Recuperar la deducción por vivienda es una mala idea

de J. Ignacio Conde-Ruiz  y Juan F. Rubio-Ramírez

En el Consejo de Ministros del 30 de diciembre del 2011 , el nuevo Gobierno ha anunciado que va a recuperar la deducción por vivienda. Este anuncio se ha hecho a la vez que se suben, también de forma discutible, los impuestos a las rentas del trabajo y el capital. Aunque es posible que desde el punto de vista electoral la medida pueda ser atractiva para los votantes, pensamos que desde el punto de vista económico no tiene ninguna justificación. En este artículo trataremos de argumentar nuestra posición (una versión reducida del mismo salió publicado en El País).

Repasemos primero la historia de la deducción por vivienda en nuestro país. Esta se introdujo en 1979 (Ley 44/1978 del IRPF).  Hasta el año 1999 en líneas generales se trataba de una deducción en la cuota del 15% de las cantidades satisfechas por la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual. A partir de 1999 (Ley  40/1998 del IRPF) se elevó y se estableció que  la base máxima era de 9.015,18 euros anuales distribuida de la siguiente manera: durante los dos primeros años, la deducción era del 25% sobre 4.507,59 euros y del 15% sobre el exceso hasta 9.015,18 euros y para los años posteriores los porcentajes pasaban al 20% y el 15%, respectivamente. A partir  de enero de 2011 se eliminó la deducción por vivienda únicamente para las rentas superiores a los 24.000 euros, en concreto, para rentas inferiores a 17.000 euros anuales, se mantuvo la deducción vigente. Para rentas superiores a 17.000 euros, la deducción se redujo linealmente hasta  desaparecer a los 24.000 euros anuales.

Pasemos ahora a analizar el coste que tiene la deducción por vivienda para las arcas públicas.  En el año 2008 la deducción por vivienda supuso cerca de 6.140 millones de euros (0,6% del PIB). Es decir, estamos hablando de una cantidad similar a toda la inversión publica en I+D en ese año. Pero además, en los últimos 10 años la medida ha costado 53.000 millones de euros (alrededor del 5% del PIB).  Además es regresiva, son únicamente las rentas más altas las que tienen suficiente capacidad adquisitiva  para conseguir la máxima deducción permitida por la Ley (es decir, son estos lo que tienen suficientes recursos para  conseguir optimizar fiscalmente al máximo).

Hay otros factores que desaconsejan su reinstauración, la deducción por vivienda hace más atractiva la compra frente al alquiler y sesga las decisiones de ahorro de los hogares hacia la adquisición de vivienda en propiedad. De hecho, en España el mercado del alquiler es prácticamente inexistente y el 81% de las familias tienen una vivienda en propiedad (frente al 64% de la media europea).  Según la Encuesta Financiera de las Familias, en el año 2008 la vivienda es el activo más importante, representando el 55% del valor de sus activos totales. La deducción no solo alimenta la creación de burbujas especulativas como la que acabamos de sufrir, además, la experiencia internacional nos muestra que la vivienda en propiedad reduce los incentivos de los trabajadores a mudarse de un lugar a otro por motivos laborales y esta reducción en la movilidad tiene efectos negativos sobre la tasa de paro.

Además existe un amplio consenso entre los economistas y los organismos internacionales (IMF y OCDE) en el hecho de que aumentar las deducciones por vivienda tiene un efecto directo en la subida del precio de esta. Permítanos un simple ejemplo para entender la intuición detrás de este resultado. Supongamos que hay 5 casas para vender (la oferta de viviendas es fija) y que hay un conjunto de compradores con distintas valoraciones. En estas condiciones, el precio de las viviendas sería igual a la disponibilidad a pagar del consumidor con la quinta valoración más alta. Supongamos que este valoración sea 100€. Así, en ausencia de subsidio el precio de las viviendas sería 100€.

Si el gobierno introduce una ayuda por compra de viviendas que permite deducir el 10% del precio pagado, cada comprador potencial estaría dispuesto a pagar 1,11 veces lo que estaba dispuesto a pagar sin la deducción. ¿Por que? Consideremos el comprador con la quinta valoración más alta que valora la vivienda 100€. Con la deducción, este comprador estaría dispuesto a pagar 111,11€ ya que una vez descontado el 10%, es decir 11,11€, estaría pagando tan solo los 100€ originales. Como el precio de equilibrio sigue siendo la disponibilidad a pagar del comprador con quinta valoración mas alta el precio sube a 111,11€. Conclusión, la subvención se traslada por completo a precios.

Sabemos que en la realidad las cosas no son tan simples, que es posible que la oferta de viviendas se amplíe frente a la tendencia a la subida de precios y por consiguiente no toda la deducción acabe en manos de los vendedores. No obstante, en la situación actual, donde según los datos oficiales hay un stock de viviendas sin vender superior a 750 mil viviendas, no parece que el efecto de los precios sobre la oferta vaya a ser muy grande. Así, esperamos que la deducción se traslade, casi íntegramente, al precio de la vivienda.

Por tanto, se trata de una medida que tendrá efectos negativos en las arcas públicas (en un momento en el que necesitamos subir impuestos para reducir el déficit), es regresiva y, sin apenas efectos positivos en los ciudadanos. La pregunta es, ¿quién es el beneficiario último de volver a introducir la deducción por vivienda? La respuesta parece clara. Por un lado, los promotores de viviendas que podrán venderlas a precios más elevados. Por otro, aquellas entidades financieras que, por su mala gestión, tengan sus balances muy expuestos al sector inmobiliario.

Si el objetivo final es que todos los ciudadanos tengan acceso a una vivienda, la mejor forma de hacerlo es potenciar el mercado del alquiler eliminando completamente la deducción por vivienda (en la actualidad aun existe para las rentas bajas) y reorientando todos los recursos hacia el alquiler (todo lo contrario a lo que ha hecho el gobierno). Además será necesaria la liberalización de los contratos de alquiler, el aumento de la seguridad jurídica de los propietarios y la reducción de las trabas a los inquilinos (tal y como proponían los expertos en el documento “Por un mercado de la vivienda que funcione: Una propuesta de reforma estructural” impulsada desde FEDEA.  

Si el objetivo final  es revitalizar el sector de la construcción debemos eliminar el stock de viviendas sin vender cuanto antes  y la mejor vía es que caigan los precios. Para ello, es prioritario eliminar todas las incertidumbres sobre la deducción y así evitar que los compradores y vendedores sigan posponiendo sus decisiones como esta ocurriendo en la actualidad. En segundo lugar, una medida más efectiva y mucho más barata es la anunciada también por el Presidente en el debate de investidura de sanear los balances bancarios imponiendo un recorte en la valoración de determinados activos inmobiliarios e incentivando la venta de los mismos.

Así, nos encontramos ante la paradójica situación de que, por un lado el gobierno entrante se enfrenta a un periodo de dura consolidación fiscal con importantes recortes de gasto y aumentos de impuestos y, por otro, quiere reintroducir una deducción  fiscal cara y regresiva, que no parece favorecer a los ciudadanos sino a promotores y entidades financieras mal gestionadas.

Hay 43 comentarios
  • Estoy bastante deacuerdo con lo comentado en el post, por otra parte me gustaría comentar la parte del beneficio a la banca que supone esta deducción:

    En principio estoy en contra de casi toda subvencion de compra/alquiler de cualquier de cualquier producto y más aun cuando son generalizadas, ya que provocan una subida de precios a medio plazo que eliminan los beneficios de dicha subvención (la gente compra un producto no por lo que vale sino por lo que está dispuesta a pagar). Pero la reintroducción de esta deducción me parece acertada ya que los bancos y promotores construyeron y dieron las hipotecas con dichas subvenciones en vigor y bien asentadas. El importe prestado ya tenía asumida la deducción, al eliminar la subvención el precio del inmueble baja aun más de lo que están bajando por la crisis y obligará a reconocer más perdidas (el día que las reconozcan). Cuando obligen a los bancos a reconocer perdidas el estado deberá recapitalizarlos, eliminando la subvención habrá que recapitalizarlos más aun.

    Estas deducciones se deberían haber eliminado en el 2002-2006 (o no haber existido nunca), pero en una crisis como la actual creo que es mejor no echar mas leña al fuego.

    • Si la deducción-IRPF-vivienda fuera específicamente una ayuda a la banca, debería discriminar de alguna manera contra las transacciones que no fueran de viviendas de su propiedad.

      Se reinstaura más por religión que por economía. Presupone determinada concepción del homo econonomicus.

      En el mundo académico, en el Banco España y entre los investigadores que orbitan alrededor del Instituto de Estudios Fiscales, no hay nadie que esté a favor de la deducción que se reinstaura. ¿Por qué se hace?, encima con el coste inmenso que tiene (el 10% de la recaudación del impuesto).

      ¿Por qué se decide decir que no se piensa tocar el IVA y los IIEE?

      En materia de Política Tributaria, señores, qué época más rara estamos inaugurando.

  • Hay una cosa importante que obvia el articulo. Las compraventas de viviendas generan ingresos por impuestos contantes y sonantes, aquí y ahora (IVA o ITP, ambos un 7%, sin contar las ganancias patrimoniales si las hubiera), mientras que las deducciones se van repartiendo en el futuro (si es que se mantienen), cosa que nos puede venir bien en este momento.

    Además, dificilmente todos los compradores se puedan desgrabar el 15% de la totalidad de la vivienda (generalmente hay una aportación inicial de capital que sobrepasa el máximo deducible) y posteriormente, cada vez que se vuelve a vender la vivienda el estado vuelve a ingresar el 7% del importe.

    Al final al estado le interesa que las viviendas cambien de manos cuanto más mejor.

    Estoy de acuerdo que lo ideal sería eliminar la desgravación, pero también se debería eliminar el ITP, o al menos reducirlo mucho.

  • Alguien sabe porqué no se articulan las ayudas a la vivienda en forma de rebajas a los impuestos que gravan la compra, y en su lugar primero te meten una burrada de [IVA o transmisiones patrimoniales] e IRPF, y luego dan una desgravación??

    Quiero decir, más allá de la conveniencia de apoyar la compra de vivienda, ¿porque te dificultan la compra con impuestos y luego te lo van devolviendo con la desgavación?

    Antes tenia sentido como subsidio a los bancos (era una forma de obligarte a financiar más), pero ahora los bancos tienen más interés en quitarse el stock de encima que en aumentar su cartera hipotecaria, y ya no tiene mucho sentido para nadie. ¿Me pierdo algo?

  • "Si el objetivo final es revitalizar el sector de la construcción debemos eliminar el stock de viviendas sin vender cuanto antes y la mejor vía es que caigan los precios."

    Parece que las prioridades van a ser otras: proteger a bancos y propietarios a costa de la economía.
    Mientras tanto, los inquilinos seguimos discriminados y pagando entre todos la propiedad de los demás. Vergonzoso.

  • ¡País!
    Menuda democracia que tenemos.
    Se extruja a quien no tiene opción, a quien depende de una nómina, vía IRPF.
    Se facilita y financia a quien elide cargas fiscales (legalmente off course), y especula con la deuda pública.
    Se frena la inversión en I+D, se recorta en Educación, Sanidad, Servicios Sociales...
    Se fomenta la industria de "futuro": Ladrillo.
    Negro futuro.

  • Excelente post. Cuantas más medidas tomemos para impedir el ajuste necesario en el mercado inmobiliario, más doloroso será.

    Las medidas del nuevo gobierno no me están gustando nada, después de tantas idas y venidas, promesas sobre bajadas de impuestos (y sobre no subir ninguno), máxima prioridad a cambiar el modelo productivo y potenciar el crecimiento futuro.... ¿la solución a la crisis es subir impuestos, subvencionar el ladrillo y cortar en casi todo (incluyendo I+D y educación)?

  • Buena entrada, pero no habéis hablado de lo más sorprendente de la recuperación de la deducción por vivienda: la retroactividad de la medida. Este no era un compromiso electoral del PP, es decir, no hacía falta ni siquiera por razones electorales. Tampoco ayuda a reactivar el mercado inmobiliario, si eso es lo que tenía en mente el Gobierno, porque obviamente esas viviendas ya están vendidas. Y es injusto porque los beneficiarios de las ayudas decidieron comprar sabiendo que no disfrutarían de la deducción fiscal, lo cual presumiblemente les permitió pagar menos. ¿Quién es el "genio" que asesora a Montoro? Y pensar que con ZP creíamos haber visto todos los disparates posibles en política económica.

  • Muy buen análisis. Durante mucho tiempo la deducción por vivienda ha sido como tirar gasolina al fuego.

    Hay otro efecto indirecto que, quizás, también se tendría que tener en cuenta en estos momentos. Como habeis comentado, la deducción incentiva el régimen de propiedad frente al alquiler. ¿No actua la propiedad de la vivienda como ancla para la mobilidad territorial de los trabajadores?. ¿Conoceis algún estudio sobre el tema?

  • Hola Nacho De acuerdo Mi apoyo expresado en prensa el mismo 25 en Diari Ara Va en catalán, que no traduzco por aquello de que el Blog es ''casi siempre en español''...
    El CAREC en informe que se puede encontrar en la web http://premsa.gencat.cat/pres_fsvp/0/notapremsavw/132153.html
    se ha pronunciado también en contra

    Mis respuestas al periodista
    1-Està a favor o en contra de les mesures -manteniment de l'IVA superreduït i recuperació de la desgravació de l'IRPF per compra d'habitatge per a totes les rendes?

    No. El buidat de l'elevat estoc actual no el solucionarem, un a un, posant més compradors particulars, incentivats per la desgravació fiscal, a les cues dels bancs per a crèdits hipotecaris. Suposant està clar que les entitats les concedeixin. A més és diner que hauria de sortir en part d'un dipòsit estalviat fet que en part complica la solvencia de les entitats. En general els subsidis en part es capitalitzen, és adir, aninem a mantener uns preus que es resisteixen a baixar al nivel que correspon a la realitat de l’economia. Sabem a més les consequències que aquesta mena de deduccions ja varen provocar en el passat: inflen la demanda artificialment, fan perdre ingresos tributaris i son fiscalment regressives a la vista de qui se’n beneficia en major mesura. I encara que es plantegi com a transitòria, després costa prou de treure.

    2. Se li acudeix alguna altra via per a la reactivació/recuperació del mercat immobiliari al marge de les mesures?

    Afavorint que societats inversores comprin part de l'estoc i l'activin en règim de lloguer. No és normal que Espanya tingui tant poca tenencia en aquesta modalitat. Cal animar el lloguer pels efectes externs que te també sobre el conjunt de l’economia i la mobilitat laboral. Si es vol, en una primera fase aquest ajust es podría fer transitòriament deduïble per a determinats trams de renda que no superin límits prefixats a l’IRPF i per a les societats tenidores, en el que sigui nou impost de patrimoni. Caldria també millorar la seguretat jurídica contractual del lloguer amb formes d’aval publiques si s’escau. I si el problema és l’aspiració a la compra de l’habitatge per part de la ciutadania, permetre el lloguer amb opció de compra, o separar l’us de fruit de la nua propietat, obriria fòrmules d’adquisició més flexibles i a cost més raonable que les avui existents.

  • Muy buena entrada. Enhorabuena.
    Creo que sería interesante ahondar en algo que dejáis caer con la comparación al gasto en I+D: el coste en términos de recortes que implican las deducciones en general.

  • Seguramentet una buena parte del importe deducido se incorporará a una menor reducción en el necesario ajuste de los precios de la vivienda, y adamas es una medida regresiva. Respecto a la critica que generalmente se hace de la inclinación a adquirir una vivienda en lugar de alquilar, no la comparto. Tiene inconvenientes, pero si una familia quiere ahorrar y mantener una cierta renta real en la vejez, esta es una alternativa (quizas la unica segura) que le proporciona un efecto ingreso mas adelante, y es mucho mejor que un plan de pensiones, que tambien ofrece ventajas fiscales que terminan en manos de los gestores del fondo o entidad finaciera. La alternativa bursatil no suele ser una opción para la inmensa mayoria de las rentas medias-bajas

  • En el período anterior a 1999, además de la desgravación del 15%, se deducían de la base imponible los intereses pagados por el préstamo hipotecario. En consecuencia, el efecto conjunto de los dos apartados era mucho más favorable al contribuyente que la normativa posterior, es decir, que el Gobierno Aznar redujo las facilidades y no al revés.

    • Contestación

      No es cierto que la desgravación anterior a 1999 fuera más generosa dependía del tipo marginal de contribuyente. La prueba de ello es que se estableció una compensación por la cambio de la deducción para aquellos contribuyentes que la nueva deducción les perjudicaba y solo se acogieron 0,153 millones de declarantes de los 3,5 que tuvieron derecho a deducción en 1999, es decir, el cambio en la deducción solo perjudico al 4% de los contribuyentes al resto les beneficio. Por tanto es incorrecto decir que la deducción vigente hasta 1999 era más favorable que la normativa posterior (véase http://www.meh.es/Documentacion/Publico/Inspgral/Memorias/MemoriaTributaria2000.pdf) .

  • Una entrada muy correcta y en la que básicamente coincido.

    No obstante, me surge una duda. En el ejemplo de las 5 viviendas (que suponemos iguales) implicitamente se asume un número de compradores mayor que 5. Supongamos que no es el caso, que sólo hay 4 (o menos) compradores. Para simplificar más, supongamos que todos tienen la misma valoración (100).
    El problema lo tienen los vendedores: sin deducción se entra en una subasta a la baja para captar a los compradores. En esta situación, la deducción no generaría un incremento en el precio y sería capturada por los compradores (lo cual, como se comenta en la entrada no necesariamente es positivo ni, ciertamente, socialmente progresivo).

  • Gracias por la interesante entrada y señalar los problemas que se plantean con esta medida. Había empezado a pensar que ahora ya no tocaba evaluar con rigor en NeG la nueva política económica. Es un alivio ver que no es así

    Para colmo de males, la deducción encima es retroactiva. El diario Expansión calcula que la broma nos va a costar 145 millones al año. ¿No hubiese sido mucho mejor no hacer este cambio y destinar los recursos a I+D+i?

    Apuntáis aspectos discutibles en el resto de aumentos impositivos aprobados. ¿Tenéis pensado escribir algún post al respecto?

  • La primera pregunta es si en estos momentos la subvención estimula la compra de viviendas hasta un valor significativo...Los tipos de interés que están exigiendo los bancos ahora y las cautelas exigidas al comprador, unidos a la incertidumbre de este ante la crisis me hacen dudar de la importancia de la la medida; por tanto la primera respuesta podría ser NO, es decir la medida no tendrá importancia, es una medida que tendrá escasa repercusión de la que no vale la pena hablar.
    Pero supongamos que SI tiene repercusión , en este caso el comprador puede optar por comprarla del stock, lo que aliviaria este, rehubicando la deuda trayendo recursos de fuera
    del sector inmobiliario o financiero; o bien decide realizar vivienda nueva, con lo que sacara del paro a trabajadores tanto de la construcción como de otros sectores, con lo que el PP cumpliría con compromiso de disminuir el paro con lo que eso supone para la reducción del gasto publico y la mejora de la recaudación.
    Por tanto en mi opinión es una medida Populista con poco recorrido que tenían en su programa y que no creo que vaya a agrandar la burbuja.

  • Si el objetivo del gobierno es ayudar a comprar una vivienda debe de haber mejores formas de hacerlo. La evolución de los precios de la vivienda en España desde 1979 hasta 2012 no parece indicar que la ayuda haya mejorado la posición compradora de las familias. Vista la burbuja inmobiliaria que hemos tenido es bastante difícil hacerlo peor (lo de ayudar a las familias a comprar una casa). No sé si es cuestión de pensar un poco o de copiar lo que hacen otros países

    El atractivo de esta ayuda es que mucha gente se "beneficia" de ella, ya que, en España, el porcentaje de vivienda en propiedad es muy alto. Nos gusta más un descuento de 10 euros en un artículo de 130 euros que comprar ese mismo artículo por 100 euros (cuando desconocemos el precio real). El resultado parece ser que el gobierno (éste y los anteriores) ayuda a los promotores y los bancos mientras que lo que quiere, o parece que quiere, es ayudar a los compradores.

    Esta crisis sería una buena oportunidad de quitar ayudas populares que no son realmente eficientes. Creo que mucha gente entendería la reducción de ayudas con la que está cayendo. Ya puestos, podíamos quitar las que funcionan peor.

  • pero vamos a ver, que esperabais?. De acuerdo que el PSOE ha sido un desastre, pero hay que reconocer que le ha estallado la pelota del PP en las manos. Quien creó la burbuja inmobiliaria? Quien gobernaba cuando subieron tanto los precios de la vivienda? Cierto que el PSOE ha tenido 8 años para solucionar el problema y no lo ha sabido hacer. Por que tengo que financiar yo la compra de la vivienda de mi vecino y con mis impuestos pagarle un 15% de su vivienda? No aprendemos ni aprenderemos nunca. Cuando van a poner solución los políticos a tanto dinero negro y fraude fiscal que se produce en nuestro país? Los empresarios apenas pagan impuestos, los autonomos declaran una media de 6000 euros anuales de beneficios (yo del gobierno les daba un trabajo un un sueldo similar durante muchos años, y si no, a la carcel). Por que hay tantos trabajadores propietarios de viviendas y que tienen nominas de convenio laboral si con eso apenas se puede vivir?
    Salvamos bancos, financiamos o subvencionamos la compra de viviendas, mantenemos bebes y hasta ahora emancipados. En que pais vivimos que vamos a terminar la mayoria en la puñetera ruina? Un desastre. Existe el voto en blanco, nulo y la abstencion. A que esperamos para usarlos?
    Esto es un desastre

    • No es que el PSOE no supiera resolver el problema, es que lo triplicó. La financiación a empresas inmobiliarias pasó de 50.000 millones a 150.000 en la época de Aznar y de 150.000 a 450.000 entre julio de 2004 y julio de 2007.
      Es decir, que el aumento pasó de 12.500 millones año a 100.000 millones año.

  • Lo peor, peor, de todo es que seguro que de entre quienes hayan decidido la medida, hay quien sabe y comparte lo que tan bien habéis expuesto. Pero qué más da. Con los partidos capturados por los rentistas, llámense banqueros, patronal, sindicatos o mediopensionistas, qué reforma decente o racional se va a pasar.

    A ver cuando vemos por N€G un post sobre cómo hacer el rent-seeking más costoso, y también de introducción más subrepticia. Claro que igual ese es el primer post que se toman al pie de la letra los que menos necesitamos, y la volvemos a liar xD

  • Yo si estoy de acuerdo con la deducción, básicamente porque es casi la única fuente de ahorro de los que vivimos en España. Además, hay a mi juicio otros condicionantes, el precio de los alquileres es alto, por lo cual sale casi por el mismo coste comprarla. El estado del bienestar en españa, a diferencia de otros países europeos, no asegura (y lo hace cada vez menos) la calidad de vida en caso de desempleo u otras circunstancias adversas de la vida, por tanto contar con un ahorro siempre puede venir bien. Con el mercado laboral español en estas circunstancias, el contar con un aval como una vivienda puede ser imprescindible para emprender algún tipo de negocio y reconducir la vida laboral de un trabajador, o permitir el traslado por un nuevo trabajo.
    Por último, de los que están en contra de la deducción, ¿cuantos cuentan con vivienda en propiedad? y ¿cuantos estarían dispuesto a vender su vivienda para vivir de alquiler?.
    Saludos

    • Comprar una vivienda significa admitir que durante los próximos 30 años (por poner una cifra aproximada) vas a poder pagar una cantidad mensual muy importante al banco. Con el mercado laboral como está, ¿quiénes/cuántos pueden contraer esa deuda? El principal incentivo para el alquiler es la precariedad laboral.
      Comprar una vivienda es un ahorro (o una inversión) si logras pagarla, pero como te quedes por el camino es una trampa mortal: tienes que seguir pagando la hipoteca más el alquiler de donde te metas a vivir después de que te hayan desahuciado (esto, en un escenario de bajada del precio de los pisos).

      Saludos

  • No comparto las tesis del texto, y algunas cosas me suenan a cuentos chinos (ahora que los chinos están para todo hay que citarlos....). No tiene relación la deducción y el mercado del alquiler, a nivel académico está bien pero en el día a dia, no tiene relación una cosa con la otra.
    El alquiler nunca va a ser una opción sensata mientras la propiedad esté a expensas de un sistema garantista hasta la nausea e intervencionista como pocos (y mira que lo han modificado...). Nunca será una opción, es así de sencillo, basta una comprobación nada complicada: media de duración de un pleito de desahucio (¿cuantos inversores, ahorradores, o simples curritos pueden soportar una media de 18 meses para recuperar una propiedad y además sin pago de la deuda?). Otro ejemplo: los okupas, pudiera parecer que no tiene nada ver con incentivar el alquiler, pero fijemos la vista en lo que cuesta sacar (tiempo, dinero y salud) a un okupa de tu propiedad (y eso que es sin contrato de por medio, sin título alguno, a las bravas) animar lo que se dice animar a poner una propiedad en manos de terceros no es que anime mucho.
    Mientras eso no cambie, hay poco que hacer, y mientras no se incremente la oferta de viviendas en alquiler no bajarán los alquileres.

    • Tras mezclar tu "razonamiento" con lo de los okupas no me extraña que todo te suene a cuento chino. Las cosas que tienen o no tienen relación no son fáciles de ver. Para eso está este blog.

  • Estoy de acuerdo con los argumentos expuestos en contra de la deducción. Sin duda, el argumento principal es el de que este tipo de desgravación acaba repercutiendo sobre el precio final de la vivienda. Creo que, además, hay otro argumento que nadie ha mencionado, que es que las medidas de este tipo dan lugar a un incentivo al fraude y, por ello, hacen más costosa la inspección fiscal.

    Y es que en el momento en que la compra de vivienda desgrava solamente a aquellos que tienen unos ingresos por debajo de una cantidad X aparece un incentivo adicional para declarar ingresos por debajo de X (o para poner la vivienda a nombre de un miembro de la familia con ingresos bajos). Y como además la deducción solo afecta a la "vivienda principal" hay también un incentivo para declarar como principales viviendas que en realidad son secundarias, un tipo de fraude que parece bastante frecuente en España (hasta el punto que apenas existe sentimiento de vergüenza al reconocerlo; me he encontrado con gente que comentaba sin ningún rubor haberse empadronado en un municipio diferente del de su residencia habitual "para que desgrave el piso").

    Evidentemente, esto no excusa la obligación ética de los ciudadanos de ser honrados, pero también es cierto que las normas fiscales deberían dificultar el fraude, y no facilitarlo. De lo contrario, siempre habrá gente que busque las cosquillas al sistema.

  • Muchas gracias por la entrada y por su versión más reducida en prensa. Creo que no hay nada que quitar ni que añadir. Si acaso, la excelente y precisa interpretación sociopolítica que hace "devaldelbueno" en su comentario más arriba.
    Sobre la cuestión de si estas consideraciones son una conspiración de los propietarios de vivienda que sienten envidia por no poder desgravarse ... creo que pecan de conspiranoicas, pero además están radicalmente equivocadas. El ejemplo que se propone explica claramente que el propio "beneficiario" de la deducción NO se beneficia de NADA. Y sin embargo, si la caída en los precios se modera: son los que ahora son propietarios los que se benefician de ello (razonando como lo hizo Buiter hace un par de años). Paradojas de la vida: yo te desgravo para que mi riqueza no caiga.

  • En absoluto de acuerdo q sea una deducción para las clases más altas. Una hipoteca de 1.000 euros al mes la tiene todo el mundo en una ciudad como Madrid, Barcelona o Valencia y 1.000 x 12 meses supera el máximo anual para la deducción. Claro q toda medida así supone un coste para las arcas, bueno, entonces quitad la desgravación por hijos, o por minusvalía... No todo se tiene q medir por el coste a las arcas del estado,; entonces q la sanidad se pague o q no existan guarderías públicas....

    • El 57% de los trabajadores con empleo cobran menos de 1.000 euros al mes; hay 4.600.000 parados. Al menos estos dos grupos no se pueden permitir pagar una hipoteca de 1.000 euros al mes.

  • En el año 2010 el Instituto de Estudios Fiscales publicó un Informe muy interesante sobre “La necesaria revisión de los beneficios fiscales y de las ayudas públicas” de Isaac Ibañez García y plenamente aplicable a este post.

    En él comenta que “las ayudas públicas (de cualquier tipo) a la adquisición de vivienda o de natalidad deben entregarse únicamente a familias con bajo nivel de renta, para las que la transferencia suponga no un mero incentivo, sino una verdadera ayuda para adoptar la decisión, que de otra forma les resultaría difícil de tomar. Y la ayuda debe ser vía subvención, no incentivo fiscal”.

    También en dicho Informe cita el “Informe sobre la reforma del Impuesto sobre Sociedades (el Libro Blanco)” que establece que “Los beneficios fiscales suponen una limitación de los principios de equidad horizontal y vertical, ambos recogidos en el artículo 31 de la Constitución. Esta limitación sólo estaría justificada en el caso de que el incentivo fiscal generase un comportamiento en los sujetos pasivos beneficiarios del mismo del que redundase un beneficio cierto para el resto de los sujetos pasivos”.

    Esta Deducción incumple totalmente esta condición ya que de la misma solo se pueden beneficiar una parte de la población, los contribuyentes con rentas elevadas (poca gente puede ahorrar 9.040 € anuales), y para el resto no solo no les beneficia si no que les perjudica ya que contribuye a que se incrementen los precios de los pisos por lo que les será todavía más difícil acceder a un piso en propiedad.

  • Algunos comentarios que me suscitan este artículo. En primer lugar, dicen los autores que la deducción es regresiva porque únicamente las rentas más altas tienen suficiente capacidad adquisitiva para conseguir la máxima deducción permitida, pero la realidad es que un matrimonio con dos hijos en declaración conjunta con unos ingresos de 29.000 euros ya alcanzan el máximo.
    En segundo lugar, aunque es cierto que la vivienda en propiedad reduce la movilidad laboral, tiene sin embargo algunos efectos positivos, entre otros, permite una diversificación de la riqueza más eficiente y constituye un colchón para la tercera edad. No me puedo imaginar que nuestros mayores tuvieran que detraer una parte muy significativa de su pensión para poder pagar el alquiler de su vivienda.
    Además siempre que en las comparaciones internacionales, se destaca la importancia de la vivienda en propiedad en España, se omite un dato fundamental: en los países con alta tasa de alquiler ¿de quién son las viviendas?, porque alguien tiene que ser su propietarios final. En países con una tasa de alquiler alta como Holanda, Francia, Dinamarca, etc. hay un peso muy elevado de la vivienda pública en alquiler, que en mi opinión es donde puede estar una de las claves para resolver el problema. En España hemos optado por VPO en régimen de propiedad que han terminado siempre engrosando el stock privado de viviendas.
    Por último, los autores hacen un ejercicio para mostrar como estas ayudas se acaban trasladando al precio, argumento que se ha utilizado frecuentemente para explicar en parte la burbuja de precios. En mi opinión este razonamiento es discutible por dos razones. La primera es que, al menos en el pasado, el peso de las compras de primera vivienda debieron ser relativamente pequeños en relación con las compras por razones especulativas, que no dan derecho a deducción, de hecho el crecimiento en los años de la burbuja en el número de beneficiarios de la deducción por vivienda es similar al del número de hogares. El segundo es que este efecto debería darse cuando se introduce la deducción, es decir en 1999 y no tantos años después.

    • Comentarios de los comentarios.
      Para que esa familia (29000 conjunta) se desgrave el máximo tiene que tener una hipoteca que obviamente no puede pagar sin ayuda externa. Por contra, alquien que se compra un piso de 5.000.000 de euros en Barcelona, se deduce religiosamente hasta el ultimo céntimo de ese máximo (el ejemplo lo he sacado de la prensa de hoy).
      Lo de la hipoteca "normal" de 1000 euros que se ha dicho más arriba se responde con un vistazo a la encuesta de presupuestos familiares.
      Lo del "colchón" va a ser bastante incómodo para aquellos que compraron en tiempos de burbuja (más bien es un colchón de clavos). Por cierto, que muchas personas de la tercera edad están sufriendo los clavos del colchón de sus hijos. La diversificación es, en este país, precisamente lo contrario de lo que planteas: no depender solo del valor de la vivienda.
      Por supuesto, la deducción no es el UNICO factor que está detrás del crecimiento de precios durante la formación de la burbuja. Por eso es un disparate reintroducirla cuando el resto de factores ha desaparecido.

      • Más comentarios: Jorge yo no creo que la deducción de vivienda sea muy regresiva (otra cosa es que sea eficiente).
        Volviendo a nuestro ejemplo, la familia de 29.000 euros (los Martínez) y el individuo que se compra la vivienda de 5.000.000 de euros (Antonio), tienen el mismo límite en la deducción, equivalente a un pago de 750 euros al mes (9.000 euros al año). Este pago les financia a ambos aproximadamente una hipoteca de 150.000 y les supone una ayuda fiscal de 1.350 euros. Los Martínez se compran un piso de 150.000 euros (a duras penas, aunque la ayuda abarca el 100% de su préstamo) y Antonio su piso de 5.000.000 de euros con una cobertura fiscal del 3% (aunque quizás debería ser el 0%).
        En mi opinión la progresividad/regresividad de una medida no es fácil de ver en términos absolutos, es mejor hacerlo por comparación, y hay una medida tomada hace unos años, que afecta al tratamiento de la vivienda en el IRPF, infinitamente más regresiva que esta deducción: la eliminación de la renta imputada sobre la vivienda en propiedad. Esta renta se aproximaba como el 1% del valor catastral, que a su vez representa alrededor de la tercera parte del precio de mercado. Con la supresión de esta renta imputada, los Martínez se han ahorrado 145 euros (algo más del 10% del importe máximo de la deducción), mientras que Antonio se ha embolsado 7.000 euros (más de cinco veces la deducción máxima). En mi opinión, esto es regresividad.

  • Añado a todo lo dicho por J. Ignacio Conde-Ruiz y Juan F. Rubio-Ramírez, que las entidades con problemas están colocando sus casas a precios altos a personas sin recursos que no los podrán pagar, para así evitar bajar el precio y reconocer la pérdida de valor en sus balances. En este contexto, la recuperación de la desgravación hacia adelante forma parte del "patadón hacia adelante", de retrasar (más aún) el reconocimiento de la pérdida de valor.

    Fue un grave error no quebrar entidades insolventes. Mientras vivan, estos zombies se dedican a infectar a los demás, como colocando a personas mayores o confiadas participaciones preferentes abusando de la confianza de años de relación. O vendiendo casas a ninjas, creando un problema futuro de más desahucios.

  • Da la impresión de que prácticamente hay unanimidad entre economistas serios, lo cual es tan poco habitual que debe de ser significativo. En el mismo sentido, Sala-i-Martin:

    "Y cuarto, el gobierno se ha vuelto a equivocar con los subsidios fiscales a la compra de viviendas para revitalizar el sector inmobiliario. Es necesario que el sector inmobiliario reduzca su tamaño y gastar dinero en su revitalización no solo es una desviación de dinero que se podría dedicar a cosas útiles sino que va en la dirección exactamente contraria a la necesaria."

    Extraido de: http://www.twitlonger.com/show/f1tei3

    Recomiendo leer el link completo, que contiene una valoración general de las medidas económicas del recién estrenado gobierno.

  • Si alguien nos hubiese dicho que viviríamos con un chip implantado que reporta cada uno de nuestros movimientos físicos y económicos, cada bit de nuestras conversaciones y que pagamos a nuestro amo absoluto cerca del 70 o 75% de nuestros ingresos seguro que lo tomaríamos por una propuesta inverosímil fruto de una mente poco seria.
    Y sin embargo es lo que nos sucede.

    Si alguien dijese que una sociedad democrática bottom-up no es compatible con un DNI, seguro que a más de uno le asaltaría la grave preocupación de vivir sin carné de identidad. Las cadenas tranquilizan, ¿verdad? A fin de cuentas fue una idea de Franco cuya implantación, al coincidir con la quema de gran parte de nuestros registros durante la contienda, ha permitido a varias abuelas y a algún abuelo quitarse diez o más años de vida oficial.

    La desgravación de vivienda existe en prácticamente todo occidente. La he usado en cuatro países y doy fe.
    Pero ahora, de repente, dicen que tenemos que recuperar “movilidad”.

    Para ello no se les ocurre reducir el coste de transacción en cada compraventa, no. Está ya casi en el 12% entre pitos y flautas. Lo que se les ocurre es que la gente no tenga casa y alquile.
    Así se acaban las "subprime", las cédulas hipotecarias que inundan el BCE y la vivienda deviene maldita. Por si acaso mis nietos me han regalado una Quechua de alta montaña, con anclaje y vientos para piedra y hielo.

    Quisiera recordar que la Profesora De la Rica, en otro post, nos ha recomendado un librito de Akerlof/Kranton que nos habla de los efectos económicos de cosas aparentemente pequeñas, identidades, pulsiones, confianza, etc.

    En los últimos sesenta o setenta años esta sociedad y otras han pasado de una fiscalidad "Agregada" del 12% a superar el 50% y para la población laboral media más del 70%. Ahora hasta la casa nos expropian por triplicado. Tres impuestos distintos y una sola casa verdadera.
    ¿Alguien cree que tratar así a la gente es gratis en términos de iniciativa y deseos de pertenencia?

  • Estamos de acuerdo en lo esencial: ambas medidas (la deducción por vivienda y la supresión de la renta imputada) son regresivas, y ésta última lo es más todavía.
    Efectivamente, podemos discutir sobre el límite (como estaba en 24000 o subirlo a los 29000 de los Martínez) pero este límite tiene que estar. Porque como muy bien señalas, la cobertura fiscal a Antonio es un "Gasto Fiscal" que no tiene ninguna justificación ni económica, ni social, ni de ningún tipo.
    Reconozco que no había hecho las cuentas con detalle para el caso de los Martínez, por lo que mi ejemplo, como muy bien argumentas, se vuelve contra mi hipótesis inicial de fuerte regresividad.
    Pero al reflexionarlo de nuevo me surge la siguiente pregunta: ¿cuantas familias no llegan a la renta conjunta de los Martínez? es decir, ¿cuántas familias NO tienen el equivalente a dos mileuristas a tiempo completo trabajando? ¿A quién estamos realmente "ayudando" a comprar su casa? Estos factores son también muy importantes a la hora de decir si la medida es poco regresiva o muy regresiva.

  • Lo que yo no he conseguido entender es por qué se ha tomado la decisión de hacer retroactiva la desgravación al ejercicio 2011. Con los datos que ustedes aportan se han tirado a la basura (transferido a los compradores de vivienda de este año) unos ¿3000? millones de euros (He supuesto desgravación efectiva la mitad de lo que ustedes señalan)
    Aunque mi opinión se parece mucho a la suya en la aplicación a partir de ahora, entiendo que puede haber visiones diferentes. Pero no consigo ver ninguna razón para anunciar y hacer retroactiva la desgravación, en un momento necesitado de menores gastos y/o mayores ingresos, sin el mínimo efecto en la actividad del mercado inmobiliario.
    ¿Se les ocurre a ustedes alguna?
    Saludos

  • Para Sefuela.
    Buenos días.
    En este asunto estoy muy en minoría porque discrepo de la subida de impuestos --aumentará y mucho el paro-- y además estoy de acuerdo con restaurar la desgravación independientemente de sus efectos fiscales incluso al año 2011.
    A mi modo de ver lo hecho es un abuso constitucional desde la perspectiva legislativa y lo poco que quedaba de la actual constitución hoy es claramente una hoja muerta al viento, algo que cualquier dictado de un extraño interés superior puede alterar a voluntad y sin consultar a quien lo debe pagar. Vivimos los tiempos del como sea desesperado y esto se paga muy caro económicamente porque destruye lo más importante en una economía como la occidental: la confianza.
    La desgravación es una cuestión de justicia distributiva intertemporal.
    ¿Con qué cara se va a pedir a los jóvenes que paguen las pensiones de los viejos si se les trata fiscalmente como esclavos y su papel consiste en pagar las farras de las generaciones precedentes?
    Una de las cosas que realmente asustan al leer algunas cosas es ver la facilidad con la cual personas altamente educadas se sienten con derecho a meter la mano en bolsillos ajenos como si las voluntades de las víctimas (eso son) no contase para nada ante sus criterios Rawlsianos.
    Esto también destruye irremediablemente la confianza y establece sin lugar a dudas que la actitud racional en este sistema en absoluto es el esfuerzo o la iniciativa, es esperar a que por la fuerza se le quite a alguien.

    Señores, estamos ya a unos niveles de fiscalidad superiores al 65% de lo que cuesta un trabajador y todavía hay quien piensa que no es bastante. No les culpemos, los gobiernos y la UE hacen lo mismo.
    Buenos días

    • Estimado Manu Oquendo:
      Le agradezco su respuesta y respeto su visión. Apuntaba en mi comentario que no coincide con la mía, pero que entiendo visiones diferentes con respecto a la aplicación de desgravaciones a 2012. Lo que no entiendo es que se tomen medidas con efectos retroactivos, que suponen menor ingreso sin tener ningún efecto positivo. Esos 3000¿? millones que se tiran podían haberse dedicado a otra cosa. No creo que nadie de los que compraron vivienda este pasado año 2011 hiciese sus cuentas teniendo en consideración una posible desgravación, y a ellos va a beneficiar, perjudicando a todod lods demás.

      • Hola, estimado Sefuela.
        Nuestro hijo menor se ha "comprado" una casa en el 2011, por el sistema de alquiler con opción a compra que se ha impuesto en el mercado de vivienda.
        La retroactividad le va a permitir ejercitar la opción en 2011 a efectos documentales. Esto les ahorrará un dinero que podrán gastarse en renovar el coche y en pagar la SS de quien vaya a ocuparse del niño recién nacido. A su vez el banco, tenedor del activo de riesgo en balance, se quedará libre a efectos de ratios del 2011 y tendrá mejor solvencia.
        Esos 3000 millones, como ve, en absoluto se "tiran" sino que tendrán un multiplicador como mínimo igual y muy probablemente mejor que si lo hace el estado que ya ha demostrado sobradamente de qué es capaz. Ayer mismo leíamos en toda las primeras planas de un chófer de consejería gastando hasta millón y medio de euros en coca para festejos de su jefe a costa del presupuesto.

        Pero hay algo mucho más importante: La equidad intergeneracional está destrozada. Es insostenible.
        Es un clamor entre la juventud ver que nuestros gobiernos han dilapidado en una generación y media el capital social heredado, son incapaces de implantar políticas que animen a la población al menos a reproducirse, se funden 260,000 millones de euros de superávits de contribuciones para pensiones (se lo gastan en comprarse votos sin tener que meter ese gasto en el presupuesto anual). De postre se endeudan y esperan que lo paguen legiones de mileuristas y parados. A mi han llegado a recordarme que la pirámide de población está truncada porque hay 120,000 abortos legalmente incentivados al año. A seguir te dicen “¿Cómo pretenden ustedes que encima paguemos sus pensiones si nos falta el 22% de cada generación?”

        Me temo que no hemos ni siquiera comenzado a ver lo que se nos viene encima y con bastante razón. Por eso creo que, de lo hecho por Rajoy, al menos esa medida indica que saben cómo piensan muchos jóvenes y les preocupa.
        Saludos

        • Manu,

          Por favor, que alguien me corrija si me equivoco. Si tu hijo ejerce su opción de compra en 2012, la transmisión de la propiedad se producirá en 2012, no en 2011. La retroactividad de la medida en este caso es irrelevante. El resto de los argumentos que presentan son discutibles pero no tienen que ver con lo que es incontestable, la retroactividad de la deducción por vivienda es una transferencia de riqueza arbitraria de 450 millones de euros anuales del conjunto de la sociedad a un pequeño grupo de personas.

  • Hola, Luis.
    Ten en cuenta que trata de una ejecución en documento privado y la opción está ejercida con cláusula suspensiva, condicionada a voluntad del comprador a algunos detalles. Llevan en la casa más de un año. La transacción será del 2011 y podría haberlo sido del 2012 porque estaban esperando precisamente la desgravación. A mi no creas que me ha hecho mucha gracia la compra porque creo que van a bajar bastante más pero los hijos y más los pequeños escuchan lo que quieren.
    En todo caso el argumento en contra de esta cesión de "dinero público" es conceptualmente análogo a cualquier transferencia que haga el estado. Es decir, que un salario social, una depreciación acelerada o una subvención para fomento del aranés. Nos parecerá bien o mal pero en todos los casos.
    Un saludo

Los comentarios están cerrados.