Nuevos Instrumentos de Política Monetaria

Después de unos cuantos posts más entretenidos, nos toca volver a lo que nos paga las facturas, en mi caso, en buena medida, la política monetaria. Pero cuando el tema es tan fascinante como las estrategias de salida de la FED de la crisis, la transición no es tan dolorosa.
El lunes la FED propuso un nuevo instrumento de política monetaria: un depósito a plazo separado de las reservas convencionales. Jim Hamilton nos ofrece aquí un comentario. Resulta bien interesante leerlo.
Por cierto el sábado salgo para el congreso anual de la AEA, la gran feria anual de los economistas, al menos en EE.UU. Espero ver a muchos de vosotros: si miráis el programa, es fácil encontrarme.

Hay 3 comentarios
  • Gostaria de ter um comentario sobre a regra de taylor versus a visao de Friedman de que nao se deve usar a taxa de juros como instrumento de politica monetaria. O que tem de errado com um ou com o outro desses argumentos?

  • Alguien dijo eso de que: "No hemos abandonado los agregados monetarios, son ellos que nos han abandonado a nosotros". La creciente inestabilidad de la velocidad del dinero debilita el vínculo entre inflación y crecimiento del dinero convirtiendo a este último en un objetivo de política monetaria poco creible; las dificultades asociadas a la estimación de los agregados monetarios supongo que tampoco ayudan. Por lo que a mi se me alcanza, los únicos que intentaron usar como objetivo exclusivamente la tasa de crecimiento del dinero fueron los monetaristas británicos en los años de 1980, y con poco éxito.

  • Jorge: toda la razón del mundo. En un mundo donde las reservas en el banco central pagan interés, la distinción entre deuda pública a corto plazo y masa monetaria ha desaparecido casi por completo, con lo cual como dices, “los agregados nos han abandonado.” El problema es que no tenemos muy claro que es lo que va a ocurrir, con lo cual tenemos que diseñar una regla de comportamiento robusta.
    Marco: el comentario de Jorge responde a tu pregunta muy bien. La masa monetaria es demasiado inestable para ser empleada como instrumento de política.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad