El MEDE debe ayudar frente a la pandemia: el caso de España

admin 5 comentarios

De Aitor Erce, Antonio García Pascual y Toni Roldán

La cantidad de recursos financieros que se necesitan para hacer frente a la pandemia del COVID-19 es tan grande que la mayoría de los Estados miembros van a necesitar respaldo de Europa. Para responder a esa necesidad se han formulado multitud de propuestas, incluyendo variedades de eurobonos y “helicópteros monetarios”. Nuestra propuesta tiene la ventaja de ser una solución rápida y plenamente operativa, puesto que los instrumentos de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) están disponibles y son escalables.

En notas ya publicadas en Voxeu y EsadeEcPol, detallamos cómo ejecutar la propuesta formulada por Bénassy-Quéré et al. para que el MEDE provea de financiación triple A a los países de la zona euro, mostrando el caso de España como objeto de estudio.

De acuerdo con nuestros resultados, un crédito del MEDE que combine un plazo de pago amplio con un tipo de interés próximo a cero proporciona una vía prudente para cubrir las necesidades de financiación, con un esfuerzo fiscal razonable y una dinámica sostenible para la deuda pública en España.

El Gobierno español ha avanzado un plan de 200 mm de euros (el 16,5 % de PIB) que incluye transferencias y garantías públicas, la mayoría de las cuales es muy posible que se acaben solicitando. En nuestra nota estimamos que, sin intervención europea, ese desembolso puede llevar a un incremento de las necesidades de financiación bruta para el Tesoro de un 30 % del PIB por año en cada uno de los próximos años y la deuda pública podría llegar hasta el 140 % del PIB en 2030.

Por el contrario, con la intervención del MEDE que proponemos esa trayectoria mejoraría drásticamente. A continuación mostramos los supuestos y los resultados más relevantes del estudio.

La tabla 1 resume escenarios alternativos de financiación del MEDE y su impacto sobre la sostenibilidad de la deuda pública.

Fuente: Elaboración propia. Tesoro Público. MEDE. Bloomberg.

Los escenarios se organizan en torno a tres supuestos importantes:

1. El volumen del crédito del MEDE a España, que suponemos que se situaría entre 100 y 200 mm de euros (eso es, entre el 50 % y el 100 % del paquete de apoyo fiscal del 2020, respectivamente). Nuestra base de referencia es que España recibiría unos 100 mm de euros.Un paquete mayor sería más beneficioso para España pero dejaría menos recursos para otros Estados miembros necesitados. El MEDE tiene, en la actualidad, una capacidad crediticia de unos 410 mm de euros.

2. El diferencial sobre la tasa de financiación que imputa el MEDE para cubrir sus costes. En este caso, suponemos que puede oscilar entre 0 y 35 puntos básicos para representar el coste de endeudamiento en función de los diversos mecanismos de crédito existentes en el MEDE. 10 puntos básicos es el margen imputado en los programas estándar del MEDE y 35 puntos básicos es el margen imputado en las líneas de crédito con condicionalidad (ECCL). A su vez, en los préstamos a Irlanda y Portugal del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, los países actualmente pagan un diferencial de cero. Suponemos que el MEDE se financia a sí mismo a 10 puntos básicos por encima de la curva del Bono Alemán.

3. El vencimiento medio ponderado (weighted-average maturity, WAM) fijado por el MEDE en su propia estrategia de financiación en los mercados. Experimentamos con un WAM de entre 1 y 6 años. En la actualidad, el MEDE fija un WAM de 2-3 años.

No experimentamos con el vencimiento del préstamo del MEDE, que asumimos sería similar al que recibió España en 2012 (vencimiento a 12 años con un período de gracia de 5 años). Tampoco experimentamos con la estrategia de emisión del Tesoro español y replicamos lo que ha venido haciendo en la práctica. Establecemos una WAM en la emisión de seis años y medio cuando el estrés es menor, y de cuatro años cuando el estrés es mayor.

La Tabla 1 también muestra cuatro summary statistics” extraídos del análisis DSA realizado para cada escenario:

1. Coeficiente de deuda pública sobre el PIB en 2030. Oscila entre el 100 % del PIB en un escenario de referencia sin el shock del Covid-19 y el 136 % en el escenario posterior al Covid-19 sin ningún apoyo del MEDE.

2. Necesidades medias de financiación bruta con respecto al PIB(GFN/PIB) para el período 2022-2030.

3. Saldo primario medio para estabilizar la deuda con respecto al PIB(PB*/PIB) para el período 2022-2030. Un valor más alto denota que se necesita un mayor esfuerzo fiscal para estabilizar la deuda pública con respecto al PIB.

4. Pagos de intereses acumulados en cada uno de los escenarios. El rango va de los 509 mm de euros (tras el shock) a los 279 mmm de euros (sin el shock del Covid).

La principal lección que se desprende de estos escenarios es que el apoyo del MEDE cambiaría fundamentalmente las condiciones de financiación, garantizando que la dinámica de la deuda sea sostenible.

En concreto:

• El apoyo del MEDE marca una gran diferencia en la reducción de los costes financieros. Los pagos de los tipos de interés acumulados en el mejor de todos los escenarios de financiación contemplados —cero spread, 200 mm de ayuda y donde el MEDE se aprovecha de la financiación más barata a corto— supondría para España un ahorro de más de 150.000 millones de euros, ¡más del 12 % del PIB de 2019, en pagos de intereses!

• El apoyo del MEDE reduce significativamente el esfuerzo fiscal necesario para estabilizar o reducir el coeficiente de deuda pública sobre el PIB. De hecho, el esfuerzo fiscal (medido como el saldo primario medio para estabilizar la deuda) sería similar al escenario de referencia sin el shock del Covid-19.

• El apoyo del MEDE mantendría las necesidades de financiación bruta anuales a un nivel (en términos del PIB) del 19 % del PIB, similar a la situación de partida antes del shock.

• En resumen, la combinación del apoyo del MEDE y el Banco Central Europeo permitiría reforzar la sostenibilidad de la deuda española después del shock del Covid-19, e igualmente podría ayudar a otros estados de la zona euro.

Hay 5 comentarios
  • ¿Y no sería mejor una mutualización de la deuda generada para hacer frente a esta crisis?

    En este post de Bruegel lo comentan como alternativa junto a la vuestra:

    “Option 4: One-off joint debt issuance to finance common expenditures related to the corona crisis

    An alternative solution to avoid this issue is to mutualise fully the costs of the crisis. In practice, this means that the additional debt issued to fight the health and related economic crisis does not remain on national books and that the burden is shared with the whole community. Put differently, while pay-outs would depend on where the shock is strongest, the fiscal burden of the new debt would fall on all euro area tax payers depending on their capacity to pay taxes.

    Such insurance makes sense economically if “moral hazard considerations are not warranted here” as Eurogroup President Centeno declared after the Eurogroup. Politically, it would show that the EU is capable of unity and solidarity in these dreadful times.”

    https://www.bruegel.org/2020/03/esm-credit-lines-corona-bonds-euro-area-treasury-one-off-joint-expenditures-what-are-the-options-for-the-eu-council/

    • No entiendo el interes por los eurobonos, nunca se los aceptaran sin una armonizacion fiscal total y un verdadero presupuesto UE.
      Los diferentes gobiernos piensan q les van a dejar el control generando ellos parte de la garantia?

      Con tantas diferencias linguisticas (si ya a nivelautonomico es un problema)…Si se lee a daron acemoglu , veran q las diferencias no son solo linguisticas entre naciones.

  • En un caso excepcional como el actual, Europa ha de funcionar como una federación de estados, no como una unión de mercaderes, porque para eso ya teníamos la CEE.
    No se trata de resolver una burbuja especulativa o el desacierto administrativo de un socio, sino un desastre natural de uno de los estados.
    Utilizar el MEDE no lo veo una opción, a no ser que decidamos romper la unión política y dejarla como lo que parece ser. Entonces lo correcto sería que cada cual busque la ayuda/financiación donde más le convenga. Quizá China o en menos medida Rusia, por razones geopolíticas les interese entregar ayudas a coste económico 0, pero asegurando unas relaciones de asociación muy favorables.

  • La primera lección es que una pandemia por virus es posible y como es posible se puede repetir, porque de virus que pueden pasar de los animales al humano hay varios. Los videos Punset en Redes 401 y Redes 141 del 2013 asi lo indicaban. (hoy en dia no hay pgm de calidad de ciencia en tv)
    La segunda lección es que nunca estaremos preparados para una posible pandemia.
    La tercera lección es que los avisos no sirven de nada
    La cuarta lección es que un pais donde no se valora la ciencia y los científicos se dirige al fracaso
    La quinta lección es que la mala previsión, no actuar a tiempo cerrando el pais y los focos principales sabiendo la experiencia asiática pasara factura. Dudo que existiera un plan de acción y un plan de contingencias estatal y de las empresas
    La sexta es que si afecta a la locomotora de EEUU 60 días pasara factura en las finanzas y la bolsa
    La octava y ultima para no pasarme de espacio, es un posible cierre de un 30 % de cierres según cepyme…nada de extrañar si las empresas no pueden ajustar trabajadores, ajuste justo al no tener entradas de dinero. ¿mejor un cierre y dos años de paro? o mejor 3 meses de flexibilidad y eres ?

  • A parte de los problemas de las condicionalidades y de la pérdida de soberanía para España, el problema no es cómo financiar sus déficits hoy (plan del BCE por 750 mil millones) , sino cómo evitar una crisis de la deuda más adelante. Ninguno de estos esquemas aborda este problema. Todos elevarían la deuda nacional.
    El Banco Central Europeo anunció un Programa de Compras para la Emergencia de la Pandemia por importe de 750.000 millones de euros, sin exigir que los Estados miembros se comprometan a alcanzar el equilibrio presupuestario, y por lo tanto invitándoles a gastar mucho más y dejar que sus déficits aumenten. Solo hay una pega a este mecanismo, y es que el respaldo del BCE debería ser de por vida, porque si fuera temporal, y en un momento determinado dejaran de darlo, nuestra deuda sería impagable. Úsenlo

Los comentarios están cerrados.