Puzzles y Diferencias de Género

En mi entrada anterior hablaba de un artículo en el que se discutían los beneficios de las preferencias por la competición en el mercado laboral. Un amable lector comentó la existencia de un artículo  de Gneezy, Leonard y List, publicado en Econometrica en el que encuentran que el contexto social y cultural puede ser muy importante para explicar las diferencias en la competitividad de hombres y mujeres. En el artículo realizan un experimento en dos sociedades distintas, los Maasai en Tanzania, una sociedad patrilineal, y los Khalsi en India, una sociedad matrilineal. No voy a explicar el experimento en detalle, pero en el artículo encuentran que las mujeres Khalsi son más competitivas que los hombres, pero que las mujeres Masaai son menos competitivas que los hombres Masaai. Esto puede indicar que características como la competitividad, que parecen ser importantes para el mercado laboral, pueden depender del entorno, y por lo tanto pueden ser adquiridas, es decir, que puede ser que las preferencias sobre la competición dependan de dónde se ha nacido, no del sexo con el que se ha nacido. De todos modos, puede ser que los resultados no se deban a vivir en una sociedad patrilineal o matrilineal, sino por ejemplo, a diferencias genéticas entre los Khalsi y los Maasai.

La importancia de las diferencias culturales en diferencias entre hombres y mujeres es algo que también se ha encontrado al analizar diferencias en contribuciones a bienes públicos, ya que parece que las mujeres tienden a contribuir más que los hombres y se ha encontrado mayor contribución en sociedades matrilineales, pero curiosamente debido a un aumento de las contribuciones de los hombres, no de las mujeres.

Pero hoy no voy a hablar de competitividad, ni de contribuciones a bienes públicos, sino de las profesiones que se eligen. Hay profesiones que tienden a ser predominantemente masculinas, con muy baja representación femenina, como las ciencias, ingeniería y tecnología. En el blog hemos hablado de estos temas, por ejemplo aquí, aquí y aquí. Hay muchos motivos para estas diferencias: discriminaciones varias, responsabilidades familiares mal repartidas, falta de mentores… Pero hay quien dice que el motivo pueden ser las habilidades espaciales, que suelen ser la diferencia cognitiva más persistente cuando se comparan hombres y mujeres. Las habilidades espaciales incluyen la capacidad de orientarse verticalmente o horizontalmente en el espacio, la habilidad de crear y manipular información espacial y la habilidad de rotar mentalmente objetos de dos y tres dimensiones, que es dónde más diferencias entre hombres y mujeres se encuentran, incluso en edades muy tempranas. Estas habilidades son útiles en la vida cotidiana, para orientarse, o para aparcar un coche, pero también están correlacionadas con las notas obtenidas en matemáticas y ciencias. Es, por tanto, importante saber si estas diferencias en las capacidades cognitivas son de nacimiento o adquiridas.  Hoffman, Gneezy y List escribieron un artículo en el que realizan experimentos en una sociedad matrilineal y una patrilineal, pero esta vez las dos de India. La idea es comparar sociedades diferentes, en las que hombres y mujeres han sido tratados de forma distinta des de pequeños, pero con características genéticas similares. En el estudio utilizan datos de los Khasi (sociedad matrilineal), y los Karbi (sociedad patrilineal), dos sociedades de India con una carga genética muy similar. Lo que hacen es hacer experimentos en los que piden a los sujetos que resuelvan un puzzle de 4 piezas como el de la figura, algo que no han hecho nunca. El tiempo empleado en resolver el puzzle es su medida de habilidad espacial.

Imagen 1

Los resultados de su experimento, en la figura a continuación, indican diferencias en sociedades patrilineales pero no en sociedades matrilineales. En la sociedad patrilineal los hombres realizaron el puzzle un 36.4% más rápido que las mujeres, pero en la sociedad matrilineal la diferencia no es estadísticamente significativa.

Imagen 2

Los autores comprueban que el resultado se mantenga después de tener en cuenta que el nivel medio de educación en la sociedad matrilineal es más elevado, diferencias en competitividad, en quién tiene la propiedad de la casa en el hogar, o en el orden de nacimiento (los hermanos/as mayores son los que heredan propiedades en sociedades patrilineales y matrilineales, respectivamente). Parece que en todos los casos la conclusión se mantiene.

Otros artículos han analizado el efecto de las diferencias culturales y de sistemas educativos en las habilidades espaciales, por ejemplo este, en el que comparan estudiantes de Cambodia y Alemania y concluyen que en Alemania la forma de enseñar matemáticas hace que los estudiantes tengan mejores habilidades espaciales. Otro artículo compara estudiantes de Alemania del Este y el Oeste, y encuentran que las diferencias dependen también del sistema educativo y de la especialización elegida por los estudiantes.

Hay que discutir si el puzzle es la mejor forma de medir habilidades espaciales, pero el resultado del experimento parece indicar que estas diferencias pueden ser adquiridas, y por lo tanto, modificadas cuando los niños/as son muy pequeños. Algo importante a pensar cuando nos planteamos mejoras en el sistema educativo, o qué tipo de juguetes vamos a comprar a los niños/as.

Hay 11 comentarios
  • Muy interesante. Enhorabuena.
    Independientemente de que los resultados de esos estudios no sean concluyentes o que puedan ser contradichos por otros, creo que es importante que los padres tengamos muy en cuenta estos asuntos a la hora de enfrentar la educación de los hijos y, sobre todo, de las hijas.
    ¿Hasta qué punto la escasa preferencia que muestra una niña por juegos de construcción es por diferencia genética macho/hembra y no por la presión ambiental que les "dice" que tiene que jugar a princesas y vestir de rosa?
    ¿Hasta qué punto la menor predilección por practicar actividades deportivas no se debe al hecho de que el deporte femenino de primer nivel sea casi invisible en los medios?

    Los defensores de la educación diferenciada (o segregada por sexos) alegan como ventaja que la enseñanza se adapta mejor a las diferentes capacidades de niños y niñas. Pero si esto es así (y no una mero disfraz del verdadero motivo -principios religiosos-) ¿no estarán precisamente afianzando la presión ambiental y conseguirán lo contrario de lo que predican?

    • Muchas gracias, tengo que decir que estoy totalmente de acuerdo con usted, y en contra de la educación diferenciada. Los niños/as van a vivir, trabajar y competir con individuos del otro sexo, y es bueno aprender a hacerlo de pequeños. Irma

        • Hola, sí, supongo que hacen falta muchos experimentos en muchas situaciones distintas, pero la importancia de la educación mixta se tiene que analizar no sólo en resultados educativos, también en otras variables, especialmente en habilidades no cognoscitivas: competitividad, variables relacionadas con la inteligencia emocional, autoestima...

  • Muy interesante el articulo.

    Pero por lo que veo no menciona la edad de los participantes (adultos?).

    Por el grafico, parece que es la sociead patriarcal la que condiciona a la mujer a ser peor. Los interpreto bien? Dejando aparte la influencia de la cultura, todavia no queda claro si el genero importa algo o no (geneticamente).

    Sabes si hay algun estudio parecido en alguna sociedad desarrollada como la nuestra? Hay estudios que dicen que cada dia los padres tratan de forma mas parecida a ninyos y ninyas. Seria interesante saber si hay alguna diferencia.

    Cualquiera que tenga hijos pequenyos, puede comprobar como los varones tienen una mayor fascinacion por el espacio que les rodea. Me resulta dificil creer que no haya algun componente genetico.

    • Muchas gracias. Los participantes son adultos, pero no encuentro la media de edad, puede encontrar más información en este link:
      http://www.pnas.org/content/suppl/2011/08/22/1015182108.DCSupplemental/pnas.201015182SI.pdf#nameddest=STXT
      Las diferencias de género se dan en sociedades patriarcales, dónde la situación de la mujer es supuestamente peor, pero no en sociedades matriarcales, entonces el género no importa siempre, lo que nos hace dudar de que las diferencias sean genéticas. El problema de repetir el experimento en una sociedad desarrollada es que es mucho más difícil separar la "cultura", y siempre podríamos tener diferencias genéticas, parece que estas dos tribus de India son muy similares genéticamente.
      Sobre la observación y la fascinación por el espacio que les rodea de los varones, yo no he observado estas diferencias, sólo observo padres que prestan mucha menos atención a la educación de sus hijas que a la de sus hijos, así que el interés es un poco "inducido por los padres". Un saludo, Irma.

      • Irma, siempre se pueden atribuir al comportamiento sexista de la madre y el padre las variacones en personalidad e inteligencia en vez de a factores puramente geneticos en nuestras sociedades, si no encontramos formas de separar ambas variables. Porque no podemos hacer estudios objectivos de que padres son menos sexistas (o si?) y por supuesto los padres saben si sus hijos son chicos o chicas.

        Pero cuando se pueden hacer estudios que miden el impacto de los padres, para personas mas o menos educadas, siempre se suele encontrar la conclusion de que los padres importan casi nada.

        Por ejemplo: http://pss.sagepub.com/content/14/6/623.abstract

        Puede que la variacion de los tipos de inteligencia asociada a ninyos y ninyas siga un patron diferente, pero yo soy algo reacio a creermelo

        Saludos

  • Interesante artículo Irma!
    Está claro que la cultura de la sociedad en la que se cría un niño/niña influye muy significativamente en sus competencias y habilidades futuras, además de en sus elecciones como la carrera que quieren estudiar o la profesión que quieren seguir. Tal y como se desprende de este y otros muchos estudios. Si hay diferencias genéticas en las habilidades innatas ya es algo más complicado y controvertido de resolver.

    Un pequeño apunte, el género es una construcción social no algo biológico. El género es un conjunto de características que la sociedad otorga como propias a hombres y mujeres (en nuestras sociedades históricamente el género masculino debe ser fuerte, valiente, no llora... la mujer debe ser dulce, atenta, debe cuidar de los suyos...). Lo que se refiere a la parte biológica es el sexo, que puede ser principalmente masculino o femenino. A cada uno de los sexos la sociedad le otorga un género, que marca como debe comportarse y ser. Lo digo porque has estado usando el género como la parte biológica, y debería ser el sexo. No quiero sonar pedante, mucha gente también los usa indistintamente, pero no es lo mismo.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad