¿Tenemos los abogados del estado que necesitamos?

The_Court_of_Chancery_during_the_reign_of_George_I_by_Benjamin_Ferrers

Aunque estoy de viaje y alejado de una conexión constante a Internet, he decido romper mi programado silencio en el blog para resaltar la publicación, hoy en El País, de un artículo sobre cómo perdió España el arbitraje de las renovables y que enlaza una copia del laudo arbitral (que se puede encontrar aquí).

No es cuestión aquí de discutir sobre las responsabilidades de la regulación original de las renovables. Sobra decir que esta era profundamente incorrecta y una prueba más que Zapatero fue, con mucha diferencia, el peor presidente de gobierno de la democracia. Tampoco es lugar de dilucidar si el cambio de la regulación se hizo bien o mal. Otro día podremos volver a ello.

Lo que llama más la atención del laudo es la dura evaluación de la estrategia jurídica de España. Indudablemente la mano repartida a nuestros representantes legales era compleja y las decisiones de los qué supervisaron desde el gobierno a estos representantes ayudaron poco. Pero a la vez queda claro de la lectura del laudo que España fue, como dicen en Estados Unidos, out lawyered, o en una expresión más castiza en un correo que me envió esta mañana alguien que sabe de esto, a nuestros abogados del estado se los comieron con patatas. Dado los potenciales altos costes que este laudo y futuras decisiones puede tener sobre todos los españoles, uno tiene que estar seriamente preocupado sobre la situación.

En este blog hemos escrito una y otra vez sobre el deficiente sistema de selección de nuestros funcionarios de altos cuerpos. Más recientemente aquí (y antes aquí, aquí y aquí). En uno de los comentarios a esa entrada, nos decía una persona:

“En cuanto a los abogados del Estado, después de haber presenciado varias defensas del Reino de España ante el TJUE, creo que sería imposible encontrar nada mejor”.

Pues no parece ser este el caso, quizás no en el TJUE, pero si en otros foros. No parece que tengamos los abogados del estado que necesitamos y, dada la estructura de la oposición, no es una sorpresa. No es quitar mérito alguno a la mayoría de los miembros del cuerpo: no es culpa suya ni ataque a sus capacidades que tuviesen que formarse en nuestra horrorosa universidad o pasar por un filtro decimonómico de selección. Siguieron las reglas del país en el que nacieron y lo hicieron lo mejor que pudieron dada las circunstancias a las que se enfrentaban.

España ni forma ni selecciona bien a sus élites. No ocurre en política. En el video de abajo, que me señalo un compañero de academia, vemos a Macron torear con soltura preguntas de cuatro periodistas sobre políticas públicas concretas:

mientras que nuestros políticos se atragantan con Kant o envían mensajes a Luis de Guindos para las duras negociaciones con el Eurogrupo con el superficial mensaje de “España es un gran país” como todo consejo.

No ocurre en la universidad, donde una persona con CV manufacturado llega a rector gracias a un sistema demencial de elección.

No ocurre en el sector privado. Alierta, por ejemplo, jamás habría debido ser presidente de telefónica, ni por su pasado en Tabacalera ni por su capacidad de gerencia.

Y, lo siento, pero tampoco parece ocurrir entre los altos cuerpos del estado.

Formar y seleccionar bien a estas élites importa, sobre todo cuando vives en un mundo global.

Jesús Fernández-Villaverde es Catedrático de Economía en la University of Pennsylvania, investigador afiliado del CEPR y del NBER, consejero de la iniciativa de regulación e imperio de la ley de la Hoover Institution at Stanford University y visiting scholar en los Bancos de la Reserva Federal de Filadelfia y Chicago. Antes de ello, obtuvo un doctorado en Economía por la University of Minnesota (2001) y ha sido Kenen Fellow en Princeton University y National Fellow de la Hoover Institution at Stanford University. Es miembro del consejo editorial de la International Economic Review. En 2017, para estar seguro que escucha las dos versiones de lo que ocurrirá en las Ashes, enseñará también en University of Oxford y University of Melbourne. Sus campos de investigación son macroeconomía, econometría e historia económica. Su objetivo profesional en el largo plazo es encontrar alguna manera de poder dedicarse a esto de la economía desde Ribadesella, pero por el momento ha fracasado de manera absoluta en su empeño.

Hay 68 comentarios
  • Perdóneme que discrepe. Soy Abogada del Estado, y debo decir que no sabe usted de lo que habla.
    Se da publicidad a los laudos que hemos perdido parcialmente (que convenientemente publicita la parte contraria), pero no de los laudos que hemos ganado, porque hay estrictas cláusulas de confidencialidad que, alguien, no respeta.
    En cuanto a lo del sistema de oposiciones, sencillamente no sabe usted de lo que habla (a menos que, claro, haya sido opositor frustrado, y de ahí sus críticas al sistema).
    Si quiere ver a un Abogado del Estado trabajando, le invito a acompañarnos cualquier día por los Juzgados. Y así se podrá formar una idea real de lo que hacemos. Hablar de oídas y por intuición, metiéndose con todo un colectivo, no es ético.

    • El que usted utilice como argumento "no sabe de lo que habla", "a menos que, claro, haya sido opositor frustrado, y de ahí sus críticas al sistema" o "hablar de oídas" ya lo dice todo sobre el sistema de formacion y seleccion basado en oposiciones. Una formacion rigurosa y analitica como la que dan, por ejemplo, los programas de postgrado en muchas universidades de prestigio mundial y la que yo he propuesto deberiamos adoptar en España, le habria sugerido que era mucho mas fructifiero entrar en la sustancia de mi comentario (o justificar porque España ha perdido este laudo y explicar el sentido de la estrategia juridica adoptada por nuestros representantes), En vez de ello, se escuda detras de un principio de autoridad, ataca las posibles motivaciones de mis entradas o lanza lagrimas de cocodrilo sobre mi supuesta falta de etica. Aunque puedan ser estrategias retoricas de cierta utilidad en nuestra comedia nacional, no dejan de ser, al final del dia, mas que una muestra de inmensa inseguridad. Nadie se las tomara demasiado en serio.

      Aunque no me faltaban pruebas sobre los problemas que señalo repetidamente en esta entrada, el que una persona sienta la necesidad de recurrir a una frase como "a menos que, claro, haya sido opositor frustrado, y de ahí sus críticas al sistema" me confirma que tengo toda la razon del mundo.

      Muchas gracias por leernos.

    • Es uno de los comentarios más desafortunados que he leído en este blog, y que lo lance una persona de su posición dice muy poco (de nuevo) sobre sistema de selección de élites. Le recomiendo que lea (o relea) el psot publicado hace unas semanas sobre la manera estúpida y cruel de seleccionar a las élites en este país. Si después de hacerlo sigue pensando que el sistema es maravilloso, o el mejor posible, le ruego que en vez de afirmar que aquí nadie sabe de lo que habla, justifique por qué piensa así y defienda su postura con argumentos que el resto de lectores puedan criticar, así saldremos todos ganando. Y desde luego el ataque personal sin aportar nada, sobra. Un saludo.

      • Gracias 😉 Lo de que soy "opositor frustrado" me lo llevan diciendo desde que empece a hablar sobre este tema. Me imagino que es una manera comodona de resolver el problema: "como suspendio la oposicion, esta enfadado con nosotros..."

    • En mi caso, como funcionario perteneciente a un Cuerpo Superior del Estado, estoy plenamente de acuerdo con el autor del post. Ni el sistema de selección, ni los incentivos en torno a los cuales se diseña la carrera administrativa, generan la excelencia que requiere un país que aspira a ocupar puestos de relevancia en todos los órdenes (político, económico, cultural, etc). Y no estoy diciendo con ello que no haya buenos ni competentes abogados del Estado u otro tipo de funcionarios. Lo que digo es que lo que falla es el sistema. El buen abogado del Estado, o el buen funcionario, que los hay, no lo es gracias a una oposición o al modelo actual de carrera administrativa, sino que lo es a pesar de ambas cosas. Por lo que se dan casos como el descrito por el artículo, es decir, abogados del Estado que han aprobado una oposición cuya dureza nadie discute, pero carentes de la competencia necesaria para representar a España con garantías en según qué foros.
      Leyendo el artículo siente uno un poco de vergüenza ajena. Pero como esto ha pasado fuera de España, y además ha pasado en inglés (sólo unos pocos freaks escarbarán en un laudo escrito en la lengua de esos que se quieren ir de Europa), pues aquí paz y después gloria.

      • Gracias Daniel. De hecho la persona que me llamo la atencion sobre el laudo vive en el mundo juridico anglosajon en una posicion de prestigio espectacular (no voy dar mas detalles porque uno tiene que proteger sus fuentes ;). Es facil vivir en España aislado del mundo.

        Nos paso un poco el mismo problema con las negociaciones con Europa en el tema del rescate y del Euro. Hubo gente que claramente jugaba una liga a la que no pertenecian (de Guindos es el primero en reconocerlo en sus memorias y aunque no da nombres es claro a quien se refiere).

    • Los opositores frustrados de nuestro país (normalmente), no se van a hacer un doctorado a USA y acaban de catedráticos en una de las mejores universidades del mundo. Lo más normal es que continúen siendo eso: opositores frustrados que han perdido 5-10 años de su vida en algo que les va a resultar inútil. Si no, no entiendo por qué se les llama así.

      • Gracias Josep 😉 Si te fijas no conteste nunca que no habia opositado por un motivo de principio: el que las oposiciones sean un buen o mal sistema es independiente de si yo fui o no opositor. En España argumentamos constantemente ad hominem y es un juego en el que no me gusta entrar.

        Pero si, si esta persona hubiera acometido la diligencia debida de mirar mi CV, que esta en la red al alcance de todos, habria visto que acabe la carrera en 1996 y que seis semanas despues estaba ya en Minnesota estudiando el doctorado con una beca de La Caixa que me dieron cuando todavia faltaban 10 meses para terminar mi licenciatura. Malamente me hubiese dado tiempo de opositar en esas seis semanas entre que acabe la carrera y entre en grad school. Ni nunca prepare ni nunca me sente en oposicion alguna. El sistema me parecio desde tercero de la carrera un absurdo decimononico en el que ni me pasaria por la cabeza participar.

        Pero era mucho mas facil lanzar el cuchillo a ver si, con algo de suerte, acertaba. Ya tengo muchas tablas para esto...

  • Macron es un piquito de oro, D Jesús. No vi el debate presidencial de hace unos días pero estoy enganchado al vídeo que acaba de enlazar. En un momento de la entrevista le preguntan su opinión sobre la deslocalización de Whirlpool y responde , grosso modo, que no la entiende, ya que las cifras de resultados siguen siendo muy buenas, pero que si quiere favorecer la inversión en su país no puede oponerse. Que la bandera del liberalismo la enarbole un francés en estos momentos no deja de tener cierta ironía.
    Las filigranas del artículo de El País para no nombrar la regulación Zapateril ( incluso resaltando el laudo favorable) también son haut de gamme. Aunque no tocaba, todo sea dicho.
    Un saludo.

  • Creo que el autor de este artículo, que nos ilustra periódicamente con sus generalizaciones y tópicos cada vez menos fundamentados, debería cultivar más virtudes como la humildad, que mucha le falta.

    Si tan malos son los abogados del estado, sería bueno entender de donde nace su alta valoración en el sector privado.

    Se lo dice alguien que siempre ha trabajado en el sector privado, en empresas americanas y con posgrado (MBA) en una escuela de negocios internacional.

    La capacidad de mirar los problemas desfe distintas ópticas es algo que a usted no le ha aportado su ilustre formación.

    Si Nada es gratis sigue así (por el camino de la crítica gratuita) perderá lectores. A mí ya me ha perdido

    • "Si tan malos son los abogados del estado, sería bueno entender de donde nace su alta valoración en el sector privado."

      Esto lo he respondido en otras ocasiones, pero lo repito aqui para que sea mas facil. Existen tres razones, en orden de importancia de menor a mayor:

      1) Los abogados del estado conocen muy bien como funciona la administacion publica. En un pais como el nuestro en el que la suerte de las empresas camina siempre por el BOE, tal conocimiento es muy valioso.

      2) Sacarse una oposicion como abogados del estado (o TECO o similares) demuestra gran capacidad de esfuerzo y ambicion, de nuevo algo muy valioso en una empresa.

      3) Hay que ser muy cuidadoso en distinguir argumentos cardinales con ordinales. Como digo en la entrada:

      "No es quitar mérito alguno a la mayoría de los miembros del cuerpo: no es culpa suya ni ataque a sus capacidades que tuviesen que formarse en nuestra horrorosa universidad o pasar por un filtro decimonómico de selección. Siguieron las reglas del país en el que nacieron y lo hicieron lo mejor que pudieron dada las circunstancias a las que se enfrentaban."

      Los abogados del estado, dada las horrorosas facultades de derecho españoles estan entre los mejores juristas en España (afirmacion ordinal). El mercado de abogados (como el de muchos profesionales) paga en buena medida por posiciones ordinales ya que mucha de la labor de los mismos es en torneos (como de bueno es mi abogado en comparacion con el tuyo?). Eso no quiere decir que en nivel absoluto sean necesariamente buenos (ni no lo quiere decir): eso seria un argumento cardinal.

      Un ejemplo clarifica el argumento: yo soy el que mejor cocina paellas en mi casa (ordinal). Pero eso no quiere decir que mis paellas sean buenas (cardinal). Tengo que admitir que no lo son.

      Por estos tres motivos, el que los miembros de los altos cuerpos tengan buenos sueldos en el sector privado no es particularmente informativo sobre nuestro sistema de formacion y seleccion de elites.

      Finalmente, el que yo sea o no humilde es irrelevante para mi argumento. O tengo razon o no la tengo. El que sea humilde o un arrogante insufrible tiene tanta relevancia para la discusion como el que yo sea moreno o rubio. A lo largo de los años en NeG he aprendido que cuando alguien me acusa de arrogante normalmente es porque no tiene unas razones mas serias para discutir mis entradas.

      • No acabo de entender el argumento. Dado que "los abogados del estado, dada las horrorosas facultades de derecho españoles estan entre los mejores juristas en España (afirmacion ordinal)", ¿hay mucho margen para la mejor si se cambia (únicamente) el sistema de selección?

        El resultado de este caso concreto, ¿es generalizable a otros? Pregunto dese la ignorancia, porque desde luego no es nada obvio para un lego como yo.

        Los argumentos planteados en otros artículos (coste de oportunidad, exclusión de candidatos menos favorecidos, etc) me resultaban más sólidos. En este caso, creo que se me escapa algo.

        (Off-topic. ¿Tenéis algo escrito sobre el proceso de formación y selección de los maestros? Ahí hay mucho que decir, me temo)

        Muchas gracias por tu tiempo y aportaciones. ¡Se aprende mucho!

        • "¿hay mucho margen para la mejor si se cambia (únicamente) el sistema de selección?"

          Nosotros hemos propuesto la creacion de una ENA. En la misma se daria una formacion especifica de calidad. Como he repetido en muchas entradas: el problema no es que no se aprenda nada en 3 años preparando la oposicion, el problema es que en 3 años en una ENA un tipo listo aprenderia 5 veces que memorizando temas.

          "El resultado de este caso concreto, ¿es generalizable a otros? "

          Es un ejemplo de un problema serio de falta de entendimiento por mucha gente en nuestros altos cuerpos de sus propias limitaciones creados, en buena medida, por el sistema de oposiciones. Buena parte de los problemas de la gestion de la crisis de 2008-2014 vinieron de ello. Lee las memorias de De Guindos y te caeras para atras de las cosas que cuenta sobre algunos de nuestros funcionarios.

          "¿Tenéis algo escrito sobre el proceso de formación y selección de los maestros? Ahí hay mucho que decir, me temo"

          No es un tema que conozco. Yo puedo hablar sobre cosas de economia y derecho porque he estudiado estas areas pero sobre educacion a nivel primario y secundario poco tengo que aportar. Antonio Cabrales ha escrito algo al respecto creo recordar.

          • "Nosotros hemos propuesto la creacion de una ENA. En la misma se daria una formacion especifica de calidad"

            Ah, cierto. No es sólo la selección, es también la formación una vez seleccionados. Ahora me cuadra más.

            "Lee las memorias de De Guindos y te caeras para atras de las cosas que cuenta sobre algunos de nuestros funcionarios."

            Lo anoto, muchas gracias. Aunque no sé si tengo el background adecuado para sacarles mucho jugo, no pierdo nada por probar (salvo algo de tiempo, en el peor de los casos).

            "Sobre educacion a nivel primario y secundario poco tengo que aportar. Antonio Cabrales ha escrito algo al respecto creo recordar."

            Muchas gracias. Revisaré sus artículos de nuevo, a ver qué encuentro.

  • Off-topic.. Por que referencias un articulo sobre el valor bursatil de Telefonica para justificar la mala gestion de Alierta? Telefonica no ha ido particularmente mal comparado con otras telecos...

    Hasta donde se, los estudios que ligan la capacidad del CEO con el rendimiento de una companyia, solo hayan correlaciones debiles

    • Es verdad 😉 Aunque si renormalizas Telefonica un poco despues del final de la burbuja (en el colapso de la cual, Alierta poco tiene que ver), la recuperacion del valor de la accion es mas lento que el de otras telecos, lo cual si que tiene que ver algo, creo con Alierta.

      Pero reconozco que esa frase tampoco ayuda mucho a la discusion y es muy debatible empiricamente. El caso tabacalera era prueba mas que suficiente de porque Alierta nunca tuvo que haber estado ahi.

  • Aunque sé que no es necesario mencionarlo, D. Jesús tiene usted todos mis respetos y aprecio. Sabe de lo que habla y no tiene pelos en la lengua a la hora de dejar clara su postura. Esa posición "políticamente incorrecta" nos abre los ojos a más de uno sobre temas que no alcanzamos a dominar pues no es nuestra materia, pero hoy me ha quedado claro, una vez más, que usted vuelve a llevar razón dominando del asunto y más aun cuando una "supuesta abogada del estado" (importante siempre la presunción de inocencia, aunque en este caso la presunción es de que sea abogada del estado) aporta un comentario del más común de los mortales, cuando se supone que forma parte de un cuerpo de prestigio, de una élite profesional en España. Un Zas en toda la boca con mucha calidad, sin duda.
    P.D.: Si alguna vez acude a la invitación propuesta, no dude en llamarme y le acompaño gustosamente. Al menos nos echaremos unas risas, no por nada, sino por el hecho de que más vale reír que llorar (que sería el caso).

  • D. Jesus, es Ud. un provocador. Va a pisar a muchos callos de ilustres y delicados pieses. Y lo sabe. Ya tiene la primera tira reactiva. Preparese para el play the man not the ball en el mas depurado estilo Sir Humphrey Appleby y para las invocaciones a Mario Conde & Pablo Isla.

    • 😉 Si, algo de provocador es necesario. Si me dedico a esto es para ayudar a que nos vayan un poquito mejor las cosas a todos.

      Si lo que quisiera era ganar amigos, no escribiria en este blog. Viviria mas tranquilo y mejor remunerado.

    • La provocación es un mecanismo que funciona muy bien en ciertos casos y no es necesariamente criticable. Al Sr. Fernández le sirve para ganar lectores, a Jiménez Losantos para ganar dinero, a algunas tertulias televisivas para las dos cosas, En general, los dos primeros suelen decir cosas interesantes y bien argumentadas; no tanto los últimos. Es decir, vuelvo al principio, la provocación no es necesariamente mala.

  • Hombre lo de que Zapatero ha sido el peor presidente de la democracia... Claramente no es central en el artículo. Pero para evitar alejar el foco de debate, yo creo que mejor no ponerlo, porque dan muchas ganas de meterse a rebatirlo.

    Un saludo

    • Era por chinchar un poco 🙂 Pero, quien crees que fue peor? (es por curiosidad, no por debatir y en otro comentario admito que deberia haber añadido que me referia a la politica economica, no a otros temas, sobre los que diferentes personas pueden tener diferentes visiones).

      • ¿Has visto nunca esa foto del gobierno de Aznar en la que aparecen redondeados todos los ministros que han terminado en la cárcel o imputados?

        Aunque es verdad que ZP fue quien mandó a rodrigo rato al fmi...

        • La corrupcion es intolerable, pero se puede ser a la vez corrupto y un buen ministro economico. Como me dijo una vez Chari: "prefiero 1000 veces la corrupcion de los Suharto y su politica economica a la honradez de Nehru y su politica economica". Es dificil argumentar lo contrario, por mucho que en un mundo ideal uno quisiera la honradez de Nehru con la politica economica de Alexander Hamilton.

          Rato no es ni mucho menos santo de mi devocion pero la politica economica que superviso fue mucho mejor que la de Solbes en el gobierno ZP.

          • Sobre los abogados del estado no puedo opinar (aunque intuyo que el comentario de LIMA más abajo va bien orientado).

            Eso sí, el elogio implícito al proteccionista Hamilton es algo que merece ser subrayado.

          • Las pérdidas económicas causadas por la corrupción (y por el descarado uso partidista de todo tipo de instituciones estatales) no se limitan a lo que se embolsan los políticos ni a las pérdidas de eficiencia, dado que estas prácticas tienen unos efectos políticos y sociales a largo plazo que también deben considerarse y que terminan traduciéndose en un peor desempeño de la economía.

            Por otra parte, algunos opinamos que el desempeño económico no es el único (ni principal) indicador por el que se ha de valorar un gobierno, sino que tienen también gran importancia otros factores que podríamos llamar éticos. Usted mismo lo argumentaba en un post acerca de Cuba unos pocos meses atrás.

            • Todos los politicos tienen haberes y deberes en su balance. Uno debe de juzgar uno y otros y, como siempre he dicho, sin preferencias lexicograficas (que me parecen no reflejan las preferencias reales de casi nadie).

              Por supuesto que la corrupcion es un deber que empaña el legado de Rato, pero no se puede comparar ser un dictador con haberse llevado dos o doscientos millones de euros al bolsillo (incluidos los costes sociales adicionales). El derecho penal se basa en la idea de que los delitos no son iguales. No es lo mismo imponer una dictadura brutal a una nacion por 40 años que prevaricar en un contrato. Y no tiene la misma reprobacion etica mentir sobre lo que hice ayer por la noche que asesinar a una persona indefensa.

              Por tanto, mientras que un buen desempeño de politica economica no me va a hacer cambiar la valoracion relativa de un dictador con el de un dirigente democratico, entre un dirigente democratico que se lleva la economia de un pais por delante y otro que no, el que el segundo sea corrupto me va a importar menos (aunque habria que ver las circunstancias concretas de cada caso).

              En la vida es crucial distinguir grados.

  • Haces unas afirmaciones tan rotundas que son impropias de un intelectual de tu talla.
    "Zapatero el peor (...)" Pues no, para mucha gente no. Por ejemplo para mi que me permitió que me uniera en matrimonio con la persona más querida. Esas leyes sacan de la infelicidad a mucha gente y hace que todos nos sintamos iguales. No todo es dinero amigo Jesús.

  • Muchas gracias, a ti en particular por esta entrada, y en general a todos los autores de NesG por este blog. Lo encontré por casualidad en internet hace unos meses y desde entonces soy lector habitual.

    La prensa "generalista" esta bien para mantenerse al día de lo que ocurre por el mundo, pero en realidad aparte de eso aporta poco o nada. Cuando intentan transmitir información rigurosamente, se les escapa el análisis. Si pretenden crear opinión, lo único que hacen es dedicarse a compartir la suya propia, usualmente no muy fundamentada. Por eso es importante que aparezcan este tipo de espacios. Además, que los autores participen en los comentarios es un lujo.

    Entrando en materia, lo más increíble de la selección de funcionarios en España (y no hay poco para elegir), es que ni siquiera exista un debate público serio sobre este tema. El sistema de oposiciones es criminal, un despropósito absoluto y, aun así, inamovible. Al fin y al cabo, es la extensión del propio método educativo anacrónico implantado en España. El método te educa en el método. Esta absolutamente interiorizado por los estudiantes españoles. Cuando he discutido alguna vez con compañeros, criticándolo, la mayoría lo han defendido. Se ha desarrollado toda una cultura alrededor del sistema: "así depende de ti mismo", "se valora el esfuerzo", "todos pueden conseguirlo"... En realidad, todo falacias. Yo creo que solo oculta inseguridades.

  • A riesgo de que Lucia me fulmine, por insinuar que los abogados del estado no hacen bien su trabajo si el gobierno así lo decide, y me deje por los suelos por no haber sufrido una oposición. A mi parecer creo que no ha sido un problema de la abogacia. Sino que el gobierno, temeroso de los inversores financieros peguen la espantada, por el ya famaso riesgo regulatorio, han decidido no poner mucho de su parte para sacar este laudo adelante. De este modo solo hay que devolver a los inversores extranjeros el dinero, mientras que los inversores nacionales y su capital cautivo mantiene el nuevo sistema retributivo. El impacto sobre la tarifa electrica es asumible dados los bajos precios del petroleo actual y por tanto es una solución a medias para dos problemas. 1 no enfadar a los inversores extranjeros (necesitamos su capital porque estamos muyyyy endeudados) 2 reducir el coste sobre el capital nacional, bien mirado parece hasta un solución brillante.

  • Quizá la compañera Lucía no ha estado demasiado fina en las formas, pero tiene razón. Los abogados del Estado, dentro y fuera de España, vienen defendiendo los intereses del Estado con solvencia y éxito. En este asunto concreto, los problemas han surgido más bien del lado del "cliente" (la Administración del Estado), que no ha facilitado una defensa eficaz, por razones que no alcanzo a entender. Coincido igualmente con la compañera en que esta obsesión contra las oposiciones solo admite explicaciones de orden psicológico.

    • "Quizá la compañera Lucía no ha estado demasiado fina en las formas"

      No es un problema de formas (que me dan igual): es que son argumentos incorrectos. Tener malas formas puede ser feo pero es, al final del dia, irrelevante. Un argumento ad hominem como el que emplea su compañera y usted es una falacia logica, lo cual es un problema mucho mas profundo y que demuestra, mejor que cualquier cosa que yo pueda decir, las carencias de nuestro sistema de seleccion de altos cuerpos.

      "esta obsesión contra las oposiciones solo admite explicaciones de orden psicológico."

      No me digo que quiere usted volver a este tema psicologico? Y cual es su hipotesis?

      Sinceramente, en el liga de malos argumentos, "explicaciones de orden psicológico" no llega a tercera division. Primero, porque como he argumentado antes, es una falacia logica. Segundo, porque si su formacion es tan fantastica, no les deberia costar mucho encontrar un argumento de mas enjundia.

      Si hablo de este tema es porque es un tema clave para el futuro de España y la gente, por distintos motivos, no lo debate.

  • Yo no soy jurista , ni mucho menos abogado del estado, pero creo que el cuerpo de abogados del estado siempre ha tenido un gran prestigio en España. Eso al margen de que el sistema de selección sea obsoleto y mejorable. Opinión que también comparto.

    Yo lo que he leido del fallo en la prensa me produce asombro. Si no entiendo mal el fallo criticaba que se tomará como base para el cálculo de la rentabilidad los costes de una central tipo con gestión óptima, en vez de los costes reales de la central en cuestión.

    A mi este argumento me parece absurdo, ya que es lo contrario a una regulación lógica. Parece que se pretende garantizar un beneficio altísimo aunque se gestione mal. Entonces ¿ que incentivo hay a gestionar bien?

    Por otra parte es aún más absurdo que un inversor extranjero tenga mejores condiciones que un Español. A mi eso me parece arbitrario y contra toda lógica.

    Según he leído, hacia donde va el tema es a anular todos esos arbitrajes con alguna argucia legal a través de la UE. En la práctica anular el tratado en que se basa.

  • Desconozco el tema de los abogados del estado aunque los que me he encontrado en la empresa privada eran todos excelentes profesionales (quizás el "filtro" relevante sea "los que son capaces de saltar a las asesorias corporativas"), pero no se puede estar más de acuerdo en el diagnóstico sobre el nivel de formación de las élites en España.

    El caso de Alierta es evidente pero está lejos de ser el único. Lo que ciertamente no se me alcanza es entender las razones. La calidad de la universidad es seguramente una de ellas, no hay en España nada remotamente parecido a la ENA (o Ponts et chaussées tras la degenaración brutal de nuestra ingeniería de caminos inspirada en ella).

    ¿Por qué el bajo nivel de nuestras élites? y, seguramente relacionado, ¿por qué una sola empresa, Inditex, de las 10 mayores del IBEX que no venga de monopolios estatales o de "sabrosos" márgenes contratando con el Estado?

  • ¿Y si los buenos están en los Despachos Pata Negra, que hicieron los Due Diligence para los Inversores?
    ¿Formar el Estado?
    A) para quedarse con vocación de servicio publico "Elite del Servicio Publico".
    B) pasar por el Estado para a ser miembro de la Elite (Aristocracia) que esta cerca del Poder.
    C) tener carnet del partido: tienes todos los puntos para ser Ministro o Secretario de Estado

  • Otro problema de calado de los sistemas de oposición es que proporcionan un trabajo de "por vida". Los rendimientos de estos profesionales no sujetos a las leyes de mercado pueden tender a la relajación, abandonó profesional y falta de motivación, salvo desempeños muy vocacionales.

  • Aunque estoy de acuerdo en que se debería modificar el esquema de entrada en cuerpos como la abogacía del Estado, sobre todo por aumentar el "pool" de potenciales contendientes, mi larga experiencia con abogados el estado como asesores jurídicos es muy positiva. Es posible que Zapatero sea el peor Presidente de la democracia pero el lío de las renovables debe ser adjudicado a uno de sus Ministros de Industria y Energía que, a pesar de haberse beneficiado de "una formacion rigurosa y analitica como la que dan, por ejemplo, los programas de postgrado en muchas universidades de prestigio mundial", no parece haber aplicado ciertas reglas de sentido común. Es posible que su Universidad estuviera excesivamente al Oeste y no tuviera mucha hiedra en sus muros

    • Ahi tiene usted toda la razon. Ir a una buena universidad solo incrementa la probabilidad de emplear el sentido comun, no la asegura. Aunque, para ser preciso, el culpable de verdad fue con Joan Clos y el Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo, por el que se regulo la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial.

  • Por cierto: mas de uno habra comprobado que la moderacion de comentarios este fin de semana ha sido lenta: estaba de viaje sin ordenador. Durante esta semana que entra seguira siendo un pelin lenta (doy clase de doctorado en Oxford a tiempo completo), pero tarde o temprano llegare tendre tiempo de ello. Gracias por la paciencia!

  • Me gustaría conocer el criterio del Dr. Fernández-Villaverde sobre el papel de la Abogacía del Estado en el caso del derecho al olvido.

    • No tengo opinion al respecto. No es algo en lo que puse atencion y por tanto no puedo decir nada. El tema de las renovables esta mas directamente ligado con la politica economica y por eso me interesa personalmente.

  • mi impresión es que no es un problema de incapacidad de los abogados del Estado.

    El CIADI es un ente que se mueve con normas y prácticas netamente anglosajonas (EEUU). Comparado con derecho latino: menos remilgos que en los procedimientos judiciales, menos deferencia a los Estados y unas cross-examinations terroríficas a los testigos/ peritos de la otra parte . La idea de que un abogado de sistema latino sin experiencia en ese mundo (como parece que ha sucedido aquí) pueda representar bien a un Estado se hace a priori bastante pintoresca.

    Lo criticable es que a nadie en la Abogacía del Estado se le haya ocurrido lo anterior. O alternativamente que Energía/ Hacienda (en plan penny-wise y pound-foolish) no haya sido capaz de gastarse los millones de dólares necesarios para hacer esto como dios manda (los abogados EEUU son carísimos pero vistas las cantidades que nos jugamos es una gota en el océano).

    De manera más especulativa (la información es incompleta): la selección de testigos (los mencionados en el artículo son miembros de la Adm española!! cero valor para el tribunal) y los argumentos utilizados (el de fuerza mayor no parece estar entre ellos) parecen objetables.

    En gral, creo que este episodio como mucho da para una crítica más restringida y matizada (excesiva insularidad de nuestra AE, limitaciones para conocer sus propias limitaciones)... no demuestra nada sobre la aptitud de la AE para manejar asuntos españoles o europeos, que son sus competencias fundamentales.

    • Aunque tu comentario tiene mucho de valor en el mismo, mi opinion es un poco mas negativa.

      La "excesiva insularidad de nuestra AE, limitaciones para conocer sus propias limitaciones" se manifiesta en muchos problemas que van mas lejos de los laudos de las renovables. Toda la gestion de la crisis financiera se caracterizo precisamente por unos altos niveles de la administracion (como funcionarios o reconvertidos como ministros/secretarios de estado) muy aislados del resto del mundo y sin percepciones de sus propias limitaciones.

      Recientemente me contaban una anecdota (que lamentablemente no puedo repetir, pero que despejaria todas las dudas) de un ministro, funcionario de carrera, que demostro a todos los presentes no ser ni consciente de sus propias limitaciones cuando, por las circunstancias de los presentes, deberia haberlo sido. Aunque el tema no tenia mayor importancia, refleja estos problemas.

    • Este comentario me parece que apunta al problema principal: en un litigio de esta naturaleza, es muy improbable que un abogado del Estado este a la altura. No va a poder competir en experiencia, conocimientos y sofisticacion con las grandes estrellas internacionales del arbitraje de inversiones (entre los que hay algunos espanoles, por cierto!).

      Hay gente en Espana a la que le gusta pensar que, como uno ha demostrado ser muy listo sacandose unas oposiciones muy duras a los 25, va a poder con todo y contra todos durante toda su carrera profesional. Lamentablemente, no es asi. Quiza la gente no se da cuenta del nivel que hay fuera de la M-30. Esto es lo que apunta Jesus, y estoy muy de acuerdo

  • Varias personas, asiduas de "Nada es gratis", me comentan que los malos modos del profesor Villaverde les desagradan profundamente, incluso cuando tiene razón, y que tal vez va dejando de merecer la pena leer este blog.

    "Poco me satisface aquella ciencia que no ha sabido hacer virtuosos a quienes la profesaron" (Salustio).

    • Donde sale esa cita de Salustio en su opus? Cual es el original en Latin?

      Acabo de mirar en la Loebs Classical Library (https://www.loebclassics.com/) y no he encontrado nada semejante en ninguna de las obras que conservamos del historiador romano. En Internet, la frase aparece citada varias veces en castellano pero nunca con una referencia a la obra original.

      Lo pregunto por verdadera curiosidad pues el estilo es francamente diferente a la manera en la que Salustio escribia.

      Actualizacion del comentario: como parece que a algun lector se le escapa. Por supuesto que la cita es inventada! Pero no me digan que no es dulce ironia que en una entrada en la que protesto sobre un sistema formativo y de seleccion que no fomenta el espiritu critico e ir a las fuentes primarias se me intente rebatir con una cita falsa producto de la falta de espiritu critico y de no ir a las fuentes primarias 😉 O tempora, o mores!

  • Hola, podrías explicar un poco más por qué dices que se "los comieron con patatas"? Está bien que lo diga tu amigo pero cuáles son los argumentos que da el Laudo para sustanciar esta opinión que te lleva a la generalización tan grande que haces.
    Parece claro que en este caso, y en otros, cuando es una gran empresa especializada vs el Estado siempre es más complicado. Este tema también ha ocurrido en el Departamento de Justicia de Estados Unidos que como sabes tiene otro proceso de selección de elites totalmente distinto. Y también ocurre Francia donde parece que hay un modelo que te parece mejor.
    Además, hay algunos elementos del caso que provienen de decisiones técnico-políticas que nada tienen que ver con los abogados del estado pero que hacen el caso más difícil de defender.
    El proceso de selección de funcionarios debiera reformarse, pero seguramente no por perder casos como este, que se seguirán perdiendo si las decisiones técnicas y políticas son malas ex - ante.

    • Toda la estrategia juridica, desde la seleccion de argumentos a la seleccion de testigos tenia fallos de diseño fundamentales.

      No es un problema de perder un caso concreto: es un problema de la estructura epistemologica que lleva a actuar como se ha actuado. Y ha sido ahora con las renovables pero ocurrido lo mismo con la gestion de la crisis financiera y con muchos otros casos, algunos de los cuales, tristemente, no puedo comentar en publico para proteger a mis fuentes.

      Lee con detalle a De Guindos. Yo siempre estuve preocupado por el tema de seleccion de elites, pero despues de leer las memorias de nuestro ministro y lo que el cuenta en las mismas de muchos de sus compañeros funcionarios que me concenvi que este era un tema en el que habia que insistir repetidamente.

      Lo realmente interesante es que esta sensacion es extendida entre mucha gente en Madrid, como se reconoce a menudo detras de una cerveza, pero cuesta decirlo en publico. Me imagino que muchos por temores a los enfados y peleas que pueden tener. Otros por la extraña reticencia nacional a tener discusiones abiertas (aparentemente es tener "feas formas").

      (Como en otra ocasion, he movido este comentario arriba en hora de publicacion para que salga en el sitio correspondiente).

    • Buenos días.

      Estoy de acuerdo con Juan. Creo que los argumentos a favor de cambiar el sistema de selección de los funcionarios han sido mucho mejor expresados en anteriores posts de este blog. Traer a colación este tema como consecuencia de la pérdida de un caso concreto me parece un poco ventajista. Ningún sistema de selección es perfecto y ningún profesional lo es. Igual que ningún abogado gana el 100% de los casos que defiende.
      Gracias.

      • No es cuestion de haber perdido un caso en concreto. Por supuesto que todos los abogados pierden casos. El problema es COMO se ha perdido. La estrategia en el caso demostraba no ser consciente de las propias limitaciones del equipo juridico y de las fortalezas del contrario. Y esta equivocacion no es aleatoria: es estructural, pues viene inducida por el sistema eduacion y seleccion de altos cuerpos.

        Como explicaba Pablo en otro comentario es una prueba muy seria de que este sistema de educacion y seleccion no ha interiozado que vivimos en un mundo en el que tenemos que relacionarnos con el talento existente en Nueva York o Londres. La abogacia del estado gana sus casos en Zamora porque son comparativamente mucho mejores que sus oponentes, pero tiene muchos mas problemas en Londres.

        De igual manera, como explica De Guindos claramente en sus memorias, los miembros de los altos cuerpos se encuentran con serias limitaciones para tratar temas cuanto estan en reuniones internacionales de alto nivel. No soy yo el que hace esta afirmacion: es De Guindos!

        No, no es un ejemplo particular que estoy sacando fuera de contexto: es un sintoma meridiano de un problema mucho mas serio y profundo del que me temo la mayoria de los españoles no son conscientes.

        • Dice usted:

          "La abogacia del estado gana sus casos en Zamora porque son comparativamente mucho mejores que sus oponentes, pero tiene muchos mas problemas en Londres."

          Debería decir:

          "La abogacia del estado gana sus casos en Zamora CUANDO EL ESTADO TIENE RAZÓN porque son comparativamente mucho mejores que sus oponentes, pero tiene muchos mas problemas en Londres (Y TANTOS MÁS, CUANDO TRATA DE DEFENDER UNA ABERRACIÓN."

          Defender casos indefendibles es muy difícil.

          Ahora bien, esto que digo no quita razón a gran parte de sus argumentos.

        • Gracias por su contestación. ¿Pero no cree usted que no estamos únicamente ante un problema de selección de funcionarios sino ante algo más complejo? Es decir, por lo que he podido deducir, se trababa de un caso particularmente complejo, por el ámbito jurídico en el que se sustentaba y por la dificultad de defender una mala regulación. A mi modo de ver, el problema puede tener más que ver con la carrera administrativa (Daniel Martínez lo apuntaba), en la que no se promueve la formación una vez aprobada la oposición y con la selección del abogado encargado de la defensa (es decir, provisión de puestos de trabajo), asignando el caso a una persona cuyo perfil no resultaba el más idóneo. Nos encontraríamos por tanto con esos dos problemas que afectan a la función pública española: uno, el mal diseño de una carrera administrativa, en la que da un poco igual que hagas tu trabajo bien, mal o regular, lo que lleva al conformismo y a la desmotivación (¿para qué formarme?); dos, el nombramiento de alguien (esto lo ignoro, aunque pudiera ser) más por un tema de afinidad hacia el alto cargo de turno, que por méritos personales.
          Otro tema a reseñar sería el de la mala formación que recibimos los funcionarios públicos, con una oferta siempre muy similar y sin el más mínimo incentivo para formarnos (en ocasiones, todo lo contrario; el jefe te mira mal por perder horas de trabajo).
          Por otro lado, tampoco tengo claro que un enarca o un funcionario de la Comisión Europea lo habría hecho necesa

          • Por otro lado, tampoco tengo claro que un enarca o un funcionario de la Comisión Europea lo habría hecho necesariamente mejor. En España tuvimos un ministro que estudió en la universidad de Minnesota, como usted, y no creo que la historia le tenga reservado un gran papel como tal (de acuerdo que en la universidad no le prepararon para ser ministro; espero que se me entienda).
            Gracias otra vez.

            • Sinceramente no entiendo a que viene lo de "universidad de Minnesota":

              1) Yo jamas he propuesto que los altos funcionarios vengan de universidades americanas. He defendido que creemos una ENA (semejante pero no igual a la francesa). Hay que dar una formacion adecuada a las necesidades de las administraciones publicas.

              2) Un doctorado en economia en Estados Unidos no es una buena formacion para ser funcionario de un alto cargo. Nunca he afirmado lo contrario. Aprender lo que te enseña Prescott poco sirve para ser funcionario. Es mucho mas util, casi con seguridad, estudiar un MPA bueno y serio (el tipo de formacion analitica y cuantitativa a la que me referia arriba como inspiracion para mi ENA).

              3) Sebastian era ministro, no funcionario de un alto cuerpo (bueno, es profesor, pero no TECO, abogado del estado, etc.), con lo cual el que lo haya hecho bien o mal (y yo estoy con usted en que no creo que lo hiciera bien) no es el tema de esta cadena de comentarios. Por otra parte tampoco me sorprende. Yo seria un ministro horroroso (algo que he repetido hasta la saciedad)! Escribir papers y ser un buen gestor son dos ocupaciones muy distintas.

              Me pierdo algo del argumento en el comentario? Porque, asi de primera, el que Miguel Sebastian fuera a Minnesota me parece tan relevante para esta conversacion como que el Real Madrid haya ganado la liga este año.

  • Es muy posible que tenga usted toda la razón del mundo, que España no selecciona bien a sus élites y que hace falta una ENA. Sin embargo, preguntarse (en el título) y responder (en el texto) que “no parece que tengamos los abogados del estado que necesitamos”, sin más fundamento que un único caso (por relevante que sea) y un chisme de la competencia, resulta cuestionable. Habría sido más riguroso (y más justo) hacer esta afirmación habiendo estudiado en profundidad las prestaciones del servicio jurídico del Estado, comparándolas con las de abogados seleccionados con otros sistemas, y teniendo en cuenta, entre otras variables, que el origen último de este pleito está en una decisión de política económica que usted mismo califica como pésima, cuya revocación es razonable pensar que debe ser indemnizada. (Por cierto, en bastante menos que lo reclamado, y sin condena en costas.) En cuanto a que la causa última de todo esto sea la estructura de la oposición, es una conjetura que está por demostrar (por lo menos en el texto). El que algunos lectores hayan utilizado argumentos ad hominem en su contra nada prueba, como en nada quedaría invalidada su tesis por esos argumentos incluso si fueran ciertos.

    • Repito lo que he escrito antes:

      "No es cuestion de haber perdido un caso en concreto. Por supuesto que todos los abogados pierden casos. El problema es COMO se ha perdido. La estrategia en el caso demostraba no ser consciente de las propias limitaciones del equipo juridico y de las fortalezas del contrario. Y esta equivocacion no es aleatoria: es estructural, pues viene inducida por el sistema eduacion y seleccion de altos cuerpos.

      Como explicaba Pablo en otro comentario es una prueba muy seria de que este sistema de educacion y seleccion no ha interiozado que vivimos en un mundo en el que tenemos que relacionarnos con el talento existente en Nueva York o Londres. La abogacia del estado gana sus casos en Zamora porque son comparativamente mucho mejores que sus oponentes, pero tiene muchos mas problemas en Londres.

      De igual manera, como explica De Guindos claramente en sus memorias, los miembros de los altos cuerpos se encuentran con serias limitaciones para tratar temas cuanto estan en reuniones internacionales de alto nivel. No soy yo el que hace esta afirmacion: es De Guindos!

      No, no es un ejemplo particular que estoy sacando fuera de contexto: es un sintoma meridiano de un problema mucho mas serio y profundo del que me temo la mayoria de los españoles no son conscientes."

      Con respecto:

      "El que algunos lectores hayan utilizado argumentos ad hominem en su contra nada prueba, como en nada quedaría invalidada su tesis por esos argumentos incluso si fueran ciertos."

      Si, emplear argumentos ad honimem si que prueba lo que yo afirmo que prueba. Segun ellos mismos son abogados del estado. Si la formacion dada por la oposicion fuera la correcta, sabrian que tal argumento es una falacia y no habrian tenido problemas de encontrar un argumento mejor para defender sus posiciones. Razonar de manera incorrecta demuestra que la formacion recibida por esa persona fue mala.

      En otras palabras, el que yo fuera o no opositor es irrelevante para juzgar mi valoracion de las oposiciones. El que una persona que ha triunfado en las oposiciones emplee, sin embargo, un argumento ad honimem SI que es relevante para juzgar las mismas.

      Un ejemplo de la vida real clarifica este punto. Cuando a mi me llega un estudiante al despacho de primero de doctorado y emplea un argumento muy malo, inmediatamente reduzco mi valoracion de la universidad de la que viene. De hecho, como director del programa de doctorado, a fin de año realizo una evaluacion de las notas que ha obtenido los estudiantes del doctorado y empleo la misma para re-condiderar el peso relativo que le doy en el proceso de admisiones a estudiantes futuros que vengan de las mismas universidades. Cuando un estudiante ha empleado buenos argumentos, su universidad de origen recibe mas peso para futuras admisiones (lo cual suele dar buenos frutos en los años siguientes) y viceversa.

      De hecho, y no quiero ser acusado de nuevo formas feas, el pretender que existe una equivalencia entre rechazar un argumento por ser este ad hominen y el emplear el hecho que una persona utilice un argumento ad hominen como evidencia de los problemas de esta persona en construir un arguumento contundente e inferir del mismo carencias en la formacion es, en si mismo, un argumento seriamente erroneo que confunde el contenido de dos conjuntos de informacion muy diferentes.

      • Creo que la regla discursiva puede inferirse de la lectura de todo el hilo: un argumento es bueno si lo utiliza Jesús Fernández y es pésimo e inaceptable si lo utiliza cualquier otra persona. Es lo que se conoce en lógica como la "ley del embudo". Yo también la utilizo. Por cierto, esa cita no es de Salustio ni de coña. La he visto atribuida a diversos sabios, incluyendo a ... Salomón.

        • 1. "un argumento es bueno si lo utiliza Jesús Fernández y es pésimo e inaceptable si lo utiliza cualquier otra persona."

          Nada mas lejos de la realidad. He reconocido que varios comentarios que me han dejado aportaban cosas muy buenas. De hecho, me han obligado a matizar mi afirmacion sobre Zapatero y su calidad como presidente, algo que he hecho gustoso (por cierto, es "Fernandez-Villaverde", pero no importa en exceso).

          El que no se puedan emplear argumentos ad hominem para descalificar mi evaluacion de las oposiciones (es decir, el que yo haya sido o no opositor) es algo que realmente no tiene mayor debate. Todo el mundo acepta que los argumentos ad hominem son falacias.

          Sin embargo, el que yo aproveche el que Lucia emplease un argumento ad hominem es totalmente distinto. No es un juicio sobre la calidad del argumento, es un juicio sobre la formacion de una persona que emplea tal argumento.

          En el primer caso ("como es opositor, esta rabioso contra las oposiciones") es una proposicion con el formato "A no es valido porque lo dice la persona con caracteristica B"

          En el segundo caso tratamos con una proposicion con el formato "La caracteristica B de la persona es C porque emplea un mal argumento".

          En el primer caso estamos hablando sobre el argumento en si mismo, en el segundo sobre lo que podemos inferir sobre la calidad de la produccion del argumento.

          Son cosas totalmente distintas y, creo, tan obviamente diferentes que deberia de resultar innecesario explicarlo. No hay embudo alguno, hay logica basica.

          2. Claro que la cita no es de Salustio. Lo dejo bien claro cuando digo: "Donde sale esa cita de Salustio en su opus? Cual es el original en Latin?"

          Me hizo muchisima gracia que alguien quisiera rebatirme empleando una cita falsa. Mezclaba pedanteria con la mas minima falta de diligencia en citar una fuente primaria. Si me faltaban motivos para estar preocupado sobre como se educamos en España, el maltratar al pobre Salustio de esa manera era tremendo. Hoy lo he comentado a la hora del cafe con unos amigos y nos hemos reido un buen rato (mas que nada, por no llorar).

          3. Y hablando de estas cosas de reir. Nos ha dejado dos comentarios, uno como "Manuel Nogeira" y uno como "Ridendo dicere" y con dos correos electronicos asociados diferente. Como prefiere que le llame? Yo no solo tengo la valentia de decir mi nombre en publico sino que al menos tengo la honestidad de no pretender ser dos personas diferentes. Pero, claro, el que yo diga quien soy y no cambie de nombre debe ser consecuencia de alguno de esos problemas psicologicos a los que se referia en el comentario anterior.

  • If you Pay peanuts,you'll get monkeys. Supongo que el autor conocerá este dicho americano y estará de acuerdo con el. Creo que habrá pocas oposiciones más duras que las de abogado del estado,y pocos incompetentes serán capaces de superarlas. Pero usted ya sabrá por el título del blog que NADA ES GRATIS. Es muy español eso de criticar a los funcionarios (y estos lo son y muy cualificados) y hacer demagogia barata con sus salarios y que "yo pago tu sueldo",con lo que , al final, la abogacía del estado se convierte en una extraordinaria cantera de bufetes. Al final,si queremos a los mejores,hemos de pagarles.

    • No creo haber hecho demagogia nunca con el "yo pago tu sueldo" por el simple motivo que no lo hago. Yo soy residente fiscal en Estados Unidos desde 1997 y ahi pago mis impuestos, no en España.

      Al contrario, he dicho en otras entradas que habria que pagar mucho mas a los altos funcionarios. Por ejemplo, en la primera que enlazo:

      "Por ejemplo me parece que el sueldo de muchos de ellos [i.e. altos funcionarios] es ridículo y debería ser considerablemente incrementado."

      Y:

      "sinceramente me parece que el sueldo de muchos altos funcionarios se ha quedado por detras de donde tenia que estar y una decada, por ejemplo, de subidas IPC+3% anual son perfectamente asumibles. Al final de la decada estariamos con unos sueldos un tercio mas altos y por tanto mas cercanos a donde creo que deberia estar."

      Finalmente, jamas he dicho que los que pasen la oposicion sean incompetentes. He dicho:

      "No es quitar mérito alguno a la mayoría de los miembros del cuerpo: no es culpa suya ni ataque a sus capacidades que tuviesen que formarse en nuestra horrorosa universidad o pasar por un filtro decimonómico de selección. Siguieron las reglas del país en el que nacieron y lo hicieron lo mejor que pudieron dada las circunstancias a las que se enfrentaban."

      El problema no es que la oposicion no sea dura (aunque nunca he entendido porque la "dureza" deberia de tener valor alguno, siempre me dejaron de piedra los comentarios "el profesor x es buenisimo: su asignatura es super-dura"). El problema es que tal dureza no se traduce en el mejor empleo del tiempo.

      Con todo el esfuerzo de 3 o 4 años de preparar la oposicion de abogado del estado o de TECO, un tipo listo como el que aprueba la oposicion aprenderia 2 veces mas en una ENA. La leccion numero 1 de economia es el concepto de coste de oportunidad: no es que se aprenda poco o mucho, es cuanto se aprende en comparacion con las alternativas existes (o posibles de manera razonable).

      Y lo que es mas importante, tendria capacidad de acometer problemas complejos como el de las renovables o la crisis financiera desde una mejor perspectiva para todos los españoles.

  • Despues de llegar a 67 comentarios hemos discutido todo lo que se tenia que discutir hasta la saciedad. Y, lo que es mas importante, por viajes me tengo que alejar de internet por unos dias.

    Asi que cerramos el debate y ya volvere en un par de semanas a hablar, espero sobre programacion. Mas divertido seguro!

Los comentarios están cerrados.