¿Como ser la Florida de Europa?: Eliminar los impuestos directos y de sucesiones para los mayores de 65 y mejorar drásticamente los idiomas

por Luis Garicano el 02/05/2013

De los 6,207,000 parados, 4,839,000, el 78%,  tienen solo educación secundaria o menos. Cualquier idea sobre cómo va a crecer España requiere que seamos conscientes de este hecho.

Conocemos el sector que creció la última vez que el paro alcanzó niveles muy elevados y puso fin (provisional) al problema: la construcción. En el tope del boom inmobiliario, uno de cada cuatro hombres trabajaba en la construcción. Ahora no existe esta solución. ¿Existe algún otro sector capaz de dar trabajo a este enorme segmento de la población?

La construcción se apoyaba sobre un hecho innegable: la gran ventaja competitiva de España es su belleza natural y su clima. ¿Qué economía se puede construir sobre la localización geográfica?

Lo que España puede exportar es el clima—pero esto no se puede exportar sin que la gente venga a consumirlo- es un bien que hay que consumir “in situ”. Se trata de hacer todo lo posible para que los europeos se muden a España en masa, por todas las razones posibles, para retirarse, para trabajar a distancia, para vivir. Si muchos europeos deciden mudarse a España, subirá la demanda de viviendas, la de personal en construcción que las renuevo o remodele, el consumo, y los servicios complementarios de valor añadido: hospitales, teatro, ocio, etc.

Esto requiere varias cosas, pero voy a destacar provisionalmente tres, a ver qué os parecen. En las próximas semanas, voy a tratar de escribir una propuesta más concreta, trabajada y con más ideas, o sea que cualquier sugerencia que se os ocurra será muy bienvenida.

1)      Eliminar la imposición directa: si queremos que la gente se mude a España, podemos eliminar los impuestos para mayores de 65. Es decir, si usted prueba que tiene más de 65 años, no tiene que hacer ni declaración de la renta. Usted se muda a España, deja de pagar impuestos en su país (los impuestos se pagan por residencia) y no los paga en España. Esto se aplica para todos, claro, también los españoles (si no sería contrario a la igualdad ante la ley de los ciudadanos de la UE). Preguntaréis: ¿cómo nos podemos permitir eso? Muy fácil. Se reducen las pensiones brutas que paga la seguridad social proporcionalmente, de forma que se deje la pensión neta de los españoles constante.

2)      Eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones: si usted se muda a España, les puede dejar a sus hijos todos sus bienes sin pagar ningún impuesto. El coste de esto es trivial, ya que este impuesto (transferido a las CCAA) recauda solo unas décimas del PIB.

3)    Mejorar sustancialmente el conocimiento de idiomas:   La calidad de la enseñanza de idiomas es un obstáculo gigante para los turistas extranjeros (no hemos tenido presidentes del gobierno que sepan hablar inglés mientras están en el gobierno, que yo sepa). Se sigue sin hablar inglés en los hospitales, en los hoteles, en la estación del metro, en los aviones. Para un extranjero, ir a urgencias con un problema de salud es realmente un peligro. Parece absurdo que los 6 millones de parados no estén aprovechando este tiempo para aprenderlo, sobre todo ahora que se puede aprender gratis, o casi gratis, online. Es necesario hacer un esfuerzo de formación gigante de los parados, para evitar que se conviertan en parados de larga duración inempleables. El Estado podría financiar empresas online que ofrezcan cursos de inglés, y exigir a todo el mundo que esté en el paro a registrarse y a pasar unos exámenes mínimos que muestren que efectivamente están haciendo el curso. Esto se podría complementar con grupos de conversación, de nuevo obligatorios para cualquiera que esté cobrando el subsidio, en todas las ciudades, en los que los que saben algo de inglés podrían hacer de voluntarios ayudando a los que no saben. Se podrían poner películas en versión original, etc.

Estas son algunas ideas obviamente preliminares. Espero que haya otras que surjan de los comentarios y el debate. Y habrá matices y críticas vuestras que tendré que incorporar. Pero lo que de ninguna manera podemos es aceptar un cuadro macro como el que propone el gobierno para los próximos años, sin hacer nada al respecto.

RC mayo 3, 2013 a las 07:57

A ver, seamos serios:
1) España YA es Florida: Le recomiendo que haga una visita a ciertas zonas de Alicante, Málaga, Baleares o Canarias para comprobar que este filón ya está siendo bastante explotado.
2) España NO es Florida: Fuera de una delgada franja costera, la climatología ibérica tampoco es tan clemente. Ud. es de Valladolid: cree seriamente que a un jubilado danés le van a atraer las brumas del Pisuerga en invierno? Por no decir nada de la solana veraniega que posiblemente hiciese beneficiar antes de tiempo a sus herederos de la abolición de los impuestos de sucesión. Qué haríamos con el 90-95% de la geografía española que no sirve para acoger abueletes norte europeos?
3) No sólo de pan vive el hombre…ni tampoco de exenciones de impuestos. Por mucho incentivo material que se les ponga, por muy bien que se les presente el sistema sanitario, otros factores pesarán normalmente a la hora de eligir residencia…como por ejemplo la posibilidad de ver a los nietos. Los abuelos alemanes no son tan distintos de los españoles…
4) Por qué esperar a que se jubilen? España es uno de los destinos favoritos de los estudiantes europeos en el programa Erasmus, y no crea que sea por la excelencia de sus universidades. Hoy en día, en muchos sectores, y en particular en el de las TIC, poco importa que el trabajo se efectúe en Bonn o en Valencia. Por qué no empezar a utilizar el atractivo de la calidad de vida para atraer sectores de crecimiento?

Free@Man mayo 4, 2013 a las 09:55

Y ¿por qué no potenciar la calidad universitaria al estilo anglosajón? Quizás tendríamos un sector estratégico en potencia con factores de atracción (clima y calidad universitaria), llenaríamos las universidades excelentes y favoreceríamos una competencia en el sector.

Rubén de Tarso mayo 4, 2013 a las 11:20

Dentro de las posibilidades de convertirse en la California de Europa, sólo veo a Andalucía como candidata, particularmente la zona costera gaditana, malagueña, parte de la granadina y algunas zonas de interior. He vivido en todas y salvo inviernos poco habituales, los días de sol y temperaturas suaves son lo más usual. En verano hace mucho calor sí, pero total, calor y sol es lo que buscan.

Resido en Chiclana de la Frontera, y salvo este invierno que ha sido muy raro, no ha hecho practicamente frío en toda la temporada invernal. Ha llovido mucho sí, pero como todos sabemos este invierno ha sido muy raro. Normalmente el frío es muy llevadero y el sol omnipresente, con días luminosos y brillantes.

Adrian mayo 4, 2013 a las 20:10

En referencia a tu punto (2), bueno habria que buscar opciones para ese 80% del resto de la geografia española, pero por algun lado habra que empezar ¿no?

Y bueno estoy seguro que habran muchos jubilados europeos que prefieran las bondades de un pueblo de la sierra, que el sonido de las olas del mar al romper en la playa. Y las brumas del pisuerga estoy seguro que “es un clima calido” para un noguero.

RC mayo 3, 2013 a las 08:47
Tucidides mayo 3, 2013 a las 09:10

Luis. Enhorabuena por el post. Es lo mas parecido a una propuesta realista de política industrial que he visto. Para cuando una reflexión/propuesta seria de FEDEA en este sentido?

Esta claro que debemos movernos a una economía mas basada en conocimiento pero estos cambios se miden en décadas, estamos donde estamos y algo habrá que hacer.

Por cierto, probablemente habría que subir el copago sanitario para mayores (para evitar adverse selection) con lo que a los pensionistas españoles les tendrías que ajustar al alza….

Borja mayo 3, 2013 a las 09:31

Es interesante lo que comenta el profesor. Desde luego, la obligatoriedad de la formación a los que reciben subsidio parece lógica en tanto que es bueno para ellos y para el sistema, ya que facilita su incorporación al mercado laboral. Y cuando se critica el turismo, tengamos presente que, como dice el profesor, la gran mayoría de los parados prácticamente no tienen formación y no podemos pedirles que se hagan ingenieros aeronáuticos. ¿Qué otro sector en España sería capaz de absorber tal bolsa de desempleados sin una formación específica.

Más allá, habrá que mejorar (drásticamente) la formación universitaria (autonomía de las universidades, rendición de cuentas, méritocracia para el personal docente, en vez de “tiempocracia”, internacionalización de nuestro sistema universitario, etc.). Tenemos magníficos profesores (en economía, sin ir más lejos, están Luis, Pol Antras, Fdez-Villaverde, Tano Santos, Sala-i-Martín, etc etc) repartidos por el mundo a los que ahora no podemos ni siquiera aspirar a tener. ¿Cuanto gana (=cuanto se le valora) un profesor universitario en España?

Méritocracia, méritocracia y más méritocracia (en universidades, en empresa, en política, …. En todo!)

Ruralita mayo 3, 2013 a las 10:02

No necesariamente un país de camareros, también de médic@s, enfermer@s, auxiliares sanitari@s, maestr@s, monitores deportivos.
Y también camarer@s, taxistas, recepcionist@s,…
Mejorar el valor añadido de nuestro principal recurso natural, el clima. También beneficiaría a las regiones menos favorecidas meteorológicamente, pues es más fácil que un pensionista alemán se anime a ir a Toledo o a San Sebastián si ya está en España que si vive en Dortmund o en Dubrovnik. Incluso se podría hacer un IMSERSO a la inversa (privado, eso sí), para llevar pensionistas europeos a las Tierras Altas.

Lo de eliminar impuestos, etc, requiere una mayor explicación, y podría dar lugar a una espiral de bajadas en la que, al final, todos (los gobiernos al menos) pierden.
Y respecto a los idiomas, muy bien lo del inglés, IMPRESCINDIBLE, y además no es tan difícil para una persona media. Pero si aspiramos a ser la Florida de Europa yo sería aún más ambicioso, e incluiría más idiomas en el Plan. Puede haber parados (o empleados) que ya sepan inglés, por qué no fomentar (y hacerlo prioridad) que aprendan alemán, francés,..?

concalma mayo 3, 2013 a las 10:24

Estimado Luis:

Quizás sea muy ingenuo, pero desde mi punto de vista un Estado no debe “vender” un determinado sector (las labores de promoción y para facilitar la proyección exterior deben ser secundarias), ni apostar por desarrollar esto frente aquello, sino que debe poner las bases para que los ciudadanos puedan desarrollar las actividades económicas que generen riqueza y corregir en su caso las externalidades.

Por eso creo que lo básico es dotar de Instituciones fiables, liberalizar de verdad mercados y en aquellos donde se dé un monopolio natural o exista un oligopolio de facto regular y ajustar los beneficios, ajustar los gastos del Estado para que los impuesto no ahoguen la actividad económica, promover una educación de calidad, implantar un sistema impositivo eficiente y neutro, dotar de una legislación laboral adecuada, eliminar trabas a la unidad de mercado, etc…

Sin embargo, me parece que eliminar impuestos a un colectivo o dar ventajas a un sector (al final siempre es frente a otros) es introducirse en un ámbito de subjetividad que fácilmente termina en arbitrariedad.

Un saludo

Carles Sirera mayo 3, 2013 a las 10:34

Como el debate no ha tenido un gran desarrollo más allá de impresiones generales, comentar:
a) La costa valenciana y Murcia ya son la Florida de Europa con muchos municipios completamente especializados en la residencia de jubilados europeos.
b) Estos clientes generan más gastos que beneficio, porque tienen un nivel de consumo muy bajo. Son jubilados que ahorran todo gasto particular y se aprovechan sistemáticamente de todo recurso público.
c) Conocen la legislación europea que juega a su favor, porque les da muchos derechos como ciudadanos europeos y ninguna obligación como españoles.
d) Además, trampean todo el marco normativo sin rubor y sin que nadie les pare los pies, porque ¿cómo vamos a someter al imperio de la ley a estos pueblos superiores que nos traen divisas? El problema de la tarjeta de residencia europea es de escándalo. (Pregúntenle a los españoles en Alemania cómo la tramitaron).
e) Generan un gasto sanitario tremendo y no aportan nada. Además, tienen el detalle de exigir atención sanitaria en mejores condiciones y antes que los nacionales, porque ellos son de un pueblo superior.
f) Hay en municipios en los que promueven campañas para oficializar el inglés o el alemán pagando nosotros el incremento de costes de esta atención.

La UE ya decidió que fuésemos la Florida de Europa y nos ha creado un marco asimétrico que concede una situación de favor a los jubilados nórdicos en nuestro país, que ya llevan años aprovechando. Para que esta actividad fuese provechosa para nosotros, se deberían cambiar las normas de la UE.

PacoV mayo 3, 2013 a las 10:39

Solo una cosa: hubo un presidente que hablaba inglés: Leopoldo Calvo Sotelo, que hablaba además alemán, francés y no sé qué otros idiomas. Y además tocaba el piano. Hoy, alguien así, bien preparado, conservador al estilo inglés, incapaz de gritar o decir algo hiriente… tendría pocas posibilidades en la política española, y eso que solo han pasado poco más de 30 años.

Epicureo mayo 4, 2013 a las 21:29

Ni hoy ni entonces: Calvo Sotelo, que fue el gobernante mejor preparado que hemos tenido nunca (era ingeniero de caminos, encima) nunca ganó unas elecciones.

Ruralita mayo 6, 2013 a las 09:42

En dura competencia en todo caso, con Juan Negrín. Además de hablar seis idiomas era médico fisiólogo y catedrático de fisiología, rama en la que crea una escuela de renombre mundial, siendo discípulos suyos (entre otros) Severo Ochoa y Grande Covián.
Claro que con toda la propaganda que se ha hecho (el oro de Moscú y demás monsergas) sigue siendo una figura poco conocida.

Álvaro Goñi mayo 3, 2013 a las 11:41

Estoy totalmente de acuerdo en que hay que formar mejor a los desempleados y que la formación en idiomas debería dar un vuelco total en toda la educación. La formación para desempleados que hay en la actualidad (en idiomas especialmente), bastante flojita y poco focalizada. En este sentido hay que hay alguna idea http://aportandoideasalmercadodetrabajo.blogspot.com.es/2013/02/formacion-y-empleo-cursos-cafe-para.html
En cuanto a aprender el idioma online gratis o casi gratis que menciona el autor habría que matizarlo un poco; la formación gramatical y de vocabulario es posible, la oral que es la que más achacan a los españoles siempre y la verdaderamente importante en lo que menciona el autor es más difícil. Existen formas de practicar a través de skype… pero primero tienes que encontrar alguien que quiera comunicarse contigo en otro idioma gratis y que el que lo haga lo haga en un inglés correcto. A un jubilado inglés no le puedes hablar en jerga y menos aún a un alemán, danés…
De todas formas coincido plenamente en temas de idiomas. Yo estoy parado de larga duración con mis dos carreras de economía y derecho, mi C1 en inglés y mi B2 en francés y todo lo que hago en idiomas lo tengo que hacer pagando clases y búscandome la vida por internet. No estaría mal algo de ayuda por parte del estado que estoy quedándome sin blanca.

Themroc mayo 3, 2013 a las 11:53

La propuesta no es realista porque, como ya ha comentado alguien más arriba (con conocimiento de causa), el abono de pensiones a otro país no será gratis. Consolidar el impuesto contra rebaja de la prestación parece sencillo en un hoja de excel, pero individualizarlo no es posible porque afectaría a la progresividad, al ser la renta un sumatorio de rendimientos, generaría distorsiones y multiplicaría picarescas. Me sorprende lo del impuesto de sucesiones. No lo pagan los causantes (están muertos cuando nace el hecho imponible) sino los causahabientes, sometidos a la legislación de su residencia, salvo por obligación real. Lo de los idiomas es puro voluntarismo, de buena fe como todo el tono del post, pero que desconoce la realidad sociológica del desempleo en España, que no se aborda a las bravas por el gran costo electoral que tendría.

Algunos comentarios más arriba ya han apuntado las soluciones: Recuperar la competitividad perdida con medidas eficaces y valientes, aunque no sean del agrado de la mayoría social.

Ya vendrán los turistas y los residentes después.

PQ mayo 3, 2013 a las 12:38

“Se sigue sin hablar inglés en los hospitales, en los hoteles, en la estación del metro, en los aviones. Para un extranjero, ir a urgencias con un problema de salud es realmente un peligro.” Esa frase es generalmente falso. Los médicos en España, los empleados de hoteles y todo el personal que trabaja en aeropuertos de cara al público habla inglés. Quienes claramente no hablan inglés en España son, por ejemplo, los catedráticos de universidad, a quienes nunca se les ha exigido. Por ejemplo, las habilitaciones, que ahora parece tener nuevos partidarios, se celebraban en castellano, y los cientos de páginas de documentación (por septuplicado ejemplar), debían estar redactados en castellano.

david.a mayo 3, 2013 a las 17:38

Yo sí que sé quién habla inglés: los becarios, los falsos autónomos, los jóvenes con contrato temporal. Y sé quién no habla: los empresarios, sus jefes, los políticos, en suma, la generación que manda.

Paco Lip mayo 11, 2013 a las 12:58

No sé en qué país vive vd., pero le puedo asegurar que “hablar inglés” en España no equivale a “poderse comunicar” en inglés. Es inglés de mínimos, para salir del paso, y siempre en el mejor de los casos. Los médicos sí saben inglés, leerlo. Pero no saben comunicarse con un paciente en ese idioma. En Galicia hubo un problema porque los médicos de fuera, aún entendiendo el gallego, no eran capaces de entender lo que los pacientes rurales les querían comunicar. Esto es igual. Una cosa es poder salir del paso en un idioma y otra comunicarse efectivamente con él al nivel que requiere tu profesión, y en España nos hace falta muchísimo aún. La gente se cree que sacando el proficiency les dan un carnet de que saben hablar inglés, cuando no es así. Como siempre, en España, hace falta saltar por aros ardiendo, pagar mil tasas y compulsar mil fotocopias para conseguir un título que diga que sabes hacer una cosa, cuando en la práctica, no la sabes hacer. Eso sí, la teoría, mejor que nadie. Así es que un estudiante medio de 2º de ESO con un notable de media en inglés después de estudiar 6 años el idioma tiene menos faltas de ortografía que un nativo, pero no es capaz de expresarse oralmente.

Antón mayo 3, 2013 a las 12:38

Una incorrección de los presidentes de gobierno Leopoldo Calvo Sotelo que yo sepa, aparte de inglés, hablaba francés, portugués y alemán. Respecto al contenido no lo comparto es volver a depender de otro boom ya sobreexplotado (el turístico). De todos modos no me gustaría parecerme a la Florida que conozco sinceramente, jubilados tacaños y estudiantes universitarios pasados de anfetas en el spring brake; menudo panorama.

un saludo

Jan mayo 4, 2013 a las 17:30

Antón, has cometido una incorrección: es “spring break”, y no “spring brake”.

KEyNES mayo 3, 2013 a las 13:49

Luis,

Sin ánimo de ofender, tu plan es exactamente el diseñado por la Alemania nazi en 1942 y titulado-no es broma-La Comunidad Económica Europea o Europäische Wirtsschaftsgemeinschaft por Reichswirtschaftminister u. Präsident der Deutschen Reichbank Funk y varios profesores berlineses.

Esto es simplemente una anécdota. El plan es malo no porque coincida con los planes de Hitler sino porque condena al país a los avatares de la coyuntura económica de los países industriales del norte, a parte de ser un poco humillante ganarse la vida limpiando germánicos traseros, como ha comentado otro” blogero”.

Para no ser meramente negativo propongo intentar revitalizar nuestra agroindustria. Por ejemplo, partiendo de nuestra indudable ventaja comparativa en alimentos frescos y del buen nombre-merecido- de nuestros cocineros podríamos exportar alimentos preparados con productos frescos y colocarlos en las principales capitales europeas. La idea no es de alta cocina sino de menú del día y de platos típicos de cada país, aunque poco a poco y en una segunda fase se irían introduciendo platos españoles adaptados al gusto de cada país-estilo cocina china-. Esto requiere estudios de mercado-los agregados comerciales deberían colaborar- productos alimenticios, cocineros e industria envasadora. Se hecha de menos un diseño del AVE menos centralizado y mas basado en las costas mediterránea y cantábrica.

P.S.

Si se quiere” importar” jubilatas nórdicos, mejor que venderles adosados sería alquilarles apartamentos en residencias de mayores de lujo y con amplios servicios médicos y lúdicos, todo ello privado y caro por supuesto.

Tomás García mayo 3, 2013 a las 15:29

Felicidades profesor Garicano por la propuesta. No la comparto de forma integral, pero en el fondo alabo la importancia de diseñar una acción proactiva y coherente con los millones de residentes en España que han tenido el infortunio de caer en las redes tupidas del desempleo. La formación es la solución, y no cualquier clase de formación. Eso es lo primero que hay que plantearse, para no continuar con la innumerable oferta que no sirve sino para entretener al personal sin más, con escasas posibilidades de inserción laboral. Una buena idea, realista y factible es la formación en idiomas y manejo de nuevas tecnologías.

Otra cuestión respecto al turismo, apostemos por el desarrollo de otras formas de turismo, que complementen la oferta extraordinaria de sol y playa, turismo cultural, turismo deportivo, turismo gastronómico, o balnearios. Es necesario diversificar el turismo como sector.

Discrepo eso sí, sobre el mantenimiento neto de las pensiones. Deben revisarse, quizá no actualizarse mediante la indexación con el IPC, pero sí deben subir las pensiones de forma proporcional al incremento del crecimiento económico, o decrecer si la economía entra en recesión. Aún así, sin imposición a las rentas de la numerosa población de la tercera edad, los ingresos se reducirían de forma significativa.

Sigamos reflexionando amigos. De momento no existe imposición a la génesis de propuestas.

AGonzalo mayo 3, 2013 a las 20:11

Yo lo que hecho en falta son las propuestas de los dirigentes de las entidades financieras. Si no quieren que cada vez haya más morosos yo diría que no les queda otra que asegurarse que quienes le deben dinero pueden pagar.

Es a ellos a quien más les debería preocupar el alto desempleo en España y la caída del consumo… y por tanto son los que deberían proponer (y apoyar, que para eso son los que pueden financiarse al 0’5% de interés) sectores prioritarios de cara a empezar la recuperación económica.

jaime mayo 3, 2013 a las 16:14

Una precisión: el impuesto de sucesiones y donaciones está transferido a las CCAA y unas lo aplican y otras no. Por ejemplo, en la Comunidad Valenciana no se aplica. ¿Está esta autonomía mejor que el resto?… Lo dudo, es la segunda en que más ha caído el PIB desde 2008 y ha perdido varios puntos de renta per cápita respecto a la media en los últimos 4 años, siendo adelantada por Galicia, que está en el 91% de la renta media, mientras la C.Valenciana no llega al 88%…

MANUEL MORENO mayo 3, 2013 a las 16:49

Independientemente de los matices que se quieran, la propuesta es realista y tiene fundamento. El clima y la calidad de vida española, sea en la costa o en el interior, son nuestras principales ventajas competitivas y reclamo para que se desarrollen actividades tanto de la llamada sociedad del conocimiento que podría absorber a parte de nuestros jóvenes con formación científico técnica, como de otras actividades como la hostelería, construcción, asistencia a la tercera edad, etc. que permitiría absorber a muchos de esos casi cinco millones de parados sin formación.
Fiarlo todo al “cambio del modelo productivo”, cuando la aspiración máxima de los estudiantes universitarios es emular a sus docentes, es decir, ser funcionarios y, a su vez, pretender que nos sigan dando prórrogas para enjugar nuestro déficit sin afrontar reformas estructurales de calado, es un ejercicio de irresponsabilidad histórica cuyas consecuencias son impredecibles.

Alberto Nicolau mayo 3, 2013 a las 22:49

Estimado profesor Garicano,

Antes que nada, quiero darle la enhorabuena por todos y cada uno de sus artículos. Como universitario, considero que son lecturas que no tienen desperdicio.

Dicho esto, voy a empezar diciendo que su tercera idea es francamente cierta. Durante generaciones, los españoles no se han preocupado demasiado por ampliar fronteras en lo que a idiomas se refiere. Sin embargo, es igualmente cierto que las nuevas generaciones empiezan a hacerlo, ya sea debido a un efecto de la globalización, ya sea por obligación, teniendo en cuenta la situación del mercado laboral español y la necesidad cada vez más grande de tener que emigrar. Nuestra mentalidad, en ese sentido, parece estar empezando a cambiar.

Por otro lado, me he fijado en que sus otras dos ideas van dirigidas a atraer a particulares extranjeros, especialmente jubilados, a España. Sin duda, reducir la imposición y ofrecer determinadas ventajas fiscales es un buen instrumento para ello, pero personalmente, creo que España ya cuenta con una importante ventaja competitiva al respecto. Como añadido personal, le diré que tal vez nos resultaría más interesante atraer otro tipo de extranjeros: empresas. Recientemente, Ford anunció el cierre de una planta de producción belga para trasladarla a Valencia. Las dos consecuencias que nos vienen a todos a la cabeza inmediatamente son: empleo y recaudación de impuestos. Por tanto, creo que si hay que “jugar” con el modelo impositivo, hay que hacerlo en esa línea, y no solo para vender apartamentos en la costa mediterránea (que también).

Eugenio mayo 4, 2013 a las 00:34

Luis, me alegro de ver por escrito algo que yo vengo pregonando casi 20 años. Los muchos comentarios negativos que aqui se vierten tienen que ver mas con con planteamientos voluntaristas. No queremos ser camareros, lo de no pagar impuestos es injusto, se abusa de los servicios medicos… Y nadie se fija en el dato de que el 78% de los parados no tienen educacion (o lo que es lo mismo, solo la secundaria). Y a que nos vamos a dedicar con eso? A enviar cohetes a Marte?
Luis ha lanzado una propuesta. Se trata de modificar el sistema para, si los agentes lo consideran rentable, especializarnos en el cuidado a los mayores. Las clinicas privadas generan dinero, los clubs de golf tambien, la demanda de servicios culturales, demanda de viviendas, etc. No esta tan mal la propuesta. Y si dejar de recaudar impuestos supone imponer presion a otras administraciones para que no los aumenten, mucho mejor. Lo que aumentara sera el potencial de crecimiento de la economia.
Al contrario de lo que se ha dicho, esta propuesta no generaria una burbuja. Los mayores van a seguir aumentando en proporcion durante muchas decadas. No entiendo por que la gente considera un fracaso especializarse en un sector de crecimiento asegurado y con alto valor añadido.

Carles Sirera mayo 4, 2013 a las 13:53

Sinceramente, no entiendo cómo puede ser una solución maravillosa si es la receta que se ha aplicado en Valencia desde 1996. Ser la Florida de Europa explica nuestras altas tasas de abandono escolar, nuestra desindustrialización y promover nuestra imagen de resort turístico ha quebrado las arcas públicas. ¿O qué era Marina d’Or? ¿Ya se han olvidado de todo lo que ha pasado y proponen como solución el problema?
Además, soprende el desconcimiento con el que escriben. ¿Han hablado con algún Policía Nacional sobre los problemas de que los jubilados europeos tramiten la Tarjeta de Residencia comunitaria (en teoría obligatoria si resides más de 6 meses)? ¿En serio creen que los jubilados alemanes hablan inglés? ¿Pero como nos vamos a especializar en un sector en el que ya nos hemos especializado?
Y, para que entienden las asimetrías de la UE: las entradas de los museos deben tener el mismo precio para nacionales y ciudadanos europeos, a pesar que de los europeos no pagan el mantenimiento de nuestro patrimonio mediante impuestos como nosotros. Esto es injusto, pero, además, nuestro país está especializado en Turismo: en museos. Tenemos más museos y más visitantes que la mayoría de países europeos y, por lo tanto, esta asimetría nos perjudica más que al resto de países.

david mayo 4, 2013 a las 20:53

No entiendo dónde reside la asimetría… La UE dice que no se puede discriminar entre nacionalidades de la UE, pero sí que se puede discriminar entre residentes y no residentes.
En otras palabras, se puede abaratar las entradas a museos para ciudadanos europeos residentes en España y hacer que los no-residentes paguen más. En este sentido, me gustaría recordarte que los que pagan impuestos en España no son los españoles, sino los residentes. Aunque en muchas dimensiones coincidan, son conjuntos distintos.
Es decir: los que pagan impuestos en España pueden pagar menos en museos españoles (si así lo decidieran las autoridades competentes).

Carles Sirera mayo 6, 2013 a las 18:45

La mayoría de residentes europeos no tienen tramitada la tarjeta de residencia comunitaria, por lo tanto, no tributan como “residentes”. Son turistas alegales. Esto en Alemania, hace unos años, era una sanción grave y para tramitar la TRC tenías que ir a una comisaría, dar tus huellas digitales y hacerte unas fotos de perfil. Aquí es un trámite administrativo en Delegación del Gobierno. Además, antes, con la ley Beckam, cuando trabajaban sin la TRC tenían un régimen fiscal especial, ahora no sé. De todas formas, en España viven como turistas y reciben servicios de “residente” sin que seamos capaces de solventar el problema, porque entonces protestan a sus representantes europeos ya que queremos que paguen impuestos o registren la compra y venta de inmuebles. Por la costa valenciana es un típico problema, como su negativa a pagar el IBI o construir sin ningún tipo de licencia, etc, etc…. Y sobre lo de los museos, no se puede. Se cambió por una normativa europea exprofeso para el caso español. No se puede hacer una diferencia de entrada entre “residentes” y no “residentes”. Todos los ciudadanos europeos deben pagar la misma entrada.

JUAN ANTONIO MARTINEZ TOME mayo 4, 2013 a las 12:46

Hola a todos!!
¿Y porqué conformarnos con ser camareros, chachas y jardineros? es que en España no hay talento suficiente para ser la CALIFORNIA o Israel de Europa, ejemplos de países en I+D+I.
Si queréis emplear a toda esa gente que la construcción ha dejado sin trabajo, no tienen estudios y de difícil recolocación, hay un sector llamado SAP (Servicios de Atención o Asistencia a las Personas) encuadrados en tres grupos básicos, Servicios a las familias (cuidado de niños y mayores, clases particulares a domicilio, asistencia informática a domicilio, etc…) Servicios para la calidad de vida y la salud (cuidados no prestados por el sector público a convalecientes, dependientes, discapacitados, etc. y Servicios de asistencia al hogar (tareas domésticas y pequeñas reparaciones o adaptaciones del hogar) que muchas veces se encuentran en lo que denominamos Economía Sumergida y que debidamente dinamizado, sin burocracias y sin elevados impuestos o IVA podría ayudar y yo creo que mucho, a crear empleo no elevadamente cualificado en un tiempo récord, y así de paso ayudamos a que esto sea FLORIDA!!
Me gustaría que alguien cualificado y sensibilizado por el tema del empleo, recogiera el guante e hiciera un estudio científico del potencial de este sector en España.
Saludos Juan A.

Manu Oquendo mayo 4, 2013 a las 16:22

Buenas tardes de sábado.

Las partes de España que pueden se Florida ya lo son y, en mi opinión mejoran aquella tierra que fue nuestra. Canarias y muchas partes del Mediterráneo hacen ese papel y aún tienen un gran potencial cualitativo. IMHO.

El resto de España, de sur a norte, no dispone de la climatología para ello. A veces olvidamos que Algeciras está en la Latitud del Plimco Sound en Carolina del Norte y que El Sardinero, La Concha, San Lorenzo o Riazor (sin olvidar las maravillas de Cedeira y Ribadesella, caen por el paralelo 43. Es decir, Maine al largo del Cabo Isabel.
Por mucho que nos lo suavice la corriente del Golfo nuestro clima es igual o más duro, especialmente en verano, que el de aquellas latitudes de América.

Por otra parte si exceptuamos el extra coste, impacto y externalidades varias de nuestra estructura de Estado el problema del paro está….all over. Tiene que ver y no poco con las reglas de juego que afectan por igual a todo occidente.
Hoy, el impacto todavía se disimula por el ahorro histórico que estamos quemando con el turbo y por el endeudamiento, brutal.

Se pueden hacer “cositas” pero un cambio sustancial y creíble (compartido por nuestros socios y vecinos) exige revisión sustancial de las reglas de juego.

El paradigma no soporta mucha más cirugía estética. Quizás otro lifting y un par de burbujillas pero esto no es nada para lo que sería necesario.
“Les ravages du temps”.

Saludos

Rubén de Tarso mayo 5, 2013 a las 17:53

Tiene usted razón con respecto a las temperaturas, aunque discreparía en algunos aspectos, pero no con las horas de sol, que son muy superiores en España, sobre todo en el sur. Y el sol, cuando está presente, cambia muchas cosas con respecto a cómo se vive en el norte de Europa. Es calidad de vida.

Héctor mayo 4, 2013 a las 18:48

Hola! Perfecto este artículo. He puesto una plataforma para intercambiar idiomas y conocimientos. Es una red de intercambios donde la gente queda sobre todo para hablar inglés, el sistema te muestra un mapa con las personas más cercanas dispuestas a intercambiar o conversar, espero que os guste.

http://www.cercamia.com

Saludos!

François mayo 4, 2013 a las 19:38

Yo tengo un modelo alternativo: proteccionismo, que no autarquía, y reindustrialización del país. Economía PRODUCTIVA. Esto de pretender traerlo todo de Asia a cuatro perras ha sido una sangría de empleo y salario.

Yo no quiero que España sea Florida. Quiero que sea Corea del Sur, o cualquier otra potencia industrial.

Adrian mayo 4, 2013 a las 20:36

Y mi pregunta es, ¿porque se critica?

Sin conocer al profesor, me imagino que su propuesta vendria acompañada de pactos a nivel europeo, me refiero, los ancianos gastan mas en sanidad, si estos se van de alemania, la sanidad alemana se ahorra esos costes, con lo que IMAGINO que el gobierno aleman deberia de transferir al gobierno de españa ese dinero o una parte, sino quieres transferir, llamalo Union Sanitaria Europea, que el ciudadano elija dodne quiere residir y que en funcion de los habitantes se financien los servicios.

La especializacion es buena y estoy seguro que si en españa nos especializaramos en “ancianos”, los cuidados medicos que estos necesitaran, serian inferiores a los cuidados medicos de un anciano medio en una ciudad alemana.

Y ser el geriatrico de europa, no quita ni impide que tb se pueda ser el Israel/California de Europa, ni el centro educativo superior de habla hispana, donde uan gran parte de hispano hablantes vengan a recibir formacion universitaria, ni para atraer a la Ford a aumentar su produccion en este pais. No creo que un sector imposibilite otro.

Ademas que me imagino que favoreceria la creacion de industria farmaceutica, derivados, ect

Lo que esta claro es que ahora tenemos una poblacion activa poco cualificada (segun eso 78% de parados sin cualificacion supeior), habra que darles salida. Y mentalizar a los jovenes de 10-15 años que hay que formarse para el futuro, pero al señor de 50 años habra que darle una salida.

JAVIER TEULON mayo 4, 2013 a las 21:27

Enhorabuena porque tenemos una idea en construcción y sería mejor aportar que censurar sin aportar o solucionar.
Está bien la exención fiscal y el ajuste al neto de los jubilados españoles. Está bien que se haga lo imposible por mejorar en nivel de idiomas, aunque el 78% de los parados no tengan ni la enseñanza secundaria y no sea lo más fácil enseñar a una persona que lleva 25 años sin darle a las neuronas específicas. Y está bien que se vuelva a utilizar en terminaciones, mantenimiento y conservación a algunos parados.

Hay pegas, como la autonomía de los núcleos de población extranjera y el gasto sanitario de los mayores. Aquí es donde el gobierno tiene que contribuir con una legislación que fomente estos servicios por españoles o ajuste el disfrute de servicios a una residencia comprobada y limitada en lo posible.

Si en Valladolid hace calor o frío, que los paisanos se ajusten a las demandas por promover. Que se fomente el turismo al interior y que se promueva la venta de sombreros de paja, pero nunca deberiamos rechazar una idea que posiblemente beneficiara más a unos que a otros por ese concepto de la igualdad que no deja respirar ni a los otros y a los unos.

Epicureo mayo 4, 2013 a las 21:51

Vamos a ver, eso de la formación de los parados está bastante exagerado. ¿Tendrían trabajo todos si fueran seis millones de ingenieros? Pues casi seguro que no.

El que la mayoría de los parados no tengan mucha formación no se debe a que haya gran demanda de puestos de especialistas. Se debe a que los universitarios pueden subemplearse. Siempre queda mejor tener de dependienta a una chica fina y educada que a una choni de barrio.

Es cierto (aunque tantos economistas lo negaran) que el desmantelamiento de la industria y la conversión en una economía “de servicios” exige que la mayoría de la población se convierta en criados y camareros de la minoría que puede vivir de la “sociedad de la información”. Pero no es para celebrarlo o regodearse en ello. Y tampoco me parece que bajar impuestos sea la solución de todos los problemas.

Lo más atinado del artículo es la necesidad de multiplicar los esfuerzos para que aprendamos idiomas. El modelo ya existe: en el País Vasco consiguieron en pocos años que casi todo el mundo aprendiera una lengua moribunda e inútil. Todo el mundo bilingüe español-inglés desde la guardería, enseguida un tercer idioma, y para hacer méritos un cuarto. Ni un sólo profesor universitario, ni un alto funcionario podrá mantener su cargo si no alcanza como mínimo un B2 en inglés en un plazo razonable.

Ramon mayo 5, 2013 a las 00:56

El prof Tornabell hace años ya porpuso un plan renove para hoteles pero tambien seguir modelos de triple helice, como la Ille de France http://tornabell.esadeblogs.com/2009/12/24/el-dia-despues-de-la-crisis/

Ramon mayo 5, 2013 a las 01:16

Que se pedia en 2010? …copiar modelos de Holanda, Alemania, Dinamarca(flexi-seguro,co-gestión, Kurzarbeit,trabajo corto, políticas activas para desarrollar el mercado de trabajo) http://tornabell.esadeblogs.com/2010/03/15/modelos-europeos-de-reforma-laboral/

Santiago Sanchez-Pages mayo 5, 2013 a las 10:28

Es siempre interesante escuchar propuestas concretas. Sobre lo que propone ud tengo dos puntualizaciones

1) “Eliminar el impuesto de sucesiones y donaciones […] El coste de esto es trivial, ya que este impuesto (transferido a las CCAA) recauda solo unas décimas del PIB.”

Es preciso recordar que este impuestp recauda poco porque ha sido reducido considerablemente en los ultimos años, lo que supone en efecto una transferencia regresiva. De hecho, su eliminaciónen Cataluña ha sido la unica promesa electoral que CIU ha cumplido desde que regresó al poder. La solución a mi juicio es la opuesta. Un impuesto de sucesiones sustancial es apenas distorsionador y puede ser una importante ayuda para la igualdad de oportunidades, sobre todo si el Estado se compromete a gastar la recaudación resultante exclusivamente en programas de educación o I+D.

2) “Se sigue sin hablar inglés en los hospitales, en los hoteles, en la estación del metro, en los aviones. […] Parece absurdo que los 6 millones de parados no estén aprovechando este tiempo para aprenderlo, sobre todo ahora que se puede aprender gratis, o casi gratis, online. ”

¿Tiene usted datos que avalen esta generalización?

Teresa Cabarrush mayo 5, 2013 a las 16:00

Su idea me parece fantástica : ” El Estado podría financiar empresas online que ofrezcan cursos de inglés, y exigir a todo el mundo que esté en el paro a registrarse y a pasar unos exámenes mínimos que muestren que efectivamente están haciendo el curso. Esto se podría complementar con grupos de conversación, de nuevo obligatorios para cualquiera que esté cobrando el subsidio, en todas las ciudades, en los que los que saben algo de inglés podrían hacer de voluntarios ayudando a los que no saben. Se podrían poner películas en versión original, etc.”

Mi pregunta es ¿ Habría que suponer que esas empresas que impartirían el curso online, estarían cualificadas para ello o sería cualquier empresa ( aunque fuera chapucera)?, no olvidemos que estamos en España, ¿ qué empresas serían, quienes serían sus dueños ?, otra pregunta es ¿ el INEM ha servido para algo en nuestro País? o solamente para estadísticas.

Como bien dice el Señor Oquendo, muy razonadamente, no es posible soportar más cirugías estéticas. Saludos afectuosos Señor Oquendo y Señor Quasimontoro( espero que esté Usted bien).

Ernest mayo 5, 2013 a las 18:04

En lugar de intentar crear ocupación a través del crecimiento, puede ser inteligente explorar otras vías, ya que existe la posibilidad de que no veamos tasas de crecimiento del PIB elevadas en el futuro próximo o lejano. El trabajo a tiempo parcial podría ser manera de reducir la tasa de paro. Incluso es posible que contribuya a aumentar la productividad del trabajo. De hecho, aunque no hubiese paro sería deseable facilitar la posibilidad de trabajar a tiempo parcial, dado que permitiría una asignación más eficiente del tiempo disponible entre trabajo y ocio. Entonces, ¿por qué no se hace?

Bucéfalo mayo 5, 2013 a las 21:58

Totalmente de acuerdo Luis.
En concreto el tratamiento del impuesto de sucesiones para no residentes (españoles o extranjeros) es directamente un robo.

Kino Sánchez mayo 6, 2013 a las 00:27

Me parece muy buena idea esto de ir mirando al futuro, porque el presente lo tenemos ya perdido, y estoy de acuerdo en aprovechar nuestras mayores fortalezas (clima, amabilidad, trato al extranjero,…) como un punto de partida desde donde despegar.
Pero ¿quién va a llevar esto a cabo? ¿Los que habitualmente leemos este blog o los políticos?.
El ejemplo que voy a poner es como finiquitar el tema y no seguir hablando de esta posibilidad de futuro.
Después de las últimas elecciones en Andalucía, ya que se ha citado varias veces esta Comunidad, el partido que lleva gobernando más de tres décadas perdió la mayoría absoluta y necesitó un socio para gobernar la región. A cambio de su apoyo incondicional le dió dos consejerías sin las que cualquier partido puede gobernar Andalucía: Fomento (donde se mueven los millones) y Turismo.
A los que residimos en la Costa del Sol, vivimos del turismo y teníamos la misma idea que el profesor Garicano, fue como si se nos cayera el cántaro de leche de la cabeza.
Por terminar, los que estén interesados pueden consultar noticias sobre la libertad horaria en la ciudad de Málaga para atender a los cruceristas y la defensa de la economía del comercio tradicional que ha hecho la Junta de Andalucía. Sobran más explicaciones.

Cherry mayo 6, 2013 a las 12:48

Muchas gracias por el post,

Me vienen a la cabeza muchas preguntas, pero especialmente una: la sanidad que consumirían estos señores cómo se pagaría? Es decir, a los más de nueve millones de pensionistas que tenemos (y subiendo), habría que añadir unos tantos más. Si ni unos ni otros pagan impuestos (directos)….

No sé convertirse en el geriátrico de Europa puede resultar interesante en algunos casos (yo creo que sería sólo para unas zonas), pero hacerlo como país me parece preocupante por varias razones. Una de ellas son los políticos y las políticas que eso implicaría. Si con 9 millones de pensionistas los políticos son extremadamente cortoplacistas en sus propuestas (véase reforma del sistema de pensiones en un momento crucial), no quiero ni pensar en lo que sería con el doble, porque no hay que olvidar que los jubilados europeos residentes en España sí votarían en las elecciones municipales… Es decir, ya puestos, por qué no incentivamos que vengan a trabajar profesionales altamente cualificados que también buscan buen clima y gastronomía? (ya sé que esto es más complicado porque hay que mover muchas sillas y romper muchas estructuras…)

Como digo, muchas dudas, pero para eso se está aquí, para pensar, reflexionar y debatir!

confuso mayo 6, 2013 a las 17:41

Si un jubilado europeo va a venir a morir, sigue necesitando pasta hasta caer en la caja de pino. No veo cómo se puede generalizar el asunto sin esquemas de portabilidad de pensiones. Si la idea es que también venga gente a trabajar y, sobre todo, que las personas puedan hacer planes con mucha antelación, la portabilidad es importante. Pero eso ya no depende sólo de España.

La unión bancaria, también. El jubilado potencial tendrá que tener una cuenta en Unicaja, ¿no? Creo que muchos jubilados no querrán vender sus activos y venirse con la pasta para darse la vida padre y torrarse mientras haya dudas sobre el conjunto del sistema bancario español y falta de garantías “europeas”.

En cuanto a los idiomas, se podría montar un PPT como el obligatorio ese antes de viajar a EEUU -lleno de pantallas, y muy chungo para “pasar” las diapos y acabar rápido-. Bien diseñado, se puede. Y cabe estandarizarlo, y complementarse con niveles para ganar nota en el SPEE de cara a futuros empleadores. Esta propuesta es pragmática, imprescindible, y más y mejor de lo que hay ahora.

Muchos de los comentarios son desasosegantes y esperaba más ideas. Si alguien es tan utópico como para no apreciar soluciones “second-best” (no quiero ser X, quiero ser Corea del Sur o el Israel europeo, etc), pues nada, allá ellos. Llenarse la boca hablando de Ivy Leagues e I+D+i con ese 78% de parados que sólo tienen la secundaria o ni eso…no sé ni cómo calificarlo…

¿Idiomas? mayo 7, 2013 a las 05:36

Aquí en Catalunya hemos tenido tres presidentes con idiomas, Pujol, Maragall y Artur Mas, y tampoco la cosa esta para tirar cohetes….
Fuera bromas, la propuesta del profesor Garicano, que és un esbozo, me parece a tener en cuenta. Los detalles no són para improvisar en la barra del bar con botellines. Habrá que hablar de reciprocidad (pagar aquí lo que un español paga allí) del negocio infraexplotado de la sanidad privada de alta calidad, etc,…además de que una vez los tengamos aquí, con sus pensiones, habrá que generar las oportunidades de negocio, innovar,…Pero vamos, rechazar todo sin ni siquiera hacer números lo veo muy mediterraneo. “con ese no hagas negocios que mon´tó uno y le fue mal…” así nos va. Ala, no a todo.

Andres mayo 7, 2013 a las 10:52

Buenos días Luis,

Gracias por el post, me parece acertado plantearse qué se puede hacer para combatir el drama a corto plazo. Sin embargo, me surgen varias cuestiones:

– Hasta que punto las modificaciones que propones supondrían una solución a corto plazo. En primer lugar, habría que aprobar un paquete de reformas fiscales de mucho calado. Esto no parece que se pueda hacer rápido. En segundo lugar, la gente tiene que aprender ingles. Si se parte de cero, o casi cero, esto tampoco es inmediato. Y en tercer lugar y más relevante, los jubilados europeos tendrían que cambiar sus decisiones vitales. Esto, desde mi punto de vista es lento. Hay incentivos fiscales, algunos pioneros toman la decisión de mudarse para pasar su vejez en España, estos empiezan a transmitirles sus experiencias positivas a sus peers, aumenta el volumen de jubilados que se transladan a España. Tampoco es inmediato.

– Hasta que punto por solucionar un problema a corto plazo damos incentivos perversos a largo plazo. Empleabilidad en sectores que requieren mano de obra no cualificada, como ya hemos experimentado en España, fomenta el abandono escolar. Si no queremos un pais de camareros, no incentivemos tener un pais de camareros. Si se puede asumir el paro de una reconversión industrial (porque se rechaza el intervencionismo), se puede asumir este.

– En tu análisis olvidas la labor redistributiba de los impuestos. Entiendo que esta para tí puede ser no relevante. (continua)

Andres mayo 7, 2013 a las 10:59

(continua). Para los que sí lo es, el impuesto de sucesiones es el más justo que hay (más allá de los que compensan externalidades). Permite que el hijo de una prostituta y el de un banquero partan con posibilidades un poco más similares. El hijo de la prostituta podrá tener educación pública y un educador social que se encargue de aliviarle su penosa situación familiar gracias a que el hijo de un banquero pagó impuestos por la herencia recibida. Es un impuesto moralmente justo que permite que la competencia sea más perfecta. Por otra parte, cubrir el gasto sanitario de los jubilados europeos teniendo estos exención de impuestos es una subención encubierta a un sector. ¿Es este el sector que queremos subencionar? Porque puestos a subencionar, a lo mejor preferimos subencionar las minas, o la agricultura, y no seguir polarizando la población en España para, como alguien decía anteriormente, cambiar pañales a viejos nórdicos.

Un saludo y gracias por este foro,
Andrés

A. Candela mayo 7, 2013 a las 17:51

Quizás esta propuesta no represente una solución completa a los problemas existentes, pero desde luego esbozan un remedio aceptable a medio y largo plazo.
Me encantará leer una propuesta FEDEA al respecto.

bertrando mayo 13, 2013 a las 18:34

Aunque no conozco el detalle, creo que un posible problema sería el insuficiente coste de compensación que se paga a la sanidad española en aplicación de los acuerdos UE por la prestación sanitaria a residentes europeos

Paco MS mayo 14, 2013 a las 17:55

Se han cerrado los comentarios de esta entrada.

Previous post:

Next post: