Copago Farmacéutico: ¿En función de la renta o de la edad?

 de J. Ignacio Conde-Ruiz y Juan Rubio

Como ya hemos dicho en numerosas ocasiones estamos en una situación muy complicada. Tenemos que hacer el mayor ajuste fiscal de nuestra historia con los mercados de capitales al acecho. En esta ocasión, nos gustaría centrarnos en una nueva medida que parece estar barajando el Gobierno: la introducción de un copago farmacéutico en función de la renta. Desde nuestro punto de vista, como desarrollaremos en el post, se trata de una medida razonable que puede mejorar la equidad del sistema actual además de aumentar los ingresos del Estado.
En primer lugar, cabe señalar que el copago farmacéutico ya existe en España, pero es en función de la edad y no en función de la renta. Por lo tanto el sistema no respeta el principio de equidad, al no vincular las exenciones al nivel de renta de los pacientes. Además, la exención total de los jubilados no fomenta la corresponsabilidad en la utilización de los medicamentos. Es decir, en la actualidad todos los ciudadanos que no son pensionistas pagan el 40% del precio del medicamento (excepto los enfermos crónicos que pagan un 10% y los funcionarios que pagan un 30% tanto si están en activo como si están jubilados). ¿Tiene esto algún sentido? ¿Tiene sentido que un jubilado que cobra la pensión máxima no pague nada mientras que un desempleado sin prestación tenga que pagar el 40%?¿Tiene sentido que un pensionista de clases pasivas pague un 30% de las recetas mientras que un pensionista del Régimen General no pague nada?
Claramente, desde el punto de vista de la equidad, no tiene ningún sentido. Probablemente, para conseguir la equidad sería necesario modular el copago en función de la renta, tanto para los activos como para los jubilados. Es decir, aunque el copago medio de los activos sea del 40%, éste debería ser más alto para un asalariado con un salario alto que para un desempleado al que se le ha agotado la prestación. No obstante, en este post, para hacer una primera estimación de cuánto podríamos ahorrarnos con esta medida, nos vamos a centrar en los jubilados. Evidentemente el Gobierno con los datos de que dispone podrá evaluar la medida de forma más precisa que nosotros. Por este motivo los números que salen de esta estimación, aunque sirven para hacernos una primera idea de su potencial, deben tomarse con cautela. Consideremos la siguiente propuesta concreta:

  • Los pensionistas que no lleguen a la pensión media (que es de 7.800 euros al año) sigue sin pagar nada. Este colectivo incluye, aproximadamente, 2,6 millones de personas.
  • Los que están entre 1 y 1,5 veces la pensión media pagan el 10% del precio de los medicamentos. En este tramo hay 3,4 millones de pensionistas.
  • Los que están entre 1,5 y 2 veces la pensión media pagan el 20% del precio de las recetas. Aquí hay aproximadamente hay 900 mil personas.
  • Los que están entre 2 y 2,5 veces la pensión media pagan el 30% del precio de las recetas. Afectaría, aproximadamente, a 600 mil personas.
  • Los que están por encima de 2,5 veces la pensión media pagan como el resto de ciudadanos, es decir, el 40% del precio. Por encima de este nivel hay aproximadamente 1,3 millones de personas.

En primer lugar, debemos señalar que los datos de las pensiones proceden de la Agencia Tributaria del año 2010.
Se refieren únicamente a las pensiones y, por supuesto, no reflejan toda la renta de los pensionistas. Para ganar en equidad, la modulación del copago no solo tiene que tener en cuenta la pensión, sino también tiene que tener en cuenta los siguientes elementos: (1) las otras rentas del jubilado (fondos de pensiones privados, rentas de capital, etc.); (2) si el pensionista vive con una persona a su cargo o no; (3) si se trata de un enfermo crónico. Está claro que, si tiene otra persona a su cargo o si se trata de un enfermo crónico, el copago debería ser mucho menor al mostrado en la tabla. Desafortunadamente, no disponemos de información suficiente para aplicar esta distinción. Si tuviéramos en cuenta el punto (1), el ahorro sería aún mayor que el que presentamos, mientras que si tuviéramos en cuenta los aspectos (2) y (3), el ahorro sería menor. Como decía anteriormente, sólo el Gobierno tiene la información precisa para realizar una evaluación más rigurosa. Pero sigamos con nuestra simulación cuyos datos se encuentran en la siguiente tabla:

Para entender la simulación es importante ver lo supuestos que están detrás de ella:

  •  El gasto publico en recetas en el año 2011 fue de 11.136 millones. Sabemos que el 80% de este gasto es gasto de pensionistas y, por lo tanto, el gasto medio anual de cada pensionista asciende a 980 euros.
  • El ahorro se produce por dos vías: i) la vía directa, porque el pensionista se hace cargo de un % del coste del medicamento, y ii) la vía inducida, porque al tener que pagar una parte aumenta la corresponsabilidad en la utilización de los medicamentos reduciéndose la demanda.
  • No tenemos datos sobre la elasticidad-precio de la demanda de medicamentos, pero tenemos una información valiosa para hacernos una idea. Los pensionistas del MUFACE, que pagan un 30% del coste del medicamento, consumen, en media, un 25% menos que los pensionistas del Régimen General. Vamos a utilizar esta información para calcular el ahorro inducido vía menor demanda.

Con la estructura de copagos propuesta, se consigue ahorrar más de 1.900 millones de euros, casi repartido en partes iguales entre el ahorro inducido y el ahorro directo. Alguien pensará que es un ahorro pequeño. Bueno, con estos 1.900 millones nos podíamos haber ahorrado la reducción de 1.300 millones de caída en la I+D civil y los 530 millones de la reducción en la Educación.

 

Hay 60 comentarios
  • No estoy de acuerdo con el planteamiento por:
    - El que ha ahorrado y no se ha dilapidado los ingresos está penalizado.
    - El que ha cotizado más (y contribuido más) está penalizado.
    - El que tiene una renta superior paga dos veces. Una a través de los impuestos y otra directamente.
    Al final promocionaremos el fraude fiscal y social.

    • J Ignacio, muchas gracias por el artículo, está muy bien explicado. Lo peor, es que aunque uno se puede hacer la ilusión de que el gobierno tiene buenas ideas, y seguro que tiene más, que las lleve a buen puerto no es tan fácil.

      @Ramón, siempre que se hace algún tipo de política redistributiva, se esta penalizando al que por un motivo u otro ha conseguido ganar más, muchas veces por su propio esfuerzo. Pero aun así tiene sentido hacer políticas redistributivas (se puede aumentar más el bienestar social de lo que lo reduce la distorsión impositiva) y no está de más recordar que nuestros orígenes siguen marcando mucho nuestra renta futura.

      Y no, no se promociona el fraude fiscal, que yo tuviera que pagar un 20% del coste universitario (demasiado poco) no me hacía pensar que estaba repagando (detesto el término) sintiera una injusticia y me entraran ganas de defraudar al fisco. Creo además que la tendencia al fraude tiene más que ver con la posibilidad de llevarlo a cabo y el posible castigo que una supuesta justicia social, sobretodo, si está tan cogida por los pelos como aquí. En mi opinión, la gente protestara al principio pero se acostumbrar e internalizará sin problemas con el tiempo.

      Saludos

    • Estoy muy de acuerdo con lo que dices, Ramón, acerca de la injusta penalización a rentas medias a las que se recurre obsesivamente para ocultar la no funcionalidad del sistema. Las rentas medias/altas no van a la SS. El copago lo hacen de por vida a una sociedad. Otro timo indignante.
      Para no abordar el problema de fondo de cómo hay que pagar los gastos de quien no los paga estando en perfectas condiciones físicas y vota.

      No hay un sólo trabajador en activo de renta media que no tenga que dedicar más del 60% de su tiempo de trabajo íntegramente al estado a través de diversas fiscalidades. Si es de renta alta más.

      Si consigue ahorrar y tener una vivienda se la va limando el estado año a año de modo implacable a través de varios impuestos simultáneos sobre ese ahorro.

      Si invierte en un fondo el estado le obliga a hacerlo con un banco (si no lo hace es penalizado) y el banco le cobra un mínimo del 2.5% año por deposito y gestión, es decir se ve obligado a perder, impotente, el 60% de su patrimonio cada 20 años.

      Súmenle la inflación real y a ver si hay algún modelo predictivo de conducta utilitaria que no garantice la renuncia al esfuerzo y a la menor ilusión.
      Lo propio de esclavos sometidos a la fuerza a un sistema más depredador que la propia esclavitud donde si el amo quería que trabajases duro tenía que estar presente dándote latigazos. Estos pretenden que baste con la amenaza.

      Rawls se volvería a la tumba al contemplar los efectos de su "Contrato" por el cual los free-riders tienen un incentivo para serlo y un derecho nato a apoderarse del esfuerzo de cualquiera que rinda un poco más que ellos.
      La academia debiera caer en la cuenta de que en este sistema el esfuerzo es irracional porque nada es tuyo y todo te lo quitan a la fuerza. También a ellos y debieran enfrentarse.

      Esta sociedad se muere lentamente porque no tiene motivos para lo contrario.

  • Hay algo que no alcanzo a entender. El IRPF ya es progresivo, y disfrutando de los mismos servicios, cada trabajador paga por los servicios que recibe del estado cantidades absolutas muy diferentes, en función del tipo medio que se le aplica en la declaración de impuestos. ¿Supondría entonces el copago que se autorizaría a un contribuyente a elegir entre sanidad pública o privada? Porque si además de pagar hoy más, hay que repagar, más que copagar (que ya existe), quizás muchos prefieran optar por pagar sólo el seguro médico privado...lo que acabaría con el modelo de sanidad actual en el medio plazo...

    • Aquí la clave es el ahorro inducido, como tenemos niveles de renta diferentes uno no dejará de malgastar en medicamentos con la misma renta que con otros. Es decir, lo más importante es aumentar la eficiencia, no el que se recaude por vía IRPF o de cualquier otra manera.

      Personalmente conozco los dos extremos, el del joven pobre que no iba al médico(por no poder pagarse los medicamentos) y ha acabado mal y el del jubilado que coge medicamentos como caramelos (y uno se usaba para el perro).

    • Juan,
      En cierto que el hecho si se pagará un porcentaje mayor del medicamento cuanto mayor es tu nivel de ingresos, se hace mas atractiva la opción de ir a un medico privado. Pero no veo el efecto directo de porque esto puede afectar a la calidad de la sanidad publica.

      • J. Ignacio,

        Tal vez lo que quiere decir Juan es que el efecto de la propuesta es expulsar del sistema de sanidad pública a un porcentaje no desdeñable de la población a la cual se le obliga, además, a soportar su coste. La injusticia es evidente y deberá tener repercusiones políticas. Una repercusión posible es crear un clima de opinión contraria a la existencia misma de la sanidad pública.

  • Excelente post,

    Si se superpone la distribución de la renta según IRPF del conjunto de la población (que publicasteis hace unas semanas) y la de pensiones, la discrepancia entre curvas no sería demasiado significativa. Y eso que estamos prescindiendo de otros ingresos de los pensionistas (la EncuestaFinanciera de las Familias acredita que estos ingresos pueden ser muy significativos en muchos de esos hogares).

    Según datos del INE (Encuesta de Condiciones de Vida), las tasa de pobreza relativa de los mayores de 65 años son también en los últimos años bastante menores que las de otros grupos de edad (especialmente los más jóvenes). A esto hay que añadir que, a diferencia del resto de españoles, la inmensa mayoría de las personas mayores de 65 años no paga nada (o cantidades insignificantes) por sus viviendas, por no hablar de otras bonificaciones y prebendas exclusivas (transporte, viajes del Inserso,...)

    Nada justifica, por tanto, el trato de privilegio que los pensionistas con mayor poder adquisitivo reciben en el pago de medicamentos. Tampoco se entiende que la pensiones mantengan el poder adquisitivo en un momento en que la mayoría de grupos sociales lo están perdiendo.

    Simplemente, el gobierno no se atreve a afrontar el problema de reputación que implica lesionar los intereses de los pensionistas.

  • Una puntualización: solo los funcionarios acogidos a Muface pagan el 30 %, el resto (hoy ya mayoria) pagan el 40 % como todos los no pensionistas

    • jlmz,
      Tienes razón que la reforma del sistema del copago farmacéutico debería afectar por igual a los pensionistas del MUFACE que a los de la Seguridad Social.

  • Considero que si va a ser una medida que contribuirá a un menor derroche en la sanidad pública.

  • Considero que si es una medida que contribuirá a un menor derroche sanitario,pero será aún masimportante lograr frenar el turismo quirúrgico,como por ejemplo reclamando al país de origen los costes.

    • Es falso que las personas de la UE que se operan en España no paguen por esos servicios. Los costes que generan ya se reclaman (y se cobran) al resto de los países.

  • Es una muy buena idea, no solo por el ahorro generado y la posibilidad de repartir los gastos más equitativamente, si no que además se producirá un descenso en el número de medicamentos, ya que los pensionistas tienden a almacenar medicamentos sin necesidad.
    Esto podría repercutir también en el uso de los centros de salud, si consumen menos medicamentos van menos al medico a solicitar recetas por lo que se produciría un alivio en las listas de esperas de muchos ambulatorios.

  • Gracias por este interesante análisis. Sería útil una reflexión previa sobre los objetivos del copago. Tal como lo veo el copago tiene justificación solo como forma de inducir un consumo más responsable (el coste cero de los medicamentos lleva a una clara sobredemanda y mal uso por parte de pensionistas) pero no como una forma de recaudar, ya que se trataría de un impuesto sobre la enfermedad poco justificable económicamente (y nada justificable desde un punto de vista ético), para eso está el IRPF.
    Dicho esto, el copago que proponéis puede ser consistente con este objetivo ("moderador de la demanda" que diría la Generalitat) en la medida en que para los pensionistas de mayor renta un 40% del precio de un medicamento puede suponer un porcentaje menor de su consumo que el 10% del precio de ese medicamento para un pensionista de baja renta.

  • Parece que la palabra "equidad" lo aguanta todo. El post se basa en planteamientos demagógicos, más propios de políticos que de economistas. ¿Es justo que un pensionista que cobra la pensión máxima tenga medicamentos gratuitos? Por supuesto que es justo si ese fue el "contrato" que la sociedad firmó con ese pensionista 40 años antes cuando empezó a cotizar.

    Podemos hacernos muchas más preguntas cuya respuesta -a veces demagógica- nos hará reflexionar:
    - ¿Es justo que exista un tope de pensión máxima cuando no existe un tope de pago de impuestos máximo?
    - ¿Es justo que una persona que no ha hecho ningún esfuerzo en formación no pague impuestos directos y que una persona que ha hecho un gran esfuerzo en formación sí los pague por los dos?
    - Dos amigos de la misma edad. Uno estudia y el otro no. La renta del primero es el doble que la renta del segundo. Pero al segundo le "otorgan por sorteo" una vivienda de protección oficial a precio ridículo, mientras el primero ha de hipotecarse a 30 años para pagar su casa. Además el segundo apenas paga impuestos y el primero paga muchos. Además, cuando se jubilen, el primero tendrá que pagar sus medicinas y el segundo no. ¿Esto es justo? ¿Equitativo?

    Dicho todo lo anterior, mañana el autor del post puede hacer otro similar, clamando por "el principio de la equidad" en muchas otras cosas:
    - Pago de los libros de texto. ¿Es justo que alguien que cobra mucho pague lo mismo que alguien que cobra poco?
    - Tasas de la universidad. Si un padre tiene muchos ingresos, ¿por qué ha de pagar lo mismo por la universidad de su hijo que un padre que no tiene la misma renta?
    - Transporte público. ¿Le ha de costar lo mismo un billete de AVE a un ingeniero aeronáutico que cobra 100.000 euros al año que a un paleta de la construcción con un suelo de 10.000 euros al año? ¡No es equitativo!

    El autor parece "olvidarse" del pequeño detalle llamado IRPF, que dicen que es un impuesto progresivo, por el cual una renta más alta paga un porcentaje -bastante- más alto de sus ingresos. Por cierto, si en el país había igualdad de oportunidades, ¿es esto justo?

    La parte de las cuentas de la lechera (pagar X% si la pensión es 1,x veces la media, etc.) prefiero no comentarla.

    • Completamente de acuerdo. Lo que se está proponiendo es un sistema de "penalización compuesta" a los salarios medios y altos. Por la misma regla de tres, el IVA podría vincularse a la renta. Tal vez no debería dar ideas...

  • Varios comentaristas se quejan de que lo propuesto en el post conduce a una doble (o triple) imposición.

    Seguramente el problema es que el sistema de redistribución de nuestro estado "de bienestar" redistribuye más bien poco.

    Recordemos, por ejemplo, el caso de un post de los mismo autores sobre el IRPF. Ganar cantidades ridículas coloca en la parte de los privilegiados que ganan mucho. Ya me gustaría saber dónde están los que ganan dinero de verdad.

    • ¿Que el sistema redistribuye poco?

      Tengo un amigo de la infancia que cuando éramos pequeños "pasaba de estudiar". Siempre lo hizo. Prefería "salir" que "empollar". Seguro que todos conocemos a gente así. No le culpo, no pasa nada, cada uno elige lo que quiere ser y ya está.

      Hoy él gana -en bruto- aproximadamente la mitad que yo, por lo que -intuyo- paga bastante menos de la mitad en impuestos directos que yo.

      Sin embargo, disfruta de la misma sanidad pública que yo, sus hijos disfrutan de la misma educación pública que los míos, utiliza las mismas carreteras que yo, le subvencionan el transporte público igual que a mi...

      A mi todo esto me parece muy bien, pero, ¿que no redistribuye?

      • Creo que no he dicho bien lo que quería decir.

        Cuando digo resdistribuir poco he querido decir que la redistribución no es la adecuada, es decir, que redistribuye mal. El ejemplo que he puesto sobre el IRPF iba por ahí. Y tal vez alguna de tus opiniones en el comentario anterior también. Y digo alguna porque el problema de las ilustraciones es que pueden ser muy gráficos pero pueden no captar la realidad. Habría que referirse a estudios económicos y a algo así me refería yo. Lamentablemente hablo de oídas; seguramente alguien podrá corregirme con los estudios correspondientes.

      • Jaime,

        La mejor forma de saber si España redistribuye es comparar lo que sucede en nuestro país con lo que pasa en países similares. Y la conclusión es clara, con independencia de la valoración que te mereza el resultado. Redistribuye poco.

        El impacto redistributivo de los impuestos en España es bajo y las transferencias públicas son bastante regresivas (entre otras, aunque no especialmente, las pensiones). Como resultado de ello, los índices de desiguadad antes y después de impuestos se reducen en España menos que en otros países. Los datos más relevantes pueden consultarse en los informes de la OCDE Growing Unequal (p. 105) y Divided We Stand (p. 36). También, más sinteticamente, en:

        http://www.oecd.org/dataoecd/2/13/49417295.pdf

        El resultado es que, considerando la desigualdad en renta disponible (la relación entre la renta del 20% más rico y el 20% más pobre ), nos situamos entre los países más desiguales de Europa (sólo por detrás de Letonia, Lituania y Rumania). El índice Gini en España (0.34 en 2010) sólo sería superior en 4 de los 29 países que aparecen en los informes de la OECD (Chile, México, Turquía y Estados Unidos).

        http://www.grisasociologia.es/69836477/55114/posting/growing-unequal-especially-in-spain-por-pau-mar%C3%AD-klose

        Seguramente esta "posición" tan peculiar que ocupa España en el concierto europeo te parezca una buena noticia, puesto que se corresponde con el ideal de justicia que expones. Somos tan "justos" como los países de Europa del este, Turquía, México, Chile y Estados Unidos. Perfecto. Yo prefiero ser tan "poco justo" como Francia, Alemania o Dinamarca (que se sitúan en valores medios de desigualdad en la UE-27). Cuestión de preferencias.

        • No es cuestión de preferencias, es cuestión de justicia como equidad. Mal que pese a la manipulación de tales conceptos, creo que hay material para dar con algunos elementos objetivos en ese tema.

          Porque nadie se atrevería a afirmar en voz alta que le da lo mismo que haya justicia o injusticia. Otra cosa es que sea difícil dar con el concepto adecuado. Los filósofos solemos arrimar el ascua a nuestra sardina y el referente actual en ese aspecto es John Rawls y la diversas polémicas y desarrollos que ha generado (Es obvio que no estoy diciendo que la respuesta correcta sea la de Rawls).

          • Fran,

            Tu prefieres el concepto de justicia de Rawls. Jaime parece que se decanta más por Robert Nozick. Insisto: cuestión de preferencias.

            • No es cuestión de preferencias sino de quién tiene razón. ¿Qué es correcto e incorrecto en ambas posturas?

              Me gustaría insistir en el hecho de que aunque el punto de referencia sea Rawls por el lugar que ocupa en la revitalización del asunto, no quiere decir que sea Rawls el que tiene razón.

  • El planteamiento es bastante lógico, parece un poco chocante que esos jubilados multimillonarios con esos planes de jubilaciones tan jugosos de los que tanto se ha hablado en este blog no paguen ni un céntimo y un parado tenga que abonar una parte del precio del medicamento, aunque como todo, tiene sus contrapartidas.
    A fin de no perjudicar de forma innecesaria habría que saber cuantos de esos medicamentos sacados por pensionistas son para ellos y cuantos para familiares, leía al hilo de esta medida que los pensionistas españoles gastaban un 40% más que los pensionistas alemanes http://www.libremercado.com/2011-11-23/jose-garcia-dominguez-la-tijera-catalana-62102/, de ser cierto, ¿tan pachuchos están nuestros pensionistas?
    Cabe la posibilidad también de que sean los propios médicos, como me consta que algunos lo hacen, los que controlen la expedición de las recetas (se de casos en los que el médico negó una receta porque el medicamento era incompatible con el historial clínico del pensionista, y acertó, el medicamento era para su hijo, fue él quien lo comentaba muy cabreado).
    Al final, como casi siempre, pagarán justos por pecadores.

  • Primero felicitarte por aportar una propuesta clara a un tema tan complejo. Creo que se trata de una propuesta merecedora de estudio. Por mi parte, creo que habría que añadir una corrección y una sugerencia que va más allá del tema de este post.
    1. La corrección. Como es sabido el gasto sanitario, incluido el farmacéutico, se incrementa en los últimos años de vida de forma considerable. Por tanto, se hace necesario tener presente algún tipo de corrección en el cálculo para no perjudicar a quien después de haber cotizado toda su vida se encuentra en momentos difíciles. Por ejemplo, los fármacos que se suministran con visado deberían estar excluidos de este sistema de pago. Creo que sería injusto que una persona pague en determinado momento un % de un tratamiento de 40.000 € porque afectaría profundamente a su modo de vida. Quizá habría que redefinir el valor de un AVAC farmacéutico.
    2. La sugerencia. Puestos a ser tratados todos de una forma más equitativa habría que integrar a MUFACE en la Seguridad Social y que tanto funcionarios como otros trabajadores paguen lo mismo por idénticas prestaciones. No hay que olvidar que los funcionarios estatutarios de las Instituciones Sanitarias (antiguo INSALUD para entendernos) cotizan/cotizamos a la Seguridad Social para nuestra jubilación y pagamos los medicamentos con un sistema igual al de los trabajadores por cuenta ajena. Debería de darse el paso e integrar MUFACE y Seguridad Social como una forma de garantizar la viabilidad y la equidad.
    Un cordial saludo.
    ant

  • parece una propuesta bastante sensata desde todos los puntos de vistas: económico y social

  • Al final siempre pagan los asalariados y es la renta la que determina el copago. Es por ello que el impuesto del patrimonio puede servir para identificar aquellos individuos con importantes patrimonios y que tienen rentas medias o bajas y se aprovechan del sistema de protección social al máximo.

  • En el caso de relacionar el copago farmacéutico con la renta (“función de la renta”), el sistema se debe diseñar de forma que todos los copagos que haya tenido que realizar un enfermo a lo largo de un año (o de un trimestre) no puedan ser superiores a cierto porcentaje de su renta o a una cierta cantidad fija. Este resultado no se consigue como algunas propuestas recientes que sugieren hacer pagar al paciente un porcentaje más elevado de cada medicamento cuanta más renta tenga. Un paciente pobre y muy enfermo puede pagar un porcentaje bajo del precio de cada receta pero a lo largo del año acumula un elevadísimo número de recetas (u otros servicios sanitarios afectados por un copago) y acaba pagando una parte muy elevada de su renta como copago.
    El gasto sanitario elevado se concentra cada año en un número reducido de individuos que pueden acumular una cifra de gasto muy alta por persona. La cobertura aseguradora debe poner límite al riesgo financiero en el que incurrirá el enfermo tanto por razones de equidad como de eficiencia, puesto que sabemos que el coste del no tratamiento cuando éste es necesario y eficaz puede ser superior al del tratamiento. El subsidio público, igual a la diferencia entre el coste de la atención efectivamente recibida menos el copago aportado por el paciente, será más elevado para los enfermos más pobres que para los pacientes con más renta. Es más, teniendo en cuenta que los problemas de salud y la necesidad de atención son más prevalentes en personas de menor renta, el subsidio dirigido a los de menos renta será aún más elevado. De esta forma, para dos individuos con una misma necesidad sanitaria tendremos un subsidio público más elevado para el de menor renta que para el de más renta; y un subsidio que equivale a una proporción de la renta superior para el paciente de menos renta. En definitiva, tendremos un subsidio relacionado con la renta.

    Para más detalle y fuentes de información en: http://pilleconomics.blogspot.com.es/

    • Jaume Puig-Junoy
      Estoy completamente de acuerdo contigo, un copago de esta naturaleza debe tener un máximo en función de la renta, sino puede resultar abusivo para algunos pensionistas que utilicen medicamentos caros o sean enfermos crónicos. Tienes toda la razón, gracias.

  • Pues señores no me parece un desatino su propuesta, pero hay algunos extremos a desarrollar para asegurar incentivos; el primero acabar con las vacaciones sanitarias para no residentes y falsos residentes, esas que hoy pagamos entre todos y a las que no acceden
    en su país de residencia real; el segundo poner un limite y buen cuidado con los tratamientos crónicos o de alto coste que podrían llevar a la ruina a cualquier pensionista.

  • Para centrar los temas. Si sólo se discute en como organizar un futuro co-pago farmacéutico, la propuesta de los autores de este” post” parece bastante razonable y equitativa.
    Pero esto da por supuesto: (a) Que tiene que haber co-pago; (b) Que debe recaer sobre los fármacos y no sobre otro tipo de prestaciones (recuerdo también se ha discutido el pagar por visita al médico) y (c) Que se trata de una forma de financiar el déficit público y no un plan completo de hacer viable y mas eficiente el sistema sanitario público, cuestiones todas estas de mucho mayor calado y merecedoras de otro “post”.
    Saludos.
    PS
    Recordar solamente que las posibles dificultades del Sistema se deben, en gran medida, a su propio éxito (espectacular reducción de la morbilidad y no menos espectacular aumento de la esperanza de vida con un nivel de calidad y gasto medio en relación al PIB que se comparan-muy favorablemente- con los de los países mas avanzados) en un sector de demanda creciente y no acotada.

    • Buenas noches KeyNes
      Supongo que entre los lectores es muy probable que tengamos actuarios y quizás algún demógrafo que pueda explicarnos en detalle cómo se calculan la tablas de mortalidad, cómo se calculaban hace cuarenta años, qué cambios metodológicos se han producido y en qué se basan para decir, excluyendo los efectos de la guerra civil o mundial, lo siguiente.

      1. Que mi generación (nacidos entre 1945 y 55) morirá más tarde que la de mis padres y abuelos.
      2. Que esta tendencia va a continuar en las generaciones sucesivas.

      De momento un grupo de amigos de mi generación hemos comenzado a tomar nota de las vidas de "nuestros muertos conocidos" y no podemos corroborar la especie que ha comenzado a difundirse a bombo y platillo de una espléndida y creciente longevidad debida al estado de welfare o del buen viajar.
      Lo que vemos es que nuestros amigos no pasan de 71 o 72 y sus padres, en algún caso, los sobreviven y reciben nuestro pésame.

      Tengo curiosidad porque cuanta más gente vamos añadiendo a la muestra menos credibilidad nos merecen los titulares.

      Ya sabemos, gracias a un demógrafo, que el proceso es estadístico por años de nacimiento (% de supervivientes) y teniendo registros civiles informatizados no entendemos muy bien por qué necesitamos muestras si se pueden medir los datos reales.
      ¿Alguien puede arrojar alguna luz?
      Muchas gracias.

        • Gracias, José.

          Como ves, la pirámide no es exactamente lo que estaba pidiendo a demografos y a actuarios. La pirámide refleja la foto del crecimiento demográfico y el dinamismo de una sociedad y lo que me gustaría entender son los cálculos detallados de las esperanzas de vida.

          Sobre la pirámide tuve una discusión en una mesa redonda el verano pasado con Santos Juliá porque aquí parece que en economías y en demografía las cosas pasan sin que los gobiernos se enteren hasta que ya es demasiado tarde. Como si fueran terremotos o pedrisco.

          Pero no es así porque nos gobierna gente inteligente que sabe lo que hacen y sus consecuencias.

          Por ejemplo, Felipe González y Zapatero deben haber sido alertados de que sus leyes del tercer supouesto del aborto (el del certificado de daño psíquico que entregaba la recepcionista prefirmado y sellado) y la despenalización absoluta iba a producir la pirámide que ahora tenemos porque cada año faltan como poco 120,000 de esa "promoción", un 22%.

          Se lo han explicado y han optado por el voto a corto plazo, como de costumbre.

          Es decir, lo que hay es el resultado no de fuerzas ocultas sino de leyes concretas. En economía y en demografía.

          Por eso no pueden hacerse los sorprendidos por lo que sucede. Son los resultados de su acción de gobierno.
          El público de la sala lo entendió perfectamente.

          Saludos

  • En primer lugar agradecer al autor el atreverse con un tema tan complejo.
    Parece claro que el objetivo de una medida de este tipo es buscar el efecto limitador que nos acerque a un consumo más centrado en relación a nuestro entorno y buscando una cierta equidad. Adicionalmente tiene la ventaja que debería aplicarse igualmente a los residentes de la UE (que ahora gozan del mismo copago que un nacional), reduciéndose los incentivos a una falsa residencia por el coste de los medicamentos (en ocasiones nada desdeñable).
    Otra cosa será el cómo se puede implementar esta medida de forma realista con los no residentes.
    Efectivamente, como se ha comentado tanto en el artículo como alguno de los comentarios (tengo que decir hay mucho nivel también entre ellos también) habría que establecer topes, que por su coste de gestión parece que deberían ir en la línea de los actuales (limitar el copago en los crónicos), más que en un tope por persona, que se antoja más complejo de implementar en un sistema tan distribuido como el Español.
    También surgen algunas dudas al respecto de su implementación, algunas ya señaladas, como la dificultad de tener en cuenta de una forma efectiva el patrimonio (o la capacidad económica real del sujeto), la elusión fiscal de ciertos colectivos que los situaría en escalones que no les corresponderían en la realidad (hay que tener en cuenta que la medida aplicaría a todo el mundo y no solo a los Pensionistas, aún cuando éstos respresenten el 80% del gasto) y el hecho de que los datos de renta son una foto de hace uno o año y medio antes, con lo que la situación económica ha podido variar bastante desde entonces.
    Igualmente hay algunas cuestiones, quizás no menores desde un punto de vista social, en su implementación, como el hecho de que se hiciera visible el nivel de renta de las personas, al menos al pagar en la Farmacia.

  • Artículo muy interesante y muy bien razonado. No obstante hay algunas cuestiones que me gustaría matizar. Me parece muy oportuno tomar medidas de copago más o menos simbólicos que impacten sobre la corresponsabilidad y que por tanto tengan un efecto moderador sobre el gasto. Sin embargo, estoy mucho más en desacuerdo con una medida como esta, al menos tal y como esta planteada, bajo el argumento de la equidad, por las siguientes razones.
    En primer lugar, cuando se habla de equidad, en seguida enlazamos con el término de progresividad, y en este sentido me parece peligroso buscar la progresividad fiscal desde el lado de los ingresos y de los gastos de manera simultanea. Por ejemplo, en un país con una progresividad feroz en los impuestos directos que lleva a que una familia con tres hijos y unos ingresos brutos 64.000 € ya alcancé un tipo marginal del 47%, implementar, un incremento notable de sus tasas universitarias, me parece excesivo.
    En segundo lugar, si tuviera que medir la superficie de mi piso no utilizaría una regla que sé que esta rota, intentaría al menos arreglarla o aplicar alguna corrección, y esto es lo que ocurre con la renta declarada: está muy influida por la elusión, evasión y fraude fiscal, por lo que no es buen indicador, y además me lleva a amplificar todavía más la injusticia entre el que declara y el que no lo hace. Una manera de atemperar este efecto podría ser computar como indicador un concepto más vinculado a la renta permanente que tuviera en cuenta no solo la renta sino también las distintas formas de patrimonio (inmobiliario, empresarial, etc.). Creo que estando como estamos en el siglo XXI este tipo de cómputos es perfectamente posible.
    En tercer y último lugar, creo que es necesaria una revisión global de nuestro sistema fiscal, tanto desde el punto de vista de ingresos como de gastos, y no un parche parcial que realmente tiene efectos inciertos sobre la equidad. En este sentido creo que debemos aprovechar las posibilidades que nos ofrece el siglo XXI y las tecnologías de la información. Si queremos hablar de equidad y de progresividad, tenemos que conocer como resulta para cada individuo su situación fiscal global: Y-T+S y actuar en consecuencia. Por ejemplo, vuestra propuesta por tramos de renta, ¿debería ser la misma si al pensionista del tramo inferior de ingresos, se le hubiera concedido una plaza indefinida en una residencia de la tercera edad?
    Un saludo
    Miguel

  • Una propuesta muy sensata porque es progresiva y reduce el gasto de forma estructural. Además reduce el Gasto corriente y este ahorro va a ser creciente dado el envejecimiento de la población. Y encima reduce el gasto de la Administración más cuestionada: LAS COMUNIDADES AUTONOMAS

  • Gracias, Penny & José, por los enlaces que veré con calma.

    Este artículo ha servido para levantar un vivo debate redistributivo y pueden verse varias cosas.

    Primero, que hay una tendencia un tanto mimética a subirnos al carro de los "buenos", los caritativos-distributivos que callan ante prácticas auténticamente destructivas de las cuales algunos viven estupendamente. Son los residentes y gestores del paradigma.

    En segundo lugar que en poco más de un año la gente ha profundizado en vacas sagradas como Rawls lo suficiente parea entender el daño profundo que este hombre ha causado quizás sin darse cuenta.

    Nozik y Sandel tienen críticas definitivas pero no demasiado conocidas porque no interesan y ya sabemos qué sucede cuando algo no interesa al poder. Se incentiva la obra de A. Sen que es listísimo y políticamente correcto mientras Nozik y Sandel se quedan para oscuros doctorandos.

    Las más importantes, creo, son las de Sandel, porque a pesar de ser hechas con enorme respeto y cariño diseccionan la profunda superchería filosófica con la cual Rawls adornó su "contrato" en el inaudito escenario original que diseña ad hoc.

    Hay otra crítica menos refinada intelectualmente pero contundente: ver a dónde sus principios han conducido a las sociedades que los han practicado en menos de 40 años.

    El problema no es la redistribución sino un elemento ausente de los esquemas redistributivos: La ausencia de exigencia de responsabilidades sociales a los capaces que se benefician de la redistribución.

    Y es un asunto muy viejo recogido en todas las Utopias: "Nunca se redistribuye nada a quien, pudiendo hacerlo, no da su trabajo a la comunidad que lo atiende". Repasemos a Moro, por ejemplo. Es esto tan importante que constituye la piedra angular de toda su Utopia.

    Este rasgo está sospechosamente ausente.... porque no interesa, su ausencia beneficia a quien vive del voto del free-rider mientras la sociedad entera se pudre que es lo que ha sucedido.
    Cuestión de incentivos y agentes.

    Saludos

    • Manu:

      En tiempos de Moro ya existían vagos y maleantes. Si escribe su Utopía es por algo, y su título es muy revelador. Las leyes de vagos y maleantes no nacieron ayer ni con la Segunda República.

      http://www.deanslawdictionary.com/law-dictionary-samples/vagrancy-acts

      Posiblemente Lázaro no se mereciera ni el "trickle down" que caía de la mesa de Epulón.

      Ni Rawls ni Nozik van a terminar con el asunto, y los programas de IA tampoco. La sociedad siempre ha tenido un punto podrido, por eso tiene mandamientos, coranes, imperativos kantianos o leyes punitivas y exenciones. veo rousseonianos y hobbesianos por todas partes, pero según para quién y para qué, aquí nadie se chupa el dedo como es lógico. Tampoco es para ponerse nervioso.

      • Hola, José.

        Este asunto es serio y muy grave. Es el gusano del cesto y de él vive una buena parte de la estructura política clientelar que parasita nuestro sistema mientras este se desmorona.

        Del mismo modo que una política de déficit-spending de un 3 o 5% sostenida durante más de 40 años lleva a tener cuatro, cinco o más veces la masa monetaria y la consiguiente escalada de precios, pérdida de competitividad, de empleo del bueno y las quiebras necesarias del sistema financiero que de ella se derivan, imagina lo que sucede si tienes, como en Francia, 3 millones de extranjeros sin trabajo percibiendo 480 Euros al mes que en su mayor parte salen en remesas mensuales a sus países de origen. Luego dile a los que han pagado su paro y su pensión que ya no tienen.

        Durante 40 años. Como para discutir del AVE a Galicia.

        Digo lo de Francia por no hablar de nosotros que aún no hablamos de estas cosas abiertamente.

        Ese coste se paga en desempleo real o subterráneo y si lo haces durante 40 años deviene una tumba inexorable.

        ¿Por qué en USA hay más de 90 millones de ciudadanos que trabajan gratis 3 horas o más al día para su comunidad y aquí les llamamos vagos y maleantes para impedir que se les pida hacerlo a quienes cobran y pueden trabajar sin haber contribuído un céntimo? Beats me. O no.

        Estos problemas, creo, debemos discutirlos porque en las familias y en los trabajos se habla cada día y va siendo hora de que salga a la luz sin demagogias y analizando sus efectos fríamente porque los tiene y enormes.

        Luego nos pasaremos años hablando de I+D mientras el agua, escasa, desaparece por entre los mimbre para beneficio de quienes viven de la sangría de su propia sociedad.

        Saludos

        • El sistema en España se ha desmoronado en los dos últimos siglos con variantes de intensidad en 1808, 1837, 1845, 1869, 1876, 1931 ,1939 y 1978. Si lo vemos con cierta perspectiva que ahora amenace con hacerlo de nuevo no es "novedad". Habrá que afinar un poco más la próxima vez. Mientras tanto hay que ir tapando agujeros en tanto se pueda. Yo no he elegido este sistema y seguramente mi opinión no contará mucho para el siguiente, entretanto veo conveniente que aguante una temporada más si es posible. El copago-repago en función de la renta es una opción que dadas las circunstancias no me repugna.

          En USA también se gastaron en su "Supplemental Nutrition Assistance Program" (Food Stamps) casi 72.000 millones de $ en 2011 (free riders included), cosa que no está nada mal.

          http://www.fns.usda.gov/pd/34SNAPmonthly.htm

      • Hola, Fran.

        Sandel tiene dos tipos de obras, las académicas y "Justice" que es divulgativa tras el éxito de colgar en la red hace unos años sus episodios de diez o doce horas de clase.
        Creo que ya nos pasamos el enlace de las charlas hace algo más de un año. Oro molido.

        http://www.justiceharvard.org/

        Sandel es un gran conferenciante y un profesor ameno y muy interesante.

        No deja de llamar la atención el asombroso número de orientales en sus clases en un momento en el que aquí no sólo hemos borrado el latíny el griego sino la filosofía y muchas otras humanidades bastante más útiles que lo contrario incluso --o especialmente-- para gente de ciencias como fue mi caso.

        El libro al cual me refería antreriormente es otro de 1982: "Liberalism and the limits of Justice” Es un libro de unas doscientas páginas en el cual en mucha profundidad analiza la versión canónica de la obra de Rawls " A Theory of Justice" probablemente el libro que más ha influido en políticas públicas occidentales y desde luego en USA en los últimos 50 años.

        Lo leí hace tres veranos y me llevó casi todo el mes muy poco a poco porque no estaba familiarizado con muchos de los autores que cita, Kant muy especialmente.

        A cualquiera que desee entender a John Rawls, sus virtudes y defectos, el libro de Sandel le resultará muy útil.
        En la versión española de "A theory of Justice" también es de destacar una estupenda introducción de M.A. Rodilla que en unas sesenta páginas trae una excelente descripción de lo esencial.

        Bueno, que esto ya lo sabes que para eso eres del oficio.
        Un saludo

  • ¿Por qué lo llaman copago cuando quieren decir repago?

    La ficción es que la sanidad es gratuita, pero todo sabemos que no es así. Nada es gratis. La financiamos los que pagamos impuestos

    El problema es que no todos pagan y, entonces, los que lo hacemos tocamos a mas

    Que el repago dependa de la capacidad de pago (que no necesariamente es lo mismo que la renta declarada) en lugar de la edad no me parece mal

  • Hace unos meses, en un comentario en este blog al libro “Nada es gratis” yo escribía lo siguiente: “Los datos son concluyentes: gastamos mucho en medicamentos. No sólo gastamos mucho, sino que además este gasto supone un gasto añadido por los efectos secundarios de los medicamentos consumidos innecesariamente. De todas formas, creo que las recetas de Jorge Juan para solucionar este problema se centran en exceso en el consumidor final, el cual no es más que el último eslabón de una larga cadena.
    La cadena se inicia cuando el gobierno decide que un medicamento será financiado por la sanidad pública. Esta decisión dista mucho de ser adoptada atendiendo a criterios de coste-eficiencia: se aprueba casi todo, aunque no suponga una mejora terapéutica evidente. Después los representantes de la industria farmacéutica invaden nuestros centros sanitarios para convencer a los médicos de las bondades de los nuevos medicamentos. Al mismo tiempo, la administración presiona a los médicos para que no receten determinados medicamentos porque no tienen una relación coste-eficiencia adecuada, lo cual no ha impedido que estos medicamentos hayan accedido a la financiación pública. Y, finalmente, detrás de cada medicamento financiado por la sanidad pública, está la firma de un médico que lo ha recetado. En toda esta cadena hay muchas posibilidades de mejora que en el libro no se mencionan o se mencionan someramente.
    Tampoco se menciona en el libro cuánto del excesivo gasto farmacéutico corresponde a la medicación hospitalaria. Finalmente, no se habla nada de las farmacias y su monopolio.”

    Respondía Antonio Cabrales diciendo que en el libro se proponían otras medidas diciendo que “el error que quizá reconocería es haber puesto primero la gestión de la demanda”; también decía: “somos plenamente conscientes y así lo recoge el libro de que el sistema requiere reformas en todos los niveles.”

    Reitero la misma idea que planteé entonces: creo que no podemos seguir centrando todo el debate sobre el gasto farmacéutico en el consumidor final; hay muchos otros elementos que influyen mucho en el gasto de los que se habla poco o nada.

  • Al margen del problema de la múltiple imposición y del grado de redistribución del sistema, hay otras dos cuestiones que me parecen importantes y que no se han considerado. La primera es ¿por qué se desprecian totalmente los efectos distorsionadores sobre la oferta de trabajo de este tipo de propuestas?

    La segunda es, ¿por qué es siempre la renta en euros y no en poder adquisitivo el criterio de determinación de quienes deben contribuir más? Este último punto me sorprende notablemente teniendo en cuenta las diferencias en el coste de la vida, incluida la vivienda, por lugar de residencia.

    • Javier,
      Esta propuesta no distorsiona la oferta de trabajo porque los pensionistas no forman parte de la población activa. Respecto al copago en función de la renta o pension es lo más sensato a priori. Corregir por el coste de la vida sería imposible de llevarlo a la práctica.

  • AUNQUE CONCIDO TOTALMENTE CON LAS CONCLUSIONES. NUNCA HE ENTENDIDO QUE EL SR BOTIN 8PERDONO POR QUE APAREZCA DE NUEVO) CUANDO SE JUBILE NO PAGE POR LOS PRODUCTOS FARMACEUTICOS Y UNA PERSONA QUE GANA 300 EUROS PAGUE EL 40%. ,PERO CREO QUE EXISTEN UNA SERIE DE CUESTIONES QUE HAN DE RESOLVERSE
    1) COMO SE DEMUESTRA EL NIVEL DE PENSION. LO TIENE QUE CONOCER EL MEDICO, EL FARMACEUTICO ¿QUIEN CONTROLA AL CONTROLADOR?. ¿NO SERIA INCONSTITUCIONAL TENER QUE PRESENTAR MIS INGRESOS A OTRA PERSONA (PRIVADA) PARA RECIBIR UN SERVICIO PUBLICO?
    2) LA PENSION NO IMPLICA CAPACIDAD ECONOMICA. SE PUEDE DISPONER DE OTRAS RENTAS Y ELUDIR EL PAGO.
    3) COSTE PARA EL ESTADO-CCAA DE RESOLVER LOS PROBLEMAS ANTERIORES.
    PD. ¿ Y POR QUE TNO LO APLICAMOS TAMBIEN A LA EDUCACION?

  • Manu,
    Distorsiona si los trabajadores en activo anticipan el efecto de la medida sobre su renta neta futura. Y no veo por que es imposible utilizar los datos del IPC por provincias del INE, puede ser mas o menos dificil, pero no imposible.

    • Hola Javier,
      No puedes utilizar el IPC por provincias en la dirección que tu propones. El IPC es un indicador de tasas de variación donde se pierde la información de los niveles haciéndonos el año base igual a 100 en todas las provincias. El hecho de que en una región el IPC sea de 130 y en otra de 120, significa que en la primera y desde el año base los precios han crecido un 30% y en la segunda un 20%, pero no podemos decir nada del nivel de precios que es lo realmente relevante para lo que tu quieres. Un saludo. Miguel

      • Hola Miguel. Gracias por tu respuesta. Completamente de acuerdo en que no se puede utilizar la serie del IPC, pero sí se pueden hacer comparaciones transversales usando los datos de precios y ponderaciones que se emplean para el cálculo de la serie. Si el objetivo final es la equidad, habrá que reconocer que vivir en Madrid es varias veces más caro que hacerlo en Soria. Saber exactamente cuánto más caro es perfectamente posible. Saludos.

  • Estoy totalmente en desacuerdo. Es una medida que favorece al lobby de farmacias y de la industria.
    Metodologicamente previamente deberia analizarse, como se forma el precio. Es el precio actual de las medicinas y el margen del sector competitivo. En mi opinion rotundamente no, creo que hay muchos intereses y hacer recaer el gasto sobre las espaldas de la clase media es otra vuelta de tuerca ineficiente ....
    Sigase el ejemplo de la C.A. de Andalucia, recetese por principio activo y subastese ese medicamento entre todo el sector. El precio de esa subasta si seria competitivo. El compromiso del sector publico es proveer ese principio activo no una determinada marca comercial.
    Por poner un ejemplo ilustrativo, suponed la provisión del agua potable por el sector publico. El que no quiera beber el agua del grifo, que es potable y con un minimo de calidad, que adquiera en el mercado la marca de agua que prefiera. Deberia el sector publico subvencionar una marca comercial de agua .... o un medicamento .... mi respuesta es claramente no.
    Me parece logico que el sector farmaceutico siga defendiendo sus rentas monopolisticas en España, lo que no me parece razonable es cuando NO HAY DINERO, inventar esta propuesta y ademas vestirla con la EQUIDAD.
    Ideese y trabajese por la eficiencia, por que imperen mas las reglas del mercado y nopor los intereses de determinados lobbys.

  • Yo tampoco veo muy claro el hecho de que los jubilados millonarios resulten más atendidos por el sistema que los parados de larga duración que apenas llegan a la renta mínima. Por otra parte, me parecería interesante especificar a que cantidades nos referimos cuando hablamos de rentas medias, lo digo porque en muchas ocasiones hay quien dice que este tipo de medidas perjudicarán a las rentas medias, supongo que no se refieren a más de 50.000,00 euros al año, es decir en la actual situación hablar de cantidades así, desde el punto de vista de buena parte de los cinco millones de parados, es hablar de rentas suficientemente altas.

  • Me encanta este pais, le comprarian algo a esta comercial ; )

    .. De un comentario de meneame.
    http://www.cadenaser.com/espana/audios/explicaciones-ana-mato/csrcsrpor/20120418csrcsrnac_11/Aes/

    Transcripción aproximada:

    Buenas... buenas días, buenas..tardes a todos. En primer lugar agradecerles...

    Vamos, hemos universalizado la Sanidad para los españoles. Saben uds. que la Sanidad es universal y que estaba recogida en muchas leyes, pero...nunca se aplica hasta el final, todos los españoles tienen derecho a asistencia sanitaria gratuita, todos, sin dejar uno.

    Lo primero que vamos a hacer es...eeeh....incorporar, al derecho español un artículo de una directiva, que les diré que está incorporada al derecho español todo, ...eeeh...laaaa...toda la directiva, menos un artículo, que justo es el artículo que prohíbe de forma explícita desplazarse en busca de atención sanitaria.

    Luego hemos aplicado[?] también una cartera que llamamos Cartera Común Suplementaria que le adjunto si me lo permiten con la Cartera Accesoria. Ahí estarían...pues las... prestaciones farmaceúticas, la tioteterapi...teratípi..cas...eh...m'equivocao en la, en la, en el nombre, y poner en valor lo que tiene mucho en valor, porque, no hay cosa que tenga más valor que una medicina que cura enfermedades.

    Hemos adoptado una medida que ya estaba adoptada. Lo más importante que, por primera vez, los parados sin prestación parlamentaria, que sin...perdón...sin presta...sin presta...[risas] sin prestación [le apuntan], sin prestación por desempleo, perdón..., en definitiva...eeeeh...lo que les decía, no es lo mismo una persona que no está enferma, en su consumo de medicamentos, que una persona que está enferma.

    Los pensionistas que...ss...no pagan nada son todos aquellos que ya no tienen derecho a prestación por desempleo, es decir, los que ya tienen...los que tienen...simplemente...eeeh...los...[le apuntan]...ah, perdón...¡pensionistas!. Los pensionistas son de...los que tienen...la...eh...el...¡ah!, hablamos de renta, no de pensiones.

    Pues, yo ya me voy a callar...

    Tambien en youtube
    http://www.youtube.com/watch?v=htVJGk0vYe8

    Penoso....., le dan los autores cobertura teorica a este desproposito?

Los comentarios están cerrados.