- Nada es Gratis - https://nadaesgratis.es -

Brotes verdes y confianza

Estoy de vacaciones, me siento optimista y además mi demanda de servicios ha aumentado. Parece que muchos comparten ese estado de ánimo. El indicador de confianza de los consumidores del ICO ha subido, y la reducción del paro en julio es la mayor desde 2004.

Mucho importa la estacionalidad, y Jesús ya alertó en un post anterior sobre la dificultad de sacar conclusiones claras. Aún así, el dato de la confianza me parece relevante.

En economía, como en casi todo, la confianza es fundamental. Vamos a trabajar (los que tenemos la suerte de conservarlo) porque confiamos en que nos pagarán. Confiamos en que los números escritos en una cuenta bancaria se puedan cambiar por billetes. Y ya sabemos por experiencia reciente cuán frágil puede ser esa confianza, y las consecuencias de que se rompa. También confiamos en que alguien esté dispuesto a ofrecernos bienes y servicios a cambio de esos trozos de papel incomestibles. Y qué decir de cualquier tipo de inversión. Vamos, que por más que lo pienso no se me ocurre ninguna actividad económica donde la confianza no juegue un papel fundamental.

El ICO hace una encuesta a consumidores en que se les pregunta por (a) su situación económica respecto a 6 meses atrás (Indicador Actual), y (b) cuál creen que será su situación de aquí a 6 meses (Indicador de Expectativas). Dichos indicadores van de cero a doscientos, con cien significando estar igual. Los números que se reportan en los medios de comunicación son la media de los dos indicadores, que ha pasado de 46 a 76 en el último año, con cinco meses seguidos subiendo. Más importante aún me parece mirar a los dos indicadores por separado. La mayor parte de los encuestados siguen pensando que están peor que hace 6 meses, pero de forma sostenida se reduce el número de los que piensan así. Al mismo tiempo, ha ido aumentando el número de los que esperan una mejoría, y en la actualidad ya son mayoría, cosa que no ocurría desde el primer trimestre del 2005.
No sé qué es un brote verde, pero la evolución de las expectativas de los consumidores me parece un elemento positivo. Ojalá.