Gracias Nico

admin 99 comentarios

de Antonio Villar

La naturaleza es a veces incomprensiblemente cruel con algunas de sus mejores criaturas, y nos niega el recurso de apelación y hasta las hojas de reclamaciones. Hoy se ha llevado por delante a Nicolás Porteiro, Nico para sus amigos. Habría cumplido 38 años en Octubre. Hombre discreto, es difícil que se sepa quién era más allá de su entorno académico y personal. Déjenme que les cuente que Nico era uno de los jóvenes investigadores en economía más brillantes de nuestro país. Profesor de Análisis Económico en la Universidad Pablo de Olavide presentaba un  perfil de actividad de esos que hacen que a uno todavía le queden algunas esperanzas en la Universidad.

Nico realizó sus estudios de licenciatura en Economía en la Universidad de Vigo, ciudad en la que había nacido en 1974. Pasó luego a la Universidad Autónoma de Barcelona donde desarrolló sus estudios de Master y Doctorado, mientras hacía sus primeras armas como Profesor Ayudante en las Universidades Autónoma de Barcelona y de Alicante. En 2002 defendió su Tesis Doctoral para obtener a continuación una beca europea Marie Curie que le llevaría a hacer una estancia postdoctoral en Bélgica, en el prestigioso Centro de Investigación Económica y Econometría (CORE), de 2002 a 2004. En el año 2004 se incorporó a la Universidad Pablo de Olavide, el mismo año que la Asociación Europea de Economía le concedía un premio de investigación (el “Young Economist Award") por su trabajo "The Role of Mediation in Peacemaking and Peacekeeping Negotiations".  En el año 2007 consiguió uno de los exigentes contratos del Programa Ramón y Cajal del Ministerio de Ciencia e Innovación. Y en el año 2008 obtuvo su plaza como Profesor Titular de Universidad.

Ha sido un magnífico docente, dedicado y riguroso, preocupado por transmitir los conocimientos de forma que se convirtieran en instrumentos de pensamiento, más que en almacén informativo.

Su investigación destaca tanto por la amplitud y la calidad de sus trabajos, publicados en las mejores revistas internacionales, como por la variedad de los temas que ha abordado. Sus contribuciones se refieren a campos tan variados como la descentralización fiscal, la regulación de la industria, el análisis de la mediación, el papel de los lobbies en la negociación política, los efectos de la transparencia en los ensayos clínicos, el copago sanitario, etc. Temas que abordó desde el punto de vista de las implicaciones de los comportamientos estratégicos y los efectos de la información asimétrica.

Pero todo esto solo es currículum, que se puede constatar en su página web. Lo que ahí no dice es que Nico era, además de todo eso, una excelente persona, fiable, positiva, comprometida con la universidad, dispuesto siempre a echar una mano, firme en la defensa de sus convicciones, de una curiosidad ilimitada, lector omnívoro, sabedor de tantas y tan variadas cosas, desde la mecánica a la papiroflexia pasando por la historia y la literatura (y aquí mucho tienen que ver sus padres), generoso con su talento y con sus habilidades, padre feliz y comprometido con su familia, …

Algunos hemos perdido un amigo y un compañero. Otros mucho más, un hijo, un hermano, un padre, un marido. Y todos hemos perdido un ser humano y un universitario difícilmente repetibles.

Decía mi abuela que “lo olvidado, ni agradecido ni pagado”. No quería que su discreción personal nos hiciera ignorar su contribución a esta Universidad y a esta Comunidad a las que ha aportado su esfuerzo para hacernos a todos un poco mejores.

Por eso gracias Nico, gracias por todo.

Hay 99 comentarios
  • Tras estos días de fuerte abatimiento, no puedo manifestarme de mejor forma que como Antonio, con tanto acierto, ha titulado su post: GRACIAS NICO!
    Gracias por haber sido mi amigo, gracias por haber sido mi compañero en el Departamento y por haber compartido con nosotros tantos momentos, tantos proyectos, tantas ilusiones...
    La mejor lección, no obstante, que nos has dejado ha sido la de tu forma de afrontar la adversidad en estos últimos 6 meses... es algo que ha quedado marcado muy fuerte en mi alma y en mi corazón y que espero tener presente en cada momento complicado que tenga que afrontar.
    Como te dije la última vez que hablé contigo, hace muy pocos días, no podré dejar de recordarte como lo que has sido siempre: EL MEJOR!

  • Nico era una persona excepcional. Inteligente, íntegro y colaborador. Era a la vez reservado y una gran compañía. Y era gallego, aunque no hacía honor al dicho de que no se sabía si venía o iba. Nico tenía las ideas claras y las expresaba de igual manera, en la vida personal y en la profesional. Y cuando venía nos traía su curiosidad sin límites, sus planes, las hojas escritas llenas de cálculos e ideas, su alegría por haber encontrado la demostración, sus manos inquietas, siempre en movimiento. Ahora que se ha ido, nos ha dejado un gran vacío, una gran tristeza, pero también nos ha dejado a sus hijos, sus figuras de origami que los destinatarios guardan como tesoros, sus artículos de economía claros e inteligentes, y las ganas de, como él, ser capaces de luchar y de ser coherentes hasta el final.

  • Es triste, muy triste, Nico. Ademas de ser un excelente investigador y una persona encantadora, para mi, siempre seras simbolo de Galicia. Que descanses en paz. Mucha fuerza Paula. Un abrazo desde Portsmouth, Renatas

  • Resulta difícil pensar que la vida, tan bonita en ocasiones, guarda momentos tan duros. Personas como Nico no se deberían de ir nunca, o, por lo menos, nunca tan pronto. Tenía tanto que enseñar...
    Para toda su familia y, en especial para Paula, muchos, muchísimos ánimos. Te deja dos pequeñajos que, a poco que se parezcan a vosotros, serán grandísimas personas.

  • Yo también tuve la suerte de conocer a Nico en IDEA (UAB). Nico era un brillante investigador (para los que entrábamos el primer año, el ejemplo a seguir) pero ante todo era una excelente persona, generosa, amable, sensata y divertida. El tipo de persona que marca a todo aquel que tiene la suerte de conocerlo. El tipo de persona que una siempre está deseando encontrarse. El tipo de persona que no es justo que se vaya tan pronto...

    Desde aquí quisiera enviar un fuerte abrazo a Paula y sus hijos, así como al resto de su familia. Descanse en paz.

  • Soy del personal de administración del Departamento de Economía e Historia Económica donde Nico hizo su doctorado. Siempre lo recordaré por su timidez y un buen hacer envidiable. Siempre correcto y atento con todo lo que le rodeaba.
    No conozco a su familia, pero a todos ellos un fuerte abrazo y ánimo. Se ha ido corporalmente, pero en nuestras mentes perdurará en el tiempo.

  • La vida es a veces muy injusta... y muy cruel. Poco más se puede decir ante lo que ha pasado. Sólo dejar reflejados en estas líneas mi aprecio y cariño por Nico y su familia, a la que deseo muchas fuerzas para afrontar estos momentos tan duros. Ánimo Paula. Un abrazo. Miguel Ángel

  • Hasta siempre Nico!! Sin ningún lugar a dudas, siempre me trataste con cercanía y esa distancia que hay entre alumno-profesor nunca existió, gracias. Para mí, de esas personas que te dejan marcadas para siempre y de las que tomas como ejemplo a seguir. Ha sido todo un regalo para mí poder haber coincidido contigo y con Paula en Sevilla.

    Paula, un abrazo lleno de esas fuerzas que no sería capaz de tener en un momento como este. Muchísimo ánimo y todo mi apoyo!!!

  • Qué injusta es la vida… no puedo dejar de repetirlo en los últimos meses. Siempre recordaremos tus ocurrencias, tu infinita curiosidad, lo gran padre que eras y tu gran entereza ante la enfermedad. Gracias por ofrecernos tu amistad y dejarnos compartir contigo momentos que guardaremos como un tesoro.
    Pablo y Laura

  • Yo también conocí a Nico en el IDEA. Él era unos años menor que yo, pero pudimos compartir tiempo y vivencias, especialmente las lúdicas. Recuerdo aquellos partidos de fútbol y alguno de baloncesto (ciertamente, tanto él como yo jugábamos de pivots...) y la visión de partidos de fútbol en la tele (por ejemplo, cuando la selección perdió contra Nigeria con el gol que se metió Zubi en el mundial de EE.UU.)....
    Posteriormente a nuestra estancia en común en Barna se ha podido comprobar que era un gran investigador y profesor. Pero yo me quedo por esa bonhomía, esa alegría desbordante y el cariño que siempre mostraba. Así lo recordaré siempre.
    Leer esta noticia ha sido un golpe duro. Son varios los compañeros jóvenes que nos han dejado en los últimos años y el dolor se va acumulando, no encontrando explicación posible a tal situación.
    A su familia, mi más sentido pésame y gracias por haber podido disfrutar de su compañía y camaradería siquiera los dos años que coincidimos en Barna. Un fuerte abrazo

  • Escribir se hace complicado, muy complicado, pero te debemos esto y mucho más. Nos conocíamos desde hace tiempo, tiempos de colegio y correrías por las calles de Vigo y me siento muy afortunado de haberte conocido cuando éramos unos imberbes y haber podido compartir tantos momentos desde esa época hasta ahora.
    Como persona, sólo puedo confirmar lo que ya muchos han escrito en este foro y es que has dejado una huella imborrable en cada uno de nosotros, y cada vez que compartíamos tiempo, sólo podía crecer como persona y aprender .… pocas personas he conocido tan humildes, desinteresadas, íntegras, generosas, alegres, capacitadas, empáticas y con tanto talento innato, que permitan que todos los que te hayamos tratado, sólo podamos estar eternamente agradecidos por haber compartido parte de nuestra vida contigo. Tu mezcla de capacidad y humildad es algo que, por desgracia, no abunda, y mucho menos en la magnitud que demostrabas.

    Me estoy acordando de la papiroflexia, de los días que estuve con vosotros en Bélgica, de las playas, de conversaciones transcendentales y banales, de cenas y convites, de viajes y excursiones ..... todos excelentes momentos, ni un recuerdo que no merezca ser grabado.

    Grandísima persona y mejor amigo… Gracias por todo! Te vamos a echar mucho de menos y siempre estarás presente entre nosotros. Siempre.

    Un fuerte abrazo y mucho ánimo para Paula, Jacobo y toda la familia.
    Antonio, aunque tampoco te conozco, agradecerte la posibilidad que has brindado para recordar y homenajear a nuestro amigo… Gracias

  • Nico, tú que siempre encendías todas las luces y nunca las apagabas, ahora el destino ha conseguido apagar tu vida, aunque nunca podrá apagar la luz de tu recuerdo en nosotros. Descansa en paz.

    Mi más sentido pesar y el de mi familia a Paula y al resto de la familia.

  • Nico era una persona generosa y divertida. Me ayudó mucho durante mis primeras semanas en la UPO. Es muy injusto lo que ha ocurrido.
    Un abrazo muy apretado a Paula. Tu y Nico sois una pareja maravillosa.

  • Nico, gracias. Eres todo un ejemplo para muchas cosas. Sobretodo, una gran persona y el protagonista de una historia preciosa aunque con un fin definitivamente demasiado temprano y difícil. Soy muy afortunado de haberte conocido y estás en mi recuerdo. Paula, sabes que tienes todo mi apoyo. Eres fuerte y tienes grandes amigos. Y tenéis dos pequeños que suponen el fruto de esa gran historia y que te aportarán fuerzas e ilusión.
    Un abrazo muy fuerte para la familia, y por supuesto, para Paula. Mucho ánimo.

  • Gracias Nico. I subscribe all the above. Paula, beijinho grande neste momento difícil.

  • Me sumo a los comentarios de todos, y el título de Antonio Villar un acierto: yo también digo Gracias Nico. Tan sólo me gustaría resaltar la enorme generosidad que siempre mostró (tanto conmigo como con Esther). Siempre tuvo un momento hacia mí, su puerta siempre estaba abierta y estaba dispuesto a perder todo el tiempo que fuera necesario. Nico fue miembro de mi tribunal de tesis, me ayudó muchísimo en el desarrollo del trabajo y durante el tiempo compartido en la UPO fue un excelente compañero de trabajo a todos los niveles (como ha dicho Nacho, el mejor), pero por encima de todo un amigo, un ser humano excepcional, de los que dejan huella.

    Me gustaría aprovechar para enviar un abrazo muy fuerte a la gente de la UPO (aunque algunos estén en otros paraderos como Paco, AJ, Aitor…).

    Finalmente, mucha fuerza a Paula y los niños para superarlo, nuestros pensamientos están con vosotros

    Te echaremos de menos Nico,

    Esther y Edu

  • Quince años desde que llegó a IDEA y nos conocimos. Hemos trabajado juntos muchos días en economía y hemos discutido apasionadamente cada uno de ellos. Hemos charlado sobre historia, sobre política, sobre finanzas, sobre qué sé yo, muchas horas. Hemos disfrutado todas esas ocasiones, y también comiendo juntos, tomando cervezas belgas, hablando de literatura de ciencia-ficción, de sudokus, jugando con Martín, o visitando ciudades. Al principio, siempre en Barcelona; pero luego también en Sevilla, en Vigo, en Valencia, en Viena,…

    Quince años son muchos años. Aunque nos viésemos solo de vez en cuando. Pero se hacen tan cortos. Tan pocos.

  • Conozco a Nico desde que éramos pequeños, en Vigo, su hermano Jacobo y yo somos amigos del cole. Nico conseguía siempre algo simple, y a la vez muy especial, que el tiempo a su lado resultase agradable, que los que le rodeaban se contagiasen de su serenidad.

    Muchos habéis mencionado la generosidad y hospitalidad de Nico, os puedo asegurar que tenía de donde aprender, Jose Luis y Pitusa fueron como unos segundos padres para mi, con las puertas de su casa siempre abiertas.

    Recuerdo las mil y una tardes que pasamos allí, sentados frente a un Amiga 500, jugando al ice-hockey y a un simulador de vuelo con el que nos echábamos horas y horas; los veranos en Saiar: por el día basket, ping-pong y billar en el Fermín, por las noches escuchando a Les Luthiers en cama sin poder parar de reír.

    También recuerdo un Interrail por Europa, en el que pusimos a prueba nuestra resistencia a la mortadela, y las risas en París, comiendo yogur con el carnet Joven como cuchara, pensando que al fin le habíamos encontrado utilidad.

    Gracias Nico, gracias por estos imborrables recuerdos, por esos momentos a tu lado. Nos has dado una lección de valentía digna de como eras y de como te recordaremos siempre.

    Me tomo la libertad de hablar en nombre de los "polluelos", i.e, los amigos de sus hermanos Jaco y Minia, para expresar a toda la familia y en especial a Paula, Jose Luis y Pitusa, nuestra más profunda tristeza y transmitirles todo el ánimo y la fuerza del mundo, para que encuentren consuelo donde es difícil que lo haya, para que puedan superar, con su recuerdo, estos momentos tan duros.

  • Queremos sumarnos a todos los comentarios y con emoción recordamos una bonita tarde del último verano en la que Nico y su pequeño tenían fascinadas a mis hijas con sus historias sobre dinosaurios. Mucho ánimo a toda su familia, y en particular un cariñoso abrazo a Paula y a sus peques.

  • Como compañero de la UPO me sumo a lo ya dicho.
    Como amigo, sólo decirte dos cosas, Nico. La primera que te echaré mucho, mucho de menos. Muchas conversaciones, muchas risas, muchos abrazos han quedado huérfanos.
    La segunda, Carmen y yo siempre te querremos.

  • Gracias a todos por estas líneas que nos permiten expresar nuestros sentimientos ante la marcha de Nico.

    Da gusto comprobar cuanto era querido!

    Yo, como compañero de colegio, he tenido la suerte de crecer con él, y pasar cerca de él la adolescencia y la juventud, pasmado con su inteligencia, y asombrado de la generosidad suya y de sus padres y hermanos, en su casa de Vigo y Saiar…

    A Dios gracias encontró una fantástica compañera, Paula, que le acompañó en su caminar, brindándole todo su cariño...

    Hacia unos años que ya no nos veíamos tanto y lo lamentaba, pero ahora, viendo las opiniones de tanta gente y de tan distintos lugares donde estuvo él viviendo (Barcelona, Bélgica, Alicante, Sevilla) me alegro de que fuera repartiendo, por más ciudades y más gentes, su sonrisa. Yo también, como alguna otra persona decía, solo soy capaz de recordarlo sonriendo, con una alegría serena, tranquila…

    Aunque Nico no coincidía en esto conmigo, yo tengo Fe, y estoy convencido que todos volveremos a estar con él…

    Ingenuo?

    Puede.

    Pero lo creo profundamente en mi corazón.

  • Es admirable la huella que has dejado...se nota que has sido excepcional.
    Yo no he tenido la suerte de conocerte tanto como otras personas pero con el cariño con el que Arturo siempre ha hablado de tí y por todo lo que estoy leyendo, no se equivocaba..
    En mi recuerdo queda el fin de semana que estuvimos en Sevilla con vosotros y el pequeño Martín, lo pasamos francamente bien. Se te veía feliz con Paula y tu niño.
    A veces la vida es injusta y no se encuentra explicación a lo sucedido.
    Paula, mi mas sentido pésame, te mando un fuerte abrazo y para lo que necesites siempre tendrás una amiga en Madrid,acuerdate. Eres fuerte y saldrás adelante, tienes dos niños preciosos y sólo por ellos merece la pena seguir luchando.

  • Tuve la suerte de conocer a Nico en el doctorado en IDEA. Fueron años muy intensos y guardo muy buenos recuerdos de todos mis compañeros. Pero Nico era un tipo muy singular, único. Especialmente recuerdo la ilusión con la que siempre nos explicaba las dudas que teníamos de las asignaturas y su capacidad de describirnos fácilmente conceptos difíciles. Era claro que sería un gran investigador y un gran docente!! Guardo también un especial recuerdo de cómo me impactó la primera vez que vi a Nico y Paula juntos. Cuánto amor y cuánta alegría nos transmitian!!

    Ahora en estos momentos tan complicados para todos, y muy especialmente para sus familiares, sólo se me ocurre mandarles unas pequeñas palabras de ánimo y agradecimiento. Sé que no es nada y que a cambio de Nico hemos recibido mucho (lo siento).
    A sus padres: Muchísimas felicidades por haber tenido a Nico. No es tan fácil tener un hijo tan completo. Somos tantos los que nos hemos beneficiado!!
    A Paula: Paula, querida, mucha, mucha fuerza. No estás sola y cualquier cosa que necesites ya sabes dónde estamos. Además, tienes dos soletes que te necesitan tanto... No he tenido la suerte de conocerlos pero teniendo esos papis, van a ser unos chicos excelentes!!
    Y a ti Nico: Mil gracias por haberte cruzado en nuestras vidas!! No te olvidamos.

  • Soy prima de Nico y me va a costar muchisimo escribir esto, porque el sentimiento de perdida es tan brutal que hace imposible creer que sea verdad que se ha ido.

    Lo que no se ha ido: las tardes de domingo lluvioso viendo MacGyver o El Halcon Callejero, las partidas de Trivial, las excursiones en bici, los partidos de baloncesto, las tostadas calientes de nocilla de Pitusa (untaba hasta los bordes!), los inicios de la papiroflexia, las excursiones a coger moras, las expediciones al monte, las comidas multitudinarias con mesa de mayores y de pequenhos, los puzzles, los ataques de risa...... Todo esto sigue aqui.

    Personalmente, quiero agradecer a mi primo su generosidad, respeto y carinho hacia aquellas personas a las que nos costaba mas que a el entender el mundo. Nico siempre tenia tiempo y carinho de sobra para todos, siempre con tolerancia, sensatez y un maravilloso sentido del humor.

    Tambien quiero agradecer a Antonio que al escribir este texto haya creado un espacio en el que recordar a Nico; para los que estamos pasando esto a miles de kilometros de la familia y nos morimos de ganas de abrazarlos es muy conmovedor leer este aluvion de comentarios escritos con tanto carinho.

    Gracias a todos.

  • Unas líneas duras de escribir para hacer algo que nunca hubiese gustado hacer: expresar un pésame y un gran dolor por esta noticia.

    Lo siento muchisimo y no me salen las palabras para expresar todos los sentimientos que me vienen ahora.

    Un abrazo para todos los suyos que como ha quedado de manifiesto son muchos, muchos.

  • Aún no me lo puedo creer.

    He sido uno de los alumnos del Máster de Economía de la UPO donde Nico nos enseñaba un poquito de todo lo que sabía, pero me quiero quedar con su persona, con el ser que había dentro, ese que siempre tenía soluciones a los problemas. Ese que desbordaba vitalidad. Ese que siempre tenía un consejo. Ese que siempre amaba lo que hacía, y que amaba a las personas que rodeaba.

    Muchas gracias por haberte conocido, y siempre ha sido un placer haber sido alumno tuyo y que gracias a personas como tu, la gente ama la economía. GUARDO COMO ORO EN PAÑO TUS APUNTES

    MUCHAS GRACIAS.

  • Hasta que no aparecíó Nico no comprendí lo que significaba en realidad los términos total, medio y marginal.

    Ánimo Paula. De Nico, no nos queda a la Comunidad Universitaria sólo el recuerdo...

  • Gracias Antonio por iniciar esta cadena solidaria de recuerdo a mi primo.
    Yo soy, era, su prima mayor. Pero siempre me dejé mangonear por él porque sabía de su enorme sentido común(siempre supo salirse con la suya haciéndote creer que llevabas la razón).
    Recuerdo nuestros primeros juegos en Mougás en casa de nuestra abuela, nuestros primeros tortazos en bici en Canido, nuestras incursiones en las "cañas indias", los juegos de palabras, la tienda tippi en la que nos creímos indios, cuando nadie quería ser vaquero, las excursiones a coger moras en Saiar, las falsas pizzas de mi tío, las salchichas "de fresa",jugar a ser "los cinco", los libros que devoramos casi con frenesí...
    La generosidad de mis tios y mis primos hizo que mi hermana y yo siempre nos sintiésemos siempre en casa. Son nuestros segundos padres, y Nico, Jaco y Minia nuestros mediohermanos. Como decía mi tío, "aquí todo es de todos", mantra que recitábamos para subrayar la importancia de compartir y que para todos, muy especialmente para Nico, fue un leit motif.
    Tengo el corazón roto y el ánimo destrozado,pero cada vez que recuerdo el coraje de Nico, su fuerza de voluntad y testarudez hacen que siga adelante, recordando su dignidad, su bondad sin fisuras y su integridad.
    Nico, te quiero.

  • Tuve la suerte de conocer a Nico en Lovaina, me siento tan afortunada como triste hoy. Paula, ojala nuestros caminos se vuelvan a cruzar y te pueda abrazar fuerte, muy fuerte.

  • Quiero dejar constancia de mis condolencias a Paula, al resto de la familia de Nico, y a sus amigos y colegas más allegados. Me consta que mucha gente de la UPO, de distintas instancias, y de fuera de ella (UAB, Universidad de Vigo, etc.), están consternados por la noticia.

  • Me siento particularmente agradecida a Nico por haber sido, junto a Paula, mi director de tesis del Master: trabajar con ellos ha sido para mi una afortunada experiencia, que me ha dado mucho, sobretodo me han enriquecido de valiosas enseñanzas para la continuación de mis estudios investigadores y lo han hecho de la mejor forma posible.
    Recordaré siempre el entusiasmo y la pasión con los que Nico enseñaba y sobretodo la vitalidad y la motivación que trasmitía a quien ha tenido la suerte de ser su alumno.

  • Creo que casi siempre la calidad es más importante que la cantidad. Por eso me consuela pensar que Nico ha tenido una vida que, aunque injustamente corta, ha sido intensa, llena y fructífera. La inteligencia, fortaleza y coherencia que ha demostrado son ejemplarizantes.

    Todos sabemos -y Antonio lo ha descrito de forma muy bella y precisa- que Nico dejará huella. Él nos deja ya, pero sus hijos nos harán más fácil su recuerdo. En particular Martín, su hijo mayor, que como a Nico le gustaba remarcar se parece mucho a él, aunque con los colores de Paula.

    Mi más sentido y cariñoso pésame a la familia. Espero que la solidaridad y el afecto mostrado por todos los que conocieron a Nico, contribuya a mitigar el dolor que sienten en estos momentos tan duros.

  • Como Ana y Elena, también soy primo de Nico, también a miles de kilómetros, que duelen mucho y no dejan dar abrazos más que por mensajes y llamadas.

    Llegué en la siguiente generación, la de la mesa pequeña, y me perdí la casa de Mougás, los tortazos de bici en Canido y los inicios de la papiroflexia. Pero sí me queda algún recuerdo del Nico de Saiar, los partidos de baloncesto y el Trivial, y muchos más del de Navidad, el de la papiroflexia avanzada, el de Paula, Martín y ahora Clarita.

    Y lo conozco también por reflejos, por lo que de él hay en Minia, y por lo mucho que tenía de sus padres, que también han sido los míos. Supongo que, de alguna forma, siempre he intentado seguir sus pasos (los estudios fuera, la investigación, la universidad) y sobre todo su forma de darlos. Solo espero poder ser tan buen padre, hijo, hermano y pareja como lo ha sido él siempre.

    Ahora, gracias a todos, es más fácil juntar las piezas que faltan, las de Barcelona, Alicante, Bélgica, Sevilla… Y emociona ver la cantidad de gente que se ha quedado con sus figuras de papel, sus apuntes, sus recuerdos y su cariño.

    Gracias por dejarnos tu mejor puzzle, Nico.
    Lo llevaremos con nosotros siempre y lo iremos completando poco a poco con todo lo que queda, con todo lo que sigue.

    Saudiña e boa mar, curmán.

  • Gracias Nico!
    Me asomo a este foro con reparo. Un blog de economía a mi edad impone bastante.
    Quisiera aportar mi grano de arena a este sentido homenaje haciendo mío el mantra familiar: "Todo es de todos".

    Mía es una nota escrita por ti con diversos consejos naturales de carácter variopinto para ayudarme a superar el cáncer que en ese momento ambos compartíamos .

    Mía es tu foto con Martín que me miraba desde la pared de la sala donde recibía los chutes.

    Mía es la imagen de VIDA que transmitía ayer Paula amamantando a tu hija y recibiendo el duelo; toda belleza , fragilidad y entereza.

    Míos son también , tus padres, y tus hermanos, contenidos, rotos por dentro, pero atendiendonos a todos con cariño.

    Gracias a todos y a todas porque ayer me hice un poco mejor persona.
    Gracias por vuestra generosidad y ejemplaridad , por esa bonhomía que tanto cuesta encontrar en estos tiempos.

  • Estás en mi pensamiento, en mi corazón, en mi día a día…pero te echo tanto de menos…
    Gracias Nico por tu naturalidad, por hacer todo fácil; el tiempo no va a borrar nada de todo lo que nos dejas a Ángel y a mí.
    Gracias a la familia tan encantadora que tienes, por hacernos sentir cerca incluso en los momentos más duros.
    Paula, Martín, Clara, se que lo que os falta es insustituible, pero no estáis solos. Os queremos.

  • Quince años desde que llegamos los dos al IDEA. Recuerdo tu mirada abierta y curiosa. “Hello, I am Nico” te me presentabas uno de los primeros días. En los cursos del IDEA siempre estabas dispuesto a ayudar a los que entendíamos menos que tú. Defendimos nuestra tesis casi el mismo día. Recuerdo que en el piscolabis que organicé había queso de Galicia de tu celebración del día anterior que me regalaste. A continuación coincidimos durante un año en Alicante. Fue idea tuya que trabajásemos juntos; poco podía imaginarme entonces que iba a ganar tanto profesional y personalmente de nuestra colaboración. Recuerdo las horas delante de la pizarra y—como no—tus hojas con cálculos hechos. Después de Alicante, ya en sitios distintos, seguimos trabajando juntos hasta el día de hoy. Aprendí tantas cosas de ti. Tenías tantas ideas. Nunca estabas quieto. Siempre capaz de encontrar un efecto raro y sorprendente en un modelo. Todo un lujo tenerte de coautor.

    Pero tenías muchas cosas que dar—más allá de lo profesional. Eras generoso. Sabías de todo. Siempre bien informado. Tenías las ideas claras. Siempre dispuesto a ayudar. En una visita con Paula que coincidió con nuestro enésimo cambio de casa recuerdo que me convenciste de comprar una pistola atornilladora y acabamos montando muebles del Ikea en los descansos del trabajo en nuestro artículo. Era divertido estar contigo. Lo pasaba genial en las cenas. Todavía tengo la receta de aquella sopa de calabaza que en mi casa a todos les encanta. Mis hijos Manel y Frieda se acuerdan especialmente de cuando les montaste su primera rana de papel. Frieda te ha cogido el truco, Nico. El otro día me montó una flor. Todo un lujo ser tu amigo.

    Como dice David, quince años son muchos años. Te echaré mucho de menos, Nico.

  • Recordatorio para los padres.
    Nos hemos enterado primero por Elena y luego por Mercha, Alberto y Ana de la muerte de vuestro hijo Nicolás, que nos ha dejado impresionados, porque pensábamos que ya estaba todo muy superado; sobre todo después de hablar con José Luis el verano pasado. Pero la terrible enfermedad ha seguido al acecho y al final ha llegado la noticia que nos ha dejado a todos tan tristes.
    Nos hacemos una idea muy exacta de lo que estaréis pasando vosotros y vuestros dos hijos, porque la noticia es aterradora. Sólo podemos deciros lo único que se nos ocurre en este momento: que para nosotros ha muerto también un ser querido, porque a Nico le teníamos por una persona muy entrañable y muy querida. Recibid nuestro pésame, de verdad.
    No nos cabe decir más porque cuando se acaba una vida el mundo parece tocar fin a todo, pero eso nunca es todo porque el mundo del espíritu registra otras impresiones que van mucho más allá de las creencias religiosas. En esto pensamos que al margen de todas las creencias el espíritu de Nico seguirá estando siempre presente en nuestras memorias.
    Sabemos que estáis muy abrumados estos días y no podéis recibir ni siquiera llamadas de teléfono, por lo que os mando desde aquí este recordatorio de pena verdaderamente sentida.
    (Amparito y María José, que no quieren molestaros tampoco con el teléfono, quieren que os haga partícipe de ello en este pésame)

  • Sólo quería decir que estuve en el tribunal de tesis de Nico, y que gente como él, con su capacidad y entusiasmo, son la razón por la que vale la pena dedicar esfuerzo a un programa doctoral. Como testimonio, dejo el último párrafo de mi informe de su tesis: "El trabajo de esta tesis muestra que Nicolás Porteiro es un investigador maduro, perceptivo, que sabe dar un tratamiento original a problemas difíciles y que es técnicamente capaz. Su claridad expositiva, tanto escrita como oral (le he visto presentar alguno de estos artículos) es poco habitual. Por este motivo considero que la tesis es adecuada para su lectura pública y recomiendo la misma sin vacilaciones."

  • Coincidí con Nico en IDEA, su clase era una año menor a la mia. Siempre recuerdo a Nico rebozante de energía, alegría y vitalidad. La sonrisa siempre iba con él. Encontrarte con Nico te marcaba con optimismo para el resto del dia. Su generosidad no se restringía a los de su clase, sino que salpicaba a todos. Su recuerdo siempre estará con nosotros. Que alegría me da que Paula y Nico hayan tenido dos niños. Paula, un abrazo muy muy fuerte.

  • Conocí poco a Nico, coincidí con él gracia a Paula, que fue compañera en Alicante, pero cuando me he enterado de la noticia, no puedo sentir más que una tristeza enorme.. Sé que ambos han trabajado duro para llegar hasta donde lo han hecho, y que la vida es terriblemente injusta, ahora con unos niños tan pequeños... Un abrazo muy fuerte Paula.

  • Lunes de Resaca, una cantidad numerable de lápices en mi lapicero, cojo uno sin mirar y pienso “va por ti”, sabes que me cuesta esta tesis infinita pero hoy tengo una razón más, el recuerdo de tu voz dándome ánimos, esa voz que me apoyaba siempre llena de vitalidad y optimismo.

    Retomo la demostración, pasa el tiempo y no avanzo, pero me he hecho una promesa y “va por ti”, así que miro mi lápiz pensando en cambiar un detalle de uno de los axiomas... me fijo y leo en él Universidad de Vigo... ¡¡¡ !!! ...

    Gracias Nico.

  • Conocí a Nico y Paula ( y a Martín) cuando estudiaba mi Máster en La UPO hace un par de años. Lo que más me impresionó de Nico fue su calidad humana por encima de las jerarquías, que a veces se hacen especialmente tangibles en el ámbito universitario. Conservo una foto entrañable con Martín en una comida que hicimos en Sevilla, un Octubre soleado. Cuando me enteré el otro día desde Barcelona, me queda literalmente helada. Mis primeras sensaciones fueron las de injusticia y tristeza.

    Un abrazo enorme a Paula y a toda su familia!!

  • Soy alumna del master de Economía de la UPO y conocí a Nico cuando nos dio clases. La noticia me ha dejado muy mala sensación, ya que es una verdadera pena que una persona tan joven, tan querida y con tanto que aportar se vaya tan pronto.

    Solo dar mis condolencias a toda su familia y en especial a Paula, a la que también tuve el placer de conocer. Ánimo.

  • My dear Paula: I am stunned like everybody else. It is difficult to imagine something more devastating than that happening to a young family. I remember talking with both of you at CORE and then in Lisbon when everything was so optimistic and hopeful.
    The pain is there, thre horror is there and they will never go away. But the memories, inner strength and the children will continue to move you forward. I know that it is a difficult challenge but I am certain that you will gather the power to collect the pieces and make a beautiful life for yourself and the children.

    My wishes of support,

    Shlomo

  • Sin duda es una enorme pérdida para la Universidad Pablo de Olavide y para la investigación económica en España.Tuve la suerte de tener por profesor a Nico el pasado curso 2010-2011 en el Master de Economía de la UPO y no sólo destacaba por su sencillez y su sobresaliente perfil investigador, como tan bien ha señalado Antonio Villar.

    También me gustaría dar fe de sus cualidades como docente. En un grupo bastante heterogéneo en cuanto a formación y edad, consiguió en un tiempo record que todos lográramos asimilar conceptos de microeconomía y economía pública que llevan cuatrimestres enteros en cursos de grado y postgrado. Mis sinceras condolencias a su mujer Paula, también profesora del Master, y sus compañeros y familiares.

  • Nico con esa humildad de hombre sabio era uno de esos profesores que dejan huella y que años después recuerdas con cariño. Recuerdo con una sonrisa sus clases de Microeconomía del Master en los que nos intentaba transmitir una milésima parte de sus conocimientos bajando a nuestro nivel con muchísima elegancia.
    Me gustaría mandar desde aqui una abrazo a su familia y en especial a Paula, una profesor maravilloso.

  • Como a Nacho, a mí me ha costado unos días poder comentar la entrada de Antonio. Sólo me sale decir que voy a echar de menos a Nico. Voy a echar de menos su alegría, su inteligencia y también su entereza. Aunque nos deja mucho. Independientemente de su magnífica obra, nos deja muchos momentos y recuerdos en la memoria del corazón. Él nunca pasó desapercibido para ninguno de los que tuvimos la suerte de compartir con él amistad y/o trabajo. Y además, nos deja a dos niños preciosos que mimaremos con el permiso de Paula. Nico, si estás leyendo esto… creo que el Boss ha decidido venir a Sevilla esta primavera sólo para despedirse de ti.

  • Llevamos días sin poder evitar recordarte cada vez que nos juntamos con Inés y David. Y se hace duro. Pero también anima ver que tu trayectoria ha dejado una huella profunda. Compartimos amigos, preocupaciones, formas de entender la profesión (intentaremos mantener el testigo... aunque cueste) y hasta gustos musicales ("Thunder Road" el jueves que viene en el Sant Jordi va por tí), cinéfilos (!seguiré intentando convencer a Paula de que "necesitáis" un proyector!) y gastronómicos (esas conservas gallegas son ya tradición navideña). Recordaremos siempre el cariño con el que recibistéis a nuestras hijas y lo que nos sorprendió lo despierto y bien educado que estaba Martín la última vez que os vimos. Gracias por todo, Nico. Un abrazo muy fuerte a todos.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad