- Nada es Gratis - http://nadaesgratis.es -

2 julio 2018: el día en el que se destruyeron 504.630 afiliados y se crearon 519.126

de J. Ignacio Conde-Ruiz, Manu García, Luis Puch y Jesús Ruiz.

(Nota de los editores: A pesar de la "parada biológica", colaboradores y editores de NeG siguen atentos a la realidad. Y, a veces, ocurren cosas extraordinarias que, aunque bien conocidas, requieren ser puestas de relieve. Hoy se han publicado los datos de afiliación a la Seguridad Social del mes de julio pasado. Y nuestros colaboradores expertos en los efectos calendario de la dinámica laboral han encontrado un registro histórico. Un hecho extraordinario merece una entrada extraordinaria).

Se acaban de publicar los datos de afiliados del mes de Julio. Dejan algunas noticias positivas: la afiliación crece a buen ritmo, un 3% en tasa interanual o “La Seguridad Social registra 19.042.810  afiliados medios, el mejor dato de los últimos diez años” como anuncia el portal del Ministerio de Trabajo.

Pero, si miramos más detenidamente a la evolución diaria de altas y bajas, nos encontramos con el verdadero problema o disfuncionalidad de nuestro mercado de trabajo, uno que ya pusimos de manifiesto en este post reciente y en este paper, y que tiene que ver con los efectos de calendario del mercado de trabajo español, absolutamente desproporcionados.

Nuestra economía tiene un componente estacional claro, pero otra parte importante de la dinámica del empleo es la mayor creación de empleo a principio de mes y la mayor destrucción a final de mes. Incluso, crea empleo los lunes y lo destruye los viernes. Todo esto es aparentemente obvio, pero en España llega a órdenes de enorme magnitud.

Cuando todos los efectos calendario coinciden en un solo día, pasan cosas extraordinarias.  Pues bien, el pasado 2 de julio fue uno de esos días. Si tenemos en cuenta que todos los registros de las altas y las bajas del fin de semana se registran en el sistema el primer día laborable siguiente, pues nos encontramos que ese fatídico lunes 2 de julio:

Como consecuencia, en ese día se destruyeron más de medio millón de afiliados, 504.630 para ser más exactos. Una cifra absolutamente desproporcionada para una economía como la española. Como las contrataciones también se concentran a principios de mes y de la semana, ese día se produjeron 519.126 altas. Es decir, a pesar de la enorme destrucción de empleo, la afiliación en ese día creció en 14.496 personas.

Como podemos ver en el siguiente gráfico, nunca en la historia reciente de nuestro mercado de trabajo se produjo tanto movimiento en el mercado laboral en un solo día: 1.023.756 movimientos diarios en los registros de la Seguridad Social. Y es una cifra que solo se puede explicar con el abuso de la contratación temporal, una lacra de nuestro mercado de trabajo que causa la injusta e ineficiente precariedad laboral.