Dinero, más dinero: La subasta del BCE

El BCE realizó ayer la segunda subasta de liquidez a tres años. Recuerde el lector que estas subastas se anunciaron el pasado mes de Diciembre y que como hemos discutido aquí consisten en préstamos a tres años a un tipo preferencial a las entidades bancarias. El objetivo es resolver los problemas de liquidez (y algo de los de solvencia) de los bancos y de paso resolver en lo posible los problemas de financiación de los estados con problemas de emisión. Por último los bancos para recibir los préstamos han de depositar los correspondientes avales en el banco central correspondiente. Como el problema de muchos bancos era, y es, precisamente la falta de papel para utilizar como aval en estas operaciones de préstamos el BCE decidió expandir los criterios de admisibilidad y así ampliar la capacidad de endeudamiento de los bancos. La de ayer es la segunda, y última, subasta de liquidez a tres años, al menos por el momento.

  • La cantidad subastada asciende a 529,530.81 millones de euros (la anterior fueron 489,000 millones). Esto es la financiación bruta. La neta, pues parte de esta distribución de liquidez se utiliza precisamente para refinanciar deuda a corto plazo y convertirla así a largo plazo es mucho menor. Las estimaciones que he visto en la prensa hablan de que la nueva financiación neta es de 300,000 a 350,000 millones de euros (310,000 decía el Financial Times.) 800 entidades han participado en la subasta y el Financial Times decía que se estimaba que 2/3 de la cantidad subastada se la han llevado entidades españolas e italianas.
  • Entre esta subasta y la anterior los problemas de refinanciación de la deuda bancaria que vence en este y probablemente los dos próximos años están en buena medida resueltos. En particular porque el mercado de deuda bancaria da síntomas de mejoría para las mejores entidades, lo que no es sorprendente: Un hecho que se olvida una y otra vez es que la liquidez pública y privada son complementarias, no sustitutivas, cuando hay problemas de información asimétrica (sobre este punto y para los interesados se puede consultar un artículo mío con Patrick Bolton y Jose Scheinkman, titulado "Market and Public Liquidity" y publicado en 2009.)   Esta mejora de la financiación bancaria por tanto se traducirá en una reducción de la dependencia del BCE. Como síntoma de la mejora en el interbancario Euribor a tres meses alcanzó un mínimo por debajo del tipo al que el BCE ofrece liquidez, que es el 1%, durante esta última semana.
  • La reactivación del crédito en España es problemática. Recuérdese que nuestros bancos han de cumplir no sólo con el nuevo decreto pero también con los nuevos requisitos de la EBA, aunque creo que aquí no va a haber duplicación sino más bien que se va a utilizar lo dispuesto en el decreto para cumplir con los requisitos de la EBA y viceversa. Las entidades españolas tienen que desapalancarse y esto requiere la reducción de los balances. La subasta del BCE permite “engrasar” este desapalancamiento sin agobios de liquidez.
  • España, como ya discutimos en su momento, es la mayor beneficiaria de estas subastas de liquidez, mucho más que Italia. El motivo es que el tamaño de los balances bancarios es grande, comparado con las necesidades de financiación (y refinanciación) del estado y por tanto si nuestras entidades, como ha sido el caso, optan por financiarse en estas subastas y reinvertir los fondos en deuda del estado pueden resolver parte de las necesidades de financiación de España. En Italia las necesidades de financiación del estado son mucho mayores: 250,000 millones de euros, frente a los 180,000 de España. Los bancos españoles incrementaron su cartera de deuda soberana en 23,000 millones de euros en Enero y los italianos en 21,000 millones; esta es la diferencia (la cartera de deuda soberana española en la cartera de nuestros bancos está por encima de los 200,000 millones de euros.)   Un día me dedicaré a hacer los números con cuidado pero no me sorprendería nada el que estas operaciones de liquidez hayan resuelto un porcentaje no menor de las necesidades de financiación del estado para este año.
  • Y de lo anterior se sigue lo fundamental para nuestros intereses y es que muchos de nuestros socios creen que ya se ha ayudado a España bastante, mediante estas subastas, y que precisamente lo que no se puede hacer es relajar los objetivos de déficit españoles ahora que se han resuelto los problemas de financiación de la banca española y en gran medida del estado también, una vez más a través de estas operaciones del BCE. Esto es, lo que temen es precisamente que estas operaciones de liquidez, de las que somos el mayor beneficiario,  relajen el celo reformista y de austeridad que ha presidido el discurso económico del nuevo gobierno. Sobre el celo reformista estoy de acuerdo que no ha de tolerarse relajación alguna pero sobre el objetivo de déficit no se puede “echar a perder” la liquidez adquirida poniendo al país en una recesión mayor de la que ya tiene.  Ha de evitarse una dinámica nociva como la que hemos visto en Grecia. El objetivo de déficit ha de calibrar el coste en términos de actividad económica  con una senda que garantice el equilibro fiscal a largo plazo.
Hay 4 comentarios
  • Tano, muy de acuerdo con tu análisis. Primero quiero enfatizar que los préstamos del BCE tienen como objetivo principal tratar la insolvencia de la banca europea y de algunos estados europeos como si fuera un problema de liquidez. La idea es poner algo de orden en el Titanic mientras se hacen las reparaciones que permitan seguir el viaje.

    Segundo quiero fortalecer tu último punto diciendo que sin esas reparaciones no se puede seguir el viaje y lamentablemente los planes de reparaciones ya anunciados para España y otros países son insuficientes y de muy difícil ejecución. Descarto que la presión externa a cada país vaya a tener éxito porque el fracaso grotesco del FMI en América Latina y otras partes así lo indican. El éxito de los planes (una vez que se los haya replanteado seriamente, incluyendo una reforma de los bancos, en particular de los bancos grandes) sigue dependiendo enteramente de la política interna de cada país miembro de la UE. El cambio de gobernantes ya ha tenido lugar en todos los países más afectados (a Francia le toca el turno en mayo) pero los cambios han dejado en evidencia las dificultades puramente políticas para que los planes tengan éxito.

  • Unas dudas: ¿No se parece esto a la pignoración de la deuda pública española de los años de la posguerra? Si eso fuera cierto, ¿es que el BCE asume que un poco de inflación es conveniente en los momentos actuales?
    (En el caso de la posguerra, el Estado emitia Deuda que los bancos obligatoriamente adquirian, pero inmediatamente pignoraban en el B.España. Ahora es al revés, pero ¿el resultado no es el mismo?)

  • Estamos en el mismo tema que hace 4 años.... la reducción de los balances (desapalancamiento, recesión de balance) la experiencia de Japón estaba clara ¿no ?
    Estos procesos requieren su " tiempo", me extraña que aun existan personas que se pregunten porque no llega crédito a pymes....el problema es que cuando lleguen igual el proyecto se lo ha llevado una empresa foránea, es lo que hay.

    estoy errado ?

  • Buen articulo aunque le falta un punto fundamental.

    Sabemos feacientemente que en situaciones de stress financiero los bancos con mas problemas de solvencia tienen mayores incentivos a desviar los prestamos a conocidos - connected lending - y a no cerrar el grifo de prestamos a empresas insolventes - evergreening .

    El Banco central nacional tambien tiene un incentivo a esconder la magnitud del problema - forebearance.

    Total que la inyeccion de liquidez sera util en tanto en cuanto se cierren bancos insolventes. Por favor claridad. Es mucha la pasta que se pierde diariamente con este tema.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad