El capital humano, importante en las Cajas … ¿y en el Gobierno?

Ayer fue el último día del Gobierno de la Concertación en Chile. Y la salida de este gobierno supone la salida de un excelente ministro de economía: Andrés Velasco. Excelente porque hizo algo muy bueno para Chile y muy difícil de hacer: Agraciado con un boom gigantesco debido a la cuadruplicación de los precios del cobre, Velasco se negó a gastarse la bonanza, y acumuló un fondo de reserva equivalente al 15% del PIB de Chile.  Es difícil imaginar el coste político de construir un fondo así en un país en desarrollo—el gobierno perdió mucha de su popularidad, y Velasco se tuvo que enfrentar a manifestaciones en las que, mientras quemaban su esfinge, los manifestantes coreaban: "El dinero del cobre es para la gente pobre.” Pero Velasco, temeroso de la “enfermedad holandesa” –burbujas y distorsiones en la asignación de recursos-- que se produce en una economía repentinamente sometida a un influjo desproporcionado de ingresos, se mantuvo firme: “la Historia de América Latina, esta llena de booms que se administraron mal y que acabaron mal" declaró.

El resto de la historia es fácil de imaginar. Llegó la crisis, cayó el precio del cobre, y Chile se encontró con la posibilidad de financiar el plan de estímulo más grande del mundo, 2.8% del PIB. Chile pasó los programas anticrisis por unanimidad, y la presidenta Bachelet deja el poder con la mayor popularidad de la historia.

Muchos lectores conocerán la otra faceta de Andrés Velasco: economista de primera línea mundial, doctor en Columbia, Catedrático en Harvard, y autor de una serie de publicaciones muy influyentes sobre flujos de capitales  y crisis financieras ¿Están las dos cosas, el éxito en el gobierno y la formación profunda, relacionadas? ¿Ayuda tener un ministro de economía brillante y conocedor de los problemas económicos a los que se enfrenta? No es completamente obvio. Por un lado, claramente hay una faceta técnica del trabajo. Por ejemplo, la decisión de subir el IVA requiere considerar y evaluar varios aspectos relativamente complejos, como el coste de la restricción presupuestaria, el impacto sobre el crecimiento económico, la incidencia del impuesto. Por otro lado, el trabajo tiene un aspecto político- es necesario vender el impuesto, es necesario convencer a los ciudadanos, y ello puede requerir un perfil político.

Como podéis  recordar Vicente Cuñat y yo, en un estudio sobre las Cajas de Ahorro para un libro de FEDEA sobre la crisis, estudiamos un problema relacionado - hasta que punto importa el capital humano del presidente en la gestión de las cajas, en particular en los resultados de las Cajas durante la crisis. Nuestra hipótesis era que las finanzas son un área del conocimiento especializada, y que el capital humano debe ayudar a tomar mejores decisiones- tener experiencia bancaria previa debería ayudar, y tener una educación avanzada, incluyendo estudios de postgrado y estudios en el extranjero, también.  Pues bien, la evidencia que encontramos fue clara y estadísticamente significativa y corroboraba esta hipótesis (aunque no podemos decir que sea causal): los Cajas dirigidas por directivos sin experiencia bancaria previa experimentan un 25% más de mora, y aquellas dirigidas por directivos sin educación avanzada otro 25% adicional, de forma que carecer de las dos aumenta la mora en un 50%.

Es difícil saber si el capital humano importa en el gobierno o no- yo no conozco estudios al respecto. Lo que es claro es que el gobierno chileno saliente tiene una composición cualitativamente diferente que el español. En el gobierno saliente de Chile habia tres doctores en economía por universidades americanas (Velasco, Columbia; Tokman, Berkeley;  Cortázar, MIT); una doctora en París (Claudia Serrano)  tres masters extranjeros (Harvard, Johns Hopkins, y Heidelberg), una licenciatura extranjera (Wash University)  y varios masters en Chile.

¿Quizás era una peculiaridad de la concertación? ¿Una coincidencia? El gabinete entrante supera el ya muy alto nivel de capital humano del saliente. Este es el gabinete entrante:

Presidente, Doctor (PhD), Economía, Harvard

Exteriores- MBA, Chicago

Hacienda, Doctor Economía, Harvard

Presidencia, Master Economía, Chicago

Secretaria Gral, Master, Aquisgrán

Economía, Master economía, Chicago

Planificación, Doctor en Políticas Públicas, Harvard,

Educación, Master, Economía, Chicago

Justicia, Master, Derecho, Harvard,

Trabajo, MBA, MIT

Obras Públicas, doctor en Ingeniería, Universidad de Tejas

Salud, master en epidemiología, McMaster (Canada)

Vivienda, Ingeniera, Chile

Minería, postgrado en Stanford y Northwestern

Transporte, Doctor en Economía, Minesota

Energía, Doctor en Economía, Minesota

Quizás exageran- y si, me diréis que no por ser Doctor uno va a resolver mejor los problemas o que los tecnócratas luego buscan soluciones no factibles. Obviamente, no hace falta tener 6 PhDs en el gobierno, como en el gabinete de Piñera, pero yo pienso que el CI ayuda, y la educación también. Los problemas a los que se enfrenta el gobierno de España no son sencillos; el poder leer un artículo del WSJ, el poder entender un análisis de Expansión, o del servicio de estudios del BBVA o del Banco de España, el poder entender lo que es una senda de crecimiento sostenible, el entender que hace que una deuda sea explosiva o no, … parece, desde el sentido común, que tiene que ayudar.

Aquí va, por aquello de facilitar la comparación, el gobierno de España.

Presidente- licenciado en derecho

Vicepresidenta- licenciada en derecho

Vicepresidenta económica, ingeniera, licenciada en economía

Vicepresidente tercero- doctor en derecho (Sevilla)

Exteriores- licenciado en derecho

Defensa- licenciada en derecho

Interior- doctor en químicas (Madrid) – ha trabajado en el extranjero (Alemania y Francia)

Trabajo –sin licenciatura (o al menos no citada en la web del gobierno)

Industria- doctor en economía (Minesota)

Medioambiente- licenciada en economía

Vivienda- licenciada en derecho

Ciencia, Doctora en biología (Madrid) MBA, IESE

Igualdad-  licenciada Cadiz y Northumbria, UK

Justicia, doctor en derecho- Santiago de Compostela

Eduación – doctor en filosofía- Autónoma de Madrid

Sanidad- licenciada en derecho

Fomento- sin licenciatura

Por cierto, yo he estudiado derecho, en Valladolid. Tal como se enseña derecho en España (uno se sienta 5 horas al día a copiar los apuntes dictados por un profesor, y luego se pasa unas horas estudiando para repetirlo exactamente igual que fue dictado), dudo que estudiar derecho, en si, aumente de manera sustancial el capital humano.

En fin, que no  se trata de dejar todos los problemas en manos de PhDs de universidades extranjeras- reconozco que mi deformación profesional me lleva a pensar que más educación, más exposición al mundo y más preparación suponen mejores resultados, y es claro que no siempre es así. Y, si, lo se, los tecnócratas de Kennedy  (the best and the brightest) metieron al país, con todas sus certezas y sus análisis, en la guerra de Vietnam. Pero los problemas a los que se enfrenta el gobierno de España no son sencillos- yo personalmente preferiría que la decisión sobre si el IVA debe o no subir la tomara el gabinete de Chile- el entrante, o el saliente.

Hay 28 comentarios
  • Interesante compilaciones de CVs.

    Dos cosas:

    1) Allá por la prehistoria del blog, escribí una cosa sobre los economistas en el poder, http://nadaesgratis.es/?p=565. Me gustaría pensar que la preparación correlaciona con la calidad de la gobernanza, aunque los ejemplos de Calvo-Sotelo o Fernández-Miranda, me hacen dudar un poco.
    De todas maneras lo que no es de recibo es que el presidente del gobierno no sepa hablar inglés, aunque solo sea para poder ver el mundo desde la perspectiva distinta.

    2) La dominación de los licenciados en derecho en nuestros gobiernos sigue siendo abrumadora.

  • Como todos sabéis el "Capital Humano" tiene 2 dimensiones, la formación y la experiencia.

    Totalmente de acuerdo en el análisis realizado sobre " Capital Humano formación", aunque quizás en España habría que considerar la pertenencia a determinados cuerpos de la Administración (Abogados del Estado, Técnicos Comerciales etc).

    Pero tan importante, o mas, que la formación es el "Capital Humano" adquirido mediante experiencias "relevantes" en la Empresa Privada, la Administración y la Academia.

    Y en esta dimensión, la situación del Gobierno es todavía mas penosa, al menos 8 de sus miembros carecen de experiencia destacable en ninguno de los campos señalados anteriormente.

    Estamos, (con excepciones) ante una banda de "Apparatchiks", de formación mediocre y a los que todos sus salarios se los ha pagado, directa o indirectamente el Psoe.

    Y es que, desgraciadamente, si los españoles eligieran a sus médicos y abogados como eligen a sus políticos, estarían o muertos o en la cárcel.

  • Sinceramente, creo que un elevado nivel de formación académica no tiene por qué ser garantía de un mejor gobierno: ¿es el Ministro de Fomento el peor ministro del Gobierno?... Creo que no, ¿lo está haciendo Miguel Sebastián mejor que él?... Tampoco lo veo así (su gestión en el terreno energético me parece caótica y desorientada, a pesar de que cuenta con Pedro Marín -que tiene un buen currículum académico- en la Secretaría de Estado).
    Por mi experiencia, que alguna tengo, un elevado nivel académico puede llegar incluso a ser un obstáculo para avanzar en la toma de decisiones que exigen considerar el interés público desde una perspectiva muy subjetiva (al fin y al cabo, se trata de política, y en política se ha de optar teniendo en cuenta que la acción política debe reflejar, en alguna medida, la opinión de los que te han votado).
    Dicho todo esto, sí coincido en que el nivel del actual Consejo de Ministros es bajísimo (y si miramos a la oposición o a los gobiernos autonómicos, de cualquier color, también es para echarse a temblar). Una cosa es procurar mantener un equilibrio entre técnicos y políticos, y otra muy distinta, que la presencia de estos últimos sea aplastante (en caso de desequilibrio, mejor que predominen los técnicos... de acuerdo). Con un presidente que no habla inglés con normalidad, con Ministros que (claramente) no son capaces de analizar la situación económica con perspectiva,... Así no vamos a ningún sitio

  • Examinando la procedencia docente de los ministros chilenos, además de la excelencia de los centros, creo que destaca la homogeniedad de la localización geográfica (¿ideológica?) de los mismos. Todos son del noreste USA. Esto debe dar coherencia al gobierno en su conjunto y permitir una acción concertada de gobierno, siempre conveniente.
    Aunque ahora que lo pienso, la misma homgeneidad existe en el gobierno español. Así que lo de la excelencia de los centros debe ser determinante.

  • Los economistas en este país estamos jodidos, pues nuestra presencia en los organos de decisión es pequeña, pero luego nos llevamos la mayor parte de los palos cuando hay problemas, como se puede leer en el artículo que ayer citaba Jesus en su post.

    http://www.lavanguardia.es/economia/noticias/20100102/53859649552/la-decada-en-la-que-cayo-el-poder-de-los-economistas-alemania-fmi-fondo-monetario-internacional-univ.html

    Además, estoy totalmente de acuerdo con Carlos, pues nuestros centros académicos están enfermos de endogamía y despotismo.

  • oh oh oh! horrible la poca calificación profesional y académica del gobierno espanol, lo siento!

    una duda: dónde queda la "Universidad de Tejas"?
    Espero que no sobre los tejados XD

    Saludos desde Alemania, yo soy dra. en D° x de univ. bávara 😉

  • En España los cargos políticos, especialmente los de la pedrea, y los diputados y senadores son con muchísima frecuencia funcionarios (ya lo eran en el franquismo como documentó Rafael Bañón, http://www.bookfinder.com/dir/i/Poder_De_La_Burocracia_Y_Cortes_Franquistas,_1943-71/8473511344/ ). La razón es que por ley en esas circunstancias se les guarda el destino y se acumulan beneficios y trienios. Ello no ocurre a los que se dedican a otras cosas ya que el sector privado no les trata tan bien. Esto explica en parte, la clase de profesionales que tenemos dondre priman los miembros de los cuerpos de la administración del estado cuyos requisitos han solido ser la tolerancia por opositar.

    Por supuesto, hay magnificos profesionales entre los funcionarios, verdad?

  • Se os ha pasado el detalle más importante del nuevo gabinete. Y no, no es que el Presidente del Gobierno entrante, además de ser doctor, haya publicado en el Quarterly Journal of Economics o en el Journal of Economic History...

    El detalle vital es que es de origen... ¡asturiano! 😉

  • Creo que Pepiño Blanco, Mº Fomento, es economista y fue compañero de clase de Feijoo, o al menos estudio cursos de economía. Esta información la he obtenido de una entrevista a Feijoo en el programa de Buenafuente.
    Esto puede que justifique algunas criticas contra los economista, o no.

  • Muy interesante que el único doctor en economía en una universidad yanqui que tenemos en el gobierno tenga un recorrido tan patético en la resolución de los problemas energéticos de nuestro tiempo y otros. Es que no ha dado una derecha. Y el resto…, una panda de abogados. Así nos va.
    Será que hace falta una transición real y no sólo propagandística.

  • Estimado Luis y resto de amigos,

    Coincido completamente en que existe una relación directa entre la calidad -técnica y humana- de los gobernantes y el resultado de su gobierno. Evidentemente, hay factores a corto que pueden distorsionar esta relación, pero "ceteris paribus", creo que la relación se cumple, como en tantos otros órdenes de la vida. Decía Jovellanos que los pueblos tienen los gobernantes que se merecen. Sin embargo, es importante tener en cuenta además que los votantes hemos de sentirnos corresponsables de sus errores y fracasos, y esta segunda parte no se suele cumplir, lo que agrava el problema cuando un país tiene la desgracia de ser gobernado por mediocres. Es preciso considerar por otra parte que esta relación es bidireccional, por lo que creo que los gobernantes también acaban teniendo el pueblo que se merecen.

    La condición que necesita una democracia para no terminar convertida en una oclocracia o gobierno demagógico de los ignorantes, es tener un pueblo formado. Por desgracia, este pilar fundamental de nuestra sociedad y de nuestra economía se está resquebrajando. Allí donde profundicemos cuando analicemos los graves problemas españoles, nos encontraremos con un preocupante defecto educativo. El gobierno de los mediocres no es más que otro fruto visible de este grave problema que es quizás uno de los más acuciantes para el futuro de este país.

    http://www.diarioliberal.com/DL_sarachaga.htm

    Mi enhorabuena como siempre a este blog, a todo el equipo, y muchas gracias por dejarnos participar en él.

    Un saludo,

    Manuel Sarachaga

  • Realmente haber estudiado derecho en España no es ningún mérito.
    Tengo entendido, por amigos y conocidos, que la judicatura española es de las peores consideradas del mundo occidental.
    El titular de trabajo no es licenciado en nada, sin embargo, como ciudadano de L'Hospitalet (fue su alcalde) debo reconocer que es uno de los mejores gestores que he conocido, aparte de ser hombre íntegro y seguro. Lo que sí sabe hacer es rodearse de los mejores profesionales y coordinarlos.
    Para ser ministro de defensa no sé lo que es mejor. Supongo que lo suyo sería un militar licenciado en economía, pero lo que se estila, como si de una moda se tratase, es que sea un civil. A Chacón la conozco personalmente y puedo asegurar que es una gestora formidable. También sabe coordinar y delegar a buenos profesionales.
    Curiosamente uno de los mejores ministros de la actualidad es el de interior, cuyos estudios nada tienen que ver con su cometido.
    El ministro de exteriores es famoso en todo el mundo por sus relaciones internacionales y la facilidad que tiene en poder entenderse con gente de mil culturas e intereses. Es difícil encontrar a un tipo así hoy en día. Es sabido que algunos países han solicitado sus servicios para mediar y negociar conflictos.
    Desde mi punto de vista, nadie más preparado profesionalmente que Solbes para dirigir un gobierno o la economía de un país; sin embargo, pienso que ha sido uno de los peores ministros que ha tenido este gobierno. Y es que para dirigir, lo mejor es ser un buen coordinador, sentirse seguro y saber delegar. Evidentemente el liderazgo sobra, por lo menos en un país adulto y maduro.
    No desearía que este comentario te hiciera creer que apruebo la política y preparación de nuestro gobierno.

  • pues la verdad, es que no puedo coincidir mas contigo y ademas este tema me toca muy de cerca, ya que como tu estudie Derecho, yo en la Complu (6 añitos tomando apuntes, bueno 2 o 3 tomando y otros 2 o 3 fotocopiando) pero sobre todo porque vivo en Chile hace 11 años.

    El otro dia lei un articulo de Sanchez Drago sobre el proceso electoral chileno que me gusto mucho y desde luego daba gusto ver a vencedores y vencidos felicitandose mutuamente "de corazon". No lo puedo probar cientificamente, pero me imagino que el nivel de educacion algo debe tener que ver con eso, ademas, podemos ratificarlo comparabdo la misma situacion en España.

    Soy partidario del nuevo Gobierno aunque aqui no voto, pero no miremos en menos al anterior. Efectivamente considero que Velasco es un crack, todos nos tiramos a su cuello cuando decidio guardar los excedentes del cobre y todos tuvimos que tragarnos la lengua cuando llego la crisis, pero con cierta perspectiva ahora me doy cuenta de la paradoja porque semejante cantidad de dinero cae en las manos del Sr. Ministro de Hacienda español del turno y nos hacen carreteras hasta en para la Romeria del Rocio.

    Con ya muchos años por estos lares miro las cosas desde un punto de vista mucho mas reflexivo, pero la verdad es que cada dia me doy mas cuenta de que nos seguimos durmiendo en los laureles y la gente por ahi sigue haciendo las cosas bien y en cualquier momento nos van a dar un susto.

  • Buenas,

    En primer lugar, felicidades por este magnífico blog. Es un placer entrar por aquí y leer temas tan interesantes de personas tan preparadas.

    Está claro que la preparación académica de los Ministros es importante, pero también hay otras variables muy importantes como la experiencia profesional de cada uno. Si miramos ese último aspecto de cada uno de "nuestros" gobernantes saldríamos mucho peor parados. Muchas veces creo que pecamos de titulitis y no nos fijamos en el completo background de cada Ministro. Hay Ministros que, por ejemplo, tienen dos carreras pero que lo único que han hecho en su vida es sentarse en su escaño parlamentario.

    Pero es que incluso en este Gobierno se da la paradoja de que gente que a priori tiene gran cualificación luego deja mucho que desear. Por ejemplo, Moratinos estudió Derecho y CC.Políticas y, además, es diplomático de carrera. Sebastián, es un reconocido Profesor universitario y luego me sale con lo de comprar productos españoles... ¿Y Garmendia, qué está haciendo que sea realmente útil?

    Es decir, que, lamentablemente, en este Gobierno, ni mucha formación, ni experiencia profesional sólida y, además, los que "a priori" la tienen son un desastre. Y es que cuando el líder es un mediocre y no sabe dónde va, es muy difícil que los demás puedan hacer su trabajo bien.

    Un saludo

  • Saludos a todos...
    Me parece interesante el tema...En educación se habla de capacidades y competencias... Capaces podemos ser todos cuando nos sugieren encargarnos de alguna actividad en la administración publica; pero ser competente es otra cosa, ademas de ser capaz debe tener los conocimientos, una visión constructora de largo plazo, destrezas y habilidades para desarrollar políticas publicas e implementarlas en términos de eficiencia y efectividad...
    Aun así ello no es suficiente y en este sentido hay que ir a quien escoge el grupo de personas que lo van a acompañar durante su "gestión"...para ello deberá tener claro que su pasaje es transitorio y que su fin es dar continuidad a lo que el estado tiene planificado a largo plazo...esa persona, junto con el resto de su gabinete debe tener las competencias para formalizar equipos de trabajo (equipos de alto desempeño) y para ello se requiere gerencia y liderazgo; esto ultimo no se compra, ni se cultiva, es una expresión plena y transparente de la voluntad de los pueblos.
    No olvidar que un rasgo característicos de esas personas debe ser la voluntad y actitud como servidores públicos.

  • Totalmente de acuerdo con el artículo. Sin embargo, el comentario respecto a los estudios de Derecho en España me parece superficial. Es cierto que esa forma de estudio que se menciona ha existido, y existe todavía en gran medida, en la Universidad española, auque no sólo en Derecho. No obstante, mi experiencia como profesor de Derecho civil es, justamente, la contraria. Mi colegas y yo intantamos trabajar de otra manera, tanto con nuestros estudiantes, como en materia de investigación y publicaciones. Y puedo decir que damos clases en inglés, nosotros mismos y colegas extranjeros invitados por nuestro Departamento, organizamos seminario y congresos en inglés/español y francés/español, damos clase en el extranjero (Francia, Reino Unido, Polonia, República Checa, Rusia, China), participamos em proyectos de investigación del Ministerio de Ciencia e Innovación y de la Comisión Europea y pertenecemos a sociedades extranjeras (Society of European Contract Law, Société de législation comparée, International Association for Consumer Law). La mediocridad, desgraciadamente, existe en nuestro país, pero no exclusivamente en la Universidad, y, a pesar de ello, algunos hemos sido educados en la idea de que el esfuerzo, la apertura de mente y la modestia valen la pena. Un saludo cordial.

  • Sí que es obvio. Aunque no sea una garantía de buen hacer, cada ministro debe ser el mejor posible en su campo. Y lo dice alguien que solo ha visto universidades de lejos. Probablemente un presidente o un alcalde basta con que sepan dirigir un equipo, organizar, delegar, planificar y tener ciertas cualidades de oratoria u otras, pero, por ejemplo un ministro de economía DEBE ser el mejor economista posible y si tiene otras cualidades, mejor. Y EL PRESIDENTE NO DEBE HACER DE ECONOMISTA solo debe encauzar a sus ministros hacia un sitio común según su criterio de LO MEJOR PARA EL PAÍS y sus ciudadanos.

  • Pocas cosas he visto más tendenciosas que este artículo. Sólo se pone el nombre del origen de las carreras cursadas en EEUU, mientras para los demás no existe.

    Por poner un ejemplo, la vicepresidenta Salgado (de la que se podrá opinar profesionalmente, por otro lado, lo que se quiera) es ingeniera industrial por la Politécnica de Madrid, con la especialidad en Técnicas Energéticas. Es una de las carreras más prestigiosas de Europa, a la altura o más que cualquiera de esas estadounidenses que se mencionan. En la Politécnica y en Ingeniería Industrial se entra exclusivamente por expediente, con notas muy altas, a coste cero o casi cero para los afortunados, aunque al parecer debe carecer del efecto santificante de tener que pagar 100.000 o 150.000 dólares a alguna institución estadounidense, para que taumatúrgicamente el pagador adquiera conocimientos, sin haber explicado nunca de forma convicente cómo se consigue esa pretendida excelencia teniendo en cuenta la enorme cantidad de alumnos que quedan excluidos por el simple hecho de aplicar esas tarifas y no encontrar prestamista.

    Curiosamente, uno de los pocos títulos que sí figura con origen es el de Aído, que por lo demás es de los más insustanciales. Sorprendentemente, de personas como Rubalcaba, pone que "trabajó fuera", sin mencionar que lo hizo con una beca Fulbright, algo que es bastante relevante, aunque iría contra la evidente manipulación del panfleto.

    Los titulados de Harvard y Chicago, responsables del "Consenso de Washington" del FMI, han sido los principales responsables del hambre en África en los últimos 20 años, debido a sus posiciones dogmáticas y ajenas a la realidad, que aplican lo mismo en el Sahel que en el África negra. Pregunten a los países del sudeste asiático que sufrieron la crisis del 97 (Indonesia, Corea, Tailandia, Filipinas...) sobre el FMI y sus empleados de esas universidades, que en los informes hacían mal hasta el copy-paste. Lo que sí conocen a la perfección es el dogma, aplicado sin criterio. Imposible hacerlo peor. De hecho, el país que salió antes de la crisis fue Corea, que ígnoró olímpicamente los dogmatismos que proponía el FMI.

  • Nacho- siento que te parezca tendencioso. Te digo las fuentes: para los ministros chilenos, la web del gobierno; para la de los espanhoes, la web del gobierno. No se mencionaba la fullbright. Y el articulo habla claro del problem de "the best and the brightest", y el riesgo de los gobiernos tecnocraticos sin componente politico.
    Ahora desenganhate, el hecho de que entrar en ingenieros sea dificil demustra que cuando se da una senhal de calidad al mercado, los estudiantes compiten por ella; pero no demuestra en absoluto que la Politecnica de Madrid sea buena de acuerdo con los estandares internacionales- por ejemplo, de acuerdo con el ranking de shanghai (http://www.arwu.org/Country2009Main.jsp?param=Spain) ni esta entre las 10 primeras espanolas, ni entre las 500 primeras del mundo.
    Yo estaba tratando de luchar contra el provincianismo habitual (ya sabes, en otro contexto aquello de que "en espana se vive mejor" dicho con seguridad por los que no han salido de su casa nunca) pero supongo que siempre habra quien crea que su universidad es la buena, contrariamente a cualquier evidencia.

  • Si hicieran un estudio de cuantos directivos de empresas en Europa y USA tienen un PhD verian que son poquísimos. Estos profesionales son valiosísimos pero en el lugar adecuado.
    Bill Gates, Steve Jobs y Amancio Ortega no tienen carrera.

Los comentarios están cerrados.