Métodos del siglo XXI para la selección de las elites: el Civil Service Fast Stream del Reino Unido

admin 146 comentarios

de Pablo Ibáñez Colomo

El sábado pasado Jesús colgó una columna publicada en El Mundo en la que mencionaba los ‘métodos decimonónicos de evaluación intelectual’ para la selección de las elites como uno de los obstáculos a la modernización de España. Algunos lectores del blog han reaccionado defendiendo las oposiciones en su formato actual, señalando por una parte que son un método objetivo de selección que elimina la arbitrariedad y recordando, por otro, que se trata de ejercicios muy exigentes y selectivos que requieren una enorme dedicación.

Estas críticas no guardan, creo, mucha relación con la reflexión de Jesús, que apuntaba en otra dirección. Nadie que haya leído este blog durante más de 5 o 10 minutos puede creerse que sus autores defiendan utilizar métodos arbitrarios o caciquiles para elegir a los funcionarios. En sus respuestas a los comentarios, ha dejado además claro que no cuestiona ni la capacidad ni el mérito de los funcionarios actuales, sino la manera en la que han sido seleccionados.

El gran reto que planteaba Jesús es, merece la pena recordarlo, desarrollar métodos objetivos de selección que permitan identificar a aquellos candidatos que mejor vayan a desempeñar su función (y no a aquellos que más se hayan esforzado en preparar el examen, o que más años hayan pasado estudiando). En la medida en la que la preparación de oposiciones en España tiene poco que ver con la realidad del trabajo de un funcionario, esto es, en la medida en la que evalúa otras destrezas (sin que ello le reste ni dificultad ni mérito, insistimos una vez más), merece la pena plantearse alternativas y fijarse en cómo se hacen las cosas en los países de nuestro entorno.

Hice un comentario en el blog diciendo que el Reino Unido puede ser un modelo interesante, y Jesús me invitó a desarrollarlo en una entrada. Aquí va. He elegido como ejemplo el Civil Service Fast Stream, algo así como un programa especial para detectar y formar a los talentos con más potencial. Los que entren en la página verán que hay varios caminos, entre ellos uno general (que a su vez permite optar entre los servicios diplomáticos, parlamentarios, centrales y demás), otro llamado analítico (para economistas y estadísticos) y otro de recursos humanos. Sugiero además que los lectores verifiquen los criterios de nacionalidad. Si no están familiarizados con el derecho de la UE, puede que se lleven una sorpresa (y en el caso británico en concreto puedo decir que no es una cuestión puramente formal; sé por ejemplo que hay altos cargos españoles en Ofcom, la autoridad de comunicaciones).

La página siguiente da una idea de las pruebas, la lógica global está muy clara. De lo que se trata es de seleccionar candidatos sobre la base de su capacidad cognitiva y su potencial para aprender y desarrollar futuras tareas con éxito, y no sobre la base de sus conocimientos en un momento dado. Así, se expone a los candidatos a las situaciones que se van a encontrar en el día a día de su trabajo, y las destrezas que se evalúan son aquellas que se esperan de un alto funcionario (y que entre otras incluyen la capacidad de reacción ante situaciones inesperadas o extremas, de asimilar rápidamente información compleja, o de transmitir esta misma información de manera concisa y eficaz a otros altos cargos).

Como se puede ver, la prueba empieza con tests de razonamiento verbal y numérico, que permiten hacer una primera gran criba (como en las oposiciones a las instituciones europeas o los programas de doctorado en EE.UU.). Mucho más interesante es lo que llaman e-tray exercise, que cualquiera puede probar en la misma pagina (hasta le preguntan a uno el nombre para hacerlo mas realista). Básicamente, se sienta al candidato en una silla y… se le pone a leer e-mails, tal como haría en su despacho. A los que superen esta prueba, se les invita a otra presencial en la que el candidato debe responder a diferentes situaciones reales de trabajo, que están resumidas en el folleto siguiente.

Alguno dirá que qué es eso de responder e-mails en un ordenador al lado de una oposición hecha y derecha con sus 500 temas. Pero es que parte del desafío es precisamente conseguir que las instituciones sean menos venerables y más funcionales. Los sistemas que ponen énfasis en el potencial y no en los conocimientos tienen una enorme ventaja en este sentido. Conozco varias personas que han aprobado las oposiciones a las instituciones europeas, que son muy selectivas (en la Comisión europea, como en otros sitios, hay gente verdaderamente excepcional). Ni una sola de estas personas se dedicó en cuerpo y alma dos, tres, o más años a preparar las oposiciones. Todos ellos siguieron con sus vidas y sus estudios/trabajos, a menudo exigentes, mientras se entrenaban para los tests de razonamiento verbal y numérico (el propio Luis ha comentado aquí que se sacó estas oposiciones el mismo año que hizo su máster). Un sistema así permite eliminar el enorme coste individual y social que supone tener a universitarios jóvenes, brillantes y ambiciosos encerrados en su casa varios años (y ello excluyendo a otros, igualmente brillantes y ambiciosos, que no pueden permitirse semejante inversión).

Hay 146 comentarios
  • Otro elemento no destacado suficientemente es que con un modelo de selección distinto al actual, que implica consagrarse a la oposición (hecho que explica el fundamento corporativista en sus defensas), es que con un itinerario vital y académico más amplio, los futuros servidores del Estado han conocido más gente, más ámbitos de trabajo y han tenido más oportunidades. Eligen, después de rechazar otras opciones, dedicarse al servicio público y, en caso de soportar malas prácticas en la administración pública, pueden enfrentarse a ellas porque saben que, en el caso de dejar la administración por ser degradados o no promocionados, pueden reincorporarse a otros ámbitos laborales. Son más independientes y autónomos. El actual modelo, por el contrario, fomenta la autolimitación personal (por eso al licenciarme me prometí que jamás haría unas oposiciones, aunque tengo vocación pública) la reducción de expectativas y crea una monodependencia del Estado y sus rentas. Las oposiciones son una experiencia empequeñecedora y humillante por absurda en muchos casos y, como rito iniciático, aquellos que superen la prueba la defenderán, porque lo hicieron a un alto coste personal, que ellos mismos sabían absurdo y doloroso. Entre preparar una oposición, cursar un master o hacer un doctorado, las dos últimas opciones me parecen más enriquecedoras y estimulantes. No se trata de sufrir, se trata de intentar mejorar siempre.

    • CSM

      Si, tienes toda la razon. Ese tema no lo he querido sacar porque es mas dificil de cuantificar pero estoy totalmente convencido que es importantisimo.

  • Si para entrar en un cuerpo A de la Administración hay que hacer dos masters internacionales dígame Vd. de qué clase social serán los futuros funcionarios. Si el coste de preparar la oposición es alto, no hablemos del coste que para las familias supone enviar a sus hijos a estudiar un máster internacional de prestigio.

    Y respecto de la mencionada ENA a la española: ¿De verdad alguien cree que el Estado va a invertir el dineral que requeriría crear los cursos, pagar a profesores de prestigio y sostener (alojamiento y manutención o salario de funcionario en prácticas) durante 3 años a los candidatos? Si en época de bonanza era impensable en la época actual es ciencia-ficción. Si no se invierte en formación/reciclaje de los funcionarios que ya están dentro ¿cómo se va a hacer para los posibles futuros candidatos? El Estado quiere un método de selección que reduzca sus costes al mínimo.

    Por otro lado, si tan malos son los actuales altos funcionarios españoles, ¿cómo tiene problemas el Estado para retener a los abogados del Estado, por ejemplo, para que no se vayan a la empresa privada? (No es casual que sus sueldos sean los más altos del grupo A1). Aún nadie ha justificado por qué se supone que los funcionarios públicos españoles seleccionados por oposición realizan peor su trabajo que los posibles salidos de un sistema ENA.

    • La persona que hacia referencia a los masters internacionales hablaba de las oposiciones a la UE. No se si sabra que los espanoles en Brujas van con una beca completa (matricula, alojamiento, comidas) del Ministerio de AAEE o de una Comunidad Autonoma. Debido a las ineficiencias del Estado ese dinero se desperdicia en gran medida, pero ese es otro tema.

      Si se habla de los costes de seleccion, que se hable de todos. Cuanto le cuesta a la sociedad tener a los opositores encerrados 2, 3, 4 anos en lugar de estar trabajando? Cuanto le cuesta a la sociedad que la gente se dedique varios anos a opositar sin conseguir nada? Por otra parte, nos hemos cansado de insistir en que lo que es verdaderamente importante es desvincular formacion y seleccion. Esta puede venir antes (e.g. Brujas, Normale Sup’) o despues (ENA).

      Se ha repetido hasta la saciedad que nadie pone en duda la calidad de los funcionarios espanoles ni la de su trabajo. Ahora bien, lo que menciona como una virtud (que los abogados del Estado se vayan a la empresa privada), lejos de serlo, es la expresion de un dramatico fracaso colectivo. Fracaso del sistema universitario espanol que no permite distinguir a los abogados buenos de los excelentes y fracaso del sistema de seleccion. Lo que ese ejemplo pone de manifiesto es que hay gente que utiliza las oposiciones como mecanismo para subir su cache en el mercado.

    • Arabia

      Pablo ya ha respondido muy bien al tema de los masters internacionales y de los costes para la sociedad en su conjunto.

      En cuanto a sus otros puntos:

      1) “Si en época de bonanza era impensable en la época actual es ciencia-ficción”

      Eso mismo nos dijeron cuando en FEDEA empezamos con el tema de las pensiones o del Consejo de Politica Fiscal y ya ve, las pensiones reformadas y el Consejo en el MoU con la union. El diseño sensato de politica se hace partiendo de lo que es deseable y buscando luego si es factible, no en la direccion contraria.

      2) “si tan malos son los actuales altos funcionarios españoles”

      Nadie ha dicho nunca que los altos funcionarios sean malos, al contrario hemos afirmado que en general son listos y trabajadores. Defendemos que hay sistemas MEJORES. Por favor, no confunda un argumento cardinal (los funcionarios son buenos) con uno cardinal (los funcionarios podria ser mejores). Esto lo he repetido ya media docena de veces. Cuantas veces tengo mas que decirlo? Es de verdad tan dificil entender la idea del coste de oportunidad?

      3) “Aún nadie ha justificado por qué se supone que los funcionarios públicos españoles seleccionados por oposición realizan peor su trabajo que los posibles salidos de un sistema ENA.”

      Como ya he dicho antes, si el sistema español es unico en el mundo lo logico y lo sensato es que la carga de la prueba corresponda a los que quieren mantenerlo, no a los que queremos acercarlo a como se hacen las cosas en otros sitios. Pero aun asi, ya mas en concreto:

      a) He hablado de la gente de ENSAE en comparacion con sus equivalentes españoles

      b) Creo que es internacionalmente reconocido que los funcionarios franceses de la ENA son los mejores de Europa.

      c) Una ENA tiene las ventajas de una formacion menos centrada en la memorizacion y mas en los modulos flexibles, especializados, en la practica continua y de disfrutar de peer group effects (documentados de sobra en la literatura) positivos muy importantes.

      Que el argumento mas repetido entre algunos comentaristas sea “si aqui lo hacemos muy bien” demuestra, en el mejor de los casos, una satisfaccion con uno mismo incompatible con la verdadera excelencia y en el peor una estrechez de miras preocupante.

      En todo caso una de las cosas que mas me sorprende es la poquisima empatia que demuestran muchos de los comentaristas acerca del problema de solidificacion de las desigualdes sociales intergeneracionales que nuestro sistema de oposiciones perpetua.

      • Claro está que el actual sistema que se emplea en España tiene problemas, pero no vayamos a pensar que la ENA es jauja

        Dos problemas importante de la ENA

        1. De entrada: el origen social de los futuros énarques está muy sesgado. En parte, porque hay que preparar el examen de acceso, con el coste que conlleva. (Y no olvidemos que la movilidad social en Francia es menor que en España)

        2. De salida: suele haber mucha homogeneidad y poco espíritu crítico

        PD Estaría muy bien un post sobre desigualdades sociales intergeneracionales. No se habla mucho de estos temas en NeG y eso podría explicar la falta de empatía de muchos comentaristas

        Otro tema de interés es en qué medida el deficiente funcionamiento de las instituciones se debe a los partidos políticos. Me temo que en el contexto actual, de nada nos serviría contar con los mejores funcionarios del planeta

        • “1. De entrada: el origen social de los futuros énarques está muy sesgado. En parte, porque hay que preparar el examen de acceso, con el coste que conlleva. ”

          He escrito repetidamente que el examen de ingreso que yo propongo no es el de la ENA francesa sino algo similar al del GRE o el LSAT. El LSAT lo puedes preparar 3 semanas. Mas tiempo esta documentado que es inutil. Esto minimiza de manera importantisima los problemas de seleccion social que si que son abrumadores en nuestro sistema de oposicion actual. En todo caso tanto en la ENA como en el sistema britanico se estan haciendo esfuerzos por incluir mas diversidad social. La ENA española podria hacer exactamente lo mismo.

          • Jesús: Si de verdad nos preocupa la desigualdad de oportunidades, creo que habría que empezar a tomar medidas bastante antes de la graduación

  • Yo conozco bastante bien las oposiciones españolas (unas más que otras, y también he aprobado alguna) y estoy completamente de acuerdo con la entrada.
    Lo que desalienta es leer la mayoría de los comentarios. Yo no creía que haya tanta gente, y tanta gente que aparentemente conoce alguna de ellas de primera mano, y sus resultados, que las defienda tan incondicionalmente.
    Si los comentarios son representativos de la opinión mayoritaria de quienes pueden influir en estas cosas, veo que seguimos igual para otros ciento cincuenta años.

  • Una medida complementaria a nuevos métodos de selección de funcionarios podría ser introducir algo más de rotación y dinamismo en la administración. Por ejemplo se podría pagar un pequeño sueldo (más importante que las becas actuales) a estudiantes brillantes con pocos recursos, que les permita estudiar y vivir durante su época universitaria, con la condición de que pasen por el sector público un par de años. Con esto conseguiríamos no solo incrementar la eficiencia y el dinamismo de las administraciones, sino crear un puente entre el sector publico y el sector privado que podría ser muy deseable.

  • La imaginación al poder es esto. La búsqueda de nuevas formulas, presentar ideas a debate. Creo que la formula aportaría beneficios claros para todos, excepto para aquellos que tienen memoria de elefante.

  • Hace más de veinte años tuve de profesor a un catedrático de contabilidad que, refiriéndose a la implantación de sistemas de contabilidad en las empresas, decía: “lo mejor es enemigo de lo bueno”.

    ¿Sería hoy por hoy aplicable un sistema como el inglés a la selección de altos funcionarios españoles?

    Otra cuestión: muchos podemos estar de acuerdo en que existen grandes diferencias entre el trabajo de un diplomático, de un abogado del Estado, de un economista del Estado, de un inspector de trabajo, de un técnico de administración de una comunidad autónoma, de un inspector de Hacienda…tal vez el sistema de oposición sea deseable para determinados cuerpos y funciones. Se me ocurre, por ejemplo, que el sistema inglés podría ser muy deseable para la selección de consejeros comerciales en embajadas, y en cambio la oposición seguir siendo muy razonable para el acceso al cuerpo de inspectores de trabajo y de la Seguridad Social, o para el de secretarios de juzgado, por poner otro ejemplo.

  • Pablo y Jesús,

    Es obvio que un sistema tipo ENA es mejor que el de oposición, tanto para el candidato como para la sociedad y es obvio el alto coste de oportunidad que supone tener a un chaval de 25 años 3 , 4 ó 5 años encerrado estudiando (al menos cuando había trabajo). Lo que quería señalar en mis intervenciones es únicamente que:

    1- Conociendo a la sociedad española y a la Administración, cuanto mayor sea la discrecionalidad y más etéreas las pruebas mayor será el enchufismo.

    2- La Administración ni quiere ni sabe formar funcionarios. Le cuesta muy caro y no quiere asumirlo. Quiere seleccionarlos ya formados. Le da igual si antes de las oposiciones han estudiado dos másters o si llegan directamente de la licenciatura, quiere que tengan unos conocimientos y que lo demuestren, no quiere perder el tiempo ni el dinero proporcionándoselos. Es triste pero es así. Si quieren otro día les cuento la formación que he recibido de mi Ministerio a lo largo de 10 años como funcionario.

    Sólo he pretendido dar un toque de realismo a sus propuestas, que en un país diferente y con otros medios me parecen estupendas.

    Por último, que los abogados del Estado acaben trabajando en el sector privado muestra que la Administración no es capaz de proporcionarles unas condiciones laborales y salariales adecuadas. Y mejor que acaben trabajando en la empresa privada abogados del Estado, que se han sufragado su formación de su bolsillo que Énarques cuya formación han pagado todos los contribuyentes. Y las empresas están plagadas de enarcas.

  • Ya dije anteriormente que no hay sesgos estadísticos significativos en las oposiciones que yo conozco que son las de notarías. Que haya más hijos de notarios que número de notarios en la sociedad es tan lógico como que haya más hijos de abogados entre los abogados o hijos de fontaneros entre los fontaneros.

    Por otra parte, se propone la demostración de hechos negativos, cosa que en derecho debería ser excepcional. Lo cierto y verdad es que preparar una oposición “top” requiere más que dinero, un esfuerzo tremendo en el que el riesgo de fracaso es enorme. Ahora no ma van a a decir que es más barato cursar un estupendo master en el extranjero que preparar notarías en tu casa. Así que sesgo por razón de renta, sólo por la “transmisión de preferencias intelectuales” de padres a hijos. Por otra parte hay bastantes personas que han sacado sus oposiciones mientras trabajaban: El menor tiempo disponible se compensaba con una menor presión psicológica en caso de fracaso y una mayor madurez personal.

    • 1) “Ya dije anteriormente que no hay sesgos estadísticos significativos en las oposiciones que yo conozco que son las de notarías”

      Eso, tristemente, NO es verdad. Mire las tablas en http://www.fedea.es/pub/papers/2005/dt2005-01.pdf (ya le señalamos este trabajo anteriormente aunque aparentemente ha decido ignorarlo o simplemente no emplear la diligencia debida en leerlo). Cualquiera con un minimo de sensibilidad estadistica solo puede concluir que las oposiciones, incluidas las de notario, tienen serios problemas Mire, por ejemplo, en la tabla 18 el efecto de la variable “ser pariente” en las oposiciones a notarios y los niveles de significatividad reportados. Puede alguien leer el trabajo de Bagues y no concluir que hay algo que funciona muy, pero que muy mal con nuestras oposiciones????????

      Asi que, o usted me da cifras y analisis estadistico (no las que saca el CGPJ sobre las oposiciones a jueces, que demuestran que el que las prepara y las comenta no sabe estadistica) o no le voy a tomar en serio. El “a mi me parece” o “que yo conozca” esta muy bien para una discusion en el casino pero no para elaborar politica. Ah, y lo de probar algo negativo en este caso no es particularmente complejo desde el punto de vista metodologico. La gente en estadistica lleva haciendo esto desde hace 5 decadas aunque los estudiantes en España (sobre todo los de letras) no lo sepan por la malisima formacion en matematicas y estadistica que se da en nuestro bachillerato o incluso en la carrera.

      2) “Ahora no ma van a a decir que es más barato cursar un estupendo master en el extranjero”

      Eso del Master en el extranjero lo ha dicho un comentarista, no ni Pablo ni yo, que he insistido (14 veces? 25?) que los examenes que propongo son estilo GRE o LSAT (alguien tiene la paciencia de ir a la pagina web, que alguien incluso a puesto un link y mirar como son? tener un master para hacerlos es irrelevante pues lo que se mide son las capacidades, no los conocimientos). No se porque lo siguen sacando como un argumento contra nuestra propuesta. Me imagino que es la falta de argumentos mas serios.

      3) “Así que sesgo por razón de renta, sólo por la “transmisión de preferencias intelectuales” de padres a hijos.”

      Realmente usted se cree que si yo soy un hijo de una familia de renta media-baja de un pueblo, pongamos de Asturias, tengo la posibilidad de preparar una oposicion a un alto cuerpo? Pongamos que quiero ser economista del estado. De donde voy a sacar el dinero para irme a Madrid a estudiar (tengo que estar alli tanto por la academia como por el preparador)? De donde voy a sacar el dinero para pagar el preparador todas las semanas (que cuestan un ojo de la cara)? Como afronto la posibilidad de estar 3 o 4 años preparando la oposicion y luego suspenderla? Donde esta mi “red social” de apoyo en el caso de un suspenso? Cuanta gente trabaja a tiempo completo (que es lo que necesitaria un chaval de 23 años recien acabada la carrera para financiar los gastos de una oposicion -apartamento en Madrid, pagar preparador, etc..) y se saca la oposicion a economista del estado? Algun caso habra, pero eso mas que nada demostraria que estamos hasta una persona excepcional que, en caso de poderse dedicar en tiempo completo a la ENA o similar se habria salido de la tabla.

      Realmente la falta de empatia de algunos de los comentarios hacia los problemas de la gente de renta mas baja por acceder a los altos cuerpos del estado me deja de piedra. Jamas habria pensado que podria haber gente tan ciega como para no verlos.

      • No están ciegos, defienden sus posiciones de privilegio o, mejor dicho, sus privilegios obtenidos después de una “prueba objetiva” con un poco de sesgo ante hoc y post hoc. Con privilegio quiero decir que se trata de un puesto de trabajo público de titularidad privada, porque las plazas terminan siendo propiedad privada y se extiende una cultura patrimonialista del servicio público que revela que las sociedad de Antiguo Régimen no eran irracionales, sino formas de organizar la sociedad muy racional y humana (la “transmisión de preferencias intelectuales” me recuerda a las cátedras hereditarias).
        Este debate tiene más de 120 años y surge cuando las clases medias, antes vinculadas con el liberalismo, pasan a funcionarizarse y abandonar su creencia en las virtudes del libre mercado y defender la necesidad de que el Estado ordene la economía y la sociedad, porque se sienten amenazados ante la tímida extensión de los títulos académicos. En Alemania, esta reacción corporativa se tiñó, además, de nacionalismo.
        Hay magníficos libros sobre la cuestión: Hartmut Kaelble, The European way: European societies during the nineteenth and twentieth centuries, New York 2004,
        http://books.google.es/books?id=JactL6xI15wC&hl=de&source=gbs_book_other_versions_r&redir_esc=y
        tiene un capítulo brillante de Hannes Siegrist, cuya tesis doctoral se centró en la estatalización de los abogados en Alemania, Suiza e Italia.
        O el de Konrad H. Jarausch, Students, Society, and Politics in Imperial Germany, The Rise of academic illiberalism, Princeton 1982.
        Nota:
        como estudiante de letras autodidacta en estadística por vergüenza y necesidad, recomiendo el clásico “Las imposturas intelectuales” para entender el daño que produce la institucionalización de la ignorancia.

        • CSM

          Muchas gracias por la recomendacion de libros. Ahora mismo voy a tomarlos prestado de la biblioteca que los tienen.

  • Aviso para los comentaristas

    He repetido hasta cansarme que el examen de ingreso que propongo para la ENA española es tipo GRE o LSAT. La mencion a la importancia de hacer un master en el extranjero (o dos) la hizo, en passant, un comentarista hablando de los funcionarios de la UE.

    Si van arriba veran que ahora varios comentaristas han empleado el argumento “ah, pero si lo que piden es un master…” como argumento contra nuestras propuestas (por ejemplo, un comentarista anteriormente lo ha hecho para justificar que en realidad el sistema actual no genera tanto sesgo social como nuestra alternativa). Claramente NO es lo que hemos dicho nosotros. Mencionar este argumento, despues de todas nuestras explicaciones, bordea la mala fe intelectual y falta de honestidad en el debate. Por tanto, cualquier nuevo comentario que mencione de nuevo “ah pero si lo que piden es un master….” o cualquier variacion insidiosa del mismo sera borrado automaticamente.

    Muchas gracias.

    • Para mayor claridad,

      Lo que mi comentario intentaba explicar es que se puede ser funcionario y ejercer como tal recibiendo otros tipos de formacion distinta a la actualmente recibida en España.

      Los cursos en ENA o en ENSAE son muy similares a los masters o cursos de postgraduado (como los MPA de Science-Po o de Harvard). En ningun momento propuse reemplazar las oposiciones (es decir, la SELECCION) por masters en el extranjero (FORMACION).

      En vuestra propuesta hay dos partes:
      1. La seleccion – estilo GRE/LSAT
      2. La formacion – estilo ENA

      Mi comentario guarda relacion con la segunda parte y era simplemente una ilustracion.

      • RRR

        La queja no iba hacia ti 🙂 Tu argumento era claro y era un comentario que creo que ayudo mucho al debate. Lo que me molesta que hayan tomado tu comentario (sin culpa alguna tuya), lo hayan extraido fuera de contexto y lo hayan empleado poniendonos en la boca cosas que ni Pablo ni yo hemos dicho. Me parece una falta de seriedad intelectual por parte de aquellos que han actuado de tal manera cuando menos preocupante.

  • Preguntas:
    – No he encontrado mención a como el actual sistema de oposiciones casi evita per se el anonimato de los candidatos. No es por ser mal pensado, pero lograr esto en la mayoría de las fases, sería algo positivo.
    – Tampoco he encontrado mención a un sistema que existe en España, respeta el anonimato hasta la última fase y en general sí se basa en conocimientos generales y no en recitar, que es el del titulado del Banco de España (yo me presenté y no las saqué, no hay un sesgo personal).
    – Por último, en cuanto al coste de formación repartido y el coste hundido de presentarse. Hay que añadir, que el sistema actual desincentiva muchísimo que se presente gente que ya está trabajando en el sector privado (incluyendo hacer los exámenes en días laborables). En la medida, que esa experiencia podría ser valiosa en la Administración, frente a la persona que pasó de la facultad a estar 5 años encerrado en casa, también supone una pérdida, creo.

  • Es curioso, quienes hemos pasado una oposición la defendemos, los que no la han sufrido la atacan ¿defendemos nuestros privilegios? eso dice CSM, me permito discrepar, nuestros privilegios ya están establecidos, si las oposiciones se ablanden mejor para nuestros hijos.
    Lo que creo que defendemos es lo siguiente:
    1) acceder a una posición de privilegio y lo es por la seguridad en empleo, NO DEBE SER FÁCIL porque eso sería aumentar el privilegio ¿cómo se lo contamos en estos tiempos a la sociedad? Un examen tipo GRE, que se exige para cursar estudios universitarios en USA (si no me equivoco) no puede servir para disfrutar de un puesto de por vida. (Dejo aparte las sólidass razones históricas que justifican que un gobierno no pueda deshacerse de los funcionarios según le convenga). Y me refiero sólo al examen porque una vez dentro de la ENA es muy difícil y además desaconsejable (por razones de gasto público) supender, así que cada cohorte suele terminar con éxito y salir colocada.
    2) el mal funcionamiento de la Admón no es reducible al proceso de selección, (¿lo es en la universidad?), pero no olvidemos que al frente de la Admón están unos señores que la usan como un felpudo, se llaman políticos. Desgraciadamente el diagnóstico del profesor Nieto (‘La organización del desgobierno’ y su continuación ‘La nueva organización…’) sigue vigente.

    • 1) “acceder a una posición de privilegio y lo es por la seguridad en empleo, NO DEBE SER FÁCIL ”

      Por que? Es un argumento absolutamente absurdo, un non sequitur como la copa de un pino. Uno lo que quiere seleccionar a los mejores, no que el proceso sea facil o dificil. Si yo pudiese (es un ejemplo tonto pero ilumina lo que quiero decir) mirar en un MRI en 30 segundos lo listo, lo bueno y lo dedicado al servicio que va a ser un candidato como funcionario (que se yo, pongamos porque a esos candidatos se les ilumina el cerebro de una manera muy peculiar) y acertar en el 100% de las veces, por que no es un buen sistema? Por que le estoy dando una plaza a alguien sin que haya tenido que “esforzarse” mas que tumbarse en un MRI por 30 segundos? Pero si es el mejor! De verdad no entiendo la mentalidad detras de ese comentario. En la vida real las pruebas tienden a ser dificiles porque es de las pocas maneras en las que podemos seleccionar, pero esto es una necesidad, no una virtud.

      Otro ejemplo (de nuevo imaginario): imaginemonos que hay dos medicos. Uno acierta siempre en el diagnostico porque, aunque se paso la carrera de medicina tomandose copas, tiene una intuicion fantastica. El otro acierta el 60% de las veces porque aunque no tiene muy buena intuicion, trabajo como el que mas en la carrera y algo termino aprendiendo. A que medico iria usted? Pues yo desde luego al vago que se tomo copas pero que resulta que acierta siempre. El otro medico podra tener mucho merito en su esfuerzo pero lo hace peor. Pues con los funcionarios pasa lo mismo. Yo quiero a los mas listos y capaces, no a los que se han esforzado mas en pasar una prueba. Lo que ocurre es que en la vida real el que se ha esforzado suele ser mejor, pero no confundamos lo importante (que esta persona sea capaz) con lo accesorio (el porque es capaz)

      Y, de nuevo, no confundamos seleccion con formacion, que son dos cosas muy distintas.

      2) “una vez dentro de la ENA es muy difícil y además desaconsejable (por razones de gasto público) supender” Por que? Casi todos los programas de postgrado serios de EEUU suspenden a cantidad de gente incluidos los que venian con beca de la propia universidad. El coste de meter a 100 personas en la ENA y quedarte con, pongamos, solo con 70, es mucho menor para la sociedad que el de tener a 500 estudiantes preparandose para 70 plazas con el sistema de oposicion actual. Y que sea dificil o no depende de a quien ponga uno de director de estudios. Yo ese trabajo no lo quiero pero yo firmo suspensos en el programa de doctorado de Penn cuando tengo que hacerlo sin parpadear ni un segundo y sin el mas minimo problema. Decenas de personas tienen mi misma actitud y podrian hacer lo mismo como directores de estudios de la ENA.

      3) “el mal funcionamiento de la Admón no es reducible al proceso de selección,”

      No, efectivamente, y en este blog hemos criticado con dureza inusitada a nuestra clase politica. Pero lo cortes no quita lo valiente: el que haya que reformar, por ejemplo, la vida de los partidos no significa que no haya que cambiar la seleccion de personal de las AAPP. En todo caso, dado que en particular uno de los dos partidos mayoritarios en España emplea los altos funcionarios como “cantera” (para bien o para mal, no estoy evaluando ese punto), no es tan obvio que se pueda distinguir entre seleccion de funcionarios y seleccion de politicos.

      • Redundante, pero… Explicación en un país en que la unidad oficial de superficie es “el campo de fútbol”. Que Romario (antiguo jugador de fútbol conocido por sus juergas) jugará de delantero del Barça a pesar de ser un crápula y yo no, a pesar de llevar una vida virtuosa, entra dentro de la injusticia descrita por Antonomasia (sé que es redundante).
        Otra cosa más seria, como empleado público Antonomasia no sé si estás con el gremio o en contra. Relee lo que has escrito, suena horrible. Suena a puestos tan privilegiados que la gente por tenerlos está dispuesta a hacer lo que sea (de hecho, cuanto más privilegio más dura será la oposición, que es un torneo). Sé que no es lo que quieres decir, pero parece que es lo que has dicho.

  • Jesús,

    Entiendo que los comentaristas pueden también comentar las opiniones de otros comentaristas, no sólo las de Pablo y las suyas.

    De todos modos, ya hemos entendido que Vd. propone selección por examen tipo GRE y formación en institución tipo ENA. Eso supone selección por capacidad y formación a costa del Estado. El sistema actual de oposición selecciona por capacidad y esfuerzo (o mérito- y tenga en cuenta que también existe el concurso-oposición) y la formación corre a cargo del candidato. El problema de acceso de clases menos favorecidas que plantea bien puede resolverse con becas. Estudiar y no aprobar la oposición es duro, pero tenga en cuenta que estudiando la oposición también se aprende, a veces más que en muchos másters, y se adquieren conocimientos que la empresa privada valora (dígaselo a ex-opositores a notarías, registros o abogados del Estado). Lo que es cierto es el coste de oportunidad de los años encerrado estudiando, que podrían aprovecharse de otro modo (si el mercado laboral estuviera más boyante).

    Lo que todavía no ha quedado claro es de dónde saca la Administración el dinero para crear 1 ó más ENAs en un momento en que está recortando el salario a sus empleados públicos.

    • 1) “Entiendo que los comentaristas pueden también comentar las opiniones de otros comentaristas, no sólo las de Pablo y las suyas.”

      Si, efectivamente, pero precisamente por eso existe la opcion de “responder” al comentario concreto y no en general. De todas maneras, su frase fue

      “Si para entrar en un cuerpo A de la Administración hay que hacer dos masters internacionales dígame Vd. de qué clase social serán los futuros funcionarios”

      es una referencia directa a mi comentario acerca de la mejor capacidad de una ENA de promover la movilidad social. Encima, y como RRR ha explicado anteriormente, su comentario era solo comparando nuestro sistema con el de la comision. Fue usted el que mezclo churras con merinas y empezo a hablar de los “dos masters internacionales” como criterio de seleccion. Asi que no me venga ahora con excusas.

      2) “El problema de acceso de clases menos favorecidas que plantea bien puede resolverse con becas.” Como? A quien se las damos? Al que ha tenido buenas notas en la carrera? El que va aprobando una mini-oposicion en el camino? Cubre la beca el coste de los preparadores? Y como soluciona las becas el problema de despues de 4 años y haber suspendido uno se queda en la calle (mucho mas gravoso para las personas de clase media-baja, que no tienen tan buenos contactos sociales para “recomenzar” una carrera). Y en costes, si tenemos 100 estudiantes para 10 plazas, que hacemos, le damos la beca a los 100? A 50? A cuantas becas es equivalente una ENA? Si en una ENA aceptamos 15 candidatos (con la idea que en media terminen 10, por poner un ejemplo), eso sera tan costoso como tener, no se, 30 o 45 becas.

      3) “Lo que todavía no ha quedado claro es de dónde saca la Administración el dinero para crear 1 ó más ENAs en un momento en que está recortando el salario a sus empleados públicos.”

      De cuanto dinero estamos hablando? Por 25 millones al año monto yo una ENA espectacular: edificios la ACE tiene a patadas que puedo emplear para dar clase y como colegio mayor, buena parte del profesorado serian funcionarios en activo en comision de servicios (pueden venir, por ejemplo, por dos semanas a dar un modulo) o profesores de la universidad que dan una clase especial. Pero da igual, tiremos por lo alto y supongamos que son 100 millones al año. Cuatro chorradas menos en RTVE o cerrando TeleMadrid y las otras autonomicas deficitarias ya tenemos esos millones. Y si hace falta, pues se sube un centimo la tonelada de gasolina, el “centimo ENA” (de hecho la sociedad ya esta pagando el impuesto de tener a los opositores asumiendo el coste de la formacion de una manera menos equitativa que un centimo ENA sobre la gasolina, asi que lo unico que hacemos es explicitar ese impuesto). No confundamos orden de magnitudes de los problemas de nuestro presupuesto.

      • Jesús, reconozco que ese comentario mío debería haber ido tras la intervención de AVG, que es quien habló de los “dos masters” de directivos comunitarios y de un sistema de formación tipo ENA: “examen de entrada objetivo, cursos a medida en funcion de las especialidades”, dijo. No creo, por ello, sin embargo, haber mezclado tanto las razas ovinas.

        Ojalá los gobiernos tuvieran más interés en formar a sus funcionario que en aumentar la cuota de share en televisión, pero como dije anteriormente, conociendo cómo funciona después de 10 años trabajando en la Administración, lo veo difícil. El día que le den los 25 millones para crear una ENA me alegraré infinitamente y me apunto a echarle una mano (si me deja). Porque para la formación sí me parece mejor que el sistema de oposición si hablamos de modo objetivo y abstracto. He de reconocer que aún tengo dudas de que el sistema de selección sea sólo por las capacidades demostradas en una prueba GRE. No siempre los más inteligentes son los mejores para un trabajo y cualidades como la capacidad de sacrificio, el esfuerzo que supone aguantar situaciones adversas y de tensión como una oposición a mí sí me parecen valiosas para forjar el carácter y para hacer frente a la situaciones que uno se encontrará en su trabajo de funcionario. Admito que tal vez esté equivocado y lo único importante sea la capacidad intelectual.

        • En lo de la television si que estamos de acuerdo. En lo que creo que tambien estaremos de acuerdo es que parte de mi plan para modificar el alto funcionariado español es subirle el sueldo de manera substancial. 30 años de igualitarismo un poco tonto ha terminado en que el alto funcionario cobre una miseria en comparacion con un equivalente del sector privado mientras que un bajo funcionario tenga un sueldo muy equiparable y ningun riesgo de despido. Un alto funcionario britanico se nos pone en 200.000 libras facil. Hacia eso hay que ir: tener a los mejores y pagarles como corresponde.

  • ¿Quienes serían los profesores de esa ENA? Entiendo que los profesores a tiempo completo de la Universidad no podrían ser. ¿Se les descontaría una parte de su salario por ser profesores de la ENA?

    • Habria profesores a tiempo completo, profesores a tiempo parcial (que podrian ser gente que esta en la universidad o en la vida profesional, si uno esta en la universidad siempre puede dar unas clases de postgrado por la tarde para ganarse un dinerillo extra, no?) y funcionarios en activo. Mis 100 millones incluyen una burrado de dinero para sueldos de profesores. Es una cifra que he sacado de tomar el presupuesto del programa de grado con los que estoy familiarizado y aumentarlos, de manera muy muy generosa, hasta el nivel necesario para una ENA.

      En todo caso, sabe alguien el coste de la ENA francesa por un año? No lo he encontrado por Internet. Lo mismo estoy equivocado con respecto al coste de una institucion de este nivel (aunque, para ser sinceros, no me parece que el coste sea un argumento muy convincente incluso si estoy equivocado por mucho).

      • El coste está especificado aquí:

        “Rapport sur la formation initiale des fonctionnaries de l’Etat dans les Écoles du Service Public.”

        Apartado función pública: 53 611 618 € p 55. Ver p. 68.

        http://www.ladocumentationfrancaise.fr/rapports-publics/124000076/index.shtml

        Un debate muy interesante. Personalmente soy partidario de oxigenar las instituciones constantemente, evitando su fosilización y acaparamiento por sectores específicos de la población. Deben funcionar como ascensores sociales abiertos en condiciones de igualdad de oportunidad para el talento, y no depender de los medios materiales disponibles para lograrlos.

        No discuto el mérito de los funcionarios actuales, pero creo que va siendo hora de cambiar los procedimientos de acceso.

        • Veo que la Función Pública tiene otros gastos de formación aparte de la ENA, así que puede eliminar el comentario. No había leído el comentario siguiente.

  • Una amable lectora (gracias, tu sabes quien eres 😉 me envia esto

    http://www.ena.fr/index.php?/fr/content/download/3572/27940/file/ena_rapport-annuel-2011.pdf

    Pagina 26 presupuesto de la ENA francesa en 2011: 42 millones de Euros de los cuales el estado frances pone 36 y los otros 6 vienen de distintas fuentes (no voy a entrar en detalles).

    Dado que Francia es como 65.5 millones de habitantes y España es como unos 47.1, escalando el tamaño de la ENA de manera correspondiente me quedan unos 30 millones de prespuesto. Si le quito otro 20% para compensar los sueldos y costes mas bajos en España, justo los 25 millones que yo habia calculado!!!!!!!!!!!!!!!!!! (la verdad es que me he sorprendido yo mismo de haberlo clavado de esta manera). Incluso aunque no hagamos el ajuste al que me referia del 20% y solo ajustemos por poblacion, 30 millones es una cantidad tan pequeña que me parece es perfectamente asumible incluso hoy en dia (ademas, incluso aunque aceptaramos una ENA hoy mismo, el sistema no empezaria a andar hasta dentro de dos o tres años, con lo cual tenemos tiempo para ir preparandonos).

  • ¿como podemos conseguir que la formacion centralizada no lleve al pensamiento unico? Es un riesgo importante

  • Igual es salirse un poco de debate, pero usted como profesor de UPenn ¿puede dedicar su tiempo tras dar las clases reglamentarias en su universidad a dar clase en otras instituciones? (quiero decir, sin disminuir su salario y sin autorización)

    • Si.

      Mientras mis ingresos de estas cosas sean menos del 25 de mi sueldo con Penn y siga en residencia (es decir, que este en el departamento 3 o 4 dias de la semana laboral) no tengo que decir nada. Si son mayores tengo que rellenar un papel pero son 5 minutos (no estar en residencia es mas fastidiado, la universidad quiere que aparezcas por el departamento, pero te puedes ir por 2 o 3 semanas al trimestre sin ningun problema). Una cosa mas, el sueldo de los profesores en EEUU es por 9 meses (Septiembre a Mayo). Junio, Julio y Agosto puedo hacer lo que quiera, como si me apetece meterme a Monje Cartujo, apuntarme al Tour de Francia o fabricar vino. Y para que no haya equivocos, suelo decir que no al 95% de las cosas que ofrecen en terminos de clase o de consulting. Me da mucha pereza y prefiero dedicarme a mis papers….

      Una reflexion mas general: en EEUU uno puede hacer lo que quiera con su vida fuera del horario de trabajo (siempre, claro que no haya conflicto de intereses). Que pasaria si a mi por ejemplo me da por tener un restaurante que abra solo el sabado y domingo (cuando no hay clases), acaso no deberia tener la oportunidad? A que viene toda esa regulacion absurda de incompatibilidades a la española? Los conflictos de interes entiendo perfectamente que haya que evitarlos pero no es eso de lo que estoy hablando. Lo que importa es medir el resultado, no el input. Si mis estudiantes de Penn estan contentos con mis clases y yo publico como un loco, que mas le da a mi decano o a mi rector a que dedique mi tiempo libre? Ya se que en España esto suena de otro planeta pero es como funcionan otros paises….

  • Gracias por su respuesta, pero entonces un hombre como Krugman que, según parece, ya no investiga ¿puede seguir manteniendo su vinculación con la universidad?

    • Cuando tienes el premio nobel y una columna en el NYT, puedes hacer lo que quieras 🙂

      No, mas en serio, Krugman da una visibilidad tremenda a Princeton. El presidente de Princeton considera que esto es mas importante que el que Krugman publique mucho o poco o que aparezca mucho o poco por el departamento (y tengo que reconocer que, aunque no me haga mucha gracia a nivel personal, probablemente tenga razon; yo de mayor querria ser Chris Sims no Paul Krugman, pero a Sims no le conoce nadie fuera de la profesion). En todo caso eso es lo bueno de un sistema de libertad: las universidades toman decisiones independientes buscando sus propios objetivos. Unas aciertan y suben en los rankings, otras fracasan y bajan. Cuanto mas años llevo en EEUU mas aprecio un cierto grado de “anarquia”. En esto Hayek tenia toda la razon del mundo: dejemos que la sociedad se organize sin determinar en el BOE en detalle las horas que un profesor tiene que dedicarle a la investigacion o la longitud de las barras de pan. Casi el mejor atributo de una economia de mercado es su capacidad de experimentar. Princeton sabra lo que hace 😉

      (por cierto con esto me arriesgo a que mis estudiantes de grado me odien, dado que la rivalidad a nivel de undegrad entre Penn y Princeton es bastante acusada sobre todo en los partidos de la Ivy League, deberia haber dicho algo asi como “en Princeton estan locos”….)

  • El método de selección del personal de la Administración es, sin lugar a dudas, muy mejorable. Provengo de una familia de servidores públicos del grupo A y conozco de primera mano la dureza de las oposiciones y el escaso reflejo en el día a día de los cientos de temas que hay que memorizar.

    Yo quisiera solamente lanzar una reflexión. La Administración, que es la empresa que sirve a todos, desea captar a los mejores talentos, sea por un método o por otro. Muy bien, pues explíquenme qué joven brillante y ambicioso desea un salario un 40% inferior que en el sector privado por la misma responsabilidad, sin horarios (en el Grupo A, también se trabajan fines de semana, jueves hasta la una de la madrugada, etc, sin horas extras) y con la mala prensa que tienen los funcionarios.

    Tras un master, un doctorado y tres años y medio encerrado entre las cuatro paredes de mi habitación logré aprobar una oposición con las condiciones laborales aquí descritas. A mí me inculcaron desde pequeño el sentido del deber y la vocación de servicio a los españoles (que considero un honor). Pero me temo que la mayoría de los jóvenes con expedientes brillantes no comparten estos principios.

    Por lo tanto, si lo que quieren es captar los jóvenes más brillantes para la Administración y que su trabajo redunde en beneficio de toda la sociedad, pongan unas condiciones económicas atractivas y verán cómo esos perfiles se captan sólos…

  • Como se ha comentado la posibilidad de becar a la gente para preparar oposiciones, aprovecho para hacer un apunte-denuncia: antes de 2004 las becas FPU, (predoc españolas) de 4 años eran usadas en muchos casos para preparar oposiciones, cuando debía completarse una tesis doctoral. Muchos de sus beneficiarios entraron en la administración y nadie les ha pedido que devuelvan el dinero o les han obligado a terminar la tesis. Con la llegada del primer gobierno de ZP, se terminaron estas prácticas al obligar a cursar las clases teóricas del doctorado en 1 año y presentar el DEA al segundo año si se quería renovar la beca. Fue un avance notable y todavía recuerdo cuando un tribunal de la tesina suspendió a un doctorando, porque, además de hacer una pésima investigación, tuvo el atrevimiento de decir en público que todo esto era un pretexto para preparar las oposiciones, que era lo que realmente importaba. Perdió dos años de beca.

  • Para mejorar nuestra administarción pública no sólo debemos revisar los métodos de selección sino acotar la “inmortalidad” solo para aquellos puestos de trabajo más vulnerables a la politización como aquellos relacionadas con el estado de derecho. Para las funciones de servicios que el Estado realiza, como sanidad por ejemplo, la reforma de la administración pública ,en este sentido, es impresindible porque sino la alternativa es la privatización con efecto “pendular” … en relación a la seguridad de los que trabajan y los que reciben el servicio. Funcionarios sí, expertos también, trabajo seguro por descontado, pero “inmortalidad” en casos muy excepcionales..De nosostros depende estar más cercanos a Suecia, Inglaterra, Alemania o a Cuba.

Los comentarios están cerrados.