- Nada es Gratis - http://nadaesgratis.es -

Demografía: presente y futuro

de J.Ignacio Conde-Ruiz (@conderuiz) y Clara I. González (@GlezClarisa)

La demografía explica dos terceras partes de cualquier cosa” como bien nos recordaba Juan Francisco Jimeno en su reciente libro usando  la cita de David K. Foot. Es imposible  tratar de entender el futuro sin una mirada en profundidad a las previsiones demográficas. Y como ya es un clásico en el blog vamos a despedir el año analizando los últimos datos publicados por el INE: cifras de población residente en España, la estadística de migraciones exteriores y las proyecciones de población de largo plazo. A modo de resumen, el INE nos ha dicho que la población española ha recuperado  el crecimiento para reducirse y envejecerse en las próximas décadas. Un envejecimiento, que como veremos viene fundamentalmente explicado por el aumento en la esperanza de vida.

2016, se recupera el crecimiento de la Población.

En la primera mitad de 2016 la población aumentó un 0,12% respecto al mismo período del año anterior, situándose en 46.468.102 personas a 1 de julio de 2016. Se trata del primer crecimiento interanual desde el año 2012 (ver gráfico 1). También supone un aumento respecto a principios del año debido a un saldo migratorio positivo de 30.503 personas. Esta cifra supera al saldo vegetativo que continúa siendo negativo (-8.239 personas). Es decir, en el primera mitad de 2016 se produjeron 197.606 nacimientos y 205.836 fallecimientos. En resumen,  aunque nacen menos personas que fallecen, gracias a la inmigración la población ha crecido.

fig13

La población extranjera supone un 9,5% de la población total, 4.396.871 personas. Se ha producido un descenso del 0,5% en el primer semestre del año debido fundamentalmente a la adquisición de nacionalidad española de 92.783 personas según el INE (estadística de Adquisiciones de Nacionalidad Española de Residentes). Si nos fijamos según país de nacimiento, el número de personas que viven en España habiendo nacido en el extranjero es de 5.962.982,  casi un 13%.

El saldo migratorio fue positivo por segundo semestre consecutivo con 30.504 personas (un 83,3% mayor frente al anterior semestre). Dicha cifra total es el resultado de un saldo migratorio de extranjeros positivo (50.506 personas), mientras que el saldo correspondiente a españoles continúa siendo negativo (-20.002 personas) debido a un menor número de llegadas y ligero aumento de las salidas. En la tabla 1 se recogen estas cifras según nacionalidad así como el detalle según país de nacimiento.

Escenario de largo plazo, continua el proceso de envejecimiento

tal1

El INE elabora cada dos años sus proyecciones de población a largo plazo, en octubre publicó las correspondientes al período 2016-2066. Según estos nuevos resultados, en las próximas décadas la población española se reducirá y estará mas envejecida. En concreto, en el año 2066 la población española sería de 41,1 millones, habiendo perdido casi 5,4 millones de personas. Los mayores de 67 años pasarían a tener un peso del 32% desde el 17% actual. Veamos en qué se basan estas proyecciones.

Metodología y supuestos. El INE emplea para la proyección de población el método por componentes partiendo de unas hipótesis para las tres variables principales: fecundidad, mortalidad y migraciones. Este ejercicio supone la simulación estadística de la evolución de la población residente en España en las próximas cinco décadas suponiendo que se mantienen las tendencias demográficas más recientes. Los supuestos del escenario central del INE son:

Fecundidad. Se proyecta la tendencia observada en los cuatro años anteriores. El número de nacimientos sería cada vez menor (ver gráfico 2), debido fundamentalmente a la reducción en el número de mujeres en edad fértil. La tasa de fecundidad, número de niños por mujer en edad fértil, pasaría de 1,33 a 1,38 en el año 2066.

Mortalidad. Se incorpora la tendencia observada en los diez años anteriores. Continua la espectacular caída en las tasas de mortalidad en las edades mas avanzadas (ver este post).  En el año 2065, la esperanza de vida al nacer sería de 88,6 años para los hombres y 91,6 años para las mujeres. En cuanto a la esperanza de vida a partir de los 67 años, sería 23,4 años y 26,4 años para hombres y mujeres respectivamente.

Migraciones. Los supuestos se basan en los datos la Estadística de Migraciones De cara a las próximas décadas, el INE mantiene contante el flujo de inmigración, así como la propensión de la población a emigrar al extranjero por edad. Esto supone que el flujo migratorio neto sería positivo y creciente durante las próximas décadas hasta una cifra de 80.449 personas en 2066.

captura-de-pantalla-2016-12-28-a-las-19-05-36

El saldo vegetativo de la población, nacimientos menos fallecimientos, sería negativo en las próximas cinco décadas y no se compensaría con los flujos migratorios netos (ver gráfico 2). Por lo tanto, la población en España se reduciría situándose en 41,1 millones en 2066, desde los 46,4 millones en 2016. En el siguiente gráfico se muestra la variación por grupo de edad entre 2016 y 2066. Según el INE, la población menor de 70 años descenderá en casi 11 millones, concentrado en el grupo entre 30 y 49 años. Al mismo, tiempo los mayores de 70 años aumentarán en 5,5 millones.

captura-de-pantalla-2016-12-29-a-las-15-55-01

Esto supondrá la transformación de la población y con ello de la sociedad. A través de la pirámide de población vemos el cambio en la estructura de la población entre 2016 y 2066 y las consecuencias de estos supuestos: el estrechamiento de la base y el aumento del tamaño de las cohortes de mayor edad. En la siguiente animación vemos en color más oscuro como envejecerá la generación del babyboom, (nacidos entre 1958 y 1977). La tasa de dependencia de los mayores de 67 años (cociente de población mayor de 67 años entre población 16-66 años) alcanzaría un máximo en el año 2054 con un 61,4% para después descender hasta el 56% en el año 2066 (desde el 24,8% en 2016).

piramidepoblacion20162066

Para hacernos una idea del intenso proceso de envejecimiento que nos viene encima consideremos el siguiente ejemplo. A día de hoy de cada 100 personas tenemos 16 personas menores de 15 años, 67 personas en edad de trabajar (entre 16 y 66 años) y 17 personas mayores de 67 años.  En el año 2050 de cada 100 personas tenemos 13 personas menores de 15 años, 54 personas en edad de trabajar y 33 personas mayores de 67 años. Esta evolución es el resultado obtenido  bajo las hipótesis del INE de cara a las próximas décadas. Siempre existe una incertidumbre, sobretodo en el caso de los flujos migratorios, y por ese motivo el propio INE ha elaborado escenarios demográficos alternativos, que analizaremos en el siguiente post. En cualquier caso, siempre debemos tener presente la buena noticia que supone vivir más años aunque eso signifique un mayor envejecimiento de la población.