Malthus se baña en el Pacífico: el misterioso caso de la Isla de Pascua

Que los conquistadores jugaron un papel fundamental en el desplome de las poblaciones indígenas de las Américas no es noticia y no debería sorprender a nadie a estas alturas del partido. Sin embargo, la historia nos brinda un episodio en el que la población indígena prácticamente desapareció sin que anduviera cerca ningún colonizador con ansias de grandeza. Se trata de la Isla de Pascua, situada en el Pacífico, lejísimos (a unos 3.500 kilómetros) del país más cercano, Chile. Los estudios arqueológicos de los que disponemos revelan que a esta diminuta isla del tamaño de una cuarta parte de Menorca le costó mucho aumentar su población. Los primeros habitantes de la isla, unos 100 Rapa Nui, llegaron de las islas Marquesas (a unos 3.751 kilómetros) allá por el año 400 y, como puede verse en el siguiente gráfico (solo el eje vertical de la izquierda, por ahora), nada apreciable pasó en términos de población hasta alrededor del año 500. Allí las cosas empezaron a pintar bien para los Rapa Nui y su población llegó a unos 10.000 en el año 1500.

Pero algo realmente dramático debió suceder a partir de ahí. Por una vez, los culpables de esta debacle demográfica no fueron los europeos llegando con sus tropas puesto que el primer explorador del viejo continente que alcanzó la isla fue el holandés Jacob Roggeveen el 5 de abril de 1722 (era domingo de Resurrección, de ahí el nombre con que se bautizó a la isla). Para cuando Roggeveen pisó la isla, solamente vivían en ella unos 3.000 indígenas. ¿Qué puede explicar este dramático cambio? Hay quien dice que los Rapa Nui no eren gente muy práctica y que se obsesionaron en construir enormes monumentos, llamados moai, en honor a sus dioses usando cantidades ingentes de madera para mover las mastodónticas piedras de un lado a otro. Según este relato, que puede leerse en Colapso, el magnífico libro de Jared Diamond, esta afición, junto a la aparición y rápida propagación de la rata polinesia y otros factores, llevó a una paulatina deforestación de la isla y eventualmente a una hambruna que hizo que – literalmente – los pobres habitantes de la isla tuvieran que recurrir a comerse unos a otros para tratar de sobrevivir. Los colonizadores tampoco ayudaron, claro está, pues trajeron con ellos todo tipo de enfermedades y se llevaron a muchos de los Rapa Nui como esclavos, a Perú sobretodo. Pero ya he dicho antes que la Isla de Pascua había sufrido su espectacular pérdida de población antes de la llegada del primer europeo a la isla.

Seguramente hay mucho de cierto en esta historia, pero… echémosle otro vistazo al gráfico. Estamos hablando de una caída de la población de 10.000 a 300 en 222 años, es decir, una caída del 1.6% de la población por año! ¿Cuántos árboles hubo que talar para construir rodillos que movieran las gigantescas piedras con las que se hacían monumentos? ¿Cuántas ratas fueron necesarias para comerse lo que se supone que era un paraíso tropical? Algo falla en esta explicación.

En un bonito trabajo (ver aquí), David de la Croix y Davide Dottori explican que lo que pasó allí es que la isla entró en una dinámica Maltusiana que llevó a sus habitantes casi a su completa extinción. Cuentan David y Davide que en la isla vivían varios clanes que no se llevaban demasiado bien. Bueno, en realidad, se odiaban y se enzarzaron en una guerra sin cuartel por el control de la isla. Y claro, la tecnología bélica que existía en la isla consistía básicamente en mano de obra: los mayores ejércitos tenían una mayor probabilidad de ganar y, seguramente, la relación entre el tamaño de un ejército y su probabilidad de victoria era convexa (esto es un supuesto mío, sacado de la manga, que me encantaría contrastar usando datos de otras guerras). Es fácil de entender que esto llevó a una carrera poblacional entre los diferentes clanes: a cada aumento en la tasa de la natalidad de un clan, los demás clanes se lo montaban para tener más hijos. Esto llevó a una rápida sobrepoblación de la isla si uno asume que la tecnología no era muy eficiente en eliminar a los recién llegados al mundo. Esta teoría sugiere que esta enorme presión demográfica, en una isla, recordemos, del tamaño de una cuarta parte de Menorca, instó a los Rapa Nui a cultivar la tierra de una forma intensísima, hasta que aquello no dio para más. Llegó un punto en el que sencillamente no había forma de alimentar a toda esta población y la hambruna se apoderó de la isla, diezmando su población a una velocidad pasmosa. Es decir, la isla experimentó una clásica debacle Maltusiana, como ilustro en el siguiente gráfico.

El panel de arriba muestra que, en una economía Maltusiana, a mayor población, menor renta per cápita puesto que la tierra, el principal factor de producción, es fija. El panel de debajo muestra que, a mayor riqueza, mayor crecimiento de población. Esto es así porque, a mayor riqueza, menos gente muere de hambre, pero, más relevante, las familias eligen tener un mayor número de hijos para que contribuyan a la economía familiar (o del clan) o para disfrutar de ellos como un bien de consumo. La isla se encuentra en el equilibrio A inicialmente, con un crecimiento de la población igual a cero y una población L*A. Los clanes deciden iniciar una carrera demográfica y eso implica que, a cualquier nivel de riqueza per cápita, deciden tener un mayor número de hijos, desplazando la curva del panel inferior hacia arriba. La isla se mueve al punto B y su población aumenta a L*B. En el panel de arriba la curva se desplaza ahora hacia abajo: como ahora hay que alimentar a más gente, se está sobre-explotando la tierra y, por tanto, dado un nivel de riqueza se puede alimentar a menos gente o dicho de otra forma: dado un nivel de población, la gente es más pobre. La población de la isla cae rápidamente a L*C y sigue decreciendo hasta alcanzar su nuevo equilibrio L*D, mucho menor al nivel inicial L*A. Esta evolución de la población se ve en el tercer gráfico donde, a modo ilustrativo, señalo los diferentes años clave en esta dinámica.

Es difícil saber a ciencia cierta cuánto hay de válido en la explicación de De La Croix y Dottori, pero desde luego, encaja estupendamente con el primer gráfico que he mostrado. Y, ciertamente, se trata de una pavorosa paradoja: los diferentes clanes decidieron un mal día tener muchos más hijos para garantizar su supervivencia y fue precisamente esto lo que les llevó a su casi total extinción.

Nota: el primer gráfico muestra (en el eje vertical de la izquierda) la población de la isla de Tikopia, una pequeñísima isla también situada en pleno Pacifico. De La Croix y Dottori usan esta isla como un ejemplo de lo que puede pasar en un contexto parecido, pero sin un episodio de sobre-población como el que experimentó la Isla de Pascua.

Hay 14 comentarios
  • Hay 70 millones de indígenas en America contra la decena que habría en 1500. Quizás deberían dar las gracias por las transferencias tecnológicas.

    • La verdad, no sé a qué viene este comentario. Totalmente fuera de lugar. Nada que ver con la entrada. Pero lo publico por respeto al “free speech”.

      • “no sé a qué viene este comentario. Totalmente fuera de lugar.”

        “Que los conquistadores jugaron un papel fundamental en el desplome de las poblaciones indígenas de las Américas no es noticia y no debería sorprender a nadie a estas alturas del partido.”

        En realidad, no se si son 10 o 25 o 50. Tampoco tu, ni nadie lo sabe porque no hay registros. Pero la intuición dice que era un número bajo dado el nivel de desarrollo, y el hecho de que los españoles y sus barquitos consiguieron dominar el continente.

        • Acemoglu y Robinson en “Why Nations Fail”, por ejemplo, hablan del enorme efecto que las enfermedades traídas por europeos tuvieron para los indígenas. Los ingleses optaron por una estrategia más radical, que fue básicamente apartar y/o aniquilar indígenas. Los españoles, más bien los esclavizaron y usaron para extraer oro y plata. No voy a opinar sobre qué es mejor. Pero estoy bastante seguro que el efecto de los colonizadores en la población indígena fue, a corto o medio plazo, negativo. Tema fascinante si tienes datos. Pero de nuevo, este no es el argumento principal de la entrada…

          • Es un “off topic” total pero “los ingleses optaron” es una clara imprecisión. Cada uno hizo con “sus indios” lo que pudo. Lo que los “ingleses optaron” por hacer con “los suyos”, fue lo mismo que los “españoles optaron” por hacer con los Mapuches o con los indios argentinos.

            Algunos indios se dejaban hacer muy poquitas cosas.

  • Muchas gracias David por el artículo, me parece un tema muy interesante. Sin embargo, igual que el relato de Jared Diamond me parece forzado, esta explicación me parece poco factible también. La razón es que la Historia muestra que una guerra es una excelente forma de controlar el superávit demográfico. Hay ejemplos a porrillo de esto.
    No entiendo pues cómo una guerra hace que aumente la población hasta niveles extremos.
    En mi opinión. es un caso claro de sobreexplotación de recursos, pero no veo nada claro que una guerra fuera el motivo de la sobreexplotación.

    • Interesante pregunta. Supongo que si piensas en una guerra como algo ocasional, impredecible, o como un juego a un período, no tiene sentido pensar en aumentar la población para ganarla, puesto que no te da tiempo a que los recién nacidos se conviertan en soldados. Pero lo de la Isla de Pascua parece más un juego repetido donde el tamaño del ejército parece ser clave. En ese contexto si tiene sentido invertir en una mayor población para ganar la guerra a largo plazo. Fíjate que hablamos de un período que va desde 1300 a 1722.

      • Sí, eso es comprensible. De hecho, los gobernantes siempre han fomentado la natalidad porque eran conscientes de esto.
        Lo que no me cuadra es que una guerra larga origina una disminución de la población, por mucho que te esfuerces en subir la natalidad. Un buen ejemplo es el desastre demográfico en Centroeuropa durante la guerra de los Treinta Años. No acierto a recordar ninguna guerra acompañada de un aumento de población…

  • Estimado autor,

    tenia por entendido que las tesis primeras de J. Diamond (como el se ser humano sin control puede desestabilizar su ecosistema y ponia como ejemplo la isla de pascua) habian sido refutadas mayormente por – como se desliza ligeramente en el texto- la adaptación de nuevas especies en un medio sin depredador ( la rata polinesia). Siendo asi esta una de la explicaciones mas significativas del desastre demografico de la isla puesto que la rata no tenia depredador, comia las semillas plantadas y obligaba a deforestar mas superficie y asi se creó un círculo vicioso.

    https://www.livescience.com/39926-easter-islanders-ate-rats.html

    • Sam, ¡muy interesante! Pues quizás es verdad que la clave de la deforestación fueron las ratas, pero, según lo que comentas, solo una vez se vieron ya no amenazadas por los hombres, no? Es decir, la población crece muy deprisa, no puede alimentarse bien puesto que no hay suficientes vegetales y eso permite a las ratas deforestar la isla aún más. Esto está asumiendo que, aparte de ratas, esta gente necesitaba comer vegetales. ¿Sabes si es eso cierto?

  • Muy bueno el post… Malthus en realidad tiene una teoria evolutiva de las instituciones. En este caso la explicacion seria que fallaron las instituciones para estabilizar la poblacion al nivel de los recursos, y en consecuencia esa poblacion desaparecio junto con sus instituciones inadecuadas. Malthus esta bastante sub estudiado o solo nos quedamos con la idea del crecimiento poblacional etc

  • Si Marvin Harris levantase la cabeza!: las tasas de reproducción las determinan respuestas “individuales” a realidades económicas. Las sociedades agrícolas no mecanizadas tienen más hijos porque son productivos muy pronto (y en general un fuerte sesgo hacia los hijos varones porque son más productivos).

    Pensar que los jefes de los clanes pueden lograr que los individuos decidan tener más hijos si eso no tiene sentido económico para el individuo es el equivalente a pensar que el gobierno moderno puede aumentar la natalidad diciendo que si no tenemos más hijos no se podrán pagar las pensiones … una inutilidad vamos.

    Cuesta imaginar los mecanismos cohercitivos y la capacidad de “redistribución con objetivos sociales” de los clanes pero, seguramente muy limitada.

    La explicación requeriría:

    1.- Una razón “infraestructural” por la que tenía sentido para los Rapa-Nui individualmente tener muchos hijos

    2.- La forma en la que esa necesidad genero creencias “superestructurales” que llevaron a mantener una fuerte preferencia cultural por ser prolíficos incluso cuando eso había dejado de tener sentido económico

    3.- La causa (catástrofe, desarrollo tecnológico …) que provocó que dejase de tener sentido “infraestructural” tener muchos hijos

  • 1- los Matatoa o Guerreros en Rapa nui no configuraban ejércitos como se entiende en occidente.
    2- a la llegada de Roggeven en 1722 calculó en unos 5000 habitantes la población, el mismo aniquiló a 14 antes de desembarcar
    3- las siguientes expediciones cobraron más víctimas y las enfermedades importadas junto a las personas raptadas para ser esclavizadas redujo la población a 111 personas para 1877
    4- Diamond y muchos otros que se atreven a escribir sobre nuestra cultura jamás han pisado la isla.
    5- las cerca de mil estatuas fueron talladas y transportadas por mi pueblo antes de que llegaran los occidentales en un tiempo de abundancia y paz lo que trajo el aumento de la población y la mano de obra necesaria para erguir los rostros vivos de nuestros antepasados.

  • Muchas gracias por el artículo.
    En 1955 Thor Heyerdahl organizó una expedición, creo que de más de un año de duración, a la isla de Pascua. Gracias a ella se descubrió mucha de su historia, así como que las cabezas gigantes, los moais, no solo eran cabezas. Antes de él nadie había excavado para descubrirlo. En 1986 organizó otra expedición en la que demostró que no se necesitaba madera de árbol para transportarlos. De hecho los últimos moais se erigieron cuando ya no quedaba un solo árbol en la isla.
    Con sus excavaciones Thor resolvió muchos interrogantes sobre el descalabro económico y poblacional de la isla de Pascua, rematado como bien dices, por los balleneros peruanos, que se llevaron a la mayoría de su población como esclava, muriendo en el continente por enfermedades para las que no estaban preparados.

Los comentarios están cerrados.