¿S.O.S. del Cine Español? Una de americanos, rusos e indios.

¿S.O.S. del Cine Español? Una de americanos, rusos e indios.

Ya hace tiempo que el sector de la cultura (y el cine en particular) hace estragos. Recientemente la fotógrafa Isabel Steva Hernández (alias “Colita”) y el músico Jordi Savall rechazaron los Premios Nacionales de Fotografía y Música, respectivamente, en señal de protesta por la política cultural del Gobierno Español. El año pasado (en una entrevista recogida por Europa Press) el ministro Montoro respondía a las críticas recibidas por la reducción de las ayudas al cine en los Presupuestos Generales del Estado. En dicha entrevista, el ministro señalaba que la caída de espectadores de cine en los últimos diez años en España "no tiene nada que ver con la subida del IVA" cultural, y precisaba que "los problemas del cine no tienen solo que ver con las subvenciones, también con la calidad de las películas que se hacen y con su comercialización", entre otros factores.

Llevo una década haciendo investigación sobre la economía de la industria cinematográfica y creo que las declaraciones del ministro Montoro son, a mi juicio, desafortunadas, que necesitan justificación en el mejor de los casos, y empíricamente falsas en otros. Así pues, en esta entrada me limito a evaluar estas afirmaciones y comentar los casos de la industria cinematográfica rusa e india en competencia con la industria americana. En primer lugar, debemos aclarar qué función objetivo maximiza el Gobierno Español cuando diseña su política de apoyo al cine y la cultura domésticos. Aquí todos vamos a estar en desacuerdo en lo específico pero creo que en líneas generales podemos converger en que esta política debería maximizar una media ponderada del bienestar presente y futuro derivado de la producción cinematográfica y cultural. Parte del presupuesto debería financiar (1) proyectos de calidad con potencial económico, (2) proyectos sin potencial económico pero que enriquecen nuestra cultura, y (3) proyectos que forman a las futuras generaciones de artistas que a su vez abaratarán (1) y (2) en el futuro.

Por un lado, el ministro afirmó que las subvenciones no eran el problema sino la calidad de las películas. Esta afirmación puede referirse a la relación de causalidad entre presupuesto y calidad, o no tener lógica alguna. Primero deberíamos concretar como medimos calidad en el cine. En la década que llevo presentando mi investigación en fórums académicos siempre me preguntan cómo mido la calidad y, da igual como responda, siempre dejo a la audiencia insatisfecha. ¿Cómo medimos calidad aquí? Si utilizamos euros recogidos en taquilla (el criterio que el ministro Montoro parece preferir), entonces el ministro tiene razón en que algunos proyectos no tienen potencial económico y no deberían recibir ayudas. Aun así, no está claro cuánto dinero deberíamos invertir en cada proyecto. Esto es parecido al caso de la inversión en publicidad citando a John Wanamaker, comerciante y figura política de la Filadelfia de principios del siglo XX, al cual se le atribuye la frase “sé que desperdicio la mitad del dinero que empleo en publicidad, el problema es que no sé qué mitad.” Sabemos que una parte considerable de las subvenciones se “pierden” en financiar pero es IMPOSIBLE saber de antemano que películas triunfarán en taquilla este año y cuales inversiones fructificarán dentro de cinco años. Más allá de todo esto, existe el hecho empírico que películas con mayores presupuestos de producción obtienen más recaudación en taquilla. No conozco ningún papel que documente esta relación causalmente, pero si existe evidencia empírica de la correlación entre ambos. Con el permiso de mi co-autor Victor Fernandez-Blanco de la Universidad de Oviedo, os mostramos un gráfico aquí donde convertimos a logaritmo la recaudación y presupuesto de películas españolas que pudimos obtener del ministerio (y por lo tanto disponibles al ministro Montoro) y otras publicaciones como notas de prensa. La correlación es a priori bastante positiva entre ambos datos, no os parece?

2

Otra medida de calidad usada en esta literatura es la asistencia a festivales de cine, nominaciones y premios. El ministro no menciona esto en su discurso, pero hay que reconocer que este indicador también ha bajado en los últimos años. Esto puede deberse a que la calidad ha descendido, o a que se han retirado ayudas para subvencionar la asistencia a festivales y concursos.

En el año 2012 el gobierno financió 182 proyectos de los cuales únicamente 131 fueron estrenados (los años anteriores son similares). Son las comunidades autónomas con lengua propia (Cataluña, País Vasco, Comunidad Valenciana, Galicia) las que producen un mayor número de películas (pero menos que Madrid). Por lo tanto, uno podría argumentar que parte del presupuesto se invertía en la pluralidad de culturas que conviven en España (el objetivo (2) citado arriba). Como el ministro Montoro ha declarado que no se va a financiar producto que no vea mercado, este criterio para medir la calidad dejará de tomar relevancia. En resumen, parece ser la que el ministro no valora la riqueza cultural y el futuro de nuestro cine, y que únicamente se fija en el rendimiento comercial, pero aun así su nueva visión tampoco es consistente con la potenciación en taquilla de películas producidas dentro de nuestras fronteras.

Dejando de lado el lado de la oferta, ahora me concentro en la demanda. El ministro también afirmó que la subida del IVA no tenía ningún efecto en la venta de entradas. Yo entiendo de donde viene su argumento: la venta de entradas de cine había empezado a bajar antes de la subida del IVA. Eso no quita que una subida del IVA no haya empujado a la baja aún más la venta de entradas de cine. Decir que el consumidor medio en España tiene una demanda inelástica de cine es una barbaridad. Obviamente es muy difícil estimar la demanda de cine más que nada porque es difícil encontrar variación en precios que no responda a variación en producto (se paga lo mismo por ir al cine y ver La Guerra de las Galaxias que la última de Bud Spencer). Pero sí que es cierto, que en Noviembre de 2013, hubo episodios de una mini-guerra de precios en España que demostró que la demanda del consumidor español de cine no es inelástica. El ministro Montoro se debería preguntar porque la demanda de cine bajo antes de la subida del IVA, y la respuesta venga de que con el inicio de la crisis los consumidores hayan optado por la descarga y consumo ilegales de cine. En resumen, la demanda de cine es de todo MENOS inelástica.

Ante todo esto, qué puede hacer este gobierno para mejorar el rendimiento económico en taquilla de nuestras películas (si esto es lo que importa según las palabras del ministro)? Por un lado está la experiencia de India que es el mayor productor cinematográfico del mundo en un país que predominantemente consume producto doméstico. La razón? Los precios son bajísimos y la gran mayoría de la población no tiene televisión en casa así que no existen otras alternativas de entretenimiento. Como dudo que restringir el número de alternativas de ocio sea viable, quizás la lección sea bajar los precios (o no cargar impuestos).

Finalmente, tenemos el caso de Rusia, más parecido al nuestro por la importante presencia de cine norteamericano en sus pantallas. En el 2013, su cine tuvo mucho éxito de taquilla incluso desplazando a los filmes americanos. El secreto de este éxito relativo al caso del cine español no es la mayor calidad de directores, productores, actores y actrices. El secreto de este éxito es mayor financiación (en su caso petróleo). Pues bien, envalentado por este éxito y la ruptura de relaciones diplomáticas con occidente por el conflicto ucraniano (esto es mi opinión y nadie más), el gobierno ruso ha propuesto reducir la cuota de cine extranjero a un 50% con una clara víctima, Hollywood. Esta propuesta ha generado debates de todo tipo y muchos han condenado estas políticas porque reducirían los incentivos de cineastas rusos a producir su mejor cine y también porque la industria exhibidora no podría sobrevivir sin la presencia del cine americano.

¿Qué hacer en España? Dado que España se encuentra en la UE y se ve limitada por los programas y regulación europeos, no está claro cuáles son las mejores vías a seguir y es ciertamente una muy difícil tarea para el ministro Montoro dado además la presente coyuntura política y económica. De lo que sí que estoy convencido es que menospreciar la calidad del sector y la sensibilidad del bolsillo español a subidas de precios no es una buena manera de empezar.

Hay 35 comentarios
  • Un artículo que llama a importantes reflexiones. Creo que el asunto más complicado es el del tipo de cine, la tentación de un gobierno de subvencionar cine con un sesgo político favorable. Quizá la promoción del pluralismo político en el sector audiovisual pueda ayudar, ya que se puede invertir en aquellas películas que el sector audiovisual considere de mayor calidad. Pero, está claro que aún quedan películas con buena calidad o que sirven de "cantera" y que no tienen buena comercialización. Quizá aquí lo más importante sea favorecer los medios para que se pueda crear. En este sentido, ¿cómo van los centros de enseñanza que forman los variados grupos de profesionales que trabajan en el cine? ¿Se favorece la importación de las últimas novedades técnicas? Creo que es muy importante dirigir adecuadamente a diversos tipos de profesionales al sector y con los conocimientos más avanzados técnicamente de lo que se ha hecho internacionalmente.

    Otra cuestión muy importante es el seguimiento de la repercusión del cine en otros sectores, sobre todo los relacionados con la imagen como la fotografía. la moda, estilismo y peluquería, la televisión y los medios de comunicación en general...

    Un cordial saludo.

  • En mi caso concreto, Montoro tiene razón. Tras años sin ver cine español he visto "Ocho apellidos vascos" y esta vez serán decenios lo que espere para recaer.
    "El ministro también afirmó que la subida del IVA no tenía ningún efecto en la venta de entradas. Yo entiendo de donde viene su argumento: la venta de entradas de cine había empezado a bajar antes de la subida del IVA..." No, disculpe; Montoro dice (minuto 23:39 del primer audio de http://cadenaser.com/programa/2013/10/08/hoy_por_hoy/1381189823_850215.html ) que si se ven las estadísticas de los últimos 10 años (anteriores al 8 de octubre del 13) no se obtiene ninguna correlación entre subida del IVA y asistencia de espectadores, lo cual es, simplemente verdad por haberse decidido la subida en julio del 12; además, según dice, resulta que bajan menos los espectadores que otros años.
    Por cierto, desafortunada frase, la última: "... el gobierno ruso ha propuesto reducir la cuota de cine extranjero a un 50% con una clara víctima, Hollywood." No sé, al menos serán dos las víctimas.
    El remate, "... es que menospreciar la calidad del sector y la sensibilidad del bolsillo español a subidas de precios no es una buena manera de empezar.", de traca. Se le ha olvidado poner los enlaces a las disculpas de Montoro, que por cierto sólo indicaba una obviedad, la calidad también influye. Y lo del menosprecio a la sensibilidad del bolsillo a subidas, sólo está en su imaginación o la del periodista al que, ilusamente, ha creído al hacer su descalificable descalificación personal.
    Un cordial saludo.

    • Estimado Sr Vellana,
      No creo que nos hayamos entendido. Mi articulo de hecho dice que hay a priori justificacion empirica para ambas afirmaciones del Sr Montoro (y asi lo explico). Lo que sucede es que mirar correlaciones no es suficiente, y sacar conclusiones de ellas es aun menos procedente.
      De hecho en mi ultimo parrafo lo digo claro, la situacion del pais quizas lo exige y politicamente no hay otra salida. Escudarse en la elasticidad de la demanda y la falta de calidad no vale. En mi opinion, tirar la piedra y esconder la mano mediante disculpas no son maneras. Si a Usted las disculpas le valen, tenemos gustos distintos.
      En todo caso, le agradezco el tiempo que ha dedicado a leer la entrada y subrayar las partes donde deberia haber sido mas claro.

      • Yo creo que nos hemos entendido perfectamente. Pone en boca de Montoro cosas que no ha dicho; en ningún momento ha dicho que la subida del IVA de un producto no afecta a su consumo. En ningún momento ha hablado de la calidad del cine español, sólo dice una obviedad, que afecta al número de espectadores. Si no le valen las disculpas me parece perfecto, pero vaya más allá de su sectarismo y dé una visión completa de la película, que a lo mejor a alguien sí le valen.
        En definitiva, un ataque frontal a deshoras a Montoro (el pimpampum del gobierno para determinados sectores afectados), para no concluir nada.
        Un saludo.

    • Sus argumentos no sólo son impecables, sino también profundos y brillantes. Yo, siguiéndolos he decidido:
      Tras años sin ver cine americano he alquilado Resacón en Las Vegas 3 y esta vez será decenios los que espere.
      Tras años sin leer novelas británicas he leído 50 sombras de Grey y esta vez serán decenios los que espere.

        • Sólo pretendía subrayar la "lógica impecable" de su argumento, a saber: "como no me ha gustado 8 apellidos vascos no volveré a ver cine español en decenios", como si el cine español fuese una categoría en sí mismo. Hay cine español bueno, malo y regular; novelas británicas buenas, malas y regulares; y cine americano muy bueno, muy malo y regular.
          Y sí, estoy muy necesitad@: de buenas películas, de buenas novelas, de buena música... incluso de polemistas inteligentes.

          • Estimado Ignacio,
            Gracias por el calificativo ... ni soy polemista ni soy inteligente ... subrayar que la demanda de cine responde a subidas de precios y que la calidad no unicamente se mide mediante la recaudacion en taquilla son obviedades. No voy mas alla.

            • Este hilo de conversación es una cordial polémica particular con Vellana, sobre uno de sus argumentos. Cualquier interpretación que le haya dado en relación con el texto de su post es un malentendido, puesto que no me estaba refiriendo ni a usted ni a su texto.
              Si la respuesta era más mordaz de lo aconsejable era en respuesta al no menos sarcástico comentario de Vellana inmediatamente anterior.
              Un saludo y gracias, en todo caso, por molestarse en contestar, así como por introducir temas novedosos en el blog.

  • Me he quedado de piedra... Poner un grafico, citar unos numero y usar la palabra "inelastica" no hace esta analisis objetivo y riguroso. Mitad del post se usa para decir que los precios del cine son inelasticos, cuando claramente nadie ha sugerido tal cosa. Lo interesante seria saber que porcentaje de la caida del sector se debe de verdad a la subida del IVA, y que porcentaje se debe al declive de la industria.

    Principalmente me cuesta entender porque la entrada de cine tiene que estar quasi-exenta de impuestos (cuando las salas de cine se bemefician por igual o mas de los servicios ofrecidos por el estado). Mientras otros metodos de consumo como el DVD o Streaming no lo estan. Habria que explicar de manera muy precisa porque los "cines" como medio de consumo tiene externalidades. Porque simplemente decir que no le ayuda la subida del IVA a la industria del cine, no es un argumento, ya que se puede usar para justificar una reduccion del IVA a Blockbuster, los pagers y las arcades.

    La industria cinematrografica ha estado siempre repleta de beneficios fiscales. Ayudas a fondo perdido, exenciones fiscales por rodar en ciertas zonas, y subvenciones en el precio de taquilla (el IVA reducido no es mas que una subvencion sobre el precio real). Un debate serio sobre sus externalidades, y cuanto ayudan las subvenciones a impulsarlas en vez de inflar bolsillos de miembros del sector es la unica manera de comentar este tema con seriedad.

    • Estimado Pau,
      No se cuantas veces tengo que escribir la palabra correlacion en una entrada para dejar claro que las afirmaciones son qualitativas. Obviamente, con mejores datos y variacion exogena uno podria hacer muchisimo mejor que esto ... aunque no en un post de 1000 palabras.
      Mi analisis no entra en la politica economica de que sectores deberian recibir subsidios, si mas bien dado el status quo, decir que subiendo los precios no van a afectar las ventas de entrada es en mi opinion (y basandome en evidencia anecdotica) un error.
      De acuerdo contigo en todo lo demas y las posibles vias de debate futuro.

  • la política española de apoyo al cine se presta a análisis desde distintas perspectivas. Podríamos ver quién se ha beneficiado de las ayudas (comprobaríamos que hay una sorprendente concentración); podríamos dilucidar si ha ayudado más a la expresión cultural española o a la expresión cultural argentina [véase el apoyo a decenas de películas esencialmente argentinas, desde "relatos salvajes" para atrás]; o valorar si ha contribuido al deseable mantenimiento de la producción cinematográfica en lengua española no castellana, como indica Ricard Gil (muy dudoso)

    O se podría directamente ir a un análisis coste-beneficio: valorar los fallos de mercado que ha cubierto (películas de calidad o que contribuyen al acervo cultural de las españas, que han salido al mercado y no lo habrían hecho sin subvenciones -¿cuántas pueden ser? diez, veinte-) y compararlo con los bodrios que ha contribuido a lanzar al mercado (utilidad social probablemente negativa) y las distorsiones generadas por los impuestos necesarios para financiar esa política.

    Con esta cantidad de enfoques interesantes (algunos encajables en 1000 palabras), centrarse en unas afirmaciones del ministro claramente "políticas" para justificar una subida del IVA probablemente necesaria y en todo caso impuesta por Bruselas no parece muy útil la verdad

  • LiMA... por lo menos "Relatos Salvajes" es un peliculón (que sean todos así aunque sean argentinos!!!)

    • totalmente de acuerdo, aunque un poco desigual según relatos (el del coche es espectacular)

      en todo caso
      - ¿una película con Darín, Sbaraglia etc no habría sido viable en condiciones puras de mercado?
      - ¿los Almodóvar necesitan dinero público para sacar adelante una película?
      - el productor es un mero inversor y el hecho de que sea español no aporta absolutamente nada al "acervo cultural español" (salvo que entendamos que todo lo latinoamericano aporta). Estas son películas 100% argentinas (rodadas allí, ambiente normalmente porteño, personajes casi exclusivamente argentinos etc) que se hacen sabiendo que gustan tb en España. Como montaje empresarial está muy bien. Como contribución a la cultura española, cero.

      si el cine argentino necesita ser subvencionado, que lo subvencionen los argentinos

  • Una de las caracteristicas que hacen de nada es gratis un blog de referencia es la solidez de sus articulos. No es el caso de este articulo.
    Por ello, un carignoso toque de atencion a los editores.

  • El artículo es sin duda interesante. Pero como gran cinéfilo y también como interesado en el tema creo que faltan temas capitales:
    a) La picaresca de España. Muchas películas no se estrenan o se estrenan en salas vacías en las que el productor compra todas las entradas para cumplir con los criterios de subvención. Del otro lado los presupuestos están inflados para cobrar mayor subsidio. Como la piel no está en juego se produce cualquier cosa y eso explica la baja calidad de nuestra industria, que ahora empieza brillar, pero justo cuando hacemos menos, resulta que hacemos mejor
    b) España sí podría acogerse a "la excepción cultural". Podríamos poner coto a las películas norteamericanas creo yo de la misma forma que lo hacen los franceses. Los franceses consiguieron tal proeza en sus negociaciones con el GATT y supongo con la UE sería parecido.
    c) La correlación entre presupuesto y taquilla... me gustaría echarle un ojo a esa R2. De cualquier forma lo que realmente mueve la taquilla es la inversión en publicidad. Y esta tiende a correlar con el presupuesto original de la película. Soderbergh lo comparte en un discurso genial (http://deadline.com/2013/04/steven-soderbergh-state-of-cinema-address-486368/)

  • Calidad, Gusto, Cultura y Estado son entes diferentes que no deben interrelacionarse. Creo que el Estado (Montoro) no debe establecer incentivos utilizando como criterios cosas tan etéreas y subjetivas, porque eso nos lleva indistintamente al Gugenheim (¿bonito?) y al busto de Fabra en Castellón (¿feo?), o a preguntarnos por qué se debe subvencionar "El Sur", pero no Torrente. O por qué subvencionar las salas y no el dvd.
    Becker y Stigler aportan unas reflexiones interesantes en De gustibus non est disputandum sobre gustos, comportamiento del consumidor y funciones de preferencia. Y definen como música "buena" a aquella que le gusta a la gente educada, ya pueda ser de Barón Rojo o de Takemitsu

  • El autor afirma que deberíamos estar todos de acuerdo en los puntos generales (1) (2) y (3). No entiendo por qué está tan claro que el dinero público deba

    "[...] financiar (1) proyectos de calidad con potencial económico"

    ¿Por qué un proyecto de calidad con potencial económico debe obtener financiación pública, en lugar de buscar financiación en otra parte?¿Por qué no van a ser capaces de encontrar otro tipo de financiación que no sea estatal los impulsores de un proyecto que promete ser rentable?

    • Estimado Jaime,
      Pueden darse ocasiones donde el mercado de la iniciativa privada falla y el gobierno entra. Cuando y por que? No lo se ... pero si, tienes razon que el gobierno no deberia "crowd-out" private investment. No se yo si en nuestro pais, la iniciativa privada fluye como los chorros del oro a la hora del financiamento de la cultura.
      Ricard

  • En realidad el cine, como la mayoría de las mal autodenominadas "industrias culturales" pero que son industrias del entretenimiento, son uno de esos sectores donde los beneficios son propios y las pérdidas son de los demás. Son los mismos que se han puesto de uñas porque les subieron el IVA, pero que durante años no han tenido demasiado problema en repercutir el 10% de SGAE a sus clientes, que eso no impide el acceso a la cultura ni encarece el producto. Son unos señores que son mercado para querer cobrar hasta 70 años después de muertos, mientras son Estado para recibir subvenciones. Hasta el punto de que un Almodóvar o un Amenábar pueden recibir más dinero que nadie, cuando no lo necesitan. Y esto último no lo he dicho yo, lo ha dicho un conocido director español. El problema es que ante ellos se eleva la figura troll de Montoro que pudiendo ser demoledor en la respuesta, tuvo a bien hacer la gracieta quedando como un mentecato insensible. Con lo que como al final el tema de la calidad de una obra cultural, sea escénica o plástica, es casi siempre discutible, igual deberíamos pensar en que esto de favorecer disciplinas "por que sí" no es lo más adecuado. Porque si no acabamos privilegiando Torrente 5 frente al panadero de la esquina.

  • Cuando el 28 por ciento de las películas no llegan a estrenarse y otro porcentaje importante de ellas apenas tienen unos centenares de espectadores no puede decirse que la calidad sea muy alta o, al menos, que las ayudas públicas se seleccionen adecuadamente.
    Esta rueda de prensa del director Tinieblas González puede resultar interesante al respecto.
    https://www.youtube.com/watch?v=0G4YVZfvPWk

  • Creo que si tiene que haber financiación pública, el único argumento-dejando de lado el siempre controvertido asunto de la "calidad"-sería el de la "industria naciente". Financiar a gente como Santiago Segura o Almodovar no tiene sentido, pues, dado que son muy taquilleros, pueden encontrar financiación privada sin problemas.
    Además, como señala acertadamente Ignacio de Ramón, financiar en función del"taquillaje" lleva a prácticas corruptas.
    Finalmente se hecha de menos sugerencias sobre el origen de los fondos, que en muchos países no vienen de los presupuestos generales del Estado sino de otras fuentes(Ej. el Reino Unido emplea fondos provenientes de la Loteria ).
    Saludos.

  • Muy bueno el articulo Ricard.
    Hay una cuestion fundamental en cuanto a los artistas jovenes que deberia ser uno de los pilares principales de la politica publica, y es la falta de acceso a financiacion de los artitas jovenes con mas talento.
    En el mundo de Montoro, no existen restricciones de liquidez, asi que los artistas talentosos encontraran financiacion, haran peliculas buenas y se forraran.
    En el mundo real, cuesta mucho tiempo y años adquirir prestigio suficiente para que alguien (una productora?) financie una pelicula cara.
    Una parte fundamental del gobierno son las becas y premios para "descubrir y señalizar" el talento. Esto es un bien publico, ya que una vez descubierto el talento sera su dueño el que reciba las rentas, pero las becas y concursos se pagan antes de saber quien las gana.

    En resumen, no creo que Montoro piense que no hay correlacion positiva entre presupuesto y recaudacion, es solo que piensa que los mercados financieros en España son perfectos...

    Otra razon por la que mucha gente se alegro de las reducciones a las subvenciones es que parecia un nido de amiguismo, sobre todo con el PSOE y los nacionalistas, en los que se producia todo tipo de basura con tal de que se ajustara a cierta ideologia. Una vez que el PP entra al gobierno la solucion no es cortar los fondos, sino hacer el sistema de asignacion mas eficiente y transparente.

  • Pues yo en ninguna circunstancia voy a apoyar que el dinero de mis impuestos se dedique a hacer películas y no a cosas más importantes. Y si no hay nada mejor en lo que gastarlo ya me lo quedo yo, thank you very much.

  • Datos de asistencia a los cines en millones de espectadores (Periodo septiembre - diciembre para cada año) (Fuente Ministerio de Cultura, basta con tirar un rato de calculadora)
    2007 39,49
    2008 37,21
    2009 39,6
    2010 30,7
    2011 31,7
    2012 33,7
    Es decir, que según su post, la subida del IVA "mata" al cine y ahora resulta que en el periodo en comparativa interanual que sube el IVA (año 2012) aumenta la asistencia a las salas en 2 millones de espectadores. ¿Tendrá algo que ver las preferencias del espectador por las películas de cartelera? O serán imaginaciones mías? Es el IVA un factor determinante para la elección de película o es accesorio?

    Aparte, hay un dato bastante interesante que pasa de puntillas y que se comprueba con los datos de asistencia al cine por películas. El 80% de los espectadores ven un 7% de las películas proyectadas y el 20% restante el 93% del resto de la producción

    Por último, el cine español no lo ve ni cristo con honrosas excepciones de cartelera (no correlacionadas con calidad ojo) Como los Torrentes, 8 apellidos vascos (con un marketing previo brutal por parte de TV y coproducción) o Lo imposible.

    Vender que el cine es cultura, pues si, claro que lo es, pero oiga es una cultura para un círculo muy minoritario para que le paguemos tanto ¿no cree?

  • Ricard,

    Estoy de acuerdo con que la demanda de cine es elástica, aunque como tú dices la evidencia que nuestras es mínima y solo muestras correlaciones, y no casualidad. De todas maneras para reforzar tu punto deberías de haber puesto un gráfico con las asistencia al cine desde hace mucho años.

    Sin embargo, el tema de la calidad es totalmente diferente. No es de extrañar que nadie este de acuerdo contigo en como se mide la calidad. Estás intentando medir las preferencias de las personas y darle más valor a unas que otras. Por ejemplo, a mí me gustan los BSB y estoy seguro que de casi nadie diría que eso es música de calidad y mucho menos dispuesto a subvencionarlo.

    También le veo problemas a tu afirmación sobre que función el gobierno debería maximizar "(1) proyectos de calidad con potencial económico, (2) proyectos sin potencial económico pero que enriquecen nuestra cultura". (1) otra vez el tema de la calidad (2) que es la cultura? es el torero cultura? lo es el mus?. Además existe otro problema, es más importante subvencionar la cultura/cine que no invertir ese dinero es otra cosa?.

    Reconozco que estoy totalmente en contra de las subvenciones al cine/cultura y entiendo que tu eres favorable a las mismas en base, pienso, a la posibilidad de externalidades positivas. Sin embargo, una mejor justificación de las subvenciones sería al estilo de estudios como los efectos de la TV , de por ejemplo, Jesse Shapiro http://faculty.chicagobooth.edu/jesse.shapiro/research/tv.pdf, Emily Oster http://faculty.chicagobooth.edu/emily.oster/papers/tvwomen.pdf o este de Melissa Kearney Phillip Levine donde muestra

  • que el programa de la MTV "16 and pregnant" reduce la presencia de teem pregnancy http://www.nber.org/papers/w19795. No hay social planner que podría prever que la manera de reducir los embarzos en adolescentes es a través de un programa. No persona no suficientemente lista como ver esto, ni Von Neumann ni Kevin Murphy.

    Por último, no crees que es una aberración que un 30% de la películas que se subvencionan no lleguen ni a estrenarse. De todas, creo que dado ciertas externalidades positivas y suponiendo que queramos subvencionar el cine, porque no subvencionamos la demanda en lugar de la oferta (y más teniendo en cuenta la elasticidad de la demanda). Porque no le damos a cada español un bono, que sea transferible, para ganar en cine que se la parte propocional de las subvenciones que le damos al cine. Queremos subvencionar el cine, vale, pero dejemos que la gente eliga qye es el cine de calidad y que quiere ir a ver, y no sea el estado y los burocratas quienes decidan por nosotros.

  • Hola Varjak,
    Me hubiera gustado poner un poco de evidencia empirica en cuanto a la elasticidad de la demanda ... pero los datos que existen no ayudan mucho. Otros como Victor Fernandez-Blanco de la Universidad de Oviedo han escrito sobre el tema utilizando datos agregados.
    El tema de la calidad es como usted dice un tema complicado, que incluso con una generalizacion como la mia, no deja satisfecho a nadie.
    Por eso digo, que hablar de calidad y demanda inelastica no procede como justificacion.
    Por cierto, yo no se si estoy de acuerdo con las subvenciones o su actual cuantia, pero creo que en futuras entradas me aclarare mas las ideas.
    Ricard

    • Sr Vellana,
      Efectivamente: con precios mas altos (nada sobre total de entradas vendidas) y CUATRO peliculas que funcionan, se bate un record de RECAUDACION. De ahi a decir que una industria esta en buenas condiciones ... un trecho.

  • De todas formas no entiendo el argumento: demos por demostrado que la subida de IVA del cine reduce la demanda.

    En esa misma línea, no resulta descabellado, suponer que lo mismo sucede con la subida de IVA de las flores, con la de las peluquerías o con la de los gimnasios. Y no hace falta una gran imaginación (en realidad basta con tener intereses en el sector) para glosar los beneficios nacionales que se derivan de le mejor salud general de la población (gimnasios), del desarrollo del cultivo floral en países cálidos o de la necesidad de potenciar sectores intensivos en mano de obra (peluquerías).

    No puedo evitar que reflexiones como la de esta entrada me recuerden al Bastiat de What is seen and what is not seen: lo que se ve (ya se encargan los muy mediáticamente expuestos afectados de ello) son los posibles prejuicios al cine español, lo que no se ve es que cualquier reducción de impuestos en un sector concreto debe cubrirse con subidas en otro o con reducción de presupuestos.

    Dotar a cualquiera con la capacidad de elevarse sobre los demás y decidir que es lo más conveniente para sus congéneres es una muy peligrosa vía.

Los comentarios están cerrados.