Irlanda: Obras son amores y no buenas razones

Una de las grandes discusiones sobre la crisis es hasta que punto los observadores y, sobre todo, los reguladores eran conscientes, antes de la crisis, de los riesgos que estaban acumulándose en el sistema. Hay dos visiones- una que enfatiza ignorancia (no me di cuenta), otra que enfatiza conflictos de intereses- (sabía lo que tenía que hacer, pero no me convenía).  El informe, publicado hoy miércoles, de la comisión de investigación (a cargo de un ex- regulador finlandés para asegurar su independencia) sobre la crisis bancaria en Irlanda (aquí entero, aquí un resumen) sugiere que el regulador  era en parte consciente de los riesgos, pero simplemente no actúo con la debida fuerza. Aquí va una parte del  resumen en lo que concierne al regulador que me ha llamado la atención  (mi traducción):

El Regulador Financiero era claramente consciente de  muchos de estos problemas en los dos bancos: durante todo el período, expresó significativas dudas acerca del gobierno corporativo en el INBS. También presentó un lista completa de problemas de procedimiento y de cartera de crédito a Anglo. Además incrementó los coeficientes mínimos de capital para los bancos. Tales remedios no fueron suficientemente eficaces como para garantizar una mayor prudencia y responsabilidad en ninguno de los bancos. [ES]

A pesar de que el  regulador financiero detectó numerosas  cuestiones de procedimiento en el INBS durante todo el período e incluso antes del Período [2003-2009], el regulador financiero no fue capaz de tomar medidas eficaces, incluso cuando las interacciones con INBS resultaban en  pocos cambios materiales. Como resultado de ello, los muy significativo riesgos inherentes en el modelo de negocio de INBS que se describe anteriormente, tuvieron el tiempo suficiente como para desarrollarse esencialmente inalterados. [4.3.4]

Si el regulador financiero hubiera hecho cumplir rigurosamente sus recomendaciones para mejorar las estructuras y procesos, es posible que Anglo hubiera incrementado sus préstamos inmobiliarios de forma más prudent. Por otra parte, una acción decidida y pública por parte del regulador financiero al principio del período podría haber impedido que las normas de conducta en otros bancos se hubieran deteriorado hasta el punto en que lo hicieron [4.3.5] "

Es decir, no es tanto ignorancia, ni en cierto modo conflicto de intereses en el sentido peor del término. El regulador irlandés vió (al menos parte de) lo que estaba pasando, lo entendió, entendió lo que había que hacer para solucionarlo, pero simplemente no tuvo el coraje para imponer su voluntad.

Regular, como gobernar, supone tener el conocimiento necesario para hacer un diagnóstico correcto, sí, pero también tener la valentía de tomar las decisiones preventivas necesarias cuando estas son impopulares.

Hay 4 comentarios
  • ...pero también tener la valentía de tomar decisiones preventivas necesarias ....
    El problema viene derivado en mi opinión de 1º. La independencia de los reguladores. Creo que no es tal, cuando son nombrados por consenso político y provienen muy a menudo de instituciones políticas.(Esto impide que sean capaces de tomar estas decisiones en contra de los intereses de políticos de turno).2ª De las asimetrías financieras de los diferentes países y de crecimiento económico que no permiten , salvo shocks posteriores, que el crecimiento y la expansión de todos los países vayan de la mano.3.ªDe una economía del beneficio basada más en el valor de las acciones y bonos y de las ingenierías financieras que en la economía real.4ª En una perversión de los incentivos de todos los dirigentes de grandes bancos que al ser retribuidos con bonos y sin penalización por su mala gestión, contribuyeron a hinchar los valores de las acciones y de los bonos "garantizados".5ª Nadie se atrevio a ser economista y "retirar el ponche cuando se inicia la fiesta ".
    Un saludo.

  • Pues también tiene razón, pero como dicen acá: Entre todos la mataron y ella sola se murió; también en España se mantuvo una desgravación fiscal por adquisición de vivienda propia que empujó mucho ahorro hacia el ladrillo, hasta se fingieron separaciones matrimoniales con ese fin y se miraba hacia otro lado, así que no se digan ahora ignorantes de la existencia de las hipotecas "Cayenne", o del llévate algo más para los muebles y luego lo desgravas.

  • Cabría añadir una tercera visión acerca del asunto de la acumulación de riesgos, que es la de la arrogancia epistémica de la economía moderna en general, y de la economía financiera en particular, que sostiene Nassim Taleb.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad