Juan Carlos García-Bermejo: In memoriam

Por Samuel Bentolila, Michele Boldrin, Javier Díaz-Giménez, Juan J. Dolado, Marcel Jansen, Juan F. Jimeno, Diego Puga, Manuel Santos y Juan Urrutia

Hace unos días hemos perdido a un gran amigo y maestro, Juan Carlos García-Bermejo Ochoa. Alguien que destacó por su labor docente e investigadora y por sus servicios a la comunidad universitaria. Y para sus amigos y alumnos era una persona que irradiaba sabiduría, sensatez y calor humano.

A quienes tuvimos la suerte de ser sus alumnos nos cautivó su capacidad docente. Impartía asignaturas que en principio no estaban entre las más relevantes: “Elección Social y Economía del Bienestar” y “Metodología del Análisis Económico”. Sin embargo, Juan Carlos conseguía hacer estas disciplinas muy atractivas, con clases muy amenas y a la vez rigurosas. Gracias a él nos empapamos del libro “Elección colectiva y bienestar social” de Amartya Sen (quien luego ganaría el premio Nobel) y supimos de resultados importantes, que nunca hemos olvidado, como el Teorema de imposibilidad de Arrow o la Paradoja del liberal del propio Sen.

Animó a muchos de sus alumnos a continuar su formación, una vez completada la carrera, en los programas de doctorado más prestigiosos de Estados Unidos e Inglaterra. Sin sus sabios consejos y su apoyo incondicional, algunos de nosotros no habríamos tenido la oportunidad de doctorarnos en esas instituciones e integrarnos posteriormente en la vida académica.

Juan Carlos García-Bermejo fue catedrático del Departamento de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) desde 1983 hasta 2013, continuando después como profesor emérito. Su obra académica ha quedado recogida en 35 artículos en revistas y obras colectivas, tres libros y una monografía, además de ser editor o coeditor de otros dos libros (ver aquí).

En su investigación se dedicó principalmente a la teoría económica, ocupándose de temas muy variados, que van desde la preferencia revelada hasta las patentes. Se consideraba discípulo del filósofo Javier Muguerza, desaparecido el año pasado, a quien homenajeó aquí. De ahí que le interesara la filosofía de la ciencia, área en la que indagó sobre la naturaleza de los modelos económicos, cuestionando aspectos como el supuesto de racionalidad de los agentes económicos o la forma en que representamos sus preferencias, además de estudiar la aproximación a la verdad en economía o el sistema de recompensas en la ciencia. Son recomendables sus artículos, con títulos tan sugerentes como ¿Son compatibles los ideales científicos con los intereses personales?, Cuando no es seguro que un acontecimiento sea más probable que otro  o ¿Irracionalidad o normalidad simplemente?

Fue editor de un conjunto de trabajos sobre metodología de la ciencia recogidos en la monografía “Sobre la economía y sus métodos” y fue socio fundador de la Sociedad Iberoamericana de Metodología Económica (SIAME), colaborando en la organización de numerosos seminarios y conferencias internacionales tanto en España como en Latinoamérica, especialmente en México.

También fue promotor de la organización por su Facultad del 35 Simposio de la Asociación Española de Economía en 2010, ejerciendo como copresidente del comité local. En esa ocasión algunos de sus amigos y antiguos alumnos tuvimos la ocasión de manifestarle nuestro aprecio y admiración organizándole un pequeño homenaje, que le emocionó profundamente.

Siempre fue evidente la profunda vocación de servicio público de Juan Carlos. Fue durante muchos años decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la UAM y después colaboró con el Centro de Orientación e Información de Empleo (COIE) de la UAM, volcándose en la dirección del programa de becas CITIUS, promovido por la Fundación Universidad Empresa, la UAM y la Universidad Autónoma de Barcelona, que ha permitido a miles de licenciados dar el salto al primer empleo. Durante los últimos años fue un convencido impulsor de la renovación del Departamento de Fundamentos del Análisis Económico de la UAM, ayudando en la contratación de jóvenes doctores con excelente potencial investigador.

Juan Carlos fue uno de los fundadores del Andoni, un pequeño club de amigos que se reúne mensualmente desde 1984 en los mejores bares de tapas de Madrid. Discutir con él sobre economía, política, literatura, historia, o cualquier asunto de actualidad era uno de los placeres del mes. Siempre nos convocaba con unos correos muy divertidos que nos hacían sonreír. Quizás fuera quien más lo quería. Un mes de mayo nos sorprendió a todos con unas rosas cosidas en su camisa. Naturalmente ese año ganó por aclamación el concurso de las camisas de flores que hacemos en la reunión de ese mes.

Juan Carlos García-Bermejo hizo todo esto y mucho más, de forma perseverante y sin ánimo de protagonismo personal, durante toda su vida. Despedimos pues a un gran economista, servidor público y, sobre todo, una gran persona. Le echaremos mucho de menos.

Hay 14 comentarios
  • Un recuerdo agradecido al Profesor García Bermejo, a su apasionante clase de Metodología, lectura de Blaug, iniciación a la Teoría de Juegos. Qué gran docente, qué persona excelente!

  • Gracias por tantas cosas, Juan Carlos. Por tus clases, por tu ejemplo, por tu inspiración y por tu bonhomía. Andoni siempre tendrá tu silla vacía.

  • Tuve la suerte de interactuar con Juan Carlos algunas veces. Me impresionaba su amplísima cultura, su humanidad y respeto a los demás. Nos deja más solos, pero nos queda su ejemplo y su memoria.

  • Terrible!. Un detalle menor: el libro de la economía y sus métodos no es una compilación de sus trabajos. Es un volumen colectivo (uno más de la enciclopedia Iberoamericana de Filosofía) y él era el editor/compilador de trabajos de distintos autores.

  • Gracias por la entrada. Conocí a Juan Carlos y lo recuerdo con cariño. Me encargó una contribución a “Sobre la economía y sus métodos. Enciclopedia Iberoamericana de Filosofía”. Nuestras conversaciones fueron siempre muy interesantes y agradables.

  • Cuando un amigo se va queda un espacio vacío…En el caso de Juan Carlos, enorme.

  • La impronta intelectual de Juan Carlos la llevo desde que hacía la carrera y haberle tenido como amigo después fue una gran suerte. Ya le echo de menos y en el Andoni nadie le podrá reemplazar. Una pena.

  • Conocí a Juan Carlos en 1990 en los inicios de la aventura del Proyecto Cotec (posterior Fundación Cotec), cuando ocupaba el puesto de Secretario General y yo el de Director de Promoción. Fueron años difíciles, como en cualquier proyecto nuevo que se inicia. Pero enseguida Juan Carlos significó un apoyo esencial para mí. Al poco tiempo y estando ya en marcha la Fundación Cotec, Juan Carlos me introdujo en los cursos de posgrado de la UAM y a partir de 1997 en los cursos del Programa Citius de la UAM. Siempre agradeceré a Juan Carlos haber confiado en mí. Te echo mucho de menos.

  • Juan Carlos era un tipo estupendo. Muy cariñoso y mejor conversador. Tanto él como Juan (Urrutia) han hechos cosas muy buenas para la Academia.

    ¡Muchas gracias por tanto esfuerzo y convicción por intentar mejorar las cosas!

    Mando un abrazo a su familia, compañeros de departamento y a Juan.

    Un abrazo,

    Pablo

  • Leo con tristeza el fallecimiento de Juan Carlos.
    No fui su alumno, pero estuve en estrecho contacto con el por el programa CITIUS, donde di clases durante unos años. Era una persona cálida y afectuosa y ahora siento no haber mantenido el contacto después. Ahora también descubro que fue mentor de muchos de los mejores economistas de este país.
    Gracias por el post. Descanse en paz
    Kike

  • ¡Que gran pérdida! Se nos ha ido una excelente persona, afable y cariñosa, que siempre apuntó hacia la calidad en la investigación, sin fundamentalismos. No te olvidaremos. Un cariñoso abrazo a familiares, colegas y amigos.

Los comentarios están cerrados.