Innovación, competitividad, arte, a través del Barça

Para un aficionado del Barça, este sábado y domingo, así como las dos últimas semanas, han sido sublimes. El Barça ha ganado de forma magistral la Champions, la Liga, y la Copa. Ayer y antes de ayer era casi imposible pensar en algo diferente al fútbol. Creo que el fútbol es muy interesante para la Economía en muchos aspectos, y en este post, sostengo que una de las lecciones que da el fútbol para la economía es para la competitividad e innovación.

El crecimiento económico depende fundamentalmente de la productividad, y ésta de la innovación, aunque medir el impacto exacto en el PIB de la innovación tiene dificultades, es obvio que sí aumenta nuestro bienestar y felicidad. La innovación, obviamente, no es simplemente la innovación que se hace en universidades o con programas formales públicos o privados de I+D, sino que abarca muchos ámbitos y aspectos.

En el deporte hay mucha innovación, y los incentivos a la innovación son pecuniarios y no pecuniarios. Un caso espectacular es el de Richard Fosbury, ex-atleta estadounidense en salto de altura que inventó una nueva técnica (Fosbury Flop) para pasar por encima del listón y que, posteriormente, han aplicado todos los saltadores. Esta innovación le dio la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de México de 1968, e hizo que el record del mundo aumentase de forma espectacular. Otras veces, en cambio, no hace falta innovar para crear valor, pero se puede copiar una innovación que aprendes en otro lugar y la creación de valor viene al aplicarla en tu negocio o país. Por ejemplo, Nino Buscató, estrella del Joventut de Badalona y de la selección española, dijo recientemente que fue el primer jugador en la Liga española de baloncesto a tirar a canasta sin los pies en el suelo (tiro en suspensión), y lo empezó a hacer después de ver a los americanos hacerlo en los juegos olímpicos de Roma de 1960.

De hecho, muchos entrenadores de fútbol van a las instalaciones del Barça a ver cómo el Barça entrena, tanto al primer equipo, como a los equipos de La Masia, para aprender – y copiar o adaptar – las fronteras del conocimiento sobre fútbol. Vienen a estudiar un estilo que ha dado al Barça 4 Champions y 7 Ligas desde el 2005. El estilo del Barça de fútbol es diferente a otros estilos, por ejemplo al estilo físico y directo de alemanes e ingleses, al del catenaccio italiano, al juego más lento y de muchos regates en Suramérica, al estilo Mourihno, etc.

El estilo del Barça viene de Johann Cruyff, no sólo uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, sino el entrenador que cambió el Barça para siempre. Desde que él vino, el Barça pasó a ser un equipo ganador. Su idea del fútbol está explicada en muchos sitios, y por él mismo, pero también se puede leer en este artículo del Financial Times de este fin de semana: muchos pases rápidos y primer toque (“lo importante es el ritmo del balón”), posesión del balón (“si tú tienes el balón, el rival no lo tiene”), jugadores que físicamente pueden ser bajitos o no rápidos con el físico, pero sí mentalmente o incluso en todo (“hay que potenciar las calidades básicas” y “hay que ganar siempre el uno contra uno”), y el fútbol total que inició Rinus Michels donde todos los jugadores atacan y defienden, p.ej. los delanteros presionan y son los primeros defensores, los defensas (laterales) atacan, y su posición se cubre, etc.

Esta forma de jugar ha dado al Barça su mejor periodo de la historia. Este estilo, sin embargo, ha ido evolucionando con el tiempo, alrededor de una idea básica, para ir adaptándolo a los nuevos tiempos, ya que los rivales reaccionan y mejoran sus tácticas. Por ejemplo, con Guardiola se presionó mucho más al contrario y se defendió mejor (quizás porque Guardiola también jugó en Italia y copió algo de la defensa italiana), así como se potenció la idea del “falso nueve”. Este video de 10 minutos sobre un solo partido resume el juego del Barça de la época de Guardiola. Luis Enrique también ha innovado en el método: se ha jugado, a veces, de forma muy directa, e incluso usando recurrentemente contraataques para marcar, como los dos últimos goles de la Champions del Barça; este cambio parecía impensable años atrás.

Estas innovaciones generan rendimientos crecientes en el mundo del fútbol, ya que aparte de que los entrenadores de fuera vienen a ver el Barça para aprender de fútbol, los mejores jugadores del mundo, como Neymar y Suárez, quieren jugar en el Barça porque este equipo juega (para muchos) como nadie y encima gana títulos (los salarios son muy altos, sí, pero en otros sitios podrían ganar incluso bastante más). Los mejores quieren estar con los mejores ya que aprenden de ellos, y esa capacidad de atraer el talento más top, pagándolo bien, por supuesto, es la mejor arma para mejorar la competitividad y productividad que puede haber. Seguro que en un entorno así florece la innovación y creatividad. Esta creo que es una lección clave para la Economía. Para que en España o para que en Barcelona florezcan otros ámbitos de excelencia que no sean el fútbol, p.ej. en investigación universitaria, medicina o en empresas punteras, los extranjeros muy buenos deben desear venir, y para que esto pase, tiene que haber algo de talento aquí (el talento atrae el talento), y se tiene que compensar bien ese talento (ya sabemos que lo caro para un país es el no talento y la falta de innovación). Pero claro, no todo es crear un método, una innovación, también hay genios únicos en la historia que no se programan y que difícilmente se repetirán, como Messi (por cierto clave en los tres goles del Barça en la final de la Champions, en la Copa y en la Liga), que hacen del fútbol un arte total.

Hay 4 comentarios
  • Menos mal que, en plena coherencia neoclásica, no recomendáis bajar los salarios para aumentar la productividad…

    Saludos.

  • El espíritu del artículo está claro. Pero, en plan mosca cojonera, me parece que el fútbol, precisamente el fútbol es una de esas cosas que habría que esconder bajo la alfombra cuando se trata de poner de ejemplo positivo. Lo contrario es dispararse en el pie:

    Partidos amañados a cascoporro, redes de apuestas ilegales, recalificaciones urbanísticas a go-go, ventajas fiscales para atraer talento extranjero usadas para contratar a ágrafos-puteros de 20 años que no pagan a hacienda como correspondería a su salario merced a sociedades interpuestas, blanqueo de capitales, ¿hablamos de los presidentes de los clubes de fútbol, incluyendo los del barça en la cárcel o investigados?, traspasos fraudulentos y plagados de comisiones opacas, el ejemplo de autoregulación de los mercados dados por la RFEF y la FIFA, el ejemplo de mercados en competencia en el que todos la agentes acaban arruinados porque tienen que gastar más de lo que ingresan para aguantar el ritmo de los rivales (a no ser que el estado entre con un hacha a poner orden).

    Otro día hablamos de Italia siendo hegemónica cuando se dopaban a grifo abierto, de Alemania ganando mundiales cuando se dopaban a grifo abierto, de España... ¿Eufemiano Fuentes? I don't know what you mean.

    En fin, que felicidades a la culerada, pero menos humos y separación fútbol-estado hoy porque mañana es tarde.

  • Hola, para intentar ligar lo que dice EB con el autor:
    Por mucho que los europeos nos estemos enfrentando a la FIFA, sigue habiendo un montón de personajes con intereses para que el futbol siga siendo "tradicional". Ningún uso de tecnología porque lo quita "el sabor" al fútbol (con un par, si señor), ningún intento de hacer que los tramposos paguen ya que "la polémica es la esencia del fútbol" y demás chorradas.
    Creo que equipos cada vez más profesionales (la distancia entre grandes y pequeños del futbol se ensancha) verán la necesidad de organizarse para evitar las mafias federativas. En basket ya se creó la Euroliga para competir en el ambito empresarial. Aún espero que se haga lo mismo para el fútbol. Profesionalizar el fútbol, buscar el máximo rendimiento y el mayor espectáculo, no olvidemos que el fútbol es sobretoto un espectáculo, tienen que ser los objetivos principales de cualquier club, en ningún caso rendir pleitesía a las élites del país (palco del Bernabeu).

  • Leí que luego de la liberalización del mercado europeo de futbolistas en la década de 1990, las ligas de Francia y Holanda perdieron talento ante las demás por mantener impuestos más altos.

    La liga de España reparte los ingresos de televisión de manera mucho menos equitativa en en Inglaterra, Italia y Alemania. Por eso el Real Madrid y el Barcelona tienen un dominio mucho mayor que otras ligas.

    La liga de Alemania permite equipos privatizados, pero exige que en la junta directiva haya mayoría absoluta de representantes del club de socios. Por eso los precios de las entradas y los abonos son muchísimo más baratos que en Inglaterra.

Los comentarios están cerrados.