No es nuestra reforma, pero es una buena reforma (con un riesgo importante)

Vaya, agradable sorpresa, tras meterme la paliza del RD ley, y daros a vosotros la tabarra con mi lectura durante todo el día, llego a la sorprendente conclusión de que esta no es una mala reforma,  que puede facilitar el ajuste y que, con unos pocos, pero importantes, cambios en la tramitación parlamentaria, puede servir para parar la destrucción de empleo y va a facilitar, sin duda, la creación de empleo

Antes de entrar en materia, una cosa bien clara: como hemos dicho con anterioridad, ninguno de los que trabajamos en este blog, ni en FEDEA, hemos participado en esta reforma laboral —literalmente, ni nos han llamado para pedirnos ni una opinión. Así de claro.  Y prueba de ello es el misil que la ministra nos dirigió diciendo que el contrato único no lo consideraban por que “no era constitucional”.  Nuestra propuesta clave era el contrato único, y no está por ninguna parte. De hecho, la dualidad, una preocupación clave, no va a disminuir con esta reforma, ni lo hace el número loco de contratos, ni la horrorosa complejidad de los procedimientos para descolgarse o para cambiar las cosas.

En fin, que es fácil enfatizar lo que la reforma puede tener de negativo y mejorable: la dualidad va a seguir siendo la tónica, la temporalidad no va a cambiar, hay demasiados contratos (¡uno más!). Y la proliferación de bonificaciones y subsidios es un error y una pérdida de tiempo y dinero, como hemos mostrado infinidad de veces- el dinero que haya, que se gaste en formar a los parados. Y la eliminacion del despido exprés, odiado por los sindicatos (con la máxima indemnización pero sin costes de transacción, que son los que dan de comer a abogados, sindicatos, confederaciones de empresarios, etc.) va a subir los costes de transacción y los pleitos en nuestros ineficientes juzgados.

Pero reconozco mi grata sorpresa. Tras los sinsentidos que hemos tenido que oír del gobierno las últimas semanas, hay que reconocer (y otros en NeG y en FEDEA estarán en desacuerdo, es mi opinión personal) que esta es una reforma en profundidad, no una mini reforma. Y que es una reforma que puede mejorar el funcionamiento del catastrófico mercado laboral ¿Por qué?

Empecemos por el principio. El problema clave de España es la flexibilidad interna. Imaginad que dirigís una empresa con 250 trabajadores, y que véis el futuro fatal. Tenéis beneficios, pero empezáis a ver como los bancos cortan préstamos, como al situación se pone fea y el ejercicio que viene va a ser de vida o muerte.

¿Qué hace falta? Hace falta salvar a la empresa, y salvar el empleo que sea posible. Lo ideal sería hacer una reducción de jornada, reorganizar, aguantar con todos los trabajadores,  intentar evitar el desastre. Pero el marco actual de negociación colectiva lo hace imposible. Con EREs a 45 días, pagando 2-3-4 años de trabajo a los trabajadores que se van, la empresa se va a pique. ¿Qué hacer? Aguntar, confiar en que la cosa cambie, y luego, de repente, cerrar.

Esta reforma continúa en la línea de las anteriores de incrementar las herramientas para facilitar la adaptación interna. Primero, porque se da prioridad a los convenios de empresa. Esto facilita enormemente la flexibilidad interna, al permitir que empresarios y trabajadores se enfrenten a la realidad de cada lugar de trabajo. Segundo, extiende el procedimiento (art 41ET) que permite la modificación de las condiciones individuales (que sean mejoras sobre convenio) unilateral por parte del empresario (con control judicial ex post) a las condiciones salariaos. Tercero, trata de permitir  los cambios en las condiciones laborales y salariales de los convenios colectivos. El empresario no puede unilaterlamente  adoptar medidas aquí, sino que tiene que negociar y pasar un complejo trámite del 83.2 ET con arbitraje final de la comisión consultiva nacional de convenios. Cuarto, las reducciones de jornada del art.47 ET antes se hacían con autorización administrativa y ahora son decisión empresarial, pero sobre las causas previstas y con carácter temporal. Quinto, elimina la mayor locura del sistema de convenios, la prórroga automática indefinida (la llamada ultraactividad).

También importante es el intento de facilitar la reducción de jornada. Me gustaría llamar la atención sobre la disposición adicional quinta:

“3. El desempleo será parcial cuando el trabajador vea reducida temporalmente  su jornada diaria ordinaria de trabajo, entre un mínimo de un 10 y un máximo de un 70 por ciento, siempre que el salario sea objeto de análoga reducción. A estos efectos, se entenderá por reducción temporal de la jornada diaria ordinaria de trabajo, aquella que se decida por el empresario al amparo de lo establecido en el artículo 47 del Estatuto de los Trabajadores, sin que estén comprendidas las reducciones de jornadas definitivas o que se extiendan a todo el período que resta de la vigencia del contrato de trabajo”

Es decir, parece haber un intento (y el gobierno debe hacer la pedagogía que no ha hecho) para evitar la destrucción de empleo durante el horrible año que viene y conducir a los trabajadores a una posición realista que puede salvar a la economía: no os enfrasquéis en pedir el cielo, la alternativa es mala, vamos a negociar  una reducción de jornada, a adaptar lo que haya que adaptar, y a salvar a la empresa.

El riesgo, claro, es que estos elementos de flexibilidad interna sean completamente ignorados y, en su lugar, lo que tengamos sea unos meses de destrucción masiva de empleo a 20 días por la vía objetiva (¿Hay alguna empresa que no tenga 3 trimestres de caída de beneficios y a la que no le sobren trabajadores?) Claro, sin esta posibilidad del despido la flexibilidad no será usada ni aceptado, pero por otro lado, ¿Qué pasa si se usa el despido en vez de las posibilidades, algo retorcidas legalmente, de flexibilidad interna? De ahí que la pedagogía del gobierno, y los demás elementos que comento al final, sean cruciales.

Además, la reforma tiene muchos otros detalles racionalizadores del alocado sistema de relaciones laborales de España, de los que destaco dos. Por ejemplo, una mejora del ridículo tratamiento del absentismo laboral. Recordáis el artículo de Jesús y yo sobre el derecho de los caraduras? El artículo 52 d decía que se podía despedir a un trabajador “Por faltas de asistencia al trabajo, aún justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, o el 25 % en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses, siempre que el índice de absentismo total de la plantilla del centro de trabajo supere el 2,5 % en los mismos periodos de tiempo.” Ahora dice: ““d) Por faltas de asistencia al trabajo, aún justificadas pero intermitentes, que alcancen el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, o el 25 % en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo de doce meses” (Jesús, a lo mejor tienes más influencia de la que piensas). Es decir, no hay un absurde referente, si los otros son buenos puedes portarte todo lo mal que quiereas. También la reducción del coste de despido de 45 a 33 días, y sobre todo el máximo de 42 a 24 pagas, es obviamente una mejoría, nos acerca a la media europea y reduce esta condición de cuasi-funcionario que han adquierido muchos empleos. Esto puede incentivar la contratación fija, como taqmbién el intento de la agilización (por vez número 4ª o 5ª ) de las causas objetivas de despido.

Segundo, tambíen es MUY buena la ruptura del monopolio sindical sobre la formación, tantas veces pedida desde aquí (gracias Floren!):  ley 56/2003. Formación profesional para el empleo, decía en su articulo 26.4: decía con lo previsto en la Ley Orgánica 5/2002, de las Cualificaciones y la Formación Profesional, se desarrollará en el marco del Sistema Nacional de Cualificaciones y Formación Profesional y del Sistema Nacional de Empleo, de acuerdo con sus principios, fines y objetivos y en especial: ...c) la participación de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas en el diseño y planificación del subsistema de formación profesional para el empleo.

ahora dice:

«c) La participación de las organizaciones empresariales y sindicales más representativas y de los centros y entidades de formación debidamente acreditados en el diseño y planificación del subsistema de formación profesional para el empleo.»

En fin, tardaremos semanas en saber que tal es realmetne la reforma, pero de momento, creo que mi evaluación preliminar es positiva. ¿Qué falta?

Cuatro cosas, que se pueden y deben aun ahacer en trámite parlamentario

1)     simplificar el número de contratos REDUCIENDO LOS CONTRATOS TEMPORALES

2)     una indemnización por despido creciente en los contratos indefinidos hasta llegar a los 20/33 días

3)     una transición al sistema austriaco de despido.

4)     una forma de favorecer la reducción de jornada

¡Ah! Y una cosa más: Mucha más pedagogía. Si el gobierno no es capaz de explicar esto, los trabajadores y los empresarios no lo van a entender, y vamos a ver solo despidos, no flexibilidad interna.

Hay 47 comentarios
  • "Si el gobierno no es capaz de explicar esto, los trabajadores y los empresarios no lo van a entender, y vamos a ver solo despidos, no flexibilidad interna."

    No soy lo que se dice un especialista en estos asuntos. Pero tengo un arraigado prejuicio sobre las relaciones entre los "agentes sociales". Apuesto por "vamos a ver sólo despidos".

  • Como he dicho, apuesto por "vamos a ver sólo despidos".

    Doy por sentado que si no hay empresas y producción, no habrá nada que repartir. Pero cabe preguntarse si esta flexibilidad no debería venir acompañada por medidas redistribuidoras sólidas (por ejemplo, has citado la formación del parado) que hagan creíble que esto es mejor para todos.

    Porque da la impresión de que en España dichas medidas son raquíticas y podemos llegar a la conclusión de que están adelgazando. Aquí también haría falta pedagogía respaldada con hechos.

  • Algunas puntualizaciones:

    1) " Se da, por fin, prioridad a los acuerdos de empresa". Se da prioridad a los convenios de empresa, no a los acuerdos, eso sí habría sido un verdadero paso adelante. El convenio tiene una serie de requisitos formales, debido a su eficacia general, el acuerdo no.

    2) "La inaplicacion pactada ya estaba en la reforma de 2010, pero hay un cambio grande en la inaplicacion o cambio de condiciones de carácter individual (<10 trabajadores). Aquí solo hay control judicial ex post". Lo único que se ha modificado es la posibilidad de modificar el salario con carácter individual. El procedimiento es prácticamente igual al existente previamente, el único cambio es la eliminación a la referencia al 50.1.a)

    3) "También importante es el intento de facilitar la reducción de jornada. Me gustaría llamar la atención sobre la disposición adicional quinta: (...) vamos a negociar una reducción de jornada, a adaptar lo que haya que adaptar, y a salvar a la empresa." Esta opción ya existía. De hecho, se amplió con la reforma laboral de 2010, reduciendo el porcentaje mínimo de reducción de jornada del 30% al 10%. Lo único que se hace es eliminar la referencia al requisito de autorización previa del ERE de reducción por parte de la autoridad laboral, por coherencia con la eliminación del control administrativo previo de los EREs por la autoridad laboral.

    • jason: coincido contigo en el punto 3. creo recordar que cuando se aprobó esta posibilidad, se tomaba como referencia el caso alemás

    • stoy con Jason en las tres puntualizaciones.
      Un poco de calma y rigor para un análisis más sosegado de una reforma en la que hay que separar el grano y la paja (se reproducen con ligeras modificaciones artículos y apartados ya modificados en anteriores reformas y en particular la del 2010) para intentar reconstruir el marco laboral resultante: en mi opinión manifiestamente insuficiente y poco consistente con el diagnóstico y objetivos expresados en el preámbulo
      En el tratamiento (art. 41 ET)de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo (individual y colectiva) el alcance y procedimiento es casi el mismo que ahora con la inclusión entre las condiciones afectadas "la cuantía salarial" añadida al sistema de remuneración ( nuevo art 41.1 d). La eliminación a la referencia al art 50.1 a) como excepción ( derecho a la extinción con tratamiento indemnizatorio del despido improcedente) es congruente con la nueva redacción que da el RD Ley a ese art: modificaciones que no respeten lo previsto en el art.41 y que "redunden en menoscabo de la dignidad del trabajador".
      El tratamiento del contrato a tiempo parcial sigue igual excepto el derecho a la prestación de horas extraordinarias y su inclusión en la base de cotización general.
      Las reducciones de jornada como regulación colectiva de empleo, tanto en forma de desempleo total o parcial, sigue en la reforma del 2010, que fue de orden claramente técnica (salvo la acotación del 70% al 10% de reducción como apunta Jason). Quedaría igual, excepto la clarificación para el cómputo por horas en el consumo de la prestación de desempleo en las reducciones horarias en la jornada diaria.
      Lo más sustantivo procesalmente, sin duda en los actuales EREs es la supresión de la autorización administrativa laboral y la introducción de la ejecutividad de la decisión empresarial al final del período de consultas con la propia declaración de la situación legal de desempleo.

      • Santos Arza,
        Muchas gracias- creo que eso es lo que estamos intentando- calma y cuidado, y con vuestra ayuda, llegar a una vision equilibrada y correcta de lo que da de si la reforma. Creo que si, me refiero a la cuantia salarial, como ves hablo de la letra d en particular en mi entrada. Muchas gracias por ayudar a clarificar y por participar en la discusion.

    • Jason febrero 11, 2012 a las 23:06
      Algunas puntualizaciones:

      ...
      2) “La inaplicacion pactada ya estaba en la reforma de 2010, pero hay un cambio grande en la inaplicacion o cambio de condiciones de carácter individual (<10 trabajadores). Aquí solo hay control judicial ex post". Lo único que se ha modificado es la posibilidad de modificar el salario con carácter individual.
      ....
      ¿Lo único? ¿Te parece poco?

  • Luis,
    Es bueno ser tan optimista, te lo agradezco, pero yo no lo soy tanto. No es que no coincida contigo en subrayar que hay avances notables.

    Pero, lo que dices en el tercer párrafo son razones demasiado poderosas para que no pueda hacer un balance positivo de esta reforma. Creo que le da completamente la espalda a los outsiders. Toda la reforma está pensada en cómo compensar los posibles daños que se le puede hacer a los insiders en caso de que, en la práctica, la reforma resulte realmente "agresiva" y el despido de 20 dias/año (máximo una anualidad) llegue a generalizarse (aunque para que no sea así se quita el despido express...).

    No creo que esta medida fuera necesaria en estos momentos, con las pésimas expectativas de empleo que tenemos de aquí a año/año y medio. Por contra la mayor flexibilidad interna seguro que nos vendrá muy bien, sobre todo a los insiders.
    Por si acaso, prácticamente todo el resto de medidas de esta reforma también están pensadas para estos insiders (desde la formación de los empleados hasta las de recolocación). También están bien.

    Pero, a los 6 millones de parados, ¿ que se les ofrece? Más bien poquito, casi nada (y desde luego nada que no se haya intentado ya, y que no haya funcionado ni en época de bonanza).

    Vale que no se haya querido apostar por nuestro contrato único, pero ¿dónde han ido a parar medidas anunciadas a bombo y platillo, hace aún unos pocos días, como los contratos especiales para jóvenes (a la basura), la simplificación de contratos (también a la basura), o el propio cheque para la formación (este a la disposición adicional tercera, es decir al limbo)?

    ¿Quién se ha interesado por los outsiders en este proceso? ¿Cómo se atreve Toxo a decir que hemos dictado esta reforma desde Fedea? ¿Quién se habrá esforzado más que estas medidas no salieran adelante?

    Asi que bien por una mayor flexibilidad que permita limitar los daños, y bien por unas cuantas medidas más, casi todas. Pero, también cabía y cabe, y resulta más que necesario que nunca, un plan de choque para nuestros parados, dejados (más que nunca) de la mano de dios en esta reforma.

  • Gabon (Buenas noches),

    Pues yo opino como Luis, creo que va en la buena dirección, aunque también temo que los resultados de esta reforma no se verán a corto plazo. Pero hay que sufrir durante un tiempo para luego recoger los frutos.
    En cuanto a lo que se puede hacer por los outsiders, como dice Florentino, creo que la reforma también establece incentivos para que las pymes, nuestro verdadero tejido empresarial, contrate parados, bonificando más incluso, a los de larga duración. Algo es.
    Porque para mí, por mucha reforma que podamos hacer, esto debe de venir acompañado de un éxito en la otra reforma, la financiera, (como he dicho en otros comentarios, la que más me preocupa, por las dudas que tengo en el abastecimento de crédito) y sobre todo, por una mejora en la actividad de las empresas.
    Seamos sinceros, si no hay actividad, por mucho crédito que pueda haber y por mucha maravillosas medidas laborales, no crearemos empleo en serio. Como mucho, no destruiremos. Pero para crear, hace falta crecer y esto precisa quizás de otra reforma, más estructural. La reforma del modelo productivo, y creo que este es el momento (con el crédito reestablecido). Muchos tendrán que emigrar, pero otros muchos debieran emprender. No veo otra salida a la que tenemos encima.

    saludos y como siempre un placer leer vuestras opiniones.

  • En primer lugar, gracias a todos los que escribís este blog. Sois el único faro que nos queda en la noche. Estamos desorientados, confundidos con tantas metiras y egoísmos. Yo así veo muy dificil salir de este pozo.

    Entiendo que la economía es una Ciencia Social y la política es otra Ciencia Social, mezclar Conservador con Liberal, sólo sirve a manipuladores o ignorantes. Y creo que esto lo dejaís claro constantemente, y aunque la verdad a mi si me gustaría que fueseis tan poderosos como ese señor Toxo dice, por desgracia para España no lo sois.

    Como pequeño empresario (con formación en economía) esta reforma me aporta poquito. Por mucho que digan, aunque lo voceen, yo siento que a nosotros nos han dejado de lado, como a los parados. Y eso que somos mayoría.

    Todo lo que suponga requisitos administrativos, a una pequeña empresa la deja de lado, esa es la realidad a pie de calle. Que la prensa subraye como la primera noticia de la reforma el abaratamiento de los despidos y no la flexibilidad interna efectiva, real, al alcance de todos, es una noticia muy triste y que la segunda noticia sea comida para los pollos (porque eso son las subvenciones a la contratación) es todavía más triste aún.

    Sacar adelante un Convenio, para una empresa de menos de 50 trabajadores seguirá siendo un proceso dificilmente asumible en tiempo, dinero y esfuerzo. He entendido muy bien a que se refiere Jason al diferenciar Acuerdo y Convenio. Lo vivo en las carnes. En mi empresa tenemos un Acuerdo, que unos cumplen y otros no, y el que no lo hace tira del Convenio, que cuando se redactó para nada tuvo en cuenta nuestra actividad, si acaso alguna cosa (mantenimiento de aerogeneradores = Convenios Colectivos del Metal Provinciales), pero muy poco. Yo con la reforma no estoy seguro de que pueda sacar tan fácil un Convenio. Sin duda, nuestro Acuerdo se sostiene porque nuestra especialización e idiosincracia nos permite sueldos altos basados en la eficiencia y objetivos , y fue una política adoptada desde el principio, pero si en algún momento el equilibrio se rompe, nos toca tirar de Convenio y eso no está bien, me genera indefensión ¿Hasta que punto la nueva Ley me permitirá dar este paso a un Convenio? Aún no me ha quedado claro.

    En nuestro sector (mantenimiento eólico) la crisis ha obligado a implantar sistemas de eficiencia en el mantenimiento que exigen de una flexibilidad en las plantillas de servicios que nada tiene que ver con las rigideces de Convenios que en nada pensaron en nuestras necesidades. Así que la implantación de estos sistemas por Tecnólogos y Propietarios está llevando a una oleada en cascada de huelgas en un sector que sin embargo no está sufriendo desempleo. Los trabajadores de estas empresas para nada están entendiendo la situación (cambios sustanciales en las jornadas, básicamente, pues cómo os he dicho no es un problema de bajada de salarios) Salvo unas honrosas excepciones, como la nuestra, la mayoría de las empresas de mantenimiento pertenecen a fuertes grupos industriales con comités de empresas y actitudes inmovilistas. Con el abaratamiento del despido yo tendría clara la solución: "despidos". Veremos lo que pasa.

    Por lo general para las empresas de nuestro sector esta Reforma es un avance, pero sigo creyendo que más para unos que para otros. Además, deja cosas cómo los periodos de prueba (mucho más largos en otras legislaciones) o la simplificación del contrato que tan acertadamente reclamaís o el modelo Austriaco de despido mucho menos distorsionante que el actúal. El tiempo se nos acaba y han dejado cosas tan importantes cómo estas fuera, pero sobre todo la principal: Acciones para reformar las Actitudes. De empresarios y trabajadores.

    Una maldad:
    Para una PYME que actúe en varios mercados con diferentes CIF y haya tenido el ojo de no consolidar los balances, y de tejer un enrevesado tráfico de servicios entre empresas, es muy fácil adelgazar plantilla por causas objetivas, recontratando a alguno de los despedidos en la empresa saneada. El tejido empresarial español está plagado de empresas constructoras con otros negocios. Así que abaratar el despido sirve para que adelgacen aún más sus plantillas. Por eso me atrevería a vaticinar que con la previsión de que iba a ser más barato, contemplaremos una oleada de despidos en los próximos 2 meses.

    Bueno, no cuento con vuestros conocimientos pero sí con mis viviencias, sólo he querido compartir una visión micro de cómo vivimos esto los pequeños empresarios. Espero que os sirva de algo (me ha costado mucho atreverme a escribir pues no sé hasta que punto mi opinión os puede ser útil, espero disculpeís mi atrevimiento)

    Gracias por enseñarme y ayudarme. Especialmente a Luis a quien admiro mucho.

    • Jose Alberto

      Tenemos un limite (mira en las FAQs) de 350 palabras por comentario. Ya que es la primera vez que te animas a escribir (como nos dices en el mismo), he decido aprobar el comentario aunque se pase de tamaño. Estamos encantados de que participes y siempre nos gustan las intervenciones de los pequeños empresarios que tienen experiencias directas. El limite lo tenemos para que las conversaciones sean mas agiles y entretenidas. Esperamos con interes tus proximos comentarios 🙂

  • Vaya por delante mi enhorabuena por este gran rincón en internet, el blog "nada es gratis".

    En cuanto a la reforma, parece claro que se ha pensado en la PYME, logicamente por que es la que popularmente se dice "tira del carro" creando un mayor número de empleos. Me quedan claro los que pueden ser beneficios de dicha reforma laboral. Pero me gustaría saber si esta reforma irá acompañada de otras de tipo fiscal y/o mercantil. ¿nadie ha hablado de las cotizaciones? ¿nadie ha hablado de que cada vez es mayor el número de contratos mercantiles de intermediación por comisión camuflando un auténtico contrato de trabajo? (tendría que verificarlo, pero en los "portales de empleo" son las ofertas que más abundan. ¿Y de la nueva ley de emprendedores? ¿que garantías tienen los nuevos empresarios para no caerse en la primera piedra? Hay mucho aún por hacer, y creo que no son menos importantes dichas reformas, que en su conjunto han de acabar con el lastre que soportan los millones de parados de este país. Verdaramente una solución estructural para un problema estructural de nuestra economía.

    Para finalizar, daros las gracias por todo, y entre otras cosas por la visión académica de la economía (yo soy economista, y la comparto por que está suficientemente fundamentada), muy por encima de una visión ideológica, que es la que puede llevar a los políticos a cometer errores.

    Gracias por hacer de este espacio, un rincón abierto a todos, a los académicos, a los especialistas y a todos en general, por que todo está perfectamente explicado, y es muy claro y comprensible incluso para los no inciados en economía. Además hasta engancha!!!

    Gracias por hacerlo todo tan fácil. Seguid así.

  • La reforma no reforma.

    La estructura del sistema laboral no se ve alterada, sólo se cambian aspectos del mismo. La esencia de cada institución no se toca, salvo para fortalecer la posición relativa de una de las partes del mercado laboral:

    1) Se abarata el despido en general.

    2) Se amplían las causas para predeterminarlo como procedente.

    3) Se liberaliza el despido colectivo.

    4) Se privatiza la formación para el empleo.

    5) Se debilita la fuerza de ley de la negociación colectiva.

    Apunto cosas que realmente se deberían hacer: reformar el sistema de negociación colectiva (y que los descuelgues sean por Acuerdos -presupongamos que los trabajadores quieren mantener en funcioanmiento su empresa-), hacer una limpia de modelos de contratos y eliminar las bonificaciones y subvenciones a la contratación (salvo las que incentiven a colectivos en clarísimo riesgo de exclusión social), potenciar realmente las políticas activas de empleo (un nuevo ADAPT hacía falta).

  • Como siempre Luis, interesantes reflexiones ante una reforma compleja. No obstante, no acierto a adivinar por qué va a crear empleo, no veo medidas que favorezcan claramente la contratación.

  • En mi opinión, la reforma, en muchos puntos, se queda corta. Teniendo en cuenta que no se han cumplido muchas cosas de las 'prometidas' y de que hay unas elecciones andaluzas de por medio, ¿sería muy descabellado pensar que la reducción del número de contratos y otras medidas que agilicen trámites —y, sobre todo, que piensen en los seis millones de parados– vendrán en los próximos meses?

    Mi impresión es que se ha frenado a De Guindos, muy a lo Rajoy –ni para unos, ni para otros—, en un intento de ser no tan 'agresivos' para no perjudicar a Arenas, pero siempre teniendo en cuenta la imagen que se pueda dar en el exterior. Lo digo porque, como Florentino Felgueroso señala, llama mucho la atención el hecho de que se hayan adoptado medidas relativas a los trabajadores que están dentro de las empresas, pero no relativas a aquellos que ya están fuera.

    Saludos,
    FG

  • Gracias Luis por este post. La reforma es tan enrevesada que los que no somos especialistas en la materia dependemos mucho de las opiniones que tú, Floren, Juanjo y otros (¿para cuándo la tuya, Samuel?) manifestáis en este blog. No me he leído el decreto, sólo lo que dice la prensa, y, consciente de que el diablo se esconde en la letra pequeña, esperaba vuestras opiniones para confirmar la mía -de pobre fundamento. Quizás mis expectativas eran muy bajas, sobre todo después de la irrupción de Sor Patrocinio con la inconstitucionalidad del contrato único, pero ahora me parece que esta reforma no es una oportunidad perdida. Ojalá no me equivoque y ojalá podamos decir lo mismo, dentro de unos meses, con la reforma financiera y con la reforma de la Administración y del gasto público que lleven a una reducción estructural del déficit.

  • Dice Luis que hay cosas positivas. Naturalmente. Pero ¿para quién y cuál es el diagnóstico sobre el cual se basa la reforma? Entonces ya no estoy tan seguro de que las prioridades seguidas por el gobierno sean positivas y sintonizas con Florentino.

    El ejemplo de empresa que opera en toda España con 250 empleados es muy infrecuente. Salvo que seas subsidiaria de un oligopolio y tus ventas provengan de ello, no tiene sentido.
    La mayor parte de los que tratamos de operar nacionalmente lo hacemos con una ley básica: No empleo salvo de vida o muerte en la generación de negocio: Recurrimos por diseño a la subcontratación de autónomos o de otras Pymes. Y ello sólo contra pedido firme y fiable.
    Por otra parte, echad una ojeada a una actividad que necesariamente debe operar nacionalmente. La logística: Ninguna empresa lo es realmente. Bajo el logo siempre hay muchísimas pymes locales asociadas, coparticipadas, integradas, franquiciadas o revueltas.

    A su vez estas pequeñas empresas siguen la regla de actuación antes definida (no contratación) porque es lo que el sistema impulsa por mera racionalidad.
    Dos razones:
    1. La estructura del estado al estar tan fraccionada y tener tanto negocio dependiente del poder público te exige adaptarte a esta red difusa de "clientes clave" que favorecen tu "proximidad". No es banal pisar la “dipu”, comer con el consejero o saludar al lehendakari. El de Vitoria o el de Mérida. Y esto Tampoco es Gratis.
    2. Los costes de la complejidad. Como intentes operar en este entorno que te niega escalas no consigues nunca bajar del 20% en gastos generales (¡con buenas ventas!). Echad de papel y lápiz para ver el efecto en precios de dicho nivel de coste insostenible competitivamente contra la estrategia anterior.

    Esta reforma no aborda ninguna de las dos causas.
    Por eso sostengo que es un regalo para reducción de costes de oligopolios (IBEX, etc) pero que, en resumen y tristemente, seguirá aumentando el paro.

    Es evidente que el sistema político destruye lo que sea antes de hacerse daño a si mismo. Esto lo estamos aprendiendo estupendamente. No es poco.

  • En la eliminación de la ultraactividad , además de la limitación a un el plazo de dos años, me parece muy interesante la remisión a un convenio de ámbito superior, si existe a la pérdida de la vigencia. En ausencia, de esta previsión, la parte con mayor poder de negociación siempre podría estar interesada en dejar pasar el tiempo para dejar que el convenio perdiera vigencia. Con la remisión al convenio de ámbito superior, el interés en negociar dependerá de los términos que fije el convenio de ámbito superior con relación a los existentes en el convenio inferior.

    Por una parte, desde mi punto de vista, esto podría compensar ligeramente la pérdida de importancia de los convenios sectoriales por la prevalencia de los convenios de empresa. Pero, por otro lado, si las partes que negocian convenios superiores tienen en cuenta su carácter supletorio a la pérdida de vigencia de los inferiores, quizás se mejore la coordinación en la negociación.

  • Me gustaria emplazaros a dentro de un año. Veremos cual ha sido el impacto de esta "gran reforma". No se si es por la reforma o no, pero existe un cirrto rumor (rumor y por eso no digo que empresa) de que en unos meses una de las reinas dee nuestra Españ, hará un ERE con 10.000 despidos. Veremos que se dice entonces. Claro era los trabajadores que no querían adaptarse a un mercado flexible y flexible y más flexible. Lo curioso es en el sector donde ejerce la actividad esa empresa. Ojalá el rumor solo sea un rumor.
    Parafraseando "es el crecimiento, estúpido"

  • Luis,
    Creo que tu evaluación de la reforma es algo optimista Déjame que yo peque de lo contrario.
    En una primera lectura rápida (que es la que merecen en 24 horas más de 60 páginas de BOE), no hay nada en la reforma que vaya a contribuir a mejorar la organización interna del trabajo dentro de las empresas y, por tanto, la productividad y la competitividad.
    En cuanto a contratación, no se racionaliza el menú de opciones. En realidad, la cosa empeora con el nuevo contrato. Así, que la cosa empeora. No se resuelve la dualidad y se siguen aplicando subvenciones que, además de su elevado peso muerto, incentivan la rotación de trabajadores.
    En cuanto a negociación colectiva, no hay nada que altere el marco general y, por tanto, que pueda cambiar su estructura y contenidos. El que los convenios de empresa tengan prevalencia sobre los de otros ámbitos es de poca ayuda para las PYMES y las empresas de nueva creación, que por la complejidad de alcanzar tales convenios, tienen fuera de su alcance este instrumento. Se clarifica el procedimiento de descuelgue de convenios de ámbito superior, pero como tú mismo reconoces, se hace mediante una forma tan compleja que pocas PYMES podrán utilizarlo. Y en cuanto a la flexibilidad interna del artículo 41 veremos cómo funciona en la práctica pero puede suponer que se agrave la judicialización de las relaciones laborales.
    En definitiva, creo que el único impacto inmediato de la reforma va a ser una reducción de los costes de despido. Si este era el momento para ello es discutible. Probablemente no lo es, y esta es la reforma que el anterior Gobierno del PP hubiera debido hacer, en 1997 ¡¡¡. Además, se ha anunciado oficialmente en la rueda de prensa del Consejo de Ministros y el comunicado de prensa del ministerio avanzando medidas que luego en el decreto o no están o son justo lo contrario. Debe ser que la Sra. Ministra nos toma por tontos, o, quizá, es que no sabe leer o no le informan bien de lo que se ha escrito en el BOE.

    O sea que la reforma es como el anuncio de la llegada de un invitado querido, y luego lo que llega, 15 años tarde y en medio de la madrugada, es otro, que no resulta tan agradable ni oportuno.

    • EEE
      No tengo ninguna diferencia sustantiva con lo que dices. Creo que estamos en desacuerdo mas en enfasis que en contenido-- me alegro de que el invitado haya llegado, aunque sea tarde; y totalmente de acuerdo en cuanto al menu de contratos (uno mas!!). Creo que todos los cargos que participaron en esto estaban de acuerdo en "reducir" esta magnitud... Y si, lo que anuncio el martes el ministerio no tienen nada que ver con esto.

      • Comparto plenamente la opinión de EEE y también la actitud esperanzada de Luis y su posición siempre razonada, comprometida y combativa, muy de agradecer. Ya se sabe, el vaso medio vacío vs. vaso medio lleno. A mí, a estas alturas, aún me asalta la duda de si el vaso está debajo y en la vertical del grifo o si, por el contrario, las gotas simplemente golpean en su pared exterior.

  • Hola a todos y gracias por vuestras aportaciones
    Luis, es precisamente, en el párrafo donde dices: “El riesgo, claro, es que estos elementos de flexibilidad interna sean completamente ignorados y, en su lugar, lo que tengamos sea unos meses de destrucción masiva de empleo a 20 días por la vía objetiva (¿Hay alguna empresa que no tenga 3 trimestres de caída de beneficios y a la que no le sobren trabajadores?) Claro, sin esta posibilidad del despido la flexibilidad no será usada ni aceptado, pero por otro lado, ¿Qué pasa si se usa el despido en vez de las posibilidades, algo retorcidas legalmente, de flexibilidad interna? De ahí que la pedagogía del gobierno, y los demás elementos que comento al final, sean cruciales” dónde está lo que, en catalán, llamamos “la mare dels ous”.
    Dejando de banda el bonismo, que lo hay, de muchos empleadores, la realidad es que, en el actual contexto económico, que empresa no va a poder, sea o no cierto, acreditar los tres trimestres de caída de beneficios.
    Si esta es una medida para frenar la destrucción de empleo en un año en que se prevé una caída del PIB por encima de un punto … que me lo expliquen.
    Sí que servirá a aquellos empresarios que quieran desprenderse de los “zánganos”, aunque es bien sabido que, precisamente estos “zánganos”, suelen, en gran parte de las ocasiones, tener cierta vinculación, bien con los amos, bien con los superiores, o bien, con los políticos de turno…
    En cambio se corre el riesgo de introducir cierta zozobra a aquellos buenos y fieles trabajadores, que los hay, y muchos, que ven reducidos a menos de la mitad los derechos económicos en caso de despido que se habían ganado con el paso del tiempo (sin duda, ahora sí que el sistema austríaco será tenido en cuenta por todos).
    Y es que, en un país en que uno de los grandes problemas es la productividad, los trabajadores productivos no deben ser desincentivados …

  • Para precisar por qué nos parece a Marcel y a mí que se da la espalda a los outsiders, este par de comentarios sobre las dos únicas medidas que se incorporan en esta reforma: las modificaciones del contrato de formación y aprendizaje y el retorno a la política de subvenciones, para completar esta estupenda entrada de Luis.

    Los contratos de formación y aprendizaje, para jóvenes que no tengan titulación de FP o universitaria, hace ya un tiempo que estaban en franco decaimiento (véase este gráfico,
    http://dl.dropbox.com/u/3482653/contratos_Formacion.JPG)
    y se estaban utilizando “marginalmente”: sólo 1.7% de los jóvenes activos de 18-24 con nivel educativo bajo (ESO o menos) en el último trimestre de 2011, mucho menos incluso que los indefinidos (18%) y que otros tipos de contratos temporales (22.5%).

    Estos son los cambios que se introducen.
    - EDADES: donde decía que se ampliaba la edad máxima de 25 a 30 años hasta el 31.12.2013, ahora dice que hasta que la tasa de paro caiga hasta el 15% (la agregada se entiende)
    - DURACIÓN: La duración máxima pasa de 2 a 3 años para todos los casos (antes sólo 2 y para algunas excepciones hasta 3), pero se otorga la potestad a los convenios colectivos para establecer períodos distintos, sin que sean menos de 6 meses, ni más de 3 años.
    - REPETIR CONTRATO: Se abre la posibilidad de tener más de un contrato de este tipo, siempre que sea en actividades laborales u ocupaciones distintas. Esto es, se puede llegar a los 30 años sólo con contratos de este tipo, pero moviéndose de un sector a otro, o de una ocupación a otra.
    - FORMACIÓN EN LA EMPRESA: Se abre la posibilidad de recibir la formación en la propia empresa (antes sólo se podía impartir en Centros formativos que formasen parte de la red “oficial”.).
    - FUERA FINALIZAR ESO: Se suprime que la formación asociada a este tipo de contratos permita la obtención del título de graduado en Educación Secundaria Obligatoria cuando se celebran con jóvenes que no lo poseen aún.
    - HORAS FORMACIÓN: Se reduce el mínimo de horas destinadas a la formación (Antes el tiempo efectivo de trabajo no podía ser superior al 75% de la jornada máxima prevista en convenio. Ahora, 75% primer año, pero 85% en segundo y tercer año).
    - NINGÚN CAMBIO EN LA RETRIBUCIÓN MÍNIMA (lo que establezca el convenio colectivo o en su defecto el salario mínimo interprofesional, en función del tiempo efectivo de trabajo).
    - Ningún cambio relevante en la subvención durante este tipo de contrato, excepto que antes el trabajador tenía que tener 20 años o más, y ahora no se dice nada sobre edad mínima, ni en la subvención para conversión.

    En definitiva, se rebaja la parte formativa de estos contratos y se potencia la laboral (más horas laborales máximas y además, menos control de horas, dado que se puede impartir en la empresa) y, en caso de que se utilizara poco porque sólo se podía tener un contrato de este tipo a lo largo de la vida laboral, se extiende el número de contratos hasta los 30 años.

    En mi opinión, intentar hacer más atractivos estos contratos desvirtuando su el contenido formativo no es buena idea con las inmensas necesidades de formación genérica que necesitan los jóvenes que han abandonado la escuela de forma tan temprana.

    Sólo se pueden compensar los mayores costes para la empresa que suponen por su relación con la formación con un menor salario. Los jóvenes sin formación tienen que financiársela ellos mismos con una menor retribución. No con subvenciones con tal de mantener los salarios y hacer así más atractivo el abandono escolar. Pero esta la gran pesadilla de los sindicatos. Y así seguimos desde el Plan de Chiki Benegas, la huelga general del 88, los “contratos basura”…

    http://nadaesgratis.es/?p=4928

  • En cuanto a las subvenciones para el empleo:

    Ya hemos abordado este tema reiteradamente en este blog. Han marcado nuestras políticas activas en especial desde la reforma del 97 (pactada con los agentes sociales…), desviando recursos de las políticas de formación y para la actividad nuestros servicios de empleo (el gasto en políticas activas es hoy inferior al que se presupuestó en el 2007, con tres millones de parados menos), de forma inusual en el contexto europeo.

    La evidencia disponible ha mostrado su ineficacia, teniendo además también importantes componentes de “peso muerto” o “redundantes”, es decir, de despilfarro.

    Por fin, en la última reforma del 2010 se habían reducido drásticamente, con el objetivo de conseguir una mejor redistribución de los escasos recursos entre diversas políticas activas. Pero ahora se vuelve a cometer el mismo error con una nueva batería de subvenciones. Se vuelven a bonificar las conversiones en contratos de prácticas, relevos y sustitución, y para jóvenes y mayores de 45 años desempleados de larga duración. Eso si, sólo para las empresas de menos de 50 trabajadores.
    Pero, además, se vuelve a recuperar otro tipo de subvenciones que también fracasó en su momento (entre las reformas del 2006 y 2010), ni aunque se otorgaran al 100% y en un momento en el que la cola del paro no era tan larga como ahora:

    En la actual reforma: “en caso de contratar desempleados beneficiarios de una prestación contributiva por desempleo, la empresa tendrá derecho a una deducción fiscal con un importe equivalente al 50 por ciento de la prestación por desempleo que el trabajador tuviera pendiente de percibir en el momento de la contratación, con el límite de doce mensualidades… El trabajador contratado deberá haber percibido la prestación durante, al menos, tres meses en el momento de la contratación”.

    Si lo entiendo bien (y espero no estar equivocado, quien lo sepa mejor que me corrija), la empresa puede conseguir un máximo de deducción fiscal de 8396 euros en un año si el trabajador tiene dos o más hijos a su cargo (6523 si no tiene hijos).

    Para los que lleven más tiempo en el paro o los jóvenes sin experiencia laboral bastante menos: unas bonficiaciones en las cuotas a la SS de 3300 euros jóvenes varones (3600 mujeres), 3900 mayores de 45 años parados de larga duración (4500 mujeres) en tres años. Si es un joven y es el primer empleo de la empresa, una deducción fiscla de 3000 euros más.

    Conclusión (si lo he entendido bien y estos cálculos son correctos y se entiende que estas son deducciones fiscales que no están sometidas al máximo de bonificaciones de cuotas a a la SS-el 100%)

    (1) Con estas subvenciones, sale más rentable contratar al que lleve menos tiempo en el paro, así que las medidas para jóvenes y parados de larga duración no deberían ser efectivas
    (2) Sin subvención, ¿a quién contrataríamos antes? Al que lleven menos tiempo en el paro. En numerosos casos, subvencionar esta contratación es por lo tanto puro despilfarro.

    A no ser, claro, que la mayoría de nuestros parados prefieran agotar su prestación. Pero francamente, con los tiempos que corren... Pero para que no sea así, el parado puede conservar un 25% de su prestación, aun cobrando salario, lo que hace aún más atractivo para la empresa porque puede aceptar un menor salario.

    En fin, teniendo en cuenta que que los contratos de formación y estas subvenciones son las dos pobres medidas destinadas a los outsiders, espero que se entienda mejor por qué concluimos que esta reforma les ha dado la espalda.

    • Florentino, dos cosas:

      1- Si el primer empleo de una pyme de nueva creación, tiene subvención de 3000 euros para los jovenes, pues te aseguras que todas las empresas de nueva creación tienen uno menos del paro juvenil, (actualmente cobrando el paro), menos.
      2- Por otra parte, se deduce como explicas que los que estén cobrando la prestación mayor son los que producen una deducción para la empresa, pero acaso no son los más necesitados en esta situación, por tener como dices 2 hijos?. Seguro que tienen más compromisos adquiridos (familia, deudas) y por tanto me parece lógico que estén mejor situados.
      Finalmente, comentarte que las bonificaciones a la cuota, son a más de estas deducciones fiscales, por lo que no es que los jóvenes y los parados de larga duración, solamente "ofrezcan" a la empresa esos 3000 euros, etc. Si estos están en la otra situación de cobrar paro, también ofrecen la otra deducción fiscal.
      Por lo tanto, lo único que no me encaja son los jóvenes sin experiencia laboral. Estos debieran de tener más incentivos, precisamente para emprender y así generar otros puesto de trabajo.

  • Estoy de acuerdo con Florentino. Esta reforma no tiene en cuenta a los outsiders que es el eslavón más débil de la cadena. Parece mentira que con todo a favor el gobierno se haya quedado a medio camino. Es verdaderamente frustrante. A pesar de ello no van a conseguir evitar una huelga general. Ya que la van a tener por lo menos podrían haberlo hecho bien de una vez.

  • Hola, respecto a este punto hay un aspecto que no me queda claro de la Reforma y me gustaría consultar. Mi pregunta es si, con esta serie de bonificaciones, no se estaría incentivando la discriminación hacia el colectivo de jóvenes recién titulados con experiencia laboral limitada a becas y prácticas (sin derecho a paro)

    Suponiendo una empresa que tenga la decisión de elegir contratar a uno entre dos candidatos, candidato A y candidato B, el candidato A tiene licenciatura superior y esté percibiendo la prestación de desempleo desde hace dos meses; mientras que el candidato B tiene los mismos estudios, además domina un idioma, pero su experiencia laboral se basa en dos años encadenando prácticas y becas sin prestación de desempleo. A mi juicio la empresa está incentivada a contratar al candidato A, porque tiene una mayor deducción. Aún a riesgo de que el candidato B pueda ofrecer una mayor productividad.

    • Javier. Sí, ese efecto existe. En nuestra jerga se lo conoce como 'efecto desplazamiento' y está comprobado que existe. Es una de las razones por las cuales las bonificaciones tienden a tener un efecto neto nulo sobre el nivel de empleo agregado.

      • Pero aunque sea así (lo del nivel de empleo agregado), ¿no es más necesario que el que lleve más tiempo en paro encuentre algo más rápido que el otro?. Estará, digo yo, en una situación peor. Al fin y al cabo, solamente esperando 3 meses el primero estará en la misma situación "de cara a las deducciones fiscales, etc" que el primero. Y digo de cara a las deducciones fiscales, porque me parece un error pensar que no se tienen en cuenta otras cuestiones a la hora de contratar además de estas.
        Si ese idioma que dices es absolutamente necesario para ese puesto, no me creo que esa empresa coja al primero por ahorrarse los 3000 euros. Lo que creo es que lo negocia con el segundo a un salario menor.

        • Vaya, en realidad mi primer comentario tenía la intención de ir al hilo de uno anterior de Florentino Felgueroso. He debido de hacerlo mal, disculpad, era la primera vez que dejaba un comentario.

          Respecto a la respuesta de Josu entiendo lo que me quieres decir, pero no lo comparto del todo. En cuanto al tiempo que lleva esperando en paro, me temo que no me he explicado bien en mi ejemplo. Los dos llevan el mismo tiempo como desempleados. Lo que diferencia a uno del otro es que mientras uno estuvo trabajando con contrato con derecho a paro, el otro lo estuvo como beca/prácticas que no dan derecho a prestación. Por lo que es irrelevante la espera de seis meses que indicas.

          Es cierto que es más necesario (al menos socialmente) que encuentre trabajo más rápido el parado que lleva más tiempo. El problema es que el parado que lleva menos tiempo recibe mayor prestación que el que lleva más o la ha agotado. Por lo que esta deducción discrimina también a aquellos que lleven más meses cobrando prestación, favoreciendo a los "recién llegados" al paro (tengo entendido que la deducción es por la contratación de desempleados con al menos tres meses de prestación)

          Si el empresario puede deducirse el 50% de la prestación que recibía el desempleado, se estaría originando, desde mi punto de vista, una discriminación. En el sentido de que en las selecciones de candidatos se primará al que tenga una mayor prestación por desempleo. Podría darse el caso, incluso, de que el "recultador" se interese por la cantidad de prestación que percibe el candidato. De hecho, no me extrañaría saber que, igual que en las entrevistas se pregunta por si se fuma, la situación civil, o los hijos, se empiece ahora a preguntar por la cantidad de prestación.

          • Tienes razón Javier. Yo en esa frase me refería en general a la respuesta de Samuel, por cuanto que las bonificaciones suman igual en la agregada. Quería decir que aunque sumen, si uno de los dos es (también cobrador de la prestación), por el hecho de que al final, uno sume y otro reste, pues prefiero que sea así, porque realmente no se empata, sino que es mejor que el más necesitado coja un puesto.

            De acuerdo en lo que dices de la pregunta de la entrevista. Ya he dicho que creo que esto va a hacer tirar a la baja los salarios en las negociaciones y también creo que se puede dar el caso de que determinados candidatos preferidos, se les contrate en "negro", hasta que llegue su prestación y su deducción. Estoy hablando de las pymes, porque no creo que las grandes empresas esto se haga.

            Pero ¿qué se puede hacer para todos los jóvenes desempleados sin prestación?. A mi solo me sale una opción, emprender. Siempre y cuando el grifo del crédito esté abierto y se tengan incentivos más decididos para ello. Debemos cambiar el modelo productivo y ahora es el momento.

  • No esta del todo claro que "defunct economist" esta en la cabeza de la que en otras circumstancias podria ser una pareja comica clasica de alta calidad: Toxo-Mendez.
    El problema sindical español viene ya de largo y es de una recalcitrancia asombrosa, especialmente cuando es tan obvio para iniciados que es tan ineficaz como injusto. Claro que el PP hizo campaña electoral sin mencionar temas sindicales, sin precisar diagnosticos ni medidas... Y ahora?
    Alguien con o sin bolso (c.f. Maggie), nuevo laborista o no (c.f. Tony) tendra al final que tomar decisiones y dar un golpe de timon.
    No pueden acaso desacer las disonancias cognitivas que los trabajadores/parados puedan tener a este respecto? Cualquiera que sepa programar una lavadora moderna es capaz de entender estas paradojas con pedagogia.
    O que es esto, miedo escenico? No pueden plantar cara a la pareja que esta al otro lado de la mesa, incluso en los dos primeros meses de gobierno, incluso cuando Mendez y Toxo, mas alla de su defunct "¿?" que informa su political laboral, persiguen ademas el interes particular de sus instituciones por sus instituciones mismas y no su mision?
    En la españa de hoy no hay las alarmantes manifestaciones de los 70 en el reino unido, pero el daño, como un cancer atrofiante, esta ahi.
    Sin quere convertir el post en un foro politico, de lo que es un blog economico y politico economico, sí permitirme decir que el gobierno actual es manso, flojo y ruminante como una vaca lechera gallega.

  • A mí en principio me parece bien todo, y hasta estoy dispuesto a tragar con lo intolerable con tal de arreglar esto. Contrato único, flexibilidad, reducciones de sueldo y/o jornada, suprimir pagas extras (España debe ser el único país de Europa con 15 pagas); hasta el despido libre, con tal de arreglar esta situación. A grandes males, grandes remedios, pero hay algo que no sé si es que tanto políticos, analistas, tertulianos, FEDEAs, politikones y hayderechos.com viven en otro planeta, han perdido el contacto con la realidad o es que nunca lo han tenido. La realidad es la siguiente: EN ESPAÑA NO SE CUMPLEN LAS LEYES. Hay una indefensión jurídica total. En España, en el 99% de las empresas se trabaja más del límite legal sin consecuencia alguna, es tiene categoría de ley (no escrita) que hay que echar las horas que te manden. Se me cae el alma a los pies viendo que mis amigos salen de casa a las 8AM y llegan a las 9-10PM a casa de trabajar, y la mayoría de ellos tienen jornada continua. En España, en muchísimas empresas es normal no cobrar el mes de vacaciones porque te despiden y después te vuelven a contratar. El absentismo laboral en España es prácticamente inexistente fuera del funcionariado o la banca; o eso, o yo y la gente que conozco hemos trabajado en empresas extraterrestres en las que la gente va a trabajar visiblemente enferma, con un brazo roto (el presentismo por encima de todas las cosas), o con la madre, la abuela o su esposo a punto de morir. En España se ve como una heroína a aquella mujer que no disfruta de toda la baja de maternidad. En España es más habitual de lo que sale por la TV o cuenta la prensa (o sea, nunca) que abra una empresa, contrate a dos empleados y desaparezca a los 3 meses sin dejar rastro y sin haber pagado ni a empleados, ni proveedores, seguridad social, o lo haga con cheques sin fondos. Y todo esto sigue pasando día sí y día también sin que nadie haga absolutamente nada.

    Bueno, pues si vamos a reformar el mercado laboral, me parece muy bien que se les dé a los empresarios todas las ventajas que piden. Pero me parece también normal que si se les dan, haya que exigirles en todos los sentidos; y lo mínimo sería que cumplieran la ley. Y es muy fácil: más inspecciones de trabajo, realistas, pero duras, periódicas, por sorpresa (ay, que me da la risa), y a las empresas que se saltan la ley a la torera, porque luego da la casualidad que le meten el puro a la que ha tenido un desliz burocrático y sin embargo a las que tienen a 12 inmigrantes trabajando 18 horas al día por 500 euros sin asegurar no les aparecen nunca.

    Y ésta, señores de FEDEA, es la realidad, que no se va a solucionar por mucha reforma laboral que haya y que podrá funcionar o no (yo creo que no, precisamente porque está hecha por gente que no tiene la más mínima idea de cómo funciona el mercado laboral real español; y si no, al tiempo), pero lo que sí es seguro es que deteriorará aún más de lo que estaba el día a día del currito medio. Y si ustedes creen que no, es que es eso, no conocen la realidad; y la pedagogía que quieren ustedes que haga el Gobierno para explicar esta reforma ya sabemos que es para aquellos a los que les da igual que se la expliquen o no porque se la van a tener que comer con patatas. Si el PP es capaz de enseñarle al empresariado australopiteco español que la reforma no es para que se aprovechen de ella como buitres, sino para usarla con madurez, amplitud de miras y un poco de solidaridad, juro por todos los dioses griegos, egipcios, romanos y mayas que me peino con gomina, me afeito y me pongo camisa, traje y corbata hasta para ducharme.

  • Gracias por el foro de debate y por los análisis que publicáis, y hoy en especial a un pequeño empresario (José Alberto Franco) que ha publicado un comentario muy bueno (también gracias a Jesús por dejarle pasarse).
    Me considero un "auto-empleado" con trabajadores a cargo (me viene grande lo de empresario), y me gustaría compartir algunas cosas sobre esta reforma.
    - Tengo entendido que el mayor nº de trabajadores en España están en PYMEs, y no veo por ningún sitio en esta reforma cosas que puedan ayudar a la contratación por estas.
    - Todo lo que sea mas burocracia, subvenciones oscuras y complicadas y tener que recurrir a un "experto" de esos que te limpian el bolsillo y encima lo hacen mal (las multas las pagas tu), no van a ayudar en la contratación.
    - Sería ideal que se fijara una simplificación en materia laboral para PYMEs (por ej. hasta 50 trabajadores) ya que las mas grandes disponen de departamentos para esa materia.
    - Y lo mas importante, ya basta de subvenciones, reducciones, grupos especiales y demás milongas. Un puesto de trabajo representa un coste x para la empresa, lo que no ayuda a mantener ni crear empleo es que si un trabajador cobra en mano 1.000, su coste para la empresa sea de 1.600, esto solo ocurre aquí y se trataría de romper esta dinámica de que sube el coste del puesto de trabajo pero el trabajador cobra menos (solo nos falta la subida del IRPF).
    Saludos y gracias.

  • Hola todos,
    ¿habéis leido esto?:
    "Mejor que abaratar el despido es abaratar el empleo"que lo escribe el emprendedor Varsavsky:
    La mitad de lo que las compañías gastan en salarios para el empleado medio en España se lo lleva la Administración en una mezcla de impuestos que son pagados tanto por el empleador como por el empleado, incluyendo impuestos al consumo. Lo que yo esperaba es que por unos años, hasta que la tasa de desempleo bajara drasticamente, la Administración se “quitara de en medio” en la relación entre compañías que están creciendo y empleados, permitiéndoles a éstas contratar sin pagar los impuestos asociados a esta contratación como la seguridad social.

    Enlace a la entrada original:
    http://spanish.martinvarsavsky.net/general/mejor-que-abaratar-el-despido-es-abaratar-el-empleo.html

  • Lo que falta en la reforma laboral para poder valolarla es tener una idea de sus objetivos en terminos CUANTIFICABLES . Que seria un exito? 15% de paro? 10% ? Cual deberia ser el Labor share dentro del PIB Español? Como defininimos competitvidad?
    y otras preguntas....
    Mi comentario surge de mi experiencia , mas practica que academica : Como economsita he notado que es muy facil pintar proyectos o iniciativas con todos los rosas posibles y cuando hace falta mencionar algun modelo econometrico ( mejor en Ingles .... ) . Pero a la hora de la verdad, valoracion trata con cifras y numeros y probabilidades. Eso si , esta mas que claro que el precio de la crisis y de la reforma sera pagado por los trabajadores.

  • Abaratar un 50% el despido de los "viejos" y subvencionar con dinero público el contrato de los jóvenes en prácticas por un año es la mejor forma de establecer un sistema de incentivos perversos. La ecuación está clara: echar a todos estos vejestorios que son poco productivos (no saben inglés y se hacen un lío con los ordenadores) y contratar a unos cuantos jóvenes en su lugar, que me sale gratis, y encima están con la selección natural de demostrarme quién es el mejor durante el año de prácticas.
    Un amigo que trabaja en banca me ha dicho que esta reforma es un annexo al FROB, ya que su objetivo es despedir a todos los empleados de banca con más de 55 años.
    La prejubilación pasa a ser indemnización con 20 días y un máximo de un año. Esto ya sería duro, pero subvencionar con dinero público el trabajo precario para jóvenes con la excusa de fomentar el empleo bordea la obscenidad. Si el empleador quiere sustituir al señor mayor por un jovencito más productivo, me parece que no deberíamos subvencionarle.

    • Hombre, Carles.

      Te olvidas de que no hay ni que sustituir a los que se vayan echando. Van a sobrar.

      Estamos pasando de más de cien bancos a menos de 10. Esto es una maravillosa noticia porque ahora no vas a tener mucho donde escoger y tendrás que pasar por caja como es debido. No te preocupes porque no estarás solo.
      Bona nit.

  • Te agradezco enormemente este tema. Haces que vea la reforma de otra manera. Mañana, con tiempo y la cabeza más clara, la leeré una vez más para aclarar mis ideas. Sin embargo, hay dos cosas que tengo claras: que para crear empleo se va a necesitar mucho más que esta reforma: dinero; y que significará una caída de los salarios y de la calidad de nuestras empresas. Eso creo que es indudable y sería bueno que de una vez por todas se aceptara.

  • A primer vistazo del RD y de forma un poco burda 2 notas:
    Me parece un sinsentido que hablen en el nuevo contrato (como bien decís otro más) de período de prueba de 1 año¡¡¡ para empresas de menos de 50 trabajadores. El concepto a emplear sería despido libre durante el primer año, con lo que podremos estar de acuerdo o no, pero desde luego no se trata de ningún período de prueba (si no eres capaz de evaluar la adaptación de un nuevo empleado a tus requerimientos o expectativas en un período de 2 meses, el problema no es precisamente del trabajador, sino tal vez de tu sistema de evaluación)
    Por otra parte, de nuevo echo en falta la mayor indefensión que tienen los trabajadores, y que nunca ha sido tenida en cuenta en las sucesivas reformas laborales, la indefinición en la causa de resolución de la relación laboral por impago de salarios, el término reiterada me parece una tropelía, algo razonable sería que ante dos mensualidades impagadas, el trabajador pudiese rescindir su contrato con cobertura de desempleo e indemnización para que de esta manera pueda solucionar su situación económico-laboral, sin ser gravado con la pérdida de derechos que en la actualidad tiene esperar a rescindir la relación laboral tras 4-6 meses de impago de salarios en muchos casos.

  • Desde mi modesto punto de vista y exceptuando que servirá para atraer inversión extranjera y la creación de nuevas empresas, esa reforma es un completo disparate, tanto humano como para el futuro social y económico de la nación, que sólo nos acercará aún más al norte de África, en calidad y competitividad, en un alarde que finiquitará la inteligencia empresarial.
    Me pregunto qué tardaremos en hablar de la reforma de las pensiones y de la sanidad. Yo diría que lo máximo un año.

  • En mi opinión, la posibilidad que abre esta reforma de rebajar salarios individualmente de forma unilateral sin tener en cuenta la marcha de la empresa va a tener efectos muy negativos para la actividad económica:

    - A corto y medio plazo está claro que traerá una rebaja general de los salarios reales. Esto va a disminiuir la renta disponible de las e.d. y por tanto deprimirá aún más el consumo.
    - Por el lado del sector exterior no es muy creíble esperar compensar este descenso en el consumo si tenemos en cuenta la debilidad de la demanda mundial en general y las pocas posibilidades de éxito de competir en costes de mano de obra con países con mano de obra barata.
    - La bajada de salarios reales puede hacer que algunas empresas aumenten su márgen de beneficios, y dadas las expectactivas actuales, es casi irrisorio pensar en una reinversión de beneficios, más bien todo parece indicar que la tónica será la de hasta ahora: evadir esa parte de la renta nacional hacia otros mercados internacionales.

    - Así que el panorama se parece mucho al de las crisis de algunos países latinoamericanos en los 70 y 80. Recordemos que se recomendó aplicar este tipo de reformas y fueron un absoluto fracaso, porque debilitaron aún más el mercado interno y dejaron a los países a merced de los movimientos de capitales exteriores.

    Habrá otros puntos de la reforma que puedan ser positivos, pero éste me parece desastroso y demuestra que se está siguiendo el "manual" ortodoxo sin tener en cuenta el contexto real en el que estamos.

Los comentarios están cerrados.