Aumento en el paro registrado y en la Afiliación a la SS: ¿Una paradoja?

Hace un par de semanas conocíamos los datos del Paro Registrado en los Servicios Públicos de Empleo del mes de marzo. El paro ha aumentado en 34.406 personas. El dato “más” positivo que ofrecían desde el Gobierno era que la Afiliación a la SS había aumentado en 45.660 personas. ¿Cómo es posible que aumente el paro y a su vez aumenten las afiliaciones a la SS? ¿No es algo contradictorio? Algunos me lo han preguntado, y me ha parecido que la aparente paradoja era suficientemente relevante como para añadir una entrada en el blog que espero aporte algo más de información sobre la relación entre ambos registros.

En primer lugar, el Paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM – ahora SPE) registra a aquellos individuos cuyas demandas de empleo están pendientes de satisfacer el último día de cada mes. En consecuencia, los datos observados en este mes de marzo revelan que existen 34.406 individuos más que en el mes anterior (Febrero) con demandas de empleo pendientes de satisfacer, lo cual es claramente una mala noticia.

Sin embargo, para entender bien quiénes son los individuos que se contabilizan en el registro de parados de los SPE es preciso entender un par de conceptos:

¿Qué se entiende por demanda de empleo pendiente de satisfacer? Son aquellas demandas de empleo registradas por cualquier individuo siempre que el individuo NO pertenezca a ninguno de los siguientes colectivos:
1. Trabajadores ocupados que solicitan un empleo para compatibilizarlo con el que ya tienen o cambiar de empleo, que están afectados por un ERE bien de suspensión o de extinción, o que compatibilicen un trabajo a tiempo parcial con la prestación por desempleo.
2. Trabajadores parados que no están disponibles para el trabajo de modo inmediato (incapacidad temporal, maternidad, baja médica, estudiantes menores de 25 años de enseñanzas oficiales regladas o en formación profesional ocupacional si tienen una beca de manutención) o que estén en una situación incompatible con el empleo (jubilados y pensionistas, mayores de 65 años).
3. Trabajadores que demandan trabajos con restricciones en términos de duración, jornada o localización.
4. Trabajadores eventuales agrarios que son beneficiarios del subsidio especial por desempleo.

La clasificación detallada de cada individuo según el SPE puede verse aquí, y únicamente los últimos, los denominados “parados” contabilizan para el paro registrado de cada mes.

¿Cómo se actualizan las demandas pendientes de satisfacer? Actualmente y desde la entrada en vigor del Sistema de Información de los Servicios Públicos de Empleo (SISPE), en 2005, se realiza una actualización automática de las demandas de empleo mediante el cruce de cada demanda con otras bases de datos – principalmente la de prestaciones y la de Seguridad Social. Este cruce ha provocado fundamentalmente que se ajusten de modo casi automático los colectivos que NO contabilizan como parados por disfrutar de determinadas prestaciones (cursos de formación ocupacional remunerada, expedientes de suspensión de empleo, prestaciones por maternidad, etc). Como las prestaciones tienen fecha de inicio y final, se identifica automáticamente el colectivo de parados que sale y/o entra en el registro.

Por tanto, las demandas pendientes de satisfacer – y en consecuencia, el número de parados registrados en el SPE, AUMENTAN cada mes porque:
1. Aumenta el número de individuos que siendo anteriormente inactivos deciden registrarse como demandantes de empleo en los SPE (aumento de la Población Activa).
2. Aumenta el número de individuos parados que DEJAN de pertenecer a los colectivos que NO son contabilizan como tales en el registro por considerarse de disponibilidad limitada u otros (denos_otros no ocupados).
3. Aumenta el número de individuos ocupados que pierdan su trabajo y se registran como demandantes de empleo en los SPE.

Por otra parte, las demandas pendientes de satisfacer, y por tanto, el paro registrado DISMINUYE porque:
4. Aumenta el número de individuos que encuentran trabajo dentro del colectivo de parados y registrados como demandantes de empleo.
5. Aumenta el número de individuos parados y registrados como demandantes de empleo que NO renuevan su condición de demandantes, bien porque pasan a la inactividad o por otras razones.
6. Aumenta el número de individuos parados y registrados como demandantes que pasan a formar parte de colectivos que NO contabilizan como parados.

La variación total del número de parados registrados es precisamente la variación neta de aquellos que aumentan el colectivo de parados y aquellos que los disminuyen. Este mes de marzo esta variación ha sido positiva y en algo más de 34.000 personas.

¿Cómo se relaciona la variación del paro registrado y la variación en la Afiliación a la SS?

Fijaros que entre las seis posibles razones que provocan una variación del paro registrado (aumento o disminución) sólo dos tienen que ver con la transición desde o hacia un empleo (ocupado-parado registrado (↑ el paro), y parado registrado-ocupado (↓ el paro). El resto de razones expuestas modifica el paro registrado pero por razones diferentes al acceso o pérdida de empleo. Sin embargo, la variación en la afiliación a la SS recoge precisa y exclusivamente las transiciones que provocan acceso o pérdida de un empleo en el sector formal. En particular, las afiliaciones aumentan cada vez que un individuo, provenga del desempleo registrado, de la inactividad o del colectivo de desempleados NO registrados, encuentra un empleo en el sector formal y por tanto comienza a cotizar a la SS. A su vez, la afiliación a la SS disminuye cada vez que a un individuo se le da de baja en la SS por perder su empleo en el sector formal. Estos individuos pueden pasar a contabilizar como parados registrados, parados NO contabilizados por los SPE, o como inactivos.

Por desgracia, la información que ofrece el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales cada mes al darnos a conocer los datos sobre desempleo registrado y sobre Afiliaciones a la SS no nos permiten conocer cuáles son las transiciones precisas que han realizado los individuos para alcanzar, por ejemplo en este mes de marzo, un aumento neto de 34.406 personas. Se sabe que unos 10.000 individuos se han registrado como nuevos demandantes de empleo (aumento de la población activa), pero la información que ofrecen no permite ir más allá.

Sería muy deseable que se hiciera el esfuerzo desde el Ministerio de Trabajo de ofrecernos una información más precisa de la magnitud de cada una de las 6 transiciones mencionadas arriba. Nos daría una visión clara y transparente de lo que sucede exactamente a nuestros parados, podríamos saber cuántos han encontrado empleo, cuántos lo han perdido, cuántos simplemente cambian de registro pero no de estado, cuántos pasan a la inactividad, etc. Y de paso, la aparente paradoja dejaría de ser tal, porque todo el mundo, con los datos en la mano, entendería mucho lo que en realidad está sucediendo en nuestro mercado de trabajo.

Hay 8 comentarios
  • Gracias por la entrada, muy clarificadora. Mientras el Ministerio de Trabajo sigue mejorando el acceso a la información, nos queda la EPA.

    A mi me sigue sorprendiendo el interés mediático del dato del paro frente al papel secundario de la información de afiliados. Este segundo dato está mejor definido y refleja en mayor medida la evolución de la actividad. Mientras que el paro registrado mide de manera imprecisa la magnitud de problema y orienta de forma difusa sobre la solución del mismo (la afiliación)

    • Juan, como bien dices, "siempre nos quedará la EPA". Sin ninguna duda, refleja de un modo mucho más real la situación de los trabajadores en nuestro país, aunque por supuesto también tiene algunas carencias, como la casi nula consideración de la economía sumergida. Los registros del paro sufren de numerosas restricciones que enmascaran muchas veces los movimientos reales entre ocupación y paro de la población.

  • No me extraña que estemos todos confusos ya que para empezar se confunde la oferta con la demanda de trabajo. Sólo recodar que la demanda de trabajo la ejercen las empresas y la oferta los trabajadores.

    • Ke y Nes, estoy totalmente de acuerdo contigo, pero cualquiera que acceda a información sobre el registro de parados del SPE se encontrará con la definición de parado como "demandante de empleo". Precisamente por esto he preferido mantener la terminología, que como bien apuntas es totalmente confusa puesto que una de las primeras cosas que se enseñan a los estudiantes al entrar en la carrera es que el trabajador es oferente de trabajo, no demandante.

  • Sara,

    gracias por tu post. Además de los motivos que reflejas como explicativos de las diferencias entre las series de paro registrado y de afiliación, habría alguno adicional:
    - Como tú comentas, el paro registrado se mide a último día de mes mientras que los datos de afiliación están disponibles tanto a último día de mes como en términos promedio. Por ejemplo, en marzo, la variación mensual de la afiliación fue de 45,7 miles si nos fijamos en la cifra promedio y de 25,8 miles si lo hacemos en la cifra de último día de mes. Dado que la baja del trabajador no se produce en el mismo instante que su alta en el paro, este retardo puede dificultar la comparación de las cifras.
    - Un segundo aspecto que podría explicar las diferencias entre el número de parados y de afiliados es el hecho de que las clases pasivas no sean afiliados en alta laboral a la Seguridad Social. Por tanto, si un individuo transita desde el paro registrado al funcionariado, sí computaría como un parado menos pero no como un afiliado más. (Esto también sucede con los profesionales liberales con protección social a través de sus colegios profesionales).
    - Por último, existe la posibilidad de que una misma persona tenga más de una afiliación. Desconozco si el MTIN controla este hecho cuando proporciona los datos.

    • Juan, gracias por añadir información a la confusa contabilización del registro de parados. Hay muchas contingencias que no se consideran - con esta entrada he querido comentar las más importantes, pero seguro que me he dejado otras que añaden confusión y falta de transparencia a la situación real.

  • Creo que la explicación es más sencilla: cuando una persona encuentra empleo y por tanto se afilia, esa persona puede ser desempleado inscrito en la oficina de empleo o no. Por otra parte, a los registros de paro acceden, es decir se apuntan, no sólo personas que han perdido su empleo sino también otros que lo buscan por primera vez.
    Por tanto es más facil crear empleo, esto es, aumentar los afiliados, que reducir el paro, que supone crear empleo suficiente para absorver a los que acceden al mercado de trabajo por primera vez y para los que están desempleados.

    Sin duda alguna el peor escenario es el de aumento del paro y perdida de empleos que supondría la perdida de afiliados, y aunque se vaya creando empleo no veo la economía española crecer con la suficiente fuerza como para reducir el paro.

    Por otra parte, la EPA no es tan fiable, es una encuesta a 50.000 hogares ) no personas, hogares, llamandoles, por cierto ) y resulta dificilmente creible el volumen que refleja. Sin embargo, màs alla de cifras concretas lo importante es relacionar los tres datos: paro inem, paro epa y afiliados y con ello se puede tener una idea de hacia donde vamos.

  • Sara:
    Gracias por el post, pero se te olvida una categoría: los funcionarios del régimen de Clases Pasivas. Se dejará de ser 'demandante de empleo' (u otra de las clasificaciones) si se 'encuentra empleo como funcionario' (= se toma posesión tras aprobar una oposición).

    Hay que añadir un elemento distorsionador para hacer una serie histórica en la que se tenga esto en cuenta:
    Desde hace unos meses (no sé si en el último o penúltimo paquete de reformas) el gobierno decidió que los nuevos funcionarios pasasen al régimen general de Seg. Social en lugar de al régimen de Clases Pasivas del Estado, como hasta entonces.

    Esto supone que desde la entrada en vigor hace unos meses del decreto, a medida que crezcan los funcionarios aumentará el nº de afiliados a la Seg. Social. Esta no era la situación hasta hace unos pocos meses.

    Por otro lado, en términos de 'actividad' muchos nuevos funcionarios llegan desde una clasificación de inactivos. Desde que aprueban la oposición hasta que toman posesión suelen pasar meses. En ese tiempo (oposición ganada pero sin plaza), no suelen estar inscritos en registros del INEM o similares (¿para qué?). Incluso 'muchos' (no puedo dar una cuantificación) opositores no son activos porque lo que quieren es preparar sus temas, no estar inscritos, pero eso es otro tema.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad