Japón: Beneficios y Costes del Crecimiento Económico

No tengo mucho que decir acerca de los sucesos de Japón más allá de lo obvio. Pero como ayer hablé con un estudiante mío de doctorado que acaba de empezar a trabajar para el Banco de Japón en Tokio y que, obviamente, estaba bastante preocupado, he pensado que quizás mereciese la pena mencionar un par de ideas.

El año pasado, cuando los terremotos de Haiti y Chile, colgué un par de posts (aquí y aquí) sobre la evidencia empírica de los números de muertos en estas desgracias y su fortísima dependencia en la renta per cápita de cada país. En particular, la evidencia prueba que a mayores niveles de renta hay muchísimos menos muertos y que si Japón se pareciese más a Haiti, en vez de hablar de miles de muertos estaríamos hablando de millones.

El lector atento me replicará, con parte de razón, que el verdadero problema ahora son las centrales nucleares y que si Japón no las tuviese, la situación sería menos dramática. Es decir, que el crecimiento económico también tiene sus costes. Aunque no comparto plenamente el argumento (la relación en los datos entre uso de la energía nuclear y renta per cápita es positiva pero no abrumadora y además es difícil de interpretar de manera causal), esta potencial réplica parte de razón tiene y me ha hecho acordarme de un trabajo de Chad Jones (aquí) precisamente sobre los costes del crecimiento económico.

Este es un artículo muy sencillito, con un modelo muy estilizado, pero que intenta pensar en los costes del crecimiento económico y cómo debemos de valorar los riesgos a los que este crecimiento nos expone por medio de la incorporación de nuevas tecnologías (y antes que nadie me diga nada: Nada es Gratis en la vida, contaminar menos tiene un coste y paralizar la investigación médica también, esto no quiere decir que no queramos reducir la contaminación o poner más barreras a la innovación en genética, solo que uno tiene que entender los márgenes).

A mi, que siempre he tenido el miedo que todo esto de la modernidad y la revolución industrial que llevamos experimentando dos siglos y medio termine siendo un desastre (y en 1941-1942, muy cerquita estuvimos), es un argumento que me ha hecho pensar acerca de estos temas. Espero que nuestros lectores también puedan reflexionar acerca de estas elecciones a las que nos enfrentamos como sociedad.

Hay 29 comentarios
  • En estos momentos, hablar de los beneficios y costes del crecimiento económico en relación al Japón, me parece algo prematuro.
    Hace unos momentos recibía la información que millones de personas, nadie sabe cuántos, apenas tienen algo para comer y no disponen de agua potable, están muertos de frío y nieva copiosamente; desde la más cercana a la central de Fukushima hasta la más lejana a setenta kilómetros. Allí la gente está completamente desinformada y el gobierno no ofrece alternativas ni da instrucciones, y eso, en una sociedad que no se mueve si no la dirigen, puede terminar en catástrofe. Por lo pronto, los extranjeros sitos en la zona están mejor informados que los mismos indígenas y han recibido instrucciones de sus jefes que salgan corriendo.

    Los beneficios del crecimiento económico están a punto de llevar a la tercera potencia mundial, a un siglo de retraso, lo mismo que hubiera pasado si tras la segunda guerra, los norteamericanos la hubiesen olvidado. El problema es que esta vez la cosa no tiene arreglo externo.
    No olvidemos que la segunda guerra y la destrucción del país, también llegó por la búsqueda de energía "barata". Y es que hay quien no aprende ni a collejas.

  • Jesús, lo que comentas se asemeja bastante a la situación de España durante la Gran Depresión pero en sentido opuesto. Gracias a la poca apertura de nuestra economía apenas nos vimos afectados por ésta pero también a un elevado coste de oportunidad.

    Respecto a lo de las centrales nucleares, bien es cierto que, si no existieran Japón no pasaría por lo que esta pasando pero, ¿a qué coste?

  • Como en todo hay un trade off pero creo que los beneficios de crecimiento económico son también espectaculares en cuanto a desastres nucleares se refiere.
    Según Wikipedia:
    http://en.wikipedia.org/wiki/Nuclear_and_radiation_accidents
    Los desastres más costosos en cuanto a vidas humanas se refiere y en cuanto a coste material son los que ocurrieron en países pobres (debido a Chernobil). No quiero ni imaginar las terribles consecuencias que esta misma desgracia hubiese producido en Korea del Norte (por poner un ejemplo cerca)

  • Merco, Pau (1):

    Lo unico que queria resaltar es que todo tiene dos caras. Sin crecimiento economico, en vez de 10.000-15.000 muertos que ha causado el terremoto, habrian muerto mas de 1 millon (basado en densidad y 9.0 de magnitud). Por otro lado, una catastrofe nuclear puede causar x muertos, donde x es, en estos momentos, una incognita. Solo eso: sinceramente no tenga una respuesta clara. Yo tiendo a pensar, que en el agregado los beneficios son mayores que los costes, pero me gustaria estar mas seguro.

  • La asociación entre minimización de costes en catástrofes naturales y renta per capita se rompe en países como Cuba ( una dictadura con niveles de renta muy bajo) o en Costa Rica ( una democracia cafetera con rentas per capita tambien bajas) y USA ( una democracia con una renta per capita muy superior). Tanto en Cuba como en Costa Rica las catástrofes naturales provocan unas tasas de mortalidad mucho más baja sque en USA. En ninguno de estos dos países (Cuba o Costa Rica) hay centrales nucleares y no por ello son más vulnerables antes las catástrofes. Establecer una relación causal, como sugiere este post, entre la existencia de centrales nucleares y la minimización de los costes humanos de las catástrofes es un ejercicio falaz de razonamiento sin consistencia lógica ni base empírica alguna. ¿Cómo se puede calcular los costes de un riesgo infinito como es el que comporta en la actualidad una accidente nuclear? ¿Cómo se puede establecer el precio de un kilovatio que genera un coste diferido a lo largo de miles de años ( los residuos nucleares)? Cualquiera que sepa reglas elementales de cálculo, sabe que todo factor que se múltiple por un factor infinito da un cantidad resultante también infinita. Solo el cero elude ese resultado. Ergo la única posibilidad de poder calcular un riesgo mesurable en las centrales nucleares es que la única tasa admisible de probabilidad de ocurrencia del accidente sea cero: una hipótesis metafísica. Esto lo conocen muy bien las compañías aseguradoras, la cuales no ofertan ningún tipo de póliza de seguro ante catástrofes nucleares. Las compañías de seguros pueden tener muchos vicios intelectuales pero la metafísica no es uno de ellos.

  • FGP

    Tu lectura de mi comentario es, en el mejor de los casos, torticera. Yo nunca he dicho que las centrales nucleares causen el crecimiento economico y con ello la reduccion de la mortalidad por catastrofes naturales. Es mas digo: "la relación en los datos entre uso de la energía nuclear y renta per cápita es positiva pero no abrumadora y además es difícil de interpretar de manera causal". Que parte de "dificil de interpretar de manera causal" no entiendes? Lo podre decir mas alto pero no mas claro.

    Mis argumentos son:

    1) Existe una fortisima correlacion negativa en los datos entre muertes por catastrofes naturales y renta per capita. El paper que lo documenta esta en un link de un post que cito.

    2) El crecimiento de la renta per capita esta asociado a multitud de actividades que implican riesgos.

    3) En consecuencia, no es claro cual es el signo neto sobre supervivencia.

    Y no, no creo que el coste de accidentes nucleares sea infinito. Eso es un soberna estupidez.

    El coste de toda vida humana es finito. Y el tuyo tambien, como muestra el hecho de que hoy seguro que no has seguido todas y cada una de las reglas de seguridad que hubiesen minimizado tu riesgo de muerte pues hubiese sido demasiado costoso. Para empezar, te has sentado delante de un ordenador, que suelta bastante radiacion y por tanto ha incrementado tu probabilidad de un cancer, para contestarme a mi post. El hecho de que hayas escrito el comentario demuestra que tu valoracion de tu propia vida multiplicada por la probabilidad adicional del cancer es menor que la utilidad de emplear el ordenador. Esto solo se cumple con valores finitos de la vida. Coge el valor de tu vida, multiplicalo por x (el numero de muertos causados por un accidente nuclear) y ahi tienes el coste total acorde con tus preferencias (suponiendo que valores a terceros tanto como a ti). Esto no quiere decir que yo este dispuesto a pagar ese coste (por eso no conduzco una moto al despacho, demasiado incremento en mi riesgo de mortalidad, pero si que conduzco un coche, con un riesgo menor, en vez de ir andando que me seria muy costoso). Simplemente que pensar que ese coste de las vidas es infinito es un sinsentido que refutamos en cada minuto de nuestras vidas diarias.

  • Jesús, ¿qué opinas sobre el racionamiento y fijación de precios que se ha impuesto en Japón? Lo primero afecta directamente al bienestar y el segundo crea escasez. ¿En caso de catástrofe es aconsejable evitar este tipo de medidas y dejar fluctuar los precios? Mi intuición me dice que aunque los precios tarden en reaccionar un tiempo tarde o temprano reflejaran esa escasez y subirán evitando colas y gente sin poder demandar productos.

    Aunque sea un offtopic total te lo comentaba porque no paro de oír que se ha racionado servicios (transporte y alimentación) y se han fijado precios como el de la gasolina.

  • No contestare a lo torticero pues es bastante torticero recurrir a ese tipo de descalificaciones intencionales en medio de un debate que se pretende riguroso y objetivo.
    Las radiaciones ionizantes alteran el ADN de los organismos vivos y se asocia a todo tipo de materia durante miles de años. Esta alteración del ADN da lugar a una cadena temporal irreversible y de contornos de difícil localización tanto temporal como espacial. Cuando una zona queda fuertemente contaminada por radiaciones ionizantes, la zona (suelo, vegetales, minerales y animales) va a quedar inutilizado durante una cantidad de tiempo incalculable, y en todo caso económicamente irrelevante, para cualquier uso productivo (agricultura, minería, construcción etc). ¿Cómo se calcula el coste de oportunidad de un millón de hectáreas contaminada por radioactividad durante centenares de años?. Podemos estimar cuales son los cotes de oportunidad actuales pero resulta imposible extrapolar esos costes a mil años vista, por ejemplo. Perola contaminación radioactiva no sólo altera las cadenas de ADN si no que también a los descendientes de los organismos contaminados (tanto si reproducen por vía sexual o no). Estos organismos se desplazan a otros territorios y pueden ser comidos por otro organismos que a su vez quedan contaminados. La alteración genética, pero también la epigenética inducida por los genes alterados y el ambiente contaminado, puede ser transmitida a lo largo de cadenas de generaciones en una escala que es hoy imposible de calcular. ¿Cómo se calculan esos costes?. El hecho de que representemos como infinito esos costes no es por qué el valor de la vida humana no sea finito, que desgraciadamente lo es; sino por qué son imposible, inconmensurables, de estimar. ¿Cómo interiorizar en el precio del kilovatio nuclear las externalidades negativas inter-temporales a lo largo de una serie efectivamente incalculable?. El precio del kilovatio nuclear no es tanto un precio falso como un falso precio pues no refleja realmente los costes de producción ni lo puede hacer. El uso productivo de la energía nuclear no es económico por que contiene costes inconmensurables. Nada que sea inconmensurable puede ser objeto de la economía , en todo caso de la astrofísica. Pero la astrofísica no tiene la aspiración de establecer y fundamentar un sistema de señales tan unívoco y preciso como el sistema de precios.
    De esta manera su argumentación de que computando los costes y beneficios de las centrales nucleares igual era racional su uso, se muestra inconsistente y nada parsimoniosa, si tenemos en cuenta que uno de los costes ( el de riesgo de catástrofe nuclear) es inconmensurable..

  • Creo que aquí cabe un debate de enormes proporciones y añadiré mi trozo de leña al fuego, a pesar de todo, las pocas o muchas víctimas, en gran parte son responsabilidad de una nefasta planificación de infraestructuras, basada más en el ahorro de costes, que en la seguridad de los servicios, por qué ha fallado todo.

  • FGP:

    A ya veo, cuando yo digo que tu lectura de mi post es torticera, es "descalificaciones intencionales en medio de un debate que se pretende riguroso y objetivo", pero cuando tu dices que mi post (bueno, en realidad tu interpretacion de mi post) es "un ejercicio falaz de razonamiento sin consistencia lógica ni base empírica alguna" eso no es una descalificacion intencional. Que es entonces, un ramo de flores en ofrecimiento de amistad?

    Pero bueno, entremos en la substancia del argumento. No hay nada inconmensurable en la vida, y el coste de los accidentes nucleares no es una excepcion.

    Un simple ejemplo mental (los numeros ni son ni pretenden ser realistas, es solo para ilustrar que la idea de costes infinitos no tiene ni pies ni cabeza):

    1) Instalamos una central nuclear.

    2) La energia que produce es tan barata y tan abundante que con ella toda Africa pasa de ser un continente pobre a, digamos, el nivel de vida de Suecia, de manera instantanea y feliz.

    3) Con un probabilidad 1 entre 100 quintillones, tenemos un accidente como el de Chernobyl. En el resto de los casos, la central funciona sin ningun problema.

    Deberiamos rechazar la construccion de la central porque genera esta probabilidad de 1/100 quintillones de un accidente? Parece absurdo.

    Otro ejemplo: al escribir tu respuesta, has forzado a que el servidor de FEDEA emplee mas electricidad para cargar el comentario. Dado nuestro sistema energetico, esa electricidad ha generado C02 (el uso marginal a mitad de dia siempre viene del ciclo combinado). Con ello has contribuido al calentamiento global y has incrementado, un epsilon, el riesgo de una catastrofe planetaria probablemente un orden de magnitud peor que la de un Chernobyl. Si tal catastrofe fuera "inconmesurable", porque has escrito el comentario? Un epsilon de incremento de riesgo de un coste infinito sigue siendo infinito, con lo cual, segun tu razonamiento, acabas de imponer un coste infinito al resto de la humanidad.

    Todo se puede medir en la vida y todo tiene su coste de oportunidad. Hablar de inconmensurabilidades es pura ilusion.

  • Carlos:

    "las pocas o muchas víctimas, en gran parte son responsabilidad de una nefasta planificación de infraestructuras, basada más en el ahorro de costes, que en la seguridad de los servicios, por qué ha fallado todo."

    Si y no. Yo no conozco como funciona Japon asi que me resulta dificil juzgar. Parece que, de entrada, la central nuclear no estaba bien preparada en terminos de generadores diesel, lo que parece un error claro. Sin embargo, soy cuidadoso en emitir un veredicto pues a fin de cuentas ha sido un terremoto 9.0 y Japon siempre ha tenido fama de eficaz y organizado. No quiero pensar que ocurriria si, por ejemplo, en la costa de Cadiz tenemos un terremoto de esa magnitud.

    Como decia antes, el problema no es "ahorrar" o no, si no cual es el nivel optimo de ahorro.

    Dejame que ponga un ejemplo sencillo: no se si has utilizado el coche esta mañana, pero voy a asumir que lo has hecho (o si no la semana pasada o la anterior). Has revisado el coche en detalle? Por horas y horas? O simplemente has mirado que no hubiese nada muy obivo que funcionase mal? El revisar el coche por horas cada vez que lo vamos a utilizar reduciria los accidentes pero seria demasiado costoso. Por eso, en la practica, equilibramos el riesgo de un accidente porque no nos funcionen bien los frenos con el coste de mirar los frenos todos los dias. La mayoria de las personas encuentran que revisar los frenos una vez cada pocos meses es un buen compromiso de seguridad y coste. Lo mismo pasa con las infraestructuras: un sistema de trenes que no se rompa nunca (o con una probabilidad infima) es demasiado costoso.

    Como sociedad tenemos que tener un debate acerca de cual es del nivel de seguridad que queremos. Queremos un sistema que cueste x y resista un terremoto 8.5 o un sistema que cueste 10x pero resista un terremoto 9.0? Mi post unicamente enfatiza que mas seguridad tiene costes y que por tanto uno no puede afirmar, sin mas, que hay que ser mas seguro. Tiene que argumentar que los incrementos de seguridad compensan los costes.

  • Merco

    Coincido contigo en que, en general, dejar que funcionen los precios es mejor idea. Sin embargo, justo despues de una catastrofe, puede (enfatizo "puede", es una posibilidad, no una necesidad) tener sentido algun tipo de racionamiento:

    1) Mucha gente puede haber perdido liquidez pero no solvencia, lo que les deja en una situacion muy complicada para pagar precios mas altos. Con restricciones de liquidez una asignacion de mercado puede ser muy mala.

    2) Mas importante, en mi opinion, la gente en situacion de desesperacion puede romper las normas sociales de comportamiento que subyacen detras de una economia de mercado. Un racionamiento de cosas como agua y comida puede mitigar el incentivo de aquellos en peor situacion a "romper la baraja" e irse a la ley de la jungla. Lo de la gasolina lo veo menos justificado.

  • Jesús,
    Cuando leí esta mañana tus explicaciones sobre el valor de la vida humana y las centrales nucleares estaba plenamente de acuerdo con tus afirmaciones. Sin embargo una noticia que leí esta tarde en un periódico francés me ha hecho replantearme algunas cuestiones.
    En la nota un experto explicaba el procedimiento estándar a seguir en caso de que la contención del núcleo fusionado fallara: habría que construir un sarcófago y para ello habría que mandar a algunos trabajadores sobre el terreno que indefectiblemente estarían condenados a morir. Se supone que habrá voluntarios para morir, pero ¿y si no los hay?
    Aquí surge mi duda. ¿Vale económicamente lo mismo una muerte por accidente que una muerte premeditada? Creo que nuestra valoración económica de la muerte se refiere a la accidental y, en todo caso, a la derivada de la inacción, pero no de la activa. Surge de esta forma una asimetría en la valoración que podría afectar a los cálculos.
    ¿Tiene el mismo coste social la muerte accidental que el asesinato? Si aceptáramos esa premisa creo que se trastocaría nuestro sistema de valores y por lo tanto deberíamos incluir en la ecuación la alteración de nuestros principios ¿morales?. Siento el off topic.

  • Hola Fede:

    Hay un ejemplo famoso en teoria de la decision. Imaginate que estas en un tren al que se le han roto los frenos y que te encuentras delante de una separacion de las vias. Si vas por la derecha, atropellaras a 5 personas. Si vas por la izquierda a 2 personas. Que direccion eliges? Todo el mundo dice la izquierda. Ahora, imaginate que estas en un globo que se esta cayendo y hay 5 personas a bordo. Si tiras a dos fuera, el globo se salva y las otras 3 personas sobreviven, en caso contrario las 5 perecen. Tirarias a dos personas fuera? La mayoria de la gente tiene problemas para decir que si. Pero si te fijas las consecuencias son iguales: dos acciones, accion A con coste -5 vidas y accion B con coste -2 vidas.

    El que la gente tenga problemas de tirar a alguien por la borda sugiere que tenemos un "instinto moral" que efectivamente nos hace pensar que las muertes por accidente y las deliberadas son distintas. Yo, particularmente, soy consecuencialista (es decir, lo unico que importa es el resultado final, no el mecanismo que nos lleva a el) y por tanto nunca he visto mucho sentido a la distincion, pero acepto que otras personas en la sociedad lo vean distinto que yo. Es mas reconozco que la mayoria de la gente no piensa como yo.

    Como entraria entonces en mi calculo lo de los voluntarios? Imaginate que la probabilidad del accidente es p1 y que con probabilidad p2 no tenemos voluntarios para construir el sarcofago. En este caso, hay mas muertes por radiacion. Bueno, entonces tenemos que el coste de un accidente es

    coste = p1*p2*muertos sin sarcofago+p1*(1-p2)*muertos con sarcofago.

    Es decir, que si pensamos que como sociedad no podemos forzar a nadie a cometer suicidio, el coste esperado de los accidentes nucleares sube y por tanto nuestra decision de construir las centrales puede cambiar de "si" a "no".

    Una cosa que quiero que queda clara: yo no digo que el beneficio de las nucleares sea mayor que el coste. Mi opinion me la reservo para mi simplemente porque no he estudiado el tema en detalle y por tanto no puedo pretender que se la respuesta. Solo digo que tenemos una "manera" de pensar acerca de estos temas, que incluye beneficios y costes, que admite asimetrias como las que mencionas de muertes accidentales versus causadas y que parte de la observacion que la vida humana o el valor de un bosque no puede ser infinito, pues de lo contrario nuestro comportamiento en la vida diaria no tendria sentido.

    Espero que esto aclare el tema;)

  • Muchas gracias por la explicación.
    Creo que la diferencia entre las dos situaciones que propones estriba en los costes internos derivados de la dificultad para justificar ante los demás y ante uno mismo la decisión tomada, que difieren entre las personas.
    En el caso 1 no hay ninguna dificultad, pues el que toma la decisión no forma parte del grupo de personas afectadas y, por otra parte, solo hay dos alternativas: vía de la izquierda o vía de la derecha.
    El caso 2 es diferente ya que el que toma la decisión podría formar parte del grupo "elegido" y las posibles alternativas son muchas más (10). En esa situación resulta difícil escoger la mejor alternativa y decirle a alguien que se "baje". Podrían echarlo a suertes, lo que sería mejor que dejar que el globo se desplomara, pero alguno podría decir que el nunca quiso subir en ese globo y por lo tanto que no quiere participar en el juego.

  • Es cierto que antes que nada deberíamos consultar a expertos, cada día salen unos cuantos por la radio o la televisión; pero a cualquier cosa le llaman experto. Por ejemplo, el comisario de la agencia europea es un acérrimo detractor de la energía nuclear.
    ¿A quién se le ocurre poner un negativista como representante de un colectivo?
    A los europeos. Igual como hicieron al nombrar comisaria de exteriores a Catherine Ashton, una antieuropeista declarada.
    Con perdón, son unos botarates.

    Ahora todos claman contra la energía nuclear, cuando hasta hace unos días estaban dispuestos a prorrogar la vida de centrales obsoletas y peligrosas.
    ¿Qué ha cambiado?
    Las centrales no, la gente es la misma, los responsables también... Entonces, no hay duda: estamos gobernados por estúpidos que no piensan, no calculan y se rigen por las collejas que reciben. El problema es que en este caso la colleja es tan monumental, que puede llevar a la prehistoria un país entero.

    En todo caso, pienso que plantear ecuaciones aritméticas para buscar la rentabilidad de la energía atómica es un error.
    La rentabilidad no existe, es cero, ya que para calcularla se precisan dos factores: el positivo y el negativo, y por muy grande que sea el primero, el segundo lo es tanto que se convierte en definitivo.
    1º - Las agencias se mueven a remolque de los accidentes y aumentan el grado de seguridad por la experiencia, nunca al revés y casi siempre con desgana y retraso.
    2º - Las centrales producen un residuo letal, que hoy es imposible de eliminar y que se supone dura miles de años. Es cuestión de tiempo que la geología destroce los depósitos, que la sociedad humana pase por una caída con revueltas, desorden y caos. Las ha habido y siempre las habrá. Irak destruyó todos los pozos de petróleo de Kuwait en su retirada, podría haber hecho lo mismo si hubiera habido centrales, depósitos de uranio, etc.
    ¿Alguien puede asegurar que eso nunca sucederá?
    Admitamos que sí. Una guerra es el límite y, después de todo, la próxima sería la última. Pero existe otro riesgo:
    3º - Las centrales no pueden estar sin refrigerar ni un solo día, con solo que falle uno es suficiente; y eso invalida cualquier otro factor positivo. Es imposible al día de hoy asegurar que nunca sucederá eso, sin embargo, es casi seguro que por mil y una razones si lo hará, aunque sea dentro de cincuenta o cien años.

  • Estimado Jesús, nada más lejos de mi intención que entrar en polémica, pero en otro tipo de centrales en la que el suministro eléctrico resulta fundamental, se instala doble acometida enterrada de 20 Kv, dobles transformadores para baja tensión; sí es posible de diferentes compañía, un grupo estanco no subterráneo para emergencias y depósito de combustible para más de 24 horas y además un sistema de baterías capaz para un mínimo de 6 horas. Te aseguro que aún con todo ello, en una ocasión, por una mala maniobra, estuvimos muy cerca de la parada.

  • Aunque se desvía extraordinariamente del post inicial (perdona Jesús pero no he empezado yo), creo, sinceramente que replantearse toda la política energética porque una central nuclear está en problemas tras un terremoto de magnitud 9 es una ridiculez "política" (osea, una ridiculez total).

    El terremoto de Japón ha causado un movimiento del país de 2,4 m, un desvío en el eje de la tierra de 10 cm y un acortamiendo del día de algunas micras de segundo (ni idea de que significa esto último, pero suena a "evento planetario", esta vez de verdad).

    Valorar la seguridad de una industría por su reacción a un evento singular de esta magnitud (claramente "de colas") sólo se explica por la presión populista de los políticos y por la sensibilidad "política" (osea "descerebrada") frente a este tipo de energía.

    Las reflexiones y reacciones que se han producido tiene, para mi gusto, aún menos sentido intelectual que las siguientes:
    - Plantearnos si no se debe prohibir la construcción de ciudades frente al mar ya que, de no haber estado allí, probablemente Japón se hubiera ahorrado decenas de miles de muertos. Y este fenómeno ocurre con mayor recurrencia. Por cierto, también sirve para ciudades junto a rios
    - Plantearnos si no se debe prohibir la existencia de regímenes dictatoriales ya que, a la larga, estos producen un número de muertos significativamente más alto que los regímenes democráticos
    - Plantearnos prohibir circular en moto o automovil. El número de muertos que estos desplazamientos produce es infinitamente más alto que el que va a producir una catástrofe nuclear de periodo de retorno casi infinito.
    .. así podríamos seguir hasta el infinito.
    Lo más triste de todo es que este debate ya lo resolvió hace más de 150 AÑOS!! Frederic Bastiat en un libro delicioso y breve (tanto que incluso podrían leerlo nuestros políticos) titulado "That which is seen & that which is not seen":
    "In the department of economy, an act, a habit, an institution, a law, gives birth not only to an effect, but to a series of effects. Of these effects, the first only is immediate; it manifests itsefl simultaneously with its cause-it is seen. The others unfold in succession-they are not seen; it is well for us if they are foreseen. Between a good and a bad economist this constitues the whole difference."

    Lo que realmente es peligroso para la humanidad no es la energía nuclear: es nuestra incapacidad para aprender de lo que otros ya descubrieron y expresaron con claridad. Reinventando la rueda en cada generación, alguna (populista) será incapaz de hacerlo.

  • ... por cierto, es obvio que si en todos los debates de mi entrada anterior se diese un valor "infinito" a la vida humana, habría que concluir todos ellos a favor de la prohibición. De hecho, en un escenario de "valor infinito de la vida", lo que habría que hacer es "encerrar" a los seres humanos en vasijas de contención de alta seguridad similares a las de las centrales nucleares .... llegaríamos entonces a una curiosa paradoja: la vida de los individuos humanos tratada como si tuviese un valor infinito no valdría nada (de hecho, casi nadie elige vivir así) ... curioso

  • “Todo se puede medir", dice usted. El uranio 235 es un isótopo radiactivo con un periodo de semi- desintegración de 704 millones de años, ¿Cómo se mide los costes de oportunidad de la contaminación por Uranio 235?.¿No es ese cálculo equivalente a un coste cognitivamente infinito?. El concepto de “infinito” pertenece al campo de los conceptos “contrafácticos” o “regulativos”. El “infinito” en acto no existe (no hay nada a la que se le pueda atribuir esa propiedad) solo existe como concepto, o lo que es igual como un instrumento (un producto emergente) de nuestro (especie) cerebro. Por tanto todo uso del concepto de infinitud es un “como si” al que recurrimos en virtud necesidades de cálculos finitos. Para situarnos, de las dos categorías básicas que contendría toda ontología naturalista (fisicalista) según Quine : las clases y las partículas tretradimensionales de espacio-tempo, el concepto de infinito pertenecería al de clase. Por eso no puedo aceptar la ilusión, tan común a tanta escuelas macroeconómicas desde la neoclásica, de que adjudicar un numeral implica medir y nombrar implica otorga carta de realidad. pues entonces tendríamos que admitir que podemos saber cuántos ángeles caben en la punta de un alfiler (concilio de Nicea) o que existen los unicornios puesto que tienen nombre. Los costes de oportunidad de un accidente nuclear como el de Japón son contra fácticamente (cognitivamente) infinitos sea cual sea la probabilidad de ocurrencia de los mismos. Por cierto esa probabilidad de ocurrencia es mucho mayor que la de un accidente aéreo (12 veces superior). Solo el 0,11 % de los vuelos años ha tenido accidentes con víctimas mortales. La media de accidente mortales de aviación civil es de 20 anuales. Si la aviación replicara la media de los accidentes nucleares al año tendrían siniestros mortales en 240 aviones al año ¿Una cifra aceptable?.En el cálculo más extremos de víctimas de accidentes aéreos no superan en total las trescientas mil, solo en Chernóbil ha habido más de un millón de muertos en los primeros años, la historia desgraciadamente continua. Y estamos hablando de una cifra de impacto que se agota en las víctimas directas y no se alarga durante miles de años como en el caso del accidente nuclear.
    Pero incluso si admitiéramos la ficción ilusoria de calcular el precio a la inutilización de miles (pueden ser millones) de hectáreas durante miles de años ¿Cuánto costaría entonces el kilovatio nuclear?. Y estaríamos calculando sólo un facto, hay otros muchos (vida y salud humana incluida) involucrado en un accidente nuclear. ¿Cómo se puede seguir mintiendo al decir que las nucleares son más baratas que las renovables?. La ciencia y los interéses de los poderosos no siempre coinciden, afortunadamente.
    Un análisis interesante sobre la imposibilidad de cálculo (inconmensurabilidad) de un accidente nuclear lo puede encontrar en Explaining technical change.J.Elster. Cambridge University Press. 1983.pág.165.184

  • Carlos

    No me entiendas mal. No estoy diciendo nunca que no haya que tomar medidas de seguridad: solo que hay que hacer una eleccion en el margen. Dices que hay baterias para 6 horas. Y por que no para 12? O para 24? Porque llegado a cierto momento, el coste de una hora mas no nos compensa. Yo no soy un ingeniero con lo cual no puedo recomendar 6 horas o 12 horas. Como economista se, sin embargo, que tarde o temprano la medida marginal de seguridad no compensara.

  • Jose Pablo

    Tu comentario me hace acordarme de aquel chiste de un tipo que va al medico y este le dice que solo le quedan tres meses para vivir y que por tanto tiene que dejar de fumar, de beber, de comer carne y mil cosas mas. El paciente le pregunta: "Y eso, servira para alargar mi vida?" y el medico le responde "No, pero los 3 meses le van a parecer eternos".

    Tienes toda la razon del mundo: todas y cada una de las cosas que hacemos en la vida denotan que ponemos un valor finito a la vida. Y no somos los economistas los que nos inventamos ese numero, son los propios agentes con su comportamiento que revela preferencias.

  • FGP,
    el número "real" de víctimas de Chernobyl fue de 31. El resto son elecubraciones que hacen variar la cifra entre 0 y cerca del millón, curiosamente los informes con más muertos son de Greenpeace y de la Asociación Internacional de Medicos para la Prevencion de la Guerra Nuclear (no es broma) ... fuentes, evidentemente, no sesgadas.
    "La ciencia y los intereses de los poderosos no siempre coinciden, afortunadamente" ... eso sí que resuelve el debate nuclear, ahora lo veo claro. Me quedan algunas dudas menores sobre las diferencias entre los "poderosos de la nuclear" y los "poderosos de las renovables" ... bueno y algunas dudas sobre "los poderosos" en general ¿son esos que alientan el hambre en el mundo, las explosiones nucleares y las guerras para sacar provecho económico egoista mientras el resto de la humanidad muere de hambre? ... ahí le has dado, si señor, totalmente de acuerdo, esa es la clave de lo que pasa en Japón ... creo que necesitamos ya mismo un sistema alternativo que evite los "intereses de los poderosos" ¿alguna pista? ... sería recomendable que ese "sistema alternativo" tenga alguna realización práctica reseñable

    Manda co.....

  • Para FGP.

    Me ha sorprendido, estimado, el tiempo de lectura y estudio que has invertido para decir, en passant, que "infinito" es la sublimación de la categoría "muchos" y que no existe, que es simple fruto de la configuración innata y defectuosa de los radares mentales de nuestra especie.
    Pues ya ves, casi todos los seres vivos desde la forma más pura del conocimiento saben que, "evidentemente", sólo el infinito existe, que está incluso en los abismos fractales de la cabecita de los alfileres y que nuestros radares son incapaces de entenderlo ni de imaginarlo. Cuestión de estructura de nuestra dotación mental, de perspectiva y, si me apuras, de intereses.
    No quiero entrar en el debate nuclear porque no termino de entenderlo y por ello te pregunto: ¿Qué tiene la energía nuclear para tantas gentes de bien que resultan capaces de hacer invisible cualquier desgracia humana cotidiana de mucha mayor gravedad para poner tanto esfuerzo en atacarla? ¿Es su naturaleza diabólica? ¿Su magia inexplicable? ¿Su capacidad de crear terror en las mentes ante el daño infinito, el infierno eterno e invisible? ¿Una especio de "coco" que acecha en el pasillo largo y oscuro del devenir? ¿Acaso indica la plausible existencia de un ser todopoderoso, un dios menor, capaz de entender confortablemente vidas medias de 704 millones de años? ¿Es la necesidad de que la especie humana cambien y nos reconozcamos límites, que dejemos de enredar? ¿Qué es?

    Los profetas del Apocalipsis, el fuego de Sodoma y el azufre de Gomorra, las plagas y las miserias caidas del cielo trataban siempre de mantenernos en el camino recto y a veces parece que esa es la función simbólica de lo "nuclear".

    Por Dios, hombre, cada año se suicidan, sólo en en España, 2400 hombres y unas 900 mujeres ¿y nos vienes con "Nuklearik, ez"?
    ¿No estaremos ante otro caso de disonancia cognitiva?

    Saludos.

  • Que suerte en Haiti que no tienen centrales nucleares, de buena se libraron ¿ verdad ? vamos, prefiero morir de cáncer a los 70 que de hambre a los 40.

    ¿ Pero cuanta gente ha muerto por la catastrofe de Fukushima ?, si llegasen a 2000, ! son los mineros que mueren cada año en accidentes en las minas de carbón china ! Como lo vemos todo desde la barrera.... o es que se prefiere ser minero en una mina a operario en un central.

    Cuando a los romanos se les cayeron los primeros puentes por riadas ¿ dejaron de hacer puentes ? Y mi admiración por los que siguen trabajando en la central y por los jubilados que se han presentado voluntarias para tirar líneas eléctricas ariesgando su vida. Esa gente es la que construye la Civilización, como los 300 de las termópilas, los valientes escriben la historia que los cobardes emborronan.

    Los antinucleares serán recordados como un movimiento ideólogico como los milenaristas o demás movimientos que basados en creencias mitos y miedos influían en la población contra todo el progreso y lo nuevo. Como los del humo negro de los trenes que enveneba los campos.

  • Muy buena Maois la referencia a los mineros ... ¿cual es el número de víctimas de la minería del carbón en toda la historia de la humanidad? ... creo que sobrepasa a las de la Nuclear en cualquier escenario posible.
    Por cierto, en lo que se refiere a "efectos devastadores a largo plazo" quien se debe llevar la palma es el aumento en el consumo de grasas en nuestra dieta y la introducción, bien reciente, del azucar refinada (privilegio de "los poderosos" hasta el siglo XVIII). Las muertes provocadas por estos "inocentes" amigos son mucho más elevadas que las de la nuclear.
    Muy interesante el debate de Manu ¿que "animaversión ancestral" despierta la energía nuclear que hace su ataque tan "irracional" (por ser generosos en el término)?. Yo opino que está ligada al mito del "buen salvaje" que ya introdujo Rousseau y que ha seguido con el mismo atractivo hasta Avatar. Nos atrae esa inocencia perdida y nos asusta (¿o nos hace sentir culpables?) nuestra capacidad (brutal pese a sus limitaciones) de dominar el medio ... "odio mitológico" llamaría yo a esa figura (por contraste entre el "mito" y el "logos").

  • Bueno, bueno.. se ve que soy el único que tiene dudas en este blog. El resto tiene un vigor cuasi radioactivo en la defensa de las nucleares. Tengan cuidado no les ocurra lo mismo que a los residuos que su vida se prolongue mucho más allá del tiempo en que fueron útiles. Me temo que los jefes de este negocio (me refiero a las nucleares, no a este blog por supuesto) ya han dado carpetazo al asunto y la industria nuclear está herida de muerte. Seria injustificable que en estos tiempos información cuasi instantánea le ocurriera lo mismos que a “los últimos de Filipinas”.
    Después de diversos insultos y descalificaciones groseras ( milenarista, mítico, visionario, etc.) volvamos al debate. El recurso al concepto de “infinitud” no es ningún ocioso entretenimiento intelectual sino una práctica común en la matemática moderna, con venerables antecedentes. ¿Por qué recurrir al concepto de infinitud?: pues precisamente para poder determinar la posibilidad o la imposibilidad de realizar cálculos finitos (en este casos los costes de oportunidad de una accidente nuclear). La presunción contrafáctica del infinito permite operativizar cálculos que de otra manera sería imposible, o menos elegante, de formalizar operativamente. El concepto de infinito es afín con el de límite matemático entendido este como la tendencia asintótica de una progresión, sucesión o función a medida que se acerca a un valor dado. Cuando este valor dado es indeterminable, el límite describe una tendencia infinita (no representable sino por un concepto regulativo e indeterminable de infinito). Pues bien la función que determina los costes de oportunidad de un accidente nuclear tipo 6, por ejemplo: es una función imposible de calcular puesto que los costes son infinitos. Esto nos indica es que una tecnología cuya única tasa aceptable (medible) de riesgo de siniestralidad es cero, es una tecnología inconmensurable y por tanto antieconómica. La teoría de los conjuntos infinitos de Cantor explica muy bien este cruce entre infinitud y límite.
    Cuando se repite el mantra, tan querido a medios de comunicación como El País, El Mundo o ABC (todos los cuales tienen en común cuantiosas deudas ante bancos y cajas con fuerte inversión en las nucleares) de: ”La energía nuclear es más barata” se miente de una forma olímpica. Todo precio de un kilovatio nuclear no es que sea un precio falso (debería tener otro) es que es un falso precio (no hay precio posible).Todo esto claro esta si aceptamos que el precio debe incorporar, para ser un precio real y no político, todo los costes de producción incluido el riesgo de accidente (costes de oportunidad infinitos). De lo contrario entenderíamos, como Tomas de Mercado, que el precio depende exclusivamente de la “estima”. ¿Pero cómo se establece “la estima” en un falso mercado liberalizado como es el mercado eléctrico?. Si además de los costes de riesgo le añadimos los cotes de guardar, vigilar, transportar, el riesgo de los residuos nucleares durante, pongámoslo baratito quinientos años (hay residuos con vida activa miles de años). La suma imposible resultante es el producto de los costes actuales directos, más el almacenamiento de residuos, más el riesgo (costes de oportunidad infinitos). ¿Quién me lo compra?.En realidad nadie. Nadie construiría centrales nucleares ni siquiera si se estableciera un precio político, sin interiorizar el riesgo (cosa imposible como hemos indicado) compuesto sólo con los costes actuales (que no son tampoco lo que refleja el precio de mercado actual) más los residuos. De hecho a pesar de que el precio de mercado actual es un precio político formidablemente distorsionado, nadie quiere, ni s ha atrevido a construir una central nuclear en España en los últimos treinta años. Si es tan buen negocio… ¿Porqué?.¿Por la ”moratoria nuclear”?, no. Vamos a ver, hay quien cree que la “moratoria nuclear” era una prohibición provisional (moratoria) de construcción de centrarles nucleares en España. Tal cosa no es ni remotamente cierta. No hay ninguna ley o norma de rango inferior que dicte tal prohibición. Lo que hubo es un acuerdo entre el gobierno y las eléctricas para a cambio de no seguir con los proyectos nucleares en curso o adjudicados ( en virtud de los coste de inversión realizados y del lucro cesante) las compañías eléctricas recibirían una suculenta indemnización. El gobierno del PSOE lo vendió como una decisión ecologista pero lo que en realidad era es un enorme favor a las eléctricas que dada la caída de los precios del petróleo no les resultaba rentable seguir con el plan nuclear. Todos pagamos, en el “recibo de la luz” y con los impuestos, más que el lucro cesante de las eléctricas, las pérdidas cesantes. La decisión pues sobre la energía nuclear no puede ser económica sino estrictamente política.
    Pero regresemos a la cuestión de los costes infinitos; .el problema, lo diré una vez más, no es que moralmente otorguemos un “valor infinito” a la vida humana, como repetidamente se me ha reprochado. Tal cosa nunca ha sido propuesta. Ni siquiera el de la determinación de los impactos ambientales negativos (ecológicos, sanitarios). Para ello contamos con numerosos estudios epidemiológicos, radiobiologicos, geológicos, astrobiologícos, físicos, meteorológicos y de otro tipo . Son estas disciplinas, y no las piruletas estadísticas de una renacida escolástica económica, las que han hecho patente y verificable la dimensión inconmensurable de los impactos físicos negativos de una accidente nuclear tipo 6.. Pero más imposible es aún otorgar un precio a este conjunto de alteraciones en los ecosistemas (especie humana incluida) en una escala de tiempo tan prolongada y con tal densidad caótica de interacciones. Es el precio tanto o más que los impactos físicos, lo realmente inconmensurable. No se trata del valor sino da daño, del daño físico y sus consecuencias económicas lo que no podemos medir en caso de accidente nuclear. Ahórrense pues las monsergas anti utopistas. Los utópicos son los que trabajan con modelos teóricos que presuponen que las leyes de la termodinámica son falsas.
    Podríamos hablar otro día sobre el perfil sociológico de los que apoyan y de los se oponen a la energía nuclear. Pero en esto, como ha demostrado la psicóloga social norteamericana E. Weber, la cosa va en “paquetes cognitivos” e ideológicos. El perfil de los pronucleares en España es bastante conservador, de renta media y alta y con convicciones religiosas (no sé si por aquello de “Dios aprieta pero no ahoga”) mientras que el perfil antinuclear es el contrario.
    No quisiera acabar este comentario si expresaros la ternura que me ha producido ver el interés que tienen por los pobres del mundo (que son pobres y vulnerable por que no tienen nucleares) y por los mineros del carbón, muy emocionante. Lo que no tengo claro es si a estos (pobres y mineros) también les vendría bien no tener convenios colectivos o la prolongación de la edad de jubilación. Lo mismo, aunque sean tan pobres, ya se han adelantado y se han liberado del “yugo sindical” y trabajan hasta que se mueren. Nunca se sabe, estos pobres… En fin, que como dijo un viejo economista de cuyo nombre no me interesa acordarme: “Hay gente que están siempre dispuestas a hacer lo prohibido por la lógica y autorizado por la policía”.

  • FGP:

    No pretendo con lo que sigue tomar posición en "lo nuclear", sino sacarte de tu error respecto a lo de "costes infinitos".

    Para "actualizar" un flujo futuro, se divide este flujo -sea beneficio o coste- por (1+r)^n, donde "r" es una tasa de descuento y "n" el número de años, para obtener su valor actual. Esto solo refleja el hecho de que todas las personas damos más importancia a lo que pasa hoy que a lo que nos pasará dentro de n años. La relación que refleja dicha mayor o menor importancia es "r", que puede ser tan pequeño como quieras pero nunca cero (si así fuera, la gente no cobraría un interés por prestarse el dinero).

    Para calcular el coste total de una catástrofe con implicaciones a lo largo de los siglos, debemos calcular el siguiente sumatorio:

    Coste Total = Sumatorio en n de (Vidas * Valor de dichas vidas) / [(1+r)^n)]

    El resultado de ese sumatorio no es infinito, acaba convergiendo tarde o temprano, independientemente de r.

Los comentarios están cerrados.

Centro de preferencias de privacidad