Liberalizando a los economistas

Durante los últimos meses hemos insistido mucho en este blog en la necesidad de liberalizar numerosos mercados en España y en romper las mil y una barreras a la competencia, desde los entrenadores de futbol a las farmacias, pasando por los taxis. Y, por supuesto, la lección empieza en casa: ¡liberalicemos a los economistas!

No es que crea que, en la práctica, las barreras de entrada en mi profesión sean muy grandes, pero al menos existen sobre el papel y parece sensato, aunque solo sea por coherencia, aplicarnos el cuento y que el mercado de economistas sea el más libre y transparente posible.

¿Y qué barreras hay en este mercado? Si nos vamos a la página del Colegio de Economistas de Madrid y pinchamos en la pestaña de legislación nos encontramos con el Estatuto Profesional de Economistas, Decreto 26 abril 1977, núm. 871/77. Sí, cuando lo descubrí yo hace unos meses también me quedé de piedra: la regulación en España sorprende incluso cuando ya estamos vacunados de sorpresas.

¿Qué nos dice esta singular regulación?

En el primer artículo:

“La profesión de Economista sólo podrá ser ejercitada, en el territorio nacional, por quienes se hallen en posesión de los títulos de Doctor o Licenciado en Ciencias Políticas y Económicas (Sección de Economía), en Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales (Sección de Económicas y Comerciales) y en Ciencias Económicas y Empresariales.”

Vamos que o se tiene un título o no se puede ser economista. John Maynard Keynes: lo siento mucho, pero usted (que únicamente se examinó el Tripos de matemáticas en Cambridge) no puede ejercitar de economista en España. Pero no se preocupe, está en la buena compañía de Adam Smith, David Ricardo, Karl Marx, Gérard Debreu y alguno más.

Y si uno se saca la oposición de TECO pero su grado es, por ejemplo, de derecho (algo permitido por la convocatoria), ¿puede ejercer? Aunque sospecho que los que sepan derecho administrativo me dirán que en este caso un argumento de jerarquía de normas hace que predomine la oposición sobre el Estatuto; me costaba mucho mantenerme despierto en la clase de administrativo, pues era justo después de comer.

Pero el sabroso Estatuto sigue, sigue:

“Sólo podrán utilizar la denominación profesional de Economistas los titulados a que se refieren los dos párrafos anteriores que se hallen incorporados a los Colegios de Economistas correspondientes.”

No solo hace falta un trozo de papel de que uno ha aprobado una serie de exámenes más o menos serios, se necesita también el trozo de papel de que uno se ha incorporado a un colegio para poder utilizar el nombre de economista.

¿De qué va esto de ser economista según el Estatuto? La enumeración de actividades es tan larga como ridícula pero en ella incluye:

“C) Estudios relativos a la determinación de la renta nacional, nivel de empleo, volumen de inversiones y demás magnitudes macroeconómicas, así como los concernientes al comportamiento, del sistema económico y de los resultados de las medidas de política económica adoptadas.”

que es, más o menos, lo que hacemos muchos de los que escribimos en este blog (aunque en mi caso, como no ejercito en España y el escribir en el blog es mero ejercicio de libertad expresión, no me afecta; seguro que hay alguno que estaría pensando que solo quiero la liberalización para barrer para casa: pues no es el caso).

Pero ¿tiene uno que llamarse economista en el mismo de manera explícita? No hace ni falta ya que el artículo 13 además nos dice que “Se presumirá que existe en ejercicio profesional de Economista cuando concurra alguna de las condiciones siguientes:

D) Cualquier otra manifestación o hecho que permita atribuir el propósito del ejercicio profesional”

Esto me deja un poco perplejo. Pongamos, por ejemplo, que Ed Prescott (por mencionar al chair de mi comité de tesis en Minnesota) viene por una año a España. Ed ni tiene el título de economista (bueno lo tiene, pero no creo que se preocupase de convalidarlo o como se llame el trámite pierde-tiempo que exista en estos momentos en España) ni se colegiaría nunca (tener que explicárselo sería, ya de por si, unas risas; los que conozcáis a Ed sabéis a que me refiero). ¿Quiere decir que Ed está practicando el “intrusismo” profesional (¡qué palabra tan castiza y tan corporativista, “intrusismo”, le entran a uno ganas de recitar los principios del movimiento solo de decirla!)? ¿O que debería de dejar claro que él solo es Catedrático de Economía y el ganador del “Sveriges Riksbank Prize in Economic Sciences in Memory of Alfred Nobel” pero NO economista? ¿O quizás como solo es “invitado” algún tipo de excepción se le aplica? ¿Y si le encanta España y decide quedarse a vivir para siempre?

Seamos sensatos: no hay razón alguna para que exista un Estatuto del Economista. El que se quiera llamar economista que se llame economista. Son los agentes privados los que tienen que decidir sí una persona cumple con las condiciones mínimas para ser economista. Incluso en los procedimientos legales (como juicios) las partes, con el consentimiento si fuera necesario del juez, pueden decidir quién cumple con los requisitos necesarios para ser experto (como ocurre en muchos otros países).

Tener un título no es necesariamente prueba de nada. Para cubrir los conocimientos requeridos por muchas de las labores enumeradas en el Estatuto de marras, el grado de economía o empresa (o las licenciaturas antiguas) solo dedica unas semanas (o incluso menos) y, entre que el estudiante medio se entera de poco en clase, los olvidos el día después del examen (todos conocemos los típicos estudiantes que “formateaban” la memoria en cuanto entregaban el examen) y que el material a menudo lo puede aprender uno por su cuenta sin mayor problema, tener un título no es ni condición necesaria ni suficiente.

Pero tampoco existe ningún motivo por el que los colegios de economistas tengan que ser una “Corporación de Derecho Público amparada por la Ley y reconocida por el Estado” o que la pertenencia a los mismos tenga que ser obligatoria para nadie. No hay fallo de mercado alguno de importancia que el Colegio tenga que subsanar con su condición de corporación de derecho oúblico obligatoria.

La valía de los colegios de economistas es algo que debe de juzgar cada persona en particular. A unos les parecerán instituciones fantásticas y extraordinariamente útiles. A otros les parecerán que no reflejan sus intereses o prioridades. A mi, por ejemplo, me llama la atención que la Vicedecana 1ª del Colegio de Economistas de Madrid sea Amelia Pérez Zabaleta (sí, una vieja amiga de este blog: aquí sus contribuciones a la ciencia económica), en especial después de la manera en la que el anterior presidente, Juan Iranzo, tuviese que dejar el cargo. ¡Eh, pero soy yo! Cada uno debe de decidir de manera libre e individual si el colegio es una institución con lo que quieren relacionarse.

Los colegios se deberían de transformar en asociaciones de derecho privado, con el mismo rango que cualquier otra asociación privada, y plenamente voluntarias. Si sus servicios son útiles, no tendrán problema alguno para sobrevivir y prosperar.

Concluyo aquí. Como decía al principio no creo que en la práctica las barreras en la profesión sean muy relevantes (aunque aceptaría pruebas en contrario de los que viven y trabajan en España; como he dicho antes a fin de cuentas a mi todo esto no me afecta directamente), pero solo por consistencia, hagamos los deberes primero en casa y liberalicemos a los economistas.

Pd: Después de publicar la entrada, Gerard me recuerda que él ya escribió sobre este tema hace unos años. Lo siento, se me había olvidado por completo.

Hay 47 comentarios
  • Muy similar a lo que sucede en otros "ramos" profesionales. En el Colegio de Ingenieros Industriales (al que pertenezco), el funcionamiento es muy similar. Muchas veces, reflexionando acerca de un posible futuro para el/los Colegio/Colegios, he llegado a su misma conclusión: debería ser una asociación.
    En caso de que esa asociación aporte algo interesante al "colegiado", no tendrán problema en tener "clientes". Esas aportaciones, por supuesto, pueden ir mucho más allá del simple visado, pueden ser a nivel formación, coaching, asesoría, emisión de certificaciones, etc.
    De todos modos, por lo que veo últimamente, creo que la situación real está tomando la inercia contraria, sumando más proteccionismo, con lo bueno y lo malo que esto pueda tener.

  • Economistas somos todos. Basta con llegar a fin de mes. Y si uno se refiere a Macroeconomía, es como hablar de política. ¿Se necesita un título para hablar de política?
    La titulitis y el corporativismo es típico de este país. Hay escritores que sueñan con colegiarse para que nadie publique sin su permiso. La mediocridad rampante

  • Buena entrada. Después de todo habrá que dar las gracias porque liberalizaran el precio del pan tan pronto como 1985 :-D.

  • A mi lo que si me sorprende es que para ser profesor de economía y sobre todo de ADE tengas que ser doctor.

    Ahi reseteamos casi todo.

    Que piensas sobre esta barrera de entrada?

    Un saludo

      • Copio de un comentario que puse el 11/02/2015:

        "¿Crees que cualquiera puede optar a dar clases en la facultad de Economía ?"

        Si, claramente si:

        1) Cada persona debe ser totalmente libre de crear una universidad y una facultad de economia privada con los planes de estudio que mejor le parezca.

        2) Las universidades tienen que tener libertad completa de decidir que condiciones tiene que cumplir una persona para ser profesor de economia. Las universidades privadas responderan por como lo hacen a su patronato. Las publicas a un consejo de direccion (el tema de la gobernanza de las universidades publicas es complejo y en este comentario no quiero entrar a analizarlo).

        3) El exigir un titulo (doctor en economia, incluso grado) para dar clase es sencillamente absurdo. Lo unico que yo pediria en MI universidad (las otras universidades que hagan lo que les venga en gana) es que el candidato demuestre excelencia en la investigacion y en la enseñanza. Si resulta que ni es licenciado, sinceramente me trae al fresco."

  • No se puede decir más claro. Tiene una gran importancia sobre la productividad y como voy a explicar sobre la educación.
    No sé si todo el mundo sabe que el BOE impone cómo debe ser la formación de aquellos que van a ejercer profesiones reguladas.
    https://es.wikipedia.org/wiki/Profesión_regulada

    Para muchas de estas profesiones, regular los planes de estudios es tremendamente negativo. El caso que conozco de cerca es el de el grado en Ingeniería Química. Dado que no queremos impedir que nuestros alumnos puedan ejercer como Ingenieros Técnicos Industriales, tenemos que seguir las directivas del BOE (http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2009-2893) pero mi opinión, después de dar clase en Francia y Dinamarca, es que dicho plan de estudios está muy lejos de la ingeniería química moderna (ya no digamos de la que viene).
    La realidad es que no tenemos apenas margen para cambiar nada porque entendemos que, en el país que vivimos, los alumnos quieran tener acceso a la profesión regulada pero a mí no me cabe duda de que el plan de estudios se puede mejorar muchísimo.

    • En este caso no veo dónde está el conflicto. La disyuntiva es clara, o se estudia un plan de estudios de Ingeniería Química y, obviamente, por no tener relación con la profesión de Ingeniero Técnico Industrial, no se admitirá colegiación, o se estudia un plan de estudios de Ingeniería Técnica Industrial y por tanto no se podrá abordar la ingeniería química moderna en su totalidad.
      La confusión viene de mezclar churras con merinas, como siempre.
      El eliminar la colegiación obligatoria, no suprimiría este problema, que es un problema de formación. Dicho de otro modo, si estudio panadería, difícilmente podré ser fontanero o electricista. Y esto es la realidad, con colegios profesionales o sin ellos.

  • La lucha de las instituciones españolas contra la competencia es de larga tradición. En el caso de los economistas es más extravagante, si cabe, puesto que se organiza a estos profesionales en base a un modelo, el de colegios, que data del siglo XIV, más o menos. Debe de chocante estudiar modelos de crecimiento endógeno mientras se forma parte de una institución de corte medieval. Como creo que esto pertenece más a la arqueología económica que a un debate actual y serio sobre la competencia, en el que no tendría sentido siquiera plantear el modelo de colegios tal cual es, ¿conocería por casualidad alguna obra de historia económica que trate de la evolución de la libertad de mercado en España, así como las instituciones que la han rodeado a los largo de los tiempos? Seguro que sería muy amena. Y triste, pero ya se sabe que 'Spain is different'.

    • No se me ocurre ninguna obra que trate sobre la evolución de la libertad de mercado en España a lo largo del tiempo (algun estudiante de doctorado buscanto tema para la tesis? Es un idea fantastica!). Existen libros que tratan temas parciales.

      A mi me influyo mucho en la carrera Pedro Fraile Balbin: "Industrializacion y Grupos de Presion en España", Alianza Universidad, que demuestra lo profundo del intervencionismo durante mucho tiempo en nuestra industria.

      Sobre el corporativismo, Francisco Jose Martinez Mesa, "El Consejo de Economia Nacional", CES Coleccion Estudios.

      Mas en general, "El desarrollo de la España contemporánea: Historia económica de los siglos XIX y XX" de Gabriel Tortella y Clara Eugenia Núñez tiene mucha informacion.

      Algun lector tiene alguna idea mas?

      • Gracias. El de Gabriel Tortella lo conozco. Los otros dos suenan muy bien. Los intentaré leer. Gracias de nuevo.

  • Quién no conoce a Ed...

    Todos los implicados, salvo Ed, claro, son miembros del Opus Dei y profesores del Departamento de Economía Aplicada de la UNED, esa monstruosidad creada por el capo del franquismo Fuentes Quintana. ¿Casualidad?

  • Un ejemplo de otro ámbito, de la Física, que es donde me muevo con más comodidad: a nadie le importa que Freeman Dyson, uno de los físicos más destacados del S.XX, casi Premio Nobel (no se lo concedieron porque sólo se puede conceder a tres personas cada año), no tenga el título de doctor. El respeto de la profesión es unánime, y se basa en sus espectaculares aportaciones. Así debiera ser en otros ámbitos. El célebre Richard Feynman siempre confesó envidiar a Dyson por no ser doctor (o, lo que es lo mismo, por no sucumbir a la presión de la manada).

    • Por lo que, finalmente, los estudios formales universitarios pasan a ser una forma de aprendizaje más, que puede venir avalada por una certificación pero en ningún caso por "derechos especiales" más allá que los que puedan otorgar los conocimientos propios o las competencias propias.
      Lo cual está bien, porque al ritmo al que se está moviendo el conocimiento, se requieren de estructuras más flexibles de enseñanza.

  • Muy buenos estos artículos sobre taxistas, farmacéuticos y otros profesionales relativamente modestos.

    ¿Para cuándo uno sobre gasolineras (duopolio descarado en España), notarios y registradores?

  • Es una indignidad impropia de Vd. mencionar a personas que, por graves que puedan ser sus faltas en otros ámbitos, no son quienes han inventado estas regulaciones

    • El colegio de economistas de Madrid, como corporacion de derecho publico, deberia de al menos buscar que sus presidentes y miembros directivos fueran ejemplares en su comportamiento academico y/o empresarial.

      Jamas he culpado a nadie en concreto de la regulacion (relea la entrada). Las personas que menciono en mi entrada han cometido faltas graves que los hace inadecuados, en mi opinion, en estar en el cargo en el que estan y por tanto me refuerzan en la idea de que deberiamos de transformar el colegio de economistas en una asociacion privada y voluntaria. Yo, particularmente, si estuviese en Madrid y por el motivo que fuera no me quedase mas remedio que colegiarme, estaria bastante molesto que la Vicedecana 1ª sea alguien que ha publicado un auto-plagio en una revista predatoria. Si esa persona estuviese en mi universidad, habria movido cielo y tierra para que tal actividad no hubiese quedado impune. Aparentemente en la UNED esto no tiene mayor importancia.

      A usted le parecera que lo mi actitud de "name names" es una indignidad. A mi parece que la indignidad es la suya por defender lo indefendible.

      La unica diferencia, claro, entre usted y yo es que digo lo que pienso a la cara y con mi nombre. Usted, en cambio, se esconde detras de un pseudonimo. Usted sabra el motivo.

  • A ver, perdón por no enterarme. ¿El mercado y solo el mercado y nada mas que el mercado será el que decida si alguien es economista u odontólogo? Voy por la calle, veo un cartel que pone "economista" o "dentista", entro confiado en que el tipo lo es y me va a hacer la declaración de la renta o un empaste y resulta que es un perfecto ignorante que me arruina el bolsillo o la boca ¿y ya está? Se lo cuento a mis amigos, nadie entra en su consulta y "el mercado" lo expulsa. Bien, ¿y que pasa con el siete que me ha hecho en mi cuenta corriente o el estropicio en mi boca? Una cosa es el corporativismo y otra es dejar que cualquier indocumentado practique una profesión. Si no hay colegios profesionales tendrá que haber algún control previo, pero una cosa son las barreras injustificads de entrada al mercado y otra la barra libre en materias sensibles.

    • No voy a discutir el caso de los dentistas. En este blog hemos dejado bien claro que distintas profesiones necesitan regulaciones diferentes y, si hay algun ambito donde pedir un titulo es necesario, probablemente sea en el sector de la salud.

      Asi que centremonos en los economistas. Es SU responsabilidad acometer la debida diligencia cuando usted contrata a un economista. Lo que no puede pretender es que "papa estado" asuma las responsabilidades que usted tiene como adulto al entrar en contratos entre partes privadas. Si un profesional es un inutil y le hace un siete en la cuenta corriente, el responsable es usted por no haber buscado uno mejor. Y en todo caso, el haber estudiado la carrera de economicas de poco sirve para garantizar nada. Tristemente, una buena parte de los estudiantes acaban sabiendo nada o casi nada, asi que es un requisito que no garantiza ningun exito en la gestion. Y colegiarse tampoco trae ninguna seguridad en la practica (por eso quiero abolir el caracter de derecho publico de los colegios y transformarlos en asociaciones privadas voluntarias).

      Y lo que digo no es raro ni extraño. De los 28 paises de la Union Europea, solo hay tres donde la profesion de economista este regulada: España, Portugal y Grecia. Resulta significativo que los tres paises con mayores problemas de desempleo y falta de productividad sean precisamente los que piensa que hay que regular una profesion como la de economista.

      Mi profesion no esta regulada en Suecia, Dinamarca, Finlandia, Austria, Alemania, Holanda, Reino Unido, Francia, Italia, Estados Unidos, Canada, etc y sabe que? No pasa nada de nada de nada!!!!!!!!!!!!!!!

      • Entendido. Cuando vaya a hacer la declaracion de la renta me responsabilizaré de elegir un profesional competente, así que yo, lego en la materia pero orgulloso de ser un adulto independiente de papá Estado, etc, haré un experto examen de Derecho fiscal a los candidatos. O uno de Derecho al elegir abogado, etc. Yo no defiendo los colegios profesionales ni menos aun la colegiacion obligatoria (aunque sin pertenecer al Bar dificilmente puede un abogado inglés ejercer en tribunales) pero lo que está (tengo) claro es que hay que establecer controles de acceso razonables para el ejercicio de ciertas actividades y no todo puede fiarse al mercado. Está muy bien que Uber compita con los taxistas, pero convendrá usted que quien preste ese servicio es razonable que haya pasado la ITV del coche. Soy firme partidario de eliminar la hiperregulacion absurda que asfixia a este pais, con unas Administraciones que no parecen tener otro fin en la vida que parir normas que ni siquiera se aplican, mas que como arma arrojadiza cuando interesa, pero no por eso la solución es desmantelar todo control, sino que los que haya sean logicos. Regular / desrregular o publico / privado como dicotomías aprioristicas o banderías no me interesan, es en cada caso en el que hay que ver su eficacia. Y si, prefiero que mi asesor fiscal haya aprendido Derecho tributario en la universidad y no en el bar de la esquina. Los niños somos así.

        • Entro en lo que creo que es el problema fundamental de tu comentario:

          "Y si, prefiero que mi asesor fiscal haya aprendido Derecho tributario en la universidad y no en el bar de la esquina. Los niños somos así."

          Vale, yo tambien. Pero y si mi primo decide que, por el motivo que sea, a el le viene mejor el que lo ha aprendido en el bar de la esquina (es su hermano, le cuenta chistes, le explica las cosas mejor). Quienes somos tu y yo a negarles ese derecho (y a que viva con las consecuencias del mismo)? Te recuerdo que no he criticado la existencia de titulos o sistemas de certificacion, he criticado su obligatoriedad. De hecho, los titulos serian mejores sin obligatoriedad y por ello mas informativos.

          El ejemplo de la ITV es incorrecto: si el coche tiene un accidente tiene repercusiones en terceros: el coche que venia en direccion contraria cuando se produjo el accidente y quedo afectado, el sistema de salud pagando los costes de la operacion, etc. En cambio, si mi fiscalista me hace el IRPF mal, en primer orden, los costes son solo para mi (la administracion, al meterme una buena multa, recobra lo perdido y algo mas).

          Lo que ocurriria en ausencia de regulaciones absurdas es que habria rankings de fiscalistas en internet y empresas con reputacion (como las hay en EE.UU.) de las que te puedes fiar mucho mas de lo que te puedes fiar de un señor por el mero hecho que tenga un titulo.

          Por supuesto que uno necesita una regulacion, mas en unos sectores y menos en otros. Pero el mercado de economistas no es uno de los sectores que la necesite. y como prueba, aplastante, es que 25 de los 28 estados de la UE no la regulan y no pasa absolutamente nada. Unos 445 de los 508 millones de Europeos tienen que buscar a su economista sin necesidad de obligatoriedad y por ahora no hay evidencia alguna que esto cause problemas.

          Piensalo de esta manera. Te digo, sin entrar en detalles, que existe una regulacion x que se da en Grecia, Portugal y España pero que no existe en Dinamarca, Suecia y Alemania. Asi, sin saber nada mas del sector. Crees que esta regulacion tiene sentido?

          • Es que se están poniendo ejemplos demasiado claros. Hay muchísimas situaciones en las que la decisión no está entre un profesional súper formado en la universidad y un profesional del bar de la esquina.
            Puede ser alguien del bar de la esquina, pero que parezca que ha estudiado en la universidad y, de ese modo, el cliente no tendría forma de evaluar si realmente entra dentro de sus intereses el contratarle o no, puesto que le están engañando.
            Por lo que, sí, al final algo de regulación tiene que haber, si no es vía colegiación obligatoria ha de serlo con unas leyes fortísimas de cara a evitar engaños, fraudes y demás.

    • ¿Cuántos carteles de "Economista" has visto paseando por la calle?. ¿Cuántas veces has contratado "un economista"? ¿para qué?.

      La cantidad de veces que, en toda la historia del país, un ciudadano "de a pie" ha tenido que contratar a un "economista" debe ser cero (¿quizás para dormir a los niños recitando temas de macro?). ¿Es a los responsables de la Universidad Autónoma a quien protege esa regulación del error de contratar mal?, ¿o a los de BBVA, o del Santander? ... a lo mejor esta hecha para proteger de errores a los consejeros de las Cajas, visto el nivel que tenían (denunciado desde NeG) o las responsables de contratación de los ministerios públicos.

      Warren Buffet decía que si en tu empresa trabaja un solo economista, ya tienes un economista más del que necesitas. No parece que necesitase mucha regulación para protegerle de contratar "desalmados".

      • Aunque en general estoy de acuerdo con el comentario, quizas una matizacion ayude a entender la discusion.

        En España, yo creo que de manera incorrecta, se emplea la palabra "economista" no solo para denotar a alguien que como yo hace macro, sino tambien para llamar a alguien que hace asesoria fiscal, contabilidad, etc. En los paises de habla inglesa, por el contrario, "economist" jamas incluiria como concepto a un asesor fiscal y los graduados en administracion de empresa no se auto-llaman "economists". De hecho, a menudo las facultades/escuelas no estan ni en la misma unidad academica. Por ejemplo, en UPenn, los grados de empresa los da Wharton y los de economia Arts and Sciences,

        Decia antes, de manera incorrecta, porque creo que al meter en un mismo saco a un graduado en empresa, que puede haber cursado como mucho una macro intermedia pero que saben mucho de lo que tienen que saber (marketing, RR.HH., etc.), con alguien que hace macro de manera profesional (pero que jamas se ha sentado en una clase de RR.HH.), confunde mas que ayuda y que la terminologia de habla inglesa es mejor por ser mas precisa.

        Por supuesto, el lenguaje es libre y cada uno puede llamar a las cosas como quiera (ese el punto de partida de mi entrada!), pero el que sea libre de seleccionar entre dos opciones no dice que yo no pueda opinar en publico que una opcion sea peor que la otra.

        Aclarado este punto quizas las dudas de otros lectores sean un pelin mas sensatas: no creo que les preocupe que un macro no este colegiado. Les preocupa que el asesor fiscal o el contable no lo este. Por supuesto, mi respuesta es que cada uno debe de tomar esa decision de manera individual, no el estado, y que en todo caso el tener un titulo y estar colegiado no garantiza nada y que por tanto la diligencia debida sigue existiendo.

        • Desde ese punto de vista el intrusismo está a la orden del día: los asesores fiscales que (para mi desgracia) yo me he encontrado en España son en su inmensa mayoría abogados (de hecho las prácticas de fiscal forman una parte relevante de los grandes bufetes). Tampoco creo haber tratado nunca con un contable "licenciado", al menos ejerciendo libremente la profesión.

          Quizás uno de los alivios al rigor de las regulaciones sea la dificultad de hacer cumplir todas y cada una de las innumerables páginas de los BOEs.

  • Creo q en Derecho podría establecerse igual analogía pero ... ¿ No radica gran parte del problema en lo mal enfocada y alejada del mercado que está la formación universitaria ? Jamás en la carrera me enseñaron a defender un caso. Tuvo que ser en un master "caro" y privado. Quizá una formación adecuada si daría ciertas garantías previas al usuario

    • "Quizá una formación adecuada si daría ciertas garantías previas al usuario"

      Si, pero la pregunta relevante es quien tiene que juzgar que esa formacion es la adecuada. Un organismo de derecho publico como el colegio de economistas o las partes interesadas?

      El colegio, a fin de cuentas, defienden a sus colegiados y su sesgo sera siempre, consciente o inconscientemente, hacia limitar la entrada en la profesion y reducir la competencia.

      Las partes interesadas, en cambio, tienen un incentivo adecuado (su interes personal) y el conocimiento de sus circunstancias concretas (conocimiento siempre disperso, particular y a menudo dificilmente transferible a terceros).

      En ningun momento estoy negando que los titulos puedan ser utiles o permitiendo que la gente mienta sobre los mismos, solo quiero eliminar la obligatoriedad de los mismos. Es mas, es la competencia entre distintos titulos no regulados la que va a crear el incentivo a que cada universidad ofrezca mejores enseñanzas sin estar restringida por el BOE. Cuando nosotros en mi departamento fichamos a profesores jovenes de, pongamos, Stanford, no lo hacemos porque la American Economic Association ha "certificado" nada. Lo hacemos porque por decenas de años Stanford ha formado buenos economistas basadandose en el criterio de sus catedraticos.

      La libertad suele funcionar (no siempre, pero casi siempre) porque permite el uso correcto de la informacion dispersa en cada una de las personas de la socieded por medio de los incentivos.

  • Dado que le hace gracia la palabra "intruso" en el contexto "profesional", le sugiero que, si no lo conoce, consulte el significado de "zurupeto", especialmente cuando prepare el artículo sobre Notarios.

    En su día, era lo que le llamaban al Molt Honorable Sr. Montilla... lo que, por cierto, me hace preguntarme si realmente la "no-regulación" de acceso al mercado de cargos electos es positiva.

  • Como ya ha comentado Jesús alguna vez, no es que USA no tenga su "parte justa" de exceso de regulación: el ejemplo de Jared Dillian sobre el alquiler de equipos de sonido no tiene desperdicio ... ¿exams and continuing education?!!! ... no hay límite pare el ridículo en las "mentes regulatorias".

    (...) Connecticut has a hyperactive regulatory state, with licensing requirements covering hundreds of businesses.

    Four years ago, I tried to rent sound equipment for a 20-year high school reunion. The sound guy was booked solid, because he was one of only a handful in the state, because of licensing requirements, inspections, exams, and continuing education—all for plugging a 15” subwoofer into an outlet. I did some quick math and figured that the number of people writing regulations on plugging in speakers probably exceeded the number of people plugging in speakers.

  • Me resulta gracioso que precisamente nombre la convocatoria de TECO como ejemplo de apertura profesional cuando es de todos conocido el espíritu endogámico y corporativista de este GREMIO -ríase usted del taxi- en la protección de sus fueros: sueldos de dinero público con cinco cifras en retiros dorados a lo largo del mundo por hacer trabajos que perfectamente podrían hacer muchos otros profesionales, sean o no personal funcionario. ¡Ni Obama, oiga!
    Ánimo, Sr. Fernández-Villaverde, seguro que con su buen hacer algún día podrá llegar a la mitad de los ingresos medios de este colectivo...

    • No nombro la convocatoria de TECO como ejemplo de apertura profesional sino como ejemplo que incluso la administracion publica no se toma excesivamente en serio sus regulaciones.

      "seguro que con su buen hacer algún día podrá llegar a la mitad de los ingresos medios de este colectivo…"

      No se preocupe por mi. Mi decano me trata bien 😉

  • Un poco rara esta entrada... Desrregulemos lo que no está regulado. Los economistas no tenemos obligatoriedad de colegiación. Si lee el Estatuto Profesional de Economistas, que usted mismo sugiere leer, verá que el Decreto al que nos remite nunca habla de exclusividad de funciones para los economistas. A diferencia de otras profesiones, en las que la colegiación es obligatoria (médicos, abogados, ...) para poder ejercer, esto no sucede con las profesiones relacionadas con colegios de más reciente creación... Por favor, léase el Real Decreto y díganos dónde se dice que los no colegiados no puedan realizar estas tareas. Tal vez me ilustre y tenga que actualizar mis creencias.
    Pd: Yo no estoy colegiado.

    • No entiendo muy bien este comentario.

      Mi argumento tiene tres partes

      1) No deberia hacer falta tener titulo alguno para poder ejercer la profesion de economista. El Estatuto dice:

      “La profesión de Economista sólo podrá ser ejercitada, en el territorio nacional, por quienes se hallen en posesión de los títulos de Doctor o Licenciado en Ciencias Políticas y Económicas (Sección de Economía), en Ciencias Políticas, Económicas y Comerciales (Sección de Económicas y Comerciales) y en Ciencias Económicas y Empresariales.”

      2) No deberia hacer falta estar colegiado para poderse llamar economista. El Estatuto dice:

      “Sólo podrán utilizar la denominación profesional de Economistas los titulados a que se refieren los dos párrafos anteriores que se hallen incorporados a los Colegios de Economistas correspondientes.”

      3) El colegio de economistas deberia de transformarse en una asociacion privada voluntaria.

      No creo haber escrito en ningun momento que el Estatuto imponga una obligatoriedad de colegiacion o que haga una reserva de exclusividad.

  • Entonces todo apunta a que te trata de un problema de definición. Eso tiene fácil solución. Definamos "econolisto" como aquella persona que, sin estar colegiada, realiza cualquiera de las funciones que el Decreto 871/77 atribuye a los economistas y, eventualmente, alguna otra. Atendiendo a esta definición, yo sería un econolisto. Si no hay impedimento legal para que yo actúe dentro de la legalidad realizando esas funciones ¿qué hay que desrregularizar? Si el mercado es eficiente, y la colegiación no aporta nada, ¿qué hay que desrregularizar? Si, por el contrario, el mercado percibe los servicios de Economistas y Econolistos como productos diferenciados, seguramente pondrá (el Mercado) en evidencia sus argumenos. Todo es un problema de definición. O de ver el fantasma de la regulación incluso donde (tal vez) no existe.
    Otra cuestión es la regularización "discrecional" que usted defiende en ciertos mercados. Parece que usted ve con buenos ojos la regulación de mercados sanitarios (o eso daba a entender en una respuesta previa). Efectivamente, apoyándose en esa regularización se ha perseguido (y seguramente se siga haciendo) a dentistas titulados en otros países porque sus títulos no eran expedidos en España. Es cierto, creo que estos dentistas, la mayoría titulados en latinoamérica, no se llaman Ed; ni tienen titulación en una universidad Estadounidense. Seguramente por eso sus títulos no son válidos...

    • Como digo al principio de la entrada:

      "No es que crea que, en la práctica, las barreras de entrada en mi profesión sean muy grandes, pero al menos existen sobre el papel y parece sensato, aunque solo sea por coherencia, aplicarnos el cuento y que el mercado de economistas sea el más libre y transparente posible."

      Si, no creo que la regulacion tenga mucha importancia en la practica. Pero me parece que la lucha contra las regulaciones tontas que existen en España debe de empezar en casa. Es mas por el valor simbolico de demostrar a la sociedad que somos coherentes que por ningun otro motivo. Y me parece que, en estos momentos en el que los ciudadanos son escepticos antes las propuestas de reforma, no es una mala idea demostrar esa coherencia.

      Y si, creo que en ciertos casos es necesaria cierta regulacion pero, como dice la legislacion, proporcionada y razonada empiricamente. No conozco el caso de los dentistas y de las convalidaciones en detalle, con lo cual siento no poder comentar al respecto. Mi sesgo ex ante seria, casi siempre, hacia tener una posicion abierta y flexible a la convalidacion de titulos. Mi sospecha es que, mas veces que no, la discusion de si un titulo es o no valido se emplea para crear una barrera de entrada.

  • Si de títulos se podría hablar mucho... Comenzad con un post atacando a esa institución gremial que se llaman "Doctorado". No sé si sigue existiendo alguna estructura medieval con más vigencia que ésta...

    • No veo el porque deberia escribir ese post. Mi vision (mire en un comentario mas arriba) es cada universidad decida lo que mejor le parezca. Yo no soy nadie para decirle a Princeton o Chicago como deben de organizar sus enseñanzas. Si una universidad le parece que un doctorado es una buena institucion, fenomenal para ellos. Si otra universidad le parece que el doctorado no es lo que necesita, pues adelante, que lo cambien por otra c0sa.

      Una de las cosas que mas admiro en Estados Unidos es la existencia de sitios como St. John's college:

      http://www.sjc.edu/

      Ofrecen una educacion totalmente distinta a la de practicamente ningun otro sitio en el mundo. Yo no iria ahi y no recomendaria a mis sobrinos ir ahi, pero si hay gente que le gusta ese enfoque (y obviamente los hay), que vayan y lo disfruten.

      El verdadero espiritu de libertad es que cada uno se organice como quiera 🙂

  • ¿liberalizamos también a los médicos? ¿se operaria usted con un medico sin titulo? Probablemente usted se hay visto influenciado por la ideología ultra-liberal del salvaje oeste americano pero aquí vivimos en la civilizada Europa

    • En otro comentario digo:

      “En este blog hemos dejado bien claro que distintas profesiones necesitan regulaciones diferentes y, si hay algun ambito donde pedir un titulo es necesario, probablemente sea en el sector de la salud.”

      No solo no defiendo la eliminacion de los requisitos para los medicos, sino que explicitamente he explicado que 1) cada profesion es distinta y que 2) en los servicios de salud los requisites de titulos tienen una justificacion (de hecho, en Estados Unidos, la AMA tiene unos criterios muy especificos para poder ejercer y que muchos expertos del sector consideran excesivos).

      Y finalmente, y ya lo he escrito decenas de veces, es muy distinto el eliminar la obligatoriedad de un titulo que el que una persona, de manera individual, no lo exija. Si a uno le parece que su asesor fiscal necesita un titulo de economista, es perfectamente libre de pedirlo. Lo que no tiene mucho sentido es obligar a un tercero a que solo contrate a un asesor fiscal cuando tenga ese titulo. De hecho lo que yo propongo es como funcionan las cosas en Dinamarca o Suecia.

      La civilizacion europea se basa en la idea, entre otras cosas, de tener la paciencia para leer lo que he escrito en la entrada (que habla de los economistas) y lo que he añadido en los comentarios (cuando me han preguntado sobre el sector de la salud) antes que lanzar esloganes raidos como “salvaje oeste americano”. Si usted prefiere ese tipo de argumentacion, mas propia de en un bar de esos tan castizos que pueblan España, a una discusion seria sobre la regulacion del mercado de economistas, existen muchos otros foros en internet para ello.

Los comentarios están cerrados.