- Nada es Gratis - http://nadaesgratis.es -

Acuerdo del Pacto de Toledo: casilla de salida …

de José Ignacio Conde-Ruiz (@conderuiz)

El Pacto de Toledo acaba de alcanzar un acuerdo para recomendar que los pensionistas mantengan su poder adquisitivo, que se garantizará “en base al IPC real”. La verdad que no se a qué se refieren con del “IPC real”, pero bueno dejemos este detalle para otro día.

Según parece este acuerdo se ha alcanzado por unanimidad de todas las fuerzas políticas, y tal como esta el Parlamento en los últimos tiempos, creo que esto es algo positivo. Pero, tampoco hay que lanzar las campanas al vuelo, pues se ha conseguido el acuerdo en lo más fácil para los políticos que es satisfacer a su electorado. En mi opinión, este acuerdo no es el punto de llegada, sino que es el punto de salida. Déjenme explicarme brevemente.

Permítanme un par de aclaraciones. Estoy un poco harto de escuchar a algunos dirigentes o “expertos en pensiones” decir que el IRP (o el núcleo central de la reforma del 2013) obligaba a cuasi-congelar las pensiones (i.e. subirlas un 0.25%). No se si lo dicen porque no son capaces de enterarse (pura incompetencia) o por que no se quieren enterar (puro interés). Pero lo cierto, es que con el IRP se puede perfectamente actualizar las pensiones con el IPC de toda la vida o con el “IPC real” de ahora. El IRP no es mas que una restricción presupuestaria inter-temporal, de las que se estudian en cursos de introducción a la economía y a lo único que obliga es a dotar de recursos o ingresos presentes y/o futuros para poder hacer dicha revalorización. Entiendo que a los políticos eso de anunciar subidas de ingresos es algo que no les gusta, pero al final, si aumentas el gasto, pero no lo acompasas de ingresos pues generas déficit que se acaba convirtiendo en Deuda Publica, que al final se tiene que pagar en el futuro. Para los políticos gobernar sin restricción presupuestaria es el mundo ideal, gastas hoy, generas Deuda Pública y ya se subirán los impuestos en el futuro, cuando con un poco de suerte ya no estén allí para afrontar el desgaste político de la subida. Pero esto no solo es irresponsable, sino que es injusto para las futuras generaciones, pues al final son ellos, los jóvenes de ahora, lo que se tendrán que hacer cargo de pagar la factura de la Deuda generada hoy. Por suerte, estamos en la UE compartiendo el proyecto común del euro y el Pacto de Estabilidad y Crecimiento pone un cierto límite a estas cosas, que si no no se dónde iríamos a parar.

La situación financiera de España no es que sea muy boyante que digamos, con un déficit que sigue en el entorno del 3% (siendo el único país de la UE aún con déficit estructural!!!) y con una Deuda Pública en la frontera del 100%. Pero la situación presupuestaria de las Pensiones no es ni mucho menos mejor. Tenemos un déficit anual de cerca de 19.000 millones de euros y aun no han empezado a jubilarse la generación del babyboom, que empezará a hacerlo en menos de una década. Además, las proyecciones demográficas gobernadas por mejoras en la longevidad (muy buena noticia sin duda!!!), apuntan que en unas décadas el número de trabajadores será muy similar al número de jubilados. Y con dichos escenarios demográficos, los distintos estudios que han analizado la evolución del gasto en pensiones sobre PIB, apuntan a que si actualizamos las pensiones con el IPC sin profundizar en ninguna otra reforma, este déficit en unas décadas puede llegar a ser, en el mejor de los escenarios de unos 5 puntos de PIB.

¿Quiere esto decir que no nos podemos permitir actualizar las pensiones con el IPC? No. Como llevo defendiendo desde el mismo día que se aprobó la reforma de 2013, creo que un sistema donde la sostenibilidad recae exclusivamente en la congelación no es ni eficiente, ni justo. No es eficiente, pues es muy difícil vivir con una renta menguante con la longevidad. Y no es justo, pues un sistema que congela las pensiones por 30 años hace recaer todo el coste del ajuste sobre una única generación: la de los jubilados actuales. Y la clave es encontrar una reforma, tan potente como la “cuasi-congelación perenne”, que permita repartir el coste del ajuste, para garantizar la sostenibilidad, entre todas las generaciones. ¿Cuál, desde mi punto vista, debería ser esa reforma? Para no repetirme, les dejo aquí un post donde describo los elementos básicos de dicha reforma, y que escribí en el blog, antes del verano. Allí, podrán leer que defiendo reformar nuestro sistema de pensiones contributivo de reparto hacia un nuevo sistema (también de reparto!!!), pero de cuentas nocionales. Este nuevo sistema, con tasas de sustitución más bajas, se aplicará únicamente a las futuras generaciones. Pero, durante la transición, para que el coste del ajuste se reparta entre las distintas generaciones probablemente será necesario no solo dotar de algo más de ingresos al sistema, sino también que en algunos periodos todas las pensiones no se puedan actualizar con el IPC. Por supuesto, en este último caso se debería establecer un limite máximo en cuanto la pérdida en términos de poder adquisitivo que una pensión puede llegar a sufrir.

En definitiva, el Pacto de Toledo ha dado un primer paso, pero ahora tenemos que exigirle que busquen otro pacto con medidas para hacer sostenible el sistema. Pero, para hacerlo sostenible, no sólo para los próximos años, sino para las próximas décadas. Con toda seguridad las medidas necesarias no serán tan populistas como la última. Pero creo que por responsabilidad deberían ponerse a la tarea lo antes posible, pues, aunque la nueva reforma entre en vigor en unos años, es clave que los ciudadanos tengan la información de cómo van a ser los cambios del sistema lo antes posible para poder adaptarse a ellos con antelación suficiente a su edad de jubilación. Cuando se pongan a la tarea se darán cuenta que la solución no pasa únicamente por el aumento de los ingresos, y que será necesario que caigan las tasas de sustitución (o la pensión media sobre el salario medio) que provee el sistema. ¿Serán capaces ahora de ponerse de acuerdo también para implementar medidas que garanticen la sostenibilidiad o se quedarán en lo fácil? ...