¿Por qué hay que repostar los lunes?

de Pol Antràs, J. Ignacio Conde-Ruiz y Manu García

(@Pol_Antras y @Conderuiz)

Estimado lector, si está leyendo esta entrada hoy lunes, por favor abandone su ordenador inmediatamente y diríjase a la estación de servicio más próxima a llenar el depósito de su coche. Esta es la conclusión que se desprende de un simple análisis de la variación intrasemanal en el precio de venta de los carburantes en España. Como muestra el Gráfico 1, en los últimos seis años, los precios de venta del gasóleo A (o diésel) y la gasolina Euro Super 95 han sido significativamente más bajos los lunes que los otros días de la semana. Los precios parecen empezar la semana en niveles relativamente bajos, luego escalan hasta llegar a su máximo los viernes, para posteriormente retroceder paulatinamente hasta el domingo en que acaban la semana a un nivel similar al miércoles. El precio del resto de los carburantes presenta un ciclo semanal muy parecido. Estas diferencias intrasemanales no son cuantitativamente enormes, pero sí son estadísticamente significativas (el efecto negativo del lunes tiene un estadístico t superior a 8).

¿Por qué es el precio de los lunes sistemáticamente el más bajo de la semana? Un análisis de oferta y demanda sugiere una simple respuesta: la gente tiende a repostar a finales de semana en previsión de desplazamientos durante el fin de semana y por tanto la demanda es particularmente elevada los viernes y particularmente baja los lunes. El problema de esta explicación es que es inconsistente con los datos de otros países, donde uno esperaría que las mismas fuerzas operasen. Sin ir más lejos, un estudio con datos de Noruega recomendaba a los noruegos que no repostasen los lunes por la tarde (“Don’t fill your tank on Monday afternoon”) porque era entonces cuando se tendía a alcanzar el máximo precio semanal.

Incluso sin fluctuaciones en demanda, el economista irlandés (de madre española) Francis Edgeworth (1845-1926) argumentó que en industrias sumamente competitivas pero con restricciones de capacidad, uno podría observar ciclos en precios debido a intensas guerras de precios entre productores. Intuitivamente, los vendedores bajarían paulatinamente sus precios para captar cuota de mercado hasta que llegado un precio mínimo insostenible, un vendedor decidiese subir el precio discontinuamente. La explicación es elegante pero de escasa relevancia para el caso español. En primer lugar, porque la industria petrolera no es ni mucho menos “sumamente competitiva”: los tres principales operadores nacionales (Repsol, Cepsa y BP) controlan el 80% de la distribución de combustible. En segundo lugar, porque los ciclos que observamos en los datos son inconsistentes con la teoría de Edgeworth (no observamos bajadas graduales seguidas de saltos discontinuos hacia arriba y la teoría tampoco explica por qué el mínimo semanal ocurre precisamente los lunes).

El pasado miércoles día 12 El Periódico de Catalunya se hacía eco de este “efecto lunes” y sugería una explicación alternativa del fenómeno. Según una Orden del Ministerio de Industria de 2007, las petroleras españolas deben enviar a la Unión Europea con periodicidad semanal el precio de los distintos carburantes correspondiente al primer día laborable de cada semana, es decir (salvo excepciones) el precio de los lunes. Estos son precisamente los datos subyacentes a la base de datos del Oil Bulletin que usamos en nuestro post anterior. Así pues, una posible explicación del “efecto lunes” es que las petroleras decidan ofrecer a los consumidores precios más bajos los lunes porque éstos son precisamente los precios que acaban viendo la luz pública en las estadísticas de la Unión Europea.

¿Pero por qué se empeñan las petroleras españolas en reducir ingresos los lunes para así poder publicar precios inferiores a sus precios medios semanales? Una posible explicación es que las petroleras españolas quieran disimular el hecho de que sus márgenes son sensiblemente mayores a los de la media europea. Con el “efecto lunes”, los precios netos de impuestos que aparecen en las estadísticas oficiales se separan lo menos posible de la media europea. Obviamente, esta operación de maquillaje requiere que el mercado de carburantes sea poco competitivo y que las petroleras actúen de forma coordinada ya que en condiciones normales de competencia y sin mediar coordinación alguna, ninguna empresa tendría incentivos a llevar a cabo unilateralmente y “por el bien de la industria” una reducción de precios los lunes.

Esta explicación del “efecto lunes” puede parecer rocambolesca y es obviamente imposible de probar con total certidumbre. Sin embargo, uno esperaría que si dicha hipótesis es válida, el “efecto lunes” se debería intensificar en períodos en que las petroleras sienten mayor presión (por parte de las instituciones) para reducir sus márgenes. Desde hace varios años, la CNE supervisaba el sector y publicaba mensualmente informes en los que mostraba evidencia de que el precio en España de los carburantes antes de impuestos era mayor que en el resto de Europa. Estos informes pasaron medianamente inadvertidos hasta que en Julio de este año, la Comisión Nacional de Competencia publicó el “Informe de seguimiento del mercado de distribución de carburantes de automoción en España” donde ponía de manifiesto la falta de competencia en el sector y el hecho que los precios antes de impuestos y los márgenes de las petroleras en España se situaban entre los más altos de la Unión Europea. Esta publicación tuvo un gran impacto mediático, llegando incluso a conseguir que la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), la Asociación empresarial que agrupa a las principales Compañías petroleras que operan en el sector, encargara una respuesta a la consultora The Boston Consulting Group a dicho informe.

Y la pregunta ahora es ¿Ha cambiado mucho el efecto lunes desde este “intercambio de opiniones” entre las petroleras y las instituciones supervisoras? Los datos de nuevo hablan por sí solos. Como se puede ver en el Gráfico 2 donde separamos el “efecto lunes” antes y después de la publicación del informe de la CNC, el efecto lunes es entre tres y cuatro veces mayor desde Julio de este año. Más concretamente, las desviaciones respecto a la media han pasado de -0,18% a -0,79% en el caso del gasóleo A (diésel) y de -0,20% a -0,64% en el caso de la Euro Super 95. Se trata de diferencias estadísticamente muy significativas (con un estadístico t superior a 5.5 en el caso del gasóleo A y uno superior a 4 en el caso de la gasolina Euro Super 95).

En resumen, con lo visto en este post y en el anterior donde analizábamos la misteriosa caída de la inflación en noviembre, creemos que existen señales evidentes que indican una falta alarmante de competencia en este sector. El hecho que las acciones coordinadas de las petroleras hayan podido modificar los datos de inflación de noviembre o maquillar los precios que se reportan a los organismos internacionales no dejaría de ser anecdótico si no fuera porque es reflejo de unos de los problemas estructurales más graves de nuestra economía, como es la falta de competencia sectorial. La colusión conlleva que los ciudadanos y las empresas tengan que pagar precios más altos por los servicios y bienes que consumen, afectando al bienestar y a la competitividad de nuestra economía. Los costes para la sociedad son evidentes. Un céntimo de ahorro en el precio por litro de los carburantes (considerando sólo el consumo en Diesel y Gasolina 95) hubiera supuesto un ahorro para los hogares de 333 millones de euros en 2011. Y en términos más cotidianos, si en la última semana de noviembre (último dato disponible) hubiéramos llenado un depósito de 60 litros el lunes en lugar del jueves nos hubiéramos ahorrado 2,28 euros con un coche Diesel o 1,38 euros con un coche de Gasolina Euro Super 95. Es decir un 3,8% y 2,3% respectivamente de ahorro en cada caso.

Dada la precaria situación económica de muchos hogares en España, el Gobierno debería actuar ahora más que nunca y promover, de una vez por todas, una regulación y unos organismos reguladores que garanticen una mayor competencia sectorial en nuestra economía.

Update: la fuente utilizada son las estadísticas de la Comisión Nacional de la Energía sobre carburantes y los datos del Oil Bulletin de la UE

Hay 26 comentarios
  • buen día.
    desde mi más completa ignorancia, no sé si alguien puede explicarme cómo funciona el "mercado" de las gasolineras: las estaciones de servicio no son empresas independientes que compran libremente el combustible a las petroleras?. si es así, qué poder de negociación tienen las gasolineras?. y si no es así, por qué no hay más gasolineras "independientes" que puedan competir?. pueden haber barreras?
    Gracias

    • En general las estaciones de servicio abanderadas por operadores tienen contratos de suministro en exclusiva con estos últimos. Duración máxima de cinco años y dependiendo de su naturaleza jurídica pueden tener capacidad para fijar el precio de venta final. Una estación operada bajo un régimen DoDo (dealer owned dealer operated) puede establecer el precio que desee. En estas estaciones el empresario asume el riesgo de las variaciones de la materia prima y se limita a negociar un precio mayorista con la petrolera aunque recibe precios recomendados. En muchas otras la estación de servicio opera bajo el régimen de agencia por cuenta ajena (el producto es de la operadora). La operadora fija el precio de venta que opera como un precio máximo. La estación puede descontar ese precio con cargo a su comisión. Luego hay descuentos de toa la red (por ejemplo descuentos a clientes profesionales o por fidelización) y descuentos de la propia estación de servicio. Las no abanderadas se suministran de cualquier operador y por supuesto no asumen los mismos costes (imagen, marca, servicios etc.) que demandas los operadores.

  • "El gobierno debe promover una regulacion que garantize la competencia"

    salvo que el gobierno este compinchado con las petroleras para que el dato de noviembre saliera como el queria para justificar que las pensiones no suban mas del 1%....
    en una palabra: esperpentico

  • Muy interesante análisis.

    Tan solo dos comentarios basados en la teoría económica:

    1. Se suele decir, y lo dice este mismo post, que el hecho de que en España los precios antes de impuestos de los carburantes sean más altos que la media de la UE significa que hay poca competencia. No dudo de que haya poca competencia, pero yo diría que puede haber al menos otra causa para esos altos precios antes de impuestos: que los impuestos sobre carburantes son los más bajos de Europa. Si subiésemos los impuestos sobre carburantes, seguro que esos precios antes de impuestos acabarían bajando. Quizá poco, porque la elasticidad-precio de la demanda es baja en los carburantes, pero lo más probable es que al menos una pequeña parte de una subida impositiva la tuvieran que soportar los vendedores, y nos acercásemos así a la UE, tanto en nivel impositivo como en precios antes de impuestos.

    2. También se suele decir que la similitud de precios entre gasolineras refleja la escasez de competencia. Yo diría que la igualdad de precios no refleja en sí misma el exceso de competencia, y podría reflejar incluso lo contrario: la competencia perfecta sobre un producto uniforme. Precisamente en los mercados muy competitivos, los precios son necesariamente parecidos.

    No digo con todo esto que este sea un mercado competitivo, porque hay pruebas evidentes de que no lo es. Pero creo que los economistas tenemos que tener cuidado en cómo utilizamos los argumentos, porque a veces acabamos contradiciendo la teoría económica básica.

  • Muy interesante, muchas gracias por el post.

    Si la serie de datos es larga, podría intentar analizarse si el efecto lunes existía antes de que entrase en vigor la Orden de 2007.

  • ¿Va a se esta un ejemplo de teoría que no sobrevive a su publicación? Con la publicidad que estáis dando a este hecho en prensa, twitter y ahora aquí, si os hacemos caso y repostamos en lunes podremos pasar a que sea el peor día. Yo me pasaré esta tarde a llenar el depósito. En este caso, y al contrario que en la mayoría de las entradas, deseo que nadie os haya hecho caso 😉

  • No me sorprende nada, pero nada, de lo que he leído.

    No viene del todo al caso, y poco puede hacerse al respecto. En Alemania suelen decir, cuando un coche sale malo, y medio en broma medio en serio, que "es un coche de los lunes". Es decir, que los lunes se fabrica peor.

    La frecuencia semanal y los efectos estacionales asociados es poco utilizada(s) y quizás deparen sorpresas interesantes en muchos ámbitos. Casi siempre asociadas a algún elemento regulatorio.

  • "Un centimo supondria 333 millones de ahorro para los hogares espanoles",vamos, que poniendo rectas a las petroleras podriamos ahorrarnos varias veces el ajuste de las pensiones de este ano (que no digo que no se tenga que hacer igualmente). Y claro, rascar todo es empezar. Por que te puedes poner a hacer numeros en el sector de la electricidad, en el de las telecomunicaciones, en el de la distribucion mayorista,... y pueden empezar a salir numeros de una largueza considerable, casi tan largos como la desverguenza del Gobierno. Por que claro, no hay alternativas pero cuandos puntos del deficit nos estariamos ahorrando con un mercado competitivo en este y otros sectores? (proximo post?). Y esto es lo que hay, antes pongo tasas judiciales que garantizar la libre concurrencia en sectores clave de la economia. Y lo que se te va por el desague no es el deficit, que va!, lo que te estas cargando es el Estado de Derecho y la legitimidad de los poderes publicos.

  • A mi todo este tema me trae a la cabeza... " Los intocables"

    En ocasiones los economistas nos esforzamos por esgrimir argumentos o dar explicaciones sobre temas que son absurdos por evidentes, y no hacemos otra cosa con esto que justificar al ladrón.
    Déjenme que yo también escriba un blog sobre el asunto, seré muy breve...

    Monopolio, abuso de mercado, pacto de precios... todo un decágolo de como saltarse las leyes porque yo lo valgo.

    Ayer viendo a Garzón en la tele... decía este señor que había sido una víctima, que el había sido el único condenado en la trama Gurtel, vaya aberración. Quizá no estaría mal recordarle que prevaricó y se demostró con pruebas feacientes. Comentaba esto porque aquí se trata de negar siempre la mayor, por encima de todo, y en el caso de las petroleras, ni eso, están por encima del bien y del mal, como tantos otros...

    " Las cárceles son para los pobres"

  • Gracias por el consejo. He aquí un ejemplo de por qué los efectos de la regulación pueden ser positivos.

  • Vaya, pues va a ser que el Follonero tenía razón :). Lo explicó tan clarito que parecía mentira

    • cuando te pillan negar la mayor y si no, ni siquiera contestar, esto se llama dilatar, hasta que el otro se canse porque yo soy mas fuerte.... es a lo que me referia

      lo de las petroleras es el mayor atraco del mundo, peor que los bancos, ese es el unico titulo sobre este tema, LADRONES¡¡¡

      PD claro que el follonero tenia razón, pero no puede hablar mas de la cuenta, el juez jugo a ser dios, como las petroleras, pero claro...

      • aquí hay muchos que juegan a ser Dios, jueces, petroleras y también directores de periódicos que inventan conspiraciones pasan las elecciones de turno y como si nada, menudo país!! mas folloneros necesitamos...

  • Buenas tardes.
    Está claro que el caso de España es muy especial. La ausencia de competencia hace por la simple ley de oferta-demanda, la petroleras decidan el precio a su antojo. Es por ello que debemos promover una regularización rápida del sector petrolífero, que proporcione ventaja al consumidor.
    Respecto al echo de que disminuyan los precios los lunes, me inclinaría más por la alternativa de la imagen. Tratan de hacernos creer que no hay tanta diferencia respecto a los precios en paises de la zona Euro

  • en efecto, yo llevo casi dos años repostando los lunes, todos los días paso por una gasolinera y me fijaba en que el precio iba subiendo según transcurría la semana, para bajar el lunes de nuevo, pero no tenía ni idea de por qué. Enhorabuena por el blog, un saludo.

  • Esta observación no es propia únicamente del mercado español. Esto es lo que dice el Bundeskartellam (Fuel sector enquiry 2011) respecto al mercado alemán: It is also noticeable that the high price level on Fridays continues until Saturday afternoons. Only then do prices begin to fall, resulting in a lower price level on Sundays and Mondays. Prices can then be seen to rise by the latest on Tuesday mornings. Whilst prices can be seen to fall from Tuesdays to Thursdays, at least in the evenings, this pattern does not continue on Friday evenings.

    De hecho hay países con regulaciones específicas de ciclos de precio (Australia y otros) con resultados dudosos. Por ejemplo obligar a las petroleras a anunciar precios con antelación y mantenerlos durante un periodo. Por lo demás las cifras del Oil Bulletin no son representativas y se nos olvida que en España hemos optado, creo que erróneamente, por completa transparencia en precios de surtidor (ver base de datos que gestiona el Ministerio de Industria). Es un error permitir a las estaciones de servicio acceder en tiempo real a la información de precio de sus competidores. En fin no creo que esto pruebe colusión, más bien es el resultado normal de un mercado de producto homogéneo y con transparencia en precios (para consumidores residenciales sobre todo). Saludos

    • Si con transparencia te refieres a la del cristal que hay en los carteles anunciadores, supongo que sí que hay transparencia de la formación de precios. Si es erróneo que los vendedores conozcan "en tiempo real" los precios, ¿dónde queda el supuesto de información perfecta? Claro que para que esa información en tiempo real tuviese el efecto deseado tendría que haber ofertas competitivas de algún operador que obligasen a variar los precios al resto en la misma dirección (si eso fuera posible). Si eso no se produce, a lo mejor es que la igualdad de precios es previa a la puja.
      Si anda como un pato, tiene el aspecto de un pato y dice "cua", NO es un aguila.

  • Vuelo a insistir en mi argumento, con todo el respeto del mundo, lo único importante que se ha dicho aquí hasta ahora es que es mejor repostar los lunes. El resto, pan para para los pobres.

    Siento si ofendo a alguien, pero como decía, todo este tema es absurdo por evidente. Se trata de una de las mayores estafas a nivel mundial en la que están metida la gente más poderosa del planeta.

  • En resumen, lo que nos dice "la evidencia" es lo que nos imáginabamos y ya sacábamos con "la cuenta de la vieja": nos pegan el palo como a tontos (tantos)

  • No tiene sentido privatizar monopolios naturales como el de la energía, sí privados son más rentables, pero solo lo son para los propietarios. La energía debería nacionalizarse y acabar con el callejón en que la han metido tanto interés privado en la toma de decisiones.

  • Muy buen artículo y muy buena explicación.

    Llevo trabajando un año con datos (en este caso de gasóleo B) para el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y llevábamos observando este patrón desde hace varios meses y con este post y el de "La misteriosa caída de la inflación en noviembre" nos ha ayudado mucho.

    Un saludo!

  • Lo que esos gráficos demuestran es que a mayor presión, más engañan, pero compensan las mayores bajadas los lunes con el resto de la semana.

    Eso sugeriría que sigue funcionando la competencia entre las petroleras exactamente igual de bien o mal que antes que la mayor presión o "vigilancia"

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad