- Nada es Gratis - http://nadaesgratis.es -

¿No es país para jóvenes?

Captura de pantalla 2015-02-19 a la(s) 14.29.29Esta vez quiero acabar la semana con una recomendación de lectura. Vox, el portal del CEPR, acaba de publicar un Ebook con el título No Country for Young People? Youth Labour Market Problems in Europe. El libro, editado con mucho criterio por nuestro compañero Juanjo Dolado analiza la situación laboral de jóvenes en diez países europeos y ofrece una valoración de la recién introducida Garantía Juvenil que escribí con Florentino Felgueroso. Un resumen del libro está disponible aquí. Lo que sigue son unas reflexiones muy personales que me han surgido durante la lectura del libro.

El farolillo rojo

Los países analizados en el libro se pueden clasificar en tres grupos. El primer grupo está compuesto de Alemania, Suiza y Austria. Estos países han conseguido mantener las tasas de paro juvenil por debajo del 10% durante la crisis y prueba del éxito de sus sistemas de formación profesional dual y, algo en que se suele insistir menos, la fortaleza de sus programas de formación profesional básica (pre-apprenticeship o third tracks) que ofrecen vías de acceso alternativas para jóvenes sin la cualificación para acceder directamente a la formación dual y otros que sí la tienen pero que no consiguen colocarse en una empresa. Por ejemplo, más del 30% de los jóvenes que acceden al sistema de formación profesional en Alemania pasan primero por programas de este tipo.

Luego hay un segundo grupo de países menos exitosos, compuesto de Suecia, Franca y el Reino Unido. El libro atribuye el peor comportamiento del (des)empleo juvenil en estos países a deficiencias en sus sistemas educativos y, en el caso de Francia y Suecia, a un marco laboral que desfavorece la inserción de los jóvenes.

Por último, como siempre el farolillo rojo es para los países mediterráneos: Grecia, Portugal, España e Italia. El impacto de la crisis empujó sus tasas de paro juvenil a cotas insostenibles, pero el libro insiste en el hecho de el paro juvenil es un problema estructural en estos países. Las causas son conocidas: dualidad laboral (todos menos Grecia), altas tasas de abandono escolar y una formación profesional infra-desarrollada y desprestigiada. La clasificación que ocupa España dentro de este grupo de cola depende del indicador utilizado. En términos de paro juvenil (15-24) España es el segundo peor país por detrás de Grecia. Al contrario, si miramos al porcentaje de NEET (o ninis en Español) entre los menores de 30, España ocupa el último puesto seguido por Italia.

Formación profesional básica y educación de segunda oportunidad

No es una sorpresa que muchos capítulos apuntan al problema de la dualidad laboral y la precariedad del empleo juvenil. Tampoco resultan muy sorprendentes, aunque sí relevantes, las múltiples referencias a los beneficios de la introducción de un contrato único (véanse los capítulos para España, Francia, Portugal e Italia).

Por el contrario, uno de los aspectos que más me gusta del libro es el énfasis que muchos de sus autores ponen en la importancia de programas de apoyo o de segunda oportunidad para jóvenes que podrían abandonar o que ya han abandonado el sistema educativo de manera prematura. Espero que los políticos españoles se den por enterados. El abandono escolar es sin duda el problema más grave del sistema educativo español como hemos argumentado muchas veces en este blog. El gobierno parece reconocerlo, pero las medidas adoptadas hasta la fecha son insuficientes y donde se han dado pasos en la buena dirección falta el apoyo institucional necesario, tanto por parte de las autoridades como de los interlocutores sociales, para transformar los planes en realidad.

En los últimos años se ha creado la base legal para la formación profesional dual. También se ha introducido la opción de la formación profesional básica a partir de los 15 años. Como demuestra la experiencia internacional, ambas novedades pueden ayudar a reducir el abandono escolar y las tasas de paro juvenil, pero poco se sabe de ellas. Peor todavia, se han dado claros pasos en falso como los drásticos recortes en los fondos para los programas de refuerzo y orientación para los alumnos con problemas de aprendizaje.

Garantía Juvenil

La recién introducida Garantía Juvenil no es la panacea para todos estos problemas, como explicamos en el último capítulo del libro. Sin embargo, la llegada de fondos europeos debería servir para ofrecer opciones de formación o educación a los casi 550,000 ninis sin estudios secundarios. Además, en el futuro la Garantía Juvenil podría ser un buen instrumento para diseñar acciones preventivas para reducir el abandono escolar, algo que requiere la creación de redes locales que conectan los servicios sociales, el sistema público de empleo y los propios centros educativos. Pero los hechos no invitan al optimismo, según los últimos datos públicos (de noviembre 2014) solo el 4% de los más de 800,000 ninis se ha registrado para recibir las ayudas y no hay ninguna campaña gubernamental para movilizar al resto de los jóvenes. En estas condiciones, lo más probable es que se destinará la mayor parte de los fondos europeos a medidas para subvencionar la contratación de los jóvenes mejor posicionados en vez de financiar medidas para mejorar la empleabilidad de los jóvenes sin formación, como argumentamos en el libro.

Todavía estamos a tiempo para evitar otra decepción. Basta con que los partidos políticos y los interlocutores sociales se comprometen de verdad con el futuro de los jóvenes españoles y que no pretendan que el problema del paro juvenil se resuelva con parches o medidas a medias.

Aquí lo dejo para hoy. Espero que os guste el libro.

* Los autores del capítulo sobre España son José-Ignacio (Nacho) García Pérez y Judit Vall Castello. Los dos presentan evidencia sobre el coste a largo plazo de la temporalidad para trabajadores poco cualificados. Lectura obligada.