La Gran Apuesta, Insider Trading, Behavioral Economics y Moral hazard

por Jose Luis Peydro el 28/01/2016

No he visto todavía la película de la Gran Apuesta pero el libro en el que está basada es muy bueno, The Big Short. Cuando hay burbujas de activos (precios muy superiores a los fundamentales) es óptimo vender en corto (short selling) el activo sobrevalorado, y así tener una ganancia cuando el precio baja a su nivel de fundamentales (vendes hoy a un precio mayor del que lo comprarás en un tiempo). Una pregunta clave es: por qué los activos están tan sobrevalorados inicialmente, especialmente activos que el sector financiero compra y vende de forma exclusiva (ABS, CDOs…), donde la gente que compra y vende es en general lista y con conocimientos financieros (no la población en general cuyos conocimientos financieros son bajos)?

Las teorías de behavioural finance se basan en que las personas tenemos cierta irracionalidad (sesgos cognitivos) como p.ej. ser demasiado optimistas, con memoria corta ignorando los riesgos de cola (tail risks). De hecho hay muchos banqueros que perdieron mucho dinero cuando Lehman Brothers quebró, incluso su CEO y presidente, Dick Fuld. Si perdieron tanto dinero es porque ellos creían en su banco y en el riesgo que tomaban, algunos dicen, por lo que eran demasiado optimistas. En un papel que sacamos mañana con José Marín de la Carlos III y una antigua estudiante de la UPF, Ozlem Akin, analizamos el insider trading de los insiders (CEO, CFO, chairman…) de los 200 mayores bancos americanos desde 2004 hasta la crisis. Vendieron los insiders de los bancos antes de la crisis?

Sí! Encontramos que las ventas de los top-5 insiders (CEO, CFO, presidente…) de las acciones de sus bancos antes de las malas noticias de la reducción de precios del sector inmobiliario predice que esos bancos van a perder mucho más en la crisis financiera de 2007-08. De hecho, los efectos no son estadísticamente importante para los oficiales medios ni para los directores independientes, pero sólo para los máximos dirigentes del banco (los que tienen mayor información y conocimiento global de su banco). Además los efectos son bastante mayores para los bancos con mayor exposición al real estate, es decir los que surfeaban de verdad la burbuja inmobiliaria: 1 desviación típica de mayores ventas de acciones de estos bancos antes de la crisis vía insider trading implica una bajada de retornos de las acciones de los bancos en la crisis de -14%, que es la mitad de la caída media (-28%) en 2007-08.

Estos resultados sugieren que los bancos (al menos sus dirigentes) entendían muy bien el riesgo excesivo que tomaban y vendieron en gran parte antes de la caída de precios de las acciones de los bancos. No todo es behavioural economics. El moral hazard en la banca es importante para explicar el riesgo excesivo. En nuestro libro con Xavier Freixas y Luc Laeven (Systemic Risk, Crises and Macroprudential Policy) explicamos las burbujas cuando los bancos son importantes, ya que es el moral hazard de un sector con un endeudamiento muy alto (por encima del 95%) y con fuertes garantías explícitas e implícitas de los taxpayers. La nueva regulación intenta reducir estos problemas, aunque no siempre lo consigue, a veces debido a cuestiones de political economy, incluida la captura de los políticos por parte del sistema financiero, de esto hablaré otro día.

Escéptico enero 28, 2016 a las 09:40

Detrás de todos estos palabros la idea es muy sencilla… apostar con dinero ajeno es muy fácil ¿no?

Ntlg enero 28, 2016 a las 09:41

Gracias Jose Luis, muy interesante. ¿Podrías enlazar el paper por favor? Gracias

Alf enero 28, 2016 a las 11:51

Como outsider con un desconocimiento total de finanzas, esto me palntea una pregunta: ¿Están los directivos de una empresa obligados a informar a los accionistas de las compras o ventas que hacen de las acciones de la empresa que son de su propiedad? Creo que como accionista de una empresa, me importaría mucho saber cuanto antes que el CEO acaba de vender todas las acciones de ésta que poseía.

Ciril enero 28, 2016 a las 14:02

Dejando a un lado el hecho de que los banqueros sepan que estan tomando demasiado riesgo, que vendan sus acciones al percibir una burbuja es algo positivo, no? Corrige los precios poniendo presion a la baja y ademas sirve como como senhal al mercado de que el activo esta (probablemente) sobrevalorado. Correcto?

Escéptico enero 28, 2016 a las 14:16

Sí… si me lo dicen a mí antes…. ;)

fdo enero 28, 2016 a las 15:24

moral hazard=daño moral
behavioural economics= economía del comportamiento
taxpayers=contribuyentes
political economy=economía política
real estate= mercado inmobiliario
……….

No soy excesivamente talibán con el tema de los anglicismos, pero, salvo algún término que no tenga traducción ¿no es mejor poner las cosas en castellano en un artículo en castellano?

Carlos Zamora enero 28, 2016 a las 16:49

No entiendo bien que uno de los principales puntos sea el ataca a behavioral economics. De hecho creo que tu conclusion sobre behavioral economics no se mantiene. Para ello deberías explicarnos qué información (privilegiada?) tenían estos sujetos. ¿Qué les llevó a tener tantos activos de su empresa si eran tan racionales? Etc. El resultado que presentas es muy interesante. La conclusión muy pobre.

h50 enero 28, 2016 a las 18:46

Habrá que ver el paper. A bote pronto hay un montón de sesgos que pueden afectar las ventas de los insiders, por ejemplo una mayor concentración de su net worth que el resto de la plantilla en las acciones de la empresa, mayor edad (y menos ganas de estar 100% en RV). Si uno está convencido de que el mercado hipotecario va a reventar, no vende un poquito: lo vende todo, después se apalanca un factor 10 y se pone corto. Mira lo que hizo el ex-consejero delegado de Abengoa: cobró la indemnización, se fue a un hedge fund y tomó una posición enorme en contra de la empresa. Claro que en EEUU, a diferencia de España, puedes acabar en la cárcel por cosas así.

Casandra enero 29, 2016 a las 10:42

Pues yo sí he visto la película y, aunque no está mal, no es para tanto. Es decir, no sé qué tiene de especial y tampoco me parece que cuente nada nuevo. La mayoría aferrados a una falacia tipo “this time is different” robando con instrumentos financieros creados ad-hoc ( que quizá debieran estar prohibidos) y unos pocos que vieron lo que pasaba, apostaron en consecuencia, persistieron y ganaron.

Antonio Moreno enero 31, 2016 a las 20:04

José Luis, muchas gracias por el post. Si esto es así, entonces las implicaciones éticas son terribles para estos “capitanes de barco” que se tiran al agua justo antes de que se hunda el barco, ¿no te parece?

Se han cerrado los comentarios de esta entrada.

Previous post:

Next post: