net/descargables/2012/05/29/dd141f79984286f55153c7ac21d03d21.pdf
    Por otra parte, en lo que es la contabilidad, muchos temas merecerían un comentario detallado; pero dejaré sólo dos comentarios generales: la solvencia en un grupo bancario se le exige a todo el grupo, en consecuencia, los pasivos de BFA también lastraban la solvencia y rentabilidad de Bankia. Además, los activos fiscales de todo el grupo estaban condicionados a que el grupo bancario tuviese bases imponibles positivas, es decir beneficios. Ahora los créditos fiscales están garantizados por el Estado, pero entonces no eran más que: sobres los próximos 9.000 millones de euros de beneficios no pagaré impuesto de sociedades; claro para eso hace falta ganarlos: Eso se vendió a los accionistas como un banco saneado…

Los comentarios están cerrados.