Sex, Drugs and Rock&Roll

Vale, igual es un mal título, pero mi corazoncito rockero me pierde y no me he podido resistir dado el tema. Frente a las crecientes protestas públicas aparecidas en medios de comunicación sobre la degradación del entorno en el centro de la ciudad, en Barcelona se están desarrollando bastantes acciones policiales contra la prostitución y venta de droga callejeras.
Esto me lleva a una reflexión acerca de la mejor estrategia a seguir frente a estos dos fenómenos, que si bien no quiero poner en el mismo saco sí que tienen aspectos comunes.
A mí lo primero que me viene a la cabeza es la legalización y posterior regulación. La persecución policial y judicial de la prostitución y el tráfico de drogas no parece haber tenido un éxito histórico espectacular, y dudo que vayan a cambiar mucho las cosas en este sentido.
Ayer estaba pensando un rato sobre las ventajas e inconvenientes de la legalización/regulación, y seguro que se me escapan un montón de aspectos cruciales en este tema. A ver si me ayudais.
Ventajas:
1. Menos mafias y explotación. Es probable que no se eliminen completamente (sigue habiendo mafias de contrabando de tabaco, por ejemplo).
2. Disminución de la delincuencia. Me refiero aquí fundamentalmente a los delitos asociados a la actividad per se, pero también a los delitos de drogodependientes.
3. Mejora de las condiciones sanitarias en que se llevan a cabo estas actividades, así como protección legal de proveedores y consumidores.
4. Incremento de ingresos públicos. Al menos en tanto en cuanto la administración pública decida gravar dichas actividades.
5. Impacto positivo sobre las economías legales de países menos desarrollados. Sí, lo sé, si la cocaína fuera legal igual se acabaría produciendo toda en USA y Colombia quedaría fuera del mercado, pero aún así parece un aspecto a considerar.
6. Potencialmente sacar dichas actividades de la calle, con una mejora del entorno ciudadano.

Inconvenientes:
1. Previsible aumento del consumo. ¿Sabemos de algún estudio que mida en los datos el impacto del factor estigma sobre el consumo de droga o de prostitución? Que el consumo aumente porque la legalidad disminuya el precio no me parece un argumento puesto que para eso están los impuestos.
2. Legalizar una actividad “moralmente degradante” (al menos según los criterios de algunas personas, este aspecto no tiene un componente económico sino moral).
3. ?????? La verdad es que no se me ocurren más inconvenientes directos (no derivados de los dos que he puesto).

Seguro que hay mucho más que me he dejado en el tintero. ¿Ayuda?

Hay 5 comentarios
  • Si en los iconvenientes se incluye el inconveniente “moral”, tambien se tendría que incluir en las ventajas. Personas que llevan a cabo una actividad, que no hace daño a otros (me refiero tanto a la prostitución, como al uso de drogas), no estarían perseguidas por la ley.

    • Estoy de acuerdo con Philippos. Tu argumento queda parcialmente recogido en el argumento “disminución de la delincuencia”, pero seguro que no totalmente puesto que este último es un argumento puramente legal y no moral. Por tanto Philippos aporta una ventaja “moral” de la legalización (más allá de sus consecuencias legales): la disminución del estigma social de quien participa en estas actividades (tanto del lado de la oferta como de la demanda). La verdad es que dudaba mucho entre si introducir el argumento “moral” o no. Finalmente lo he introducido puesto que hay personas que argumentan que la prostitución es degradante para las mujeres que la ejercen, y que consideran en consecuencia que no es susceptible de ser legal.

  • En las ventajas podrían incluirse:

    a) La liberación de los recursos públicos que ahora se destinan a la persecución de dichas actividades y a mantener a la población carcelaria generada por su ilegalidad.

    b) El incremento de la atractividad de España como destino turístico para aquellos segmentos de demanda interesados en prostitución segura y legal y drogas de calidad a un precio competitivo.

  • Yo creo que a los reguladores, a los que tanto se les llena la boca diciendo que no quieren legalizar una actividad moralmente degradante, se les olvida que una de esas mujeres puede ganar más del doble al día prostituyéndose que trabajando en un servicio de limpieza (porque no estamos hablando de la prostitución de lujo, higk-skill, if you want).

    Yo me temo que el problema de la prostitución es keynesiano: demand creates its own supply, not the other way around.

  • Hola Juan Carlos,

    Por si sirve de algo, algunos “intelectuales” (con perdón) latinoamericanos han lanzado una web sugerente y provocadora para ver si es posible debatir sobre legalización de las drogas:
    http://www.drogasedemocracia.org/Espanol/
    A lo mejor aporta cosas
    Cordialmente,
    Rafa

Los comentarios están cerrados.