Las pensiones en NeG

De no quedar en agua de borrajas como muchas de sus otras propuestas, el presidente ha asegurado que este año (o lo que queda del mismo) se reformará nuestro sistema de pensiones. El tema, como no podía ser de otra forma, es capital y por tanto desde este blog intentaremos darle cobertura tanto desde un punto de vista más académico (dando una descripción de los problemas y nuestro punto de vista sobre las posibles soluciones) como de uno más legislativo/político haciendo un seguimiento de las diferentes propuestas que, esperemos, pasen por el parlamento como de la reacción de los partidos políticos a estas.

De esta forma, dedicaremos el sábado a un post sobre uno de los muchos temas relacionados con las pensiones y su reforma que tenemos encima de la mesa que será escrito por uno de los bastantes expertos que tenemos en España sobre el tema. En verdad, el primero de estos posts fue publicado el sábado pasado (18 de septiembre) por Sergi Jiménez. Sergi nos hizo una clara y concisa descripción de cuáles serían las consecuencias de no hacer nada.

Otros expertos escribirán a partir del próximo sábado sobre; el pacto de Toledo y su rol en la reforma, el espectacular aumento de la esperanza de vida y sus consecuencias sobre la sostenibilidad del sistema actual, las diferencias entre un sistema de prestación definida y otro de contribución definida, la experiencia internacional en tema de reformas (en concreto Alemana, Italia y Suecia), los efectos perniciosos de la forma en la que se determinan las pensiones mínimas o los efectos del actual sistema de pensiones y de otras regulaciones del mercado de trabajo sobre la participación laboral de los trabajadores de mayor edad.

Por mi parte, los viernes intentaré cubrir cuales son las respuestas de los diferentes partidos y políticos a las posibles propuestas y medidas adoptadas. Por desgracia, y como hemos visto no hace mucho, las posiciones partidistas/populistas de mucho no ayudan a la resolución del problema y desde aquí intentaré denunciar estas. Bueno, espero que os guste y os parezca interesante. Importante es, eso seguro.

Hay 4 comentarios
  • Si me permiten, tres ideas:

    1) haya o no, finalmente, pensiones privadas (Pilares II y III), las Cotizaciones Sociales (Pilares I y II) siempre serán coactivas, o sea, tendrán naturaleza jurídico-tributaria, y su recaudación se realizará por las Administraciones püblicas;

    2) si la cuantía de las pensiones baja, no es ninguna catástrofe... ¡todo va a bajar!, conforme nos vayamos interiorizando la estabilidad monetario-cambiaria que está estrenando la humanidad en nuestros días (la deflación no tiene por qué ser mala); y

    3) sí que hay que aligerar desde ya el Presupuesto de Gastos del Estado.

  • Dos años más parece que no es mucho. Pero son los dos mejores años de lo que me queda de vida. Trabajar desde adolescente, cotizando pensiones para los jubilados, impuestos para los estudiantes que tras sus carreras, masters y becas se incorporan a trabajar a los 30 o cerca y ahora como no hay dinero. Aplazar la edad de jubilación. ESTUPENDO. Que sencillo, y si no cuadra, aplazamos otro par de años .... ¿No hay otras fórmulas u otras contrapartidas? Por ejemplo que llevados un número de años: 40, 41, 42 ... cotizados, te puedas jubilar.
    Me parece sencillamente ESCANDALOSO hacer esto de ese modo. Primero sin aplicar medidas en combatir el fraude fiscal ¿qué tal el suprimir el dinero físico? Segundo, aplicando las matemáticas se pueden estudiar multitud de combinaciones, pagar una determinada pensión un número de años y luego, cuando el pensionista es acreedor de mayores necesidades sanitarias de atención, etc., rebajar el importe de esa pensión. Quitar o reducir las pensiones de viudedad a aquellos que tienen otros ingresos y en muchos casos, además, viven con otra persona en pareja. Y sobre todo es imprescindible que se compense a los que más años han cotizado, permitiendo jubilarse alcanzados un número de años que debería estar entre 40 y 45.

  • Creo que merecería la pena abordar tambien el problema del actual sistema complementario de pensiones en España, su escaso éxito o su fracaso, como puede comprobarse por el volumen ridículo de los fondos de pensiones acumulados despues de veinte años de aplicación. Ni el estado ni la industria financiera han desarrollado un sistema complementario de pensiones eficiente. Los pensionistas cotizantes al tope máximo que han ido entrando en el sistema, parte importante de las clases medias que son las que conforman la columna vertebral de un país, han visto como se reducian sus pensiones en torno al 20 por ciento en términos reales desde 1980 hasta hoy, debido al juego de los topes máximos en las pensiones correspondientes y, como el sistema complementario (planes de pensiones) no ha sido incentivado adecuadamente, no han dispuesto de un mecanismo voluntario eficiente que acerque sus pensiones al sueldo que percibian en activo. Puede llegar el dia en que la pensión de una gran parte de los jubilados equivalga a un pequeño porcentaje del sueldo en activo. Situación en la que ya se están encontrando muchos, cada dia más, recien jubilados.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad