La reducción en un 7,7% de la ratio alumnos por clase podría compensar parte del impacto negativo de la COVID-19 en la educación: Maimónides nueve siglos después (I)

Almudena Sevilla, Catedrática de University College London
Jorge Sainz, Profesor de Universidad Rey Juan Carlos y Bath University
Ismael Sanz, Universidad Rey Juan Carlos

Fuente: Wikimedia Commons

Sostiene Maimónides, filósofo, rabino, teólogo, legislador, astrónomo y médico nacido en Córdoba en 1138, que “Veinticinco niños pueden ser puestos a cargo de un maestro. Si el número en la clase excede los veinticinco pero no es más de cuarenta, debe tener un asistente para ayudar con la instrucción. Si hay más de cuarenta, se deben nombrar dos maestros” (véase el artículo de Angrist y Lavy et al. 1999 y 2019 Maimonides´ Rule Redux https://economics.mit.edu/files/8273 y https://www.nber.org/papers/w23486). En esta entrada doble, nos preguntamos si la reducción del número de alumnos por clase que se va a producir en España en el curso 2020-21 en enseñanza no-universitaria puede compensar el efecto negativo de la COVID-19 en la educación.

¿Cuántos docentes hay en la enseñanza no universitaria?

Las Comunidades Autónomas anunciaron al inicio del actual curso 2020-21 que iban a incrementar la contratación de docentes con el objetivo de disminuir las ratios de alumnos por clases y, consiguientemente, reducir el riesgo de contagios de la COVID-19. La siguiente tabla, elaborada por el sindicato de funcionarios CSIF muestra el anuncio realizado por cada Comunidad en relación con las nuevas contrataciones de profesores para el curso 2020-21, que ascendería a un total de 38.252 docentes, lo que supone un 7,7% más de docentes con respecto a los 494.235 de funcionarios e interinos en centros públicos de enseñanza no-universitaria en 2019-20 (columnas 3 y 4). Los datos del Ministerio de Educación y Formación Profesional muestran que había 517.437 docentes en enseñanza no universtaria en centros públicos en España en el curso 2019-20 (https://bit.ly/37altjU), una cifra compatible con la anterior, por cuanto que estos datos oficiales contabilizan como un docente a los profesores que están a jornada parcial.

CSIF: https://www.csif.es/contenido/nacional/educacion/303649

Resulta, pues, que España tiene menos alumnos por profesor que la OCDE en la ESO y sin embargo tiene más alumnos por clase. Esto se debe principalmente a que los alumnos de nuestro país tienen muchas más horas de instrucción al año en ESO (1.054) que en la OCDE (922). Como hay muchas más horas de instrucción cada día y en el total del año, aun con más docentes en España el número de alumnos por clase es más elevado. En efecto, la siguiente tabla, tomada de Education at a Glance de la OCDE, muestra que en la ratio promedio alumnos por profesor y alumnos por clase , en Primaria (14) y en ESO (12), se encuentra justo entre las medias de la UE (13 y 11) y de la OCDE (15 y 13). En Bachillerato, nuestro país tiene una ratio de 12, muy similar a las medias de la UE y OCDE mientras que en FP de Grado Medio está significativamente por debajo con 9. La baja ratio de alumnos por docentes en los Ciclos de Grado Medio se puede deber también al abandono de los alumnos que comienzan estos estudios y los dejan antes de terminar el primer curso, un porcentaje de abandono que como señalamos Sainz y Sanz es del 35,7% ( https://bit.ly/3lYiSOt ). En n FP de Grado Superior (11) España tiene una ratio más baja que la UE (12) y la OCDE (16). La estadística se calcula en términos de alumnos equivalentes a tiempo completo con respecto a docentes equivalentes a tiempo completo. La información de Education at a Glance ( https://bit.ly/3nOmGn5 ) también muestra que el número de alumnos por docente en España es mayor en los centros concertados y privados que en los públicos.

OECD (2020): Education at a Glance https://bit.ly/3nOmGn5 página 381

En la Tabla siguiente extraída también de Education at a Glance de OCDE (2020) se muestra el tamaño promedio de las clases en Primaria y ESO. España tiene 21 alumnos por clase en centros públicos en Primaria, los mismos que la OCDE y uno más que la UE-23. Hay una gran variación de alumnos por grupo en Primaria en España: por ejemplo en Primaria el máximo se corresponde con Melilla donde hay 28,9 alumnos por grupo, mientras que el mínimo se registra en Extremadura con 18,2 alumnos. Por su parte, en la ESO la distancia es mayor: España tiene 25 alumnos por clase en los centros públicos por los 23 de la OCDE y los 21 de la UE-23. En los centros concertados, columnas (3) y (8), las diferencias entre España y los países de nuestro entorno son aún superiores.

OECD (2020): Education at a Glance https://bit.ly/3nOmGn5 página 383

La contratación de 38.252 nuevos docentes (un aumento del 7,7%) podría hacer disminuir la ratio de alumnos por clase de 20,9 a 19,4 en Primaria y de 24,9 a 23,1 en ESO en centros públicos. Este cálculo es el que sale directamente de aplicar el incremento en el número de[1] docentes a las ratios, en el que se está asumiendo que el aumento de profesores se distribuye proporcionalmente entre Primaria y ESO. Es posible que la reducción de las ratios de alumnos por clase sea finalmente algo más intensa en Primaria que en ESO por cuanto que varias Comunidades ha destinado más recursos humanos a los primeros niveles con más educación presencial mientras que se hace más uso de la clases semi-presenciales en Secundaria. Este sería el mejor de los escenarios con la máxima reducción posible que se puede alcanzar en el tamaño de las clases por tres razones. La primera porque se está suponiendo que los anuncios de las Comunidades se cumplen en su integridad y que las contrataciones tendrán una duración de todo el curso 2020-21. El Ministerio de Educación y Formación Profesional hará público los primeros datos provisionales del número de docentes en centros públicos y privados del curso 2020-21 en junio de 2021 (véase la serie temporal hasta el 2019-20 en https://bit.ly/34k85Im ) La segunda razón es que se está asumiendo que todas las contrataciones se destinan a centros públicos (las ratios alumnos por profesor y alumnos por clase que se han expuesto son las de la educación pública), y que las incorporaciones de docentes a centros concertados no se incluyen en las 38.252 nuevas contrataciones (aun cuando en alguna Comunidades si están incluidas). Por último, se parte de la base de que las jubilaciones de docentes ya estaban cubiertas con nuevas incorporaciones y que los anuncios de la contratación de 38.252 docentes son nuevas incorporaciones en términos netos.


[1] El tamaño de la clase estimado es igual a la ratio de alumnos por profesor multiplicado por el número de horas de clase que recibe el alumno y dividido por el número de horas de clase que imparte un docente (OCDE, 2011 https://bit.ly/31BAzvf ). Por lo tanto un aumento del 7,7% del número de docentes, reducirá en un 7,1% la ratio de alumnos por profesor (suponiendo constante el número de alumnos) y también en un 7,1% la ratio alumnos por clase (dado que el número de horas de clase que reciben los alumnos y el número de horas de clase que imparten los docentes se mantiene inalterable)