Sin Alcaldes Se Vive Mejor

Como se acercan en unos pocos meses las elecciones locales, hoy voy a proponer una idea sencilla: despidamos a todos los alcaldes. No a los de un bando o a los del otro, a los de un partido nacional o a los de uno local, despidámoslo a todos y así viviremos mejor.

Esto no es tan loco como a primera vista le pueda parecer, querido lector. Muchos países han adoptado medidas similares y con buenos motivos. Y como aquello de que el movimiento se demuestra andando, voy a contar mi propia experiencia con el tema.

Yo vivo en una ciudad que se llama Lower Merion, a las afueras de Philadelphia (EE.UU.). Lower Merion tiene unos 60.000 habitantes (59.850 en el censo del año 2000, así que ahora andaremos por 61.000-62.000). Para que nos hagamos una idea, en España (datos a 1 de enero del 2009), hay 8.112 municipios, de los cuales solo 124 tienen una población mayor que Lower Merion en el 2000 (y 7.988 tienen una población menor). Municipios comparables en términos de población serían Ávila, Irún o el Prat de Llobregat. Lower Merion es una ciudad de altos ingresos, donde viven muchos de los profesionales (abogados, médicos, directivos) que trabajan en Philadelphia. Por eso, una comparación en términos sociológicos podría ser con Majadahonda, a las afueras de Madrid y que tiene unos 68.000 habitantes. Dada su composición demográfica, no es de extrañar que sea una ciudad abrumadoramente demócrata: en las elecciones del 2008, Obama obtuvo el 70.4% de los votos y McCain el 29.1%.

Pero lo más importante para este artículo es que NO tenemos alcalde. Lo que tenemos es un city manager seleccionado por los concejales (que, como explicaré en un momento, son elegidos en elecciones locales). Y aunque esto no parezca ser más que un cambio de nombre, en realidad es reflejo de algo mucho más profundo.

Mi city manager, Douglas S. Cleland, no es un político (ni se si es demócrata o republicano ni me importa): es un experto con preparación profesional específica (tiene un master en administración pública por Ohio State en 1976) y muchos años de servicio, primero en otras ciudades y luego, desde 1984, en Lower Merion. Como tal Cleland es la cabeza de una administración profesional, eficiente, barata y con la que da gusto tratar.

En primer lugar, profesional. En todo Lower Merion no existe ni un solo cargo político. Todos y cada uno de los 428 empleados del ayuntamiento son profesionales seleccionados por criterios de valía por comisiones de recursos humanos en sus departamentos (jardines, bomberos, limpieza, etc). Están, además, contratados en régimen laboral normal y corriente, como si trabajasen para cualquier empresa privada. Entre otras muchas cosas, esto quiere decir que, cuando hay una nueva elección local, literalmente, no hay ni un solo empleado del ayuntamiento que cambie: son los mismos el día antes y el día después. A la vez, al estar en régimen laboral normal, no hay situaciones demenciales como las creadas por nuestra regulación del funcionario en España.

Consecuencia de ello es que Lower Merion funciona como una seda. Cada vez que tienes un problema, llamas al ayuntamiento y dos minutos después estás hablando con alguien que te lo soluciona sin necesidad de papeleos absurdos o copias triplicadas y compulsadas de tu DNI, certificado escolar o cartilla de vacunación a la que tan acostumbrados estamos en España cuando tratamos con una administración pública (y muchas veces incluso con una empresa privada). Cuando nieva (aquí esto importa mucho, créanme) las máquinas quitanieves retiran la nieve de manera rápida y completa. Los parques están limpios y la piscina pública a la que yo voy a nadar en verano es bien agradable.

Nuestros impuestos locales no son bajos pero cuando ves los servicios que tienes y miras en detalle el presupuesto de 52 millones de dólares (la ciudad te envía un boletín anual con el presupuesto, el número de empleados y un informe de auditoría independiente), uno se da cuenta que hay poco desperdicio con lo cual me justifico en llamar a mi ayuntamiento barato.

Y me preguntará alguno, ¿dónde está la democracia en todo esto? La democracia viene de los 14 concejales que se eligen en la elecciones locales (aunque de cada elección no se renuevan todos sino que se solapan, para dar mayor continuidad). Los concejales se reúnen y deciden, por ejemplo, si hay que construir una carretera nueva o arreglar un puente. Pero cuando se ha decidido que hay que arreglar un puente, es el city manager el que lo ejecuta. De igual manera, cuando el city manager se retira (o no cumple su trabajo de manera satisfactoria), los concejales buscan a uno nuevo pero de nuevo con criterios de profesionalidad. Por ello cuando hay elecciones, el city manager no se cambia por defecto aunque haya habido un cambio de mayoría de los concejales. Cleland lleva desde el 2002 en el cargo y antes de ello ya fue por 12 años el asistente del previo city manager.

Quizás la mejor manera de entender lo que hace el city manager es pensar en lo que hace un gerente en una comunidad de vecinos. Los vecinos se reúnen de vez en cuando y deciden, pongamos, reparar el ascensor. Pero una vez que está decisión se ha tomado, es el gerente el que se encarga de su implementación. El que el gerente sea del PSOE o del PP es bastante indiferente: lo que quieres es que sea un buen profesional que sepa tratar con los de la empresa de ascensores y te hagan la reparación bien y barata. De hecho muchas comunidades de vecinos de edificios grandes en Madrid o Barcelona tengan más habitantes que buena parte de nuestros municipios, con lo cual la analogía es incluso más transparente.

Otro aspecto interesante es que cada uno de los 14 concejales representa a un barrio (que se definen como grupos de población más o menos iguales para mantener la representatividad) en elección mayoritaria uninominal.

Mi barrio es el 9 (Bala Cynwyd) y mi concejal (el nombre aquí es commisioner) es George Manos. Manos es demócrata, aunque esto suele importar poco a la hora de votar. De hecho, hay muchas ciudades donde no te dejan presentarte a concejal con una etiqueta de partido (esto se llama non-partisan elections). Lo que importa es que Manos es un tipo competente, que le fue muy bien en la empresa privada por mucho tiempo y que, ya de mayor, decidió que se quería involucrar en la administración local. Como es obligatorio tener primarias a nivel de partido, Manos se presentó a las demócratas, fue literalmente de puerta en puerta (cuando estás en época de elecciones, te vienen constantemente a casa gente a contarte sobre su candidatura), convenció a más gente que los otros candidatos y ganó sin tener que pagar el peaje de “servicios al partido” que tenemos en España.

Total, ¿funciona el sistema? Pues mucho mejor que en Philadelphia (donde todavía tienen alcalde a la española) y creo que mucho mejor que en el municipio mediano de España. Y la experiencia de Lower Merion y muchas otras ciudades de EE.UU. no es única, pues otros países europeos tienen estructuras similares. Pero como de estas experiencias se menos, no voy a entrar en muchos detalles.

La única duda que me queda es si el sistema funcionaría en ciudades muy grandes, como Madrid o Barcelona donde, para bien o para mal, la visibilidad nacional del gobierno municipal es tan grande que sería muy complejo tener un city manager puro. Quizás lo que se podría hacer es que las ciudades de más de 100,000 habitantes (62 municipios a 1 de enero del 2009) mantuviesen un alcalde (pero con una administración mucho más profesionalizada) o (y esta es mi sugerencia) que en vez de un city manager, tuviesen un consejo de dirección con profesionales nombrados a tiempo fijo (como el del Banco de España) y que la presidencia del mismo fuera rotatoria.

Así que ya saben, el mejor alcalde…, ¡ninguno!

Pd. Si alguno le interesa la administración local americana, una serie de humor divertidísima es Parks and Recreations.

Jesús Fernández-Villaverde es Catedrático de Economía en la University of Pennsylvania, investigador afiliado del CEPR y del NBER, consejero de la iniciativa de regulación e imperio de la ley de la Hoover Institution at Stanford University y visiting scholar en los Bancos de la Reserva Federal de Filadelfia y Chicago. Antes de ello, obtuvo un doctorado en Economía por la University of Minnesota (2001) y ha sido Kenen Fellow en Princeton University y National Fellow de la Hoover Institution at Stanford University. Es miembro del consejo editorial de la International Economic Review. En 2017, para estar seguro que escucha las dos versiones de lo que ocurrirá en las Ashes, enseñará también en University of Oxford y University of Melbourne. Sus campos de investigación son macroeconomía, econometría e historia económica. Su objetivo profesional en el largo plazo es encontrar alguna manera de poder dedicarse a esto de la economía desde Ribadesella, pero por el momento ha fracasado de manera absoluta en su empeño.

Hay 44 comentarios
  • Es una opción, hace unos dias en España salia un articulo que indicaba la necesidad de reunir en uno solo varios ayuntamientos pequeños. Como es normal no se hizo ni caso.

    Tu post me ha recordado, el de V.La puente ".... la corrupción- descendió de forma drástica gracias a reformas institucionales como la sustitución del tipo de gobierno strong-mayor (el tipo de gobierno local que predomina en España, en el cual un solo cargo electo, el alcalde y su mayoría de gobierno, acumula mucho poder) por el denominado city-manager"

    Víctor Lapuente Giné es profesor de Ciencia Política en el Quality of Government Institute de la Universidad de Gotemburgo (Suecia).
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/hay/corrupcion/Espana/elpepuopi/20090327elpepiopi_12/Tes

  • Este es uno de esos posts para hacer amigos 🙂

    La pregunta que surge es ¿qué diseño institucional hace que la elección del city manager no se politice? ¿tienes un modelo para esto?

  • Citoyen

    Se puede pedir, por ejemplo, una supermayoria de los concejales (75%) con lo cual solo se puedan poner de acuerdo con un no-politico. Ademas la busqueda se tiene que hacer de manera publica, estilo oposicion a la antigua....

    J

  • Pagando altos impuestos (no he escuchado queja a esta medida socialista) y en una comunidad de profesionales con altos ingresos tipo Majadahonada no me extraña que las cosas funcionen bien. Aunque hubiera un acalde algo corrupto seguramente lo harían.

    La prueba de que este sistema funciona sería que funcionara en un municipio tipo...Parla, con gente de clase trabajadora mayoritariamente en paro, con pocos ingresos y educación, inmigración elevada, pobreza, etc. Ahí sí que no iba a dar igual que el city manager fuera un gestor liberal (de derechas, vamos, tipo PSOE) o uno de izquierdas.

  • Ya, pero ¿qué hay en el city manager que lo hace mejor que el alcalde? No será la razón fundamental del buen funcionamiento de Lower Merion que “todos y cada uno de los 428 empleados del ayuntamiento son profesionales seleccionados por criterios de valía por comisiones de recursos humanos en sus departamentos (jardines, bomberos, limpieza, etc). Están, además, contratados en régimen laboral normal y corriente, como si trabajasen para cualquier empresa privada”. Puede que esa sea la razón fundamental. Imagina por un momento que en Lower Merion existiese un city manager pero unos empleados públicos con una regulación laboral como en España. Por muy bueno que fuese el city manager, creo que el funcionamiento de Lower Merion no variaría considerablemente.

    Gracias por el post. Me alegro de que vivas en un lugar que funciona tan bien!

  • Me parece un modelo genial!. Cuanto más se reduzca la politización mucho mejor. Más servicios públicos y menos políticos.

  • Jesus, a que te refieres cuando dices oposición a la antigua. Imagino que no seran examenes.

  • ¿Un consejo de administración formado por los profesionales (los city manager que citas) de cada barrio?
    Podría ser.
    La verdad es que algo complejo sí que es y en una ciudad grande no sé cómo resultaría; por otro lado, este profesional no deja de ser un alcalde y también sería elegido según su ideología, que a fin de cuentas es lo que manda: la manera de repartir el presupuesto y el talante de gobierno.
    En el fondo, y por lo menos en Barcelona, algunas divisiones funcionan como entes privados, empresas municipales dirigidas por gerentes especializados en el tema, que deben presentar resultados y muchas veces beneficios.
    Los barceloneses, que no paran de quejarse, deberían saber que muchos de sus servicios funcionan bien, son relativamente baratos por el resultado que dan, tienen buena fama internacional y paralelamente generan riqueza; de no ser así, Barcelona ya estaría endeudada como Madrid. Es la ventaja de no ser capital, así el alcalde, no solo es político sino también un profesional en la materia, como lo fueron Narcis Serra y Pascual Maragall. Se trata pues, de saber elegir a nuestros alcaldes y no dejarnos llevar por la víscera ideológica.

  • Me ha gustado mucho tu artículo, Jesús. Revolucionario.

    Nuestro pueblo, cuando vivíamos ahí (Westport, CT, de unas 20,000 "souls") funcionaba parecido aunque no era precisamente barato en property taxes y license plates. En compensación las escuelas eran soberbias y totalmente gratuitas, el estado no tenía sales tax y, bueno, eran otros tiempos.

    Había muchísimo trabajo voluntario. Esto del trabajo voluntario (gratis, en tu propia comunidad y no ONG's viviendo del presupuesto) es y sigue siendo una enorme diferencia entre USA y Europa. Dos hospitales vecinos (Stamford y Norwalk) atendían gratuitamente a la población sin medios gracias a que desde la recepción hasta cirujanos cardiovasculares tenían voluntarios para dicha actividad.

    Estos esquemas son realmente revolucionarios para la mentalidad de la Europa continental. Los intereses de nuestra clase política no los permitirían ni un segundo.

    Saludos

  • Jesús,
    Parece bien el sistema.
    Aquí la figura del Secretario de Ayuntamiento, garante de cumplimiento legal, en otros tiempos era una figura preeminente, respectada, y claro, formada. Esa garantía jurídica, en demasiados sitios no parece hoy ser tan respetada, y el sistema no funciona bien.

    La cuestión del gestor profesional, podría resolverse de la manera que dices.

    Pero ¿porque no ir paso a paso?: en vez de cambiar la institución, si la designación de candidatos a según que cargos, fuera realizada por los partidos con un CV mínimo, nos evitaríamos (p.ej, ) tener dos candidatos a presidente de gobierno "sin conocimientos de idiomas". Eso introduciría al menos en los altos niveles de la administración "elegida", mucho más nivel, (en ayuntamientos pequeños, es difícil, claro).
    Y después lo otro, pues empezaría a ser opción entendible mayoritariamente.

  • Lo siento pero no entiendo nada. Hay concejales (commissioners) pero no hay alcalde. ¿Cuál es entonces la diferencia con España? Ninguna, pues la figura del city manager equivaldría a cada uno de los responsables de área de un ayuntamiento normal, por ejemplo, gerente de urbanismo. Analogía: el pleno del ayuntamiento (commissioners) establece un nuevo plan general y el gerente de urbanismo (urbanism city manager si queremos) junto con el equipo de funcionarios asociado lo implemente. Así con todos los servicios importantes. Por tanto, con todos los respestos, el artículo es una chorrada y sus analogías más. Lo que pasa es que es muy fácil mezclar conceptos en un totum revoltum para desprestigiar las decisiones políticas. Por ejemplo, cuando se habla de la nominación de cargos a dedo o de la falta de funcionamiento democrático de los partidos. El que eso suceda no tiene nada que ver con el hecho de que sin alcaldes se vive mejor. ¿No será que el problema es que las decisiones que se toman en las esferas de los ayuntamientos son poco democráticas y sin participación ciudadana?¿ Qué tiene que ver eso con que sin alcaldes se viva mejor? Con esa argumento de que sin alcalde se vive mejor se llega fácilmente a que sin elecciones se vive mejor porque dejamos las decisiones políticas en manos de "expertos (?)" que, eso por supuesto, no tienen "ideología" y que son eficientes (permítanme que me ría). El ejemplo más claro lo pone el artículo: el Banco de España. Una panda de inútiles que al hacer dejación de sus funciones han ayudado a la génesis y la profundización de la crisis...

  • Jan:

    " ¿qué hay en el city manager que lo hace mejor que el alcalde?"

    Creo que hay mucha evidencia en la literatura que la calidad de la gobernanza depende del capital humano de los gestores. Un city manager es seleccionado por los concejales entre gente con experiencia y preparacion por medio de audiencias publicas. Es un poco como seleccionar al gobernador del BdE. El city manager no esta ahi por haber pagado peaje partidista, esta ahi por experiencia.

    El tema del regimen laboral de los empleados. Es verdad que creo que este tema algunas veces se exagera, pero mi vision es que cosas como Economistas del Estado tienen que ser por oposicion, cosas como Bomberos, secretarias o administrativos normales, regimen laboral normal y corriente. Da mayor flexibilidad y crea mejores incentivos.

  • Pau:

    "este profesional no deja de ser un alcalde y también sería elegido según su ideología, que a fin de cuentas es lo que manda" Pero eso es precisamente lo que se puede evitar, por ejemplo, exigiendo una supermayoria de concejales. Yo no se si mi city manager es democrata o republicano. Hay que crear mecanismos para que la gente cambie de perspectiva al respecto y se empieze a pedir buenos servicios, no tu opinion sobre la politica exterior del pais.

    El presupuesto lo deciden los concejales. El city manager es que el se asegura que, una vez presupuestada una partida, se ejecuta correctamente y en tiempo. A fin de cuentas, es la idea de una administacion publica, no?

  • Paco

    "Oposicion a la antigua" No, como funciona mas o menos, es de la siguiente manera.
    Se crea una comision de busqueda (multipartidista, por ejemplo 2 democratas y 2 republicanos) que hace un anuncio publico (por ejemplo, se pone un anuncio en las revistas profesionales del sector de administraciones publicas).
    Despues, todos los que se presentan, pasan un primer filtro (por ejemplo, tienen un master en administracion publica o equivalente? tienen unos anyos de experiencia?).
    Despues, hay una audiencia publica, donde tanto concejales como los vecinos hacen preguntas y valoran la valia de cada uno.
    Luego, la comision de busqueda recomienda a un candidato y el pleno lo vota o lo rechaza.

  • Amilcar:

    Lo del secretario del ayuntamiento era lo que yo tenia en la cabeza en buena medida pero no lo quise mencionar para no liar. Pero si, tienes toda la razon, al final se necesita alguien que sea un experto en esto. Los concejales pueden decidir si se hace o no un puente, pero necesitas a alguien que sepa hablar con el ingeniero.

  • Fernando:

    La figura del alcalde elegido hace que nuestro sistema local haya derivado hacia un "pseudo-presidencialismo" municipal que ha empeorado notablemente el funcionamiento de nuestras instituciones. Los gestores municipales han sido arrinconados por cargos de designacion politica y por gente sin preparacion profesional.

    Como dije bien claro el sistema es, al final, mucho mas democratico que en Espanya. Yo me puedo presentar manyana a la primaria de mi distrito y, si la gano, ir a las generales y convertirme en concejal. Solo necesito tener ganas y vender mis ideas mejor. En Espanya, si quiero ser concejal, tengo que pagar "peaje partidista" por anyos y anyos en un partido o en el otro.

    Por cierto, paises tan poco proclives a ser acusados de poco democraticos como Suecia o Finlandia se movieron hace tiempo hacia sistemas muy similares al que propongo (reformas promovidas por los socialdemocratas).

    Finalmente con respecto al BdE. Aunque el BdE pueda haber tenido errores en su gestion, de todas las instituciones publicas que tenemos en Espanya es, con diferencia, la que mejor funciona. Comparar el BdE, a un lado de la Cibeles, con el Ayuntamiento de Madrid, al otro, es como comparar a un BMW con un Lada.

  • Me encantan las redes sociales, me doy cuenta, porque son lo único que nos queda para luchar porque los políticos cambien las reglas que les atañen. Hace poco leí que un periodista de Santiago de Compostela, harto de los baches en su ciudad, creó un grupo en una red social llamado "apadrina tu bache en Santiago". A los pocos días había 5.700 personas con su bache apadrinado. ¿Resultado? Un grupo de presión ("lobby") ante el que rápidamente reaccionaron los políticos, y un mapeo detallado de todos esos baches (para poder pasar de las palabras a la acción rápidamente).
    Pues bien, si para cambiar las leyes que afectan al modo de vida de los políticos (que son profesionales de la política....y lamentablemente poco más) nos hacen falta los políticos, y la prensa está "viciada" (por decir algo suave), para movilizar a las masas y hacer que sus "Administradores de la Finca Nacional" siempre nos quedarán los blogs y las redes sociales.
    (Voy a ver si puedo crear un grupo en facebook que se llame "pide a los políticos que reaccionen...o amenaza con la rebelión civil").

  • Ojo con las supermayorías que han llevado a situaciones de parálisis muy fuertes y a bacíos de poder prolongados. La supermayoría no son garantía de nada, porque si resulta que el gerente lo hace mal, luego para quitarlo también resulta más complicado. Mejor criterios de transparencia, competencia técnica y otros.
    Hay que tener en cuenta que este cuento ya llegó a España. Así, ya muchos ayuntamientos cuentan con gerentes profesionales (que seguro en muchos casos lo hacen muy bien) sin que esto haya cambiado una inercia de gasto o gestión. Por otro lado, la aplicación en los EUA no siempre ha ido muy bien, muchos municipios de los EUA estan en quiebra técnica (y han tenido que dejar de proveer servicios básicos como alumbrado o transportes de la nocha a la mañana) y han surgido numerosos escándalos en alcaldías y empresas públicas locales donde hay gerentes cobrando más de 1 millón de dólares al año.
    Como se ha dicho, el caso particular que comentas aplica bien en una comunidad rica, donde se pagan muchos impuestos y hay pocos conflictos o necesidades sociales y, por tanto, pocas necesidades de gastos.
    Sinceramente, me parece que esta opción tal cual está muy lejos de ser viable en España, teniendo en cuenta nuestra estructura política, de función pública y las características de nuestra hacienda pública local. Suena más a transplante institucional fácil propio de un consultor que se mira poco la realidad sobre la que opina.

  • La pregunta es ¿Y por qué en España nadie sale a la calle, no hay ningún movimiento de hartazgo público por parte una sociedad civil administrada por políticos profesionales deficientes --en su gestión--en la mayoría de los casos? ¿Es quizá porque nos hemos creído que "todo es gratis" y apoltronado en nuestros sofás y casas compradas a credito, pensando que ya nos arreglará alguien la situación?
    Lamentablemente creo que aún deben pasar años para que la gente reaccione ante la tomadura de pelo generalizada que supone la forma en la que la clase política vive de nosotros, "pagadores de impuestos". En EEUU se nos llamaría "taxpayers", reconociendo un poco más que "le que paga...", aquí somos "la opinión pública", "los españoles"...no quieren reconocer que somos los que pagamos, nos vaya a ser que nos demos cuenta que también podemos exigir.
    ¿Sabéis que más de la mitad de los diputados de nuestro congreso no tienen carrera universitaria? ¿Sabéis además que ese dato empeora año a año? Como estadística, que quien te administre los dineros no tenga formación da miedo.
    Otra idea: en Puerto Rico la nueva administración de Fortuño se cargó el senado. ¿Para qué sirve el senado? Preguntado por ello, el cabeza visible de uno de los grandes grupos políticos españoles respondió sin ningún rubor "esa es la gran pregunta". Os lo digo yo: para dar un sueldo a "servidores del partido".
    ¿Y si hablamos de los "cargos de confianza" de los cargos públicos? Increíble también el número de ellos, el gasto que suponen, y el poco grado de control de los "taxpayers" sobre esto.
    En fin, dejo de escribir que cada vez me noto más enfadado, y no es plan de dar imagen de exaltado.

  • Joan:

    Como decia en mi articulo, en EEUU cada municipio es distinto del otro y los casos de corrupcion que citas son de ciudades muy heterogeneas en terminos de estructura institucional. Philly, sin ir mas lejos, es un cubo de corrupcion partidista espectacular.

    Suecia y Finlandia tienen sistemas muy semejantes al que yo proprongo. Esto no es una idea peregrina de consultor, es mirar la que hacen en otros paises.

  • Me resulta utópico pensar que este sistema funcionaría en España. Pones el ejemplo de la comunidad de vecinos, pero justamente la figura del administrador de fincas es de las más corruptas en España. Cualquier persona que debe tratar con ellos lo puede confirmar: albañiles, fontaneros, electricistas.. deben pagar el "peaje" para que el administrador de fincas les llame. Las comunidades de vecinos muchas veces lo saben pero no por ello cambian de administrador.
    Sinceramente no creo que sea un problema del sistema utilizado, sino de la educación y los valores que existen en USA y en España. Un buen ejemplo es Valencia, la ciudad donde vivo. Es entendible que un político sea corrupto, pero es inconcebible que cuando se ha descubierto el delito la gente no sólo deje de apoyarlo sino que le vota más gente!

  • Estupendo artículo y parece que disfruta usted de un magnifico lugar para vivir, me alegro. Sí pudiese me apuntaba, pero por circunstancias estoy atrapado en una pequeña e ineficaz ciudad de apenas 60.000 habitantes. El City Manager. ¿Permitiría el faraónico endeudamiento, que ahoga a nuestros ayuntamientos? . ¿El crecimiento desmedido de suelo urbano?. Las extrañas contrataciones de personal y empresas?. Alguien decía que este articulo es como para hacer amigos, por lo menos de ésta, se ha ganado usted un fan.

  • Tema muy interesante y muy bien argumentado, como siempre, aunque me ha sorprendido que no se cite la incipiente literatura estimar empíricamente las diferencias entre un tipo de alcalde y otro . Aparte del ya citado Victor Lapuente, un excelente trabajo que combina un modelo teorico con estimación empírica para el caso de EEUU es:
    Coate, Stephen and Knight, Brian G., Government Form and Public Spending: Theory and Evidence from U.S. Municipalities (April 2009). NBER Working Paper Series, Vol. w14857, pp. -, 2009. Available at SSRN: http://ssrn.com/abstract=1376160

  • Muy buen artículo, no sólo está el problema de la eficiencia en la gestión, el problema es aún de mayor calado, y es que nuestra mega-macro-hiper-burbuja inmobiliaria está inserta en la dinámica= partidos políticos --->controlan ayuntamientos --->controlan suelo ---->recalifican -----> controlan las cajas de ahorro --->facilitan el préstamos al promotor, al constructor y al comprador ---->y "todos" salimos ganando en el maravilloso mundo "subprime" creado

    Voy a poner un ejemplo personal de la dinámica de los ayuntamientos, aunque vale para la política de este país en general en general
    Yo nací en un pueblo y allí vivieron mis padres, por lo que conservo mucha relación con el mismo, aunque hace muchos años que vivo en ciudades; la ventaja de los pueblos es que se conoce la vida y milagros de todo el mundo
    En mi pueblo, con la transición eligieron de alcalde a un señor que es maestro de escuela, este señor entró de alcalde, en el año 1979 creo, y conducía un 127 de su propiedad, y cuando dejó la alcaldía en el año 1995 se retiró a su puesto de trabajo de maestro y con el mismo 127 con el que entró de alcalde, y sigue viviendo en las casas de protección oficial "de los maestros" que se hicieron a principios de los 70. Era un hombre de convicciones y no hay la mínima sospecha por parte de nadie que se llevara 1 duro, el ayuntamiento lo dejó saneado
    En el año 1995, el partido (PSOE) nombró candidato y ganó las elecciones (las hubiese ganado aunque hubiese presentado un espantapájaros) otro señor que no había llegado a terminar la carrera, que estuvo en política desde los 20 años y que no ha conocido lo que es trabajar por cuenta ajena o prepararse unas oposiciones; y así con 35 años llegó a alcalde y ahí sigue, sólo que ahora conduce un BMW, vive en una casa grandísima y tiene varios pisos en propiedad "familiar" (a nombre de otros), el tren de vida que lleva es impensable para la mayoría de los del pueblo, y os aseguro que no va a volver a trabajar en otra cosa que no sea la política, eso está clarísimo (junto a otros muchos que no tienen otra profesión ni oficio conocido y que lo ganan muy pero que muy bien)
    Es la absoluta profesionalización de la política y la ética del pelotazo

    Así en un pueblo de unos 3.500 habitantes, con los ingresos de un urbanismo desbocado, en los últimos años se han hecho pistas de paddle, piscina cubierta, un polideportivo impresionante donde hay varios monitores (a sueldo del Ayto) que dan clases de baile, ginmasia, tai-chi,etc....Todo ello representa un coste impresionante, mientras en el pueblo la tasa de paro es ahora, por cierto, espeluznante. Y ya, claro ahora han dejado de pagar a los proveedores, y los que tienen verdaderos problemas son las empresas que han suministrado o suministran al Ayto, a las que se les anima a "arrimar el hombro" como se dice desde el poder (JA)

  • Felicito por tu artículo.

    Añado que el problema de España es la "partitocracia", el poder no está en manos del pueblo sino de los partidos. Sobre esto hay mucho escrito, por ejemplo los artículos de Ignacio Sotelo en El País como "Reforma o Derribo" http://www.elpais.com/articulo/opinion/Reforma/derribo/elpporopi/20060709elpepiopi_5/Tes o "El descrédito de la política" http://www.elpais.com/articulo/opinion/descredito/politica/elpepiopi/20091029elpepiopi_4/Tes

  • Fantastico post, Jesus. Acabar con los alcaldes es una propuesta brillante.

    En dos lineas, me gustaria corroborar lo que cuenta Jesus. Yo vivi por un anio a metros de Lower Merion, pero desgraciadamente del lado de Philadelphia. Las diferencias son increibles... Es cierto que del lado de Lower Merion los niveles de ingreso y educacion son mayores. Y tambien los indices de desigualdad probablemente --son todos pudientes y educados alli. Esto ultimo me hace pensar intuitivamente que con poca desigualdad, la propuesta es factible. Sin embargo, sospecho que en ciudades con alta desigualdad no lo es tanto. Alguna idea al respecto?

  • Toni:

    Tienes toda la razon del mundo. La falta de citar literatura empirica es mas fruto de mi falta de conocimiento de la misma que de ningun deseo de obviarla.

  • Carlos:

    El city manager no es un milagro pero creo que ayudaria, junto con otras reformas institucionales, como un cambio en el proceso de calificacion del suelo.

    Y si, ya me han dicho muchos hoy que jamas sere alcalde de nada;)

  • Emilio, DFC

    Gracias por las refencias y la experiencia personal. Tristemente, historias como esta hay miles en España.

  • En España también se puede ser concejal sin necesidad de estar afiliado a un partido, por lo pronto ya existen bastantes de independientes y alguno es alcalde. Lo cierto es que se necesita algo de capital para darte a conocer, y estar dispuesto a perderlo si sale mal; supongo que en los EEUU sucede lo mismo.

    Fíjate... acabo de hablar por teléfono con unos amigos de Philadelphia, en Junio intentaré estar allí, y de paso les he preguntado por tu ciudad. Para ellos es un suburbio, aunque ya sé que eso es relativo y de serlo no tendría alcaldía. Mis amigos no entienden, por ejemplo, que Barcelona sea un ente y Hospitalet de Llobregat otro; su idea sobre el tema es más centralista. Y me han comentado que está muy bien y es de los mejores para vivir. En todo caso me alegro por ti.

    Un saludo.

  • DFC:
    La historia que cuentas es la misma en casi todos los sitios. Yo la veo a diario en los pequeños pueblos pirenaicos de Catalunya.
    El BMW no es un caso aislado de los alcaldes sino de todo antiguo propietario de tierras, algo habitual en esos pueblos. El típico hombre con ganado, poco, pastando en sus cien o doscientas hectáreas que apenas valían mil €, de la noche a la mañana se ha hecho rico y, de ser espabilado, incluso ha montado un hostal.
    El resultado es de todos conocido y lo hemos hablado hasta hartarnos: los alemanes han fabricado los coches y nosotros hemos inventado el dinero ficticio para comprarlos sin crear riqueza real. Pero no intentes convencer a esta gente, no podrás; tampoco les hables mal de su alcalde, ya que gracias a él han podido abandonar las vacas y comprarse un BMW, que ahora deberemos pagar entre todos sin que él entienda por qué.

  • Cuanta más profesionalización y menos politización mejor. Lo malo es que quizás en España algunos concejales venderían su voto y elegirían city manager directamente a algún que otro constructor. Bueno por lo menos se eliminaría al intermediario y se sabría quien manda.

  • El problema en España es la excesiva politización de todo. Los ayuntamientos se dedican a la "cooperación con el Tercer Mundo", a solucionar "las desigualdades y discriminaciones sociales", a emitir comunicados de apoyo o condena de las causas más variopintas y a poner a sus ciudades de uniforme.

    Esto último requiere una explicación. Es realmente curioso como en ciudades distintas en tamaño, población, características físicas, etc., te encuentras un mobiliario urbano idéntico en todas ellas. Realmente llamativo.

    Respecto del problema de las supermayorías, no generarían ineficiencia y parálisis si se establecieran plazos concretos no prorrogables de "mandato", es decir nada de estar en funciones y en caso de bloqueo, se designara al manager por sorteo entre dos candidatos. Parece frívolo pero es el sistema de designación de alcalde cuando hay empate de votos populares y hay que atribuir el escaño de concejal que dirime la mayoría.

    ¿Es cierto que los ayuntamientos también gestionan los servicios públicos de limpiezas, basuras, tráfico, etc.?

  • La cuestión es interesante, pero el factor cultural no está en su análisis. La mayor corrupción y fuente de ineficiencia en Andalucía se hace através de las empresas privadas que gestionan lo público, ya que no tienes que aprobar una oposición para acceder al cargo. Sin embargo, en Holanda, que es donde paso la mayoría del tiempo, lo público funciona con un nivel de corrupción mínimo, y los hospitales privados funcionan como el culo (lo digo por propia experiencia). Está claro que la clase política ha bajado muchísimo su nivel formativo, hasta el punto de que muchos no tienen ni una titulación superior que les de una perspectiva compleja de las situaciones que tienen que aportar. Pero creo que aquí la autogestión de los municipios debería ir por otro lado, dejar en manos privadas procesos de gestión pública nos convierte en clientes, y prefiero ser ciudadano a cliente.

  • Fantástico, el post, la explicación...

    Ojalá algún ayuntamiento de por aquí lo hiciese!

  • Creo que una buena ciudad con la que comparar Lower Merton de por aquí es Sant Cugat del Vallès. No conozco Lower Merton, pero por lo que dices se parecen bastante.

  • Hay quien ha llevado más allá la lógica de este post. ¿Por qué no privatizar ciudades, o incluso estados? Una ciudad puede emitir acciones, que cotizarían exáctamente igual que cualquier empresa. Sus beneficios serían los impuestos menos los gastos de mantenimiento de los servicios. Cierto que tendrían la tentación de cobrar lo máximo, pero la gente se iría a otros sitios. En vez de alcalde, habría un CEO elegido por el consejo de administración. Ver:
    http://unqualified-reservations.blogspot.com/2007/12/why-i-am-not-libertarian.html

  • Hay muchas cosas aquí. Hay por supuesto la ausencia de la dimensión "política" (los partidos, ideologias, etc.), la ausencia de la figura del alcalde, pero creo que estos sons los puntos menos interesantes del problema.
    Guardo dos cosas que merecerían una discusión más profundizada.
    (i) El problema de la delegación, es decir, que el que goza de los "outcomes" no es el que decide. La literatura de "optimal delegation" es muy interesante respecto a este tema.
    En Lower Merion, los que gozan (los ciudadanos, lo que incluye los concejales) deciden muy poco. El que decide, el city manager, tiene otros incentivos, como su sueldo o su permanencia en el trabajo. Por cierto, ¿si el city manager vive en Lower Merion tendrá derecho a votar para los consejales (los que le contratan)?
    (ii) El contracto laboral de los empleados de Lower Merion. No son funcionarios. ¡Eso si que es un tema muy bueno! En Francia hace unas semanas unos políticos de la derecha intentaron lanzar un debate sobre el estatuto de los funcionarios. Pero los caciques del partido (UMP) los han pedido de callarse, que eso no es un tema que se abre 18 meses antes de las elecciones generales...

  • Mi familia vive en un municipio muy pequeño, de unos 900 habitantes sólamente. De hecho hay aldeas de por allí (que aunque separadas geográficamente no se llegan a considerar municipios, sino algo así como una calle, a efectos postales pero no políticos, del municipio principal) que pueden llegar a tener como unos 40 habitantes, no más..
    Desde pequeño siempre me llamó muchísimo la atención el hecho de que el abuelo de un amigo viva en una pedanía con sólo 3 habitantes (ya muy mayores) y un montón de casas hundidas y abandonadas. En verano se juntaban los familiares y la población se multiplicaba por ocho o nueve!
    La mayoría de la gente joven se marcha a la ciudad, mientras que el pueblo está cada vez más envejecido. Yo pienso que dentro de muchos años llegará a ser unicamente algo así como un municipio de vacaciones (Es interesante como la construcción es la actividad económica que mejor funciona por allí, de hecho casi no se ha visto afectada por la crisis. Mayoritariamente se trata de gente que moderniza casas heredadas o construye nuevas viviendas para pasar allí las vacaciones).
    El punto al que voy es que allí tenemos alcalde y concejales. Lo que pasa es que por allí más que los criterios profesionales lo que se mira es la etiqueta política. Allí lleva gobernando el PSOE casi toda la etapa democrática (actualmente es algo así como 3/4 frente a 1/4 de los votos), y yo estoy convencido de que ganarían fuere el que fuere el candidato a alcalde que presentaran (pues la gente no mira a la persona, sino a su partido).
    La pena de todo esto es que la administración que llevan a cabo no es muy de fiar. Por poner un ejemplo, al poco tiempo de la elección del actual alcalde la mayoría de su familia cercana comenzó a ocupar puestos públicos a elección del ayuntamiento! se pavimentó la calle de su cuñada mientras que otras lo necesitaban mucho más.. y un largo etcétera. El hecho es que por allí esas decisiones son defendidas o ignoradas por la gente que simpatiza con ese partido mientras que solo son atacadas por la gente del contrario, pero muy pocos atienden a criterios racionales.. (miedo me da el hay muchisima gente en toda España que, como estos, son también "borregos políticos").
    Mi padre me contaba que hace mucho tiempo se descubrieron un montón de irregularidades en las cuentas públicas unos meses antes de las elecciones que hasta saltaron a la prensa y el actual partido fue reelegido.

    Quizá este sea un caso muy extremo, pero ilustra un poco a lo que se puede llegar con la politización de cargos que deberían, al menos, ser ocupados por personas que (viendo de un partido político o no) tengan un mínimo de profesionalidad.
    En cambio las pedanías, mucho más pequeñas, tienen una figura a la que llaman "pedáneo", que normalmente no responde a ningún partido político, y que hace la función de algo así como un gran administrador de vecinos (de hecho, en número de personas no suele haber una gran diferencia!). Normalmente se trata de personas de allí, que conocen las necesidades de la gente de esos lugares, y que son elegidos por medio de un sistema bastante parecido al de los presidentes de las comunidades de vecinos. Estos suelen funcionar muy bien, quizá también porque a esa escala tan pequeña las decisiones son muy sencillas y siempre se suele actuar de buena fe.

    Sólo quería contar un poco como esta falta de profesionalidad, amparada a veces en el "borreguismo político" (me encanta esta expresión! la leí en algún sitio pero no puedo acordarme) puede llegar a extremos indeseables..

    Un saludo.

  • Muy bueno el post y muy buena idea, pero el problema de España es nuestra mentalidad de la picaresca y ser mas listo que el vecino.... y por lo tanto vivir lo mejor posible sin hacer nada.

  • Nuria:

    Ya, ya lo vi. La verdad es que el tipo tiene un morrazo que se lo pisa pues me copia hasta lo de "despedir a todos los alcaldes" sin citarme. Pero bueno, que le vamos a hacer, mientras la idea se difunda, bueno sera:)

  • Hola Jesús,

    En primer lugar, quería felicitarte por el premio Fundación Banco Herrero que recientemente te fue concedido, acto al que tuve la oportunidad de asistir y gracias al cual pude conocer la existencia de este blog.

    Es el primer post que leo y me ha encantado!

    Lamento ser pesimista y por desgracia creo que tenemos alcaldes para muchos años ya que, es sólo mi opinión, el problema de nuestro país es más bien un exceso de políticos mediocres que no una falta de buenos profesionales... y si no que se lo digan a Merkel, que está encantada con poder ofrecerles trabajo [a los últimos por supuesto!]

    Concluyo diciendo que me encantaría poder leer un artículo parecido en un diario de alcance nacional, aunque me temo que eso va a ser más difícil todavía que la idea que nos propones. Está claro que antes deben cambiar muchas cosas.

    Un saludo.

Los comentarios están cerrados.