Petróleo y fin de la globalización

Acabo de leer una entrevista con Jeff Rubin en La Contra de La Vanguardia. El argumento fundamental de dicha entrevista es que el precio del petróleo explica todo. A unos les da por los “animal spirits” y a otros les da por el precio del petróleo (al menos esto último es medible).
Según Rubin hubo un boom en mercados de activos porque el petróleo era barato, eso reducía presión sobre los precios y permitía tipos de interés bajos y liquidez de sobra que alimentó el endeudamiento, las hipotecas baratas y las subprime. Luego el precio del petróleo subió, puso presión sobre precios, forzó subidas de tipos de interés y provocó la crisis actual.
A Rubin todo le recuerda el precio del petróleo. Me suena a aquella mítica frase de Solow: “Another difference between Milton [Friedman] and myself is that everything reminds Milton of the money supply. Well, everything reminds me of sex, but I keep it out of the paper.”
Al fin y al cabo, es una hipótesis que se puede contrastar cuantitativamente y ver hasta qué punto tiene base cuantitativa o no, dado que los precios del petróleo (a diferencia de los “animal spirits”) son observables.
Ahora bien, lo mejor viene cuando toca hacer previsiones de futuro. Rubin argumenta que la creciente escasez del petróleo provocará continuadas subidas de su precio, acabando con la globalización. Vamos, que en Frankfurt dejarán sus ocupaciones actuales y se dedicarán a fabricar sus propias camisetas de algodón porque resultará prohibitivamente caro transportarlas desde China (o más cerca aún, Turquía). De nuevo, como cuando Marx predecía el colapso del capitalismo por la caída en la rentabilidad del capital, se extrapola el presente hacia el futuro ignorando el papel del cambio tecnológico.
Hasta la fecha ha habido mucho cambio tecnológico en el transporte aéreo con grandes caídas en sus costes, pero ninguno en transporte marítimo o terrestre (los más utilizados). Lo documentan Hummel en Journal of Economic Perspectives (2007) o Golub and Tomasic (2008) en OECD working paper 609. ¿Cómo cambiará el transporte de mercancias en el futuro?

Hay 6 comentarios
  • Jeff Rubin no es el único que afirma el fin de la globalización. Harold James tiene un libro con este mismo nombre. Habrá que plantearse no cómo, sino cuánto tardará el transporte en adaptarse a las nuevas energías.

    Por lo demás, me recuerda a cuando despidieron a un trabajador de coca – cola por beberse una pepsi.

  • Que horizonte es “hasta a la fecha”? En transporte maritimo y terrestre hubo una importante revolucion con los contenedores, que se llevo por delante la imagen romantica de los puertos.

  • Roc Armenter ha sido mas rápido. Un libro muy interesante sobre la historia de los contenedores (lo se, esta frase parece un oxymoron) es “The Box” de Marc Levinson. Entre otras cosas también tiene una discusión sobre la dificultad de estimar los cambios en los costes de transporte marítimo. Por ejemplo, dando una mirada rápida al papel de Golub & Tomasic (al de Hummel no pude acceder, ¡Viva el open access!) no parece que tengan en cuenta los cambios en el tiempo que tarda trasportar un bien de un lugar a otro y afecta el tamaño y los costes del stock que necesitan mantener las empresas. En fin, para alguien tiene interés a saber que pasa con los costes de transporte vale la pena leer este libro para tener una idea de lo complejo que puede ser transportar un bien del punto A al punto B. Y como bonus, la vista del puerto de Barcelona desde Montjuic será mas interesante.

    • Philippos y Roc, gracias por los comentarios y las lecturas recomendadas. Según Golub-Tomasic y Hummel la revolución de los contenedores no tuvo un impacto sustancial en el coste, aunque es muy posible que Philippos tenga razón y no se estén midiendo bien los costes. Philippos, si tienes interés te puedo mandar el paper de Hummel.

  • Palabrería de principio a fin. Habla de los movimientos del petróleo como algo exógeno, que será la “causa” del fin de la globalización. Pero ¿qué ha causado esos movimientos en el precio del petróleo? ¿O también habitan espíritus salvajes en el oro negro?

    Esto me recuerda un muy buen post de Scott Sumner en The Money Illusion, en el que carga contra los razonamientos basados en movimientos de precios:

    “But when I read the newspaper, even the elite newspapers like the NYT, FT, WSJ, etc, I feel like something is wrong. What they are doing is about as closely related to economics as astrology is to astronomy. Talking about the implications of price/interest rate/exchange rate changes is about as useful as talking about the implications of Saturn being in Aquarius.”

    Aquí el post entero, muy recomendable:
    http://blogsandwikis.bentley.edu/themoneyillusion/?p=1993

    Por otra parte, no estaría mal recordar que los costes de transporte son una ínfima parte del total de costes de comercio que afronta cualquier empresa. Blum y Goldfarb (JIE 2006) mostraron cómo incluso en sectores sin costes de transporte asociados (srevicios digitales comercializados a través de Internet) los trade costs estimados son similares en magnitud a los sectores tradicionales.

Los comentarios están cerrados.