La compatibilización de pensión y trabajo

por @sergijm64

envellirtreballantHace apenas unos días, la ministra Fátima Báñez anunció una propuesta, ampliamente difundida por los medios (por ejemplo aquí) , permitiendo la compatibilización plena (sin penalización) entre cobro de pensión de jubilación y trabajo después de la edad normal de retiro. Aún sin conocer los detalles de la reforma (el diablo está en los detalles), confiamos plenamente que la nueva propuesta (esperemos que nos lean!) sea mejor que la lamentable (tanto en términos de requisitos como de impuestos sobre la pensión) regulación introducida en la reforma de 2013, bajo la cual prácticamente ningún trabajador por cuenta ajena (aunque si algunos por cuenta propia) cabal está prolongando su vida laboral. ¿Por qué? Obviamente, porque no tenían los incentivos adecuados para ello.

Aunque prometo una entrada completa en cuanto conozca los detalles de la propuesta, aquí os avanzo nuestras reflexiones sobre la situación del sistema de pensiones (sostenibilidad y fondo de reserva), sobre el factor de sostenibilidad (aquí), y sobre el engarce del mercado de trabajo y pensiones, tanto en lo que respecta a jubilación anticipada (aquí y aquí) como en lo que respecta a la compatibilización entre pensión y trabajo, tanto antes de la edad normal de jubilación como después (el test de ingresosaquí). En este último trabajo se muestra que la separación de las decisiones de  cobro de pensión y de oferta de trabajo (jubilación) es buena para el bienestar de la mayoría de los individuos y también para la seguridad social.

Para finalizar me gustaría comentar que, contrariamente a lo que pueda pensarse, el propósito último de esta reforma no es recaudar más (aunque si aumenta mucho la oferta de trabajo así sea), sino la de establecer un mecanismo de aseguramiento para el trabajador/pensionista de ingresos medios-bajos en buenas condiciones de salud (el de ingresos alto ya dispone normalmente ahorro complementario), que no va a poder ahorrar (o va a poder ahorrar poco) para compensar la más que probable bajada relativa de las pensiones (entre un 25 y un 40 por ciento a medio plazo).

Hay 26 comentarios
  • Sergi, está claro que la reforma es para anticipar la bajada de pensiones. Es como si el capitán del barco empezara a repartir salvavidas sin decir que el barco se hunde. Lo que no está nada claro és que efecto va a tener esto sobre el mercado de trabajo, puesto que va a frenar aun mñas la incorporación de los jovenes. Y aún menos sobre la equidad de la solución: ahora resulta que los ciudadanos pobres que no han podido ahorrar básicamente porque sus salarios han sido bajos o porque han sufrido periodos de paro sin cotiar tendrán que seguir trabajando mientras puedan. En fin, a todos nos vienen a la cabeza las imágenes de taxistas o vigilantes nocturnos de más de 70 años que hay en Estados Unidos.

    • Hola Lluis, no vas mal desencaminado. Aun asi te equivocas con el tema de la incorporacion de los jóvenes. No hay ningun trabajo (serio) que demuestre la falacia de la cantidad fija de trabajo. Alternativamente, hay un montón de evidencia (http://www.nber.org/papers/w14647), incluido el caso de España (https://ideas.repec.org/p/fda/fdaddt/2008-42.html), que muestra gran complementariedad entre ambos grupos de trabajadores.

      Respecto a la segunda parte de tu comentarios, solo quería matizar que ante la evidencia de que bajará la generosidad de las pensiones (léase tasa de reemplazo) los ciudadano tendrán LA OPCIÓN (MECANISMO DE SEGURO) de seguir trabajando.

      Sergi

      • La otra OPCIÓN será morirse de hambre. Esa es la bandera de la libertad que algunos enarbolan

  • Gracias por el post. Simplemente una anotación. Desde mi punto de vista me parece muy probable una reducción del importe de las pensiones hasta un nivel cuasi asistencial. Sin embargo, creo que esta rebaja no será uniforme y afectará casi exclusivamente a las pensiones de mayor cuantía no afectando a las menores, como por otra parte ya viene sucediendo con la "reforma silenciosa de las pensiones". Motivo por lo que no estoy totalmente de acuerdo con la afirmación final sobre las pensiones de menor cuantía.
    Por otra parte, habría que considera como evolucionará el valor adquisitivo de las pensiones, no el nominal, ya que parece que las tendencias macroeconómicas se encaminan hacia un periodo de inflación casi nulo conducido por la globalización y automatización así como la revolución renovable, incluso ya se han producido declaraciones, que no comparto, como las de Jeremy Rifkin, en que estamos evolucionando hacia una sociedad de coste marginal cero. Esto daría para mucho y nos saldríamos del tema principal, pero creo importante valorar las pensiones por su valor adquisitivo y no nominal. Muchas gracias por el post.

  • Sinceramente, entiendo la preocupación por la sostenibilidad de nuestro modelo de reparto por razones demograficas. Acepto que las pensiones puedan llevar un rumbo de ajuste para convertirse en una "renta básica", siempre que los servicios sociales sean capaces de distribuir los recursos en función de las necesidades, para cubrir los costes adicionales propios de la edad (Gestión de dependencia como parte del sistema de salud)
    Pero siempre que se plantea aceptar soluciones de compatibilizar ingresos con jubilación, subsidios o ayudas de cualquier tipo mi preocupación es:
    ¿Cual será su tratamiento fiscal para no convertirlo en una brecha por la que se fugen los ingresos necesarios para atender el pago de servicios?
    Y ¿Cual será el efecto sobre la remuneración de trabajadores por cuenta ajena unos ingresos fijos garantizados?
    Tras comprobar el efecto a largo plazo de muchos modelos de ayudas, que generan dependencia y/o arrastran precios; sobreprecios (deducciones vivienda) o infraprecios (agricultura)
    ¿Podemos encontrarnos con trabajos mal pagados que no evolucionen solo por disponer de trabajadores "abaratados"? Aceptando una premisa poco clara, que no tenga efecto sustitución: ¿Es razonable en una situación de excedente de oferta de trabajadores plantear ampliar esa oferta?
    Creo que no es ni oportuno ni aporta una ventaja, más allá de resolver un error de base, tratar a todos lo jubilados como trabajadores por cuenta ajena.

  • En un contexto de empleo escaso y reducido, y con un sistema de pensiones en el que nadie se autofinancia la pensión que va a percibir, resulta cuanto menos sorprendente el anuncio de una medida de tal calado por una Ministra en funciones, sin tener en cuenta a la la Comisión del Pacto de Toledo que, por cierto, ya se ha reunido

    Una medida que se anuncia, además, sin valorar el impacto social y económico,, y que tendrá efectos negativos en los de por sí esas (frente a las obligaciones a asumir) recursos de la Seguridad Social, incrementando los gastos en una proporción que no se verá compensada por las cotizaciones a abonar por los pensionistas que trabajen.

    La medida, que solo beneficiará a algunos y muy señalados colectivos, solo tiene una explicación, si .como ya ha indicado otros comentarios previos- es el paso para una reducción importante de las pensiones.

    Habrá que esperar como se desenvuelve la noticia

  • Hola, os leo con mucho interés aunque no tengo formación económica. Esta claro que lo que se pretende es compatibilizar una pensión asistencial y un trabajo para poder sobrevivir en la vejez. Esto está bien para los trabajos con una gran formación, pero alguien se cree que un montador en la cadena de cualquier fabrica de coches va a trabajar a los 70, si ya a los cuarenta son viejos; esto se puede aplicar a cualquier sector en el que el vigor físisco sea fundamental. Es más, nadie a calculado lo que supondría en el funcionariado, un señor de 70 años trabajando un mes y estado de baja mes y medio. Supongo que en EEUU sin servicios sociales, funciona, aquí creo que no
    De todas las formas supongo que en algun momento los que nos jubilemos en los proximos años despues de cuarenta años de cotizaciones, tendremos que echarnos a la calle y pelear

    • Hola Adolfo, gracias por tu interés en NeG. Lo único que esta claro de momento es que permitir separación de la decisiones de cobro de pensión y de trabajo es bueno para todos los trabajadores (es una opción más, de la que hasta ahora no se disponía). Otra cosa es el propósito para el cual el legislador la pretenda (que me cuesta creer sea para esclavizar a los trabajadores de edad avanzada) y los votantes consientan (que no debemos olvidar que con nuestro voto podemos revertir cualquier política).

      Sergi

      • Decir que tener una opción más es necesariamente bueno puede colar con alumnos de primero de carrera, pero me parece que no es un argumento serio para un blog serio. Si las personas ancianas no pueden trabajar, en caso de que un gobierno pretenda no pagarles pensiones dignas, les estará condenando al hambre y la miseria. Esto difícilmente será aceptado por la sociedad. Por el contrario, si los ancianos pobres pueden trabajar, "tan sólo" se les estará condenando, como parece que ocurre en US, a morir trabajando. Esto puede ser moralmente discutible, pero desde luego es mucho menos grave que condenarlos a la hambruna. Máxime en una sociedad que responsabiliza al pobre de su miseria.
        Así, dar la opción de compatibilizar trabajo y pensión cambia los incentivos de los gobiernos, que ya no tendrán que hacer frente a un coste en términos de popularidad tan alto si bajan las pensiones.
        Esto hace que la opción de compatibilizar trabajo y pensión perjudique a las personas de clase baja, pues libera al gobierno de la responsabilidad de ocuparse de ellos durante su vejez.

        • Hola NTLG, gracias por tu comentario.

          En primer lugar te dire que si sigues con descalificaciones de barra de bar este será tu último comentario. Todo lo que decimos en este blog esta sustentado en trabajo serio y riguroso. De hecho deberías empezar por leer los trabajos que se citan o comentan.

          En segundo lugar, siendo la regulación de compatibilidad, dadas las condiciones iniciales, en general beneficiosa para los individuos su uso torticero (por ejemplo, para joder a los trabajadores, explotarlos o recortarles derechos) depende de la acción política, que deberías comentar en un blog de cotilleos, de corrupción o político y no aquí y menos con insinuaciones de que nuestro análisis es de pacotilla (que si bien puede ser incorrecto, al menos tienes que intentar demostrarlo).

          Sergi

  • Nadie en su sano juicio tomaría decisiones sobre su edad de jubilación o confiaría su bienestar después de los 60 o los 65 o los 70 a un "ministro" de un gobierno (ni siquiera en funciones).

    Hace mucho tiempo que nadie con dos dedos de frente hace planificación fiscal o económica basándose en las "ocurrencias legislativas" de los políticos. Y cualquiera que lo haga (confiando en el cobro de su pensión o en la estabilidad de la fiscalidad o en el cumplimiento de las promesas electorales) solo tendrá la "recompensa" que merece su evidente necedad.

  • Como ya apuntaba el ínclito Milton Friedman: el Estado es esa falacia por la cual todo el mundo cree poder vivir a costa de todos los demás. En ningún sitio es la falacia más evidente que hablando de pensiones.

    Y sin embargo, seguimos dedicando nuestras mentes más notables a la exégesis infinita (y tan aburrida!!) de esas notables falacias sostenidas en la boca de los más impúdicos e ignorantes mentirosos (y no será porque no nos avisaron que "the worst get on top").

  • Peri si hay casi cuatro millones de parados y teniendo en cuenta que las empresas no quieren trabajadores mayores de 55 años (abaratar coste sustituyendo trabajador caro por baratos) quien se cree que será posible tener un empleo una vez que se esté jubilado, sobre todo para los jubilados de baja renta. Un canto al sol.
    Las pensiones como cualquier servicio del estado debe depender de la riqueza del país y ser financiadas con impuestos progresivos

  • Veo bien la propuesta de seguir trabajando cuando se cobra una pensión, pero con la siguiente limitación: entre la pensión y la remuneración del trabajo no se debe ganar más que cuando se trabajaba. De modo que si alguien sigue trabajando con el mismo sueldo que antes, la cuantía de la pensión es nula.

      • Pues es, a grandes rasgos, el sistema que se aplica en Francia (o se aplicaba cuando yo trabajaba allí, hace diez años), que permite a los jubilados seguir trabajando a tiempo parcial y cobrar la pensión. Era bueno para el jubilado y no parece malo para la economía del país, sobre todo si el jubilado tiene una experiencia que pueda ser útil.

  • Interesante artículo el tuyo y todo lo que tiene que ver con las pensiones.
    Como han comentado arriba "Es como si el capitán del barco empezara a repartir salvavidas sin decir que el barco se hunde". Las reformas de las pensiones y todo lo que gira alrededor de ello, como el post que nos ocupa, trata de seguir parcheando un sistema que hace aguas. Sistema que tendría su razón de ser allá por los años 60 cuando la pirámide poblacional y el resto de elementos del sistema lo hacían viable.
    A día de hoy, ¿este sistema es viable? El hecho de parchearlo con frecuencia, ¿no da que pensar que ya parece que no es tan viable como antaño y se aconseja otro sistema?.Si hay más sistemas, y pueden ser más eficaces que el que tenemos ¿qué justifica que sigamos con éste? Entiendo que el cambio de modelo puede ser problemático en la fase inicial, pero no afrontarlo y más cuando afecta a todas las edades de la población me parece de una falta total y absoluta de moral por parte de nuestros dirigentes, ya que esto es el cuento de la rana que se cuece poco a poco en agua tibia hasta que ésta se calienta lentamente.
    "El sistema es viable porque para eso está el factor de sostenibilidad que garantiza las pensiones", vale, pero si el sistema te dice que 150 euros/mes es lo que te toca ¿esa viabilidad institucional es más válida que la viabilidad del individuo que ha trabajado durante toda su vida para esto y espera recibir una cantidad más razonable (que a todas luces es superior a 150 euros)?

    • El sistema no es viable. Es un "esquema piramidal" que si lo "perpetrase" cualquiera que no fuese el Estado estaría en la cárcel. La viabilidad del sistema nunca fue una variable relevante en su diseño sus objetivos eran, desde el principio, puramente políticos y populistas (favorecer, con pan y sin circo, la unificación de Alemania liderada por Prusia) y así seguimos ...

      Por supuesto cualquier sistema piramidal es sostenible para una cantidad de "nuevos primos" entrando en el esquema, una cantidad de "inversores" saliendo del sistema y una rentabilidad de la inversión. Jugando con esas tres variables a voluntad, también Ponzi y Bernie Madoff seguirían al frente de sus chiringuitos ... lo que no convierte sus esquemas en sostenibles.

      El único consejo "razonable" es contribuir lo menos posible que permita la legislación vigente al "sistema piramidal de pensiones" y no contar para nada con posibles ingresos futuros provenientes de ese "sistema".

      Que el Estado nos pueda obligar a contribuir a un sistema fraudulento, sin ningún futuro financiero, diseñado y mantenido por "vendedores de motos en su propio beneficio" resulta impresentable y humillante.

      • Entre "abandonarse" económicamente a un esquema poco estable e insostenible, gestionado por "profesionales de la política" (oxímoron donde los haya) y totalmente impredecible y mantener mi capacidad de generar ingresos en el mercado, sin duda la alternativa correcta es esta última.

        Perder la única alternativa fiable (mantener mi propia capacidad de generar ingresos) por no renunciar a una alternativa impredecible e insostenible (las pensiones de los políticos) es un error. No tener la opción legal (ni renunciando a las pensiones) de seguir manteniendo mi independencia económica (sobre todo del Estado) es impresentable.

  • Vistos los comentarios Ultra-liberales de estos insolidarios, sin siquiera ruborizarse. Seguramente tampoco quieran aportar con sus impuestos a un modelo de redistribución que permita tener educación o sanidad. Me parece oir...entre líneas: "El que no pueda pagarlo que siga analfabeto hasta que un problema de salud menor se lo lleve"....bueno quizá si es baratito arreglar lo suyo, hacen un esfuerzo para solucionarlo y así sirve para explotarlo hasta la llegada otro mayor; creo que eso es: ¿¿Esclavismo??
    Vamos que demuestran todos ser partidarios del "Yo conmigo mismo" que díria Trump y además regodearse de ello.
    Seguramente no conocen a nadie de entre los pensionistas, que con escased, pero con la capacidad de administrarse mejor que muchas empresas y administraciones, superan año a año la injusticia de una escasa revalorización de sus anticuadas remuneraciones.
    Quieren salir del sistema porque ellos pueden resolverselo mejor. Pero seguro que el día que les deje colgado el fondo de pensiones pediran al PapaEstado que les asegure sus ingresos....no? Y no una renta básica...NO, todo lo suyo.
    Nada como sacar lo pies del tiesto para demostrar la incapacidad para el análisis y la aportación de ideas que sirvan para mejorar todos.
    Son los ILUMINAOS!!!!

    • Ni las pensiones, ni la educación ni la sanidad ni la redistribución que menciona son "solidaridad". La solidaridad requiere dos componentes fundamentales:

      * Qué quién es solidario lo es con su propio dinero.
      * Qué quién dá de su propio dinero lo hace voluntariamente.

      Esas condiciones obviamente no se dan en el esquema redistributivo de un estado moderno.

      Los "sistemas fiscales" de los estados modernos son "arbitrariedades políticas" y todo el valor "moral" (si se quiere ver así) que tienen (y que necesitan) es estar apoyadas por la mayoría de los ciudadanos (o, para ser preciso, por sus representantes) y respetar la Constitución vigente.

      Eso no impide que su diseño sea pésimo e incluso contraproducente, pudiendo llevar a situaciones insostenibles que, además, reducen el bienestar general del conjunto de los ciudadanos; circunstancias ambas que es argumentable que se produzcan en nuestro (pésimo) sistema actual de pensiones.

      El valor del "consenso político", por cierto, se pierde cuando el apoyo ciudadano se basa en una profunda (y a veces malintencionada) desinformación: haga una encuesta popular sobre como funcional el sistema de pensiones ("me pagan de lo que yo he contribuido") y sobre el impacto en el bienestar futuro de jugar con la tasa de ahorro y será evidente a lo que me refiero.

      • Nada puedo argumentar ante quien cree que un consenso de años sobre modelos de reparto y solidaridad definidos en el modelo de representación (no asambleario o referendatario, pero se puede plantear) no lo es porque a él nadie le pregunto....pudiste participar con tú voto o incluso tú movilización para reclamar lo que consideres más adecuado.
        El desconocimiento de muchos sobre el modelo redistributivo no excluye una verdad de fondo: El pensionista de hoy lo es porque contribuyo en el pasado y eso le da un claro derecho legal y para los que aportamos como mínimo moral.
        Y la sostenibilidad.....no seamos dramáticos. ¿Que sucedio con los servicios sanitarios? Pasaron a financiarse de los presupuesto generales no de las cotizaciones hace mucho. Y seguira teniendo problemas por financiarse por debajo de la media en nuestro entorno geográfico, pero siguen funcionando.
        Se puede mejorar, sobre todo haciendo justicia con los menos favorecidos. Pero no enmendar la mayor con un Ordago sobre su sostenibilidad....Es sostenible y puede que necesite una reforma profunda. Pero no vale hacer trampa y hacer cambios sin consenso y sin periodos de transición que permitan no agravar las injusticias sobre quienes ya contribuyeron con esa generosidad de la que tú pareces desmarcarte.

  • Lo que no se puede argumentar es desde el lugar común y la frase hecha.

    No se trata de "consensos" si no de "mayorías". La legitimación en democracia la dan las mayorías (sometidas al límite constitucional que, por cierto, ni siquiera los "consensos" pueden saltarse). "Consenso" es el término que la mayoría emplea porque esconde la disidencia de las minorías (lejos de ser inocente ese cambio es peligroso; esconde el germen de un camino de servidumbre).

    "justicia con los menos favorecidos" es un oxímoron, puesto que "justicia", en democracia, es un término extraordinariamente importante que hace referencia al sometimiento universal a la legislación vigente que se aplica sin distinciones de sexo, religión o "favorecimiento".

    Y salvo que una "verdad de fondo" sea lo que en mi pueblo es una "mentira" las pensiones se pagan con las contribuciones de los trabajadores actuales no de los pasados, y a partir del próximo año se pagarán con las contribuciones de los trabajadores de mañana.

    El argumento, un poco más sofisticado que los lugares comunes de sacristía, es que el valor político de la opinión de la mayoría (que no del "consenso") se pierde cuando se basa en la desinformación y la mentira.

    Decir que el sistema es "sostenible" no lo convierte en tal. El sistema es "insostenible" y la prueba es que, como dice usted, pronto habrá que ir a una financiación con cargo a los presupuestos generales del estado que es, evidentemente, otro modelo.

  • Parece que es imposible llegar a ningún punto de encuentro....a mitad de camino, generalmente, con quienes solo interpretan literalmente cada palabra. Sino que además creen que las leyes están por encima de esos consensos. Y las modificaciones constitucionales se perciben como necesarias, más o menos osadas o rupturistas sengún cada cual.
    Como base de mi argumentación el consenso no es únanimidad, sino unas reglas de juego de mayorias suficientes para que se asuma grupalmente..... Ser autónomos, fuera del modelo, vayan plantenado un modelo de independencia-personal, para conseguir la complacencia del resto. El respeto a las minorías es bueno, pero aceptar sus preceptos sin más es absurdo.
    Y el modo de financiación no lo hace sostenible o no. Sino que es una herramienta que puede mantenerse o ajustarse. Pero no es necesario eliminarlo u olvidarnos de su participación en nuestro bienestar futuro.
    Seguiremos teniendo pensiones y quien sabe, quizá sin esperar a una edad determinada en unos años.
    Hoy lo que no parece urgente es que los jubilados trabajen por su supervivencia. Sí puede ser útil por su aportación intelectual.
    ¿Puede esto ayudar al sostenimiento del sistema HOY? Creo que aportará poco o nada. Y en cambio puede cambiar reglas de juego en un mercado laboral con suficientes deficiencias por resolver.
    La medida propuesta no está dentro de ninguna reforma global. Y así, aislada, puede resultar más que nada un problema.

Los comentarios están cerrados.