No es ideología, es ignorancia (III)

nadaesgratis“Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los políticos, por hacer lo posible imposible”
(Bertrand Arthur William Russell)

El verano transcurre sin novedades importantes por lo que respecta al desarrollo de la crisis económica y con el Gobierno, en estado de hibernación, sin mostrar ninguna disposición a llevar a cabo un verdadero programa de recuperación económica. Hasta la fecha, lo que más ha agitado el debate económico en España ha sido la propuesta del FMI de apoyar la salida de la crisis en un pacto social que facilite una rebaja salarial del 10% en un periodo de dos años (que apareció aquí y que fue posteriormente avalada por Olli Rehn, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, aquí). Desde principios de agosto, en los medios de comunicación y en la blogsfera, han proliferado los artículos con opiniones contrarias a esta recomendación.

Entre las reacciones más críticas cabe destacar dos. Una (la habitual, en el más puro “estilo paranoide”, según lo califica Raju Rajan) consiste en afirmar que los que apoyan ese tipo de propuestas lo hacen porque son malvados y quieren empobrecer a la población española. La otra sostiene que la propuesta del FMI no tiene fundamentos teóricos ni empíricos, ya que se ha formulado omitiendo algunas consideraciones que son muy relevantes en la situación actual de la economía española.

En esta entrada no se trata de defender un ajuste salarial como el que propone el FMI. De hecho, esta institución se equivoca cuando atribuye tanta importancia a esta medida y no a otras que también aparecen en su informe (como son la mejora de la dinámica del mercado de trabajo, aumentando la flexibilidad interna, reduciendo la dualidad y mejorando las políticas laborales activas; el apoyo al desapalancamiento del sector privado, modernizando el régimen de insolvencia; y la promoción de la competencia, reformando los mercados de productos y servicios). Siguiendo la tradición iniciada aquí y aquí, de lo que se trata es de señalar que muchos de los argumentos que se han utilizado para criticar la recomendación del FMI, repetidos una y otra vez sin ninguna duda ni el más mínimo recato, son falaces. Lo que sigue es una exposición, sin ánimo de exhaustividad, de tres de los más flagrantes:

“La propuesta del FMI no tiene en cuenta que una disminución salarial reduciría la renta disponible de las familias y, por tanto, el consumo. Así, daría lugar a una fuerte contracción de la demanda y del PIB y un aumento del desempleo”.

En realidad, el informe del FMI explica que su recomendación de ajuste salarial está basada en los resultados de simulaciones realizadas con uno de los modelos macroeconómicos de los que disponen sus servicios de estudios (The IMF Global Integrated Monetary and Fiscal Model, GIMF). Como no podía ser de otra manera, es un modelo de equilibrio general que, por tanto, tiene en cuenta, entre otras cosas, que los hogares deciden su consumo bajo una restricción presupuestaria en la que, obviamente, los ingresos laborales son uno de los componentes de la renta de las familias, y que el nivel de demanda agregada es el resultado de estas decisiones junto con las de inversión de las empresas, el saldo de la balanza comercial y la orientación de las políticas fiscal y monetaria. Según el modelo, la reducción salarial tiene un impacto positivo sobre el crecimiento económico y sobre el empleo porque, en primer lugar, la ganancia de competitividad de los productos domésticos, derivada de la caída de los costes de producción y de los precios, hace aumentar las exportaciones y la inversión y disminuir las importaciones y porque, en segundo lugar, la renta disponible de las familias no disminuye en la misma proporción que los salarios, puesto que el empleo aumenta. Así, según los cálculos del FMI, en 2016 la tasa de desempleo sería menor, en siete puntos porcentuales, que la que se observaría de no llevarse a cabo este ajuste salarial.

Como cualquiera de los resultados obtenidos mediante simulaciones, estos han de ser tomados con cautela. Puede que el FMI se haya equivocado en la elección de los supuestos y de los parámetros que subyacen a estos cálculos. Se puede aducir que otros modelos darían resultados diferentes. Pero lo que no es cierto es que haya omitido el impacto sobre el consumo y que haya errado por desconsiderar las condiciones de demanda agregada.

“La propuesta del FMI no tiene en cuenta que las familias españolas están muy endeudadas y, por tanto, que una caída de su renta dificultaría el necesario desapalancamiento, aumentaría la morosidad, y empeoraría la situación del sistema financiero”.

En realidad, cuando analiza los resultados de las simulaciones de los efectos del ajuste salarial el FMI presta una especial atención al comportamiento de la tasa de ahorro y destaca que es posible que, puesto que los precios disminuirían, el consumo y el ahorro de las familias aumenten, aún cuando su renta disponible no lo haga. También añade que, de no ser así, sería necesario recurrir a un estímulo fiscal temporal como, por ejemplo, una bajada de las cotizaciones de la Seguridad Social. Pero lo que resulta más paradójico es que se achaque al FMI desconsideración de la situación financiera de las familias españolas cuando un apartado destacado en su informe se refiere a la necesidad de ayudarlas a reducir su deuda de forma más rápida y eficiente, promoviendo la resolución de las deudas de las familias más endeudadas y financieramente responsables. Para ello, esta institución aboga por una reforma del régimen de insolvencia que, sin perjudicar la estabilidad financiera ni aminorar la disciplina crediticia, libere a las familias de sus deudas sin los incentivos negativos a participar en la economía formal (en línea con lo que Marco Celentani y Fernando Gómez proponían aquí).

“En España el empleo aumenta (disminuye) cuando los salarios aumentan (disminuyen). Por tanto, hay que descartar que una disminución de salarios pueda crear empleo. Además, ya han bajado mucho los salarios y no ha aumentado el empleo”.

Esta falsa afirmación pertenece a la categoría bastante frecuente de los argumentos que confunden asociación estadística y relación de causalidad. Es cierto que los salarios y el empleo tienden a moverse en la misma dirección a lo largo del ciclo económico. En una expansión económica los salarios y el empleo aumentan, aunque puede haber un cierto desfase entre ambas variables dependiendo de la naturaleza de la expansión (por ejemplo, ante un aumento de la productividad puede que el empleo disminuya en el corto plazo, como ha señalado Jordi Galí en algunos de sus trabajos más citados). En una recesión los salarios y el empleo tienden a disminuir. Sin embargo, de esta observación no cabe deducir que, dadas unas determinadas condiciones macroeconómicas, una reducción salarial produzca una disminución del empleo. Para establecer una relación de causalidad entre salarios y empleo y, así, cuantificar en qué medida la creación y la destrucción de empleo responde a cambios en los salarios, hay que analizar la asociación estadística entre ambas variables una vez que se controlan, al menos, “las perturbaciones fundamentales” que causan las fluctuaciones económicas, que es precisamente lo que trata de hacer el FMI con la ayuda de su modelo GIMF.

A aquellos familiarizados con las discusiones académicas formales y conocedores del funcionamiento de los servicios de estudios de organismos económicos, las apreciaciones anteriores les resultarán banales y superfluas. Sin embargo, en el debate sobre asuntos económicos que se transmite por los medios de comunicación las actitudes paranoides y las afirmaciones falaces siguen ganando aceptación. En las reacciones al informe del FMI han superado un nivel que parecía imposible de rebasar tras el alcanzado por las que se opusieron, también ferozmente, a la propuesta favorable al “contrato único” del comisario europeo de Asuntos Sociales, Empleo e Inclusión, László Andor. En ambos casos se han vituperado a los autores de las recomendaciones sin haber dedicado el más mínimo esfuerzo a entender sus razones. Y esto se hace amparándose en excusas ideológicas que, entre otras cosas, también sirven para anticipar los efectos de cualquier medida de política económica despreciando por completo el conocimiento teórico y empírico acumulado en la construcción de los modelos económicos al uso.

En realidad, no es ideología, es ignorancia. Y como también decía Bertrand Russell: “The whole problem with the world is that fools and fanatics are always so certain of themselves, and wiser people so full of doubts”.

Hay 60 comentarios
  • Perdona pero me sorprendo...o me sombro.
    "puesto que los precios disminuirían" ¿Qué precios han disminuido en los últimos años? ¿La vivienda y...? La energía seguro que y el IPC no dice eso. Los servicios públicos casi que tampoco ¿Verdad? Si pasan de subvencionados a franquiciados….pero al utilizarlos se paga más...
    ¿O vamos a negar que ya se ha producido una bajada real de sueldos? Además de la bajada de poder adquisitivo.
    No veo por ningún lado los efectos beneficiosos sobre precios. Recuerdo una interesante reflexión en este blog, sobre la relación en el ajuste de Beneficios y el apalancamiento de las empresas. Muchas empresas de este país tiene serios problemas de deuda. Algunas incluso siguen su fase "expansiva??" comprando a crédito. Realmente van a ajustar sus beneficios o la repercusión de un menor coste salarial la trasladaran parte a los precios y parte a los beneficios??
    Si lo que deseamos es ser más competitivos fuera...También podemos incentivar las exportaciones ¿No? Subvención, exención fiscal…. Al final repercute en costes ¿Falso? Sin modificar el comportamiento del mercado interior.
    Por último, no dudo que la relación estadística no es una herramienta para definir causalidad. Pero ¿Es menos cierto que la estadística es la herramienta que permite corroborar teorías científicas? Si la estadística indica esto, es mejor apoyar una crítica en algún estudio que determine que esa causalidad no existen. ¿No te parece?
    Esto es ver si suena la faluta??

  • Creo que lo que hizo el FMI no fue exactamente recomendar que los salarios bajasen un 10%, sino simplemente que bajasen apoyándose , entre otras cosas, en una simulación de su modelo en la que se hacían caer los salarios en ese porcentaje.
    Por otra parte, no queda muy clara su refutación de la "tercera falacia". La asociación estadística, aunque no sea causalidad también es conocimiento empírico y si en general el empleo tiende a caer cuando lo hacen los salarios, deberían explicarse las razones específicas por las que en este caso no va a ser así.
    Saludos y gracias.

    • Charly,
      Gracias por el comentario. Las razones que pides se explican en el antepenúltimo párrafo.
      Saludos,
      JdM

      • Supongo que será en el antepenúltimo párrafo del documento del FMI, porque en el suyo lo único que veo es controlar por las perturbaciones fundamentales, lo que no parece ser muy explícito al respecto.

        Gracias en cualquier caso por la respuesta.

  • Hombre,

    la principal crítica que se está leyendo sobre la propuesta del FMI es que hay que distinguir entre los sectores competitivos, en los que el ajuste ya se ha hecho (ver por ejemplo el caso que menciona José Carlos Díez en http://blogs.cincodias.com/el_economista_observador/2013/08/y-ahora-que-nos-bajemos-el-10-los-salarios.html) y los sectores donde no hay competencia. En estos últimos una bajada de salarios no se está traduciendo en bajadas de precios si no en mayores márgenes empresariales. Dada la situación social en España, empezar bajando salarios en lugar de eliminar primero oligopolios, barreras de entrada, concesiones injustas, etc roza la inmoral bajo mi punto de vista.
    Por otro lado, mientras que en otros casos sí que me parece adecuado el título del post, en este en que otros académicos discrepan y los supuestos del FMI en un modelo de simulación no es que sean palabra divina, llamar ignorante a quien disiente no me parece adecuado

    • Joe,
      Gracias por el comentario.
      La importancia de aumentar la competencia en los mercados de bienes y productos se menciona en el post. He insistido en ello en mi respuesta a Miguel Angel.
      Tambien he insistido en otras respuestas que no se llama ignorante a todo el que disiente del FMI. Solo a los que utilizan argumentos flagrantemente erroneos protegiendose con escudos ideologicos.
      Saludos,
      JdM
      Disculpas por la omision de tildes

  • Buenos días.
    Soy médico del sistema público de salud, entre bajadas de sueldo directas, eliminación de pagas extra y subida de impuestos, mi poder adquisitivo se ha reducido alrededor de un 15%. Como el mío el todos los funcionarios, y mucho más aún el de las personas que han perdido su empleo.
    Nos hemos devaluado de forma interna mucho, pero pago más por la luz y el gas, y por las frutas y verduras, ropa y zapatos no han subido sus precios, pero no han bajado; la vuelta al colegio, sólo pensando en material escolar y libros no ha moderado nada su escalada de precios, más de 500€ por niño en infantil este septiembre.
    El modelo, utilizado de manera retropectiva, al menos en este aspecto no parece funcionar, quizá, para que funcione necesitamos empobrecernos en un 10% más.
    Y el modelo tiene en cuenta muchas variables, y quizá sea cierto, cuesta creerlo, que con tal medida aumente la renta disponible de las familias... al aumentar el número de personas que en ella trabajen. Ya, pero... ¿qué pasa con las familias unipersonales, muchas, que las hay y aguantan, o a las que, afortunadamente, conservan los dos miembros el trabajo?
    En cuanto a su afirmación entre asociación estadística y causalidad, que decir, no se si en su caso es ideología o ignorancia, pero acaba de destrozar el paradigma de la investigación en medicina.

    • Pedro M.,
      Gracias por el comentario.
      Lamentablemente en Ciencias Sociales, al contrario que en Medicina, no se pueden hacer experimentos concluyentes. De ahi la dificultad de distinguir entre asociacion estadistica y relacion de causalidad cuando se trata de variables economicas.
      Saludos,
      JdM
      Disculpas por la omision de tildes

      • Hola a los dos,
        en medicina algunos estudios epidemilógicos también deben tener cuidado con el problema. Asociación (o correlación) puede ocurrir sin que haya causalidad, por ejemplo cuando las dos variables estudiadas tienen una causa común (el ciclo económico en el comentario de Juan.

        En la mayor parte de los estudios de medicina (por ejemplo cuando se estudia si un medicamento realmente te cura o no), se dispone de un arma estupenda para evitar la confusión: el ensayo clínico. El tratamiento (o una de las variables) te aseguras de que sea elegido aleatoriamente (te aseguras de que no hay otra variable que influye ahí).

        En ciencias sociales no es tan fácil. No puedes coger a un grupo de países y decirles: como no sabemos si es mejor bajar los salarios o no, lo decidimos tirando una moneda. Choca con algo llamado democracia, creo yo.

        En cualquier caso, ojalá los políticos estuvieran más dispuestos a aplicar "ensayos clínicos". A nivel país, no, pero a nivel colegio, o barrio sí que se podría. Pero primero tendrían que reconocer que no saben cuál es la mejor política, o peor aún, que puede que su contrincante incluso tenga razón.... misión imposible.

        Belen

  • Yo diría que los científicos sociales (sic) tienen que distinguir entre lo posible y lo imposible. Y correspondería entonces a los políticos elegir entre los objetivos posibles.
    Corolario de este planteamiento es que los fines son subjetivos, lo que ahora llaman valores, y que sobre ellos no hay razonamiento posible. Es decir, que la razón estaría así al servicio de la sinrazón.

  • No voy a discutir el fondo del post, pues no niego la existencia de debates deshonestos, ideologizados. Pero lo que a mi me interesa es que esta serie de posts podría titularse “discusiones económicas en Planilandia”. Y es que memorable tiro en el pie te has pegado con la cita de Russell del final. Según esa cita, truth like a castle, el FMI debería, sencillamente, callar y seguir trabajando, o alternativamente, disolverse. Una persona llena de dudas no hace recomendaciones sobre nada.

    Quizás es que el FMI no está “lleno” de dudas, como la wiser people. Según la diana ESADE, y aunque ha mejorado en el 2012, las predicciones del FMI en los últimos cinco años están entre las más fallidas de todas las instituciones que se incluyen en la diana. Quizás deberían cambiar el nombre de sus modelos de simulación a UPM. Yo, que soy una persona llena de dudas, diría al público “nuestros modelos han demostrado sobradamente ser erróneos. No tenemos ni idea de por qué fallan así. No volveremos a hacer recomendaciones hasta que nuestros modelos demuestren una capacidad predictiva superior al ojímetro”

    • Maese Alcofribas,
      Gracias por el comentario.
      Puede que el FMI se equivoque pero, al menos, sus argumentos estan basados en modelos logicamente coherentes. Muchas de las criticas que se le hacen, no, como he tratado de explicar.
      Saludos,
      JdM
      Disculpas por la omision de tildes.

      • ¿Pero qué clase de argumento es ese? Es un poco sorprendente eso de decir que hay unas medidas (bastante duras, por cierto) que se derivan de un determinado modelo de equilibrio general que es lógicamente coherente (faltaría más, ¿no?) y que por tanto (?) no se pueden discutir (es lo que tiene la coherencia), como tampoco el modelo en sí (al fin y al cabo se trata del FMI, que nunca se equivoca).

        El Gosplan también era muy coherente a la hora de trabajar, sólo que no funcionaba. La cosa no debería ir de coherencia sino de eficacia, pero parece que hay quien no está de acuerdo. Así que, hablando de eficacia y como han señalado otros comentaristas, los modelos del FMI (y los DSGE en general) son teóricamente más que discutibles y empíricamente un fracaso más que preocupante: http://bilbo.economicoutlook.net/blog/?p=13471 http://bilbo.economicoutlook.net/blog/?p=25121

        Un artículo casi tan malo como los otros dos.

  • Lo del título del artículo me parece una auténtica falta de respeto. Después de tanto tiempo estudiando economía, me acabo de enterar que debe de ser una ciencia exacta, y que si no se piensa como usted, uno está equivocado y es un ignorante.

    Una cosa es estar seguro de sus ideas. Otra cosa es lo suyo. Debería reflexionar.

    • Asombrado,
      Gracias por el comentario.
      Creo que no ha entendido el sentido del titulo ni del post. En ningun sitio se dice que la economia sea una ciencia exacta, ni tampoco se declara a nadie poseedor de la razon. Se ponen ejemplos de malos argumentos y se explica por que estan equivocados. Si las explicaciones no le parecen acertadas, le agradeceria me hiciera saber por que.
      Saludos,
      JdM
      Disculpas por la omision de tildes

      • 1-“Como no podría ser de otra manera un modelo de Equilibrio general dinámico”. En comentarios cortos no se puede entrar a debate de un modelo tan complejo. Es tramposo refugiarse en un “tu no lo entiendes” de un modelo que por su complejidad no vamos a poder discutir. Ha habido algún post anterior, de Javier Andrés creo, que ha analizado la situación del modelo sin dejar de ser partidario del mismo. A ver cuando ponéis un post critico con ese modelo, con sus supuestos, su metodología tendenciosa, su fiabilidad empírica. Es un modelo con supuestos muy cuestionables (rendimientos decrecientes p.e.), basado en optimo lineal (Demanda dada, supply side) y que empíricamente con las series reales no funciona.

        Un modelo internamente coherente no es necesariamente cierto. Es una lógica, una fórmula, como cualquier otra.

        En definitiva una compleja racionalización de ideología liberal que llega a las mismas conclusiones que cualquier liberal sin conocimientos macro. Pero pido perdón por que sin duda es la mía una opinión paranoide, ideológica e ignorante.

      • 2-La evidencia. Siempre se pueden torturar los datos y encontrar una lógica y narrativa para todo. Hay quien niega que la evolución de las especies o que el comunismo fue un fracaso) Pero la evidencia global al final es abrumadora y debería crear ciertos consensos, la austeridad no ha funcionado en España, ni en Italia, Grecia, Portugal, o la siempre a punto de despegar irlanda. Ni siquiera se consiguen los objetivos intermedios que luego se suponen han de traer crecimiento y trabajo. Si la evidencia es consistente en la relación directa entre salarios y empleo intentar llagar a la conclusión contraria con un modelo es de nuevo una racionalización como mínimo potencialmente ideológica.

        3-Es la tercera o cuarta vez que usa ese titulo que yo también creo que es insultante, escrito por un autor anónimo, Villaverde es agresivo en su lenguaje, pero al menos sabemos quien es. No ayuda a la credibilidad del blog.

        Sorprendente mente la mejor respuesta al texto es su propia frase final Bertrand Russell: “The whole problem with the world is that fools and fanatics are always so certain of themselves, and wiser people so full of doubts”.

  • Miguel Angel,
    Gracias por el comentario.
    Si los precios disminuirían, como sostiene el FMI, o no, como sostienes tú, es una cuestión controvertida. Para asegurarse de que lo hacen es por lo que creo que es muy importante insistir en que el Gobierno debe ser más inteligente y estar más activo en las reformas de los mercados de bienes y productos. Pero comparto tus dudas, la creación de la nueva Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia y las últimas noticias sobre cómo va a funcionar son muy preocupantes.
    Y sobre el uso de la estadística, lamento no haber sido suficientemente claro. Por supuesto que ha de usarse la estadística. Lo que creo que se dice en el antepenúltimo párrafo del post es que hay que usarla bien.
    Saludos,
    JdM

  • Pese a no haber leído el documento sobre el que se está debatiendo creo comprender tanto las críticas a la medida propuesta como la revisión hecha por su colectivo.

    Estoy seguro que dentro del informe la bajada de salarios está acompañada de otras medidas, lo que en principio echaría por tierra las críticas sobre las que se habla en el artículo. Por otra parte estoy también casi seguro que cuando se critica la medida de la bajada del 10%, se hace bajo el supuesto de que es la única que finalmente se implementaría de todo el paquete. Esto seguramente no se hace explicito, pero es parte de la sabiduría popular (o como creo que le llaman los científicos el paradigma) de que en este país no se aplican (o al menos no con la misma intensidad) las medidas que afectan a los sectores más poderosos.

    En resumen, no digo que eso sea malo, como mi nombre indica soy lego en estos temas, pero pediría que se intenten antes el resto de las medidas propuestas, como el aumento de la competencia y alguna solución al endeudamiento familiar, que al menos en un primer análisis no parecen tener tantos efectos secundarios.

    Un saludo y gracias por el tiempo dedicado a este blog.

    • Ingeniero neofito,
      Gracias por el comentario. Estoy completamente de acuerdo sobre la importancia del resto de medidas propuestos. Creo que se dice en el post.
      Saludos,
      JdM
      Disculpas por la omision de tildes

  • Un país que utiliza la moneda de otros (para qué engañarnos) solo tiene una opción en un caso como el que ocupa: reducir los salarios. Ahora bien, de dónde sale el 10%, pues muy sencillo: a la tun tun. Lo siguiente es si han bajado o no. Y yo, de tan paranoico que soy, aún recuerdo aquel tiempo en que ser mileurista era una calamidad, cuando ahora el 45% de la población no llega a tal cosa.
    Hace tiempo proponía que los salarios se ajustasen a la productividad, o sea, algunos catedráticos, los ministros, diputados, etc. deberían pagar por trabajar, ya que ocasionan pérdidas. De hecho aquí los que cobran por más de lo que valen son los gerentes y muchos otros, que cobran salarios europeos con productividad tercermundista.
    Y debo ser muy paranoico cuando creo que se pide una reducción de salarios medios y bajos por pura maldad, porque pensar lo contrario sería peor. Y antes de buscar tres pies al gato a este comentario, preguntémonos qué es la maldad si no pretender ganar más a costa de otros.
    Y pensemos que solo la estupidez asegura que se sale de la crisis a costa de salarios por debajo del umbral de la pobreza. Supongo que en eso estamos todos de acuerdo.

  • Como dice el Ingeniero Neófito, parece que lo único que está garantizado de lo que propone el FMI es la bajada de salarios. Otras medidas que afectarían a gente más poderosa, las cuales servirían para paliar los efectos negativos de la disminución de salarios sobre el poder adquisitivo de las familias, seguirán sin aplicarse. Sobre estos asuntos que han salido en los comentarios escribía yo hace unos días y expresaba la necesidad de ser más activos reclamando estas reformas. Y lo hacía, también, a raíz de las propuestas que hizo el FMI y de las reacciones que se produjeron. http://trabajasoestasliberado.blogspot.com/2013/09/nos-hemos-de-bajar-el-sueldo-un-10-mas.html

    • JuanAV,
      Gracias por el comentario.
      Comparto tus dudas y las del Ingeniero Neófito. No parece que este Gobierno, todavía en estado de hibernación y con algunos ministros del ramo con síntomas de autismo, vaya a tomar las medidas necesarias aunque se le enfrente a un buen diagnóstico. Por ello es triste que en las reacciones al informe del FMI hayan dominado los argumentos erróneos que desvían el foco de las medidas urgentes e imprescindibles que hay que adoptar.
      Saludos,
      JdM

  • Es el problema de manejar la macro sin poner los pies en el suelo. Y en España el suelo está ocupado por redes de distribución ineficientes, precios concertados y una inmensidad de pillerías que se rien de la macroeconomía.

    Creer a estas alturas que las ecuaciones tienen una única solución y que son las que determinan los comportamientos sociales es no considerar que la sociología se nutre de los comportamientos admitidos, sean o no admisibles para un teórico.

    • Lara,
      Gracias por el comentario.
      Insisto. En la entrada se presentan argumentos erróneos y se explica por qué lo son. No se dice nada sobre el estado de la macro, ni, por supuesto, que baste apoyar un argumento en ecuaciones para que sea válido.
      Saludos,
      JdM

  • me permito matizar, a los comentaristas que consideran insultante el tono del artículo, que esta serie, aunque no se diga explícitamente, se dirige a los Vicenç Navarros del mundo. Seguro que Juan tiene más dudas de las que su tono da a entender

    el hecho de que el FMI, equivocadamente según Juan, de menor importancia a medidas como facilitar la reducción de las deudas de las familias ¿es ideología o ignorancia?

    Juan dice que los resultados de los modelos de simulación han de ser tomados con cautela. En términos prácticos ¿qué significa eso? ¿bajamos los sueldos o no? ¿los bajamos con cautela? ¿cómo se hace eso?

    hace unos meses aposté 300 euros con un colega a que la devaluación interna se iba a ver en los sueldos y no en los precios. El me dice que aun es pronto para sacar conclusiones. Yo no tengo ni idea de economía, por lo que pido ayuda aquí: ¿cuándo podré decirle que se ha demostrado que yo tenía razón y que me afloje la pasta?

    • pMaese Alcofribas,
      Gracias por las matizaciones. Solo una apostilla. Esta serie como tú la llamas no va dirigida contra nadie en concreto. Solo contra la ignorancia de la propia ignorancia.
      Saludos,

      • Hombre,
        No tengo muy claro hasta qué punto tienen razón unos u otros en este debate, al menos en algunos puntos, pero resulta bastante claro que responden al colectivo "Economistas frente a la crisis", que han publicado el libro "No es economía, es ideología" (http://economistasfrentealacrisis.wordpress.com/no-es-economia-es-ideologia/) y que hoy mismo han respondido a esta entrada (http://economistasfrentealacrisis.wordpress.com/2013/09/06/entre-la-ignorancia-y-la-fe-del-carbonero/) rebatiendo algunos de sus puntos. Negar esto, me parece que es faltar a la verdad (desde un anonimato que en un tema como este me parece que no ayuda, pues da un aire de pataleta de la que nadie quiere responsabilizarse).

        • Los de Economistas frente a la crisis ya se dieron por aludidos en otra entrada similar a esta. Debe ser que necesitan audiencia.
          Yo es que lo de economistas frente, economistas contra, economistas críticos,... pues no lo entiendo. Yo soy economista, no político. Lo que pasa es que en ese blog hay más políticos que economistas y luego van diciendo lo de la ideología. Busque el currículum de algún economista frente a la crisis de los que escribe esa entrada (si lo encuentra fácilmente) y compárelo con alguno de este blog. No son relevantes en el campo académico y tienen que tratar de serlo en el campo político.

          • Quizá el título de la serie de posts ("No es ideología, es ignorancia") y su asombroso parecido con el libro que ha escrito la gente de Economistas contra la crisis ("No es economía, es ideología"), amen de la relación que el contenido de los mismos tiene con el de los post del blog de ECC, le pueda dar una pista de por qué se sienten aludidos.
            En cualquier caso, me gustaría saber si antes del ataque ad hominem que ha lanzado contra los autores del blog Economistas contra la crisis, ha tenido ocasión de leer el post que Pablo Gimeno ha enlazado un poco más arriba. Lo digo porque, además de no apreciar ninguna falacia en sus argumentos, me parece una respuesta poco "ideologizada", más bien coherente, racional y, sobretodo, sosegada. Algo que hace falta en el campo de la economía en estos últimos tiempos.

            • Sí he leído el post y a eso ya ha contestado el propio autor de esta entrada en este comentario http://nadaesgratis.es/?p=32486&cpage=1#comment-46933 (y también Ramón García en respuesta a ese comentario y en la propia entrada del blog de ECC)
              No voy a repetir argumentos.
              Si usted cree que las entradas de ECC no son ideologizadas pues me parece estupendo. Yo no veo debate serio en sus propuestas, sólo proclamas panfletarias que se encuentran lejos del debate académico tal y como yo lo entiendo.

            • Jose Ignacio,
              Ciertamente, el título de la entrada “No es ideología, es ignorancia” me fue inspirado por el utilizado por Economistas Frente a la Crisis: “No es economía, es ideología”.
              Sin embargo, mi única intención es enfatizar que una proposición falsa lo es sea quién sea quién la manifieste, un marxista-leninista, un austríaco del Tirol, un neoliberal recalcitrante, o un madridista-mourinhista. Es decir, si la proposición es falsa no importa nada más.
              (Sobre el post de EFC te contesto en otro comentario por se necesario algo más de espacio)
              Saludos,
              JdM

            • José Ignacio,
              Antes de contestar al post que me mencionas, deja que te aclare algo más.
              Esta entrada, al igual que las anteriores del mismo título, no están dirigidas contra ninguna persona o colectivo en concreto. Con ellas solo se pretende presentar explicaciones de por qué determinados argumentos que se han utilizado y se utilizan frecuentemente en el debate sobre política económica en España son erróneos. Cuando se describe esos errores, no se menciona a ninguna persona o institución, por lo que difícilmente puede considerarse que hacer algo así sea insultante u ofensivo. Si alguien se siente ofendido, no es mi responsabilidad.

              El tono, ciertamente provocativo, sí es deliberado. Los errores que se citan son tan comunes, tan obvios y de consecuencias negativas tan importantes, que sorprende que no exista un debate más informado sobre ellos. Posiciones de gentes de perfiles profesionales variados y opciones políticas distintas se sustentan sobre fundamentos muy poco sólidos cuando se refieren a estas cuestiones

              Saludos,
              JdM

            • Jose Ignacio,
              Y ahora mi respuesta a tu pregunta sobre cual es mi opinión de lo que han publicado EFC. Creo que no han entendido lo que se dice en mi entrada, que es:
              a. Cuando se evalúa una medida de política económica (en este caso, un ajuste salarial generalizado bajo un pacto social) con un modelo de equilibrio general, se está teniendo en cuenta el efecto sobre la demanda agregada de dicha medida. (Esto se aprende en los cursos de Intro a la Macro. Por lo menos, yo lo aprendí allí a finales de los años 1970s). Los que dicen lo contrario, o ignoran como se ha evaluado dicha medida o no saben lo que es un modelo de equilibrio general. No se dice que todo modelo de equilibrio general sea útil ni que la medida en cuestión sea necesaria. (De hecho, sobre esto último se dice que son más urgentes y necesarias otras).
              b. Al FMI le preocupa ¡¡¡ muuuucho ¡¡¡ la situación financiera de la economía española. Para comprobar esto solo hace falta leer su informe (que está disponible en un vínculo en la entrada en cuestión).
              c. La correlación simple entre empleo y salarios a lo largo del tiempo no es la elasticidad del empleo con respecto a los salarios y, por tanto, no nos dice nada sobre cuáles son los efectos sobre el empleo de variaciones salariales. (Esto se aprende en los cursos de Intro a la Econometría. Por lo menos, yo lo aprendí allí también a finales de los años 1970s).
              (sigue)

              • Jose Ignacio,
                Termino. Las aclaraciones anteriores son simples y las he repetido tanto (en el texto y en respuestas a comentarios), que causa sonrojo tener que explicarlas una vez más. No tienen nada que ver con opciones ideológicas o epistemológicas. Si esto sigue sin apreciarse, deber ser que, además de ignorancia, hay una torpeza notable para entender las cosas (o, como diría la Real Academia Española, estupidez). Aunque también puede ser que la falta de entendimiento sea fingida para el servicio de intenciones espurias.
                Saludos y muchas gracias por el comentario,
                JdM

          • Insisto en qué no sé quien tiene razón (en algunos puntos sí, en otros no, pero no creo que eso le importe demasiado a nadie), pero lo que tengo claro es que no voy a resolverlo con argumentos de autoridad. Sé que algunos de los "economistas frente a la crisis" no son siquiera economistas (hay también juristas y creo que algún sociólogo). Sé que tienen una ideología determinada, que no esconden. Pero nada de eso hace que sus argumentos y razones valgan menos (o más) en un debate científico (y afortunadamente no he leído a los autores de este blog decir que tienen razón porque son más listos o más sabios, sino dando sus argumentos, lógicos y basados en argumentos teóricos o empíricos). Y en todo caso, sus CVs no son difíciles de encontrar (aunque insisto, que eso me da igual).
            E insisto de nuevo, no es que se den por aludidos, es que la serie de entradas "No es ideología, es ignorancia" es una evidente respuesta a "No es economía es ideología".

  • Creo que este artículo cae en el mismo error que crítica: estar en posesión de la verdad. Con la solución propuesta de bajar los salarios, siendo el país de Europa con un salario mínimo más bajo, parece necesario preguntarse por qué un 10% y no más, si a más reducción más beneficios económicos. Gracias por las citas de B.R.

  • Solo queria decir que estoy de acuerdo con el contenido del articulo. Y no soy del FMI. Ahora bien, entiendo que el ejemplo del FMI recomendando ajustar los salarios, es comprometido.

    Pau lo explica al principio de su comentario. Si estamos en una economia global de Mercado, o mejoramos la productividad o bajamos el coste de los factores productivos (ie. salarios). Si la bajada real de salarios que se esta produciendo no hace que suba el empleo (relacion de causalidad) es o bien porque no se ha bajado lo suficiente, o porque el mecanismo de ajuste (lease, mercado laboral) esta descojonado. En la practica, posiblemente los dos.

    Como creo que se solucionara esto al final, dada la incapacidad del gobierno y los "agentes sociales" de aprobar reformas? Haciendo las maletas.

    Me gustaria saber cuento de todo estos articulos que cita Juan de Mercado en su blog como ignorancia, son realmente ignorancia. Y cuanto es sencillamente, self interest.

  • Thomas Kuhn define la ciencia normal como "un intento para forzar a la naturaleza a entrar en la caja preformada e inflexible que abastece el paradigma". Creo que el principal problema con los modelos de equilibrio general es su demostrada incapacidad predictiva y su fracaso en tener un discurso coherente sobre las causas y soluciones de la crisis después de 6 años. No es extraño que las recomendaciones del IMF basadas en ese modelo generen rechazo. http://larspsyll.wordpress.com/2013/06/14/what-is-neoclassical-economics-a-rejoinder-to-noahpinion/ y http://cje.oxfordjournals.org/content/early/2013/06/19/cje.bet027.short?rss=1&amp%3bssource=mfr . Desde mi punto de vista estas sosteniendo que el IMF tiene una cinta métrica y que por ello es capaz, con un error mínimo, de medir la costa de Gran Bretaña. Debemos tener en cuenta que esos errores han causado mucho sufrimiento en el pasado y como decía Eugeni d'Ors los experimentos con gaseosa. Respecto a esos modelos que defiendes citaré una vieja canción infantil: "All the King's horses and all the King's men couldn't put Humpty together again"

  • Desde que hace treinta años los que apoyáis el sistema de libre mercado "ganásteis", ¿el poder adquisitivo de los trabajadores ha aumentado en alguna parte?

    No obstante estoy de acuerdo en que bajar los salarios es "necesario", el sistema capitalista necesita reducir salarios hasta límite de subsistencia para garantizar retornos de capital.

    Y en ello andamos.

  • Hola Juan.
    Yo no me hablo de que sucedera, solo reviso lo sucedido hasta ahora. Que parece contradecir la prevision.
    Por otro lado, el uso, maluso y abuso de la estdistica que tu identficasnen otros.....me temo que puede trasladarse a tu forma de identificar la ausencia de causalidad.
    Por ultimo, me parece que hay otras prioridades para atacar antes de comprometer la ya dificil situacion de los empleados en este pais. Vease corrupcion, competencia.... al final la lentitud de los procesos judiciales y admijistrativos.

  • Pablo,
    Gracias por el comentario. Te aseguro que la motivacion de esta entrada y de las anteriores no es responder a ningun colectivo, sino poner de manifiesto algunos errores conceptuales comunes. Lamentablemente, yo no puedo controlar quien se da por aludido.
    Sobre la respuesta de ECFC, solo una apreciacion rapida. Ellos intentan plantear la cuestion como si la discusion fuera sobre si la devaluacion interna es o no un estrategia acertada. Mi post era sobre otras cosas que parecen seguir sin entender:
    1. No es cierto que el FMI no sepa que es la demanda agregada y no la tenga en cuenta.
    2. No es cierto que el FMI no tenga en cuenta la situacion financiera de las familias españolas.
    3. Hay que ir con cuidado cuando se interpretan datos "reales".

    Son afirmaciones muy sencillas que se han sustentado en hechos que se remiten al contenido del informe del FMI. Nada que tenga que ver con el uso de modelos, con las consecuencias de la devaluacion interna o con el estado de
    la macro moderna.

    En cuanto al uso del anonimato, creeme a nadie le molesta mas que a mi mismo. Lamentablemente es necesario. Lo he explicado en respuesta a comentarios en entradas anteriores. Pero te aseguro que no es un escondite. Estos mismos argumentos los repito "a cara destapada y a calzon quitado" donde puedo y a estas alturas el anonimato es mas formal que real.
    Saludos,
    JdM
    Disculpas por la omision de tildes.

    • ¡Ojalá discutieran la devaluación interna y sus alternativas para desendeudarse frente al exterior! No, en su artículo no se menciona que tenemos una deuda exterior muy elevada, del 92 % del PIB (datos de Eurostat), y por tanto, qué estrategia seguir, y si les parece mal la devaluación interna si están a favor de salir del euro. Sencillamente no se discuten ese tema.

      (Una crítica contra Juan de Mercado: su artículo sería más fácil de entender si recordara esto, que hay una deuda exterior, y que no ser competitivos y exportadores no es una opción).

    • Gracias por la respuesta. Vamos a dejar a un lado la "coincidencia" de que sean ellos quienes públicamente sostienen (más o menos) los argumentos criticados y la similitud de títulos,porque en el fondo, da igual. Quiero insistir en que no defiendo que tengan razón (ni lo contrario), porque no tengo el conocimiento suficiente.
      En realidad, no dicen que el FMI no tenga en cuenta la demanda agregada o la situación de las famnilias, sino dada su opacidad ("Un modelo de Equilibrio General Dinámico, cuyos parámetros y desarrollo numérico obviamente no aparecen en las conclusiones del informe, y que no son de fácil acceso público") consideran que lo hace mal, porque los datos no avalan los resultados de ese modelo, lo que se parece bastante -tengan o no razón en esa valoración- a una crítica científica seria.
      El debate, puramente económico, entiendo que se encuentra en saber si el modelo está o no bien diseñado y si sirve para describir la realidad. Si no lo hace (y eso es lo que dicen), no puede servir para diseñar políticas.

  • Como dice Fernando Garcia Navarro, "no es ignorancia, sólo intereses."

    Me he tomado la molestia de buscar en la pagina del FMI y no he encontrado ninguna recomendacion a España de prevenir los efectos de la burbuja inmobiliaria en los años previos a la crisis, no les interesaria: http://www.imf.org/external/country/esp/index.htm?pn=12. La fijacion obsesiva con la reduccion de salarios no soluciona nada, es mas, ni siquiera diagnostica nada, porque no profundiza. Mis amigos ingenieros ganan la tercera parte que sus homologos alemanes. Sus supervisores "hijos-de/afiliados-a" ganan tanto o mas que su equivalente germano. Se deben bajar un 10% el sueldo cada uno? Absurdo.

    Me gano la vida efectuando simulaciones y, si tuviera la mitad de errores que el
    FMI, me habrian despedido y nadie haria caso a mis recomendaciones. No se que metodologia sigue el FMI ni me interesa (tampoco son muy transparentes al respecto), solo se que no les ha dado resultado en los ultimos años, como apunta Maese Alcofribas. Es el mismo motivo por el que no me preocupo por conocer el funcionamiento del tarot o la astrologia.

    Dejemonos de exprimir aun mas a los trabajadores y ocupemonos de las reformas importantes. En ese momento, los salarios se racionalizaran por si solos, tanto hacia arriba como hacia abajo.

    Este blog es tan bueno que ni posts tan mal encaminados como este hacen que se resienta. Entre otras cosas, por el nivel de los comentarios y las respuestas de JuanDeMercado. Gracias y enhorabuena. Y perdon por la ausencia de tildes.

  • Pues yo debo estar bastante” ideologizado” pues las tres proposiciones que D. Mercado enfatiza me parecen correctas.

    Yo y el 100% del resto de los ciudadanos, lo que pasa es que no se dan cuenta o intentan creer- o que nos creamos- que la economía es una ciencia como la física o las matemáticas. Ningún matemático, cualquiera que sea su ideología, discute un teorema demostrado. Casi todos los economistas, incluyendo premios Nóbel-para que no se diga que es ignorancia- discuten las bondades de la austeridad o la cuantía de los multiplicadores del gasto público.

    Aquí la opinión de los filósofos sobre la economía:

    http://opinionator.blogs.nytimes.com/2013/08/24/what-is-economics-good-for/?ref=opinion&_r=0

    P-S.

    Si el FMI utiliza el modelo GIMF eso nos deja mucho más tranquilos, teniendo en cuenta que con dicho modelo acertaron a predecir la crisis e indicaron las medidas que ayudaron a salir de la misma y por eso ha sido tan corta. Como decía Cassen Es broma!

  • Hay que ver Juan Francisco, perdón, Juan del Mercado, qué varapalos estás recibiendo a tus flojos argumentos para defender lo indefendible. Mira que decir que los precios disminuirían. Por qué, porque lo dice el modelo, diga lo que diga la realidad. ¿Ahora vas a defender aquello de que la realidad no te estropee un buen titular? No puede ser que quieras rebajarte al nivel de un Pedro Jeta.

    • Bronstein,
      Gracias por el comentario.
      "En esta entrada no se trata de defender un ajuste salarial como el que propone el FMI" ... " de lo que se trata es de señalar que muchos de los argumentos que se han utilizado para criticar la recomendación del FMI, repetidos una y otra vez sin ninguna duda ni el más mínimo recato, son falaces."
      Estas son frases están en el segundo párrafo.
      (Lo de Juan Francisco no lo he entendido).
      Saludos,
      JdM

  • Yo creo que los críticos al FMI saben de sobra que si han tenido en cuenta la caída de la demanda en sus modelos. Los críticos al FMI sabemos que no son ignorantes. Por tanto esta critica cae en la misma "ignorancia "que pretende criticar.

    Por otro lado, al FMI también se le critica que base sus previsiones en modelos de equilibrio general, que ya se sabe que muchas veces fallan. El FMI tiene a su disposición 30 años de datos reales que dicen que cada vez que un país les hace caso, la caída de salarios siempre hace caer la demanda pero a veces no hace la subir la inversión. Por que defiendes que siempre vuelvan a la carga otra vez con sus modelos.

    Por ultimo, es cierto que a veces se reciben criticas injustas cuando se proponen cosas desde posiciones liberales. Pero no se si hemos caído en la cuenta de que, desde posiciones liberales, llevamos 30 años recomendando siempre bajadas de salarios como si fuera el bálsamo de Fierabras para mejorar la economía en los países desarrollados, y el bienestar de los que viven de su salario no ha parado de disminuir. Es posible que esas personas hayan llegado a pensar que los liberales y el FMI se han convertido en simples palmeros del poder económico.

    Un saludo,

    • Jose R,
      Gracias por el comentario.
      Pues yo creo que muchos de los que se lanzaron a criticar la propuesta de ajuste salarial del FMI lo hicieron sin ni siquiera tomarse la molestia de leer el informe donde se justificaba.
      En cuanto a que siempre se defienden rebajas salariales desde posiciones liberales, no sabría qué decir porque no acostumbro a visitar esas posiciones, pero no creo que sea mi caso; por lo menos, no en esta entrada donde se dice literalmente:
      "...no se trata de defender un ajuste salarial como el que propone el FMI. De hecho, esta institución se equivoca cuando atribuye tanta importancia a esta medida y no a otras que también aparecen en su informe (como son la mejora de la dinámica del mercado de trabajo, aumentando la flexibilidad interna, reduciendo la dualidad y mejorando las políticas laborales activas; el apoyo al desapalancamiento del sector privado, modernizando el régimen de insolvencia; y la promoción de la competencia, reformando los mercados de productos y servicios). "
      Saludos,
      JdM

  • Convendría que en el futuro nuestro anónimo amigo dijera a quién se refiere y dónde ha leído los argumentos que rebate. No he sido capaz de encontrar esos entrecomillados en ninguna parte, salvo en este blog, lo cual me hace dudar de que los argumentos que intenta descalificar hayan sido expresados de esta manera que él plantea. Un anónimo que critica razonamientos caricaturizados, sin citar la autoría de los mismos, no parece una forma muy rigurosa ni saludable de promover ningún tipo de debate.

    Sería muy bueno que JdM dijera quien piensa que el FMI no tiene en cuenta la demanda agregada. Porque una cosa es decir "el FMI no tiene en cuenta la demanda agregada", y otra es decir "el FMI no tiene suficientemente en cuenta la demanda agregada". Parecen lo mismo pero no lo son. Y somos muchos los que pensamos que el modelo del FMI subestima el efecto de la medida en la demanda agregada, que no es, entiendo, lo que critica JdM, pero parece lo mismo, y esta crítica "colateral" deja muy mal sabor de boca.

    Pero vamos, es sólo una sugerencia. Además de evitar palabras hirientes que en nada contribuyen al debate.

  • Convendría que en el futuro nuestro anónimo amigo dijera a quién se refiere y dónde ha leído los argumentos que rebate. No he sido capaz de encontrar esos entrecomillados en ninguna parte, salvo en este blog, lo cual me hace pensar que quizá los argumentos que intenta descalificar no hayan sido exactamente expresados de la misma manera que él plantea.

    Sería muy bueno que JdM dijera quien piensa que el FMI no tiene en cuenta la demanda agregada. Porque una cosa es decir “el FMI no tiene en cuenta la demanda agregada”, y otra es decir “el FMI no tiene suficientemente en cuenta la demanda agregada”. Parecen lo mismo pero no lo son. Y somos muchos los que pensamos que el modelo del FMI subestima el efecto de la medida en la demanda agregada, que no es, entiendo, lo que critica JdM, pero parece lo mismo, y esta crítica “colateral” deja muy mal sabor de boca.

    Aquí los matices importan mucho, y un anónimo que critica razonamientos caricaturizados (los hace caer en la brocha gorda), sin citar la autoría de los mismos, no parece una forma muy rigurosa ni saludable de promover ningún tipo de debate, del que tanto se precia NeG.

    Pero vamos, es sólo una sugerencia, por el bien y la credibilidad de este blog. Además de evitar palabras hirientes que en nada contribuyen al debate.

  • En resumen: hay demasiado análisis parcial por ahí suelto, y la gente tiende a creer lo que quiere creer. Totalmente de acuerdo.

    Y ya que estamos: la mejor explicación que puede encontrarse sobre la diferencia entre correlación y causalidad: en una viñeta con solo unas pocas frases cortas
    http://xkcd.com/552/

  • Juan, ha quedado bastante claro. Seguro que ninguno de los comentaristas es estúpido, y quizás debiéramos preguntarnos todos, incluido tu, por qué esta catarsis anti-FMI en un artículo que sólo dice lo que dice

    he estado releyendo el post anterior de esta “serie” y me he mirado por encima los artículos (sólo los estudios empíricos) que enlazaste sobre las consecuencias del default. Repito que no sé de economía, pero más allá de lo de si "ilegítima" o no, puedo afirmar que dichos estudios en absoluto apoyan tu afirmación de que el default es el apocalipsis (“resolver el problema de la deuda repudiándola, sería lo mismo que acabar con una enfermedad matando al paciente”). Yo hasta me atrevería a afirmar que los propios autores no esperaban unos resultados que, siendo negativos, fueran tan poco apocalípticos.

    Mi impresión como “espectador” en estos años de crisis es que la posibilidad de hacer reestructuración-quita de deuda no ha sido ni contemplada por los expertos (no ideologizados-no ignorantes). Seguro que España tiene singularidades que no conozco y que podrían hacer más peligrosa-dolorosa una quita en este caso, aunque tal grado de consenso en una ciencia débil me tenía ciertamente mosqueado. Las dos hipótesis no excluyentes que se me habían ocurrido fueron “pánico no basado en la evidencia” y “Merkel montando en cólera-Weidmann mesándose los cabellos y clamando: ¡Spanien, devuélveme mis legiones!”.

    ¿Qué opinas?

  • Me gusta mucho el blog, pero precisamente creo que el problema de la entrada es que "no se dirige a ningún colectivo concreto". Coged por ejemplo una cita textual o artículo de economistas frente a la crisis o de Vicenç Navarro y comentad lo que pensáis, de frente. Sería útil para todos. De la manera que está escrito el artículo, fabricáis una frase que no tengo constancia de que nadie defienda. Eso lo hacía Friedman. Se creaba el enemigo a medida, para desmontarle y ganar el debate. Pero aquí la cuestión no es ganar ningún debate, sino proporcionar argumentos válidos. Estaría bien un post explicando más detenidamente las medidas que sí consideráis adecuadas en este momento de la crisis, en particular las referidas a salarios.

  • Los que expones en esta entrada del blog parecen certeros picotazos a ciertos débiles argumentos. Por lo que deduzco a tenor de los comentarios te has creado un personaje, Juan de Mercado, precisamente para eso: divertirte jugando a la contra rebatiendo puntos débiles de cierta corriente de política económica. Te concedo que lo haces de manera brillante. Aunque es muy posible que en ciertos puntos la crítica no pase de la anécdota, como en ése en el que descubres ignorancia en la acusación al FMI por no tener en cuenta los efectos de la medida que recomienda sobre la demanda agregada, cuando en realidad sí lo hace. Creo que tu actitud de desprecio por esas ideas vagas y los que las emiten dejan entrever bastante insensibilidad por los que están sufriendo un golpe tras otro, aunque, ya lo sé, tú no has dicho en ningún momento que se deban bajar los salarios. Por lo demás, confío que la gente que sí tiene esa sensibilidad se sirva del estímulo intelectual que supone enfrentarse al tipo de críticas que planteas para hacer progresar sus teorías y propuestas prácticas. Me ha movido a escribir la certeza de que el bueno de Bertrand Russell se tiene que estar removiendo en su tumba al ver que le cita un cínico. Hasta pronto.

Los comentarios están cerrados.