Nuestra legislación laboral, en efecto, está muy relacionada con el desempleo juvenil

Brindusa Anghel y Sara de la Rica

Como muchos de vosotros ya sabéis, desde FEDEA cada trimestre actualizamos el Observatorio Laboral de la Crisis mediante la publicación de un boletín electrónico (el del cuarto trimestre de 2011 saldrá mañana en http://www.fedea.es/observatorio. Este boletín complementa la información de la EPA de los datos del trimestre en cuestión mediante la explotación de las Estadísticas de Flujos de la Población Activa. Las Estadísticas de Flujos nos permiten hacer un seguimiento de los trabajadores entrevistados en varios trimestres consecutivos (6 trimestres) y observar sus posibles transiciones laborales a lo largo de este período. En esta entrada queremos detenernos en uno de los resultados obtenidos en el Observatorio en este trimestre, y que tiene que ver con la relación entre la pérdida de empleo (el despido) y la edad.

Para ello, mostramos en primer lugar las diferencias en las tasas de pérdida de empleo según la edad de los trabajadores:

¿Qué observamos? Que en este cuarto trimestre de 2011, de cada 100 trabajadores empleados en el trimestre anterior menores de 25 años, 18 han perdido su empleo; si nos fijamos en el siguiente tramo de edad, 25-34 años, se observa que han perdido su empleo el 8%, es decir, 8 de cada 100, y así sucesivamente. Podemos afirmar, en consecuencia, con claridad que los jóvenes pierden sus empleos con mucha mayor facilidad que los trabajadores de mayor edad. Esta mayor pérdida de sus empleos es claramente una de las razones, aunque no la única, de que la tasa de desempleo juvenil esté en estos momentos en el 48%.

¿Por qué los jóvenes pierden su empleo con más facilidad que los trabajadores de mayor edad? ¿Es la juventud en sí misma la que provoca que se produzca este hecho o es alguna otra característica, como el tipo de empleo, la educación, el sector en el que trabajan? Por fortuna, esta pregunta puede fácilmente contestarse mediante la aplicación de técnicas sencillas que nos permiten estimar y cuantificar qué factores y en qué medida cada uno de ellos afecta a la probabilidad de que un trabajador pierda su empleo. Introducimos entre los posibles causantes la edad, la educación, la nacionalidad, el género, el sector de actividad, el tipo de contrato y observamos qué y cuánto afecta cada factor a la probabilidad de perder un empleo. Asumimos que todos estos factores son exógenos, lo cual podría ser cuestionable en los casos de tipo de contrato y antigüedad en el empleo. Corregir por esta particularidad requeriría de estimaciones más complicadas en las que no hemos entrado, y cuyo posible efecto en el resultado obtenido no es a priori claro.

Esta estimación es la que se presenta en la tabla 2 del Apéndice del boletín. En esa tabla se presentan tres estimaciones (para el trimestre pasado y para este cuarto trimestre): en la primera se introducen como factores explicativos la edad, la educación, la nacionalidad y el género (columna 1). En dicha estimación, ser menor de 25 años lleva asociado un riesgo de pérdida de empleo que es un 50% mayor que para los trabajadores cuya edad está entre 25 y 34 años, y la diferencia con respecto a edades mayores es incluso mayor. En la segunda estimación, además de los factores anteriores, se añade el tipo de contrato y el sector de actividad (columna 2). El resultado obtenido en este caso, es que ser menor de 25 años lleva asociado un riesgo de pérdida de empleo que es un 20% mayor que para el tramo de edad siguiente, diferencia que también aumenta, aunque menos, con respecto a los tramos de edad más altos. Por último, en la columna 3, a los factores anteriores añadimos los meses de antigüedad que el trabajador lleva en la empresa. Y el resultado que se obtiene es que, una vez introducidos todos estos factores, la edad en sí misma no tiene ninguna relevancia para explicar el riesgo de pérdida de empleo.

¿Qué se concluye de este ejercicio? Que dos factores que determinan de modo muy importante que los trabajadores menores de 25 años pierdan sus empleos en mayor medida que los de mayor edad son el TENER UN CONTRATO TEMPORAL y el TENER UNA MENOR ANTIGÜEDAD EN LA EMPRESA.

Estos dos factores están claramente relacionados con la regulación laboral de nuestro país: la gran mayoría de los trabajadores menores de 25 años (un 61%) tiene un contrato temporal, lo que lleva a los jóvenes a una altísima rotación laboral y, en consecuencia, a que su antigüedad en la empresa sea en general muy pequeña. Estos son los factores que en mayor medida determinan que pierdan sus empleos con mayor facilidad que el resto de los trabajadores, lo que sin duda contribuye a que casi la mitad de estos jóvenes trabajadores se encuentren desempleados en este cuarto trimestre de 2011.

Hay 33 comentarios
  • Tengan o no tengan un contrato temporal los jovenes, lo que si es verdad es que los costes por despido de estos trabajadores es muy bajo por el poco tiempo que han estado en la empresa.

    Me pregunto si un abaratamiento del despido produciría una reducción del paro juvenil incrementándose los despidos en las personas de mayor edad.

    • Hola, lo importante NO son los costes de despido, sino tener un contrato sin fin definido (es decir, indefinido), de modo que el trabajador no tenga la casi certeza de que va a ser despedido, que es lo que sucede en la actualidad con los contratos temporales. El hecho de que los contratos a partir de ahora fueran indefinidos ofrece una perspectiva de posible estabilidad en el empleo al trabajador, perspectiva inexistente en este momento.
      Este abaratamiento de despido NO afectaría a los trabajadores que tienen actualmente un contrato indefinido. Solo afectaría a los nuevos contratos, ya que la situación no debiera aplicarse con carácter retrospectivo.

  • Caso real. Auxiliar de enfermería en clínica dental a la que no renuevan porque ha superado el límite de contratos temporales y no quieren hacerla fija.

    Lo tragicómico de esta situación es que con despido libre seguiría en el puesto.

    • Uriel, exactamente esta es la situación que se evitaría con el contrato único que proponemos. Exactamente ESA.

  • ¿Y no creéis que con otra legislación laboral --por ejemplo, el contrato único-- ocurriría algo similar? Seguirían siendo los jóvenes, por poseer menor antigüedad y, por tanto, menores costes de despido, los que más fácilmente perdieran su empleo...

    • Jorge, dos observaciones. Primero, el contrato único no contiene límites de duración arbitrarios y dada la gradualidad de las indemnizaciones se eliminan los incentivos para la rotación. Este excesiva rotación es uno de los factores que más perjudica a los jóvenes. Segundo, la misma gradualidad también implica que las decisiones de despido dependerán más de la productividad y el compromiso del trabajador y menos de su antiguedad en la empresa que actualmente. Añadale la tutela judicial efectiva para todos los trabajadores (por lo menos contra violaciones de derechos fundamentales) y entiendes porque defendemos el contrato único.

      • Marcel, lo primero lo entiendo y lo comparto, pero lo segundo: "la misma gradualidad también implica que las decisiones de despido dependerán más de la productividad y el compromiso del trabajador y menos de su antigüedad en la empresa que actualmente" sino te importa explicamelo más.

        En mi opinión, como la de Jorge, con el contrato único creciente el efecto LIFO permanece en gran medida, algo menos que ahora pero aún así habrá una diferencia bestial en la indemnización entre el que lleva mucho tiempo y el que lleva poco por lo que la antigüedad puede imponerse a la valoración de cada trabajador.

        Como, por lo leído aquí entre otros sitios, el despido gratis no es la solución ideal, ya que entre otras cosas los despidos producen una externalidad social, me preguntaba yo si no sería mejor un impuesto al despido (habría que ver como para que se adecuar a su vez a los trabajos por naturaleza temporales como a los indefinidos) o que la indemnización por despido dejará de acumularse en un nivel bajo, meses, y que a partir de entonces se pasara a recibir un fondo del tipo austriaco, de tal manera que la hora de despedir no hubiera diferencia entre el que lleva, por ejemplo, 6 años en la empresa y el que lleva 16 en cuanto a la indemnización.

        Gracias por su tiempo.

        • Carlos,
          Si nos limitamos a trabajadores que llevan menos de 5 años en una empresa, las diferencias en indemnizaciones son limitadas. Otra cosa es si comparamos trabajadores recien contratados con trabajadores senior que llevan más de diez años en la empresa. En el primer caso el contrato único induce el empresario a evaluar seriamente el valor (productividad, preparación etc) de los trabajadores antes de decidir a quien despedir.
          En lo que sí tienes razón es que habrá un largo período de transición en la cual los trabajadores con el contrato fijo ordinario (el de los 45 días por entendernos) acumulan indemnizaciones muy altas. Aquí el efecto LIFO puede ser importante.
          Tu punto sobre el modelo correcto, por lo menos en el modelo austríaco puro. Dado que "bygones are bygones" el empresario se enfrenta a un coste marginal cero a la hora de despedir. La decisión sería por tanto objetiva en el sentido que la empresa mantendrá el trabajador más valioso, pero a ser el coste marginal cero el modelo nos llevaría a una tasa de despidos excesivamente alta.
          Espero haberte contestado bien. Saludos

  • Buenas,

    Cuando he visto la noticia en este blog, sobre el Observatorio Laboral de FEDEA me ha entrado una ilusión tremenda, porque pensaba que un entidad de esta categoria, nos mostraría un estudio interesante, más en profundidad de lo que lo hace el INE. Sin embargo, me ha decepcionado profundamente la mera descripción que realizan en estos boletines. Desconozco el nivel de recursos con los que cuentan, pero no se puede llamar Observatorio Local de La Crisis y publicar un informe/boletín con tan escaso análisis.

    • Por supuesto, se aceptan todas las críticas, como no podía ser de otra manera. Pero en este comentario se echa en falta más precisión en la misma. Nuestro Análisis claramente complementa a la información que publica el INE, porque, como bien se explica en los boletines, utiliza la Encuesta de Flujos de la EPA, que realiza un seguimiento a los individuos, y en consecuencia, presenta transiciones de los mismos, que en ningún caso son realizados por el INE. Por otra parte, como su nombre indica, un primer paso que debe realizar un Observatorio es el de "observar" y posteriormente, describir lo que se observa. Pero este observatorio da un paso más, que es estimar los determinantes de determinadas transiciones. La metodología utilizada podría mejorarse técnicamente, sin duda, pero se agradecería, para que todos aprendiéramos, que las críticas a la misma fueran, al menos, más concretas. Y por último, el Observatorio que realizamos no es LOCAL, sino Laboral.

  • ¿Cambiaría algo el que, la mayoría de los parados, fuesen mayores de 35 años? ¿haría éso el problema menos importante? ¿sería mejor una sociedad de gente que no paga su hipoteca o alquiler, en vez de una en la que los treintañeros viven con sus padres?. ¿No es la tasa de paro juvenil el doble que la general en el resto de países?. El problema no será, en gran parte, debido a que los puestos que ocupan son los menos cualificados y, por ende, los primeros que caen o los que más rotan? ¿porqué no legislamos para que ocupen los puestos directivos y así no los despidan?
    Después del éxito tremendo de la anterior reforma laboral, ¿seguís pensando que hay que profundizar más? ¿de verdad creéis que va a servir para crear empleo?. Yo pienso que sólo servirá para precarizarlo aún más. El de los de siempre, claro.

  • Bruselas enviará expertos a España para combatir el "gran problema" de paro juvenil" Barrosos cree que las medidas adoptadas por Rajoy y Monti "están funcionando y están siendo reconocidas por los mercados"http://www.lavanguardia.com/economia/20120130/54247017750/bruselas-enviara-expertos-espana-combatir-gran-problema-paro-juvenil.html
    ¿Tienen que venir de fuera?
    Mil rayos !!! claro a los economistas de aqui independientes no se les hace caso.... están demasiado cerca, saben demasiado.

    • Si los mercados están comprando deuda y baja la prima de riesgo creo que no son por las ''intenciones'' del gobierno, porque hasta ahora solo son intenciones y poco más, es por la inyección de liquidez tan brutal y en unas condiciones que para mí las quisiera lo que ha permitido que los de siempre hagan negocio a costa del dinero público, y Rajoy y Monti lo saben pero queda mejor lo de la ''confianza con el nuevo gobierno'',

  • Vale, el sisema protege a quien lleva más tiempo en la empresa. Seria penosísimo que la estadística fuera que se despide por igual a personal joven sin cargas familiares y que debe y puede "buscarse la vida " que a personal de 40 y 60, años con cargas familiaes hipotecas y localizado. Que la reforma laboral no sirva para eso.

    • Yo creo que eso que llamas "el sistema" lo que tiene que hacer es poner los medios para que las empresas que tengan que reducir plantilla se desprendan de los trabajadores menos adecuados para el período que tienen que encarar, cosa que creo que no tiene nada que ver, genéricamente hablando, con edades o cargas familiares. Para lo otro es el estado social el que debe ocuparse. De lo contrario no estamos dando a la empresa las mejores herramientas para resolver su problema y estamos poniendo las bases para nuevas crisis y nuevos despidos.

      • Sí, es un posicionamiento que tiene su lógica pero un tanto radical, la virtud está en el término medio. Poner alguna traba en forma de indemnización para que se despida a gente de 50 o más años es lógico, más ahora que la vida laboral puede durar hasta los 67 años. Los servicios sociales al final los pagamos todos.

  • ¿Entonces con un único contrato fijo y menor coste de despido, como se está planteando, podremos despedir a todo el mundo en las mismas condiciones independientemente de su edad?. Así en lugar de que pierdan su empleo sobre todo los jóvenes, podremos observar que pierden su empleo en la misma medida todos los tramos de edad. No si por soluciones...

    • Beatriz, este nuevo contrato operaría para los NUEVOS contratos a partir de la "supuesta" aprobación de la ley. En ningún caso debieran verse involucrados trabajadores con contratos firmados con anterioridad, y por tanto, con otras condiciones de despido.

    • El contrato único no supone un abaratamiento del despido, al menos, no necesariamente. Por otro lado, actualmente ya se despide a la gente independientemente de la edad.
      Si no lo he entendido mal, en este artículo, lo que se destaca es que es el tipo de contratato y la antigüedad lo que marca a quién se despide primero. Es decir, en una empresa con dos trabajadores: uno de 35 años, contrato indefinido y 7 años de antigüedad; otro de 42 años, contrato temporal y que lleve 6 meses en la empresa; en caso de que fuera necesario despedir a alguien, sale más barato despedir al segundo.
      Con el sistema actual, el panorama es desalentador para los jovenes, pero mucho más negro para quienes han acabado en el paro con más de 40 años.
      Me gustaría saber cual es la evolución de la edad media de los trabajadores temporales.

      • JCabal, es cierto, se agradece la precisión. No necesariamente y siempre el contrato indefinido supone un abaratamiento del despido. Has entendido bien el análisis, y estoy totalmente de acuerdo contigo. Si bien es sangrante la situación de desempleo de los jóvenes, por la magnitud, es devastadora la situación a la que se enfrentan los mayores de cierta edad, quizá 40 pero especialmente los mayores de 45 años, porque el mercado está prácticamente cerrado para ellos, si han perdido su empleo y han estado en el desempleo un tiempo suficientemente largo.
        Hemos mirado las edades medias de los contratados temporales. En 2007 esta edad media se situaba en 33 años, y en 2011 ha aumentado hasta los 36. Nos parecen unas medias muy altas, pero lo hemos revisado y los números son correctos, y varía muy poco si se considera a TODOS los trabajadores con contrato temporal o sólo a aquellos que trabajan a tiempo completo. La edad media de los contratados indefinidos ronda los 42-43 años y se ha mantenido estable durante estos años.

        • Gracias por la información.
          Uno de las defensas que se han dado a el sistema actual es que afecta a los jovenes, pero con el tiempo tú serás de los que disfruten de la protección que supone este sistema (algo parecido a "cuando seas mayor, comeras huevos").
          Sólo con estos datos puede ser un tanto aventurado, pero creo que la tendencia es a que la temporalidad acabará por no distiguir edades.
          Espero que la próxima reforma vaya en el camino que proponéis.

  • Objeción contra el contrato único:

    http://www.otrosi.net/article/españ-correrí-grave-riesgo-si-no-acierta-con-la-reforma-laboral

    —¿Defiende un contrato único con despido más barato?
    —No lo tiene ningún país. Lo que hay que hacer es unificar los contratos que tenemos en uno, bajar el coste del despido de forma razonable y al mismo tiempo mantener la contratación temporal. Hay sectores a los que esta contratación temporal les proporciona enorme seguridad para la creación de empleo y hay sectores que aún teniendo contratación temporal minoritaria les sería muy difícil entender que tiene que desarrollar toda su contratación indefinida. Evidentemente partiendo de la base de que hay que promover el contrato indefinido para reducir la temporalidad, por encima del 30%, caminar hacia un mayor equilibrio entre contratación indefinida y temporal.

    • @Uriel

      Me gustaría saber la opinión que tiene el entrevistado de lo que el periodista ha plasmado negro sobre blanco en toda la entrevista. Porque, entre otras cosas, habla ligerísimamente de una ley de huelga que en España no existe (el derecho de huelga, reconocido en el art. 28 de la Constitución debería desarrollarse por ley orgánica, pero ningún gobierno se ha metido con ello y de momento sólo hay un Real Decreto). http://noticias.juridicas.com/base_datos/Admin/rdl17-1977.t1.html

      Es un detalle que, como poco, da que pensar sobre el contenido total transcrito.

      —¿Y la ley de huelga?
      —Hay que modificarla, pero no sé si es lo más prioritario. Es una norma que se hizo hace cuatro décadas cuando el sistema relaciones laborales, el económico y el social era totalmente distinto y cuando la importancia que tienen los servicios esenciales de la comunidad no era la misma. Partimos de una normativa que se ocupaba más de determinados aspectos de la ley que de solucionar los conflictos en sí.

    • Uriel, hay MUCHAS objecciones contra el contrato único por parte de diferentes sectores. Entre otros, los empresarios se han acostumbrado durante 25 años a contratar en un régimen de temporalidad puestos de trabajo cuya naturaleza NO es temporal, sino indefinida. A los empresarios el instrumento del contrato temporal les ha otorgado muchísima flexibilidad, y a esto no están dispuestos a renunciar. Pero el contrato temporal lleva aparejado, además de una rotación laboral muy excesiva y una importante precarización del empleo, una falta absoluta de formación e inversión de la empresa en el trabajador. Esto es lo que hay que evitar y cambiar, aunque es cierto que los empresarios NO están dispuestos a ello.

  • uriel: en el caso concreto que planteas, con un empresario más responable, también esa auxiliar seguiría en el puesto. es increíble que al final tengamos que cambiar la ley para evitar conductas fraudulentas, en vez de perseguirlas

  • Es vergonzoso que un país permita que una empresa contrate a un trabajador encadenando contratos temporales, incluyendo la alternancia en diferentes Razones Sociales de empresas filiales para alargar el límite legal de contratos temporales. Y que en último caso decida "no renovarle" cuando sea más provechoso iniciar el ciclo con un nuevo trabajador.
    Por la parte del empresario, sí le será legal hacerlo y cada cual pone su dinero donde más le interese o pueda. Así puede que las condiciones filoesclavistas de trabajo, combinadas a la constumbre española de atarse hipotecariamente y geograficamente a una vivienda, ayuden a mantener en corto al trabajador. Quien quemado por el trabajo basado en bajos sueldos base más extras de horas en negro a destajo (cuando se pagan), tenga una productividad y eficiencia en consonancia.
    ¿Pero qué tipo de empresa se construye con semejante panorama?

    • lo que tú describes es la realidad de la mediana y pequeña empresa en este país, el desánimo es la tónica de los trabajadores que las integran, y aquí esos sindicatos que para muchos son los malos de la película brillan por su ausencia...

  • Nada que objetar a una reforma del mercado laboral en "principio". Eliminar la dualidad, que por cierto va en aumento en Alemania, lo considero un objetivo irrenunciable si se logra que no sea una carrera a la baja.

    Objeción, quizás poco importante:

    Al parecer nuestra opción, impuesta, es imitar el modelo alemán de 10 años de deflación competitiva con un crecimiento sub-par (quizás en menos tiempo). Es lo que Blanchard denominó "The rotating slumps of the euro" (depresiones rotatorias).

    Con eso conseguiríamos la deflación de precios y salarios del 20% en la que insiste Krugman.

    Preguntas: ¿resistiremos?, ¿resistirá el sistema político-social-económico que tenemos?.

    http://econ-www.mit.edu/files/1762

    http://www.economist.com/node/8601486

  • Tengo preguntas, por si alguien tiene respuestas:
    Si el problema de la creación de empleo es que el despido de un trabajador fijo es muy caro,
    ¿Por qué hay tanto paro juvenil que podría disminuir con contratos temporales de despido gratis?
    ¿Cómo arreglará este problema el contrato único propuesto por FEDEA?
    ¿No será, que nuestro tejido empresarial superviviente de la crisis no es capaz de crear más empleo?

    • En realidad es eso. Lo demás es marear la perdiz, sin que nadie sepa el por qué.

      En principio, la reforma, de haberla y ser como se propugna aquí, debería servir para que el joven con trabajo encontrara estabilidad. Otra cosa es el que no lo tiene, ese ya puede ir haciendo las maletas, ya que al ser eliminada la rotación de empleo temporal, nunca encontrará trabajo.
      Los que salen ganando son: primero los empresarios, que por fin podremos disponer de un trabajador barato, sin costes de despido y adaptado a la empresa; segundo el Estado, ya que los parados irán perdiendo la prestación y al no encontrar nuevo trabajo, solo engrosarán las listas del paro sin coste alguno.

      Supongo que es eso lo que se busca, de otra manera no entiendo nada y espero que alguien sea capaz de explicármelo.

  • buenas tardes, alguien sabe cuanto tiempo habra que esperar para que las medidas que se adopten en el mercado laboral entren en vigor. es decir cuando mas o menos se podra contratar con los nuevos modelos etc.. gracias

  • Algunos comentarios que no objeciones.
    Además de la naturaleza del "vínculo" también cuenta la de los "vinculados" y la del empleo en sí mismo. El vínculo sería pues el "contrato" el resto serían los "contratantes" y, lo más importante, el "objeto" del acuerdo.

    Mis primeros trabajos por cuenta ajena fueron muy cortos porque era lo que yo buscaba. No tenía ninguna importancia ya que, en muy poco tiempo, iba a dejarlos para hacer otras cosas. De este modo tuve cinco empleos en un año "sabático" entre el final del bachiller y mi primer año en la universidad.

    Dos de estos trabajos, el segundo y el último, fueron con el mismo hotel en distinta estación y diferentes condiciones, invierno y verano. Ni siquiera miré los contratos más allá de hacerme una idea de en qué consistirían y dónde eran.

    La "formación" fue "on the job" y todavía hoy no he visto a nadie, hombre o mujer, que lave, seque y disponga vajillas finas mejor que un servidor. Me quedó la tara de mirar con sentido crítico los cubiertos al sentarme a la mesa. Una enfermedad profesional como tantas otras.

    Ayer, el jefe de economistas de un banco sistémico tocaba este asunto en una charla y decía que la tasa de paro de chicos no formados andaba por encima del sesenta o setenta y que la de los jóvenes con ella está en la media de la población.

    A lo mejor tampoco es importante porque no hay trabajo ni de un tipo ni de otro y puestos a escoger a alguien para fregar coges al ingeniero industrial porque piensas que está más acostumbrado a resolver problemas o al esfuerzo.

    Lo que estamos analizando es una parte del problema y quizás no la más crítica: La existencia o no del trabajo, la "oferta" que mueve todo lo demás.
    Sobre esto último el conferenciante de ayer noche tampoco tenía muchas recetas más allá del turismo y los milagros "impredecibles" tipo Zara. Se quedaba en "creemos las condiciones para que haya". Casi nada.

    Buenos días.

Los comentarios están cerrados.