Mujeres y Política

La participación de las mujeres en política en el mundo es y ha sido notoriamente baja, con un 21.8% de representación femenina en los parlamentos nacionales. Podemos derivar conclusiones similares si nos fijamos en el porcentaje de mujeres en posiciones de liderazgo en el mundo empresarial. Las mujeres representan globalmente un 40% de los trabajadores pero solo hay un 10% de mujeres en los consejos de administración y sólo un 4.8% de los Fortune CEOs son mujeres.

En las recientes elecciones autonómicas y municipales, aún habiendo aumentado la visibilidad mediática y el éxito electoral de algunas de las mujeres candidatas, los partidos políticos han seguido seleccionando más hombres que mujeres como cabeza de lista en las elecciones autonómicas.

Se han dado varias explicaciones para estas diferencias. Por ejemplo, que las mujeres no se presentan como candidatas, que sufren discriminación por razón de género, que huyen de situaciones muy competitivas, motivos y restricciones de tipo familiar, que sufren de la falta de modelos a seguir y esto las lleva a dedicarse a otras profesiones en las que la participación femenina es mayor, etc.

En otros artículos (aquí, aquí y aquí) se ha hablado de las razones de estas diferencias y de  cómo se podrían reducir, por ejemplo con cuotas. En India las cuotas de género sólo afectan a las elecciones locales, de forma que cada ciclo electoral un tercio de los Concejos de Aldeas, seleccionado aleatoriamente, se ve afectado por dichas cuotas, que obligan a que el cargo de presidente y al menos un tercio de las plazas en el concejo sean reservados para mujeres. El efecto de estas cuotas en la participación política de las mujeres en India no es claro (ver los artículos 1,2,3), y no se puede comparar con elecciones sin cuotas, en las que las mujeres candidatas compiten generalmente con hombres, y no con otras mujeres. Por otro lado, la existencia de cuotas puede llevar a la percepción que las mujeres candidatas han sido seleccionadas debido a las cuotas, y no debido a su habilidad, sus méritos….

Con mis coautoras Sonia Bhalotra y Lakshmi Iyer analizamos este tema para las elecciones de los gobiernos de los estados de India, con un 5.5% de representación femenina, un 4.4% de mujeres candidatas, y dónde después de mucho debate todavía no hay cuotas para mujeres. ¿Por qué razón las mujeres en India no se presentan como candidatas? Nos entrevistamos con políticos de distintos partidos, y todos coincidían en que el criterio principal para ser seleccionados era el de tener potencial para ganar las elecciones. Entonces, si una mujer gana una elección competitiva, sin cuotas, ¿debería esto abrir la puerta a más mujeres candidatas en las elecciones siguientes? ¿Qué nos dicen los datos?  ¿Son un modelo a seguir?

En nuestro estudio comparamos elecciones en las que una mujer ganó por muy pocos votos a un hombre con elecciones en las que un hombre ganó por muy pocos votos a una mujer. La metodología utilizada se llama “diseño de regresión discontinua (RDD)” y se basa en que los distritos electorales de estas dos situaciones van a ser muy comparables, y si se cumplen una serie de condiciones que en el estudio demostramos que se cumplen, sólo van a diferenciarse en el género de los ganadores. Las preferencias del electorado van a ser muy similares en ambos casos, ya que con una diferencia de votos muy pequeña el resultado de las elecciones depende de factores que podrían considerarse aleatorios. La existencia de estas elecciones tan reñidas nos da un “cuasi-experimento” que podemos utilizar para analizar el efecto causal de una victoria electoral femenina en la proporción de candidatos que son mujeres en las elecciones siguientes. La limitación de esta metodología es que sólo nos permite comparar distritos electorales con elecciones entre hombres y mujeres muy reñidas, pero en India parece que estos distritos no son muy distintos a los demás.

Una victoria electoral femenina aumenta el porcentaje de candidatos mujeres de los partidos más importantes en las próximas elecciones de los estados de India en 8.5 puntos porcentuales, pero el efecto es debido a que las candidatas que ya han ganado vuelven a presentarse. Tal y como vemos en la Figura que adjunto, el efecto en el porcentaje de candidatas que no se han presentado antes es una caída de 2.3 puntos porcentuales. Tampoco observamos un aumento de candidatas que se presentan como independientes, ni un aumento de candidatas en distritos electorales cercanos, por lo que el “efecto modelo a seguir”, no se produce.

Observamos importantes diferencias en los resultados según el porcentaje de mujeres en el estado. En estados con un mayor porcentaje de mujeres (con menos “mujeres desaparecidas”), el aumento en el porcentaje de candidatos mujeres es mucho mayor. Por el contrario, en estados con un menor porcentaje de mujeres observamos una importante caída en el porcentaje de candidatos que son mujeres que no se habían presentado antes.

Esto sugiere la existencia de un efecto “represalia” en estados con más discriminación de género, que no se produce en estados con menos discriminación. Por otro lado, la falta de mujeres candidatas en India no parece ser consecuencia de restricciones de género (familiares…), ya que encontramos resultados muy similares para los candidatos musulmanes, que casi siempre son hombres.

womenpol

Hay 5 comentarios
  • Sin haber leido el papel, me parece que el llamado "efecto modelo" se confunde con otros efectos que surgen de la interacción estratégica entre los partidos. Por ejemplo, podría ser que la probabilidad de éxito de un entrante femenino sea menor en circunscripciones donde ya se presenta otra mujer (sobre todo si ostenta el poder).
    En general, uno esperaría que los procesos de selección sean estratégicos y también dependan del nivel de éxito de la candidata ganadora. Tratar de estimar el incremento en participación política de las mujeres en un contexto tan complejo parece demasiado aventurado.
    Por otro lado, me sorprendería que en India la falta de mujeres en política sea consecuencia de una falta de "role models". India ha gozado siempre de un gran número de mujeres en política desde Sarojini Naidu a Indira Gandhi (y en la actualidad Sonia Gandhi o Susma Swaraj).

    • Hola Daniel. Muchas gracias por tu observación. En India los partidos políticos anuncian sus candidatos al mismo tiempo, así que la interacción estratégica no parece que sea muy importante, a no ser que tengan información antes, claro. En el artículo hablamos de "role models" más locales, pero sí que analizamos diferencias según si el partido está dirigido por una mujer o no.

  • En Uruguay, cada partido presenta múltiples listas cerradas, en particular para elegir diputados. Por ley de cuotas se estableció que cada tres personas en la lista debía haber un hombre y una mujer.

    Pero salvo Montevideo y Canelones, los demás departamentos tienen entre 2 y 6 diputados. Eso significa que los diputados elegidos estaban en el primer o segundo ligar de su lista, que generalmente era un hombre. Por eso se eligieron muy pocas mujeres como diputadas.

    En distritos uninominales, eso será aún peor.

  • Esto está relacionado con el hecho que en India encontramos un mayor efecto "represalia" en estados con más discriminación de género. Una de las conclusiones que podemos derivar de nuestro artículo es que un cambio de actitudes y a lo mejor de mentalidad de votantes (sociedad) y partidos políticos en zonas con más discriminación de género es necesario para impulsar la entrada de mujeres en política. Como dices, también sería interesante analizar el efecto de la prensa, pero esto ya en otro estudio...

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad